Negatividad y frustración

JesRICART
Mensajes: 420
Registrado: 15 Oct 2008, 23:45
Ubicación: world/ciberespacio
Contactar:

Negatividad y frustración

Mensajepor JesRICART » 30 Dic 2018, 18:17

Negatividad y Frustración.jesRICART
El <no> va asociado a la adversidad y el <sí> a la aceptación. Es algo instintivo y constitutivo. Somos recolectores de síes desde que nacemos y llevamos muy mal los noes, aunque sea lo razonable como dinámica segurizante para no sucumbir a los peligros Un <no> siempre nos pone en guardia ante quien presenta esa negación y su <sí> nos pone de su lado. Es algo instintivo., La vida relacional atraviesa síes y noes continuamente. Cuantos más noes tengas que decir y e encuentres en la tesitura de decirlos en tu vida más aumentará tu aislamiento y más elocuente será tu individualismo, y al revés, cuantos más síes puedas decir a los demás más relacionado socialmente estarás y más abierto o comunitario demostrarás ser . La cosa es asi de sencilla por complicadas que parezcan las relaciones o a eso se reduce con toda su contundencia y drama.
En el fondo todo se resume a quien te acepta y a quien te rechaza, a quien aceptas y a quien rechazas. Por eso cuando alguien encuentra un partner más o menos incondicional o aliado seguro el resto del mundo pasa a un segundísimo plano. Es la regla recurrente aunque no faltan las excepciones de quienes malogran sus relaciones de pareja porque tienen más en cuenta la gente de fuera de casa que a su relación principal, que, claro obviamente ha dejado de serlo. Las experiencias con la negación están llenas de desasosiego y las experiencias con la afirmación crean la presunción de un único fluido o fluido unidireccional de acuerdos y ententes.
Objetivamente y como criterio de imparcialidad metodológica sabemos que ni a todo se le puede decir sí, ni a todo se le puede decir no, eso incluye en el paquete tanto a cosas (sin personalidad) como a humanos (cada una con su personalidad). La aquiescencia absoluta con alguien es relativa y no perpetua. El sí duradero no lo es tanto. La relación de proximidad y sobre todo la convivencialidad se encarga de demostrarnos a todos, incluidos los mejores consortes, que no existe el sujeto humano exento de manías y de neurosis. Quien pueda valorar la prioridad de su partner como aliado frente al mundo de afuera tiene una gran suerte, no exenta de quimera, por mucho que dure ese posicionamiento. El partner por cercano que esté tampoco se le puede afirmar en todo y de hacerlo es que la relación bilateral está sustentada en una mentir, un exceso de seguidismo o idolatración. Los balances relacionarios pasa por la ratio entre síes y noes tanto para ese otro concreto y especial de proximidad como para el resto de la gente del mundo que vamos tratando. De la negativa o de los demás en general en el mundo supraindividualista basado en la indiferencia ya venimos contando, de la de los conocidos y amigos, incluidos los que fueron amigos y han pasado años sin tener contacto, nos cuesta más aceptar. Aunque ciertamente, todos los noes, sean los de los desconocidos como de los conocidos, vienen a formar parte del mismo principio de realidad limitante y frustrante. De hecho, los noes más impactantes son los de los conocidos, ya que no vamos por ahí preguntando a desconocidos sin quieren formar parte de un proyecto, un viaje o un hacer compartidos.
Las numerosas interacciones con los demás a traves de una biografía longeva dan para todo: gente que te dice si a tus propuestas cuando debía decirte no, porque no las entendieron y te hicieron confiar en ella haciéndote perder el tiempo, y gente que te dice no sorprendiéndote su gelidez y distancia cuando ni siquiera pregunta detalles para saber exactamente lo que les estás diciendo. La suma de actitudes desajuntadas a la demanda llevan a que nos vayamos parapetando los unos frente a los otros al confirmar temores y corazas. El resultado es que el individualismo sigue venciendo. En épocas pretéritas los individualismos obedecían básicamente a las mismas motivaciones. La actualidad tecno-relacionaria del siglo XXI y las enormes posibilidades comunicantes no ha disminuido el individualismo blindado. Una sociedad comunitaria que socialice la intimidad sigue teniendo más de hipótesis aunque ya mucha gente está practicando la economía de la donación y del compartir, que incluye el intercambio del domos (de domicilios privados) permitiendo viajar por el mundo fuera de los circuitos hoteleros.
¿Qué queda de toda la filosofía de la aquiescencia y de la solidaridad y del principio de ayuda mutua, y de la comunicación extramaterialista entre los humanos que apostamos por un nuevo tipo de vida sociohumana? Muy poco, francamente poco. Lo que es más el sujeto degradado termina por justificar su prevención del otro colapsando la memoria de sí mismo, de lo que fue, de lo que soñó, de lo que planeo, de aquello en lo que militó.
No es concebible la sociedad de clases bajo el capitalismo sin un individualismo tan dominante como el que conocemos.
El perfil del individualista estructurado y consolidado deja de pedir para no verse en la tesitura de tener que conceder. Su presunción humanista y su tesis de amor universal, si lo tuvo, lo limita al círculo de proximidad y de complicidad, que a veces no pasa del dueto amoroso.
El individualismo triunfante es el que no necesita decir síes ni verbalizar noes, ya que no le llegan demandas. Hay toda una cultura sotto voce que nos inhibe de preguntar o pedir a quienes los percibimos como no empáticos, no solidarios y sumamente individualistas, es decir a la mayoría de contactos. Durante una época biográfica de viajes y transacciones y generosidad entre desconocidos o recién conocidos practicamos una psicología de puertas abiertas. Despues de ,muchos reveses y faltas notorias de correspondencia tendemos a irlas cerrando. Son los menos con quienes estas dispuesto a darlo todo, y son los más, incluidos a quienes en el pasado tomaste por camaradas y/o amigos, que dejas de hacerlo porque ha desaparecido toda emoción y rastro de sentimentalidad.
El paso del tiempo sin contacto alguno siempre corre en contra de la identificación y la frescura espontánea. A no ser que formes parte de una organización de emprendedores que sistematiza la promoción de causas y la demanda de solidaridad que opera con un baremos de una baja proporcionalidad de positivos (respuestas afirmativas para contribuciones económicas, generalmente) en lo personal cuando se recoge una negativa de alguien para una demanda de encuentro o de acogida ya no se repite la ocasión nunca más `para volverla a formular. Y es que hay noes determinados que son los primeros y los últimos para determinados temas y personas.
La paradoja de la negatividad es que quien aprende a practicar el no se autoafirma en su condición asi mismo de autoexcluso ya que no va a pasar por la tesitura de ser rechazable pidiendo algo a alguien. Lo que significa que evitar la negatividad ajena tampoco impide seguir dentro del campo de la frustración.
La objeción no es contra la respuesta negativa, la objeción es contra el criterio a una negatividad preventiva por temor a que aquel a quien se le dice si abuse como lo pudieron ahcer otros. El dia que alguien juzga a alguien por lo que otros le hicieron que no tiene nada que ver con ese, ese dia la reserva, el miedo y el individualismo han vencido, es decir la sociedad de la imperfección sigue ganando.
Este mecanismo interrelación de corazas y miedos es lo que explica en el fondo que la sociedad de los miedos y de los individualismos siga perpetuándose. Eso termina por justificar la percepción injusta del otro, despues de un largo itinerario biográfico de relaciones quid pro quo en las que se toma una cosa por otra, tomando algo por l oque no es, confundir al otro, tomar a cada persona por todas las demás. la victoria de esa subcultura demuestra la perpetuación del humano que queda en pseudopersona. Es el destino mayoritario para los perfiles estancados de las generaciones entresiglos que a pesar de las influencias de la new age volvieron a la época de las mentes cerradas.

Volver a “Sociedad”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado