Literatura para el subdesarrollo.

Que quiere saber hoy; que no sabias ayer?

Que eres?
1
17%
Que fuistes?
0
No hay votos
Que seras?
0
No hay votos
Busqueda continua de ti mismo?
5
83%
 
Votos totales: 6

Avatar de Usuario
ESPOSITO
Mensajes: 763
Registrado: 09 Nov 2006, 12:37
Contactar:

Literatura para el subdesarrollo.

Mensajepor ESPOSITO » 09 Nov 2006, 13:23

Regreso en un minuto se me quedo el quaderno de notas.:wink:


(Con licencia poetica)...


Literatura con compromiso social.... (se me olvidaba)..


Acciòn concisa en romper el acondicionamiento socio-cultural..(Tramite la escritura alternativa)....
Última edición por ESPOSITO el 13 Nov 2006, 23:02, editado 4 veces en total.
Por la libertad y el desarrollo social de los pueblos. Dentro de la teorica Utopica de la sociedad ideal.
http://escritosreformados.blogspot.com/ ... ribir.html

Avatar de Usuario
ESPOSITO
Mensajes: 763
Registrado: 09 Nov 2006, 12:37
Contactar:

Mensajepor ESPOSITO » 09 Nov 2006, 13:25

La obligación de escribir.



[b]Escribir bajo el estigma del Caín.


El primer beneficio, de escribir, es que aprendo a leer, tratando de comunicar todo lo que gestiono dentro de mi, me encuentro en los textos de otros escritores un sin fin de definiciones, tratando de concretar lo que formalizo como baúl cultural, encuentro en otros textos, palabras y frases que relevan conceptos y descripciones, que estimulan mi perseverar.

Cuando leo los textos antiguos, me digo, los griegos han dicho ya todos, lo que no dijeron es porque los textos se perdieron, o los perdieron ellos para hacernos crecer en nuestra pequeñez.

Así me di cuenta que yo escribo, después de una vida en la indagación de la verdad, buscando la vía que conduce a la sabiduría.

La Filosofía; como búsqueda de la verdad.

La Religión; como principio epistemológico.

Después que consigues la justa definición de la palabra, logrando su semántica original, indagando hasta el inicio de los tiempos para lograr su autentico significado, la enunciación que te da el entendimiento mas allá del período actual en la lejanía del futuro, de los tiempos ausentes en lo ya vivido.

Alcanzo también la evidencia que la verdad es un infinito, no alcanzable sino en pequeñas realidades, pequeñas porque son circunstanciales de espacio y tiempo.

¿Escribir para que?

Llenar estantes, de libros que después esconden a los maestros del pensamiento, a los tutores de la humanidad, las nuevas generaciones no tienen la claridad la orientación de quien en sus escritos daban una guía, una ayuda, para ir más allá del límite.

Hoy, hay tanta literatura que sepulta la verdad.

Para sentarme a escribir pasaron años, archivaba todo dentro la mente porque mis primeros escritos se perdieron, como hojas al viento en los días de otoño.

Mi voz interior me pedía que me sentara a escribir, ¿Pero que podía escribir? yo común mortal.

Podía acaso violar el templo de Sofía, las letras inmortales, de Platón, Heráclito, Séneca, Descarte, Kant.

Todos aquellos que con sus plumas delinearon el sonido, y definieron las concepciones que desarrollaron la gramática.

Por eso que mi vida fue errante, cegado por la emisión, la illuminosciencia la que posea el inicio y la formación del conocimiento, la luz que resplandece desde el eterno.

Años concebidos por la maestra vida, las época dadas a tu acción de formas empíricas de tu vivir, continua y sin descanso, sin saber que la amargura era un premio, el fracaso una aureola, la critica destructiva un elogio.

Años de soledad, hasta que la misma ausencia de la imagen te delineo, delimito, forjo son momentos en que no hay un parámetro de orientación, pero debes andar, hacia allá con certeza y convicción justamente por lo que no ves, lo que no puedes ni aferrar, ni palpar justamente prueba que la luz es interior.

Sé hasta donde veo, el resto me lo imagino.


Cuando todos te adversan a ti.
Cuando estas rodeado de tinieblas.
Cuando la tierra entera te gira en contra, y no importa que seas niño con la espalda marcada por cable de luz, o la cara hinchada a patatas y carajazos.

Cuando te duermes en un refugio de fortuna, con la ciudad que te pasa por delante, sin encontrarle sentido; porque la gente vive, ciertamente viendo el mundo detrás de una bolsa amarilla de cola, con el sonar ensordecedor del pitico continuo en las orejas, visiones de estrellas que explotan en galaxia distante, como astros vagantes en el vació universal.
La escuela que te enseña alineación de clase, violencia de sistema implícita sobre el educando, te inculcan razonamientos de adultos, la tarea de escribir cuando no tienes nada que decir, que es tanta la vivencia que no sale un punto y coma, sentimiento errados en conciencia autista.

El primo libro que leí, fuera de la educación formal, fue de aventura; Papillón, y tuve una reflexión: mira tú cuantas cosas se pueden hacer en la vida.

El segundo libro que leí fue el discurso del método, de Descartes; sustancia y método de quien configura el pensamiento humano en una ilación continua de reestructuración en un todo para alcanzar un infinito, aunque viví errante, en lugares distantes, lugares impropios los libros en mi mochila siempre tuvieron un lugar destacado.

Recuerdo así que una vez dijo el comandante Sol; La vida de un revolucionario, pasa por diferentes fases se inicia en un adoctrinamiento básico, donde el joven erige su moral y sus estructuras intelectuales, después pasa por la fase del anticonformismo, donde se forma su condición subversiva contra el poder establecido, luego se quita la mascara y va a la clandestinidad, redactando panfletos eversivo enmarcado dentro de ese romanticismo en la que se forma la teoría utópica de la sociedad ideal, el olor a tinta del batea (multígrafo), un amor efímero con una camarada entre el descanso en la lucha armada, condición única de ese sentir libre e indómito en que la violencia del estado impacta contra la voluntad autónoma del que se opone a ser condicionado, alienado.

De esa manera la cárcel es de obligación, donde se eleva a las formas única en que la tortura, templa su carne, patadas, cachazos, plan de machete, plan de peinillas, batazos, puñaladas a traición de parte de aquel que no sabe afrontar un hombre de frente, son momentos en que la vida, te continua a presentar tareas, y tu a cumplirla, no hay descanso para el hombre que tiene impreso en su frente; El estigma del Caín.

Si, sentarse a escribir por una obligación, pero pesa la mirada, no ves los estantes están llenos de libros, y yo ya no veo a los maestros, es solo letra muerta porque no ilumina el camino.

Vas adelante ciego, como el que no sabe, cuando el ácido explota dentro la mente fantaseando en miles de colores, y te reconoces dentro las experiencias adolescenciales Antiautoritarista, en que tu y otros como tu, medios soyados se enfrentan a los poderes de la tierra, que tratan de apoderarse de inmensos recursos, monopolizando medios de producción dejando a enteras poblaciones sin subsistencia, allí desarrollas tu conciencia autocrítica.

Vas y marchas en senderos de montaña aun no formados, entonces te interrogas; ¿Es allí el limite?

No, es solo el non logo, (ni tiempo/ni espacio) y te ves andando, marchando entre abandonos, y traiciones,

¡Pero tú no!

Tú, estas con los maestros que forjaron las virtudes, y debes mantenerte en pie, caminar erguido en medio del perjurio, solo para sentir cuán fuerte es un ideal.

Volteas atrás y ves tú propio recorrido, marcado con signos indelebles de lo que signa, un largo camino del si mismo, te hace sentir cansado, el triple en edad, quisieras gritar;

¡¡¡Basta!!!

Pero no puedes, ves adelante casi al confín del horizonte un infinito, es mucho lo que falta, tú cuerpo esta lleno de cicatrices, tú alma lacerada.

La vida es tacita, a ti no te va hacer descuento, esto es implícito.

Solo por el designo en forjaras letras, escritura que el polvo del tiempo guardara para los eventos póstumos.

Después llega el invierno, el riachuelo hiela, su sonido que abre al paisaje mágico se cristaliza, el anciano que vive en la montaña mas allá del tangible, es inaccesible en esta época, no hay con quien comunicar.

Entonces te sientas, tu mano empuña la pluma, extiende el papel, los canales de comunicación se abren, y la escritura se forma así misma, lo que tenias que decir estaba escrito en si mismo, dentro de ti desde el inicio de los tiempos, es mas antes que ellos se formaran...

Pero las manos que son un vehículo, son formadas en mil experiencias, son forjadas como el acero, son seguras de lo que dicen, una palabra diseñada ha un significado que trasciende, coordenadas justas, al encuentro en lugares aun no configurados donde la luz es ausente, sin concordar aún el tiempo y al espacio, en viceversa sustrae definiciones en áreas mentales aun no colonizadas por el establecimiento por ende libre del condicionamiento socio-cultural.

Lo sabes tú, solamente tú y la maestra vida, que ya no te impone tareas.

Solo la obligación de escribir, aunque tú insistes; los estantes están llenos de libros, esta todo dicho, tendremos que derribar mas árboles, para hacer más papel.

Porque para un escritor la tinta y el papel es consagrado a Sofía, no se puede diseñar encima de un papel cualquier pendejada, escribir es un noble arte.


¿Pero quién puede leer?

De esta manera DIOS llamó a Moisés apartándolo sobre una montaña, y le dicto; claro un dictado, por esa razón no puede ser profano, un libro es Sagrado, un libro inspirado a Sofía, es lo que nutre nuestra civilización.

¿Quién lo leerá entonces?
¿En que lugar será conocido?
¿Que te pueden decir tus contemporáneos?

Eso no tiene importancia, porque la verdad es una, inmutable en el tiempo y en el espacio, podrá yacer en el fondo de un baúl por siglos, esperando su momento histórico, hasta que aquel día avendría.
¿Puedes ir detrás de un premio o alimentarte el ego?

¿Para eso pediste conocimiento a los maestros, para eso pedisteis a los profetas de desvelar el misterio del absoluto?

No se puede ir, detrás de las palabras de hombre.

Entonces luego escribiré, porque escribo existiré.
[/b]

Sustraído del diario de Arquímedes de razón unilateral,
para atrapar el sonido e incidirlo sobre papel en letra viva.
Última edición por ESPOSITO el 24 Jul 2009, 22:43, editado 1 vez en total.
Por la libertad y el desarrollo social de los pueblos. Dentro de la teorica Utopica de la sociedad ideal.

http://escritosreformados.blogspot.com/ ... ribir.html

Avatar de Usuario
ESPOSITO
Mensajes: 763
Registrado: 09 Nov 2006, 12:37
Contactar:

Mensajepor ESPOSITO » 09 Nov 2006, 13:27

AÑOS LUX HONOR A LA MUJER


[b]Ella va dentro de mis ojos, con su profundo sentir.

El amor de prolongada insatisfacción emerge en la lejanía, aquella lejanía que se trasforma en cercanía de soledad de facto.
Presencio su final antes de su inicio, pero tuvo que cargar el mismo peso con la misma actitud de fuerza y rectitud todo aquel pedazo que arrastro consigo, el pedazo que ella llamó mi existencia.
Un fuerte grito la despertó durmiendo en su lecho de cartón, el hombre de turno violó a su mama en medio a su ebriedad de furia animal.
Ella se levantó de su lecho de cartón donde dormía, y aferro un pantalón de tejido fuerte color caqui, que no pudiera arrancárselo de encima, después se escondió detrás del barril, rezando a un DIOS lejano, remoto, después vendría por ella.
Llovía, la lámina de zinc trasmitía una dulce melodía con diferentes tiempos, contenedores, latas, frascos diseminados por aquí y por allá, para trancar al cielo, el contacto con el hombre.
El tetero al niñito, agua y azúcar, la comida a los grandes caraotas y azúcar que la perseguían por una vida, lavar la ropa detrás del rancho (Barraca) en el barril lleno de agua de la lluvia, de la lluvia que desnudaba la miseria que la rodeaba.

Con sus pies hundido en el fango, el barro seco hasta los tobillos, la cloaca a cielo abierto, con sus hedores de agua putrefacta que pasan a su lado.
Su mirada que se pierde en la ciudad, termina en la estructura de cemento, aquel rascacielos que desde hace varios años quiere alcanzar el cielo, la ciudad luminosa allá abajo ¡otra vida hay!
Va y regresa se mueve entre cosas feas, cosas viejas un ambiente de degrado, ¿Quien no sabe no ve?
Escapó un día sin fecha de aquella vida, pero la alcanzó el si mismo, escapó con uno que es su igual, a seis meses había ya constituido su propia pesadillas, un rancho (Barraca) un poco mas allá, un poco mas arriba, un poco más pequeño, una barriga soberana y su contenido la constituyó.
Vino el primer chamo, (Niño) y luego llego el segundo, de otro, maltratada de día, violada de noche, el desayuno lo sirve temprano de buena mañana, amasando arepas forjadas con sus amarguras, café colado endulzado con las lagrimas de su noble sentir, en la ilusión esperando aquel, él que la trataría bien, en la búsqueda única de una caricia de la maestra vida.
Después carga a los niños, hace la masa para las fritangas que vende en la carretera, fritanga con café caliente, vende café con una sonrisa llena de sus amarguras.
En silencio camina y llora, sin que los niños la vean, sin que DIOS la sienta, sin que la vida la tome en consideración.

Así conjugaba su ser toda su existencia, con la formula única de tener un hombre a su lado.
El hombre la abandonó y el abandono fue total, a lo mejor a la misma edad y en el mismo momento, que a su mama, y a su abuela.
Los otros hombre que por obligación transitaron por su vida no duraban tanto, su juventud declinaba sustancialmente, así ya tenia 8 hijos, que los llamaba con nombres de fantasía, nombres tomados de una escuálida revista de gente sonriendo.
Con los años ya no apetecía más hombres, sus hijos le daban bastantes fáticas, se levantaba temprano antes del alba los días de visita, encendía la vela al santo protector, un rezo que equivalía a un llanto, un lamento ahogado de quien las sufre todas, en el resistir en la miseria.
Bajando por las escalinatas que la llevan a la ciudad, son las 4 de la mañana, ella ya tiene su puesto en la cola, duermen en la acera, se cuentan sus vivencias son todas cortadas con el mismo patrón, se presiente uno que ha muerto, se oyen voces.
Las madres lo ven pasar, solo ellas son capaces de ver a un hijo muerto, pasa por la cola a dar a su madre un sentir que se pierde en un mar de afecto, ella aprieta el crucifijo, reza adentro de si, reza siempre de continuo interminable.

Pasa por el portón a la requisa, la desnudan en toda su humildad, desnudez de miseria, desnudez de vergüenza de nación.
Algún insulto y ella lleva consigo palabras de esperanzas al hijo, un paquete de harina de maíz, mortadela, margarina que ella ha quita de la boca a sus pequeños, que todavía no conocen al hermano mayor, compensación al afecto robado.
Rápidamente en una soplada de dados, el pequeño tesoro de la madre tendrá el valor de una apuesta, una apuesta contra el destino, amor de madre que resbala por los pisos descolorido de las prisiones, por los pavimentos ensangrentados de todas las cárceles de esta nación.
Se va con un solo deseo regresar a verlo, esta vez las puñaladas non han sido mortales, se lleva las cartas, los mensaje para otras madres, y esposas que non pudieron venir con solidaridad fundida, forjada en la desgracia de un pueblo sin doliente.
El regreso se apaga a si mismo, amasando harina y colando café, su hija la ayuda en todo, busca el agua, corre a la esquina a recriminar al hermano que fuma bazuco, jiparea (Vende) pastillas y ríe a dentadas.

Luego mientras la luz solar desaparece poco a poco la ansiedad se le forma en angustia, porque la noche cubre el barrio con su manto de muerte.

Ella tiene la costumbre de dormir vestida, algunas noches de intenso tiroteo, se trae al hijo, otras veces al nieto, los brazos ensangrentados, las heridas de los propios.



Terror y plomo.

Muerte y dolor.

Sangre y vendas.

La vida en el día a día, la inviste con una corona, compuesta de laureles para una heroína cuotidiana, diaria, sin un reconocimiento, heroínas de verdad de historias anónimas, fundida en acero en las situaciones más adversas.

Así son forjadas las hembras de esta nación.
Así son hechas las mujeres que paren en esta nación.
Así son concebidas las madres que lactan en esta nación.

No son heroínas de papel.

Porque no pueden ser pesadas.
Porque no pueden ser evaluadas.
Porque no pueden ser recompensadas.
Porque no reciben medallas de funcionario alguno.
Porque no pueden ser homenajeadas por mano de ningún mortal.

Ellas existen, pero en la desidia social.
Para glorificar la epopeya en la formación de esta nación.
Para enaltecer su contribución de sufrimiento y angustia a esta nación.
Para admirar su coraje antes las adversidades que son objeto y fundamento de esta nación.

Después llega el momento en que la vida nos separa, nos aleja, nos atrae en situaciones de diversificaciones, donde la presencia es mutaciones del verbo ser, con la conjugaciones en el verbo estar; en el instante cuando sucede se extingue.

Pasan quienes en sus vidas solo se nutrieron es propia humildad.
Pasan los humildes por esta tierra, sin que ninguno los reconozca.
Pasan donde la miseria no es miserable, donde la pobreza es retribución.

A lo mejor parada al borde de la carretera, con niños sucios corriéndole alrededor, la manteca pegada a la piel, la mirada ingenua, la expresión grotesca, no la eleva al prototipo social, pero su alma irradiara una estrella de intensa magnitud para iluminar sobre todos nuestros designios.

Veo hacia el firmamento, me vuelvo hacia la tierra, una es igual a otra, la exclusión del conjunto realizo la totalidad, el vacio del uno hace el dos, los opuestos se configuran en el único, se realiza la parte y la parte funde los destinos en la enormidad del universo, en el mismo momento la proyección fue siempre en identidad absorta, entonces el único limitaba y la parte ascendió al todo, el limite se consolidaba para dar paso al infinito.

La llevaban en hombros eran pocos.
La llevaban en tantos pero eran en pocos
La llevaban a su última morada quién en vida no tuvo techo propio.

Llantos de dolor en una caja de cartón.

No tuvo un sacerdote en su funeral, nadie del sector oficial, solo un evangelista, la siguió cuando pasó por la avenida y predijo sus revelaciones del apocalipsis.

La gente en sus distracciones diarias la encontraron en la vía, en el fin ultimo de su ser y el universo.

Murió callada, como para no molestar, no tuvo música, ni ruidos de motos, ni una larga cola, ni las armas de los malandros dispararon por ella.
La urna se cayó dos veces, la inquilina estaba acostumbrada, la tierra caía y fue su mejor bienvenida, algo fácil de digerir.

Aquella noche en una apartada galaxia, apareció una nueva estrella, años luz de nosotros.

¿Cuando tiempo tardará en llegarnos su luz?
[/b]-A nosotros-
+_
(_________________)
o
Sustraído del diario de Amelinda que en su transitar por la vida terrena, dejo una estela de luz.
Última edición por ESPOSITO el 24 Jul 2009, 22:48, editado 1 vez en total.
Por la libertad y el desarrollo social de los pueblos. Dentro de la teorica Utopica de la sociedad ideal.

http://escritosreformados.blogspot.com/ ... ribir.html

Avatar de Usuario
ESPOSITO
Mensajes: 763
Registrado: 09 Nov 2006, 12:37
Contactar:

Mensajepor ESPOSITO » 09 Nov 2006, 13:59

Destellos de luna.


El hombre de mediana edad, subía por la calle larga y angosta, las casas que limitaban la calle estaban cerradas; era una noche particularmente fría.
Los muros que oyen, la ventanas que miran, las puertas ausentes, los faroles que iluminan con un haz de luz pálida le hace compañía, cada farol lo acompaña con su sombra hasta el siguiente farol, multiplicando su sombra, dándole el movimiento cinético de realidad virtual, por calles de piedras que reflejan pasos de soledad sobre lo ya andado.
Juegos de sombras, proyecciones en dimensiones paralelas, luego un gato se asoma en una esquina sus ojos intercambian brillos, cientos de centellas de mirada viva.
Sí volteó, varias veces para mirar hacia atrás; quiso ver a su faz, quiso imaginársela como tantos años atrás en el inicio de la primavera, juntos a los cerezos de intenso blanco en flor, Ángela, pero lo único que captó fue aquella larga, angosta calle poco iluminada, como senderos de laberinto.
No, no esta Ángela, ni aquella, ni otras, tiempo ultimado, fuera de lugar, hay un tiempo para todo reflexionó.
Caminaba con paso pausado, medido dentro de sí una vida que era larga, angosta como aquella calle, en esta noche; así de particularmente fría, que lo hacia recogerse en sí, que lo hacia asomarse a la soledad, que lo hacia trasfigurar el espacio dado, ese tiempo asignado.
Cuando llegó a las escalinatas volteó nuevamente, le vino la impresión de la imagen de aquella mujer a su mente, no es justo, la verdad que no es justo, que un hombre no haya alcanzado aquel único y gran amor.
Después subió las escalinatas; la casa de estrecha fachada aprisionada entre dos muros, de estrecha visión; entonces hubo un estremecimiento viendo aquella casa, se trasfiguro lo que él era; un lugar de soledad, desértico, vacio de afectos, no es justo se repitió.
La casa fría, sola, sin orden establecido, oscura y sombría; definía el orden anarquista, Hombre estado, en la pared pendía la bandera roja y negra de sus ideales políticos; El gobierno de ninguno murmuro.
Introdujo la llave en la cerradura, encendió la lámpara, en la que su humor se reflejó, como se siente un hombre que no puede satisfacer su afecto dentro de sí, entonces se revuelve hacia su soledad, la encara, la enfrenta por única compañía.
La mesa escritorio eran en franco desorden, pensó; ¿Desorden?
Pero sí se donde esta cada cosa.
¿No habrá orden dentro del desorden?
¿El universo no se generó del desorden?
El caos del cosmos es el orden pre establecido de la materia.
El manuscrito lo había iniciado mucho tiempo ha, pero no lograba concluirlo, condición inconclusa del verbo ser; una vez más leyó, una frase que le quedo impresa y que la meditaba desde algún tiempo;
“Él escritor es inspiración.”
¡Que estúpido!
¿Como podría generar desde una acción no tangible?
Se necesita sustancia y método para escribir, búsqueda, ensayo y error, una necesidad imperiosa que domina sobre todas las cosas, inclusive sobre el emocional, además de un recorrido de vida, la acción empírica.
“Cada hombre adolece de alguna necesidad.”
¿Entonces porque no terminas? se dijo a si mismo.
Es por conceptualización, como podría escribir el poema más hermoso jamás escrito, como podría encontrar la palabra que definiría la belleza en toda su inmensidad, en toda su intensidad, aún así sería todo incompleto delante aquel vacio que probaba, delante los afectos perdidos, que lo hacia vacilar sobre lo inconcluso del ser.
No se debería escribir algo que no fuera inmortal, que no tuviera una verdad de fondo implícita; no es justo, no tendría sentido, ni una razón de ser.
Aquí reducido a mi mínima expresión de ambición material, solo, sin medios económicos, olvidados por todos, se vive solo para dar cumplimiento a este deseo de escribir, bajo la condición única, sin el sentido de vivir dentro del marco social; en ausencia se podría decir de cada influjo de obediencia a las conveniencias impuesta.
Me quedaría solo dentro de la irradiación del eterno, abriría la puerta del conocimiento, así poder substraer de allí la verdad, si un manuscrito con la verdad única; inmutable en el tiempo y en el espacio, que pudiera culminar en mi autorrealización del ser.
Eso seria justo; he perdido todo en la búsqueda de la verdad, no tengo ni siquiera un amor donde poder reclinar mi cabeza en las horas que anteceden al duro invierno, no tengo un fuego que me de su calor.
La vela vacilaba entre danzas de sombra, el hombre de mediana edad madura, siente el frio que penetra en su cuerpo, toma la cobija y se envuelve en ella, los dedos están helados, pero es un estimulo, es un impulso, que parte dentro de sí, recuerda que las ideas innatas revelan al hombre el principio activo de cómo razona el universo, razona el universo; no hay nada al azar dentro de el universo todo ocupa un espacio, posee una acción, una propiedad, por ello cumple una función especifica, por eso posee implícita una razón de ser; una piedra razona según su función y su propiedad de esa misma manera lo hace el entero universo; siendo yo incluso en el, alcanzando la armonía del reino de los cielos se abandona todo y así se conquista la unicidad mental.
¿La verdad?
¿Cuál?
Sería la suma de las realidades.
Seria en annamnesis; La capacidad que tendría un hombre de reconocer la verdad cuando estaría frente a ella, equivale a la aceptación del todo, sin perder la razón, la función y la propiedad de ser infinitesimal parte de este.
Una vez un hombre situándose en época de la antigüedad Griega clásica: se encontraba en una profunda meditación en la búsqueda de esa verdad única, que fuera inmutable en el tiempo y que trascienda al espacio asignado.
Sentado sobre la arena de una playa, vio a un niño, que había abierto un hoyo en la arena y con una concha la llenaba con agua del mar y la llevaba dentro el hoyo.
A cierto punto le pregunto:
-¿Niño que crees que haces?
-Quiero meter toda el agua del mar dentro este hoyo.
-No lo podrás hacer por muchas razones. (Le dijo tiernamente al niño presumiendo que él, sabía lo ingenuo de su acción). ¿No lo sabes?
El niño luego le contesto;
-¿Sí? ¿Y en cuantas razones entrarían en tú mente acerca de la verdad siendo esta un infinito?
-Estoy tratando de hacer una sola, en una única conceptualización.
-En cambió, yo el agua de mar la tomó por volumen y la traslado tantas veces como volumen hay, en si es un solo volumen.
-No lo lograras por múltiples factores, uno de ello es que el agua regresa al mar subterráneamente.
-La verdad, también porque cada vez que abras una realidad, esta se configuraría en otra realidad y la verdad será siempre una propiedad mayor de ella, y se forma por conjunto lo que conceptualizas será siempre incluida en ella en una razón mayor.
-Bien esa es la conceptualización; abrir a la realidad contigua.
-Una realidad no podrá nunca contener una verdad, así como un hoyo no podrá contener este mar según tú.
-Pero el agua que esta en ese hoyo contiene agua, que a su vez es propiedad de ese mar en equivalencia a su volumen mayor.
-Cada gota tiene la misma propiedad de los océanos, propiedad, pero no volumen.
-Una realidad; es una verdad circunstancial y temporal de substrato de espacio/tiempo.
-Bien entonces detente allí, en esa tú realidad muy bien conceptualizada, según propio entendimiento, siendo cada mente un entendimiento, tú conceptualización ¿Cuando de valor tendrá para el entendimiento general?
-Quiero la unicidad-verdad no puedo conformarme con esta realidad, invertí toda esta vida, vago errante en este mundo, las personas me ven extraño, soy un diferente, un anticonformista; me entiendes, por esa razón de mi andar errante en apariencia, pero concreto en el método y la sustancia, estimado infantil. Tú en cambio estas empezando tienes todo por delante, a mi me queda solo lo ya andado, lo transitado en el angosto de mi existir, solo el próximo invierno.
-Es una razón porque la convertiste tú única causa y eso cerro el esquema de la percepción real objetiva. ¿Lo ves este grano de arena?
-Sí.
-¿Que grandeza tiene según la razón que profesas?
-Infinitamente pequeño.
-Este infinitamente pequeño, es infinitamente grande pues dentro de el hay un universo compuesto de miles de galaxias, con millones de planetas que tienen mares con playas y millardos de granos de arena que cada uno posee dentro de sí tantos universos, que si pudiéramos salir de este planeta, a su vez del sistema solar, de nuestra galaxia y del universo en que nos hallamos, regresaríamos justamente a una playa como esta.
-¡Cómo! la verdad es inalcanzable, ¿Un infinito?
-La verdad es una búsqueda, dentro la cuál te reestructuras continuamente.
-¿La verdad no es una condición mental estable?
-Si yo parto para Atenas al llegar a ella, la verdad no es Atenas, es el camino hacia Atenas, ella es la circunstancia de mi brusquedad pero no el fin.
-¿La conclusión sería que la verdad es relativa, la realidad es irrelevante quieres decir?
-Claro; como la materia es una certeza, pero dentro es antimateria, que no se ve donde tú estas condicionado por lo que ves, la realidad es subjetiva, limitada por el espacio asignado, la época dada, nadie escapa a su época, pues lo máximo que logra es una proposición a una realidad distinta.
-¿Antimateria? o sea ilusión material, lo que cuenta en sí, es la fuerza emotiva con la cuál interpretamos esta realidad.
-Aquel pescador que ahora regresa de las faenas del mar, esta, tú realidad entendimiento no la vería, ni con la más detallada de las explicaciones. Lo que tú le dirías, haría del relato una acción inconclusa del entendimiento en él, estando él en ángulo obtuso del tuyo.
-¿Su realidad es un espacio a ángulo obtuso al mío? Simplemente porque la realidad es búsqueda de lo que es él en sí mismo, él es; lo que él no ve, porque su función y propiedad de ello crea una razón; Que esta en el vivir en este limite pre-establecido, que fue proyectado por alguien que a su vez tuvo la búsqueda y el anticonformismo con la realidad preexistencia a su espacio dado.
-¿Eso si es introspectivo, porque dentro del si mismo, esta el todo formado en la nada?
-La nada, sufriría de vértigo trataría de anular la entrada en el si mismo, materializándose así como lo hace con su racionalismo de la red, de lo que cuesta el pescado, de la cesta, del aceite, de su barco, una sumatoria de sí.
-¿Pero la nada es el Todo?
-El Todo, lo puedes descomponer en inteligencia, diseño, y concientización; configuración en conocimiento.
-¿Dentro de mi esta el todo?
-Sí hacia dentro del si mismo se sale al universo, no al externo es hacia lo interno, que se va al universo.
El niño se marcha y el hombre de mediana edad, se queda solo siendo anciano.
Concluyo de Leer el manuscrito hasta donde había alcanzado, en su fenomenología se debatía sobre esa verdad que no llegaba.
Mientras a ráfagas su mente vaga hacia el sentimiento inconcluso del amor de correspondencia lejana, momento en que el hombre tenia que convivir con su soledad, las manos se le congelaban instintivamente se gira hacia la chimenea, estaba apagada, un sentimiento de helarse lo embargo, y desde hace mucho tiempo. No valía la pena encenderla, se dijo, es injusto, pero hay que aceptarlo el invierno llegó, y consigo trae estas remembranzas, de sonidos lejanos, voces y palabras de olvido, el sutil sentir de una caricia añorada, así el paso de los años, el peso de la existencia se acumulan en este cruce de camino, cargar para regresar a vivir.
Componiendo realidades más allá de la línea física, para proyectarlas a una acción futurista.
El hombre y su laberinto, así como el fabricador de realidades del concepto existencia.
La vela se extinguió a tarde hora de la noche, se consumió sobre sí misma, la pluma se posó sobre el pergamino, con palabras de su último respiro, recostó su cabeza sobre el escritorio.
Donde la letra se dibujaba a si misma;
Sabes aunque no fui capaz de decirte aquella simple palabra que tú esperabas.
Se que mi mirada cada vez que se encuentra con la tuya;
Son dos seres que entran en simbiosis.
Son sentires de un profundo deseo que no logro expresar en la medida y en la intensidad que mi propio amor, sería capaz de generar una conmoción que se desataría en colisión, donde las épocas abrirían una brecha para contar de nuestro amor.
Sabes, bien que te busco de épocas inmemorables, sabes que mi amor es tuyo desde que se propuso el infinito, sabes que nuestro amor no tiene ocaso, es un sentir intenso, es un sentir inmenso tanto como son todas nuestras generaciones, sin limite de tiempo, sin confines de espacio.
Es mi paso un vacilar inconcluso, de un hombre que no tiene época, de un hombre que a ti ofrece lo que se es desprovisto del haber, son formas de amor recabadas de realidades propias, acciones autónomas, sentires diversos, no me puedo ofrecer si no como soy yo, un hombre desnudo del haber desértico de cada apetencia de humano sentir.
Sin contrato social, sin formas pre-establecidas del ser hipotecado.
Si quisiera vivir contigo solo instantes de amor profundo, legitimo, ilimitado en el autentico de un sentir que abrace nuestro infinito.
Así la prosa expuesta en planos adversos con las últimas gotas de tinta, las expide al éter en la búsqueda del amor ideal en tiempos y épocas que aún no han sido concebidas.
De las conciencias que se forman en las razones de los hombres, hay un dilema de búsqueda que impulsa ad adentrarse en espacios sin realidades.
Última edición por ESPOSITO el 24 Jul 2009, 23:49, editado 1 vez en total.
Por la libertad y el desarrollo social de los pueblos. Dentro de la teorica Utopica de la sociedad ideal.

http://escritosreformados.blogspot.com/ ... ribir.html

Avatar de Usuario
ESPOSITO
Mensajes: 763
Registrado: 09 Nov 2006, 12:37
Contactar:

Mensajepor ESPOSITO » 09 Nov 2006, 14:02

Acción de la Neurosis helada.


OLIMPIA: Se queda impasible escuchando y percibiendo, la micro historia del Oscarcito;

O sea, lo que tarda en llegar lo que trasporta el emotivo, tramite el éter, la parte más dolorosa del ser humano.

En mi sentir doy a ti, aquel desvío en que la mirada te rinde sacro, Olimpia se gira hacia mí, en el concebir más allá de lo que se ve, el dolor psíquico done no hay herida que se cicatriza, el abandono en el afectivo.

Olimpia a la derecha del si mismo, se trasfigura en sentíres que vagan desde el eterno.

En el extravío queda la mujer, con el niño en faja, este llora, se conmueve hacia él, lo aprieta contra su pecho, un astro pasa errante en el espacio sideral, dentro la soledad universal.

Mira a su alrededor busca un refugio, un albergue, una caverna, una posada, un establo, cualquier refugio, pero todo esta cerrado para sí.

Además, tú eres mi luz, mi querer, mi ser, mi tormento, si tú no existiese, yo seria libre, no tendría atadura.
Llora el bebé en su soledad de cuantas madres son abandonadas hoy.

Llora el bebé, che no siente el calor del día, el afecto materno, solo lagrimas caen encima de sí.

Llora la mujer, su vació materno.

El hombre que escapó, la vació del sentir de madre, le robó el instinto materno, cada rayo de humano amor, donde alojó a aquel sentir la ternura de su primera vez.

Vaga en las plazas, y por las avenidas.
Vaga en las vías desoladas de la gran ciudad.
Vaga como crepúsculo en los corredores de los hospitales.
Vaga bajo la sombra de las estatuas libertadores de América.

Sola con el niño en brazo.
Sola con los miedos en brazos.
Sola dentro de un vació que no abarcan sus brazos.
Sola con el peso de su amor prematuro que aprieta contra su pecho, vaciado de amor materno.

Aprieta su angustia, su desasosiego, mira el reflejo de la luz que no brilla.

¿Pero que extraña luz?

No da sombra, no se calienta, no da ni reflejo, ni destello.

Ella esta envuelta en la penumbra helada de la enorme urbe, en la soledad del orbe.

Se asoma desde el puente, alto, sobre el río que atraviesa toda la ciudad, ella con el bebé en faja, se asoma al río vertedero que pasa debajo, sordo a su lamento; acógeme en vuelo tú que eres cloaca.

La desgracia la persigue, ni siquiera el coraje para saltar en al vació, a la nada, estrellarse en el lecho de aquel torrente.

¿Cuanta soledad en medio de una metrópoli puede existir?

El niño llora y ella le crece el ansia, se angustia.
¿De donde encontrar el amor que tú mi niño tienes necesidad?

¿Dónde encontrarlo? Yo que tengo tanta necesidad.

Fruto eres de mi vientre, y de toda forma de luz.

Frío de pequeño, helado de joven, glaciar de hombre, para quien nunca ha sentido una caricia de amor humano.

Ahora lo entiendes, porque no todas las estrellas calientan.

Hace muchos días, ellos vagan errantes, no encuentran morada, no hay un albergue, ni encuentra posada alguna, como anima en pena con las fajas de afecto que se llenan de desesperación.

Angustia que se expande entre los enormes rascacielos que forman la city, que se eleva al nula de su presencia, que puedo hacer, si aún no soy crecida yo.

El joven rostro, tiene profundos surcos que la envejecen a vista, ¿Porque? El tiempo, el dolor, un sentimiento muerto, ha añadido su paso, a la joven madre.

Vaga entre las calles congestionadas de la gran ciudad, tiene frío que le produce la sombra de los rascacielos, una grandiosa opera de la humanidad.

¿Pero, porque tanto frío?

Si es de día, pero, su sentir es helado, se asoma a su soledad las formas de la neurosis helada, ella percibe la enormidad de la nada.

Entre la multitud, deambula en el vacío de la soledad circundante.

Camina, vaga, yerra, ronda sin rumbo, envuelta en desesperación, desasosiego entre los callejones repletos de niños abandonados, viejos abandonados, mujeres abandonadas, sentados sobre el desnudo pavimento, acurrucados sobre envejecidos cartones.

¡No en esta calle no!
¡No en esta plaza no!
¡No en este banco no!
¡No en este parque no!

En la próxima dejare a mi criatura a su suerte, a la merced de la corriente de las aguas del olvido; ¿Cómo a Moisés?

Sé que Dios le dará un destino, él verá por él, él ve por todos.

Cuando se sienta en el banco de la plaza mayor, la estatua del libertador la ve vacía, el prócer esta ausente, come la patria.

Su cuerpo lo siente pesado, muy pesado bajo el peso de sus culpas, la culpa social de una nación que le niega ser.

Un sabor amargo le invade la boca, un sentir de profundo sufrimiento, le da vuelta la cabeza, no sabe dónde esta el sur, y donde esta el norte, se constituye en sentimiento muerto.

Después se levanta, veloz, de un brinco, como arrancarse el corazón en carne viva, sube al carro, el hombre alto, maduro que la toma por mujer no quiere esa heredad, que quede a su suerte en el banco de la plaza a la vista del libertador.

En el vacío de patria.
En la desidia de patria.
En la vergüenza de patria.
En la descomposición de patria.

Pero los leones, son peores, exterminan las criaturas antes de arrebatar a la hembra.
La última mirada antes irse a toda velocidad, las llantas chillan como mil alma en pena, que le arranca el último sentir, se vacían los sentidos, en conciencia autista vivirá el mañana más allá del dolor mayor, a sentimiento muerto.
El ultimo aliento, el último adiós; Lo sabes bebé que tengo que salvarme yo, sino nos hundimos los dos.
Lagrimas no hay, se acabó en el colectivo, entre las calles y avenidas de la enorme urbe.

Corazón de roca en la ciudad de las fieras.

Dedicado;

Sustraído del diario de la China Hung, donde se encuentre, noble luchadora por los derechos humanos...
Última edición por ESPOSITO el 24 Jul 2009, 23:54, editado 1 vez en total.
Por la libertad y el desarrollo social de los pueblos. Dentro de la teorica Utopica de la sociedad ideal.

http://escritosreformados.blogspot.com/ ... ribir.html

Avatar de Usuario
ESPOSITO
Mensajes: 763
Registrado: 09 Nov 2006, 12:37
Contactar:

Mensajepor ESPOSITO » 09 Nov 2006, 14:31

¡ESCUCHA!
La noticia es de horror e invadió todos los corredores, todas las celdas, todos los pabellones.
Gritos espeluznantes que helaron el espacio, congelando las acciones.
¡Topipa fue asesinado!
Era uno que daba testimonio, cuando se congregaba con los otros cristianos, en los patios de los pabellones, se subía a la tarima y decía;
-¡Hermanos! yo andaba en tinieblas, antes de recibir a Cristo como nuestro señor de luz, atracaba, acuchillaba, era vicioso de droga, vicioso del juego, era un hombre vil y mundano, después conocí la palabra (Entonces alzaba la Biblia con el brazo extendido hacia el cielo, elevando el tono de voz, como un clamor que viene desde el adentro, desde el infinito).
-¡Gloria a DIOS hermanos! hoy puedo darles y les doy un testimonio de este avenimiento epocal para cada hombre; salgan de la maldad, reconozcáis las tinieblas que ciegan vuestros ojos y delante ustedes avendrá la trasformación mediante el Espíritu Santo.
-¡Acepta la luz! reconócete en Cristo como ser de luz, a él como nuestro señor.
-Entrad a la nueva era de la luz perenne, escucha la palabra de DIOS; que es entendimiento, bueno para instruirte en la vida, es sabia para aconsejarte en las penurias, es poderosa para curarte de todas las enfermedades del cuerpo y de las desviaciones mentales.
-¡Sálvate! Abandona las tinieblas.
Fue una emboscada, un ajusticiamiento; eran las obras pasadas de su vida que lo alcanzaban, de un hombre que ya no existía, acciones que venían de un traspasado remoto que lo alcanzaban, el pasado tiene una idea fija y no perdona.
En un estrecho corredor, de aquellos que cuando caminas, la parte que dejas atrás desaparece, y se cierra al entendimiento, al pie de una escalera.
Emboscaron a un hombre que era lejano al hoy, a un hombre nuevo con apariencia del pasado, estocadas determinadas lanzadas desde un tiempo oscuro repleto de ignominia, de incertidumbre a un hombre que había ascendido.
El se defendió solo con la palabra, se cubría con la Biblia, la palabra de DIOS, el libro de la vida fue traspasado, y el repetía;
¡Gloria a DIOS hermanos!
¡Cristo os ama!

Estos, como alérgico a la luz, se cegaban aún más, mientras sus acciones enfuriaban desembocando en violencia ilimitada, en la plena ausencia de razón.
El filo del hierro entraba en su piel, traspasaban su carne, vertía su sangre y el continuaba a esquivar la punta del arma con la Biblia,
Usándola como su escudo, (escudo y adarga será su verdad) y continuaba a repetir:

¡Gloria a DIOS hermanos!
¡Hermanos, Cristo os ama!

Tantas cuchilladas, soportó, que su piel abierta, hablaba mediante sus heridas, hasta que cayó al pavimento.

Con una sola certeza; ¡la Vida Eterna!
Con una sola convicción; ¡El amor de Cristo!
Con una sola fe, es una prueba que DIOS le impuso, para ser curado de la carne.

Así desde el profundo de la decadencia de los valores humanos, entre muros descoloridos en que las manchas de sangre y las masas encefálicas adheridas a las paredes, de muros levantados contra el entendimiento y que te señalan el dominio del caos del mundo, los confines del reino del hade viviente, (Solo en la tierra, puede existir el infierno), del profundo de la perdición de la naturaleza humana, hay hombres que reconocen la verdad aún hundidos en las tinieblas, y se levantan sobre de ellos mismos, en pie, con el brazo extendido hacia el alto, lleno de cicatrices, desarmados de todas las concepciones humanas y elevando la Biblia, como único testimonio de la verdad, el libro de la vida, donde se expresa la grandeza de su palabra y con gran estatura moral, renacen por la aceptación de la luz, para no ser nunca jamás ciegos, nunca más inscritos en el libro de la muerte por eso da abiertamente testimonio de su trasformación por la Gracia de Cristo, ¡Gloria a ti Señor! ¡Gloria a DIOS!
Quedo al pie de la escalera, con la cara hacia el alto, la reja era oscura de tanta sangre secada en el tiempo del olvido.
Los ejecutores materiales, miran al cristiano moribundo, en sus manos las lamas sangran aún, el cuerpo es radiante, él abraza la Biblia, mientras el libro vertía la palabra encima de los escalones; La sentencia fue ejecutada como en Deuteronomio 13:1.- Cuando se levantare en medio de ti profeta, o soñador de sueños, y te diere señal o milagro, 2,- y acaeciere la señal o milagro que él te dijo, diciendo: Vamos en pos de dioses ajenos, que no conociste, y sirvámosles; 3.- no darás oído a las palabras de tal profeta, ni al tal soñador de sueños; porque el SEÑOR vuestro Dios os prueba, para saber si amáis al SEÑOR VUESTRO DIOS, con todo vuestro corazón, y con toda vuestra alma. 5.- Y el tal profeta o soñador de sueños, morirá.
A la escalera empezaron a llegar los compañeros de la desidia, los ejecutores del excidio lo continuaban a mirar, impedidos de irse, desde el ofuscamiento de las propias oscuridades, estrechaban los cuchillos en mano que aún sangraban, se van, alejándose en las penumbras, juegos de sombras donde los seguidores de Satanás cumplen sus fases diabólicas, donde se desvía el espíritu, pero uno de ellos se gira y le dice:
-Es mejor así Topipa; en este lugar te podías corromper de nuevo, así ¡Tú alma es salva!
¡Topipa! que alguien pueda escribir tus sagas, tus luchas contra el demonio, tú decisión de salir de las tinieblas, que alguien pueda recoger tus testimonios, tus vivencias de una entera vida, vivida en la estrecha marginalidad y que desde el fondo del abismo, mundo del maligno, renació un hombre.
Los cristianos llegaron a la escalera, observaban en silencio melodioso precediendo un coro de Ángeles, porque su cuerpo irradiaba luz, que no les hizo concebir el rencor, todo era sobreentendido dentro del diseño de DIOS, como la adecuación de los tiempos, circundados de muros sin color, de escalinatas derruidas de un lugar sin identidad.
Lo envolvieron en una sabana blanca y lo llevaron fuera del pabellón, por el corredor hacia el estacionamiento de entrada, un pasante lo vio y dijo;

¡El era un hombre justo!
¡Un convertido, a la verdad por la fe!

Otro dijo; ¡Es el indio Topipa!
Otro dijo; ¡Es el negro Topipa!
Otro dijo; ¡Es el prieto Topipa!
Otro dijo; ¡Es el blanco Topipa!
Luego;

¡El zampo Topipa!
¡El mulato Topipa!
¡El moreno Topipa!


¡Es la nación Topipa!
¡Un excidio de pueblo!
¡Un extermino de juventud!
¡Están matando a una nación!

Sustraído del diario de Topipa, malandro convertido (Barrio de Campo Rico, sector el maldito).
Última edición por ESPOSITO el 24 Jul 2009, 23:57, editado 1 vez en total.
Por la libertad y el desarrollo social de los pueblos. Dentro de la teorica Utopica de la sociedad ideal.

http://escritosreformados.blogspot.com/ ... ribir.html

Avatar de Usuario
ESPOSITO
Mensajes: 763
Registrado: 09 Nov 2006, 12:37
Contactar:

Mensajepor ESPOSITO » 09 Nov 2006, 14:34

LA BUSQUEDA EXISTENCIAL COMO DESPERTAR ESPIRITUAL.


Entre: El Señor Nicolás Spielberg y Panchito el Agachado.
Dos métodos un solo punto.

-Señor Spielberg; Hoy tiene la junta de accionista a las 10 a.m. a las 2 p,m. tiene una cita de negocio con el representante del Bank of América.
-Si, son asuntos importantes que atenderé debidamente.
Se levanta de la butaca y camina hacia los vitrales, desde su oficina de Parque Cristal se ve el parque nacional Ávila, verde y majestuoso. Un absoluto cruza su aglomerado espacio mental ¿A que sirve la vida? ¿A que sirve todo esto? ¿Donde estoy yo? ¿Que es la existencia? Desde hacia tiempo estaba leyendo sobre el Budismo y se había envuelto en una interrogante descubrir la Verdad, los monje del Himalaya, la poseían desde hace milenios, por esa razón había decidió tomarse un año Sabático.
Días después la crema innata de la capital, se entera que el prominente joven de negocios, ira al Tíbet para una búsqueda existencial de carácter espiritual y hará también un recorrido por Katmandú.
-Muy interesante, Nicolás lo que usted va a realizar; es la búsqueda en que un hombre debe enfrentarse con el infinito.
-Si prepare, muy minuciosamente todo el trayecto, llevo botas especiales para escalar las altas vetas, donde se aíslan del mundo, los sabios orientales.
-Será un arduo viaje plagado de incomodidad y eventos inesperados.
-Bien, las incomodidades las enfrentaré con ascetismo, además, como usted bien sabe; tengo una solida educación formal en misticismo oriental, llevo además pastillas para purificar las aguas, ampicilina, crema anti malaria, tarjetas de créditos, y cartas de recomendaciones de los financieros más importantes del mundo, además de nuestra representación diplomática, etc.

La empresa era admirada el jet set nacional e internacional, de como una promesa de los negocios mundiales se interesaba por una búsqueda de lo no tangible, en lugares remotos del globo, plagados de privaciones. En la fiesta de despedida dada en el hall de la casa-club del Caracas Country Club, los allí congregados escuchaban atónitos los grandes mensajes que guían a la humanidad, dictadas por el Monje Budista Grillo Saltante: el monje budista llevaba muchos años en el país, enumero los tantos problemas del hombre actual por causa de vivir en la opulencia, en la riqueza desmedida, en la fastuosidad, las personas allí congregadas, escuchaban sin perder una vocal, con sumo interés, las frases de los maestros de la sabiduría, por que jamás habían imaginado que su forma de vivir, causara tanto resentimiento a la religiosidad oriental. Cuando el avión despego desde Maiquetía hacia Paris, primera etapa de su viaje espiritual, el ocaso bañaba el Ávila, con una tenue luz violeta de intensos tonos anaranjados.

En Paris lo esperaba un comité de bienvenida, las familias más pudientes, los amos del valle; los Azpurúa, los Branger, Los Granier, y la prensa local: le Fígaro, Le Monde, la empresa hacia la cima del mundo fue difundida por la raridad del evento. Hubo una recepción en el restaurant Maxím de Paris; los platos eran variados, pero el degusto paté de foa (pasta de hígado de ganso muerto por cirrosis hepática) con vin rouge: (fermento de uvas rojas).

Las luces del Paris nocturno, las grandes avenidas, le agregaron un toque romántico a su empresa, toda esa mundanidad la encontró de paraíso y se quería quedar, pero como había tantos franceses, razono que era una mala idea.
Cuando el avión aterrizo en Katmandú el paisaje se veía desolado, escasos arboles, la hierba cortica, nada que ver con las exuberantes forestas de Venezuela, se imagino que la naturaleza allí era pichirre. Entro a su hotel, modesta habitación que estaba formada solo por un dormitorio, el baño, balcón y un jardincito, cuantas privaciones reflexiono. Bajo a adquirir provisiones, lo necesario para el viaje en autobús, así aprovecho para comprar un poco de hachís, medio kilo porque el viaje era largo. Luego de muchos días llego al techo del mundo, el templo budista de la sabiduría eterna, se encontraba sobre la montaña, tiempo para el estudio se imagino. Subiendo cada vez que encontraba los lugares de meditación daba vuelta al rombo; ruedas de la oración y entonaba una plegaria de ascendencia hipnótica. El canto, los inciencios, el hachís, la atmosfera, la altura le traía reminiscencia de otro plano astral. Volver al absoluto a la armonía del cosmos.






oooo------------oooo-----------oooo----------oooo--------oooo

Mientras en su tierra natal.

-Mira Panchito, no jodas es mejor no vuelvas más al rancho (Barracas) eres pura perdida, te dejas quitar todo por los malandros de las escalinatas.

Panchito el Agachado, vivía en los Altos de Paraparo, el rancho esta reclinado a una empalizada, la caima (Serpiente venenosa) siempre lo maltrataba. Ese día decidió de no regresar más. La cuaima lo continuaba a insultar, mientras se alejaba;
- ¡Pendejo! c..o e madre; no eres ni hombre, me voy a buscar a un hombre, ¡uno que sea de veldad!
Los hijos, estaban sentado en la tierra roja desnuda polvorienta, los vio, quería decir algo, pero ahogo en su último trago de aguardiente todos sus sentimientos.
Los niños vieron al hombre pardo-moreno-claro-negro, irse, mientras en la radio sonaba una canción muy de moda en todos los hogares marginales de Latinoamérica; Mamá apaga la luz, que papá ya se fue, que papá no regresará.
Ese día Pedrito el Machito y Carlitos el Terrorista, vieron claro que desde ese momento eran hombres, sin conocimiento de causa.
-Es palurdo Carlitos, que lo dejen a uno en medio de una guerra, así de chamito, (Niño) y sin haberla declarada.
-¿Que vamos hacer brodel?
-No sé, vamonos al callejón de las Tres Potencias, pa´ ve.
Los niños caminaban, pies descalzos sobre la tierra desnuda, sin camisa, llenos de una soledad que les fraguaba el peor de los designos, al entrar al callejón, una voz les congela el paso.
-¡Epa quién va allá!
Con voz trémula, infantil desprotegida, alzaron las manos.
-É Pedrito pana.
-¿Pedrito quién? ¡Chico!
-¡Pedrito el Machito!
-¿Y el otro?
-¡Carlitos el Terrorista! brodel que es la misma gente.
-Que Catire, ¿los dejamos pasar?
-Deja pasar a esos menores, que vayan de una al habla.
-Hablen de una.
-¿Que es lo que, que arde menor?
-Catire el pure nos tiro el abandono (en medio del llanto).
-No te frikees chamín, para la llorona, que en el barrio van a decir que eres débil.
-Seco las lagrimas, porque un varón se ve que es, desde que se para.
-¡Entonces! dinos tú, estamos resteado a todo, pa’ lo que venga.
-Les hizo una seña, cuando abrió la caleta había un fuerte armamento.
-Ármense, que si la patria te da la espalda, el malandreo se solidariza.
-Los 9 milímetros eran grande para los dos infantes, grandes como su marginalidad, pero las traquearon de varón.
-Agarren estas pastillas se van pa’ la escalinatas y jipareen, canten zona con los Juanipas y con la banda de los menores del Carpintero, eso que los llaman los Protestantes.
-¿Y a los Pantaneros, no les cantamos agua? (policía motorizada)
-No que va, esos están en nomina del hampa, ellos solo vienen por lo suyo.
-Vámonos pa’ la bodeguita a comprar unas caraotas, (Habichuelas) y arroz.
-¡Miren menores, aquí hay guapear oyó! contra el mundo.
-Tranquilo Catire, aquí hay infancia sufrida, seria y responsable.
El Catire los acompañó y ellos ya se sentían al seguro.
-Portú, esto son la misma gente lo que pidan, ¿oyó?
Los enlatados de atún, los paquetes de arroz y caraotas, con el paquete de harina de maíz, y la panela de margarina, se la acomodaron en los brazos.
-Bien, Catire tú y tus hermanos son tremendos tipos.
-Bien Chicho (les hizo señal con la pajiza).
-Bien Negro.
-¡Negro, no, yo no soy negro, soy un Mandinga!
-¿Catire que es lo que le pasa? ¡Al Negro!
-Casi nada, pero le dio desde que volvió de la montaña de Sorte, tiene un rollo duro en el coco.
-Miren menores ustedes saben, ¿saben como es la moral del barrio? ¡No!
-Ahora son de los nuestros pa´ tener cartel, hay que tener la ficha limpia, cero culipandeo, y que no le chalequeen las hembras y menos la mamá.
-¡Tranquilo Catire! ahorita mismo jalamos a capitulo a mamá.
Llegando al rancho, los más pequeños gritaron maravillados;
-¡Es comida! ¡¡¡Traen comida!!!
-Caray se rebuscaron rápidamente mis hombrecitos.
-Mira mamá, ahora somos es malandro, ¡oyó! Y de la banda de las tres Potencias y no queremos culipandeo en el rancho, que se nos falte a la moral, aquí mandamos nosotros y marido tuyo, ultimadamente aquí no queremos.
-Hay bien bueno estos caricito; ¿Me vienen a mandar?
-Mandar o no, ahora el gobierno somos nosotros, evita porque si no te lo explotamos de una.
-¡Claro pure! no se hable más, aquí somos nosotros el orden.

Panchito el Agachado, tenia días durmiendo sobre cartón, en la acera de la avenida Libertador, se levantó en medio de su pestilencia de fuerte ebriedad y se acerco a una arepera, vio a un hombre negro, pero de un negro a juro, que tenía que ser negro, porque no sabía ser otra cosa.

-Manito regáleme un bolivita ¡pa’ la caña!
-Vete de aquí rolo de sucio arrastrado, ¡anda a cargar cartón piazo de hediondo!

Mientras la arepa pasaba de un lado al otro de la mandíbula, como una trituradora, la piel era dura como un cuero seco, la franela estaba tiesa pegada adherida aquel cuerpo.
Más adelante martillando (Pidiendo dinero) a un pasante le botaron agua sucia encima.

-¡Báñate pordiosero!

Los niños lo correteaban haciéndoles irrespetos de toda índole.

-¡Epa señol! ¡señol!
-¿Que? tú también me vas a insultar.
-No, no ayúdame a empujar este carretón, es que le eché mucha agua al cartón, y ahora pesa de más.

Él lo entendió de inmediato era un llamado.
Los dos empujaban la pesada carga, flacuchentos, vestidos de harapos con una capa de sucio que le cubría la piel y una traza de hediondez que mezclado con el olor del aguardiente, dejaba un rastro de pestilencia de última instancia.
Después de vender el cartón; la Chinga Julia, le dijo que lo siguiera, le dio un saco y empezaron a recoger latas.

-Antes de aplastarlas échale tierra así pesan más, ¿oíste?

Caminando por la autopista, por los lados de la urbanización el Paraíso, detrás del Muro de la Cárcel de la Planta, se reunieron con otros botados al abandono, la caña blanca corría de mano en mano, en una lata de leche recogida, hervía una tentativa de sopa, un cruzado, un cruzado de alimaña.

-¿Epa que profesión tienes tú?
-Bueno, yo era manager de una empresa, pero la crisis económica me arruino.
-Si a mi me paso igualito, yo tenia una hacienda, era agricultor.
--Caray esa crisis arruino a todo er mundo, ¿veldad?
-¿Si, así es, pero lo que sucede, para que tanto cachivache si nos vamos a morir todos?
-¡Hermanos! ¿Puedo sentarme para compartir con ustedes este padecimiento material?

Un hombre maduro con un libro en mano, humildemente vestido, pero limpio, les empezó hablar de mundos y vidas donde no hay padecimiento de un ser armonioso más grande que todos nosotros que emana una luz millones de veces mas poderosa que el sol, que a la vez no quema, no ciega y que nos cura, nos ama, nos da entendimiento y quiere nuestra salvación de la carne.
Les predicó la palabra que leía de un libro, que tenia además muchas historias, escucharon atentamente idos como estaban dentro de sí mismo. Una luz brillante se les alojo adentro; porque en los humildes habita el divino.

-¿Que charla fina tiene el pastor verdad?
-Sí, ese era votado al abandono como nosotros, y de repente una iluminación le cambio su vida.

La noche del tirado al abandono es intermitente, entre quién los roba, el agua de la lluvia que porfía en bañarlos, los días son de intensas caminatas en la urbe, recogiendo el recicle, latas, cartón, plástico. La infaltable carterita de aguardiente que de sorbo, en sorbo se vacía dejando al ser etílico.

El pastor Evangélico era una parte integral del descanso, al que ellos escuchaban de entre el abandono de la propia existencia, les explica de ese ser supremo que ilumina todo el universo, y que sabía antes que nosotros lo que necesitamos.
Un hombre, varios hombres, una mujer, varias mujeres, a la orilla de la autopista con el fogón prendido, calentando en una lata, un alimento improbable, como una tribu transhumana al confín del limite.
Un Hombre, el Libro, la Palabra, que allí expresa en Revelaciones, encierra, y libera a la humanidad de su carga, el maestro pastor que ha superado el Caos Social, habla a sus discípulos que lo oyen desde el fondo del abismo. La Chinga Julia, Panchito el Agachado, Luis el Tuerto, Matilde la Soyada, el Mocho Juan, la Rata Freddy, Darío el Cachetón; viven una búsqueda existencial dentro del limite pre-establecido.

oooo------------oooo-----------oooo----------oooo--------oooo

Los cantos budista con esa inclinación que tienen hacia lo hipnótico, la meditación llegaba a su fin. Nicolás abrió los ojos, los externos solamente, mientras había alcanzado su iluminación interior, pero su internación en el monasterio llegaba a su fin último.

Pero recuerda, porque tomó conciencia que al aterrizar en Maiquetía, y al salir del aeropuerto, el choque con el ambiente caliente, el ajetreo propio del criollo, le llamó la atención, sin darse cuenta casi, abordo un vehículo, que no era de la línea de taxi del aeropuerto, ya en el peaje de la autopista se dio cuenta y le pregunto al taxista:

-¿Usted es un taxista pirata?
-No, soy un honesto hombre, que llevé a un pasajero al aeropuerto y no me puedo regresar vacio.
-El orden de los factores no altera el producto.
-¿Usted parece Musiú, viene del exterior?
-Si, vengo de un lugar remoto, del monasterio donde arde la luz eterna.
-¿Versia eso suena importante, verdad?
-Sí, porque allá esta el conocimiento del eterno, de su luz inextinguible, inagotable, que es mayor que mil soles, la luz que no ciega, que nos ama, que quiere nuestra salvación.
-¿Y cuál es la novedad Musiú?
-La paz espiritual
-¿Usted, fue al exterior a buscar eso? Si mi vecino me dice esas cosas todos los días, porque desde que se metió a Evangélico, eso es una charla todo el año de ese Señor que ilumina desde el infinito, ¿Me extraña excelencia que usted no lo sepa?
-Eso no es posible, eso que yo aprendí allá, son secretos esotéricos de tiempos inmemorables, antiquísimos.
-No se vaya a molestar musiú, pero alguien se los revelo a mi vecino antes que a usted.

Después del distribuidor de la araña, empezó la cola en la autopista, Nicolás Spielberg empezó a enojarse por las impertinencias del aspirante a taxista. Entonces en un raptus para hacerle entender de lo trascendental de su búsqueda: le explico que hay un ser en visión antropomórfica, que emana una energía así poderosa que solo el que tiene un conocimiento metafísico es capaz de percibirla. El taxista, que tenía el don de molestar a la humanidad, le pasó un librito, que un ciudadano se le había olvidado en la unidad titulado;

“Metafísica al alcance de todos, Conny Méndez.”

Nicolás, comenzó a echar chispas, cuando al vidrio del carro ya inmóvil por el trancazo de la cola, se asomo Panchito el Agachado.

¡Buenas hermano! que la paz del cosmos este con usted y la meditación de los grandes sabios de los maestros orientales le de iluminación pa' siempre, me das un dinero pa’ comprar la carterita, Ja,  Ja.

Nicolás, automáticamente impactado por la pestilencia nauseabunda, que le abrió el entendimiento más allá del momento asignado, tomo el dinero y le extendió la mano.
Después en un momento axiomático dijo;

Si no es redondo, es cuadrado, los extremos se tocan, las paralelas se cruzan en el límite.

Luego ambos se quedaron fijos, uno dentro del otro, en la mirada, en trasferencia quántica, donde todo se sabe.

¿Cuanta distancia hay dentro el mismo punto?

Sustraído del diario de Darío, el Cachetón de Horizonte, harto pana burda; que un día se tostó y empezó a recoger latas.
Última edición por ESPOSITO el 01 Ago 2009, 14:44, editado 1 vez en total.
Por la libertad y el desarrollo social de los pueblos. Dentro de la teorica Utopica de la sociedad ideal.

http://escritosreformados.blogspot.com/ ... ribir.html

Avatar de Usuario
ESPOSITO
Mensajes: 763
Registrado: 09 Nov 2006, 12:37
Contactar:

Mensajepor ESPOSITO » 09 Nov 2006, 22:54

PARA LO QUE NO ENTIENDEN LO QUE ESCRIBO QUISIERA ACLARAR ESTE ESTILO POSTCIBERNETICO SE DEBE A QUE;

Una tregua SUPERNINI....

NUEVAS REGLAS DE LA REAL ACADEMIA DE LA LENGUA
En vista de la evolución del castellano en los últimos años, debido a las aportaciones realizadas por los jóvenes, la Real Academia de la Lengua dará a conocer, la reforma modelo 2004 de la ortografía española, que tiene como objetivo unificar el español como lengua universal de los hispanohablantes.

Será una enmienda paulatina, que entrará en vigor poco a poco, para evitar confusiones.

La reforma hará más simple el castellano, pondrá fin a los problemas de otros países y hará que nos entendamos de manera universal quienes hablamos esta noble lengua.

La reforma se introducirá en las siguientes etapas anuales:

Supresión de las diferencias entre c, q y k. Komo despegue del plan, todo sonido parecido al de la k será asumido por esta letra. En adelante pues, se eskribirá:
kasa, keso, Kijote...

Se simplifikará el sonido de la c y z para igualarnos a nuestros hermanos hispanoamericanos ke convierten todas estas letras en un úniko fonema “s” Kon lo kual sobrarán la c y la z:
"El sapato de Sesilia es asul".

Desapareserá la doble c y será reemplasada por la x:
"Tuve un axidente en la Avenida Oxidental".
Grasias a esta modifikasión, los españoles no tendrán desventajas ortográfikas frente a otros pueblos, por su estraña pronunsiasión de siertas letras.

Asimismo, se funden la b kon la v; ya ke no existe diferensia alguna entre el sonido de la b y la v.
Por lo kual, a partir del segundo año, desapareserá la v.
Y beremos kómo bastará kon la b para ke bibamos felises y kontentos.

Pasa lo mismo kon la elle y la y. Todo se eskribirá kon y:
"Yébeme de paseo a Sebiya, señor Biyar".
Esta integrasión probokará agradesimiento general de kienes hablan kasteyano, desde Balensia hasta Bolibia.

La hache, kuya presensia es fantasma, kedará suprimida por kompleto:
Así, ablaremos de abas o alkool. No tendremos ke pensar kómo se eskribe sanaoria y se akabarán esas komplikadas y umiyantes distinsiones entre "echo" y "hecho".
Ya no abrá ke desperdisiar más oras de estudio en semejante kuestión ke nos tenía artos.

A partir del terser año de esta implantasión, y para mayor konsistensia, todo sonido de erre se eskribirá kon doble r:
"Rroberto me rregaló una rradio".

Para ebitar otros problemas ortográfikos, se fusionan la g y la j, para ke así, jitano se eskriba komo jirafa y jeranio komo jefe. Aora todo ba kon jota:
"El jeneral jestionó la jerensia".
No ay duda de ke esta sensiya modifikasión ará ke ablemos y eskribamos todos kon más rregularidad y más rrápido rritmo.

Orrible kalamidad del kasteyano, en jeneral, son las tildes o asentos.
Esta sankadiya kotidiana jenerará una axión desisiba en la rreforma; aremos komo el inglés, ke a triunfado universalmente sin tildes. Kedaran ellas kanseladas desde el kuarto año, y abran de ser el sentido komun y la intelijensia kayejera los ke digan a ke se rrefiere kada bokablo. Berbigrasia:
"Komo komo komo komo!"

Las konsonantes st, ps o pt juntas kedaran komo simples t o s, kon el fin de aprosimarnos lo masimo posible a la pronunsiasion iberoamerikana.
Kon el kambio anterior diremos ke etas propuetas okasionales etan detinadas a mejorar ete etado konfuso de la lengua.

Tambien seran proibidas siertas konsonantes finales ke inkomodan y poko ayudan al siudadano.
Asi, se dira: "¿ke ora es en tu relo?", "As un ueko en la pare" y "La mita de los aorros son de agusti".
Entre eyas, se suprimiran las eses de los plurales, de manera ke diremos "la mujere" o "lo ombre".

Despues yegara la eliminasion de la d del partisipio pasao y kanselasion de lo artikulo. El uso a impueto ke no se diga ya "bailado" sino "bailao", no "erbido" sino "erbio" y no "benido" sino "benio".

Kabibajo asetaremo eta kotumbre bulgar, ya ke el pueblo yano manda, al fin y al kabo. Dede el kinto año kedaran suprimia esa de interbokalika ke la jente no pronunsia.
Adema y konsiderando ke el latin no tenia artikulo y nosotro no debemo imbentar kosa ke nuetro padre latin rrechasaba, kateyano karesera de artikulo.

Sera poko enrredao en prinsipio y ablaremo komo fubolita yugolabo, pero depue todo etranjero beran ke tarea de aprender nuebo idioma resultan ma fasile.
Profesore terminaran benerando akademiko ke an desidio aser rreforma klabe para ke sere umano ke bibimo en nasione ispanoablante gosemo berdaderamente del idioma de “Serbante y Kebedo.”

Eso si:
Nunka asetaremo ke potensia etranjera token kabeyo de letra eñe.
Eñe rrepresenta balore ma elebado de tradision ispanika y primero kaeremo mueto ante ke asetar bejasione a simbolo ke a sio korason bibifikante de istoria kastisa epañola unibersa.

Jejejeje. :lol: :D :wink: :idea:

MUERETE QUE SI!!!!!!!!!!!!!!
Por la libertad y el desarrollo social de los pueblos. Dentro de la teorica Utopica de la sociedad ideal.

http://escritosreformados.blogspot.com/ ... ribir.html

Avatar de Usuario
ESPOSITO
Mensajes: 763
Registrado: 09 Nov 2006, 12:37
Contactar:

Mensajepor ESPOSITO » 11 Nov 2006, 08:12

*)-Camisa Negra-(*


EL Cartero baja la larga calle empedrada intitulada a Vittorio Emanuele.
La bolsa grande de cuero llenas de cartas, le guinda del lado derecho la gruesa correa de cuero que la sujeta va terciada desde el hombro izquierdo.
Baja con paso apurado y gritando nombres y apellidos de un lado a otro de las calles por todas las escalinatas, de los ramales de las calles y los callejones.
El día es soleado, las campanadas de la iglesia se mezclan a sus reclamos, las blancas sabanas tendidas en las cuerdas de los balcones, junto a los borrones con flores de intensos colores.
La gente lo espera, ansiosa lo escucha con angustia, con temor sabe que el llamado a las armas es como a una sentencia de ejecución, en los frentes de guerra están muriendo muchos compatriotas.
El cartero observa los números de las casas, se detiene frente a la pequeña construcción, la puerta esta abierta por causa del calor, dentro en una discusión acalorada, se discuten los eventos de la guerra corre el verano del año de 1942.
El cartero se quita el birrete se seca la frente, después a un ritmo acompasado extiende el papel.
-¡Filiii! Toma, estas convocado.
-El hombre alto, flaco, joven se acerca y toma en sus manos el papel, en efecto ha sido llamado a las armas.
Dentro de la humilde vivienda, hecha totalmente de piedra, con el piso de tierra, se presume la desgracia, el ambiente se vuelve sombrío.
Toma la camisa, y sale mientras se la pone, se lanza por la estrecha escalinata abotonándola a medida que avanza, entra en la calle que lleva el nombre del rey de Savoia (La infamia sobre los pueblos). A medida que avanza se encuentra a sus conciudadanos, que avanzan con el mismo aire suspendido, en sus caras el reflejo del holocausto patrio.
-¿También a ti te llamaron a las armas?
-Sí hoy la patria tiene necesidad también de nosotros.
-¿Y nuestros hijos?
La frase le hace olvidar el sentimiento patrio, y voltea hacia aquella humilde vivienda, hecha enteramente de piedra, piedras arrancadas a la tierra, acarreadas en hombros, sobrepuestas en simetría variable.
Los Hijos que lo ven desaparecer dentro un tumulto de hombres que hablan de las incertezas de su futuro.
-¿Dónde será nuestro destino?
-¡Frente africano!
-¡Albania!
Dentro de la comisaria, el funcionario sentado en el escritorio, alza la vista cuando ve venir el grupo de hombres.
-Hagan la fila, ¡Póngase en orden serán llamados por apellido!
-¡Abate Marcos!
-¡Espósito Filippo!
-¡Sanseverino Carlo!
Les consignan, el uniforme y el fusil.
Nota que el paquete es pesado, el sobretodo, le indica que han sido enviados al frente ruso.
Convocados en la plaza se le comunica:
-¡La orden es partir inmediatamente!
En casa los hijos lo ven como se viste con el uniforme, es un hecho, se debe marchar al frente.
Cuando los pueblos callan, inmolándose al sacrificio
Son demasiados pequeños, demasiado para entender, que el padre desde hoy, no estará más.
Baja por el viale intitulado a la Roma imperial; gloria a los antepasados.
Primeramente camina solo, después se le suman dos, tres, cuatro, aumentan sustancialmente los hombres, la mochila que va dando saltos, el fusil heredado de la gran guerra, es viejo como el sueño de los pueblos, los hace ver más altos.
La calle esta llena de talleres de artesanos, El sastre, el panadero, el carpintero, el zapatero se asoma.
-Miren soldados, la patria os saluda, pero esos zapatos son de cartón, no los usen ahora, esperen llegar al extremo norte, allá les hará falta.
Un veterano del frente africano andando en muleta, les hace el saludo de las legiones romanas. (Patria los murientes te saludan).
-W. L’Italia.
En el frente africano carne contra cañón,
En el frente ruso con zapatos de cartón.
Baja a la llanura, campos intensamente cultivados, vaga dentro de la utopía de la sociedad agraria, la que ve ya en poniente en el horizonte de la época, luego divisa las casas de los colonos, lo cerezos están floreando, se imagina sus frutos de intenso rojo, que este año no recogerá, la vid tiene los frutos pequeños del vino que no tomará, ve las casas de los colonos; reforma agraria.
Poder Nº1, Poder Nª2.
Piensa que a él, le bastaría algo de tierra para sentirse satisfecho.
Se detiene Donde la cuñada.
-¿Lucha has visto a Concheta?
-Esta allá que trabaja en los campos.
Como mujer proletaria, busca el sustento directamente de la tierra.
-La mujer esta inclinada sobre la tierra, como por cientos, y aún miles de años, el trabajo es duro pero para el proletariado solo hay trabajo, trabajo y más trabajo, compensado con un mendrugo de pan al final de la jornada, bañado de aceite de olivo con una pizca de sal, mientras en el delantal separa los granos de trigo de la tierra de donde los recogió.
El avanza entre las plantas de grandes hojas de tabaco, avanza como el designo fatalista ha bañado esas tierras.
Se detiene donde inicia el cultivo de trigo el grano de espiga amarilla es la riqueza de estas tierras donde se deben a el, para sobrevivir, en los meses de duro invierno, observa todo detenidamente, ahora que se va la visión se amplia.
Se acerca a las mujeres y a los hombres que trabajan doblados sobre la tierra.
-Conche vengo a despedirme.
Ella se endereza lentamente, se pone una mano en la cintura, con la otra mano se aparta los cabellos que salen de la pañoleta que los sujeta,
-¿Te vas?
-La patria me ha llamado.
-Sí, siempre nos llama a nosotros.
Baja la cabeza buscando algún entendimiento, no lo encontró, mientras la angustia le ahoga el llanto, ella quiso gritar, pero se ahogo en un llanto silente como el que cobija a los pueblos sin doliente, huérfanos de cada justicia, pero solamente, dijo;
-¿Bien y los niños están en la casa?
-Sí, los deje comiendo.
Luego marcha, se aleja por la pequeña llanura hacia la estación del tren, Se aleja con el peso de la historia sobre de él. Se aleja y los zapatos le guindan de la mochila, de pata en el suelo. Como se pisa el sueño de los pueblos. Se alejó hacia la estación de tren para escribir la historia con el viejo fusil, los zapatos nuevos que no se atreve a usar, en los nuevos caminos que se abren en bifurcación del destino, pata en el suelo, donde reposan el sueño de los pueblos emergente.
El tren llega puntual desde Lagonegro, recogiendo a los paisanos hoy convertidos en soldados, sin instrucción previa, avanzan según el designo colectivo en las formas que su época los llama al sacrifico de la patria.
La pequeña estación es de un solo riel, el tren detiene su marcha, el acero chilla en la fricción entre ambos, muchos nunca lo han abordado, hoy pero los embarga la penuria, hay agitación, llantos desgarradores de la madre, de la esposa, de las hermanas, de las hijas.
Los hombres suben con paso decisivo, las puertas abiertas de los vagones los hace pender, las ordenes de los superiores.
Abajo quedan las mujeres, lloran con lamentos profundos, desgarradores, ancestrales, típicos de la cultura fatalista mediterránea, la tragedia tantas veces anunciada.
Se asoma a la ventanilla del tren, mirando a los campos mas allá del muro de piedra, se ve la llanura dorada, las espigas de trigo se mecen al viento. ¿Habrá pan para el invierno? ¿Comerán mis hijos? Las siluetas que se ven desde la lejanía se ven plegadas sobre la tierra.
Figuras inmutadas desde hace siglos, generación tras generaciones, cultura tras cultura, dominaciones tras dominaciones, guerras tras guerras.
Las mujeres piden que no partan.
-¡No, non andaré, nasconditi nei boschi! (No, no ir escóndete en los bosques)
-¡Marii! ¿Ma que quianche fa? (¿María que haces llorando?)
-Marito, ho paura di perderti. (Marido, tengo miedo de perderte).
-¡Marii! la guerra é tutto ció che sapiamo fare, lasciami scrivere un altra pagina di storia. (Maria, la guerra es lo único que sabemos hacer, déjame escribir otra pagina de historia).
La mujer mira hacia sus adentro, mira hacia atrás, Hoy esta guerra, apenas ayer la primera guerra, la guerra contra los Turcos, la invasión Piemontesa anexándonos a Italia, las invasiones Napoleonicas, hacia el alba de la cultura, hasta la antigua Persia, las guerras que nos han acompañado desde siempre.
-¡Marii! Sí non vai a la guerra, lei viene per noi e allora sará peggio.
(¡Maria! Si no se vas a la guerra, la guerra viene por nosotros y entonces será peor).
Lo imaginó también a él, abrigando la esperanza que su descendencia tengan un pedazo de tierra en que trabajar, para promover las nuevas generaciones que no les falte, tierra, pan y trabajo.
El silbato, estremece el ambiente, se vuelve supremo, anuncia la hora, el momento angustiante, las lágrimas se vuelven mas intensas, las lágrimas que aun hoy añoran aquellos a tiempos de profundo holocausto, las palabras se mezclan con el avance del acero sobre el acero, es extraño como las ruedas al inicio resbalan sobre los rieles.
Los rieles y se acuerda como su abuelo trabajó en la construcción del ferrocarril, ferrocarril Calabro-Lucano. Nuestras nacionalidades.

Hoy, es ese trasporte que te lleva lejos, el tren y su movimiento traslada la visión, el paisaje se mueve, el pastor y sus ovejas como motas blancas, se esparcen por los campos aún verdes, las tierras cultivadas cambian de color, alguno de los que trabajan en ellas se alzan y se toman segundos preciosos para saludar a los que marchan al holocausto para el progreso de los pueblos.
Luego sentado, con el fusil entre las piernas, adoptando su nueva situación; El uniforme es de un marrón que se pierde dentro del pequeño espacio asignado, como microhistoria dentro de la gran guerra, pero reflexiona; él, pero tiene el honor de llevar la camisa negra.
Él es un militante del partido fascista italiano, W L’Italia.
Entonces en la trasfiguración de los tiempos desde un traspasado futuro, queda la interrogante suspendida en el tiempo, a su descendencia que se asoma a los hechos históricos.
¿Pero abuelo se puede ser fascista?
¿Ir allá a tierras de exilio para hacer la guerra de los pueblos?
¿Ahora que las armas han sido consignadas a ustedes, por qué no acaban con los latifundistas?
La potestad que los gobierna en nombre del rey.
¿Romper con la servitud que los explota desde hace y por miles de años?
El hombre con su mirada simple, se alza y le refiere a la historia;
Gritando a sus generaciones de todas mis regeneraciones.
-Erene, esta no es una guerra entre pueblos, nosotros vamos a combatir por la humanidad, contra 4 grandes imperios, que se han adueñado del mundo, somos solo una nación de campesinos, pastores y artesanos, una nación que lucha para crearse un espacio político en este mundo. Por ello en esta fase histórica asignada, estamos llamados al sacrificio por el progreso de los pueblos, a escribir un parágrafo dentro de la pagina de historia universal, nuestro fusiles son viejos, hemos fundido nuestras ollas, las rejas, los anillos de matrimonio, para ingresar en esta guerra, combatimos hasta el ultimo aliento, para no permanecer marginados de los eventos que forman las naciones, nuestra inclusión donde se gestionan las grandes ideología.
Sí, soy fascista, por qué nos levantamos en armas contra los poderes de la tierra, contra la explotación y el saqueo del fruto de nuestro trabajo. Por eso marcho a tierras de destierro en el compromiso del puesto asignándoseme por estos magnos eventos.
No se cuando y donde con certeza mi abuelo y sus coterráneos, se pusieron los zapatos; en Roma, en Torino, Berlín, Kiev.
En las frías tierras nórdicas, aquel invierno fue excepcional, las grandes nevadas que cubrían la tierra, le hacían añorar su visión proletaria, el aún veía los campos intensamente sembrados de trigo que como oro que brillaban vivamente al resplandor del sol.
Dentro de su condición, aún cuando la armada invertía la marcha, aún cuando el general invierno no daba tregua, aún cuando la retirada era obvia, aún cuando los paisanos le dijeron retirémonos, aún cuando vieron a los Alemanes retirarse.
Les dijo; No yo me quedo aquí por las reivindicaciones de nuestro pueblo.
El parte de guerra dice; Desaparecido en Acción. No muerto.
Sí, no se puede definir muerto, a quien es presente en nuestros sentimientos, en nuestra memoria viva.
La guerra terminó, la muerte que extendió su manto por el entero globo, fue mundial porque llego hasta los últimos confines del mundo, recogió un generoso sacrificio de más de 50.000.000 millones de personas elevadas a un enorme holocausto: Esto forma el desarrollo de los pueblosel avance de las clase emergente.
Sí la guerra terminó,
El hombre cuando se despierta de una guerra, no sabe como definirla, es un concepto que la mente no llega a conceptualizar, es demasiado grande que no se puede hacer una imagen-razón en su totalidad.
Se siente como polvo de tiempo, sumergido en la tierra, cargando los escombros del magno evento, rodeado de huérfanos y viudas, detrás las ruinas, delante un futuro incierto, dentro de sí el deber patrio de la reconstrucción, Hay quien se envilece, pero hay quien ha perdido tanto, que no tiene ansia de deseos mortales.
¿Más se ha perdido en la guerra?
Que no le cabe un solo sentimiento de villanía.
Se levanta esa mañana, del nuevo día o entra por el en un hueco hecho en el muro del espacio dado, sin parámetros de orientamiento, todo derribado, ve a sus conciudadanos y siente la obligación del nuevo sacrificio.
Solo se recuerda que era sobre el tren, en la misma estación donde vio a su abuelo partir para la gran guerra, que vio a su padre partir para la segunda guerra mundial, y él partía hacia la emigración a lugares lejanos, ajenos a él y su cultura, lejos de afectos y parientes, los niños aún pequeños, los retoños que fraguaran una nueva gesta, esta vez las despedidas son de augurios para los tiempos que vendrán, no sin los llantos desgarradores que solo las mujeres del mediterráneo saben entonar, para regar esta tierra con el dolor que la época requiere.
¿Por qué esta tierra nunca se para? ¿No tendrá estación para que una generación descanse?
No hay descanso para el guerrero, que debe remarginar sus heridas en la dureza de la reconstrucción, las estaciones de pueblos y ciudades que atraviesa, están en estado avanzado de destrucción, desolación y miseria crítica.
Cuando los pueblos se levantan o lo que cuesta levantarse.
El barco que lo aleja, que lo lleva lejos en un viaje transatlántico, surca los mares dejando una cola blanca dentro de ese intenso azul, el vuelo de las gaviotas. Entre los paisanos se entrecruzan solo miradas de angustia, dejando a las familias en el más completo desamparo, sin recursos todo lo que se perdió en la guerra, hacia delante solo incertidumbre.
Cuando se divisa la otra tierra, donde él esta en capacidad de hacer de todo, por qué le urge mandar la primera remesa de pago al prestamista, que financio su viaje, la segunda remesa para el alimento de su familia.
El viaje queda atrás como un rumor, en un sin numero de confusiones.
Quien lo emplea, lo recibe con jornadas largas de sol a sol, hasta donde lo acompaña la luz diurna, y más allá aún de intensos esfuerzos, la paga la mantiene estrecha en sus manos, sus manos rigurosamente en los bolsillos, rígidamente aferrando hasta el ultimo centavo.
Se siente decir:
-¡Italiano pichirre!
-¡Italiano come caliente alguna vez!
- ¿Que vas hacer con tanto real?
Le comenta a sus paisanos;
-Es mejor irse de aquí, aquí no nos quieren.
-Hay que mantener la posición asignada.
-No te preocupes, más se perdió en la guerra.
Además la culpa no es ellos, es de la historia que pasa pagina y nos deja sin memoria.
Un hombre bajo de estatura, con la mirada silente que encierra 100 gestas, sentado sobre un bloque rojo, dentro de un edificio en construcción, almorzando un pan con mortadela.
¿No es la historia? ¿No se ve participe de ella?
Solo que ella de abusadora, se apoya para escribirla sobre sus hombros, sobre los hombros del bravo pueblo.
Álzate esta mañana pueblo, para escribir una verdadera pagina de historia universal.

A manera de revisionismo histórico.
No importa el color de la camisa, sí no el ideal de quien la lleva, mientras sea por las reivindicaciones populares en cualquier lugar, en cualquier época, vale la pena luchar con ella puesta.

La historia la escriben los vencedores, muchas veces para mantener su dominio sobre la emancipación de los pueblos.

Pero 3 pequeñas naciones Alemania, Italia y Japón que por dimensión entrarían las tres en los estados de Tejas y Arizona, se alzaron en armas contra 4 grandes imperios que se habían dividido prácticamente toda la tierra. Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña y Rusia, además de sus colonias y estados satélites, que poseían recursos inagotables.
Ganaron pero quedaron debilitadas y ese factor les hizo perder todas sus colonias, naciendo así la fase post-colonialismo sellando el final de una época…





Para aclaratoria.
El fascismo es diferente al falangismo. Mientras el fascismo era una avanzada popular, contra los latifundistas, el clero, y otras formaciones de carácter aristocrático, que impedían la formación de un estado social.
El falangismo era justamente lo contrario latifundista, clerical y conservador de los privilegios de clase, y luchaban por devolver el poder a la aristocracia.
Si hubiera vivido en España hubiera sido anarquista, porque el franquismo siendo un conservador de los privilegios de los latifundistas, el clero y la aristocracia; era una verdadera avanzada reaccionaria contra el progreso de los pueblos.
Esta fue la equivocación de los Fascistas quienes lucharon en la guerra civil española sin saber que estaban luchando en el bando equivocado.
El manual del buen revolucionario, encierra y concierne en entender la historia como es y a donde se dirige, militar entre las filas de quienes se promueven a efectuar los cambio es tener la formación de incidir en esos cambios sin ansiar privilegios, sí no es un conservador de privilegio de las minorías, contra el progreso de los pueblos.

Por allí, hoy, en estos días, hay una gran cantidad de personas que gritan de luchar contra el imperio, por esta razón les presento esta gesta heroica, simple, con su tragedia domestica para ver quien se atreve a partir.
Por la libertad y el progreso de los pueblos, en contra la perdida de identidad, la homologación cultural y la transculturización de los pueblos.
Para oponerse a esta sociedad de consumo, que convierte a los seres en individuos para sus fines de expansión y de dominio colectivo.

Sustraído del diario del emigrante anónimo, aquel que reconstruye pueblos y funda naciones.







………….EL ERNI……..
Última edición por ESPOSITO el 01 Ago 2009, 14:46, editado 1 vez en total.
Por la libertad y el desarrollo social de los pueblos. Dentro de la teorica Utopica de la sociedad ideal.

http://escritosreformados.blogspot.com/ ... ribir.html

Avatar de Usuario
ESPOSITO
Mensajes: 763
Registrado: 09 Nov 2006, 12:37
Contactar:

Mensajepor ESPOSITO » 11 Nov 2006, 08:14







<Mundos>
Cuando de nuevo vine a mi, el monasterio lo vi desde afuera, en instante primo en que el pensamiento abre la sucesión en que se descompone en espacio \/ tiempo.
Cuando salí de mi, percibí su aire místico que se apreciaba en los parajes, los cantos Gregorianos, sus libros, los pergaminos, la tinta, el incienso el ritual sacro, aún los podía ver y palpar en ausencia del verbo estar, recorrí sus celdas que una vez habían sido destinadas al estudio y la compilación del método del espíritu, “Ora e Labora”
Todo estaba en abandono, los techos desplomados, los ecos de la guerra aún se sentían en la lejanía, en que el tiempo los estaba confinando en áreas de olvido, las plantas crecían en lo que antes eran los jardines formando matorrales de espinas, de entre las piedras el musgo las cubría formando aquella textura que me gustaba acariciar.

Algún tiempo después me vi, en el tren que recorría una zona rural, campos intensamente cultivados, hileras de viñas, hileras de árboles de aceitunas, que originaba a su paso un movimiento virtual cinético, casas de piedras plantadas en medios del campo que tenían por descripción poder Nº1, Poder Nº2, la reforma agraria del Fascismo (cuando l’Italia se atrevió a soñar), tierras sustraídas a los latifundistas, herencia feudataria, los señores dominando y abajo los siervos de la gleba, media esclavitud, por milenios bajo el yugo de la explotación del hombre por el hombre, las tierras después de la caída del régimen, habían sido devuelta a los feudatarios, el sueño del proletariado dueños de sus medios de producción y de su fuerza de trabajo, administrando sus recursos de producción; volvía de nuevo en manos de la oligarquía, bueno me dije quien pierde la guerra pierde el dominio, su emancipación, en aquel tiempo 14 años o más después de terminada la guerra, aún se veía la devastación de que fuera objeto esas tierras, no se porque me vino en mente que era muy pequeño para razonar sobre esas cosas, porque aun si era pequeño me pertenecía toda esa vivencia por herencia proletaria de la explotación que por siglos y milenios confinaba al hombre a ceder su fuerza trabajo.

Dentro del abarrotado compartimiento solamente las mujeres de cierta edad hablaban.

Lo hacían en un dialecto estrecho recordaban reminiscencias de la guerra, los diferentes ejércitos, la destrucción, las tragedias con lagrimas a los ojos, el pañuelo lo prepara nuevamente, se lo lleva a sus ojos, y se seca las lagrimas; los niños como una esponjas recogían en ellos todo lo emocional de ese sentir que se trasmite de generación en generación, creando un campo de atracción magnético-tierra que los materializa en esta realidad, la experiencia de vida los hechos lejanos.
Se habla de la emigración periodo post-guerra somos demasiados en este país, el gobierno de turno teje alianzas para deshacerse de la mayor cantidad posible de habitantes, creo que fue allí que me quedo impresa una frase para definir al gobierno italiano; Como el artífice de una constante traición a su pueblo.
Los que se marchan lejos, a tierras desconocidas a culturas adversas, contrarias, dejando parientes, amigos, afectos, el propio sentimiento para ser rellenado de temores, de miedos imprecisos, de prejuicios hacia lo nuevo, hacia la nueva tierra, el nuevo compromiso de volver a ser.

Se habla de sueños, de esperanzas, de tragedias, de aprensiones angustiantes; el mal que hay escondido dentro de ellos, por esa razón hay tantos amuletos, conjuros porque se repiten las tragedias continuamente, en continuo pesimismo, se lamentan aun delante lo bueno para que la mala fortuna vea lo desdichados que han sido, y que son a diario, de esta manera deposite su mal augurio sobre otras personas, el fatalismo mediterráneo acompaña a esa cultura desde los albores de la civilización, en si yo era demasiado pequeño para sentir miedo, para sentir que alguien me pudiera hacer daño, tenia si una calma, una serenidad de aquel presentimiento en el momento que se anuncia una Odisea en sol mayor largas y sostenida.
Un tren y sus pasajeros, hay tantas cosas bellas que inventa la humanidad, el niño se asoma por la ventana, el viento que crea el movimiento del tren, le mece sus cabellos, se quiere extraer de esa realidad que no se explican el porque de tantas desventuras, se deja ir a mundos recreados dentro de su imaginación.

Son cargas emotivas en lo que va implícita la creencia de vida, recalcando esa realidad en cuyo contexto se forma el ser.

No te puedes imaginar cuan larga es la historia de este pueblo y aun anda ciego hacia su destino.
La ciudad que los recibe para embarcarse tiene una visión diferente, hay hoteles con habitaciones individuales, hay habitaciones para dos personas, ellos en cambios en el albergue durmieron en habitaciones compartida con 30 personas, se come lo necesario, se come menos de lo necesario, se come solo estrictamente necesario para seguir adelante, se sientan en la plaza, a ver sin participar en nada, dando algunas migaja a las aves que descienden en vuelo, esto lo recrea en su simpleza,
Es extraño creía que el mundo era asi
Es extraño creía que el mundo era así, con mujeres envejecidas prematuramente, enviudadas a muy temprana edad, con sus vestidos negros, que no se permiten comer en un restaurante, solo entran en las iglesias a rezar con un rosario largo y sus oraciones en latín, caminan con la cabeza cabizbaja, sienten temor delante los uniformes de los gendarmes, se pierden dentro de la ciudad de Nápoles. efusivamente.

Cuando se logra ver la nave en el puerto, al lado del edificio se ve enorme en contraste con este, embarcarse para ir lejos a tierras distantes, él niño se recreaba en su enormidad como se abre aquel enorme barco y el equipaje que se eleva llevándolo en alto por una grúa y después deposita los baúles dentro de la bodega, todo mecánicamente, la gente empuja, se oyen insultos, niños que corren que se adelantan a sus genitores hay en si un aire de fiesta, gente que lanza papelillo, gente que suena piticos, que arrojan bambalinas, gente alegre que hacen del viaje un regocijo,
Pero aquella otra gente, esta de fiesta, es alegre, visten vestidos de diferentes colores, trajes de fina gabardina, mujeres trajeadas con vestidos blancos con pintas redondas de azul oscuro, los hombros descubiertos, agitan un sombrero ancho con cintas y se despiden efusivamente.

La nave parte entre quien se despide alegremente y quien hace saludos cortos para después estallar en llantos, llantos desgarradores, lejanías inmedibles, separaciones irremediables, familias enteras deshechas desmembradas por la guerra y por la emigración.
El barco, el puerto, tiene olor a tantos lugares, lugares y soledades; a saludos y bienvenidas, el enorme azul del mar se vuelve sustancialmente y en momento cerca de la borda el agua se ve lejos, la altura es gigantesca.

¿Las cosas que pueden construir los hombres?
¿Las tierras opuestas son tierras desconocidas? El barco recogía pasajeros en diferentes puertos después de partir de Nápoles, Génova, Barcelona, Tenerife, lugares ajenos a la propia memoria, lugares aparecidos desde el vació del ultramar, detrás de un horizonte en que solo se presentía la nada.

¿Un viaje en barco será siempre un nuevo avenir donde la memoria recrea nuevos espacios?
Sí hay personas que saludaban alegremente al puerto de partida, también lo hacían al puerto de llegada, en aquella ocasión me era antipática la partida, y me era adversa la llegada, creo que aquel día acepte uno de los principios fundamentales del universo, la responsabilidad de las almas;

Esta vida la escogiste tú, y la trama existencial implícita que necesitas para desanudar una complejidad de situaciones, dentro de lo que se acciona la conciencia universal.

Cuando baje al puerto de llegada, narrar no quise, era en sentires adversos mi llegada era el inicio de situaciones superiores a mi capacidad de ubicación dentro una realidad cualquiera, que no ve claramente su destino, ofuscación de la propia trama existencial.
No quise narrar por lo desgarrador que la propia preposición implícita allí era.
Las personas en aquellos parajes eran diferente reían, me gustaba ver reír a las personas, pero a cierto punto creí que estaban fingiendo, no se puede percibir lo que es adverso por esencia.
Hay que crecer me decía a mi mismo, tenemos que ir al encuentro de ese hecho en que el Mi exhibía en su frente el Estigma del Caín, era marca ardiente en la frente, invisible para casi todos, pero quien la percibía, en el reflejo del si mismo se maravillaban.
La cuesta es difícil porque es en subida, y si llevas un peso es aún peor, cuando las bajas pero, te precipitas, me imaginaba la vida solamente, o sea no la sentía conmigo ausencia del ser y estar, era como alérgico a lo social, entonces entendí que era a retroalimentación negativa y cuando me costo comprenderlo, donde entraba tenia solo problemas.
La sociedad te califica de problemático, entonces te apartas de ellas porque es el indicio de ser asocial, no encajas por tú propia esencia en el contexto.
De casa me fugue a temprana edad y vague por la urbe, un día cualquiera extraño a ti, ajenos a tu visión, al propio entendimiento, como en medio de una isla desierta, las noches cerca de un farol ajeno a toda la colectividad, el sucio que se amontona sobre la piel como polvo de galaxias, en lo cual se hace de todo para la supervivencia, luego para que creas que en el universo todo esta planificado te encuentras con los tuyos, van llegando con precisión destinista, alguno que por coincidencias están en el mismo ángulo que tú.


Fuera de casa, concibes que el cielo sea un techo.
Que la calle es un aula de clase.
Que tus compañeros son vacíos y soledad.

Cuando vagas por las calles, sientes toda la fuerza de la exclusión social sobre de ti, en la marginación inicias a ver lo feo de esta existencia, eres pequeño un día pero al otro te sientes insignificante, en aquella época tenia solo 9 años pocos para un niño, muchos por lo ya había vivido, veía la fealdad, el abandono, mis compañeros del rebusque decían que así era la vida, lo que había vivido hasta ese momento era de esa manera, pero recordaba que había gente que reía, gente que la despedían alegremente y la recibían alegremente.
Todo podía ser me decían.
El niño que vaga en la urbe, tiene la desidia por compañía, y se arrulla en las noches extendido sobre un cartón en el vació de si mismo, una ilación de fantasías donde duerme su alma infantil, teje historias en realidades llenas de ilusiones distantes, algunos ni siquiera eso.
Una mañana sucedió que Titiarito trajo pega y nos la enseño a usar, no es que cambiaba mucho la cuestión, en el sentido que damos a la vida, pero el hambre lo quitaba.
Hablábamos de todo lo que acontece a nuestros alrededores, todos tenían una visión catastrofista de la vida pero yo insistía con ellos, que no todo era así de feo, que yo una vez había visto mucha gente que era alegre.

-Si eran muy alegres siempre hablaban de cosas bien.
-Ya yo se, esos se drogaban, hay una cosa buena que se fuma, los limpiabotas del centro Simón Bolívar me dieron unos jalones y te lo juro Catire me reí por tres días.
-¿De verdad?
-¡Sí! también creo que debe haber alguna cosa que te ponga en algo, ¿Sino como lo logran?
-Bueno panas mano a la obra, a rebuscarnos real para comprar aquello ¡Que nos ponga bien!

De esta manera decidimos conseguir dinero para poder ser felices.

En aquellos días éramos aproximadamente 8 menores que dormíamos detrás del Teatro Teresa Carreño, por Bellas Artes, iniciamos a pedir dinero a los pasantes, lemosinas que nos daban después de dar mil explicaciones. Recolectado el dinero fuimos a conectarnos, la papeleta tenia una dosis bastante resuelta de malanga como la llamaban, para fumarla fue un gran problema, pues no sabíamos fumar, pero hicimos lo que pudimos y la verdad que nos reímos por varios días, creía yo que había descubierto el porque hay gente que ríe y gente que no, desde aquella vez el uso de la hierba fue continuo.
El avanzar de la vida, para quien esta en el abandono es inconstante, porque el estado no te deja en paz y a cada momento nos encerraban en el reten de menores de los Chorros.

Tiempos de encierre preceden a tiempos de liberación.

Nos escapábamos con regularidad sistemática, que no entendíamos el porque nos llevan aquel sitio, cuando nosotros éramos hijos de la calle y nuestra rebeldía era por una forma de intolerancia a la autoridad y mucho mas a la disciplina, que nos querían imponer en el reten de menores, cuando no era inmediata la fuga era solo porque estábamos asistiendo a las clases del maestro Brito.

Él era bien, una charla fina de tantas cosas instructivas, sentíamos en él, un ser que nos quería orientar como decía él mismo, lastima que lo demás eran de espanto, lo bueno es corto y dura poco, como lo acotaba el Maestro, venían los otros maestros que eran apestosos, y represivos al máximo y nos obligaban evadirnos de una, zas, saltábamos el muro, corríamos por la quebrada y salíamos a la avenida Rómulo Gallego.
Desde debajo el puente aparecíamos a la luz publica, las personas veían solo carricitos, pero nuestras vivencia nos hacían mucho mayor, de una pedíamos dinero o robábamos a alguna señora que le arrancábamos el cuero (cartera) y de le que son pasteles a conectarnos de nuevo (comprar droga).

-¿La malanga es bien, no es verdad brodel?
-¡Claro nos pone en una de bien!
-¡Sííí, en una de cámara lenta! Ja, Ja, Ja.
Y reíamos mucho, y hay que reconocerlo, parecíamos gafos.
-Esta es bien pana, pero ustedes no han probado ¿El perico? (Coca).
-No men, eso é pa' viejo...
-No que va, es burda de bien, te pone hablar que jode que no te paras.
-¿Pa’ que quieres hablar tanto? ¿No es mejor así y vacilársela de contemplación, en todo?
-Es que te acelera y te pone en orbita de una, a charlar de todo.
-¿A charlar de todo?
-Si de vainas que no sabes.

Cuando iniciamos a usar el perico (Coca) fue por las venas; no te puedes imaginar como es ese sube y baja; primero bien eso te lleva a las nubes, o sea que es burda de bien tú ves; una nota en la que te puedes imaginar todo lo que hay en el mundo y es bien, se ve el mundo más claro, con más luz, es más tienes la respuestas en tú mano, no hay problemas en el universo; pero cuando estas en lo mejor de todo, empiezas a bajar, de pronto hay como una descarga y empiezas a sentirte como atacado, engorilado ultrafrikeado, la claridad se va en oscuridad, la cara que era bien relajada en una de paz y amor como un hippie, se te pone tiesa, la mirada es de pánico y todo es mal como si te cayeras de una azotea para la cloaca; que quieres subir otra vez y te vuelves a fishar (inyectar) pero no lo logras subir nuevamente, y allí te das cuenta que en este mundo lo bueno dura poco y lo malo dura mucho, y mucho mal, hay bastante por cantidad industrial.
Normalmente nos reuníamos a la orilla del rió Guaire a ver pasar toda esa agua, que no se acababa nunca.

-¿Luís el que invento los ríos porque los hizo?
-No se, tenia que jode agua, como pa' ¡vacilar!
-¿Y no se llena? ¿Pa’ donde va toda esa agua, brodel?
-¿Va? ¡Creía que venia!
-Stas drogado Memin, no ves como va.
-Sta bien pues, si ya paso a lo mejor viene.
-¡Claro! no ves cuando se desborda.
-Tiene que ser así.

Las altas montañas, las inalcanzables cimas este dolor de abandono y desnutrición afectiva que llevo por dentro, mas allá del mi mismo, son los días que regreso al paisaje encantado, aquel lugar que es común a todos los hombres, donde mi extravió se llena de todos mis vacíos.
Son los días del águila errante, de los loros que vuelan hacia el confín, las guacamayas reales y sus impresionables colores, su vuelo majestuoso de alas anchas te hunden en esta miseria de ser y estar.

Hay tanta belleza en la naturaleza que a veces te olvidas de todas estas fealdad.

Los días en que mi vivir trasfigura, donde mi esencia se reconcilia con el divino abandonando aquel cuerpo de niño desposeído de cada afecto aún del materno, un niño que vaga solo, un niño con ojos avizores de contener su llanto, de contener su ser, viendo cuán difícil se le pone la vía cuando angosto es el cruce de los caminos, avanza con su peso, sin equipaje, sin pertenencias, sin adefesios sino con lo estrictamente suyo, lo que no tiene.
Si esos son los días en que el recorrer evita el andar, el andar se opone a lo andado, por el peso de las circunstancias en que se evita el camino, ¿Que haré entonces cuando solo se vea delante la vida, más camino opuesto al mío?

Cuando el hombre se impone así mismo el deber de luchar, sin la posibilidad de victoria; como luchar tanto y perderla todas.
Son los momentos en que las aves de carroñas sobrevuelan sobre el indefenso, se ve así mismo muerto devorado por los chacales, en una sabana del olvido en el destierro del propio sentir, luchar intensamente para seguir perdiendo.
El sentir alejado que impone tormento, imposición del vencido.
Fue por aquel tiempo que en la criciada que nos daba la coca atracamos un abasto, el que no ve, es como el que no sabe, nos encontraron donde sabían que íbamos a refugiarnos para inyectarnos, en vertedero del rió Guaire por los lados de los Chaguaramos.

La policía en Caracas no se puede definir del orden publico, como se podría imaginarse, mas bien es de hampa legalizada dentro de la sociedad de cómplice que constituye el estado como poder establecido en delincuencia de estado que fomenta activamente el desorden publico, solo que organizadamente como un catalizador, hampa activa con porte de estado.
Sabes que cuando estas en sus manos es patria o muerte más muerte que patria, o sea de pueblo sin doliente, de patria a merced de las fuerzas de represión, y hacen los que le dan la gana con el pueblo. Una vez en su poder prácticamente es un secuestro de estado; cuando me acordaba del dolor por el castigo infringido, recibía una patada en la cara; el impacto te hace sentir el sabor a sangre aturdido y no ves nada, eran siete días que nos daban la bioenergética activa en el propio abuso de estado, encapuchados y esposados, ni hablar de la pelota que brinca y salta y de cubo rebota.
Cuando me llevaron delante el fiscal, entre la paliza, el hambre y la desintoxicación, lo que entendí es que si firmaba me dejaban tranquilo, les firme; pero la pela no cesó.
Al llegar a la cárcel de mayores, hay una cosa clara; allí debes luchar por todo, hasta por los centímetros cuadrados del pavimento donde estas parado, sino tienes que pagar alquiler.

Muchos sucumben en la primera de cambio.

Nosotros los que vivimos tirados al abandono desde menores, allí somos reyes, para llegar a una cárcel de mayor se necesita la preparación desde menor, no se porque




(UN VIVIR ENTRE LAS PEORES CARCEL DEL MUNDO).
Última edición por ESPOSITO el 01 Ago 2009, 14:49, editado 2 veces en total.
Por la libertad y el desarrollo social de los pueblos. Dentro de la teorica Utopica de la sociedad ideal.

http://escritosreformados.blogspot.com/ ... ribir.html

Avatar de Usuario
ESPOSITO
Mensajes: 763
Registrado: 09 Nov 2006, 12:37
Contactar:

Mensajepor ESPOSITO » 11 Nov 2006, 08:18

nos llaman sufridos, se nos ve en los ojos, se nos ve en el pellejo, en la ropa o como dice el poeta en la marca que nos brilla en la frente.

Era los tiempos que en el retén había tanta gente, que ni los pensamientos cabían, por esa razón se desató un motín, pero uno de esos de canibalismo para arriba, muertos, heridos, decapitados, mutilados, quemados, asesinatos vilmente, sin contemplaciones, había una maldad tan intensa que ni el diablo pasaba por allá.
Estaba yo, allí con mi chuzo en la mano, luchando banda contra banda por varios días, herido, y hambriento de justicia, cuando un grito rompió el ambiente;
-¡La móvil!

Quise mirar dentro de mi, para ver donde podía contener más dolor, pero no pude ni imaginármelo.

-¡La guardia!
-¡Marea verde! Antimotín.
-¡Alimaña nazi compañeros!

Avanzaban a paso de campeones como se suele decir, el impacto fue contractual, entre una fuerza de choque de la que llaman organizada, con táctica de combate, bien armada, y nosotros que erramos solo chusma, pueblo envilecido de retirada no se hablaba siquiera, no porque no queríamos, es que en el tranque (muro y rejas) ¿A dónde vas a correr? Allí entendí el dicho; Pa’ tra ni para coger impulso.
En ese momento hay un solo frente y frentiamos a los nazis, ellos claro respaldados por el estado nos arrollaron en nuestra condición de pueblo humillado.
¿Cuando cuesta vivir debajo del yugo?
La paliza no tuvo límite, yo me cure en salud, porque me acuerdo solo que de los primeros que recibí no sube más de mí, creo que lo último que se me pasó por la mente fue.
“Ya esta bueno ¡DIOS! búscate a otro, para torturarlo, no joda.”
El dolor era tan intenso que hasta se me olvido la trama existencial para lo que vine en misión a la tierra.
Al despertar cosa que no quería en absoluto, estaba todo oscuro, olía a demonio, a azufre con sangre podrida más o menos así, lo sabia me dije, que tenia que parar al infierno.
Pero no era así lamentablemente, aún estaba en el Reten de los Flores de Catia, trate de alzarme, no se porque en los momentos que más necesitas la locomoción justamente el cuerpo no obedece a los comandos, y hace lo que le da la gana.
En medio del dolor mayor, nunca jamás soportado en iguales situaciones dentro de estas humanas condiciones, escuche una voz.
Si oí una voz, pero cuando aclare la voz fue tarde.
-¡Aquí hay uno con vida comandante!
-¡Jodelo distinguido!
-¡Sta ya bien jodido! ¡Comandante!
-¡Distinguido! al jodido hay que acabarlo de joder, esa es la orden.
La penilla, si la vi alzarse alta por los aires hacia el cielo, cuando impacto sobre la piel, ya carne viva, el grito salió tan duro que me dije ahora si se fue el alma en esta.
-¡Levántate rata!
No lo podía creer con lo mal que estaba me levante, y no era Lázaro porque en estas circunstancia DIOS no hace milagros, ¿Creo yo?
-Ponte contra la pared, ciudadano.
(¿Ciudadano? Tanta amabilidad me confunde, este rolo de sapo).
-Ni que fuera masoquista, guardia.
-¿Como es la cosa delincuente?
-¡Nada CHICO! si me vas a matar, dame de una vez, que no te voy a dar el gusto.

El tipo se me quedo mirando, en ese momento me vi a mismo desde el aire, en visión paranormal, mi cuerpo estaba vuelto ñoña literalmente, lo que se llama vuelto trizas no podía ser, pero era.
El guardia nacional (divisa sin honor) en esa se dio cuenta que el era pueblo también, y me dijo;

-Dale pal’ pabellón rolo e gallo.
Lento como el aire que me empujaba, me voltee.
-¡Si!

Le dije;
-¡Gracias amistad!
¿Se le puede decir amistad? ¿A la bota que es el yugo que oprime al pueblo?
Claro, es la misma gente, unos de oprimidos y otros de oprimidores, con todos los dolores de este mundo caminaba entre heridos, moribundos, muchos amputados y los mas afortunados que se habían ido ya pa' la ciudad de los acostados.
-Bueno, si o no, la paliza había sido tan ilimitada, que yo estaba en paz con el universo, como si hubiera pagado el Karma de Hitler, o sea no quería pelear con nadie más en esta vida.
¿Como camina uno que esta satisfactoriamente aporreado? De esta manera, cuando la pierna izquierda tropieza con la derecha, la derecha pero circunvaguea en atracción centrifuga, cayendo de un lado para otro, así más o menos es.
Al pasar por el pabellón 3 un cristiano, (se sabe que son porque siempre cargan el libro en la mano), me dice conmovedoramente.
-¡Varón gloria a Cristo! ¡DIOS te ama! El te escogió entre todos los seres humanos, para que portaras el estandarte de su misericordia.
Nunca lo había visto de aquella manera y me sentí orgulloso que DIOS me hubiera escogido a mí, para su plan universal, y para no dejar al cristiano sin razón le conteste según las circunstancias.
-¡Si lo sé! ¡Me esta doliendo que jode!
Cuando me faltaban dos escalones para llegar a mi pabellón, imaginándome que iba a descansar, me recibieron con una patada en el pecho, talla de medida 45 que me puso a rodar hasta el piso de abajo, menos mal que había un pavimento sino continuaba a rodar hasta el infinito, pero esta vez sabia que era por la misericordia de la humanidad, que alivio es sufrir por una causa muy elevada.
-¿Adonde es que tú vas rolo de lacra?
-Metete pa' ese pabellón, que este lo estamos requisando.
Sin animo de discutir, en lo mas mínimo con el Gobierno Nacional, me exilie en el pabellón 3, que para el colmo de todas, no era de malandros, si no de Evangelistas.

El pastor me dijo que me daba un acomodo de buen cristiano y me llevaron a la celda N°6, los hermanos como se llaman ellos en su comuna: La dicha celestial.

Viendo lo maltrecho que estaba, decidieron darme una colchoneta, que sin animo de contradecir a nadie y dada la bondad de los cristianos me acosté, en ese momento la verdad, verdaita uno siente que es de carne y hueso; de carne porque olía a mapurite, de hueso porque todo adentro sonaba a crack, no había lado donde apoyarme una parte dolía mas que la otra, me ponía de pie porque la parte de abajo de los pies, era la única parte donde no me habían pegado, menos mal que no se le ocurrió, una vez vi en una película que lo hacían, pero eran Japoneses, esos son desarrollados, a estos la mente no le da para cosas tan sofisticadas.
Haciendo un esfuerzo de esos que llaman supremo, como cuando DIOS hizo al hombre me imagino, logre extenderme no sin antes ver las estrellas del firmamento, de color rojo cobrizo.
En esas condiciones fue que se me aproximó el Hermano Ebarito;
-¡Varón, gloria a Cristo!
-Será.
-Espero de no molestarlo en sus profundos dolores, pero quisiera contarle de un hombre que sufrió todas esas vejaciones, y mucho más por el perdón de los pecados de toda la humanidad.
-¡Caray! si yo por un atraco tengo años agarrando paliza, imagínate los de toda la humanidad, ¿Como seria de ganso ciego? (la culpa que no son tuyas).
-Sí, lo que sucedió, fue que él decidió hacerse cargo de todos los pecados que hasta ese día la humanidad había hecho en contra de nuestro Creador.
Le quise responder, pero eran tan grande el dolor que no tenia fuerza ni para respirar, me imagino que el Hermano Ebarito lo interpretó que la historia me interesaba, porque siguió animosamente con su charla.
-Fíjese usted Catire, que él no tenia porque hacer eso, él era el hijo de DIOS, pero se ofreció en sacrificio lavando de esta manera todos nuestros pecados, de esa manera libero a la humanidad de tener que ir para el infierno.
(Eso si esta bien, tú ves, de película, si tuviera una marihuana me la vacilaba, mejor).

-Todo esto esta escrito aquí en este libro.
(No se porque me vino un flash de pergaminos).
-Aquí por ejemplo en el génesis esta escrito como DIOS hizo el Universo; o sea las estrellas, los planetas, las constelaciones. (Con el relato de una despegue en aquella fantasía según el relato bíblico; porque desde niño siempre me gusto ese tema, y veía todas esas obras celestial pero como oliendo pega de zapatero).
-Después hizo las cosas de la tierra, animales y plantas, por fin hizo al hombre, según cuenta porque le faltaba algo en el creado, un fin primo hacia el universo.
(¿Estaría DIOS drogado cuando hizo al hombre?).
-El hombre estaba triste en el jardín del Edén, aunque no le faltaba nada, por esa razón fue que DIOS le hizo una hembra que la llamo Eva, los dos vivían dentro el Jardín del Edén, sin ningún tipo de problema, hasta que la serpiente le dijo a Eva:
“Ten, comete este fruto del Árbol de la ciencia del bien y del mal.”
-¡Pero DIOS dijo que no! que no es bueno.
-No, lo que sucede que DIOS te quiere tener sometida, si tú lo comes serás como él.
-¿De verdad? (dijo ella).
-Si así es.
Ella convenció luego a Adán, y cuando DIOS regreso al jardín ellos se le escondían, DIOS los llamó y descubrió la desobediencia por haber comido del árbol de la ciencia del Bien y del Mal.
-Espera allí hermano Ebarito; ahora recuerdo la trama, si eso que dijiste el árbol ¿Como lo llamaste?
-El árbol de la ciencia del Bien y del Mal, ¿Porque?
-Si eso fue lo que vine hacer, descubrir el mensaje implícito que hay en el conocimiento de la ciencia del bien y del mal, esa ciencia es la que explica como el hombre alcanza la autorrealización del ser.
-Hermano esta usted equivocado eso no lo dice el Libro.
-No, pero es lo que revela el mensaje original que es manifestado al fin de los tiempos, donde se descifra la teoría del conocimiento; Como se forma o tiene inicio el conocimiento.
-La ciencia del Bien y del Mal; Son las dos fuerzas que actúan en la mente.
-.El Mal quiere decir; el razonamiento regresivo en lo cual se acciona dentro de la parte hasta la infinitesimal de ella, siempre uno en meno donde el mundo lo descompones en cada una de sus partes donde no existen absoluto y hasta DIOS tiene una razón practica de ser, o sea lo descompones en todas sus partes según tú entendimiento en la realidad externa objetiva.

-EL Bien quiere significar; El razonamiento progresivo siempre uno más hacia donde se forman los absolutos, donde se conceptualizan en las forma generales, los dos juntos forman los opuestos lógicos en que se retroalimentan en su contradictorio pero al mismo tiempo se radicalizan en su propiedad, y de la misma manera el pensamiento se descompone en espacio y tiempo cuando ingresa en la mente; dentro del área del espacio cognitivo mental, se forma el conocimiento de la descomposición del pensamiento; Espacio/tiempo (equivale a entendimiento cuando va en retroalimentación), el espacio y tiempo es igual a luz, la luz tiene valor tiempo pero a su vez configura el espacio en el mismo momento que transita en el.

-Que dices hermano estas delirando por la paliza sufrida.

-No, no es delirio, es iluminación; yo era un caballero que regresaba de las cruzadas, luego de luchar por la fe, ingrese en un monasterio de monjes eruditos en el siglo 12, pero no lograba configurarme a esa conceptualización, ¡Es cierto! ahora lo veo claro, entiendes? Ahora me recuerdo de la trama implícito dentro del laberinto de mi propio complejo, de la historia tácita del trascender dentro por realización del método del espíritu para salir del laberinto de mi propio complejo, este es el hilo de Arriana que me conduce al externo, a la vida eterna, ahora lo sé, por esa razón estoy dentro de la relatividad, no hay tiempo/espacio, es solo luz que avanza en el universo descomponiendo las tinieblas en conocimiento.

Porque el tiempo es equivalente a variante mental que cruza el espacio tantas veces como elementos validos hay.
El espacio es equivalente a constante mental que mantiene el origen cosmogónico desde que el conocimiento se ha formado.

Por esa razón el Yo tiene función y propiedad inductiva, para descomponer la realidad externa tantas veces hasta la infinitesimal de la parte por y en ángulos en razón de imagen.
Igualmente el Mi tiene función y propiedad deductiva, para reestructurar la realidad interna objetiva en las formas generales, en circunferencia en analítico por símbolo.


La misma cuadratura de la circunferencia es como se traduce un Abstractismo en imagen.

-Hermano te estas desviando de la palabra.

-¡No esta claro la palabra dice; a ellos no le esta dado conocer el misterio del ministerio!

Aunque de mis labios aquel día brotó el manantial de la Verdad, los hombres fueron ciegos, de hecho sordos a la verdad, ellos andan dentro de la profundidad del laberinto del propio complejo en la búsqueda del hilo de Arriana para develar la propia trama existencial.

Anno dominus; Ora e Labora.

Hasta aquí nos trajo el río.

Sustraído del diario del Egidio, el día que accedió a la realización por el método del espíritu.
Última edición por ESPOSITO el 01 Ago 2009, 14:51, editado 1 vez en total.
Por la libertad y el desarrollo social de los pueblos. Dentro de la teorica Utopica de la sociedad ideal.

http://escritosreformados.blogspot.com/ ... ribir.html

Avatar de Usuario
ESPOSITO
Mensajes: 763
Registrado: 09 Nov 2006, 12:37
Contactar:

Mensajepor ESPOSITO » 11 Nov 2006, 09:59

Son momentos que mi ser vaga dentro de los laberintos de mi mente, donde divago en abstraciòn del ser, angulos opuestos del "MI"


Son momentos que el objetivo pierde el horizonte, el tiempo no emite mas espacio, los parametros dejan los orientamientos, lo pre-establecido, lo pre-derminado, el "YO" se autoformula en autosuficiencia del intelecto dado en planos verticales...

Vidas que se trajinan detras de si mismas, en los tiempos que no podia hallar a mi mismo, vidas emprestadas como mascaras de uso colectivo, caretas obtenidas por alli, vidas que se hacen referencias a momentos vacios en el empirismo de la nada, existo? porque me autoconvoco en un "YO" politico...

Cuando tiempo vague por esas calles donde el recorrer una urbe, ves a centenares, miles de personas que pasan delante a ti sin una faz conocida sin pretender de darte un conocido, momentos ausentes del anonimo en el existir individual absorto de todas las realidades del caos social, del desorden publico generalizado, solo si entre rascacielos de concreto en la multitud del conglomerado urbano, dentro de la neurosis helada estoy pero no condivido, en una accion invisible del espacio cibernetico...

Que sentido tiene el vender comida en una esquina, caminar con un documentos en el maletìn, las llaves en mano para abrir la ofi, que de trascedental tienen esos actos? però el universo lo ves?
y aùn asi cada acto tiene una razòn de ser; el mundo es una razòn, un mundo de razònes.


Son busquedas que un hombre no comparte con ninguno, ni siquiera consigo mismo, son esencias inalienables de ideas que escapan al ordenamiento de la realidad objetiva, que hace referencia a un desorden total del cosmo, momentos de autogestiòn existencial de la autodeterminaciòn politica individual......soy....

El mundo porque tengo que explicarlo, porque tengo que ordenarlo con racionalidad, porque la cronologia de los eventos?
Donde estan los espacios libres el no lugar, el no espacio.

El mundo es como es!

Però por eso no dejara de ser.

De las estructuras que forman angulos, de los quadratos que imitan retangulos, aùn mas arriba donde la geometria es plana, la racionalidad geometrica, la simetria de las formas, el balances de las dimenciones , la armonia de los colores palidos, de las rectas disparadas como vector en el espacio dado donde las pararelas se cruzan.

Era asì mi delirio en las extrañas calle, en los extravios de los actos propios, donde se lleva el olvido, donde se extravia la memoria; divagancias de pensieros en las formas de los absolutos.


Son pensamienots subrogados de razòn pura, errantes que llegan a mi se preguntan, lo que yo me preguntè, los que los antes de mi se preguntaron son ingonitas naturales desde donde parte la razòn para configurarse en conocimiento.

Alla donde esta el non luogo, el sitio carente de dimensiones o a dimensiones unica, alla donde alcanzo mi ser en las noches dulces de un ideal de mujer que sobrevive a los tiempos, mas alla del mi mismo donde se abaten los muros emotivos, donde se desvela la trama existencial donde se libera el laberinto, alla donde el universo se abre a la visiòn propia; la luz que resplandece desde el eterno.

La divagancia en los tiempos del olvido.
_________________
hasta donde veo
Por la libertad y el desarrollo social de los pueblos. Dentro de la teorica Utopica de la sociedad ideal.

http://escritosreformados.blogspot.com/ ... ribir.html

Avatar de Usuario
ESPOSITO
Mensajes: 763
Registrado: 09 Nov 2006, 12:37
Contactar:

Mensajepor ESPOSITO » 13 Nov 2006, 22:41

LLUVIAS DE ABRIL………..


Despues, una mañana se perciben las pimeras gotas de lluvia, y el terreno se vuelve resbaloso, en el momento que Marisela y la Doñita, salian del rancho con sus peroles montados en la cabeza, la Doñita resbalo dejando caer las cosas que rodaron por el suelo, cuando se levanto tenia un dolor en la pierna, y dijo :
No, mijito si el dia inizia asi es mejor dejar pa’ otra vez.
Como siempre el buen dia, se ve desde la mañana.
Caia una lluvia fina, que llamavamo moja pendevo, crees que no es nada, pero despues te encuentras todo mojado.
La mesita botada en el suelo, la cocina de kerosen, el aceite, la masa, el cazon, la carne molida, el perro que olia, el gato que masticaba, el niño que los asuzaba.
Miraba la ciudad desde l’azotea, que estaba poco a poco desapareciendo detras de la neblina que avanzaba, sobre el techo de zing las primeras gotas de lluvias imponian el ritmo, una autentica sinfonia natural.
Que cosa estas mirando sempre Catire, crees que esa ciudad se muove de alli?
Despues inizio a llover con mayor intensidad, con mayor fuerza, la Cina hung, y Matilde la Desventurada se saludan, guardando al cielo se percinan.
-Esperemo comadre que termine rapidito.
-Si la cosa no se ve bien.
Despues corrieron como dos pajaritos, que vuelan a su gajo.
Marisela empezo a preparar el alimento para el peloton, yo le llevo el desayuno a la doñita, todavia tenia el dolor en la piena, asi que la encontre en su lecho.
“Mira tu, hasta las guerrieras descansan.”
Regresando al rancho, era una lluvia propriamente costituida, que cayendo sobre las laminas de zing resonava con un profondo acorde, arrancando una dulce melodia que se difundia en el dia.
Me sente en la puerta del rancho, eran meses que no llovia, agua no habia, los bibotes eran secos, teniamos que irla a buscar a las cisternas, y era justo que un dia viniese ella a nosotros.
Por eso las lluvias de abril, traen agua a la tierra que brama seca, partida bajos los intensos rayos del sol tropical.
Los chamos salen de casa en shorr o desnudos, a danzar en medio la lluvia por la bendicion recibida.
Las mujeres salen detras del rancho, a llenar el bibote, tobos, frascos todo lo que puede almacenar al maximo el indispensable precioso liquido, la mana del cielo, bendicion del divino, pero lejos se advierte una tormenta.
Con prisa, rapidamente se lava la ropa, se extienden las sabanas, se exprimen medias y franelas, no hay un atimo para perder, una gota para malgastar, con mucho afan se muove la vecina, veloz lava Letizia, esprime los paños tambien Irma y todas mis vecinas.
Un perro huesudo se alza flojamente, para buscar algo seco, ajeno a la dicha humana.
Los pajaritos vuelan a su rifugio bajo las hojas, pronosticando mayor intensidad cuando la tempesta esta ya en el horizonte.
Los cables de la corriente electrica que pasan en alto, entre torre y torre explotan, en blanco cintillar, los zapatos, los papagayos, las altarayas, guindados se mecen desafiando la gravedad.
El agua bendita que calma la sed al humano, al perros, gatos y alguna rata, embellece a los arboles, enverdece el monte, en su abundancia se reune para acumular fuerzas, che hace temer a los viejos, alarma a la ancianas que han asistido con Matusalem al diluvio universal.
Los niños se acuestan en la tierra bañada para frenar el paso del agua, otros obstruyen con la mano el canal, que emete choros salpicando aqui y alla.
Las mujeres miran al cielo, ya preocubadas por que no se ve el final aquella ducha divina, se van angustiadas y prenden una vela a San Alejo, pidiendo un milagro que se lleve el desatre bien lejos, cruzan dos cuchillos sobre la silla en el patio, tratando de alejar la tormenta, el eminente evento que conforma el designo, lo inevitable que se refleja en la faz de Cascaria de Tomas y de Elvira.
Es la lluvia de abril! Magico sentir que cae sobre el techo di zing, entonando formas desconocidas de canto lirico, composiciones de notas musicales a caracter cosmogonico, una dulce melodia que invita al ipnotico, simplemente girarse para regresar a dormir.
Pero l’agua que se acumula en las quebradas, y corroe la tierra, invade calejones, las escalinatas y cada pendencia se vueleve su tributario, contribuyentes de ella, que se encuentran en un mismo punto, afluentes de torrentes alla mandan el precioso liquido en frenetica compañia.
El agua limpia se mezcla con la tierra, se forma fango, se forma barro formandose de la misma tierra, la misma naturalezza que lavando el terreno las aguas malsanas estancadas en las quebradas que era llena de latas, colchones, bolsas de basuras, miles de corotos, centenas de botellas que mensajes imprecisos al naufragio escriben.
Las aguas estancadas frenadas por tanto corroto, inrombe hacia l’avenida, donde reversan aquella infinita de objetos inservibles para la entera humanidad.
El torrente es incontenete, inrumbe abajo donde desvia el trafico automotor, los carros son arrolados, el chofer frena el vehiculo, y se lanza a nadar, ahorra es el agua que lo quiere llevar y a todos los humanos desafia, se sabe que ella busca a cada precio su nivel…
Desde lo alto se ve como una lavadora lucha por mantenerse a flote, una silla rota hace una carrera junto a la mesa, entre botellas y latas una rata se agarra a un bibote, desesperado por la situacion y no abituado a estas mudanzas de violencia inaudita, que le arranca una lamina a un rancho que hacia de pared, dejando a los habitantes desguarnecidos ante la vista publico desastre.
Las ratas soprendidos en sus subteraneos, escapan entemoridos de tanta bestialidad, buscan las alturas, pero es agua que baja desproporcionadamente de arriba para abajo, que tumba todo desde todas las direcciones, piden rifugio a los humanos, pero entre gritos y palazos niegan la solidariedad a las nobiles ratas obligandolas a tufarse en la crescida de agua brava.
Despues entendida la situacion, hombres, mujeres, y niños quien con una pala, quien con una chicora, tratan de desviar esa naturaleza fuera de cauce, venida dal cielo en proporciones Diluviana.
Ahora se vacia una olla, despues un tobo, de todas manera se baña todo el rancho, el callejon mi Delirio, todo el vecinado, el pavimento es colada de fango.
Con la escoba, Maltilde, Beatriz, y la China tratan de desviar el curso de agua, desde la puerta de casa miran al cielo, pidiendo a ti Señor con voz Pia en este sufrido dia de non tumbarme el rancho de la vida mia...
Los dos cuchillos cruzados encima de la silla para desconjugar la lluvia los mira Lizia l’Adivina, pero todas los rezos hechos para tener un poco de agua, cuando la tierra seca bramava por una gota de agua llevan la mejor, y la iniziativa.
El torrente se vuelve un rio, y las calles agua desbordada de cauce enfurecido, las pequeñas grietas se vuelven barrancos, y como todos los años se derumban los cerros, se caen los ranchos es un aluvion que muove un tobo, arrastra un bibote, derrumba casa y barrios enteros, que sumerge la city en un amaso de agua y fango.
Las casas de alla abajo estan sepultadas, las casas de aqui arriba estan en peligro de derrumbe.
Todo el barrio es un caos casi por desaparecer, con saltos mortales se salva un hombre, cuando somos pequeños delante la natura ?
Una grieta abierta en la calle, mete en peligro una casa depues la lluvia corre al mutuo soccoro y abre mas grietas devoran al rancho, un muro desvanece liquefatto, todo la estructura se recuesta de lado, la mujer se lleva las manos a la cabeza, depues mira al cielo y le exclama; -Tu tambien estas en contra? bien bonito pues.
El arbol pone una tenaz resistencia en la inmobilidad de su tronco, el agua es persistente lo muove, lo sradica, descubriendo cada una de sus raices que penetran en la tierra aquellas mas profundas.
No hay lugar en que el agua no entra, lamina que no arrastra la coriente, rancho que no sea alagado, una familla entera resiñada con los brazos cruzados bajo la lluvia torrencial, con el agua hasta la cintura, mira a su alrededor el rancho verde oliva derrumbado sobre si mismo.
Un niño llora para no hacerse el baño, pero esta vez es una imposicion de la naturalezza, lo impone al viejo, al niño a todo el vecinato, los otros niños juegan todavia sin saber de la magna catastrofe que los rodea, gira, gira todo el agua que esta en el mundo, derrumbandose el entero fabricado, lluvia persistente que arrastra consigo los colores, la pintura liquefata se cuela por el callejon y las escalinatas estirando sus colores.
El agua busca su salida, busca su nivel grida el viejo Eusebio, pero ya es dueña de la situacion, de la circustancias, y se lleva consigo casas y bloques, esperanzas dejando desiluciones, el amargo de su paso es un fragor que inrumbe en el espacio.
Abajo en l’avenida, el rio se desborda convirtiendose en un lago, es tanta el agua que alaga quintas, jardines, cantinas y tambien los dos caminos, que se convierten en charcos, sumergiendo autopistas puentes, ospedales y el municipio.
La seca quebrada se convertida en una estrepitosa cascada que ya no es capaz de contener el liquido, asi que i tributarios se la deben gestir como pueden, asi que desvian el excedente hacia los vivientes.
L’arena se la llevo, los carros estacionados en la calle son arrastrados por una estraña inerzia de estas impetuosas aguas, que los lanza a velocidad inaudita contra una casa, el motor en la sala, la maleta en l’acera.
Sin dudas es tiempo de lluvia y ninguno se mueve sin grandes fatigas, todo se mette en discusion especialmente las obras del hombre.
Bajo a mi altar, a fumarme una cahimba espiritual un rezo infinito, a fin que los espiritus protejan a cada viviente por haber desafiado a la naturaleza.
Porque? Nada quiere dejar en pie esta brillante lluvia de abril?
Depues de muchas horas de danzar bajo la lluvia los niños entra temblando en la casa, con la piel erizada, llenas de arrugas como viejitos prematuros, entre los cabellos bañados se cuela el agua, ellos son extraños a este diluvio no tienen memoria de lluvia asi larga y extravagante.
En su inocencia comentan los derrumbes, y señalan hacia las luces brillantes de colores excitantes de ruidosas señales acusticas que se ven en la distancia, augurando que el soccorso llegue aqui cerca, salvando a alguno que se cayo en un pozo por querer agarrar el desvio.
La lluvia torrencial reduce la vista, asi anche la city desaparece de la vista, come una illusione de tiempos antiguos.
Asi quedamos aislados todo el vecinado, porque el tiempo es agua, el espacio es agua, la velocidad de los soccorsos es la velocidad del agua.
Debajo la lluvia torrencial me encontre prestando ayuda inmerso en el fango, con el agua a la cintura, trasportando mujeres, ancianas y niñitas.
Nada quedaba seco, las grietas abrivan las pardes, se caia el frizado, las rejas cedian al atropello de las aguas, asi que en ese peculiar momento el perro aprendia a nadar y el gato a volar.
Los potes de leche Klim, Nido anegados de agua escolavan la tierra, y la flor candida encendia sus vivos colores, los muros cansados de combatir contra el elemento subversivo cedian uno a uno sus colores de tantas veces que eran estados pintados, regresando a la luz simbolos de viejas campañas electorales todas esas promesas nunca mantenidas, cada pintada atras en el tiempo, como paginas de libro encantado, nos relataba todo desde cuando el hombre abusivo habia puesto los pies en esta tierra baldia.
La noche llego sin nunca verse el dia, y la lluvia perseveraba en su dominio esta vez parecia para siempre, arreciaba sin frenos, los obreros que a las primeras horas de la mañana salieron de su casa con las primeras aguas, les parecio gracia divina, ahora saben que no fue luz divina, no hay casa, ni tierra donde ellos habian dejado a su mujer adivina.
La noche angustiosa entre gridos, y llantos de niñitos, porque la luz se corto, entonces se enciende la vela en la oscuridad dejados nos hace de guia en mitad de la tempestad que la oscuridad rompia...

SIGUE.................. :arrow:
Por la libertad y el desarrollo social de los pueblos. Dentro de la teorica Utopica de la sociedad ideal.

http://escritosreformados.blogspot.com/ ... ribir.html

Avatar de Usuario
ESPOSITO
Mensajes: 763
Registrado: 09 Nov 2006, 12:37
Contactar:

Mensajepor ESPOSITO » 13 Nov 2006, 22:43

continuacion.

con rayos y truenos en aquella noche de fantasmas, espantos y de magicos adivinos, en que el pueblo resignados querian solo una promesa que aquel diluvio, no era obra del divino.
El hombre temerario va caminando en medio de la calle para alcazar el otro lado, con el agua que empuja su pies hacia abajo, acumula tierra, fango, trapos y una pietra que lo hace saltar en el aire y en el intenso dolor le arranca un urlo malefico contra toda la natura.
La gente se reune en un refugio improvisado en la bodeguita del portugues, pidiendo un cafe con leche, sintiendose responder negativo señol se corto la luz, la señora de lado degusta el ultimo sorbo de la caliente bebida.
Los escolares regresan de clase divertidos de tanta natura, se autoaguran una mañana de catastrofe mayor que le cieran la escuela por un entero siglo.
En la esquina que da a la calle los dos cerritos un hombre se come su arepa, convencido que su casa se fue del sitio donde la dejo, mirando en la lejania un regresso imposible.
Alguno todavia iluso se aprieta el periodico con ambas mano en la cabeza, aun si es bañado de la cabeza a los pies, se cuela la tinta desde el papel mojado con breve noticias del tragico desastre con todas las debidas avertencias muchas veces anunciadas.
La hierba y las plantas gozan del dichoso fenomeno y espuntan de la tierra con ridado verdor.
Mientras tanto en la larga noche en que todas estas imagenes de la larga invasion de agua, fango y tierra en que entre los danificados se extiende la fraternidad, se escapa en alto del cerro, alla arriva donde el agua no hace perder el equilibrio, y ser arrastrados al valle a predicar su omilia.
Cada extraño rumor lo traducen en un nefasto dolor, un vaticinio, quien encontro refugio en las casas que resistieron por ser sembradas en roca dura, les trae l’angustia que les ha llegado tambien a ellos la hora, para ser trajinados al valle por voluntad de esta alocada naturaleza.
Este pueblo que de trabajos y fatigas pasa continuamente a ti Sacrosanto Señor, te pide solo un rayo d’esperanza mañana a primiera hora de la mañana, orando despues que las duras tareas las enfrenta solo, con noble empuje de ti luz divina.
Las casas iluminadas con vela caen por intervalos en tiniebras, por culpa del viento que las apaga con continuas rafagas, llevandose consigo, laminas y vestidos, con paciencia sabia Laura la Iluminada prende la vela, en su faz se refleja una profecia con seriedad adivina.
Despues en la lejania a la ciudad regresa la luz y se enciende tambien aqui arriba todas las esperanzas que duermen en el olvido.
Del cielo todavia cae una perseverante, libera lluvia per hacer concluir un su comandamento, no desafiar la naturalezza soberana, que despues regresa a recojer su celeste domino.
La tierra bañada hasta los cimientos es la prova mas dura, ahora nos hundimos nel fango, que cede bajo nuestros pies al fango argilloso.
El alba llega desvelando a los ojos incredulos la vision nefasta, de la catastrofe aportada apocalittica, las casas arrancadas de las bases y convertidas en curso de agua.
Escalinatas canceladas debajo una marea de fango, rocas gigantes gobiernan las calles, a lados permanecen muebles descoloridos y laminas oxidadas.
Asi a esa hora de la mañana llega a nosotros Jhonas el Evangelista, con grandes amasos de fango pegados a los pies, que su excesivo peso le dificulta l’avanzada a la tierra prometida.
Lo saludamos con fuertes aplausos, son las 7 de la mañana y es el primero que regresa despues del desastre.
Agarra Jhonas la rotella caray! De mi mano y date un guamazo de ron y llevatela contigo.
Despues nos saluda abajo de la lluvia incesante con su aleluya! Porque su fe la lleva en su corazon que es una oracion viva, me voy al rancho de la vida mia!
La lluvia cae incesante, sin pausa como unico aviso de ostinado prevaler delante a la impervia natura hombres con palas y picos con el dorso nudo y el esfuerzo sobrahumano, tardan en restituir un dominio proclamado de orden humano.
Quien resbala, quien cade en una trampa de fango esparcida en el camino, asi se promuove soccorso con el ultimo aliento de fraterna justicia.
Naturaleza indomita te vengas del pobre, pero tenaz se opone a ti el hombre y la mujer que en la perdida de todo sus pertenencias, hacen un ultimo y sobranatural esfuerzo reiniciando a escavar.
Viene de abajo y se hace gigante delante el fracaso, su dignidad crece en la lucha que le opone el destino, solo la esperanza le illumina el camino haciedole de guia.
Los niños regresan a jugar debajo la lluvia, juntan fango, hacen figuras humanas que las gotas de lleuvia disuelven a vista de ojo, como es inutil la obra del hombre, predice el predicador y manifesta el evento.
Las guacamayas y los loros y otros pajaros vuelan sobre de nosotros con su extraño cantar, pueden irse lejos, pero no lo hacen se quedan aqui en el valle a hacernos compañia.
Los bariles que dal techo recojen agua de lluvia, la unica que quedo limpia done el hombre afatigado lava su piel de la tierra endurecida.
El agua de lluvia ahora hierve en el perol de leche, convirtiendose en perfumado cafe, que el humano beve parando el trabajo recostadose de la pala, el unico istrumendo para frenar ese disastro, sintiendo como el liquido caliente deja un bienestar dentro del cuerpo, asi espanta el hambre, y otras necesidades de humano vivir.
La pala pesa mas del normal, es apesantita del liquido aguoso, pero el hombre insiste para retomar su antiguo dominio y no desfallecer por la adversidad.
En la mañana se vede el valle el rio desbordado que ha alagado avenidas, urbanizaciones y todos los caminos, como una enorme celebra maron invade parques, jardines, palacios y condominos.
No hay espacio que el agua no invade, pero el hombre sabe que en el tiempo el agua no perdura, las nubes incensante mañana estaran vacias de su multifacetico elemento.
Augurios, nefastos como d’adivinos anuncia una inmane desastre da diluvio universal; es el borachito No e’, denunciando al mundo la venganza divina por pecaminosa conducta de humano respiro.
Recorre en forma oral parabolas de sabienza celestial che recuerda a los pasantes sucesos ya olvidados, en que el pueblo es culpable de su humano desvio con extraños gestos nombra un tribunal que en el cielo anida, una sentencia suprema que al pueblo destina, donde la lluvia se convierte en una forma de castigo que guida cada singular destino, pre-anunciando el fin por un apocalipse de agua y fango, lluvia y granizo.
Asi el natural elemento se vuelve ira del cielo para hacerse veganza y golpear al humano en cada desviacion, siendo el borachito No e’ artifice anunciador de un desastre nunca visto por ojo de humano, hasta que se pueda enderezar toda las fatalidad.
Lo escucha con atencion el niño, la mujer que compra el alimento habituada que desde su boca son siempre salidas maldiciones, nefandeces, sortilegios y esa atroz pestilencia que se siente en todo el vicinato por causa de la enorme hediondez de su infinita ebriedad…
Evitando el incomodo ostacolo llama al niño a su mano abierta, para desafiar a la tempesta y llevar el alimento rapidamente.
El niño sorprendido por el extraño personaje, lo cree verdadero y da certeza a cada una de sus palabras, que lo hace crecer en sus bestemias escuchando su predecir, imagina a quel fantastico ser que es la verdad, es el, el artefice de aquel espetacular fenomeno que como tiene conocimientos a todos desconocidos, abrio las fuentes del cielo y asi en posecion de ritos magicos de formulas segretas tiene el poder para crear las descargas de rayos y truenos que por causa de sus explociones l’ensuciaron y anegraron su barba, piel y traje.
En su cara se denota una expresion de tierno temor por estar delante la magneficiencia que controla los cielos, corre debajo el rifugio materno el niño que resbala en el pavimento por el impulso imprevisto del bañado cemento.
Despues mirando al borachito No e’ con gran curiosidad pregunta come un filosofo antiguo delante la ciencia del bien y del mal.
-Quien es mamma?
Esperando confirmacion del magico ser...
Pero la mujer habiendo vivido en una cruel realidad, faltandole cada genero de fantasia, delante a aquel absurdo personaje que grida, que lui fa milagros y posee prodigios, responde al niño con radical afermacion.
-Un loco de carretera mijito, que espero que la lluvia se lo lleve bien lejos a un lugar secco de sobria existencia.
Voltea hacia atras llevado de la mano materna, debajo el torrencial aguacero, el niño desilucionado de la magica criatura, el unico que habla de mundos fantasticos, acciones magicas a todos los adultos desconocidas, asi lo ve desde lejos bañado completamente, agitando su botella de aguardiente, y declamando promesa venidas del mas alla, el negro catrame que le cuela por la piel come liquefatto se disuelve en la distanzia iguale a una figura de arcilla, mesconlandose a los otros materiales que arrastra el torrente, a la pintura que se lleva la historia que cuela continuamente desde los muros, a la arena, a la tierra que el agua reune en unico caudal desenfrenado.
A la lluvia incesante ella encuentra rifugio en una puerta abierta, que desde adentro se siente una voz amiga.
-Entra comadre! Que esto es un aguacero de portada epocal.
-No puedo ahora mi estimada amiga, llevo el alimento a mis pequeños!
Entra el la calle firme de decision, con fuerza y firmeza, pero le llega un onda de agua que le manda una rueda del publico servicio.
Pero continua la mujer su humano desafio, contra todos los elementos que al humano contraria porque tiene que acudir a su prole, va asi contra el designo y cada litigio pisando con firmeza la tierra bañada sprofunda sus pies en el fango que le envuelve los pies como dulce de pana.
El niño descalzo ve al fango entre sus dedos, sonrie escapando de la mano potretriz.
-Ojo mijito, alerta con lo que haces!
Como ultimo consejo al chamo salvaje.
Todavia en mente tiene el cuento del borachito No e’ contandole a sus amiguitos, el extraño personaje que esta en la via publica y tiene en mano la llave que apre los chorros de agua que cae desde los cielos.
Atonitos escuchan su magico cuento, entendiendo el porque del torrencial aguacero, qualcun desnudo corre apartandose del grupo y se lanza panza en tierra para quedar cubierto en el pozo de agua hasta la rodilla.
Nel seco refugio, el agua tibia se junta a la harina de maiz, para hacer una masa se le añade un poco de sal para hacer una arepa y comerla con margarina, salen fumeantes del horno de Maria para donarlas a las famillias, a quien escava desde temprana mañana, apurandose per incanalar el subversivo elemento.
Todavia derrumbes, todavia agua, que cae del cielo, paredes que ceden, todavia ranchos que sus laminas que se desmoronan sobre de ellas mismas, a su lado como elefante dormiente, que el hombre insiste en alzar de nuevo no aceptando al natural designo de terminar sin techo en medio de la tempesta.
El afluente conducido por una canal costruido al impoviso, llevan el agua a la obstruida quebrada de montaña cuando se siente un ruido ensordecedor causada del agua que rompe la diga artificial, fatta con desechos de vida humana de una inmane incosciencia, la presion que ahora rompe la diga que se lleva todo hasta la proxima estacion lluviosa en que reprendera los trabajos para liberar su cauce.
La basura que en el medio de la quebrada frenava el incontenibile elemento, ahora presiona empujando todo aquellos objetos de humano rechazo, inservibles a la entera humanidad que navegan formando una masa de tierra, aguas negra que se lleva todo y va creciendo en furia, arrastra casas del borde del barranco y a su paso cada cosa que encuetra en medio a su natural cauce que desde que se tiene memoria es normal desbocatura.
Quitense hombres sino me los llevo via, (se presiente por causa del ruido hecho por el sordo frastuono) o los sepulto vivos, parece decir la furia del agua que desencadena su violencia, que el incauto pierde la vida, contraria a cada cosa que encuentra en su camino que es su dominio.


SIGUE------------- :arrow:
Por la libertad y el desarrollo social de los pueblos. Dentro de la teorica Utopica de la sociedad ideal.

http://escritosreformados.blogspot.com/ ... ribir.html

Avatar de Usuario
ESPOSITO
Mensajes: 763
Registrado: 09 Nov 2006, 12:37
Contactar:

Mensajepor ESPOSITO » 13 Nov 2006, 22:51

continuacion parte 3
corriente que quiere llegar a su ramal principal, que ahora gobierna la vida, y que sumerge la autopista, casas, quintas y edificios gobernativos.
La gente que escampo la tragedia anunciada con fatiga llega a la cima, como naufrago de sus vidas que todavia es en bilico todo su designo, girandose a ver como su rancho, y toda su vida l’arrastra la lluvia por la via, yendo a parar abajo en valle para edificar un amaso impreciso de tragedia sin fin, algunos a intervalos se recuerda de la Sabia Ines que cada dia decia; lipiamo la quebrada ahora que es seca antes que se llene y nos niega la vida.
Ahora que se creen di haberla escampada, que por pocos milimetros han salvado la vida se reamarica porque tanta desgracias se amalgama en esta vida.
Escore el agua, escore la rabia en el rostro de Livia, escoren las lagrimas de los ojos de Yarima, que con sus gotas hace colmar la quebrada desbordada, como un dulce contributo al inmenso liquido que desborda el rio que sale de la riva.
La crecida de las aguas han invadido el hospedal, asi los enfermos a nado se dan de alta.
No perdona nada es como una barbara invasion que no ahorra nessun dolor.
La gente alla abajo donde la rio invadio l’avenida, y todas las vias, corren asustados hacia la plaza mayor de Petare, que encuentran como buen auspicio la iglesia con las puertas espalancadas de par en par, aquel santo rifugio asi olvidado y cuando las fuerzas de la vanidad humana fallan todas, mira alli al pueblo reunido en oracion como inocentes niños arrodillados delante de las estatuas en fervente oracion al santo de su predilecion, con las manos cruzadas frente al altar pidiendo clemencia y perdon por cada pecado hecho o debido, tomando a un santo de abogado, santo de su provada devocion, a la virgen Maria pidiendole la gracia a gritos, suplicando terminar con las ostilidades celestiales, contra nuestro colectivo.
Los mas necesitados por pecaminoso andar, encienden una blanca vela, pidiendo angustiados en baja voz sabiendose culpable por el castigo divino, piden el propio perdon por todas las trasgresiones pasadas, haciendo votos de recto vivir.
Pero la lluvia incesante aguza el castigo y lo dice categoricamente un enorme rumor que arrastra el barrio por la quebrada, asi aprenden a cerrarme el paso, ahora me llevo todas sus cosa para dejarlos en ruinas desolada.
La destructora quebrada de imponente portada, hace recordar a todos el cuento biblico en que el agua cayo por 40 dias y 40 noche sin pararse, tomada de la angustia explota en llanto Suor Maria.
En estos momentos todas las vias estan alagadas, y son solo vias de soccorsos los bomberos hace lo imposible, tambien el ejercito llega en ayuda una vez sin fusil, armados con pala, y picos en ayuda del pueblo arriban que los mira con desconfianza, como parte de un gobierno hostil.
El anziano Gregorio el Alzado, muy cansado, cae exausto y mira sentado en el cerro, maravillado al ejercito que llega sin fusiles, le asoma una lagrima que se escapa del ojo, despues reza a Dios porque es justo el divino: Gracias Dios mio por no hacerme morir y asi ver un unico Dios, una vez mi pueblo unido, aunque sea en medio de tanta ruina.
Se trabaja en todas partes con nobil intencion, se trata de ayudar a bajar a los niños del techo, cuando el divan flota en el fiume Tirano.
Vuela en el cielo un helicoptero, un rico costructor ve en el desastre enormes ganancias, si porque es ganancia de licitacion, se hace la cuenta de cuantos negocios se hara mañana, el que lo ve desde abajo sabe que nos es ayuda que del cielo llega, siempre esta el que se enriquece porque gana de la descracia del ciudadano.
Todavia nubes que se amontonan encima de las montañas, rayos y truenos la hacen de patrona, la gente grita y escava abajo haciendo canalones, pero el agua de lluvia empieza a caer de nuevo en forma de tormenta, un aguacero con furia descarga en la espalda del hombre agua y granizo, el hombre sorprendido del derumbe que se acerca, salta del borde al barranco teme por si mismo al ver en vuelo lo alto del precipicio.
Sintiendo la radio dando cifra del inmane desastre, donde cada abitante del valle lleva consigo la deuda del gasto que las aguas dejan a su paso.
Alguno se recuerda todas las protestas por el agua que faltava durante la prolungada epoca de sequia, las oraciones alzadas con clamor al divino por el liquido desiderado, que aquel chorro seco se ostinava a no dispensar, la piel seca con el sudor pegado, los platos en la cocina dentro del pipote acumulados entre una nube de moscas y zancudos bramavan por agua y jabon.
La sed calmada con bebidas gaseosas, las largas colas en fila india entre topos de vistosos colores, para buscar agua lejana y no siempre segura.
La tierra partida, tostada debajo de los rayos inclementes del sol que como Lazaro en purgatorio pedia una gota de agua en aquel inclemente calor, que los niños inocentes mojaban haciendose pipì, riempiendo aquella pequeñas grietas que hoy se vuelven precipicios.
Los perros con un pedazo de cuerda alrededor del cuello flacos y llenos de garapatas buscaban desesperados una gota del liquido, un poco de sombra para escapar de aquel suplicio de rayos solares.
El viento seco y caliente levantava el polvo para enfastidir los pasantes y a los vecinos antes de ir a ensuciar las sabanas extendidas en las cuerdas de Lauria.
Ahora que la quebrada de agua es abundante para calmar la sed, a los amigos y enemigos, lavar los platos, barrer con la hediondez del pipì seco, la caca del perro emblancada por los rayos solares, las aguas negras llenas de larvas y gusanos que pueblan los caminos.
Que cosas tiene este pueblo que pide cuando le falta, y se desespera cuando nada en l’abundancia?
La lluvia se hace mas densa y fuerte, se lavan las palas y los picos, lo humano esta ya hecho esperemos que aguante para el mañana.
Las gotas que les caen de los capellos, la cara reflejo de cansacio, se ve un hombre provado al extremo de la fatiga, ve detras a su humilde familia nel caos urbano.
Despues desde debajo del improvisado techo alarga la mirada al cielo, pero sabe que no hay salvacion que su casa es como el monte Olimpo envuelta en las nubes, envuelta en fango y llena de inmundizia.
La noche no cambia de situacion, solo el color de las nubes un cielo sin estrellas y sin luna como si nosotros estubieramos suspendidos en el espacio sideral dentro una nave espacial escapando del fin del mundo.
Por eso toda la noche fue lluvia batiente, sonando una dulce melodia sobre las laminas del rancho de Milenia.
No hay tiempo para perder el ocaso llama a todos los hombres en armas, por eso pico y pala pasan de manos, la tierra partida se rebela de nuevo y espulsa desde su interno un flujo de liquido unido en complot contra el humano cada bueco escavado se llena de liquido, que se trasforma en fango, que sprofonda el escavante.
A dorso nudo que cada palada y piconada salpican de fango, que despues se cuela por su piel con el agua de lluvia, se trasforma en un esfuerzo inutil delante el avanzar continuo del rebelde elemento.
La radio apagada en silenzio morboso, para que sentir la tragedia de otros? Cuando podemos arrastrar la propia omelia, la que el destino dona a Sofia y a todos sus vecinos.
Despues al improviso se siente un calor sobre la piel, al mismo tiempo que las gotas disminuyen de cantidad, todos posan las heramientas sobre la tierra y dirigen las miradas hacia el alto, el sol calienta l’atmosfera.
Se apre un varco tra las nubes, es el Catire que aparece en la cima del cielo alumbrando el valle, en forma de arco iris multicolor, todos lo miran, fijamente como cuando reaparece un estimado amigo que se habia enojado con nosotros, regresa a hacer la paz.
El pajaro sacude el pico, y hace un primer canto que despues es seguido por los otros, como un conjunto de musica en una fiesta.
La cigora empieza de nuevo a romper la tierra con nuevo vigor, rompe el agua, y arrastra la tierra creando una pozo parte de un canal profundo
El sol crece en la inmensidad del cielo, asi hace mas grande la esperanza, las nubes ahorra son desgargadas y corren entre las montañas, entre los arboles, en el ondulado del terreno, asi aparece el profondo azul del cielo entre las nubes y las montañas.
Desde la tierra entonces sale una extraña calura, piena de humedad, es el sol tropical que seca todo inmediatamente, la tierra, la ropa, al hombre y todas sus pertenencias.
Venganza consumada la nubes se reunen en el alto de la montaña y nos saludan con sarcasmos; adios hasta la proxima estacion de lluvia!
Una ratta aturdita, es atacada por los perros, se zampulle de nuevo en el canal alagado.
Ninguno es capaz de hacerse una conciencia de la totalidad del desastre.
La Doñita Amelia empuja hacia arriba con un palo, la lamina de zing abombada el agua que cae, hace girar a la gente que teme un nuevo aguacero que aun no se confia del radiante sol.
-Mira muchacho traeme ese palo!
Asi fija la lamina de zing que cedio bajo el peso de las aguas, es el primer segñal de la recostrucion que tendra que advenir, como la paloma que regreso al arca del profeta Noe, con un ramo de oliva en este momento inizia de nuevo el desafio para plantar el mañana que hoy no es negado por este mal destino.
Todo es agrupado y llevado a secar, roba, colchones, mesas, corotos, se lava dentro, mas agua para sacar el fango, el sucio, el infausto designo.
Ve el hombre los derumbes, la tierra que el agua disolvio, el sol la seca y la consolida de nuevo.
Los hombres llegan poco a poco, ninguno llama pero se autoconvocan, se congregan y se reunen todos los hombres con un fin comun, alzar de nuevo el barrio que cayo bajo el capricho del invierno.
Las mujeres lavan todo en un esfuerzo incesante para meter orden y limpieza a la desordenada naturalezza...
Luisa la Patriota que afuera de su rancho lleva todas sus pertenencias en un amaso de trapos rotos y enfangados en el peor de los desastres, encuentra una bandera entre los harapos enfangados dal desastre de desilachado tricolor a bandas horizontales :
Rojo por el sangre de los patriotas.
Azul por el cielo y el mar de los caribes.
Amarillo por las inmensas fortunas minerales que tiene la nacion, pero que goza solo alguno ?
Mejor el amarillo por el sol que nos da sus rayos a todos como en un socialismo real, la enjagua en un pipote de agua de lluvia y busca desesperadamente donde izarla, miranda a su alrededor es todo desolacion, todo esta derumbado por tierra, entonces me mira a mi que estoy en la platabanda ajustando las laminas de zing, y me grida.
-Entonces catire izale tu! en la platabanda de tu rancho, que quedo en pie porque lo edificaste en la dura roca, alla ariba en la parte mas alta de estas escalinatas que llevan al cielo.
Me la trae amarada a un palo de escopa, despues se asoma desde mi platabanda y grita.
SI LA NATURALEZA SE OPONE HAREMOS QUE NOS OBEDESCA!
VIVA EL BRAVO PUEBLO!
Yo le dije; mira Marisela esta tipa como que se arrebata.
-Callate mijo que es una frase de Bolivar (no el de los billete).
En ese momento del profondo del emocional con una intensa comozion de mi colectivo, mi pueblo duramente probando, que se espandio nel ambiente de mi barrio con una fraternidad de cristiano, junto a la radio iniziamos a cantar el himno nacional de una patria que nos da la espalda todas las mañanas, con intensa emocion que hoy alcanzo su delirio que este colectivo llego a su sentir.
Despues Jhonas con la Biblia en mano leyo la palabra de Dios.
“Lo ves yo plante mi tienda en la roca firme por eso quedo en pie.”
Tambien nosotros tenemos que ser la roca en que se cimenta una nuova sociedad, donde todos tendremos lo necessario para nuestro sano vivir, distribuyendo la riqueza con igualdad.
Lo ves jeva nuestra casa no cedio porque la roca es firmeza, cuando hay firmeza a la mujer no le faltara el marido.
Las comadres costituentes del comite viuda y victima del hampa buena y mala no llorano, no!
El fin
_________________
TOMADO DEL DIARIO DE VIDA COMUN DE LAS ESCALINATAS QUE LLEVAN AL CIELO........................
Por la libertad y el desarrollo social de los pueblos. Dentro de la teorica Utopica de la sociedad ideal.

http://escritosreformados.blogspot.com/ ... ribir.html


Volver a “Literatura”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados