Literatura Social

Coincidencia
Mensajes: 200
Registrado: 21 Ene 2013, 18:52

Acción de la neurosis helada

Mensajepor Coincidencia » 08 Jul 2018, 16:06

Acción de la Neurosis Helada

Sé, cómo me contaron, (memoria acquisita) mi padre era un cubano que amo a mi mamá en una acción efímera, pero ella se entregó con todo a él, y él la dejo cuando ella quedo en cinta, ella al nascer yo entro en un profundo complejo de culpa además le gravo el trauma de parir, mi mamá entro en una profunda angustia me maltrataba, me dejaba los pañales con el excremento, y el orine por días, casi no me alimentaba, una señora de nombre Julia cristiana evangelista, subo de mi situación y decidió de adoptarme, mi mamá sin dificultad me dio en adopción,
Estaba yo colocado al oriente de la creación en retroalimentación negativa en cuando al desarrollo emotivo-afectivo que siendo precario, era totalmente contra producente, lleno de culpas, de castigos, de rechazos, por lo tanto se formó en mi la conducta asocial en lo inverso del sí mismo, hoy razono que detrás de cada delincuente hubo un rechazo, una emarginación, un sentimiento de culpa, una voluntad de no ser.
Luego Oscar a medida que entra en su acción emotiva la repercusión de la vivencia lo catapulta en tercera persona.
Termino la memoria adquirida, e inicio su vivir según como lo había visto.
Ella me llevo a su casa, me trato como uno de sus hijos, pero yo ya era desadaptado, robaba, me metía en la terraza y botaba bombas molotov a los carros que entraban al edificio, una vez le bañe el techo con una jeringa, y le hice creer que había una filtración y rompieron el piso del apartamento de arriba buscando la filtración, otra vez a su hija mayor, le arroje por la ventana una colección moneda de oro antigua, todas esas cosas las hice hasta el día que murió mamá Julia, inmediatamente después del funeral sus hijos me llevaron a un orfanato, allí estudie y me gradué como contador, entre a trabajar en una importadora de mercancía, en un año hice un sustancioso desfalco, y me despidieron, pero justo en aquel tiempo contraje matrimonio, mi esposa traficaba con Cocaína hacia U.S.A. los negocios iban bien, pero el matrimonio no funcionaba, decidimos separarnos, y me relacione con otro tipo de mujer, más tranquila, que no estaba en el negocios, luego de separarme de Livia, mande varios envíos hacia el norte, pero a mi socio lo arrestaron en U.S.A. y decidió colaborar, entonces me llamo.
-Oscar manda otras dos maletas que aquí quieren más.
-Eso se va a tardar, no hay mulas.
-Tráetelas tú es facilísimo nosotros no tuvimos problemas.
Prepare las maletas, y fue todo fácil, al llegar al apartamento tuve una percepción y le pregunte.
-¿Dónde están los compradores?
-No te preocupes no tardaran.
Efectivamente luego de una hora tumbaron la puerta, agentes federales con una cámara filmando todo, me botaron al piso y me esposaron, en primer grado me dieron 45 años, pero yo insistí en mi inocencia que no sabía nada que había sido todo un complot en mi contra, considere oportuno cambiar de defensa y contracte a un buen abogado que me cobro 100.000 dólares para la defensa. Sucedió que el agente federal que dirigió mi arrestó, se vio implicado en extorsión a traficantes, todos los que estábamos en prisión por él, y que nos habíamos proclamados inocente fuimos dejados en libertad, y en mi caso expulsado inmediatamente a Caracas.
Como la expulsión fue intempestivamente al llegar a la casa mi mujer me abrió la puerta pero no me dejo entrar, habían pasado18 meses, así que ya ella había abierto otra relación y se quedó con el apartamento, pues según ella yo me había gastado 100.000 dólares de la cuenta en el abogado.Salí del edificio sin decir nada más ya era de noche, y tome una buseta para Petare me baje, y tome en Petare una en dirección para el Silencio de esa manera dormía, para comer me iba a los Caobos, me ponía fuera de una funeraria, y preguntaba.
-¿Quien se murió?
-Don Alfredo Vázquez, que buen hombre, yo trabajaba para él, un su fábrica.
-¿La esposa como se llama?
-Doña Cecilia, ella también es buena persona.
Entonces una vez que había recogido suficiente información pasaba a dar el pésame.
-Con la señora Cecilia, por favor.
-¿Dígame, usted que desea?
-Soy un buen amigo de Alfredo me encontraba en New York cuando me notificaron de su fallecimiento, y me vine inmediatamente como estaba vestido a darle mi sentido pésame, que tragedia Doña Cecilia.
-Mesonero por favor denle de comer al recién llegado, llévenlo a la habitación para que se asee, y pueda dormir.
Algunas veces incluso me lavaban el traje.
Sino había un funeral al mediodía, me sentaba cerca de algún oficinista, que la veía comer alguna arepa, entablaba conversación, y le decía que yo era gerente de alguna importante empresa, pues, siempre iba de traje, y al final la invitaba a almorzar, luego del almuerzo, pedía un buen wiski y cigarrillos, y les decía;
-Espere un momento que voy al baño.
Y el mesonero, confiado porque había alguien sentado no me impedía la salida.
Una noche mientras iba por la avenida Baralt, dos atracadores me asaltaron le dije que yo estaba peor que ellos.
-No tienes nada, y con ese rolo de traje.
-No tengo nada, si acabo de salir de una cana en Estado Unidos, pero si ustedes me consiguen unas chequeras, y un grabador, hacemos un montón de dinero.
Se convencieron y me dieron su solidaridad, los acompañe por la vía del Junquito, estaban alojados en un galpón como damnificados por los derrumbes que habían ocasionado las lluvias entonces en pocos días consiguieron lo necesario para iniciar una nueva actividad comercial; las chequeras, el grabador, un reloj, una cadena de oro, para verme vistoso, etc.
El plan era de esta manera yo entraba en una tienda decía que era comprador de mercancía al por mayor, ellos me mostraban la mercancía, me daban el presupuesto y la tarjeta de presentación, nos íbamos a un teléfono de esos bidireccionalque estaban en la entrada de la universidad, les hacía llamar a la tienda, y disponía de no colgar que metieran sencillo dentro del teléfono para que no cayera la llamada, que al tiempo pactado cuando oían que se levantaba la bocina, antes de contestar tenían que conectar el grabador.
Mientras yo iba a la tienda, y compraba.
-Me llevo estos dos lotes de mercancía.
-Sí, señor pase a la caja para que pague.
-Le pago con cheque.
-Si solo tendrá que esperar hasta que confirmen el cheque.
Al levantar la bocina el que estaba en el teléfono le ponía el grabador con el sonido del teléfono cuando repica.
-Tuuuuuu, Tuuuuuuuu, tuuuuuuu.
Luego de tres tonos respondía como si fuera un operador del banco.
-Alo Banco Unión departamento de confirmación de cheque.
-Buenos días, para confirmar un cheque.
-Muy bien ¿Denme el número del cheque?
-298.670.
-Nombre del titular de la chequera.
-Juan Carlos Aristóbulo
-El número de la confirmación es 3562
-Gracias señorita.
-A sus órdenes señor.
El galpón lo llene de todos los enseres necesarios para un cómodo vivir; cocinas, neveras, licuadora, secadora, lavadora, televisión para que pudieran ver las novelas.
Hasta que un día, ya me había ido del galpón.
Tenía una secretaria fija en una vivienda en Sarria, y estaba trabajando al por mayor.
-Marianela, aquí está la tarjeta del negocio, y esta confirmación es del Banco Provincial.
-Por favor cierra la ventana, no vayan a cantar los gallos de tu papá.
-¡No te preocupes chico!
Llegue a la Hoyada, entre en el negocio, y todo pareciera como siempre, pero los negociantes se habían pasado la voz, así que estaban sumamente cautos.
-Pase a la caja a pagar señor.
-Pago con cheque.
-Muy bien señor deme el cheque.
El negociante levanta la bocina.
-Tuu, Tuu, Tuu.
-Banco Provincial oficina de conformación de cheques, buenas tardes.
-Señorita para confirmar un cheque.
-Número del cheque por favor. ¡Quiriki! ¡Quiriki! ¡Quiriki!
¿Un gallo en la torre del Banco Provincial? Se dijo el comerciante.
-El número de la confirmación es 5982
-¡Muchas gracias señorita!
-De nada para servirle.
-El cheque está confirmado espere un momento señor que se va a tardar el despacho de la mercancía.
-Si muy bien, regreso en unos minutos me tomo un café en la esquina.
Aproveche para llamara Marianela.
-¿Todo bien muchacha?
-Sí, ¿porque me lo dices?
-No sé, ese Turco tenía una mirada que no me gusto.
Al regresar al almacén, me dijo el dueño.
-Aquí está su mercancía, señor.
-¡Sí!
Seguidamente la policía me puso los ganchos quedando detenido.
-Nos hace el favor de seguirnos señor que lo llevamos a la Central.
Decirle que no era obvio.
Olimpia se queda impasible escuchando, y percibe todavía la historia del Oscarcito, o sea aquella que tarda en llegar que la trasporta el emotivo trámite del éter, la parte dolorosa del ser humano, aquella sustancia que reconocemos con los recuerdos y que no podemos cancelar de nuestra mente, y que regresa en forma recurrente a nosotros.
En mi sentir me revoco una y otra vez en aquel desvió, en que la mirada te rende sacro, Olimpia trasmuta el espacio formando una acción vital que penetra dentro donde la vida se eleva a fin poético, donde el espacio se llena de materia pero de aquel tipo que es emotividad pura.
Aquel sentir que se percibe en la distancia, en la lejanía la más dolorosa, el abandono en el afectivo, aquel vacío imposible de rellenar, en una común vida de sendero variable.
En mi sentir doy a ti, aquel desvío en que la mirada te rinde sacro, Olimpia ya no siente la últimas palabras de aquel vivir que se castiga a sí mismo, ella pretende llegar en el concebir más allá de lo que se ve, el dolor psíquico donde no hay herida que se cicatriza, el abandono en el afectivo donde el alma esta hipotecada a sus acciones previas.
Ella vaga a la derecha del sí mismo, se trasfigura en sentires que vagan desde el eterno.
En el extravío queda la mujer, con el niño en faja, este llora, se conmueve hacia él, lo aprieta contra su pecho, un astro pasa errante en el espacio sideral, dentro de la soledad universal.
Mira a su alrededor busca un refugio, un albergue, una caverna, una posada, un establo, cualquier refugio, pero todo está cerrado para él, se mueven solo las sombras en la oscuridad de la noche al desamparo del intenso frio.
Además, tú eres mi luz, mi querer, mi ser, mi tormento, si tú no existiese, yo sería libre, no tendría atadura.
Llora la mujer, un su vació materno junto esta su Bebé.
Llora el bebé en su soledad de cuantas madres son abandonadas hoy.
Llora el bebé, che no siente el calor del día, el afecto materno, solo lagrimas que se derraman encima de él.
El hombre que escapó; la vació del sentir materno, del derecho a ser madre, le arranco el instinto materno, le mutilo cada rayo de humano amor, donde ella alojó a aquel sentir la ternura de su primera vez.
Vaga en las plazas, y por las avenidas.
Vaga en las vías desoladas de la gran ciudad.
Vaga como crepúsculo en los corredores de los hospitales.
Vaga bajo la sombra de las estatuas libertadores de América.
Sola con su niño en brazos.
Sola dentro de un vació que no abarcan sus brazos.
Sola con los miedos del embarazo que aprieta en sus brazos.
Sola con el peso de su amor prematuro, que aprieta contra su pecho, vaciado de todo amor materno.
Aprieta su angustia, su desasosiego, mira el reflejo de la luz que no brilla.
¿Pero qué extraña luz?
No da sombra, no se calienta, no da ni reflejo, ni ningún destello.
Ella está envuelta en la penumbra helada de la enorme urbe, en la soledad del orbe.
Se asoma desde el puente, alto, sobre el río que atraviesa toda la ciudad, ella con el bebé en faja, se asoma al río vertedero que pasa debajo, sordo a su lamento; acógeme en vuelo tú, que eres cloaca.
La desgracia la persigue, ni siquiera el coraje para saltar en al vació, lanzarse a la nada, estrellarse en contra de aquel lecho, en el fondo de aquel torrente.
¿Cuánta soledad en medio de una congestionada metrópoli puede existir?
El niño llora y en ella crece el ansia, se desborda la angustia, brilla el infanticidio.
¿De dónde encontrar el amor que tú mi niño tienes necesidad?
¿Dónde encontrarlo? Yo que tengo tanta necesidad de un afecto hoy malogrado.
Fruto eres de mi vientre, y de toda forma de luz que hoy se trasforma en soledad.
Frío de pequeño, helado de joven, glaciar de hombre, para quien nunca ha sentido una caricia de amor humano.
Ahora lo entiendes, porque no todas las estrellas calientan.
Hace muchos días, ellos dos vagan errantes, no encuentran una morada, no hay un albergue, ni encuentra una posada,ni alguna forma de morada, como anima en pena con las fajas de afecto que se llenan de desesperación.
Angustia que se expande entre los enormes rascacielos que forman la ciudad, que se elevanhacia el cielo mientras en su presencia se hunde la tierra, que puedo haceryo sola, si aún no soy crecida.
El joven rostro tiene profundos surcos que la envejecen a vista, consecuencia de un llanto víctima de un amor.
¿Porque? El tiempo, Porque el dolor, Porque un sentimiento muerto ha añadido su dolor a la joven madre.
Vaga entre las calles congestionadas de la gran ciudad, tiene frío por la sombra que la sigue, la sombra que propagan los rascacielos, ella mira hacia el cielo para ver la luz del día, su mirada sube por el edificio en realidad se fija en su estructura es una grandiosa opera de la humanidad.
¿Pero, porque hace tanto frío?
Si es de día, aun el sol resplandece, pero, su sentir es helado, se asoma a su soledad las formas de la neurosis helada, ella percibe la enormidad de la nada, un vórtice de torbellino que la arrastra quisiera vomitar.
Entre la multitud, dentro del gran conglomerado de personas, deambula en el vacío de la soledad circundante.
Camina, vaga, yerra, ronda sin rumbo, envuelta en desesperación, desasosiego, entre los callejones repletos de niños abandonados, viejos abandonados, mujeres abandonadas, sentados sobre el desnudo pavimento, acurrucados sobre envejecidos cartones con las manos extendidas hacia la caridad humana.
¡No en esta calle no!
¡No en esta plaza no!
¡No en este banco no!
¡No en este parque no!
En la próxima calle dejare a mi criatura, a su suerte, a la merced de la corriente de las aguas del olvido; ¿Cómo a Moisés?
Sé que Dios le dará un destino, Él que es omnipotente verá por él que es pequeñito, Él ve por todos.
Cuando se sienta en la grada de la plaza mayor, la estatua del libertador la ve vacía, el prócer está ausente, como la patria.
Su cuerpo lo siente pesado, muy pesado bajo el peso de sus culpas, la culpa social de una nación que le niega ser.
Un sabor amargo le invade la boca, un sentir de profundo sufrimiento repulsivo amargo en lo profundo, le da vuelta la cabeza, no sabe dónde está el sur, y no sabe dónde está el norte, le viene un mareo pierde los sentidos, ella pierde todo tipo de orientación se constituye en sentimiento muerto.
Después se levanta, veloz de un brinco, es como arrancarse el corazón en carne viva, sube al carro, el hombre alto, maduro que la toma por mujer, no quiere esa heredad, que quede a su suerte, en la escalinata de la iglesia, en la grada de la plaza a la vista dela estatua del libertador.
En el vacío de patria.
En la desidia de patria.
En la vergüenza de patria.
En la descomposición de la patria.
Pero los leones son peores, exterminan las criaturas antes de poseer a la hembra.
Así actúan lo animales de la jungla, así actúan los pobladores de la ciudad.
La última mirada antes irse a toda velocidad, las llantas chillan como mil almas en pena, que le arranca el último sentir, se vacían los sentidos, entra en conciencia autista, no volverá nunca más a verse a sí misma, vivirá el mañana más allá del dolor mayor, a sentimiento muerto opacando cada destello de humana concepción.
El último aliento, el último adiós; Lo sabes bebé que tengo que salvarme yo, sino nos hundimos los dos.
Lagrimas no hay, se acabó en el colectivo, entre las calles y avenidas de la enorme urbe.
Corazón de roca en la ciudad de las fieras.
Tomado del diario de Yeseina una de las tantas niñas que tienen prisa de hacerse mujer.
El fin ultimo del hombre es el mismo formarse como universo.

Coincidencia
Mensajes: 200
Registrado: 21 Ene 2013, 18:52

¡Escucha!

Mensajepor Coincidencia » 08 Jul 2018, 16:16

¡ESCUCHA!
Gire el cuello, y vi, que 6 hombres, llevaban un cuerpo envuelto, en una sábana blanca.
¡ESCUCHA!
Entonces gire todo el cuerpo, y entendí su vida.
Después uno dijo;
-Mataron a un hombre que invocaba a Gesua el unto del Nazareno, a YAVE como su salvador.
Otro dijo:
Los secuaces de Satanás, creen que asesinándolo la luz no brillara más.
La noticia es de horror e invadió todos los corredores, todas las celdas, todos los pabellones.
Gritos espeluznantes que helaron el espacio, congelando las acciones, agudizando cada sentido hasta lo imperceptible, erizando pelos y cabellos, y dejándonos perplejos, atónitos.
¡Topipa fue asesinado!
Era uno que daba testimonio, cuando se congregaba con los otros cristianos, en los patios de los pabellones, se subía a la tarima y decía;
-¡Hermanos! yo andaba en tinieblas, antes de recibir a Cristo, como nuestro señor de luz, atracaba, acuchillaba, era vicioso de droga, vicioso del juego, era un hombre vil y mundano, después conocí la palabra (Entonces alzaba la Biblia con el brazo extendido hacia el cielo, elevando el tono de su voz, como un clamor que viene desde el adentro, desde el infinito).
-¿Quién vive?
Los hermanos exclamaban:
-¡Cristo! ¡Cristo! ¡Cristo!
-¡Y a su nombre!
-¡¡¡Gloria!!!
-¡Gloria a DIOS hermanos! hoy tengo el valor de darles, y les doy un testimonio de este avenimiento trascendente para cada hombre; salgan de la maldad, reconozcáis las tinieblas que ciegan vuestros ojos, y dentro de ustedes avendrá la trasformación mediante el Espíritu Santo y de nuestro Señor Jesús el Cristo.
-¡Acepta la luz! reconócete en Cristo como ser de luminiscencia, a él, como nuestro señor, preparad vuestro espíritu para recibir la gracia.
-Entrad a la nueva era de la luz perenne, escucha la palabra de DIOS; que es llena de entendimiento, buena para instruirte en la vida, es sabia para aconsejarte en las penurias, es poderosa para curarte de todas las enfermedades del cuerpo y de las desviaciones mentales.
-¡Sálvate! Abandona el sistema de cosa que hoy gobierna el mundo.
Fue una emboscada, un ajusticiamiento; eran sus obras pasadas de su otra vida que lo alcanzaban, de un hombre que ya no existía, acciones que venían de un traspasado remoto para consignarle una deuda, que la humanidad le había legado, como se sabe, el pasado tiene una idea fija no perdonar.
En un estrecho corredor, de aquellos que cuando caminas, la parte que dejas atrás desaparece, cerrando al entendimiento a cada razón, al pie de una escalera.
Emboscaron a un hombre que era lejano al hoy, a un hombre nuevo con apariencia del pasado, estocadas lanzadas, decretadas desde un espacio inexistente, oscuro repleto de ignominia, de incertidumbre a un hombre que había ascendido.
Él, se defendió solo con la palabra, se cubría con la Biblia, la palabra de DIOS, el libro de la vida fue traspasado, mientras él, les repetía;
¡Cristo os ama!
¡Gloria a DIOS, hermanos!
Estos, como alérgico a la luz, se cegaban aún más, mientras sus acciones enfuriaban, dominadas por la ira, desbocando en una violencia ilimitada, en la plena ausencia de cognición, donde gobierna el engañador.
El filo del hierro entraba en su piel, traspasaban su carne, vertía su sangre y él, continuaba a esquivar, la punta del arma con la Biblia,
Usándola como su resguardo, escudo y adarga será su verdad, en él, mi DIOS en quien de verdad confiare.
Y continuaba a repetir:
¡Gloria a DIOS, hermanos!
¡Hermanos, Cristo os ama!
Tantas cuchilladas, soportó, que su piel abierta, hablaba mediante sus heridas, del hombre que habito por largo tiempo en las tinieblas, hasta que recibió la gracia, y al fin cayó al pavimento en un día sin fecha, pues vale para toda la humanidad.
Con una sola certeza; ¡la Vida Eterna!
Con una sola convicción; ¡El amor en Cristo!
Con una sola fe, ¡es una prueba que DIOS le impuso! para ser curado de la carne.
Así desde el profundo de la decadencia de los valores humanos, entre muros descoloridos en que las manchas de sangre y las masas encefálicas adheridas a las paredes, de muros levantados contra el entendimiento y que te señalan el dominio del caos del mundo, los confines del reino del hade viviente, (Solo en la tierra, puede existir el infierno), del profundo de la perdición de la naturaleza humana, hay hombres que reconocen la verdad aún hundidos en las tinieblas, y se levantan sobre de ellos mismos, en pie, con el brazo extendido hacia el alto, lleno de cicatrices, desarmados de todas las concepciones humanas y elevando la Biblia, como único testimonio de la verdad, el libro de la vida, donde se expresa la grandeza de su palabra y que los hombres con gran estatura moral, renacen por la aceptación de la luz, para no ser nunca más, ni jamás otra vez ciegos, para ser borrados perpetuamente del libro de la muerte por eso, él, da abiertamente testimonio de su trasformación por la Gracia de Cristo.
Quedo al pie de la escalera, con la cara hacia el alto, la reja era oscura de tanta sangre secada en tiempos de olvido.
Los ejecutores materiales, miran al convertido a la fe, moribundo, en sus manos las lamas sangran aún, el cuerpo es radiante, él, abraza la Biblia, mientras por las heridas el libro vertía la palabra encima de los escalones; La sentencia fue ejecutada como en Deuteronomio 13:1.- Cuando se levantare en medio de ti profeta, o soñador de sueños, y te diere señal o milagro, 2,- y acaeciere la señal o milagro que, él, te dijo, diciendo: Vamos en pos de dioses ajenos, que no conociste, y sirvámosles; 3.- no darás oído a las palabras de tal profeta, ni al tal soñador de sueños; porque el SEÑOR, vuestro Dios os prueba, para saber si amáis al SEÑOR VUESTRO DIOS, con todo vuestro corazón, y con toda vuestra alma. 5.- Y el tal profeta o soñador de sueños, morirá. Por esa sentencia, él, reconoció a Cristo como Mesías, y a YAVE DIOS de perdón en unidad del Espíritu Santo.
A la escalera empezaron a llegar los compañeros de la desidia, los ejecutores del magnicidio lo continuaban a mirar, impedidos de irse, desde el ofuscamiento de las propias oscuridades, estrechaban los cuchillos en mano que aún sangraban.
Luego cuando se van, alejándose en las penumbras, juegos de sombras donde los seguidores de Satanás cumplen sus fases malignas, acción en que se desvía el espíritu, uno de ellos tuvo entendimiento de quien era Topipa, se gira y le dice:
-Es mejor así Topipa; en este lugar te podías corromper de nuevo, así ¡Tú alma es salva!
¡Topipa! que alguien pueda escribir tus sagas, tus luchas contra el demonio, tú decisión de salir de las tinieblas, que alguien pueda recoger tu testimonio, tus vivencias de una entera vida, vivida en la estrecha marginalidad de la periferia del entendimiento y que desde el fondo del abismo, del mundo donde habita el maligno, renació un hombre.
Los cristianos llegaron a la escalera, observaban en silencio melodioso precedidos de un coro, un canto silente en la ausencia de justicia, porque su cuerpo irradiaba luz, que no les hizo concebir el rencor, todo era sobreentendido, dentro del plan de DIOS para cada quien, como la adecuación de los tiempos, circundados de muros sin color, de escalinatas derruidas de un lugar sin identidad, de aquel lugar sombrío, de matices grises, que reflejaba el dolor de tantas generaciones de pueblo sin doliente.
Lo envolvieron en un sudario blanco y lo llevaron fuera del pabellón, por el corredor hacia el estacionamiento de entrada, un pasante lo vio y dijo;
¡Él era un hombre justo!
Otro visionario dijo;
¡Un convertido, a la verdad por la fe!
Otro dijo; ¡Es el indio Topipa!
Otro dijo; ¡Es el negro Topipa!
Otro dijo; ¡Es el prieto Topipa!
Otro dijo; ¡Es el blanco Topipa!
Luego;
¡El zampo Topipa!
¡El mulato Topipa!
¡El moreno Topipa!
Después,
¡Es la nación Topipa!
¡Un magnicidio de pueblo!
¡Un extermino de juventud!
¡Están matando a una nación!
Tomado del diario de Topipa un exmalandro convertido a la luz en los tiempos que por fin vio.
El fin ultimo del hombre es el mismo formarse como universo.

Coincidencia
Mensajes: 200
Registrado: 21 Ene 2013, 18:52

Rimbaud

Mensajepor Coincidencia » 08 Jul 2018, 16:27

Rimbaud

Luego, algún tiempo después, retirado de la realidad existente, alejado de sí, irrumpió en una acción autónoma, que abarcó límites de futuro...

Las velas fueron desplegadas, él ayudo a soltar las amaras, un sentir de profunda libertas abrió aquel evento, jamás pudo concebir sentimiento alguno que definiera la libertad, sino con el soltar de las amarras.

El viento lo alcanzo cuando iba viajando a las tierras del perenne sol, días de luz intensa, en que la piel se abrasa en una continuidad de ardores, de sentires divagantes, donde la razón no halla asidero.

Aquel profundo elemento de azul intenso, abraza aquel vivir cuando su pluma se alzaba del pergamino, la tinta secaba, mientras él, aun no hallaba aquella palabra, que debía definir a ella, su sentir, y su belleza, la elevación de su sentir a la estética.

Al llegar, al atracar lanzó las amarras al muelle, que ondea el rio, y se quedó observando fijamente, el caudal de agua, que se internaba en esa impenetrable foresta, que le imponía automáticamente un límite a su visión.

Los sacos que contenían la mercancía se bajaban a hombro, se acumulaban los bultos, que pesaban merecidamente; así que al terminar la faena, se retiró a la choza, y se colgó en la hamaca, encendió la pipa, aspiro dando un jalón profundo dentro de sí.

Aquel humo que evocaba aroma, y sabor de plantaciones tropicales, miró, pero su mirada iba más allá de aquel recinto, más allá del espacio asignado, más allá del concepto formal, aún más allá de la común visión.

En si había una prosa que rondaba en su mente.

Un sentir que abarcaba todo su ser.
Un estigma que brillaba en su frente.
Una fuerza que encendía su nostalgia.

Se levantó con su propio peso a cuesta.
¿Cuánto Pesa un Universo Vacío?
Se dirigió al centro de la habitación mientras el leño crujía debajo de sus botas.

En la mesa estaba el tintero, la pluma de garza blanca sobresalía, de aquel pomo que le servía de pedestal, dentro la tinta esperaba para exprimirse, un movimiento que desplaza la inercia mental.

Entonces fue un hecho ajeno, distante, inmortal.

Dibujó sobre la superficie del pergamino unas iníciales, y así desbordó su sentir en la superficie, el intenso de su drama, lo profundo de aquel sentir, convertido en nostalgia por la distancia no correspondida.

¡Oh! Destino; tú que me has arrastrado lejos de aquellas miradas, en que viví la plenitud celestial; tú que me alejas de aquellas caricias que colmaron la propia soledad, me destierras de la vía del norte, de sus profundos fiordos.

Tú que me anclas a estos parajes de selva vírgenes, de estas impenetrables forestas, desde donde son traídas mujeres ataviada de piel de ébano, encadenadas, y sometidas a mis más cruentas pasiones, lujurias y deseos liberados en presencia.
Aquel rio que escore y no logra detenerse, aquella masa armónica, que desemboca entre escollos y embates de furiosas olas, aquel el elementos que embriaga la razón cuando ve su discurrir continuo.
Las contradicciones del colisionar de las olas, en contra del fluir armónico del remanso del rio que se detiene delante de la furia del mar.

Sabes, cuando en mi arde perenemente aquella imagen de mujer, abandonada en aquellas frías tierras nórdicas, en la soledad del bosque donde en las noches el aullar del lobo, emitido desde la profundidad de la penumbra marca el confín de la razón.

Aun cuando me sacio en estas carnes de intenso color ébano, en la que hallan cobijo mi ímpetu, aun cuando en sus pieles húmedas de fragancias, de aceites de que las lucida emanando olores de suspiros, de sugestiva seducción y erotismo, donde mi razón desaparece para emerger en noches avanzadas con el respiro suspendido, en esta profunda oscuridad de tiempos y de olvidos, de acciones mágicas, y cuerpos de pieles emuladas a deseo carnal, donde se desvanecen sueños y arrogancias, donde el vivir es memoria, y olvido, donde desaparece cada uno de mis apetitos.

Como busque aquel rayo de luna, aquel claro de luz, aún me hallo sin hallarte, aún sin poder fijar tú imagen en mí conciencia, percibí por memoria aquellas palabras que llevo tatuada indeleblemente, como reliquia en mi piel de mil caminos bifurcados en mares infestados de piratas, en junglas repletas de jaguares, de ríos mansos de agua infestados de pirañas.

Son esas noches de intensos cantos, de un trillar de tambor, que se perpetua noches y días, donde las mujeres danzan arrebatadas en sortilegios, hechiceras evocando ritos milenarios, poseídas por espíritus, vagan en la jungla entre los árboles, como suspiro de tierra, desde el profundo de la impenetrable selva, como aliento de pantera, hostigando a quien no quiere perder la razón, sí, la razón aquí no tiene sentido, porque esta es tierra de Vudú, donde fui condenado a permanecer; porque una vez fui tocado por tú encanto mágico.

La noche calurosa, desde la impenetrable foresta, surgen rugidos de fieras al asecho, la luz de la lámpara palidecía, regresó a la hamaca, mientras la nave estaba siendo cargada con la mercancía; hombres y mujeres, que debían ser trasferido a otro continente, tierras lejanas.

El mañana traerá nuevas visiones, la luz del sol aclara las conjeturas de la noche, da forma y contorno a lo que eran sombras e incomprensión, se sueltan las velas de a vapor, sonidos de cadena, el respiro suspendido.

La nave zarpa con la alta marea, las amarras se retiraron, la proa indicó el rumbo, el navegante movió el timón, vadeando los escollos, luego en alta mar, las velas se despliegan a su máxima potencia, a toda vela para navegar en contra de su destino, más allá del horizonte.

Cuando azul es este mar. Cuando azul es este cielo.

El pergamino culminado con las últimas gotas de tinta, lo tomo y fue expedido a destino, con el viento que cubre la ruta del norte, mientras él, seguía la ruta de los mares del sur.
El fin ultimo del hombre es el mismo formarse como universo.

Coincidencia
Mensajes: 200
Registrado: 21 Ene 2013, 18:52

La Búsquedad del reino del eterno sonreir

Mensajepor Coincidencia » 08 Jul 2018, 16:38

La búsqueda del reino del eterno sonreír

Al salir de casa el sol estaba implacable, antes de bajar todas las escaleras hacia la calle, mire hacia el mar, y tuve que hacer un esfuerzo para no regresarme por el traje de baño, todo me incitaba a irme hacia el mar, en vez de irme a la escuela Eugenio María de Hostos, tenía mis buenas razones, además de no haber hecho la tarea, pero ese día me parecía inevitable habían convocado a mi representante por las tantas ausencia injustificadas, además que en la mañana nos habíamos jubilado y nos fuimos al mar.
En la Guaira las tardes son calurosas, la sudoración hace que la piel se vuelva pegajosa, de manera muy especial en la escuela, demasiado calor para estar dentro una jaula (aula) tan cerca del mar, y nosotros encerrados aquí, oyendo a la maestra Pina con sus charlas de educación primaria, que son más aburridas que quitarles las espinas a un fruto de cactus, el que invento la escuela sedentaria tenia serios problemas mentales sinceramente, porque es solo violencia sobre el educando, represión sistemática de los impulsos de libre juego que anima a cada niño.
Por aquellos tiempos, yo había desarrollado una técnica, muy buena para complementar mi educación formal, la de ausente-presente; o sea evasión del contexto, dejaba la maestra hablando, y mientras ella veía mi envoltura material, yo divagaba en mi universo de imaginación,y era tan sutil la acción mental que no era percibida, ni siquiera por el tiempo menos por la Maestra que daba sus explicaciones como si estuviera allí.
Mientras tanto, yo vagaba por las forestas cazando y bañándome en sus ríos, como debería ser la educación integral en un país tropical para mi correcto desarrollo psico-motriz, pero como aquí copian todo lo que se le ocurre a los del norte, tenemos que soportar la encerrada como si afuera de la escuela hubiera una tempestad de nieve.
Ese método se me ocurrió en los días en que andaba indagando sobre el reino del eterno sonreír, el grupo expedicionario estaba adecuadamente complementado y bien armados, los integrantes eran Juan el Explorador, Julián el Conquistador; José el Navegante; Justiniano el Baquiano, Julio el Traficante, Jacinto el Boguero y yo El Aventuroso.
Decidimos después de estudiar detenidamente todas las cartas geográficas de las Américas que hallamos en el archivo de Indias, que debíamos dirigirnos a la parte tropical de las Américas, por esa razón deducimos con una claridad aritmética que el reino del eterno sonreír, tenía que estar en las tierras al inicio del río Orinoco.
El río Orinoco, claro está, en aquellos tiempos no era como lo conocemos hoy, era más ancho, más largo, inmenso que no se le encontraba el inicio, los caimanes eran mucho más grandes que ahora y eran millares,había unos que tenían más de 300 años de existencia, las anacondas median hasta 200 metros, toda aquella naturaleza intacta excitaba la imaginación del explorador, porque estaba todo inmerso en una majestuosidad natural, y se nos proponía exactamente como todo lo que los hombres necesitábamos para la existencia sin ninguna dependencia de las cosas ya elaboradas.
Nuestra nave entro en el río, hasta un caserío indígena que tenía por nombre Barrancas del Orinoco,el primer campamento lo instalamos allí,y decidimos que sería la base desde donde partiría nuestra expedición al descubrimiento del reino del Eterno Sonreír; se comentaba entre los nativos, que sus calles eran hecha con placas de oro puro, los muros de las casas con lingotes de platas, las puertas con cristales incrustadas en piedras preciosas, sus gentes bebían en copas de esmeraldas, comían en platos de fino platino, no había ejército, y sus mujeres eran las más bellas de la tierra.
Intercambiamos con los indígenas algunas piraguas, las cuales cargamos con nuestros equipos; y al alba emprendimos la navegación, al salir del caño, había más de 20 piraguas, cuando gire a contarlas a ambos lados, me extraño el número, no pensaba que podíamos ser en tantos, el manso caudal del caño ceso al entrar en esa vastedad de agua que es el río Orinoco, remamos en contra corriente dentro del padre de todos los ríos; era un remar rítmico y la avanzada era dificultosa se necesitaba aplicar continua fuerza a los remos.

En la rivera se formaban espectáculos que nos dejaba impresionados por su hábitat en ciertos puntos de remanso del río, los manatí se bañaban con sus gráciles movimientos, los jaguares caminaban lentamente por las orillas, los monos nos arrojaban frutos; bien pensé yo, dejen que estén en un zoológico y se le quitará la manía, los caimanes millones de ellos nos veían con sus ojos asomados entre las aguas, cuando abrían las trompas era de terror, millares de garzas nos veían desde las playas, guacamayas de intensos colores se posaban en las ramas de los árboles, loros chillones formaban una algarabía aquí y allá; que hermosura era toda aquella geografía, comparada con lo aburrida que era descrita en clase.
Fue entonces que nuestras piraguas se encontraron en la unión donde desemboca al Orinocoel ríoApure,que uniéndose al Orinoco hicieron de su caudal de aguas más tempestuoso, y nuestras embarcaciones fueron arrojadas hacia la orilla del río que da hacia los llanos, algunos caímos a las aguas tempestuosas, y una vez dentro las aguas como pudimos nadamos precipitadamente para alcanzar la orilla opuesta.
-¡Hasta aquí nos trajo la canoa caballeros!
Así que decidimos seguir a pie; medio de trasporte que consideramos más seguro.
Caminar por la selva no es fácil, hay que abrirse camino a machetazos, por esa razón decidimos dividirnos en grupos de a cuatro que iban limpiando veredas de indígenas, y abriendo senderos de exploradores.
La vegetación era variada tan increíble como indescriptible, árboles gigantes que no se les veía la cima por su altura y eran tan anchos que al rodearlos se perdían horas.
En un claro de selva, vimos una comitiva de Indígenas venir hacia nosotros, preparamos las armas, pero ellos nos hicieron señales de paz, no nos convencimos inmediatamente, luego entre señas y explicaciones entendimos su idioma, y los seguimos, nos fuimos detrás de ellos en fila india por entre la foresta que conocían muy bien, pero en guardia por si querían hacernos una emboscada.
De pronto se abrió un claro de bosque, donde vimos una enorme Churuata que era la edificación única, donde vivía la comunidad indígena que se llamaban los Piaroa.
Las hamacas puestas en hileras atadas a los palos columnas, parecían barcos de velas meciéndose con las olas.
Los hombres que vinieron a nuestro encuentro no eran muy altos, pero andaban desnudos la comunidad se dedicaba a lasmás diversas actividades caza, pesca, recolección de tantas frutas y cultivaban, los niños jugaban con animales exóticos, se bañaban en los ríos, trepaban árboles, se mecían en las hamacas, corrían a esconderse es decir practicaban la educación natural.
Las mujeres no eran correctamente vestidas, vestían como decir naturalmente, que sola la larga caballera cubría una parte de su cuerpo, por eso creímos que habíamos llegado a la sala de baño. Pero estábamos equivocados como nos explicó Julián, eran mujeres en todo su esplendor en traje de Eva, sin pudor, sin inhibiciones que vivían aún en un estado inocente-ingenuo, mucho antes de comer del fruto del árbol de la ciencia del bien y del mal.
¡No! me dije un honesto caballero castellano no pueden ver estas cosas.
-¡Hey tú jefe! estas criaturas ¿Porque no se visten?
-Si lo hacen, justamente en la fiesta que tendremos en honor a ustedes, esta noche.
-Muy bien.
Fue aquella vez que probé el casabe, (pan hecho del tubérculo de la mandioca o yuca) aunque no sabe a Na’ lo comíamos con gusto, junto a exquisitos frutos jamás existidos.
Al atardecer aún estábamos bañándonos en el caño del río, cuando los pájaros se reunieron e iniciaron un extraordinario espectáculo de despedida en honor al sol, ya que se iba a otros continentes.
La noche llegó serena, no sin antes invadirnos con un ejército de zancudos que nos extraían la sangre como si tuvieran inyectadora, de pronto un enorme telón nos catapulto en una oscuridad sin precedentes, la foresta se volvió inquietante, tenebrosa, extraños aullidos salían espeluznantes de ella, que nos hacían erizar la piel.
En el centro de la Churuata encendieron una fogata, la luz que de ella emanaba proyectaba nuestras sombras hacia el espacio sideral, las mujeres iniciaron un baile muy sugestivo, eran vestidas como dijo el jefe, pero solamente de plumas parecían unas guacamayas cruzada con garza, extraños sonidos de un cantar ancestral, sugestivos movimientos nos retraía a ciertas formas de heredad atávica, donde hombre-animal-planta; el universo en un todo, las mujeres danzaron varias horas demostrando una total inocencia sobre su estado de desnudez integral, la luz de la fogata proyectaba sus sombras hacia el espacio sideral y el universo parecía brillar más de lo común.
Al amanecer cuando se aclaró la jungla, el panorama apareció tal, y cual nos lo imaginábamos de día, el recuerdo quedaba como un vació de aquellas tinieblas, en que la conciencia se refleja al límite apreciando la profundidad del cosmos.
Nos organizamos de nuevo, y decidimos reiniciar la expedición, la tribu nos hizo acompañar por baquianos en el interior de la foresta, hasta el punto extremo que ellos frecuentaban, aunque no conocían donde quedaba el reino del Eterno Sonreír, nos hicieron señas hacia el punto norte-sur-este-oeste, hacia cualquier lado era bueno, la selva no es quietecita como podrías imaginarte y para demostración; a un cierto punto un extraño olor muy penetrable nos detuvo, Julio dijo;
-¡Na’ guara de hediondez! ¡Debe ser una guarida de tigres!
En ese momento una banda de jaguares nos saltó encima.
-¡¡¡Patita pa’ que te tengo!!!
Corrimos como pudimos, nos encaramamos a árboles como pudimos, que aunque eran inmensos los escalamos en cuestión de fracciones de segundos; el miedo no conoce ni de medidas, ni de obstáculos.
Allí nos sorprendió el atardecer, toda esa noche no pudimos dormir, extraños animales trataban de atraparnos, una anaconda gigante que se deslizaba hacia la cima del árbol, la hicimos trizas con más de 350 machetazos, arañas peludas nos paseaban por encimas grandes como gatos. Escorpiones que tenían aguijones que parecían lanzas; después para completar llego una manada de orangutanes, que decían que el árbol era de ellos, que allí dormían desde que el árbol no estaba, mediamos una solución pacífica, y decidieron de mal grado compartir esas ramas y gajos con nosotros de esa manera guindamos, (dormimos en lenguaje orangután) como pudimos.
La mañana en la selva amazona es un despertar adelantado, hay tantos pájaros y animales que inician a cantar; empiezan con una melodía afinada, cadenciosa, sonora y luego se trasforma en un escándalo estrepitoso de tal proporción que parece una festival de heavy-metal satánico rock, por eso deduje que el sol no llega, ellos lo despiertan.
¿Si no para que hacen tanto ruido?
Los orangutanes nos dieron algunos frutos que habían recogido, y nos despidieron.
-Váyanse para el carajo.
Al bajarnos del árbol, entendí que la evolución humana, fue un acto de gran coraje; no es fácil bajarse de la mata (árbol) especialmente sí hay una banda de tigre esperándote debajo de este para almorzarte, pero sí nuestros antepasados lo hicieron, lo teníamos que hacer nosotros también.
Caminamos por días sin mucha orientación, hasta que llegamos al pie de monte Andino, las montañas se abrieron delante nosotros al salir a un claro de selva.
No sé porque imaginábamos que el reino de la eterna sonrisa no podía estar en la selva, sino en una cima elevada, a lo mejor por la ausencia de zancudos, porque con esas picaduras, creo yo, que no sé sí se podría ser feliz; ¿o sí?
Las cascadas era cubiertas de una vegetación verde neón y azul lapislázuli, había flores de Orquídeas de todo tipo, moradas, violetas, lilas, rosadas, turquesas, menos rojo. La neblina envolvía la exuberante foresta trasportándonos al paraje mágico, más allá del metafísico, por esa razón acampamos a la orilla de la cascada; que por su sonido abre a la condición del todo saber.
Luego, apareció antes nosotros, el anciano sabio; que de su cabello plateado se irradia la luz sobre el conocimiento.
En aquel momento nos alzamos y entramos en el reino del Eterno Sonreír.
Personas de eterna presencia, vinieron hacia nosotros llenándonos de una paz jamás sentida en universo alguno.
-¿Que sitio extraño es este?
-El que tú estabas buscando poeta.
Me voltee porque la voz me parecía conocida
-¿Quién eres?
-La princesa Anais de la tierra de los Guaraní.
-Que bien encontré lo que estaba buscando.
Luego desde lo profundo de la selva sentía voces,que procedían de otra realidad.
¡Expósito! --- ¡Expósito!! ------ ¡Expósito!!!
¡Responde! ¿Que estas durmiendo otra vez?
-¡No! (un no condicional como de pretérito de un traspasado remoto).
La respuesta: No, salió antes que mi mente del reino del eterno sonreír, eso sí en medio de la risa de mis compañeros de clase.
-¡Expósito! ¿Entonces me puedes responder la pregunta?
Mire a mi alrededor, esperando que alguien me soplara la respuesta, pero nadie lo hizo, me sentí en medio de la nada por falta de apoyo popular, tú ves.
-¡Ven aquí! ¡Niño desobediente, cuando no te jubilas estas evadido, dentro de tus fantasías infantiles!
(¿Pero aún no es un derecho del niño? La libertad de fantasía).
-¡Maestra Pina! ¿Ya va empezar con la represión?
-¡No niño! te voy a dar solo dos reglazos, sino me contestas inmediatamente la pregunta.
Avance, calmadamente entre la fila de pupitre, esperando que alguien me dijera algo; la maestra era allí de pie, detrás estaba la pizarra: Donde estaba escrito, Conmemoración del día del árbol.
“Al árbol debemos solicito y amor, jamás olvidemos que es obra de DIOS.”
Me frene delante de ella.
-Entonces recítame todo el tema.
-¿Todo, maestra?
-¡Sí niño, todito!
-Bien, sucede entonces, que paso, cuando vino, en que llegando a este punto, tenemos que considerar la cuestión, tal cual, y de esa manera según los hechos antes expuestos, me parece lo más correcto como dijo la maestra, ayer sobre este tema tan importante.
Una enorme risotada de carácter colectivo estalló detrás de mi espalda, me voltee para ver quien tenía el chalequeó en mi contra, todos reían y quien no reía porque se contenía de explotar de la risa, los cachete los tenían rojos.
-Sigue, sigue carricito que te voy a premiar.
Ringgg –º- ringggg -º-º- Ringggggggg !!!!!!!!!!!!!!
(La caballería, caballeros).
-Maestra ahora que me acuerdo, mi papá me está esperando afuera de la escuela, porque mi mamá está hospitalizada, debo irme inmediatamente.
-Expósito no te vas a salvar, hoy te salvó la campana, pero para el lunes me traes el tema que puse de tarea, y escrito correctamente en castellano vigente, sino te doy 15 reglazos sobre los dedos.
-Si maestra seguro, ¿El tema? Pues me lo sé de memoria.
-Muy bien lo espero, cuantos reglazos te dije.
-15 solamente, maestra.
-¡Hasta mañana, niños pueden salir!
Una manada de muchachos, se alzaron de sus pupitres, como en una estampida, que en la confusión me empujan hacia atrás y no me dejaban tomar mis útiles escolares.
Saliendo le pregunte a mis compañeros.
-¿Julián de que hablaba la maestra?
-Que voy a saber yo, si estaba contigo en medio de la selva.
-¿José cuál es el tema de la tarea?
-Qué te pasa yo estaba contigo. ¿No te acuerdas?
-¿Justiniano, anotaste la tarea para mañana?
-Me quede en el campamento, compañero.
¿Todos? ¿Por eso que en esa expedición había tanta gente?
-Oye ¡Aventuroso!
-Porque no le preguntas a la Giovanna, que ella siempre es aplicada, no tiene fantasías.
-Hola compañera me puedes decir; ¿Cuál es el tema, para mañana?
-¡No te vayas a creer que te hago la tarea otra vez!
-¡No, Chica! solo quiero saber cuál es el tema.
-Es el de Bolívar.
-¡De Bolívar! ¿Pero cuál?
-Que andaba por allí haciéndose el revolucionario. Es un tema libre.
-Bien, una de guerra y libertario, fenomenal.
-Deja ese tema Aventuroso que el lunes nos jubilamos para irnos a Playa Verde, o ¿Piensas hacer la tarea?
-¡Sii! ese tema es bien.
-¿De verdad vas hacer la tarea?

Yendo para mi casa; me vino en mente, que la escuela seguro la inventó un viejo obstinado, que no sabíacómo hacer para infringir un castigo a los niños que se burlaban de él.
De esa manera les quito el aprendizaje práctico y les aplico la educación sedentaria, para que cuando crecieran fueran cascarrabias como, él, y de esa manera se explica porque los adultos son así de represivos…

¿Porque no puede ser educación libre, cada quien aprende lo que quiere como siempre ha sido?
Una vez que llegue a la casa me dije; es mejorque inicies hacer el tema en este momento porque si lo dejas para después no lo haces más.
Entonces abrí el cuaderno e inicie a escribir antes que se me olvidara.
La Guaira 26 septiembre 1966.

Escuela; Eugenio María de Hostos.

TEMA

Simón Bolívar el rebolucionario.

Este Bolívar era un ciudadano normal, hasta que un día se amotinó contra el gobierno, no le gustaba la esclavitud, ni el somete en que lo tenían oprimido, así que inició un ciclo de conspiraciones, contra lo que estaban establecidos en una de poder oligarca colonial, éltenía un sueño rebolucionario, desde niño pero no se lo había dicho a nadie, que todas las cosas tenían que ser de todos, nada de malamañosos que se apilonaban todos los objetos, o sea que las cosas tenían que estar en medio la plaza, y quien tenía necesidad las usaba, el dinero igual debía ser de todo el mundo y de libera circulación.

Por eso habló con sus panas y les explicó sus ideas livertarias; estos le dieron toda la razón, así que se armaron como pudieron y se abrieron en una de hostilidad contra el imperialismo.

La cosa no fue fácil, porque la gente es burda de caleta con las objetos materiales, por eso había que despegárselas de las manos a juro, iniciando con una guerra del arrafeque; arrasa y quema, después lo que quedaba lo repartían, hasta que toda la gente se quedó sin nada, y quedando de esta manera libres de las cosas que los tenían sometidos, subyugados en una de egoísta, por lo tanto quedaron igual a los indios que no tienen propiedades, y viven una de natural. Mucha gente no se acostumbraba a ese estilo de vida rebolucionaria en especial las mujeres, que no querían andar como las indias a lo natural pues, de esta manera se envolvían en hojas de plátanos como las hallacas.
Al poco tiempo la felicidad regreso al pueblo, no había envidia pues nadie teníanada, las casas estaban siempre abiertas.
Además en las mañanas se quedaban como los indios meciéndose en las hamacas, mientras las mujeres se iban pal monte a sacar la yuca, el ñame, el banano del conuco, (huerto).
Al mediodía eran peleas de gallos por todos lados, en las tardes se bañaban en el río, y al atardecer se comían una arepa con mantequilla, café con leche y se prendía el Joropo llanero; Con Arpa, cuatro y maracas, bailando a la luz de las fogatas y cantando bellas canciones de esta gesta livertadora.

Canto

Son las coplas señores y señoras, que esta noche yo compongo en una rápida improvisación, para relatar la gesta histórica de nuestra soberana nación.
De Simón el Livertador; Hombre gallardo, bueno con la espada; majestuoso con la pluma; macho con las mujeres.
¡Si señores Bolívar el Livertador! puso a correr el imperio entero, él solo, solamente con su valor, nos dio a nuestro pueblo honor y gloria, para ser gente independiente otra vez, como el tigre en la foresta.
¡Si caray! Bolívar el livertador varón entre los varones, donde el pasaba las tropas enemigas huían, la pólvora no disparaba en su contra, el acero perdía su temple delante su presencia, los puñales no herían su piel criolla, todos callados oían con respecto, porque infundía valor a los patriotas, miedo a los realistas, devoción a los ciudadanos.
¡Aquí estoy yo pues! con este canto popular, afinando mi voz para acompañar mi copla con arpa, cuatro y maraca, componiendo estrofas que salen del corazón para cantarle a Simón a ese gran varón, hombre de arrojo; letras y gran honor.

¡¡¡Esta es tú patria Simón!!!
¡¡¡Vuelve cuando quieras!!!
Para armar de nuevo una sampablera, rebolucionaria.

Que tú presencia nos recuerde, los días gloriosos de nuestra emancipación.

Fin.


Bien, ahora que termine la tarea, me voy a ver las comiquitas.
De mañana temprano, estaba bien peinado y con la camisa limpia. (Limpia porque era lunes).
La maestra al verme se sorprendió.
-¡Caray! Expósito, no lo puedo creer, que estas hoy lunes en clase, no me digas deja que adivine, ¿Te trajo la policía?
-¡No, maestra! ¿Cuál es el sarcasmo y el burloneo? traje la tarea.
-Bien, dame el cuaderno, oigan niños la primera tarea de Expósito en tres años.
Me sentía muy feliz ese día, como quien se quita un gran peso de encima, eso sí cuando pase cerca del pupitre de la Giovanna, me dijo:
-Me lo hubieras dado para corregírtelo, chico.
-¿Qué te pasa nena? Aquí hay un escritor.
-Sí Expósito, me lo imagino, no más.
Después de los preliminares y la zoquetearía de pasarnos la lista, como si fuéramos ganado en un potrero, pa’ contarnos, la maestra me grito.
-Expósito! ¿Qué historia es esta?
-La de Bolívar.
-¡La! ¿De quién?
-De Bolívar maestra, él, mismo me la contó hace unos días que me jubile.
-¿Que dije yo el viernes?

Entonces mire a la Giovanna, como diciendo; ¿Entonces?
Ella entendió y se levantó, abrió su cuaderno. (Muy bien conservado por cierto, porque el mío estaba un poquito descuidado, un poco desbaratado y algo sucio, parecía como si lo hubiera salvado de entre una merienda de caimanes).
-El tema para la tarea del lunes será; Simón Bolívar el revolucionario; tema libre.
-¡Bueno! eso fue lo que hice.
-Este muchacho del carrizo, esta no es la historia de Bolívar.
-¿Cómo? ¡No! maestra Pina, él, mismo me la contó allá en Punta de Mulato, se la pasa en el mercado y se la cuenta a to’ er mundo de verdaita, y canta también.
-¿Y se llama Simón Bolívar mijito?
-¡Sí! el negro Simón lo conocen todos los del mercado, es tan viejo que estuvo hasta en la colonización, y vivía en la hacienda de los Bolívar.
-Hazme el favor mijito, la historia era la que yo dicte la semana pasada en clase, que seguramente estabas inexistente y oyendo cuentos de borracho en el mercado.
-El tema me dijo que era libre, además no puede usted saber más que él, que la vivió.
-Era mejor que te jubilaras Expósito, sinceramente y ¿Esta hilera de doble punto y comas que pones a que sirven?
-Para no perder el hilo constitucional del discurso, son bien ¡tú ves!
-La verdad que por ser tú primera tarea, te la voy aceptar para no desanimarte, otra cosita niñito desobediente; se escribe revolucionario y libertador.
-Pero va a saber más que él, y así lo pronuncia el pueblo y las reboluciones son populares o ¿No?
La maestra puso una mala cara, regrese a mi pupitre y me sentí orgulloso de mí.
-¡Niños atención! Hoy hablaremos de moral y cívica; Tienen que saber lo importante de esta formación en el ciudadano.
Julián, José, Justiniano, Jacinto y Julio nos miramos.
-Bien ¿pa’ dónde vamos?
-Pa’ una de vaquero chamo.
-¡Cuantos somos?
-Los mismos de siempre.

Mientras más aburrido es el tema en clase, en que se trata de introducir los razonamientos de adulto en el educando, más fértil es la imaginación del infante.

Pero antes de partir hacia los confines de la realidad.
Mire luego a la Giovanna y le dije;
-¡Pendiente de la clase jeva! que nos vamos de evasión.
-Sí ya lo veo que están idos.
Ella solo lanzó un suspiro.
Entonces me pregunte ¿Cuándo le costará ser cómo es? me vino de preguntarle, cuando cuesta liberarse de todo este sistema impuesto, dentro de la violencia implícita de sistema, pero ya mis compañeros habían partido, y tuve que alcanzarlos a full imaginación.
Sucedió; que la caravana que nos llevaba al lejano Oeste, más allá de la tierra prometida, a cierto punto fue atacada por los pieles rojas.
Rápidamente nos formamos en círculo, mientras el sol tomaba su posición en el alto de los cielos, en el cenit, las flechas se encajaban en las maderas de los carruajes, y respondíamos disparando nuestras pistolas en todas las direcciones, la tierra prometida estaba detrás de aquellas montañas, debíamos solo resistir a estos hostiles amotinados, que guardaban las puertas hacia ella.





Historia sustraída del diario de la Giovanna, que no voló a las tierras de la fértil imaginación de los sueños infantiles, por estar pendiente de la maestra Pina, que de paso recordamos con gran cariño.
El fin ultimo del hombre es el mismo formarse como universo.

Coincidencia
Mensajes: 200
Registrado: 21 Ene 2013, 18:52

El sueño

Mensajepor Coincidencia » 08 Jul 2018, 16:49

El sueño
Comprendiendo para seguir entendiendo.
Aquella mañana me encontraba encastrado dentro de la normalidad.
¿La normalidad?

La normalidad por donde yo vivo, la defino como una línea larguísima en la que puntuación es una infinidad de actos impropios, o sea actos míos pero en realidad son inducidos, condicionados dentro un sistema de producción, donde el mercado y sus dinámicas se han adueñadas de nuestras vida en todos sus géneros, reducido a que todo tiene un valor comercial, cada cosa tiene un precio en moneda, todo por ende es mercancía y toda esta acción predominante recae encima a cada aspecto de la vida, y eso revaloriza todo su entorno y también la cultura reduciéndola a una acción de ganancia, incluso es marginal en el contexto, condicionando el arte, la creatividad, incluso lo intangible como la búsqueda existencial.
Por esa razón esa mañana al abrir la ventana, el sol en contacto con mi piel, entro en sinergia, percepción en el cual mi sentir se trasformó en una visión no mirar en sí donde no se puede ver más allá de la realidad. Algo diferente una revelación un sentir que abre a lo impostergable, que llega a nosotros capaz de tomarse nuestro ser.
Aquellos intentes prolongados dentro de mí, y mediante largos respiros activaron en mí al ser.

El ser que retomó en mí el respiro y trajo a mi aromas y sensaciones en imágenes y recuerdos que me indujeron al ¿Por qué yo no podía ser yo mismo?
Como aquel perro callejero que había roto la cuerda y que todavía llevaba amarrado al cuello el pedazo de cuerda como un recuerdo tácito del tiempo hecho añico en cual fue sujetado contra de su deseo de circular.
Como las aves que alcanzan el cielo en alto, siempre más alto, me hicieron deducir que yo estaba en vacío de existencia, entonces en mí exploto un impulso obsesivo compulsivoque iniciando con una agitación constante, continúo dentro de mí, llegando al profundo de mí al núcleo del mí, generando una acción fóbica contraria a lo que se habría generado en mí.
Una acción de desespero me empujo a tomar la chaqueta y correr por la escalera entrar en mi automóvil y emergerme en medio al tráfico, a gritar neuróticamente mientras respondía alocadamente el celular sin aferrar el filo lógico del discurso, para alcanzar mi oficina a todo costo, para después entrar en conflicto con otros, para la producción y reproducción también de cosas absurdas, objetos, que el uso inducido y su perpetuación su prolongación son problemas de mercado, problema de financiamiento, problema de logística, problema de marketing, una realidad que se expande en nosotros ordenándonos como una prioridad, a carácter de idea fija anulando en mi cada segmento de vida como tal.
Para después de toda esa agitación ir en baja de humor por no haber alcanzado cuotas de mercado.
Todo ese mecanismo para anular una razón de ser, y ese ser que regresa con una constancia continua a producirme una angustia.
“Hoy no salí a trabajar,”
Se me embota la mente, por un instante que adverso mi ocupación, se embota la mente, ¿Pero hoy es domingo?
Una turbación que se adueña de mí, que me lleva hacia la confusión mental, me da pánico perder mi control mental, ¿como si alguna vez lo hubiera tenido?
Busco en el calendario, ¿Para ubicarme en que día es hoy?
Hoy es martes 3 de marzo día de trabajo normal. ¿Pero cómo?
Como un fulmine que descarga dentro de mí un sentimiento astringente de angustia de profundo culpa ¿Eres un desertor? Que remerge con una orden imperativa; ¡¡¡Tienes que ir a trabajar!!! ¡¡¡Quieres llegar tarde!!!
Después la duda ¿Qué hará la empresa sin mí?

Yo allí soy indispensable; el proyecto de mercado, la producción de los objetos que después tendrá que ser trasportados, expuestos en comercios, para llenar miles de estanterías, no es una cosa simple no muchos podrían hacerlo, ciertamente soy esencial, diría hasta que soy único.

Sí me dije en automático; Claro ciertamente, que tendría que hacer por allí dando vuelta, como un sin oficio, teniendo una importancia específica, y tomando el objeto de la mesita, mire detenidamente ingeniosa sujeto con que invadimos el mercado para hacer una enormidad de ganancias a partir de un objeto, un objeto sí inútil para la humanidad, pero gracias al bombardeo sistemático de una campaña publicitaria sin tregua, inducirá a la masa a comprar nuestro producto. Esta acción específica me hace sentir integrado al servicio de un propósito de suceso que mediante un gran proceso formativo mediante el cual yo había alcanzado un puesto de privilegio en la escala, un puesto de responsabilidad sin duda.
¿Y entonces como me había explotado este sentir anticonformista?
Que hacia un revisionismo de mi proceder existencial, cosa de locos.

El imperativo de ir de ir a trabajar era igual a lo que me había impuesto desde niño ir a la escuela, de adolescente ir al liceo, de joven ir a la universidad.

¿Cuál es el fin último del hombre?
¿Función a sí mismo, expropio de los actos propios, anulación del ser?

Toda esas interrogante desembocaron en una extraña tranquilidad de espirito, después aquella mañana hubo una respuesta insólita para mí con una seguridad que me maraville.

No, hoy no voy a trabajar.
Créeme a mí que hoy te revelo esta historia de mi existencia más allá de cualquier situación.

Inmediatamente me derrumbe en un estado confusiónal, que después de varios minutos no podía moverme, me dije desde el profundo de mis angustias, seguro que perdí la acción motora, me quede aquí paralizado, inmerso en lo profundo de mis angustias, todo esto me sucedió por haberme rebelado a mis obligaciones acquisitas, la taquicardia, el sudor que baja frio por la sien, insuficiencia respiratoria, un calor exagerado en la cara, la piernas me templaban, mareo y vértigo, logre sentarme en el sofá, y me dije; Será mejor que regrese a trabajar.
Sí, ciertamente es mejor que regrese a trabajar.
¿Si no que haría yo por allí?
No soy capaz de estar sin hacer nada, caería en un vacío, me levante pero me sentía pesado como si me hubieran arrollado, emprendí la marcha, o sea esos actos mecánicos que todas las mañana hacia, tome la chaqueta, me asegure que la corbata era en el bolsillo, pero cuando me acerque a la puerta me dije nuevamente, no, pero un no que venía desde el Mí profundo.
¿Otra vez?
¿Pero porque?
¿De dónde sale toda esta rebelión?
¿Qué sentido tiene una rebelión contra mi mismo?
En contra de mi trabajo y mi futuro profesional, sé que manipulo las masas, pero es legal, y ese hace que no haya nada de malo.
Y además ¿si no trabajo cosa haría?
No tengo ningún plan alternativo, pero que estupidez para cesar una actividad extenuante tendría necesidad de una actividad alternativa…
¿Entonces las actividades que hacemos los seres humanos para llenar un vacío? ¿Para rellenar aquella sensación de desesperada solitud?
Entonces recordé, o mejor concientice en aquel instante que a lo mejor todo había iniciado, cuando leí una novela, una de esos escritos antiguos, que la gente no lee más de temática existencial, de personajes fuera de la normalidad, de quien tiene una búsqueda idealista que renuncia a lo que tiene como certeza, esa acción pasiva dentro de la mentalidad formal del bienestar de la vida burguesa. (Esto lo leí escrito en un muro, de esos edito subversivos que contestan la sociedad del bienestar).
Era un libro de gran valor emotivo-afectivo por ser la única herencia de mi padre, que muchísimos años atrás había desaparecido, o sea había abandonado a mi madre, a mi hermana y a mí. Lo había leído varias veces, con el tiempo me había hecho una idea que él, se había andado al oriente místico, aquel oriente lejano espiritual, el oriente donde se pierden nuestras fantasías.
Me vino una inquietud lo busque, encima de la mesa, lo tome entre mis manos y tuve la idea cierta que era el libro el motor de todas mis agitaciones.
Me quede con la mirada fija en la portada.
Leí, autor; Herman Hesse.
Titulo; Siddhartha.
Lo había leído esta última vez, con especial atención y sentí un especial llamado, que sintetizaba como la búsqueda espiritual para alcanzar el Nirvana mediante el conocimiento del sí mismo.
¿La vía de oriente será, el sendero que lleva a mí?
Mediante el Nirvana; que tramite la aceración de todas las pasiones, de la voluntad, del vivir e podría alcanzar la nada. (No estaba de acuerdo pero lo aceptaba, para no caer en prejuicios).
Entonces acerté hai que suprimir las ganas de vivir, ¿Para iniciar a vivir?
Madre santa a veces las definiciones empeoran el acto inicial.
Sentí una liberación a medida que esbozaba una sonrisa, que la sentí mía, no espaciada dentro de un contexto de trabajo que sonreír falsamente es una norma de etiqueta, sino una sonrisa autentica mía, hacia mí un acto propio, sin un interés en el medio.
Aunque estaba en plena contradicción conmigo y el contexto que me englobaba.
Aquella mañana hacia el mediodía, tome diversos objeto que mi razón señalo como esenciales, y salí del edificio donde vivía, pero como no tenía ninguna experiencia de no hacer nada, es más no sabía ni como catalogarme dentro del conglomerado urbano, a veces me venía la impresión de ser un pensionado que giraba sin un fin productivo, por lo tanto regrese unas veinte ves a mi apartamento con movimientos repetitivo deja cosas, y tomaba otras, y le daba un inmediato uso futurista de situaciones alojadas en mi mente de un uso que después desaparecía por falta de confrontación con la realidad objetiva, todo ese ir y venir me regreso en mente de la inutilidad objetiva de los objetos.
Lo sabía yo, ideador de una sagaz conjura usando ciertos esquemas comportamentales, condiciono la conducta de las masas para inducirlos adquirir con la prioridad de ser esenciales, y la razón me decía que escogía objetos auto manipulándome.
Entre en tal confusión de objetos y de sus prioridades que abandone, tome una mochila y el libro, mirando vi varias facturas que debía pagar, también la del impuesto sobre la renta;vampiros que por buena parte de mi existencia me habían chupado mi vivir.
Abrí la puerta y salí corriendo, pero huyendo de mí mismo, y de todo lo que me representaba una vida objeto, de automanipulación servil a un sistema de explotación,
El libro me dije; entonces lo apreté entre mis manos y contra mi cuerpo como un amuleto, no sé si era por el cansancio, pero a medida que bajaba por la escalera me relaje, era un caminar reflexivo, y no automático como todos los días, era una liberación que me crea un sentimiento distante de un hombre que se había ido en rebelión, contra todo lo que le habían impuesto, y que al substraerse de la subjetivación sentía un renovado vigor del ser.
Aunque para ser sinceros a veces resonaban en mi ecos de servilismo, alucinaciones que me reproponia voces de visones antropomórfica de la facturas, y el impuesto in pagar que me decían;
“Está bien no pague, pero no regresar nunca más te impondremos de los intereses, y te hipotecaremos aun el aire que respiras.”
“Es mejor que pagues no podrás huir, te secuestramos el carro.”
“Que haces solo vas empeorar tu situación tributaria no seas loco.”
¿Puedes creer que esos objetos de papel puedan comandarte?
¡Sí, seguramente una condición emotiva de acción impulsiva compulsiva!
A cierto punto vi que la gente caminaba, las calle estaban llenas de automóviles, las oficina llenas de empleados, yo como si nada hubiese sucedido de ese profundo cambio, a cierto punto quise parar a las personas para preguntarle, si no veían el cambio que había en mí.
Quería gritarles a la entera humanidad; ¡Pero porque ninguno ve mis profundos cambiamientos!
Después me sentí excluido y me fui por callejuelas segundarias, presintiendo la emarginación social por el abandono del dogma, Exclusión social por abandono del dogma.
Así me interne por senderos urbanos escondidos de esos que nadie ven, que llevan a edificios abandonados, a galpones en desuso, me pare delante uno, que sus paredes estaban hecho con ladrillos rojos, y era en completo estado de abandono, pero como yo una vez había servido a un fin de producción quizás de cosas inútiles, sí sentí una analogía, incluso una empatía en que su ser sentía abandono y soledad. Lleno de escritos, rayas, dibujos como un último ultraje, muros grafiados, con grafiti, multicolores, multiculturales, donde sobresalía una A dentro un círculo.
¿Cuál es su significado?
¿Pero, qué querrá decir?
Me acerque cautamente, había escritos sintéticos; “I was been here.”
Me quede congelado, mientras un lejano entendimiento llegaba a mí.
Y seguía leyendo;
“Hoy regreso a ti.”
“Nunca más servo de ninguno.”
“Tome el largo camino de regreso a casa.”
“Me perdí dentro de mi juegos infantiles.”
“No tengo más la capacidad de perdonarme.”
“Un día debajo de la rueda, pero después debajo de la aguja es peor.”
“Más allá de todo dile a mi mamá que viví en los parajes inconclusos.”
“Ayer inicie las guerras existenciales si me encuentras avísame por favor.”
“Mi piel, mis venas las he perforado tanta veces, son tantos los huecos que entendí quién era Jesù.”
De esa manera entendí que la “A” dentro del circulo era la síntesis, per la incapacidad de sintetizar fuera del límite, contra todo lo que era impuesto por el autoritarismo que somete al ser expropiándolo de su inclinación en la búsqueda del buen vivir, Delante a esos muros y sus escritos y sus diseños, sentí que me decían a mí que un mundo mejor es posible.
El muro como proyección de un espacio trascedente, en que el mí era su ascendente.
Pero aun bramaban en mis pulsaciones de forma impulsiva que como flash atacaban mi conciencia; “¡Debes llegar a tiempo!”
Después el razonamiento de regreso; “¿A tiempo dónde?”
Esto me demostraba mi cambio radical, me venía de reír, y después me miraba alrededor daba una ojeada, en realidad era yo que no solo miraba si no que veía, y descubría más allá de los grafiti, descubría monumentos, estatuas, plantas que eran en esas calles desde hace siglos y que no las había visto, el tiempo es necesario, pero mirar no es necesariamente ver son acciones entre ellas diferentes.
Claro antes yo era en prisión y esta acción había condicionado mis sentidos, esclavo del sistemapor el cual yo creaba y difundía manipulaciones generalizadas por el consumo masivo de cosas innecesarias derrochando recursos con el fin de inducir a otros a someterse a no ser. Porque consumir es alienación sintomática un mandato sobre nuestros actos.
Entonces como andar no es caminar porque son acciones bifúrcate, fui a una ferretería, tenía una cierta indecisión de que querría y que hacer.
-¡Buenos días!
-Querría comprar pintura espray.
-¿Qué color?
-No sé un color que pueda exprimir libertad.
-Anaranjado intenso.
-¿Te parece?
-Entonces negro porque la esclavitud murió.
-Tienes razón.
Después cuando pude encontrar un espacio entre tantos escritos, y un muro che fuera anónimo, un muro aislado, emarginado del factor productivo, abandonado de sus funciones, y en desuso de sus propietarios, que tuviera mí mismo sentir, para comunicar yo también a aquella dimensiones del inteligible emotivo, entonces saliendo del embarazo inicial escribe mi primera A, y entrar en osmosis a las dimensiones paralelas donde pude leer las escrituras grafiadas dejada como impresiones en lectura emotiva de conexión en empatía, historia sin confinesde la lucha de muchachas y muchachos, que liberaban en esos muros sus vivencias su lucha por ser sus vivencias, escritas en forma espontánea sin barrera en espacio donde se perdían las dimensiones donde habían cercenado las cadenas del condicionamiento impuesto hacia la formación de un Yo, reproponiendo al máximo el propio potencial creativo como testimonio del propio hacer y por ella la consignaron al tiempo, a la intemperie, al vandalismo estructural que cancela todo vestigio de creatividad no productivo, no validable en monedainstalando un esquema obtuso de practicismo de que lo que no puede usarse en intercambio comercial no es válido. Por ello esto sería una victoria individual del idealismo sobre el comercialismo de que todo de tener un valor asignado.
Muros y sus escritos que ni siquiera hacia pocas horas atrás yo identificaba solo como muros arañados con palabra sobrepuestas, con formaciones de extractos confusiónal, muros agredidos por vándalos hechos de gente sin oficios que exprimían su mala educación.
Muros que ahora yo compartía con ellos una comunicación y ellos conmigo de historias análogas de como perseguir el filo para orientarse en el laberinto de mi propio complejo, hacia la formación del Atman el Yo cósmico, más allá de la vejez y la muerte, hacia la iluminociencia aquella que reversa sobre nosotros la Conciencia Universal.
Entonces abrí el libro, y mientras leía visionaba que encima de esas palabras había sobrepuestas ideas y pensamientos de mi padre, que mientras lo había leído dejo una impresión emocional sobre esas páginas.
Eso fue lo que paso mi padre fue arrebatado en éxtasis, entonces él, se fue en busca del Nirvana, deduje, sí ciertamente él, desapareció entonces divague en aquellos pocos espacios que había liberado en la mente, donde la palabra Nirvana evoluciona dentro de su significado intrínseco que lo libera ella misma como definición afín, por revelación Nirvana es alcanzarde unaposición autónoma muy por encima de la razón dualista, por lo tanto nuestra mente adquiere unafacultad sin contradictorio suspendiendo el juicio, y por ente la forma autoritaria, por lo cual la paz no formará la guerra, el amor no producirá odio, per iniciar la nueva era, Gracias Padre porque ya nos oíste.
Superando la pseudo definición de la Noluntad del Nirvana, vi claro el camino a seguir, pues está mejor ajustada a mi entendimiento, una búsqueda debería que tener insertada en su intrínseco un ideal de absoluto o por lo menos la acción inmadura del verbo ser, una búsqueda de la anulación del deseo, para limitar el efecto del alcance de la conciencia emocional para estimular la conciencia intelectiva.
Aceptado el todo…
Mi primer problema del año uno,despuésde la liberación del autoritarismo impuesto y para colmar el vacío de mi búsqueda existencial.
Sería como llegar a la India, por métodos no convencionales.
Ciertamente no sería como Cristóbal Colon, que descubriría un continente por equivocación y de paso habitado víctima de una equivocación.
El fin ultimo del hombre es el mismo formarse como universo.

Coincidencia
Mensajes: 200
Registrado: 21 Ene 2013, 18:52

El sueño

Mensajepor Coincidencia » 08 Jul 2018, 16:52

Capitulo II

Llegue a la conclusión que teniendo a mi disposición todo el tiempo del mundo me iría a pie, o sea por vía terrestre, pero aún está simplicidad tenía un sé, un cómo, un donde, demostrando lo complicado que es este mundo.
¿Qué es lo más simple que se hace delante un proyecto de viajar?
Dar un primer paso, y a este se afianzaba la ubicación comprar un mapa geográfico donde indicase el inicio, y mi destino, el mapa indicaba los países que tenía que atravesar estando en Italia; la tierra de la negación del ser.
Una vez ubicado note que tenía una ventaja sobre Cristóbal Colon, entre hacerse un mapa con conjeturas, y tener un mapa comprobado.
No era tan fácil unir tantas tierras y las vías que las comunicaban, era cuestión del método, y use el método del acercamiento magnético, ciertamente cada estado limítrofe debe tener vías de comunicación con el otro estado, comencé a descender por la península itálica.
La noción viaje, inicia con un movimiento que se perpetua en continuo, en el caso del hombre el moto inicial es un movimiento imperceptible que activa el devenir.
Delante de mi si abrió un panorama que pocas veces había apreciado, el cambiar ciudad, no tenía una planificación previa, no tenia en el hacer conectado a un interés predeterminado si no simplemente la simplicidad del verbo ver, ir, estar, entonces aprecie la cadencias culturales, los dialectos, el acento local, los perfumes, las miradas aquel mundo que hay detrás de cada mirada, sensaciones que normalmente no se toman en cuenta, donde se ignora la diferenciación que produce razonar ¿de dónde soy? ¿Qué soy? ¿El porqué de mi existencia? Y te desnudas delante la definición identidad cultural, de la cuales fuimos expropiados, y donde han instalado una pseudo razón formada y conectada a una serie de estereotipos di pseudo juicios, para lograr la automatización del ser, el hombre objeto que se reproduce así mismo, la acción por la cual logran homologar las diferenciaciones típicas de cada medio cultural.
Cuando llegue a la punta del tacón de la península itálica, credo la ciudad de Taranto me vino la impresión que yo caminaba con el sentir que van las personas en exilio, en soledad sin un porque se deja las propias conjeturas hechas de algunas certezas, como la comodidad, la seguridad de un trabajo, de pertenecer algún conglomerado social, la autocrítica que se trasformaba en arrepentimiento, incluso la soledad me hacía alucinar, que mi jefe junto a mis compañeros de trabajo, me encontrarían y me convencerían de lo importante que era yo en mi trabajo, pero en realidad era solo un espacio emotivo dentro de mí que se llenaba de melancolía por la acción de la soledad.
Me pregunto; ¿La realidad es solo percepción? O será también inducción del esquema de razonamiento adquirido que modela nuestros comportamientos. O sea ¿La razón abre a la fenomenología de los sentidos? Para lograr una interpretación de la realidad circunstante, para lograr una autonomía del ser, en contra del conjunto en cual somos inmersos, como si fuéramos solo acción reflectora de lugar.
Tome una nave para Grecia, no sabía mucho de Grecia no me lo había jamás propuesto, ni estaba dentro de mis prioridades de vida, y me sorprendía a veces descubrir que viajaba solo para viajar, y que no sabía si mirar la costa que dejaba o ver la costa que debía llegar.
El no sentido que ir sería igual a venir.
Y mientras admiraba el intenso azul del mar que convergía en azul del cielo. Recordé;
¡Cuando azul es este mar!
¡Cuando azul es este cielo!
-¿Hola como estas, hablas español?
-Sí ¿pero tú eres española?
-No soy griega.
-Que bien, y hablas español.
-¿Cómo sabes que hablamos español? Y no nos entendemos trámite una comunicación interior.
-¿Cómo sería un lenguaje interior?
-Las ideas imagen que tú trasmites a mí mediante tu emotivo, en el cual tu mirada me guía a la profundidad de tu sentir.
-Entiendes mi lenguaje a partir de la percepción de mis emociones. ¿Pero cómo?
-En la intensidad como miras el cielo y el mar, donde desaparecen los muros emotivos de cada realidad para abrirse a la verdad. ¿Tú conoces Grecia?
-No, es la primera vez que vengo, nunca me lo había propuesto, en realidad tengo que ir a la India.
-Entiendo perdiste el camino, y escogiste el largo camino de regreso a tu casa…
Entonces ella me miro, y de sus labios afloro una sonrisa límpida que entro dentro de mí sutilmente, tocando cada una de mis células despertándome al concepto universal, tramite la amplificación del cosmos, entrando en el entendimiento.
-¿Estoy dentro de la acción del devenir?
-Entonces activando el devenir, sabrás como se va hacia la India, y que cosa encontrarías en la India.
-Si percibiría todo ello, entraría en el relativismo que todo si sabe.
-Si estás seguro ve, debes solo ir más allá del límite.
-Es extraño hablar contigo, es como si lo que dices los hubiera escuchado otras veces, o lo hubiese siempre conocido. Dime una cosa bella doncella; ¿Qué es Grecia?
-¡Grecia! Es como aquel libro que habla a quien es capaz de escuchar, más allá de las propias percepciones, nos habla trámite de sus piedras esculpidas, mediante la edificación de sus templos erigidos a Sofía…
-¿Habla también a quien no sabe?
-Sí en la luz que resplandece desde el eterno, por el cual el ser se abre al sé en que la forma es sustancia la acción que mueve cada cosa en el universo.
-Eso sería increíble es como percibir el movimiento de cada individual hoja mientras se activa la gravitación de las galaxias. ¿Se podría dar por descontado lo que no se ve?
-De tu mirada a la mía es como si podría escribir todo, en el mismo instante en que lees en el cual trasmitiría la potenza del diseño.
-Dentro de un diseño, ¿Qué forma de diseño?
-El diseño inteligente; que organiza la conciencia, el inicio, el crecimiento, coordina entre sí, y todas sus partes regresándolas al conjunto, entre las cosas visibles e invisibles, entre materia y antimateria, todo lo que no es sensible a tu conciencia, pero de hecho nos forma.
-¿Cómo qué?
-No lo sé, ¿Qué sería importante para ti? Pero concientizas que de una ovulación crece un cuerpo que en su formación y desarrollo se hacen todas las raciones químicas presente en el universo, y que este proceso continua por toda nuestra vida, sin ser nunca consciente aparentemente pues es guiado dentro de nosotros por una sobraconsciencia, en cada instante y dentro de nosotros.
-¿Pero quién razona sobre este tipo de naturaleza? (Mientras me quede imaginando como crece el cuerpo mediante el diseño inteligente, cayendo en una razón vacía, por defecto de la pregunta central, ¿Cómo se forma en nosotros?)
-No sería quien razona, si no como buscas el conocimiento.
-Ciertamente nunca me he preguntado a mí mismo, sobre mi misma naturaleza (Mientras aun mi mente trataba de elaborar esa definición en el confín de mi mente, hasta que llego la duda).Me parece querida amiga que sería como se forma el conocimiento en nosotros o como le llego.
Ella volvió a sonreír dulcemente por eso entendí que en mi se había abierta una incógnita, y de ella la duda.
¿Dudo por ello activo la búsqueda del conocimiento?
Su sonrisa la percibí como la brisa ligera de la tarde que acaricia la piel abrasada por el sol.
-Si la primera de todas las interrogantes, de todas las incógnitas por la cual un hombre abre al sí mismo,y tiene que desvelar, ¿Cómo nace? ¿Cómo se forma? El instante primo que da el inicio al uso de la razón.
-¿Que tendría yo que hacer?
-Lo que nadie puede hacer por ti, la única cosa propia de donde parte el sí mismo, hay una dirección que te lleva a tu propio entendimiento.
-¿Sin entendimiento habrá conocimiento?
-Conocimiento, sabiduría, entendimiento, la vía hacia el conocimiento pasa por el entendimiento, sería como si tuvieras dos envases y una medida de agua, al abrir el entendimiento la medida de agua buscará su nivel, esa nivelación seria la capacidad de adquirir conocimiento según la capacidad del envase.
-¿Y la sabiduría?
-Es la gestión de la capacidad adquirida y su potenciación puedes ser un hombre de poco conocimiento pero de amplia sabiduría, con buen entendimiento.
-¿Si cierro el entendimiento, es negación del conocimiento?
-Normalmente al cerrar el entendimiento es no dejar entrar nuevas argumentaciones, cerrar la búsqueda atrincherarse entre las barricadas de la propia razón, que al no tener retroalimentación entra en subjetivismo trasformando la realidad objetiva en ilusión, y las conjeturas en prejuicios.
-¿Pero si yo me encuentro a la ignorancia, ella tratará de entrar en mí, tengo que rechazarla?
-No, así como la luz debela la oscuridad, así la ignorancia te retroalimenta no hay nada más estimulante que enfrentar a la ignorancia.
-Mira que la ignorancia es temeraria.
-Sí seguramente pues es la sombra del conocimiento, ¿Pero quién creo a quién? Es el conocimiento que creo la ignorancia, para que sea fin asi mismo.
-Creo que no hay una coa más antipática en el universo en el momento que descubres a la verdad frente a ti, porque la gran parte de nuestra vida la malgastamos ignorándola, por concentrarnos en la realidad.
-Será, la adquisición del saber confundiéndolo con conocimiento y formándola con una serie de nociones, porque por todo lo antes expuesto entenderás que el conocimiento es innato en el hombre, la cuestión es de método, de la inducción de la capacidad de búsqueda.
-¿Pero experiencia no da conocimiento?
-De la experiencia recabamos, recogemos entendimiento capacidad de razonar, predisposición al aprendizaje, según como se desenvuelve, porque siempre hay un proceso regresivo y uno progresivo, acumulativo o desgastante.
La nave llego a las costas de Grecia, las rocas blancas se alternaban a la vegetación que en forma circunstancial y caprichosamente cubrían las colinas, donde mi mirada quedo inmóvil percibiendo toda aquella historia que ha forjada esta civilización, después cuando tuve la saciedad entre espacio mental y lugar, me gire hacia ella y le pregunte.
-¿Qué se hace en Grecia?
-Se va en olvido, para escuchar las formas inconclusas del verbo ser, aquello pensamientos sutiles que emergen en la fase del empeño creativo, y que nunca quedan sin escucharse, pues esos pensamientos regresan en cada hombre, y en cada época.
Me llevo a Atenas sobre la colina vi aquel templo erigido que los antiguos erigieron a la Sabiduría, me imagine con certeza que es un bien volátil, que no permanece si no por la búsqueda constante y el nutrimiento continuo.
Ella me tomo en sus manos y calmo mis sentidos, para luego escuchar los debates de oratoria en que la acción critica mental era permitida, estimulada añadiendo cultura al formato civilización.
¿Y cómo se puede olvidar todo esto?
Las voces corrían a mis flancos, las respuestas a las interrogantes de la humanidad borbotaban como surgente de agua viva, despertando y nutriendo mi ser, que hasta ese momento era inmerso en procesos excluyentes de la sustancia, porque el ser puede ir en negación y vivir en ausencia dejándose arrastrar por la alienación y caer en subjetivación de las estructuras dominante para vivir dentro de esquemas fijos y rígidos.
-Está bien en tu compañía conocí las dimensiones cerradas.
-¿Cerradas?
Respondió mientras su sonriso iluminaba sobre mis incertezas.
-Estabas cerrados llegaste alcanzar un vivir a sentimiento muerto, mientras eras en un proceso de máximo explotación de tu fuerza de trabajo, mientras tu ser agonizaba lo únicos destellos de creatividad eran usufructo para la manipulación de las masas, pero te liberaste, recibiste la gracia.
-¿La gracia? Lo concibo si lo supiera pero a la vez no tengo entendimiento, que mi diera la capacidad de hacerme una razón.
-Es como un teorema in cui se le quita la inteligencia al sabiente, y se le da al ignaro, ¿Te puedes imaginar lo que haría un ignorante con inteligencia de sabiente? Sería contraproducente para él, mismo, e ¿Imagínate un sabiente sin inteligencia? Sería como hacerse imagine de lo que eta en el alto, una imposibilita, pues razonaría sin poder conceptualizar el sujeto.
Sus palabras entraron dentro de mí, en el profundo de mí alojándose y fortificándose, para después emerger en mi conciencia como una certeza del conocimiento. El conocimiento está garantizado a cada ser, en un principio donde el ignorante sabría lo mismo que el sapiente. Solo que el sapiente persevera en la búsqueda del conocimiento se perfecciona en ella, recurre al entendimiento.
La paga del pecado es la muerte.
La paga del ignaro es la ignorancia.
Así como una gota del océano no es el océano, pero ha en si toda la propiedad del océano.
-Disculpa ¿Pero tú cómo te llamas?
-Sofía.
Lo dijo con mucha claridad, que no dude un instante.
-Sofía ahora tengo que seguir mi camino hacia la India.
Sus manos tomaron las mías, y el contacto de su piel con la mía hizo nacer un ilimitado deseo hacia la iluminación, después lentamente fue como cerrar un libro, un libro donde encontré el enigma de la vida, y me dijo con voz melódica.
-Sí ven te llevo al confín, más allá de tu búsqueda, no está el camino que lleva a ti no puede ser el que conduce a ti mismo, también la luz tiene un recorrido inverso a su propiedad.
-Como los segmentos que no están encontrados.
-El sendero que tú recorres no es justamente el que lleva a ti.
-¿El sendero, por el cual me dirijo no es el que da la iluminación?
-Donde la luz es ausente, recorres el mismo espacio que trazan las formas de las tinieblas.
-¿Cómo, la ignorancia es la matriz que crea el espacio donde se plasmará el conocimiento?
-Es eso el propósito se dice; Que el eterno crea la oscuridad, solo para hacerte ver la luz, crea las tinieblas para la aceptación de la luz.
-¿Porque será oscuridad dónde voy?
-Después de ese confín inicia la pérdida constante y regresiva de la razón.
-¿Pero hay un límite para la luz?
-Solo en profecía; “Después de un tiempo después que la luz será anunciada, el engañador será liberado y reinará sobre reinos y gobiernos de la tierra, esperando y preparando la perfección del fin de los tiempos, o del sistema de cosas.”
-¿Habrá un límite para la luz?
-La luz se expande en el mismo instante que el vector inicia a recorrer la nada y el vacío, en el despertar de la conciencia en el eterno.
Entonces tuve un sobresalto, de un sentir angustiante, ¿qué iba yo hacer fuera del límite? Seguramente es un eco de la mentalidad conformista, entonces me respondí; “Voy más allá del límite en mi recerca y punto.
Ella se acercó y me besó, un beso de un sentir de plenitud de llegar a un elemento trascendental como una liturgia que permanece en nosotros antes del tiempo, formo de sus manos una piedra blanca, lisa, brillante, que daba sensación de belleza.
-¿Qué ente es?
Como cuando no tienes nada bueno para decir delante lo que es obvio.
-Tómala llévala contigo en ausencia de cognitiva apriétala hacia ti, en la oscuridad total, en la perdida de ti, si caes debajo del influjo del engañador, cuando él te agobiará con el miedo, pico-terror tratará que cedas la razón que vayas en regresiva mental una constante pérdida de ti mismohasta que él, no extinguirá en ti cada rayo de razón autónoma, hasta que no abjuraras del conocimiento.Por lo tanto esa piedra es en función iluminociencia.
Fui por caminos adyacente, donde el ser cerrar cada recurso de lo que una vez fui…
El fin ultimo del hombre es el mismo formarse como universo.

Coincidencia
Mensajes: 200
Registrado: 21 Ene 2013, 18:52

El sueño

Mensajepor Coincidencia » 08 Jul 2018, 16:54

Capitulo III

Y de esa manera me encontré fuera del confín geográfica de la Grecia y entre en la tierra de la Turquía, me encontré un anciano sentado sobre un aroca en el desvió de cada camino.
-¿Señor allá es otra tierra?
-Una vez fue la misma tierra, y el conocimiento griego era intenso, por estos caminos caminaron filósofos, matemáticos, astrónomos y grandes guerreros, luego hubo un pacto con engañador, y calo el telón Dios le quito la inteligencia a los sapientes, ahora es tierra de olvido, tierra donde se niega la sapiencia.
Camine por senderos de profundo olvido donde la tierra callaba y las piedras anunciaban el ultraje de cada ilustración.
Fui donde si pierden cada parámetros de orientación y tenía presagios, advertimientos de cosas que sucedieron en los siglos, ciertamente el sendero de oriente, es el recorrido inverso que ha hecho la cultura en la humanidad.
Aunque si no es igual ir que venir, por eso ir muchas veces es un regreso a algo que se creía superado, en cambio resulta ser un conflicto almacenado que ha crecido con sus intereses de intercambio.
El ambiente en general cambiaba radicalmente en cierta manera era adverso, un contrasto con la sustancia un resquemor de hacer lo que era a favor de la razón.
La gente los olores, las miradas después añades la propia percepción, que trata de entrar en otra realidad mediante el propio juicio a la final será formado por un fuerte elemento mío de subjetivismo, pero ciertas miradas me golpeaban directamente diciéndome tu eres un diferente, barreras a carácter emotivo donde ellos guardaban en secreto su matriz cultural.
Además la barrera del idioma, hasta que entendí que tenía que tomar un autobús que me llevaría al próximo confín de naciones al lejano oriente, el autobús te da una extraña sensación de seguridad luego que has deambulado buscando como continuar el viaje.
-¿Eres italiano?
Le quise responder que vivía en Italia por motivos de estudio, pero le seguí la corriente porque imagine que querría comunicarse.
-¿Cómo reconoces a uno que es italiano?
-Por la forma como se visten.
-¿Por la manera de vestirse?
Que estupidez y más porque hoy estamos dentro el anonimato internacional por la homologación de usos y consumos que nos hacen vestir de una manera estándar por lo cual todos nos vestimos igual.
Pero lo deje hablar pues se veía que querría decirme algo, con algún significado.
-¿Has vivido en Italia?
-Sí por 8 años.
-¿Y qué te parece Italia?
-Italia me parece que la gente es demasiada racista, están siempre por la ventana a mirar lo que hacen lo demás, no miran mal en especial a nosotros los musulmanes, sin saber que nuestra religión es la mejor, además insultan a la Virgen María y a Jesús, no respetan ni siquiera su lugares de culto entran las mujeres semidesnudas, gente que reclamaba por el sonido de las campanas, si aquí alguien reclamará por el llamado del muyahidín a la oración todos les irían en contra, no amáis ni respetad a vuestros progenitores les pegan y los asesinan, también a sus hijos y esposas es una sociedad enferma, nuestra ventaja es que el mensajero de Alá nos trajo el libro para sacarnos de la ignorancia, del pecado de la no creencias en la vivís.
Así hablaba Alí mientras yo me daba a la autocrítica es bueno, saludable, interesante, todas esas cosas sucedían, las leía a diario, y muchas veces me había cuestionado el ¿Por qué? Una sociedad llega a la ser malvada o la sociedad fue siempre de esa manera, si vemos la historia es así la sociedad ha sido siempre malvada, y que hoy nosotros no concebimos esa conducta como normal es un factor cultural.
-En eso tienes razón pero la cultura occidental esas cosas las castiga las combate, pero por ejemplo ustedes los musulmanes condenan a muerte a quien hace adulterio, o condenar a muerte quien deja la propia religión, o que la mujer musulmana no puede casarse con hombre que no tiene su propia religión, donde se ejerce la presión de grupopara ir a misa, además la cultura occidental no esconde sus defectos, y trata de corregirlos, ustedes los esconden, y los eliminan físicamente.
-Pero así a dicho Alá, por eso él, nos trajo la mejor, y la primera religión monoteísta y los hebreos nos robaron lo libros.
Aunque me parecía una discusión entre callas a ver qué sociedad es más malvada, mi mente se quedó aislada con la cuestión de que el Islam es la primera religión, tomando en cuenta que yo como buen autómata del trabajo en serie cultura no había desarrollado en nada.
-Disculpa algo que no entiendo ¿Cuándo fue que vino el mensajero de Alá?
-Según nuestro tiempo, contando a partir de la Hégira 1393 años.
-O sea el 622 después de Cristo.
-Él no se llama Cristo, si no Isa, es un profeta del Islam, nacido de Marian de su relación con un Ángel, y después nació en el desierto de la Palestina.
-¿No me digas Jesús es un profeta del Islam?
-Sí
-Mira Alí no quiero contradecirte mínimamente, pero existe una cuestión que se llama cronología histórica, Jesús hijo de María nació a Belém, de la descendencia de David, 622 año antes que iniciara la Hégira, por lo tanto
Primero vino el texto a los hebreos, después a los Cristianos y luego a ustedes.
-No todo fue cambiado, porque nuestro libro es infalible, el Corán dice que Abraham, Moisés, José, Isa eran musulmanes.
-Es la cronología de la historia algo objetivo que no puede ser cambiado, lo que sucedió antes y no después la historia de Abraham, Moisés, José, Jesús nos llega a nosotros mediante un texto escrito llamado la Biblia que es una recolección de libros Judíos, en el cual está escrita para testimoniar que esos hecho acontecieron en una época y esa es su historia en un lapso de tiempo de 3.500 años a 2.000 años atrás o sea mucho antes del Corán.
-¿Pero tú crees en DIOS?
-Sí. (Un sí pero condicionado, porque en aquel momento he sentido un cierto vacío entre DIOS y yo).
-Sí tú crees en DIOS, entonces debes saber que DIOS puede cambiar el tiempo, y nos puso a nosotros de primero, porque Judíos y Cristianos se convirtieron en ateos, así aunque Mahoma vino después de Jesús. Jesús era musulmán.
-Es increíble, pero según dicen los tiempos de DIOS son perfectos, por ellos creo que dispuso el tiempo, y sus acontecimiento de esa manera como la conocemos hoy, mandando a los profetas en su tiempo específico y con sus objetivos particulares, como el ministerio de Jesús hijo primogénito fue de alejar a los hombres del pecado, de la enfermedad, y de salvar las almas, sería su objetivo particular.
-No Alá es el único DIOS, es el DIOS de Noé, es el DIOS de Abraham, es el DIOS de Moisés, es el DIOS de Isaac, él, no tiene hijos.
Pensando detenidamente me quedo sorprendido porque todos esos profetas son bíblicos, o los Judíos les robaron los escritos a los árabes, o estos se los copiaron de la Biblia, que es lo más creíble.
-Entonces ustedes creen en los mismos profetas que son hebreos.
Lo dije; porque de esa manera me sorprendía que los árabes odien a los Hebreos sí los profetas eran todos hebreos.
-No ellos no son hebreos, ellos nos robaron nuestros libros donde estaban ellos como profetas.
-Eso es casi un imposible, que ellos hayan podido apropiarse de vuestros libros, porque en la escena de la historia ustedes son posteriores a ellos.
-Sí es así porque por ejemplo Abraham construyo la Meca, ellos los hebreos antes eran musulmanes, y después se hicieron enemigos de DIOS.
-¿Abraham construyó la Meca? Esa si es nueva porque en la historia de Abraham no se dice que haya estado en Arabia.
-Porque ellos cambiaron la historia, para esconder que antes eran musulmanes.
-Alí lamentablemente te diré que esas cosas sucedieron no solamente dentro de un periodo histórico si no dentro de un preciso contexto cultural, porque el tiempo tiene una fecha que nos da la fuente, y además otras ciencias como la arqueología por lo tanto existe la certeza que esos evento históricos ocurrieron tal y cual los conocemos.
Alí se ríe como lo hace una persona convencida de sus argumentaciones, y luego me dice:
-Lo ves por eso que ustedes tienen tantas problemáticas, consultando tanta ciencia, nosotros tenemos una sola verdad y es cierta, está escrita en el Corán.
Me quede pensando, que la humanidad ha tenido periodos, en la que ha querido tener una convicción invariable, infalible, incontrastable, y es un mecanismo que le sucede no solo a los pueblos, sino también a cada individuo pero resulta que la verdad es un absoluto no posible dentro de la mente del hombre y para alcanzar es justamente al contrario prepararse al continuo cambiamiento, a la tolerancia que produce la humildad que te hace entrar en la búsqueda del conocimiento, abortare la razón es contra producente, someterse a una pseudo doctrina peor.
Además de toda precisión no creo que DIOS de la verdad a una sola religión pues en el cielo no hay privilegios, por lo tanto hará por parte para que cada parte de la humanidad, se complemente con otra.
-¿Alí dime una cosa que es el Islam para ti?
-Sometimiento; o sea no debes buscar Ni dentro, Ni fuera de ti, tu sometimiento será de recompensa el paraíso, lo ves que fácil es, y para todos en la vida. Solo deberás someterte.
-No me digas, te diré que me puse en viaje justamente para escapar de estar sometido una rutina, a un sistema de cosa, y ustedes han hecho una religión del somete, una religión de la alienación, una religión de la negación del ser, ¿Existirá la alienación del espíritu?
-Lo ves tú no sabes reconocer el camino, así como lo hebreos no han conocido al apóstol que vino antes que todos.
-¿Cuál apóstol?
-¡A Mahoma!
-¿Pero como puede llegar antes que todos si dices que llego después de todos?
-Porque Alá así lo permitió.
-Escucha los hebreos escribieron la historia según como iban llegando los patriarcas, en la escena histórica, y de esa manera la iban contando con sus defectos y sus virtudes.Un cristiano no podría decir nunca que Abraham y Moisés eran Cristianos porque por cronología histórica Cristo vino después, y Cristo y los apóstoles tuvieron acceso a los textos por ser hebreos, pero esos son sus textos, y si los leemos tenemos que estar consciente que no podemos adulterarlos.
-Ellos negaron a DIOS, se hicieron ídolos, y los adoraron, DIOS les descargo su ira.
-Sí lo han hecho porque la trama de esa historia tienen un mensaje implícito, la Biblia utiliza el recurso de la metáfora, y cada una de ella tiene diferentes niveles de interpretaciones.
-Lo ves donde eta tu equivocación no puedes interpretar la palabra de DIOS.
-Todo es interpretativo, pues todo muta en el espacio y tiempo, lo que era en una época no es más hoy, lo que allá se dijo hoy no lo podríamos entender sino lo reinterpretamos, creo que el Islam da pigricia mental.
-Son cosas prohibidas que tú hombre, puedas interpretar la palabra de DIOS.
Me recordé que a veces tocaban a la puerta, ciertos predicadores, uno me dijo; DIOS tiene un plan específico para cada uno de nosotros por lo tanto DIOS habla a cada uno en manera diferente, cuando estudias la Biblia.
-Sabes Alí, DIOS habla a cada uno de nosotros en manera diferentes, la interpretación es de obligación para lograr entender cuál es el plan de DIOS para los hombres.
El autobús freno de manera bruscamente Alí se levantó rápidamente yse bajó desde afuera me miraba fijo, hasta que el autobús arranco de nuevo, dejándolo en medio del desierto, me recordé que el diablo fue confinado en el desierto dentro de los tiempos inconclusos sin ánimos de búsqueda ni de conocimiento, la piedra que me dio Sofía emanaba una cierta incandescencia como si yo hubiera mantenido vivo aquella pequeña luz de búsqueda.
Me quede razonando de cosas que jamás me había propuesto, y me sentí en culpa de no tener una buena preparación sobre la religión, y tanta vece que tocaron a mi puerta, o me llamaban en la calle, para estudiar los textos, eso es lo que hace la alienación rechazamos la cultura, hoy quede sorprendido que el Islam este basado sobre la Biblia.
El autobús recorría, esos parajes donde no se veía ni un árbol solo tierra desnuda cubierta de piedras, algo increíblemente inhóspito, mi mente hizo una analogía que el diablo debería significar ignorancia y que si fue confinado en el desierto era una analogía, que la ignorancia parece un desierto,
Ciertamente si no hubiera tenido la experiencia previa con Sofía no hubiera sentido en mí la condición imperativa de debatir, de defenderme de una condición de sumisión, lógicamente mi visión de la religión es dialéctica no entra en los cánones de creer por creer, sino una visión práctica cada enseñamiento debe tener un fin de crecimiento.
Viajar por esas tierras desérticas puede llevar a diferente situaciones en aquellas tierras habitadas por gente antigua, que han visto pasar frente a ellos las diferentes civilizaciones,la historia, la cultura, las primeras ciudades, el arte, la escultura, la pintura, la arquitectura, la escritura, eso es lo que yo veo.
¿Pero que ven los otros viajeros?
¿El hecho concreto que viajo en una búsqueda, intuyo cosas que otros sobrevuelan?
Porque oí alguno viajeros hablar despectivamente de las personas de estos lugares, ellos ciertamente viajan en superficie, sordos porque llevan audífonos oyendo música y moviendo la cabeza como Watusi, bebiendo a cada momento una gaseosa negra que para mí es solo símbolo de alienación para el consumo de cosas inútiles, en diferencia yo viajo en extractos de profundidad como hacen lo geológicos, creo que estamos recorriendo una tierra que ha sepultado ciudades, templos, estatuas, la vida cotidiana de miles y miles de años, debajo de nosotros se han formado las causas de lo que hoy somos, estas tierras inhospital son libros abiertos a quien quiera leerlos, páginas de los tiempos en la cual veo a ejércitos con sus carros de combate su caballería, la infantería con miles de lanzas apuntando al cielo, veo a un pueblo en marcha detrás de su profeta que sale de Ur aquella que fue la antigüedad, que lo guía hacia la tierra prometida, caravanas de comerciantes que llevan sus cuentas en escritura cuneiforme, veo esculpir en la roca el códice de Hammurabi, para que todos lo acatasen.
Miro directamente en los ojos a esta gente e imagino toda esta gesta construyendo nuestra concepción del hacer.
El viento que sopla entre los muros derrumbados levantan las tormentas se arenas que oscurece al sol, que envuelve el dia en la oscuridad mientras el polvo cae y sepultan muros y monumentos, ella se acumula en pequeños acúmulos de arena en los corredores, en las habitaciones, a los pies de estatuas milenarias, ocultando su herencia de civilización un tiempo remoto en que el hombre se creaba entre el Éufrates y el Tigris, creaba la base de la civilización y también el paraíso estaba de alguna parte por aquí, ¿Estará sepultado del desierto en alguna parte?
¿Y cómo es posible que esta gentehace miles de años atrás, eran la avanguardia, de la civilización? Construían grandes ciudades con jardines colgantes, colosales obra del ingenio humano sin gran tecnología, y hoy vivan en casa de barros, están malamente vestidos, inmersos en desnutrición que da pena, las puertas estrechas, las ventanas cerradas con ventanas con madera desgatadas por el tiempo, en forma de cubo asimétrico la forma mínima para poderla llamar habitación, las mujeres envueltas en túnicas negras como presagio por haber perdido la ausencia del vivir, el vivir en negación, en sus mirada de abismo, los hombres esquivos como quien ve su mal en el reflejo de otros agobiados de prejuicios de cosas y costumbre que ya nadie considera, personas que viven en la auto-represión de sus propios actos, a lo mejor esta es la forma que aleja el conocimiento, quien entra en regresión dentro su propia negación para lograr donde nació y se gestionó la cultura hoy es ausente.
Dios quita la inteligencia al sapiente, y se la da al ignaro.
¿Se puede negar lo que es evidente?
Obra del engañador…
En cambio la mirada de los niños tienen en sí el brillo aquella luz que aviva los pueblos desde sus raíces antes que los prejuicios de los adultos los incitan a negar, también la luz antes de apagarse emana fulgores.
Este mi observar, esta mi visión me producía interrogantes, por qué o ¿Cómo esta gente vive en el vacío de su propia memoria?
Entonces me asalta la angustia que también a nosotros nos puede sepultar la arena, un día también nosotros podemos vivir en la ausencia de la propia memoria, imaginarse occidente con sus tierras desiertas, porque el desierto avanza y son miles de año que lo hace, es solo un presentir que crea la analogía comparativa entre desierto e ignorancia, como estas antiguas culturas creaba la analogía entre luz y tinieblas.
¿Entonces desiertos y Tinieblas?
El confín con Irán era un continuo anuncio de carteles, ciertamente me dije aquí una frontera es una cosa seria, bien delimitada con una exagerada guardia armada, control estricto de pasaporte, preguntas que no entendía y respuestas caídas en la nada, unas miradas inquisitorias que querrían saber que eras un enemigos que venias a causarles un mal, en cierto momento me sentía que era aceptado, después venia otro y me hacía un gesto, de rechazo.
Sentado por horas en una sala ausente de acogencia, sin poderme regresarme pues ellos tenían mi pasaporte, hasta que por fin, resueltas las dudas,la desconfianza, me dejaron pasar, en extremo del agotamiento como si el efecto arena del desierto mi hubiera alcanzado, viaje pues querría solamente llegar hasta Teherán, caminando por sus calles en busca de un hotel, me tope en extraña acción de policía, entendí por lo que hacían era de la conservación de las buenas costumbre, me pidieron que me abotonara la camisa, o sea de ordenarme la presencia, el cansancio produce un efecto de desdejadez.
Pero detenían mujeres para que se ajustaran el velo, solo porque se veían algún mechón de cabellos, se vestían con colores aprecie esa rebelión en contra de envejecimiento prematuro, le contestaban las faldas que eran demasiadas cortas pero debajo tenían pantalones, rigorosamente Jeans, y la arrestaban, a lo primero no entendía pero leyendo lo gestos, lo movimientos entendí lo que era obvio.
Ciertamente una sociedad que reprime las propias tendencias creativas.
En Turquía e Irak no había visto protestas, y rebeliones tan difusas por usos y costumbres de matices occidentales, pues lo que nosotros damos por descontado, para ellos era una lucha por su afirmación, considerando que también en occidente en los años 60 fueron un punto de revolución cultural, unos adelantan otros quedan congelados, la cuestión es la moral que se forma en el ser humano, hay una moral rígida que es propio de cierta edad, que impone sobre los demás su visión rígida del vivir, mientras la vida es versátil hay quienes por esencia tienen poca tendencia al placer que es una acción eminentemente emocional, y quienes en cambio tienen tendencia intelectiva poco propicio al dejarse andar, el problema básico es, que la moral rígidava cerrando el espacio cognitivo mental por lo tanto se vuelve una idea fija y convierte en la sociedad en un espacio discriminativo, represivo, excluyente.
Una sociedad tendría que ser conductiva de conocimiento y creativa en cuanto al desarrollo de la personalidad, en cambio como si hubiera una balanza en la cual mientras occidente se vive con todas las libertades, en oriente se cierra a las libertades.
Si en una parte del mundo hay abundancia en otra carestía, si hay desierto en otra parte del mundo suelo fértil.
Es una cuestión de dualismo.
Esto también me explicoque teniendo tantas libertades a disposiciones yo era esclavo de elementos superfluos, donde mi libertad era condicionada por una acción de alienación a un poder constituido dentro de mí ser social, producir para consumir.¿Pero una sociedad que es en continuo cambio aun si tiene una manipulación de masa aun propagando estereotipos mediante un bombardeo continuo para influir en el comportamiento, ¿Puede ser manipulada?
Ciertamente la humanidad a veces no sabe cómo emplear la razón.
Después repartía con la idea de llegar a la India, como una meta fija, tanto que era una idea fija, a veces la vida nos propone hacer algo inmediatamente activamos una excusa, luego a medida que se desarrolla deberíamos encontrar etapas intermedias que serían la realización.
A medida que avanzaba en mi viaje, y viajaba atrás en el tiempo, el sistema de trasporte se hacía más precario, el cambio de la realidad del ambiente, el cambio del vestir me hacía sentir más cerca del lejano oriente, lo peculiar era encontrarse personas de todo el occidente que nos intercambiábamos impresiones, acerca de nuestras fantasía de lo que había en el lejano oriente, iluminación, la realización del ser, llegar a un contacto con la conciencia universal, y tantas otras que era un desborde total de fantasía.
Pues observando a los indígenas, me parecía que ellos de esas fantasías estaban bien divorciados, o ignorante de su existencia es más ellos eran totalmente interesados en nuestras cosas, tenían la convicción que en occidente todoslas personas son ricas, pero luego de un intercambio de visión venia como una fisión en la cual nuestra cultura era mala, nuestra religión, de la cual nadie tenía signos y casi todos íbamos en busca de esa religión mística que practican en oriente, o sea íbamos en apertura cultural en una idea ingenua mística.
Mientras los indígenas creyendo que en occidente la riqueza era difusa tenían una idea ingenua materialista.
La gente y sus pensamientos ycreencias, fuera de todo ello la naturaleza que se demuestra así misma con imponente montañas, que el autobús recorre al filo del abismo, ciertos farallones que daban escalofríos, sus distancia que daban vértigos, al ver aquello ríos como un hilo de argento deslizándose sobre la desnuda roca, que sería el punto de contacto en caso que el autobús saliera de aquella estrechas carreteras de montañas, que una vez era acarreo de animales y era un buen medio de trasporte, me decía estas personas recorren esta ruta a diario y nunca se ha caído ninguno ¿Porque debería hacerlo en este momento?
El agua que baja cristalina de las altas cimas de enormes montañas que se levantan hacia el cielo desde hace millones de años, las flores que florecen directamente de la roca, hierba que despunta de la tierra húmeda, la neblina que cubre y envuelve todo el paraje, que se eleva en el cielo en forma de nubes que libera gotas, de cristalino hielan por miles de año, para luego despertar y fluir hacia lagos y mares.
El fin ultimo del hombre es el mismo formarse como universo.

Coincidencia
Mensajes: 200
Registrado: 21 Ene 2013, 18:52

El sueño

Mensajepor Coincidencia » 08 Jul 2018, 16:57

Capitulo IV

Mientras entrabamos a Katmandú, ciudad del circuito místico, una meta de la espiritualidad según mucho de los que me había encontrado en el camino, en estos senderos de montañas en los cuales habíamos decidido que nuestro ser se encontrara con el Atman.
La frenada brusca como fue todo el viaje, no señalo nuestra llegada, el fin de aquel viaje incomodo como debe ser todo andar hacia la iluminación tortuosa por las ganas de llegar a destino, nutriente de tanta naturaleza.
Bajamos en tres del autobús, una española de nombre Rosa, un francés de nombre Pier, en compañía el viaje toma otro sentido, se juntan las nociones se suman las experiencias en especial cuando tenemos las mismas experiencias.
La ciudad era caótica, un poco porque imitaba una ciudad occidental, y un poco por ser ella misma.
-Muchachos vamos a este hotel.
-Cual Rosa.
-El flor de loto, estuve allí años atrás, allá van todos los que tienen nuestra búsqueda.
-Tienes razón es mejor, ir a un lugar conocido.
-Estoy de acuerdo también, tengo ganas de un buen descanso.
-Verán que es fuera de este mundo.
-Ya solo con mencionarlo, ya estamos en éxtasis, Rosa.
El hotel que más bien era un Young hostel, se le veía que volaba por la cantidad de gente joven que entraban salían o eran sentados, joven que habían decidido salir del condicionamiento socio-cultural para adoptar una doctrina lejana de su núcleo cultural, tenía corredores incierto predominaba el color naranja, y un perfume continuo de incienso, otros aromas y las paredes decoradas con imagines de yoghi en posiciones de yoga, en meditación, con la señalación de los chacra y nadi en el cuerpo, holograma en sanscrito, muchos jóvenes eran ataviados con ropa del lugar, sentados en posiciones de semiloto, todos saludaban animosamente.
La habitación para los tres al cambio no valía nada, nos tocaba como a 20 centavos por persona, por lo tanto decidí de descansar por uno días antes de iniciar mi vía para alcanzar el Nirvana.
Algunas semanas después fui a un monasterio de monjes budistas, y entendí que el asunto no era tan sencillo, como estamos habituados a pensar, había muchas fases contradictorias en especial en la anulación de la voluntad, otros insistían en la negación del ser.
La problemática existencial seria ¿Anulo para hacer qué?
Si anulo mis defensa estaría a merced de cualquier adoctrinamiento, para decirlo en pablaras sencillas, cualquiera me monta una mente.
La negación del ser en el Cristianismo, es para reestructurarse, es una fase fin a sí misma, un mecanismo, por la razón de haber estructurado un Ego, y este me produce un mal funcionamiento de la razón, por lo tanto hago una negación con la intención de estructurar un Yo.
Era un debate intenso a mucho los encontrabas en una éxtasis continua, otros habían perdido el contacto con la realidad circundante, otros hilaban discursos incoherentes, y se maravillaban por las cosas incomprensible con gestos de exagerada contorsiones.
Un día encontré un aviso sobre una conferencia sobre Tantra Yoga, método que potencia nuestros poderes mentales, de una secta llamada AnadaAmagda.
Después de la conferencia me di a la práctica del yoga, sin duda que las técnicas de yoga y meditación son beneficiosas, la doctrina es la que no me calzaba, me dejaba con un sabor como amargo, en si no la veía que abría hacia el conocimiento si no que por el contrario, no era ni referente.
En si lo veía como existencialismo negativo, la constante negación del ser, el anudamiento de la voluntad, la supresión del Yo, el alcanzar el nulidad, ¿Qué sentido tiene?
Anular es fácil, ser es complicado, no creo que la realización sea suprimiendo las bases del crecimiento de la mente.
De hecho el universo partió de la nada y del vacío, y ando en progresión en una expansión por lo cual se expande desde hace millones de años.
¿Por qué yo debería ir en fase inversa del progreso del universo?
-Nayanta (El nombre espiritual de Rosa) no creo que sea positivo el despertar espiritual mediante la negación.
-Entiendo estas poseído de la ilusión material de Maya, haz credo un Ego.
-Pero eso es relativo, porque si hubiese traído conmigo mi Ego, no estaría aquí, ¿No cree? Además eso de la negación del ser me parece un absurdo total, a lo mejor el Yo que u estructuración se hace con ciertos parámetros, muchas veces no propios, se podría negar como para desconectarlos, así no influir sobre otra restructuración, pero el ser es sustancia.
-También yo, una vez tuve mis contradicciones y me deje arrastrar por el prana-purusha.
-¿Muy bien y que encontraste?
-No es que encuentro estoy hacía allá.
-Sí estas hacía el limbo, esas son solo incertezas del ánimo, otros quieren potenciar los poderes de la mente, ¿Pero para hacer qué? Son solo acciones efímeras de un contesto inconcluso.
-Ellos si llegan tienen miles de años haciéndolo.
-¿Dónde está el progreso entonces?
-Porque tú crees que el progreso es solo como lo hace occidente.
-No me digas Nayanta, lo que veo es que estos indígena nos copian en todo, y quieren la mismas cosas que los conformistas burgueses de occidente.
-Bueno como razonamiento, solo que debes abandonar también la razón así te encontraras out.
-No me digas Ronnie, que debo negar el razonamiento, quizás omitir el juicio, pero quedarse en pausa no creo que sea saludable, además no entiendo el razonamiento de John, cada quien tiene Background cultural y como razona él, se nota que no es él, son como ostracismos, ni religión ni filosofía, ni doctrina.
-Pero de quien estás hablando.
Girándose hacía donde yo apunto.
-Aquel Nandú, el americano John, ese trabaja para la C.I.A.
Me hizo explotar de la risa.
-¿Pero qué dices?
-Él trabaja para la C.I.A. en el departamento de la manipulación de las masas.
-¿Estás drogado?
-No es una historia larga, en estas tierra llegue cuando inicio la revolución cultural de occidente y aquí vinimos para el despertar espiritual, luego de haber participado a las experiencias antiautoritarismo y a las experiencias psicodélicas en diferentes comunas, en aquella época lo conocí en Berlín en aquella época, hoy ya parece remota.
-Pero que tiene que ver objetivamente con John?
-Él llegó para estudiar los efectos alienadores y los efectos liberadores de aquellas experiencias, y ya había estado en diversas universidades americanas con las mismas investigaciones, de cómo influir en las masas con esquema pre-razonados para alterar y guiar los comportamientos.
-Está bien, pero la propia liberación usando estos métodos, seria lo contrario de manipular.
-Pero ese es su trabajo, que no haya un método que permita la liberación concreta, donde no pueda el sistema manipular.
-¿Pero si alcanzas el Nirvana?
-Explícame como y cosa alcanzarías y veras como ellos actúan.
-El Nirvana sería una acción épica en la cual podríamos decir que la humanidad aspira una revolución espiritual, y la había conceptualizado tanto; que el Nirvana debería ser la polarización de una acción mental en que mediante la razón e pueda anular de la mente la acción del dualismo por lo cual por cada acto de nosotros de forma progresiva, hay otro inverso proporcional que encierra esa acción para crear una reacción opuesto en termine y sentir, aprisionando el ser dentro del ciclo acción y reacción la paz que se configura en guerra, el amor que degenera en odio, muerte, venganza, por lo tanto bloqueando la razón para alcanzar otros estados mentales.
-Muy bien si vieras que hay sectas Budistas que niegan el Nirvana, recuerda que tú mismo lo has oído que hablan incluso de accionar la no voluntad, de ir en nulidad, a esas sectas ¿Quién tú crees que les elaboran las doctrinas? Yo por ejemplo cuando vine aquí creí que estaba en la avanguardia espiritual de la humanidad, en cambio aquí son subyugados de quimeras, por ello podrás darte cuenta como todo está organizado para infiltrar los movimientos progresista que tratan de liberar a la humanidad de los esquemas comportamental para la manipulación y desviación de las masas.
-Pero están muchos de los que van éxtasis.
-¿Crees tú? Ven conmigo y te presento otra realidad.
Y me llevo por callejuelas que no se veían desde las calle principales, no se porque me imagine la vía de la seda, eran así de estrecha que hasta de lado tuvimos que caminar hasta que entramos en una casa estrecha entre dos muros, muy pintoresca.
-¿Lo ves o todavía no?
-¿Qué están haciendo?
-¿Están en las guerras existencial?
-Están atrapado en la conciencia de Maya la diosa de la ilusión material (Rosa).
-Y yo que creía que era éxtasis místico.
Hacia nosotros venia un hombre que avanzaba como llevado por el aire, suspendido que flotaba era excesivamente flaco, los huesos sobresalían del tejido de la piel que sobresalía de la tela del camisón naranja descolorido que llevaba encima de su cuerpo, ciertamente lo envolvía un aire místico, pero su aspecto marcadamente indigente, permitía intuir muchas cosas antes de su llegada.
-¿Cómo me encontraron?
¿Pero quién te buscaba? me provoco responderle, pero debido a la costumbre de la moral de pequeño burgués le respondí tímidamente.
-Fue solo por puro caso.
-¿Viniste para llevarte y divulgar el mensaje para la nueva era?
-¿Pero cuál mensaje, en específico?
-Que las guerras existenciales terminaron, el esquema está demasiado abierto o está al límite máximo, por ello la humanidad puede alcanzar un grado de civilización, es necesario reestructurar el movimiento que sea la avanguardia para derrumbar los últimos obstáculos a la libre expresión que bloquea al hombre en la expansión de su ser.
Aun estupefacto le dije a Rosa y a Ronnie.
-¿Pero que dice este hombre?
-No sé pero es exactamente lo que has entendido
-A mí me parece que nos está diciendo de parar con las experiencias de droga en el movimiento, justamente porque las guerras existenciales agotaron el contexto cultural.
-Lo que me llamó la atención es que dijo que debíamos luchar por aquellos que viven en la exclusión de su propia actividad.
-Pero qué sentido tiene es como un ciclo, en el cual el inicio queda al final, ahora entiendo todo esas muertes debajo de la aguja.
-Lo ves después de la negación viene el mensaje.
-No me parece que sea en negación, la parte endógena del ciclo destructivo, además se busca llegar a una sobraconsciencia, el mensaje en si es sobre algo sintomático del movimiento.
-Seguro que llegamos a ese estado, donde llega un hombre llega toda la humanidad.
-¿Y cómo funcionaría?
-Seria que la experiencia expande la conciencia por lo tanto el espacio que se recupera es colonizado por la revolución cultural.
-¿Qué cosa el límite del espacio cognitivo mental?
-Eso es lo que hace posible la globalización cultural pues permite que entren todas las tendencias.
-Lo ves es como el prana-purusha que te mencione antes, es una forma de éxtasis en que la conciencia del hombre entra con armonía con el universo, y la expansión del universo es la expansión de la propia cognitiva mental.
Después de esa revelación entendí, que además que las cosas son como son, también tienen en si su sustancia, un diseño, un propósito legado a la totalidad que dentro de nosotros comunica con el externo.
Somos carburante de la expansión del universo.
Agotado ese contexto me dirigí para la India, pero aun en la India no encontré ese movimiento de masa para la revolución espiritual que cambiaría la humanidad.
En los diferentes monasterio encontré solo gente adherida a una propia doctrina, más o menos igual, más o menos intentaban una diferenciación, a veces contrapuestas, en los templos se seguían senderos desde la rata hasta de los monos, creencias antiguas que eran conocimiento ancestral que alguna vez seria avanguardia, pero que hoy dormía dentro de una actitud doméstica. Además en la India impera una gran diferencia entre pudientes y pobreza que se expande desde la marginación hasta la más sublime de todas las miserias, me preguntaba vine hasta aquí buscando la liberación del ser, y me encontraba en una sociedad anclada en la división por castas sociales.
Aquí todavía no habían hecho las luchas sociales, es una sociedad cerrada con una condición rígida a quien se pertenece, tiene que haber una correlación entre bienestar económico y búsqueda espiritual.
La cultura tuvo inicio cuando el hombre produjo bienes de consumo en surplus, la abundancia permite que el hombre se dedique a otra actividad que da expansión al ser´
El que es saturo toma el bienestar como una condición normal en su existencia, quien es marginal que es excluso trata de alienarse para poder gozar de los beneficios y privilegios, de pertenecer a esa clase social para obtenerlo y se mueve hacia esa meta, e imprime su acción emotiva a cada objeto que cree de su pertenencia, hasta que se encuentra prisionero entre ellos, y negando el conocimiento.
Cada hombre tiene un compromiso dentro su contexto histórico.
Cuando llegue al rio Ganges tenia tantos interrogativos, entre en el agua y con los pies dentro de aquel milenario rio, dispuesto a percibir el despertar universal que esperamos desde hace milenios con la misma intensidad considerando que desde aquel instante en el devenir se activó en la mente primogénita a hoy nuestro recorrido de desarrollo ha sido continuo.
Entone mi mantra para que con su sonido interior influyera en mi conciencia y de esta manera derrumbara la última barrera material, la última resistencia de la realidad material configurada erróneamente, entonces la luz que desde mis adentros ilumina se hace a la conciencia en forma conceptual.
El fin ultimo del hombre es el mismo formarse como universo.

Coincidencia
Mensajes: 200
Registrado: 21 Ene 2013, 18:52

El sueño

Mensajepor Coincidencia » 08 Jul 2018, 16:59

Capítulo V


Ahora es hora de acoplar las puertas, quien entendió, ha entendido.
Quien no entendió, se queda en espera para la acción emocional.
-Si pero disculpa está bien todo lo que me narraste, ¿pero a tu padre lo encontraste?
-¿Cómo?
A veces regresar de una meditación es una locura.
-¿Fausto fuiste a la India a buscar a tu padre?
Todavía en medio de la controversia mental por haberme hecho regresar en medio de una meditación.
Está claro Esteban es uno de los que no entendió.
-Esteban a mi padre lo encontré la primera vez que vine en cárcel.
-¿Pero cómo es la cosa Fausto lo encontraste en cárcel?
-Esteban somos del mismo barrio, y ¿tú no sabes que a mi padre, lo conocí la primera vez que vine a este cárcel?
-Pero no juegues me contaste toda esta historia, en la cual yo espera el desenlace y resulta que lo encontraste aquí, que la historia es bella pero le falta un poco de acción.
-Acción para que, eso está bien para los que viven una vida monótona vida anónima, pero yo que he vivido la violencia, no me da gana ni de ver película de guerra, esta historia es para la fase reflexiva de mi vida, algo que nadie puede hacer por mí.
-Cuéntame ahora, ¿lo reconociste cuando entraste a este cárcel?
-Sucede que estaba en el pabellón Nº3 entonces entran dos adultos en la celda uno era Fabio que lo conocía de afuera, el otro no.
-¿Permiso, podemos entrar como estas Fausto?
-¿Buenas como estas Fabio?
-Fausto te presento a este compañero, ¿Lo conoces?
-No, pero mucho gusto, Fausto.
-Entonces Fausto él, es tu padre, lo convencí para que te hablará.
Me quede congelado Esteban, pues muchas veces me había imaginado ese momento, y en ese instante no sabía que decir, entonces habló él.
-Hijo mío yo no los abandone como pudieron creer, no fue por mi voluntad, sucedió que cuando nació tu hermana, hice una estupidez, me encontraba sin dinero, sin trabajo, todas las escusas para decirte que fue un acto de irresponsabilidad que entiendo ahora que soy adulto, pero en aquel momento de joven, junto a dos amigo fuimos atracar un banco, otras veces lo habíamos hecho, y había salido todo bien, pero esa vez nos encontramos a uno que quería hacer el héroes, como éramos jóvenes con mucho ímpetu sabíamos disparar, el cayó fulminado y nosotros una larga condena, dentro del aislamiento mientras me atormentaba porque no me podía hacerme una razón, decidí que era mejor para todos si yo desaparecería y así no grava sobre ustedes.
-Está bien yo ando en la misma, de todas manera leí el libro que me dejastes.
-¿Lo entendiste?
-Lo estoy entendiendo a medida que llego al instante que se cumplen los sucesos.
-Discúlpame Fausto no quería turbarte.
-No porque cuantas personas tienen a su padre muerto, y no pueden hablar con él, yo y mi padre no encontramos aunque sea entre estos muros, que aunque encierran sufrimientos, hablamos de tantas cosas que siempre quise hablarle desde mi niñez, también este es un despertar.
-Claro es bien, además túllegaste lejos, has conocidos otros pueblos, haz alternado con otras culturas.
-Lógico Esteban fui a la India sin moverme de eta celda, sabes.
-No me digas que nunca fuiste al lejano oriente pero lo cuentas tan bien, tienes tantas reflexiones y experiencia de vida.
-¿Y entonces? También Marco Polo, escribió su historia en una celda, ¿No veo porque la propia búsqueda existencial no puede empezar en la propia celda?Aunque estamos excluidos del contexto la mente mediante la razón puede obtener un espacio dar una dimensión a la propia experiencia, no creo que DIOS tenga nada en contra de la autorrealización, no creo que él, sea clasista, que tenga privilegios, cada quien puede lograr según como sea su contexto, ese es el principio no alienable de la libertad.
-Espero que no, pero en este sito rodeados de borderline, la veo bien difícil.
-Yo creo que aquí tiene mayor sentido, porque es donde el inmanente puede convertirse en trascedente, estando aquí en negación, hemos perdido todo, somos debajo la presión social, discriminados, encerrados, de aquí puede renacer el hombre nuevo.
-Buenas noches Fausto eres el mejor.
-Buenas noches Estaban compañero del infortunio.
-¿Apago la televisión?
-Apaga eso, y quien tuvo la mala idea de meter esa cosa en las celdas.
-Cuando la luz nos deja en la oscuridad tenue, regreso a mis dimensiones, pero antes me pregunto Herman Hesse ¿alguna vez estuvo en la India? ¿Alguien entendería que Siddhartha llego a la iluminación mediante el recicle de las acciones emocionales de la vida mundana? Que vivir en monasterio, es alienación a la doctrina, eres al seguro y divorciado de la realidad, si no se tiene un buen equipaje de experiencia, como elaborar un nuevo estado emocional.
Después regrese donde Sofía que encontré sentada en el anfiteatro, reviviendo la edad de oro de la Grecia clásica, sin importarle que los hombres hoy viven a espalda de su herencia.
Pero vigilante de ese límite que rodea y avanza sobre nuestra civilización tratando de aniquilar toda expresión de la creatividad, de la diferenciación aquel limite donde caen el polvo del desierto, aquella arena que ya ha sepultado tantas civilizaciones, que han caído debajo en la subyugación del engañador, aquella manipulación de masa que como una ilusión trae la ignorancia disfrazada de luz.
Así son mis sueños que nutro desde niño en las largas noches que esperaba el regreso de mi padre de su búsqueda existencial.
Por esa razón en la cárcel el sueño de un detenido es sagrado.

El sueño
Acción del verbo trascender mediante el propio olvido.
El fin ultimo del hombre es el mismo formarse como universo.

Coincidencia
Mensajes: 200
Registrado: 21 Ene 2013, 18:52

Formas de la nada

Mensajepor Coincidencia » 08 Jul 2018, 17:02

Formas de la nada
Luego regrese a mí, dentro el estrecho sendero que las emociones te dejan dentro de ti.
Son caminos pedregosos de lugares desérticos.
Son veredas inaccesibles en intrincadas forestas.
Son senderos angostos de escarbadas montañas.
De todas estas circunstancias, el caminante cuna do marcha a lugares de exilio, cuando inicia su búsqueda en aéreas de olvido, cuando toca el límite y lo traspasa yendo hacías las formas inconclusas.
Me aleje de nuevo, regresando por las calles de piedra donde brillan los destellos de luna, cosa que ansiaba dentro la dimensión asignada a la propia soledad.
La visión en estos momentos no me era ajena, reflejaba todas las circunstancias antes expuestas.
El sentir se funcionaba en contradictorio, vivir más allá de lo que la razón asigna dentro de un espacio asignado.
Son los días, en que las heridas se marginan desdelos márgenes opuestos.
Son los días, en que los sentidos se agudizan buscando un punto donde hacerse.
Son los días, que se vuelven largos donde al tiempo se le suministra solo tiempo, más tiempo del milenio que necesita una gota para perforar una roca de granito.
Se pierde y se gana.
Se pierde el sentir con quien se compartían emociones.
Segana un renovado espacio que albergas dentro del mí.
Se antecede al todo, al margen de lo que se propone como Universal.
Son concepción que se moldean a la época, que trajina consigo los sucesos que las circunstancias han moldeado a través de la experiencia que se acumula al final como el agua del estaño.
Cuantiosa, abrumadora es lo que recoge quién aprende para fructificar en las cosas que son bienes intangibles.
Las largas vías, las esencias, las empinadas cuestas, que aún no se comparten son las que me alejan de ti.
De los tormentos que acosan al ser, del dolor psíquico en que se intercambian formas e imagines que no encuentran el ocaso, que en las sombras anidan que en las noche quitan el sueño al viajante, si son todas esas vivencia que me inquietan en la visión de tú lejanía.
Son seguramente los miedos que anteceden a las acciones de formar los lazos que nos unen a ti y a mí, cuando ayer leíamos sobre amor de correspondencia cercana, hoy nos vemos en riveras adversas en que tú mirada esquiva la mía.
De eso está formada la lejanía,como se forman los horizontes en líneas imaginarias fabricadas por el límite de la propia visión, también de sentires que nos embargan en nuestras cercanías, que nos atañen de tal manera que cerramos nuestra razón a cualquier entendimiento, la razón luego lucha para no ahogarse, en el vacío creada en sí misma, razón que no responde a la lucidez que diálaga en abstracciones, ofuscada por las emociones que no aceptan argumentación de normal acontecer, ignorando la propia función.
Son ilaciones en términos del subjetivo, me pasa a mí, no comparto con nadie, de esas formas inconclusas también el hombre se alimenta del no ser.
No, no puedo aun decirte, aquella simple palabra que tú esperabas y por ello crecía esa inmensidad que llaman soledad, son la agudización de esos instantes que no pasan jamás.
Vendrán días a mí que la claridad del amanecer brillará sobre mi faz, vendrán días en que la luz del día iluminará de nuevo sobre de mí, vendrán días que miraré de nuevo al horizonte, esperando el nuevo día. Vendrán de nuevo días en que mi ser ira en busca de ti hacia el manantial donde corre el agua cristalina allí donde nos reflejamos en los días que corríamos juntos de las manos.
De esa manera pesará meno este instante, en que empujo para crear una nueva realidad en tú ausencia. Desde luego sobreviviré en las acciones preestablecidas fuera de este círculo, instigare al día de entregarme las llaves del tiempo, para poder transferirme a dimensiones paralelas.
Ausencia es lo que siento, me imagino que tú tendrás la otra parte del espacio que configura este vacíode la nula.
Sí, muchas veces imaginaba en que pensabas, únicamente en como elaborabas esas imagines, dentro de ti quizás se muevan los mismos elementos que los míos, los mismos que nos movieronrecíprocamente, vidas que se nos amontan en extremo norte del universo, fuimos en escala policromada, fuimos tonalidades y matices en que armonizábamos con el creado, luego las tempestades son también formas del movimiento del cisma, del resquebrajamiento de lo ya dado de lo edificado que se desprende lentamente como aquellos versos que se componían para imprimir el momento que se vivía en sosegados espacios.
Momentos, formas, imágenes que alteran las circunstancias del tiempo asignado estos se subsiguen así mismos ¿Hasta dónde?Esperando justamente partir y regresar a mi antigua morada, desde allí divise estos momentos que ya quedan en aéreas de olvido, perteneciente a la memoria del vivir ajeno.
¿No tenías cabidas en dentro de míhacer?
Dentro de lo que era mi hacer.
Dentro de lo que gestionaba mi hacer.
Dentro de lo que germinaba en mí hacer.
¿Porque tanto vacío dentro de mí?
¿Porque tanta lejanía en esta cercanía?
El que deja tú ausencia donde una vez recabaste lo sublime.
¿Es difícil decir amor sin profesarlo?
Vivir dentro lo pleno, solo por el hecho de sentir, de querer acercarse al fuego en que arden las pasiones de los comunes mortales.
El fin ultimo del hombre es el mismo formarse como universo.

Coincidencia
Mensajes: 200
Registrado: 21 Ene 2013, 18:52

En negación del Ser

Mensajepor Coincidencia » 10 Jul 2018, 17:13

En negación del Ser.

Ninguno se puede imaginar el desplome de otros.
Nunca, y más nunca, se repite quien cayó, y precipitó dentro.
Mientras camina inexplorablemente, trasportado como autómata, forzando el Ser dentro de sí.
Aquel sentir de vacío, de ser arrancado de cuajo, desde la raíz, violentamente de la realidad, que hasta ese momento regulaba su vida.
Puede ser depuesto, colocado en la suspensión en la ausencia del espacio, guindando a las formas circunstanciales, una fisonomía sin reflejo de las sombras.

Al desprecio del viviente.

Los muros que hablan goteando a caligrafía variable, volviéndose indeleble se refleja él.
Sobre el muros se han reflejados ellos, que han transitado por estos confines esas sugestiones ausentes de espacio.
Encima del frisado de cal carcomida, con matices en degradación desde el violeta audaz, al gris estable, al negro profundo, con una abultada simbología de frases incompleta de expresiones enigmáticas, una señal de extremismo deja en la pared el empegostado marrón orgánico, acciones desagradables solo a vista, te hace devolver por lo nauseabundo de lo expuesto.
Muros múltiples expresivos, paredes multi agredidas, dejados en grafitos entendidos como rasguños, desde el arrepentimiento, al sentir diversivo de dejar la huella de acción pasajera, el reconocimiento de un amor percibido en fecha tardía, slogan de rebelión contra el estado, de sus cárceles, de sus carceleros, de sus aparatos de represiones, que él, pone come sigilo de la realidad que ve desmoronarse delante de las ventanas de vista desgastadas, de visiones limitadas por los barrotes.
Memoria adquirida de gestas épicas incluso pre revolucionarias, la inmancable A, que le queda estrecha en el círculo y focaliza la entrada de pensamientos turbios, y que abre a ciertos espacios que no son.




Acción intrínseca del viviente.


Un adolecente, casi niño, delante aquello muros que le hablan de experiencias de vidas, de extremo existencialismo que lo trajina desde su fantasía a mundos nuevos, no antes previstos.

I was been here
¿Dónde está la justicia?
Cárcel injuria contra el débil.
Maldito el día que te hice caso.
Estuve en aquella ocasión pero no viví.
No creas nunca en la amistad de un policía.
No confiar jamás en la palabra de un abogado.
Nuestra lucha, pasa también por aquí no te rindas.
Marta te amo, ahora, y siempre aunque sé que te desilusione.
No creas en el juicio de un juez, ningún hombre puede juzgar otro hombre.
Instituciones aparato útil a la burguesía para ejercer su dominio sobre las masas.

Rasguños en el muro de cada viviente.

Se acciona el caminar en el largo corredor, las llaves ruidosas contra el metal.
Ruidos secos de ecos expansivos dentro de los muro de sus prisiones.
Ruidos secos como tenazas que presiona la psiquis hasta volverla irracional.
Ruidos secos de hierro que bate sobre otro hierro que cierra las pesadas puertas de la reclusión.
Las manchas en la pared, la humedad del muro, la luz tenue que filtra los barrotes, el frio mirar del pasante.
Te ordenan salir, y sientes que estas allí, justo donde no querías estar, la presión que ellos ejercen es un uso progresivo de la violencia del sistema.
Tener que seguir a quien es engranaje del sistema, para reseñarte, hurto de identidad, la tinta negra espalmada contra la pintura, diseños rupestre de caza urbana, inicia la programación de la despersonalización avanzada sistematización inducida para infligir un daño a la personalidad e influir en un hipotético derrumbe del Yo, cada pregunta la misma repregunta, decir lo ya dicho, afirmar lo que ya saben.
La rabia es reprimida, ¿Pero quién eres tú que te apropias de mí?
Justicia es ironía, un vulgar secuestro de estado, por manos de sus cuerpos represivos.
¿Lo sabes? Las cárceles y sus súbditos y sus sombras, aquellos déspotas que han cedido su ser, a la tutela del estado.

Muralla agnóstica del viviente.

Emergen las incertezas de aquel intenso sentir de ser antagonista a los símbolos de la autoridad, alergia consumada en contra de todo lo que representa institución, donde justamente el entendimiento se forma divagante, y la misma acción en incoherencia aquel mecanismo que se prefiere la perdida de la propia razón que ceder a sus programas de amaestramiento social.
Estas acciones fomentan el bipolarismo, aquel sentir mental donde la presión en las templas te hace creer que perderás la razón, dentro de sí la acción simétrica desdobla el Ser en una infinita conjugación sin pronombre, mientras llegas al borden line, inclusión represiva dentro del contexto, donde el concepto deporta al entendimiento, justo al cual no quieres pertenecer cascanueces debajo de las ruedas del carro donde la presión es núcleo de poder.
No ceder por ello por auto protección de la propia coherencia ideológica de combatir el estado, entra en la incoherencia de las palabras, una agitación de alteración de la conducta, una sistemática y continua agitación en contra del sistema.
En rebelión de cada viviente.

Del juez que se exprime en ante juicios solo para legitimar su violencia de estado, de su servilismo al sistema.
Baten el hierro delante de mí, hay rejas dentro de mí, los barrotes se extienden por todos los corredores, el sol niega sus rayos, por ello sé que el reino de las tinieblas ha marcado aquí su territorio, la inercia me empuja en la negación del ser, me despido de él, nos veremos fuera del no espacio, sabes que es mejor así, si no sucumbiremos ambos.
Entonces inicio a vagar en la nulidad, el factor nolontá me lleva a la noluntad del mí, con la expresa voluntad para la perdida continua y progresiva, inicia la regresión de la propia razón hasta que pierde el último estadio del raciocinio una forma prevista durante la creación del Ser, por la cual nadie puede apropiarse de él, negación y desde allí inicia la regresión.
Luchar para no ser etiquetado, oponerse a la despersonalización en acto, no aceptar de formar parte del estereotipo de imposición de ese preciso esquema psico-socio-cultural.

Acción de la negación, de la negación del no viviente.

En los muros penden sombras de hombres que se han quitado la vida, se le ve como se balancean en esos confines sin tiempo por el cuello de una improvisada soga hecha de sabanas mortuorias.
No siempre negar es morir, por ello el muro se vuelve poesía, una prosa, cierta narración de un poema libre, escusado de la sintaxis obtiene su primera licencia poética, con la cual su tónica resquiebra el muro, igualmente como emerjo de debajo del derrumbe del sistema programando de la democracia popular, hombre-estado, levantando barricadas de alguna comuna olvidada para erigirse en utopía Anárquica.
Leyendo aquellas paredes de esencia cósmica, donde otros seres han abandonado sus almas, en estos muros donde se propaga la primera, la prímula, lo irrevocable, solo para obviar de pronunciar, evitar de escribir, la palabra ley que representa lo antepuesto a su propia definición.
Donde el caos del cosmos, precede al orden universal…
En esas habitaciones de clausura no habita ninguno, sino recuerdos de hombres que han buscado un refugio, el aislamiento, la soledad, el olvido de todo lo precedentemente expuesto de sus precarias existencias, como la infinita puntuación para diseñar la línea, solo alusión al espíritu de todas las exclusiones a los cuales ha sido objeto.

Más allá de los muros del viviente.

Sublimar el momento, esconder el sufrimiento, para desplazarse hacia los parajes mágicos que han recreado las propias fantasía, pero ya no eres un niño, y reconoces las ilusiones; son imagen sin color, sin movimiento residuo de época adolescencial que termino bruscamente, tu soledad es tu fortaleza, escudo y adargas son tus iniciales, para iniciar la misma lucha de todos los hombres.
El alma. Mí Alma abandonada en otras detenciones, en estos mismos lugares ajenos, donde los carceleros te expropian de tu cinturón, de los lazos de tus zapatos, de lo que llevas en tus bolsillos, obligándote a caminar con la mano sujetando los pantalones, tropezándote con tus pies, pues los zapatos sin cordones te aíslan el pie que avanza bailando con fatiga, y su paso lo alarga en tiempos lejanos, hoy Mí Alma la busco en estos estrechos corredores, que no te permiten reposar, ni parquear porque te remiten al pasado en la insistencia del tiempo que espacio el mismo punto en el susurro inquietante de la soledad.
En las noches oigo su canto de angustia, me asomo a las rejas, y entono nuestro viejo himno;
¡Alma, el alma mía!
El canto místico corre por lo corredores, se desliza entre todos los barrotes, entra en cada celda, se asoma a cada ventana, y llama en cada patio.
Luego le digo; vine a buscarte, le susurro; si te abandone fue solo para no caer en el abismo ambos, hoy puedo albergarte de nuevo con renovada fe, aun no reconoce al Sí mismo se ha perdido entre las complejas tramas aquí alojadas, mirándome desde la ventana ajena a mí a la vida en sí, como huérfana del abandono del Ser, por ello concluyó de no estar.

Búsqueda del viviente.






En profecía; ¿Ustedes no pueden creer que un hombre, pueda alcanzar la luz después de la negación?
Sabes me dice;
Habite en lugar de perdición, fui subyugado de tal manera de la oscuridad, que inicie a ver en ausencia de ti.
Por ello me convertí a la luz…
Pues DIOS creo las tinieblas solo para hacerte conocer la Luz…
Que un hombre puede luchar en contra de Sí mismo, rasguñando los muros que contienen el cosmos, en un hecho aislado dentro un espacio indeterminado, confinado por un tiempo extremo de martirio, un acto limitado dentro de las propias desesperaciones de hombre-olvido.
Allí está el hombre después de su destrucción, está en pie, levantado ausente de todo deseo, no hay premisa, ninguna proposición para quien regresa a sí…

Destino del viviente.
El fin ultimo del hombre es el mismo formarse como universo.

Coincidencia
Mensajes: 200
Registrado: 21 Ene 2013, 18:52

En negación del Ser

Mensajepor Coincidencia » 10 Jul 2018, 17:14

Los altos muros coronados con hilos de alambre de púa, ¿una corona de espinas me dije; es analogía? es su resistencia al sistema establecido por el cual sufre una degradación continua de la despersonalización el hecho objetivo se presume en infligir la mayor cantidad de sevicia en contra de quien rechaza la alienación social, la misma que aplica en automatismo la solidaridad e impunidad entre sus integrante;
¿Has visto un pudiente o político en prisión?
Dentro de la sociedad de cómplices, la solidaridad entre sus símiles se acciona automáticamente, con los prefiltros en el uso de privilegios de clase donde se reconocen a sí mismo.
¿Quién ha concedido la autoridad a un hombre, para que pueda juzgar a otro hombre?

¿Cuál es el fin originario del viviente?

Un Justo no contrasta el delito sumando otro delito
¿Por qué cuando un hombre es justo suspende el juicio?
¿Porque los pudientes y sus allegados son tutelados por sus pares?
En las cárceles subsiste el inocente, solo quien contrasta este absurdo negocio de injusticias.

Otro posible renacer del viviente.




De esa manera la lucha se traslada a su interior, en su profundidad, en su abismo esa forma existencial inmune a la expropiación de Estado, hasta que la misma presión ejercida por las injusticias sociales se revierte en una iluminada consciencia del Ser, existo porque soy yo.
No importa cuando tiempo, ni cuando fueron las sevicias, el ultraje, el logro viene si la resistencia ha sido consecuente contigo mismo.
Un despertar inédito al cual nadie abre sus propias expectativas, es preferible voltearse para seguir divagante.
El que sufre se levanta, se erige en conciencia de clase carcelaria, mientras deja desangrar los muros donde se han efectuado las guerras existenciales, mientras de noche ve las ságoma de los mártires que han dejado en estas paredes plasmadas de hechos, y conocimiento que no son remitidos a razón alguna, estos muros que hablan de lucha injusta entre un hombre solo en contra de todo el universo, solo por no aceptarse como le fue propuesto desde el inicio de la era, surge una autonomía para elevarse en astro.
¿Tú crees que eres el primero en tener contrastes con el creador?
Cada santo, cada electo, cada profeta tuvo su rebelión, luego entendió el fin practico del Padre.

Apostasía consciente del viviente.

Cada dialéctica tiene su punto de inicio ascendente por contradicción dentro de algún elemento, después del recorrido descendente, la regresiva que te llevo a la nada, el fruto prohibido negado en el jardín se vuelve mana celestial abundancia de lo que fue una vez fue prohibido, negado a la existencia de los hombres sin razón que vagaron por la tierra buscando un designo, un estigma, el derecho inalienable al propio uso de la razón.
No eres ninguno aunque todas estas cosas emergen en ti, el sistema te sepulto dentro de las murallas, y botó las llaves para negarte, para afligirte, el factor interior para no dársela por vencida, aunque muerde el polvo de la derrota, cierra sus ojos para no aceptarla.
¡Álzate pues, el justo reclama por ti!
Aquel largo camino para regresar a casa, siento a un el sonido, la melodía de mi adolescencia.

La misión trascendental del viviente.

Mira al hombre que deambula dentro el laberinto del propio complejo, donde los muros emotivos son de cristal, búsqueda de la incógnita que nos acompaña por milenios, el Minotauro esta indefenso, domesticado, porque lo miedos quedaron atrás con la ilusión material, el hilo de Ariana resplandece como conocimiento, la incógnita fue liberada.
El mensaje como buena nueva me alcanzo en el desierto mientras luchábamos, y donde fue nuevamente confinado el Engañador:
“El Mesías regreso su venida ha sido anunciada en los cielos.”
Entonces inicia a ver fue todo una ilusión que se repite continuamente pero fue solo obra del Engañador, ¡pero era tan real! Se repite y se mira las cicatrices, entonces entiende el bipolar, se puede Ser sin Estar…

Mitología como cosmovisión del viviente.

Aun pero los escritos intramuros hablan de la lucha del hombre en contra de la bestia que hay en él, aquella que custodia la salida hacia el universo, develada la ignorancia de la propia composición del divino, la luz irradia desde la inmensidad del confín, el aire es de cristal minúsculos luceros de mis pensamientos mágicos.
Por lo cual todo es…
Desde que los primogénitos iniciaron arrastrarse sobre la faz de la tierra, que erigieron templos a divinidades de las tinieblas, espíritus que ellos no conocían el origen, que ofrecieron en holocaustos a sus hijos, erigieron fortificaciones para protegerse de sus propias maldades, cuando tiempo durará aun el reino del Engañador, cuántos semidioses usa para desviarnos, ¿No hay una fecha? en que el reino de las tinieblas pueda ser derrocado, sin que cese la dualidad.

Antropología del viviente.

Porque el espacio es angosto, el castigo incierto, la acusa insustancial, y se pregunta;
¿Quién es el corruptor de ese hombre nacido de una acción natural?
La sociedad es vilmente opuesta a sus intereses, estimula las desigualdades, incita la formación de Elites, se ordena en oligarquía, la burguesía canoniza sus intereses, hace uso impropio del poder ejercido sobre el hombre.
Monopoliza recursos dejando a los hombres privo de la sobrevivencia inmediata, esa sed, esa insaciable del haber el súbdito del dinero por lo cual predomina el Engañador.

Ultraje al viviente.

Sufre la hija que tiene a su padre en prisión.
Sufre la mujer que ve a su marido en prisión.
Sufre la madre cuando le arrancan el hijo para llevárselo en prisión.
Sufre la familia marcada socialmente, y expuesta al público escándalo, al evidente repudio.

Marca de la hipocresía social del viviente.

La Síntesis se delegó de la anti síntesis.
La tregua del tiempo dura poco y después se terminó creyó al principio pero la causa se fue acumulando.
Llegó joven al recinto de reclusión, los años inician a pesar, fue encerrado y aislado, fue torturado de día, fue castigado de noche, desembarco en islas lejanas acompañado de la Soledad donde su suelo ardía por el sol inclemente, habitó en mazmorras, fue arrojado en subterráneos que le negaron la lectura, le arrancaron la memoria, arrinconado en manicomios judiciales, lo ataron a un lecho sin colchón, le servían electroshock por desayuno, inyecciones de deprimente muscular de almuerzo, Lagartil por cena, improvisos baldes de agua fría en las noches sin límites, se agitaba forzando las ataduras de pies y manos, revolcándose en su heces, su cuerpo fue objeto de experimento de psiquiatría clínica, fármacos del capital industrial invadieron sus venas y sus músculos, lo ataron a un árbol por meses balbuceando sonidos guturales, gritos despedazados ahogados por mortajas de sabanas en la boca, que él, trasmitía al espacio sideral en una última instancia para demostrar cuanta maldad albergan los hombres.
Pero cuando se levanta, todavía hay rebelión dentro de sí…
Y eso genera miedo a la colectividad.
En su mirada la desobediencia, el no al sistema, aunque conserva lo dolores, sus torturadores están saciados, han cumplido la venganza social, per presienten en sus ojos los destellos de la justicia divina, alguna rebelión popular muy lejana en el horizonte vengara al joven revolucionario.

Sueño libertario del viviente.

En su caminar no hay convicción, sabe que el espacio se adquiere con el tiempo, su andar puede parecer prematuro.
¿Su nobleza?
Haber soportado la presión de todas las injusticias sociales, del mismo consorcio de corruptores de pueblo que crea las sociedades más corruptas que son proporcionales a las leyes más severas.

Herencia del viviente.

Y la literatura se enriquece de una nueva Odisea de un hombre que en su soledad se batió en contra del feroz implanto represivo del estado, pero justamente los que hoy aplauden su firmeza, su oposición, esos que están en primera fila, él, los reconocen cómo los planificadores el brazo armado de todas las política represivas y excluyentes del estado, en segunda filas, están los que promueven y manipulan los hilos de la trama opresiva para aniquilar al diferente, al que se opone a sus fines de monopolísticas de todos los recursos.

Manipulación del viviente.

Después delante la platea, un público insidioso se escucha la audición del viviente, que vivió en un tiempo ambiguo dentro un sistema que solo el dolor era la señal; “Aun yo vivo,” mínimas pulsaciones aquel presagio de palpitaciones latentes, respiración lenta, sutil como presagio guardaba solo por volver a ser.
Deambulo por largos corredores de muros humedecidos, filtraciones de lluvias, ósmosis de seres que traspiraron dentro de sus paredes, dejando sus recuerdos guindado a ellos, para preguntar a esos muros anónimos si conocían a él, al sí mismo, casi demente con tono suplicante, su rostro cancelado, su cuerpo demolido se extendió debajo de sus pedestales dejando una lagrima; como promesa; “No moriré.”

La desaparición del viviente.

Habló de épocas afines, habló del sentir de un pueblo, habló de la maldad del poder político, habló del saqueo de los propios recursos, habló de la falta de agua, de una sed implacable de los campos de concentración, cuando el rio estaba poco distante, habló de la negación de la luz en pleno día, habló del extermino de flores no recogidas, habló de la lágrimas de niños en los campos de prófugos, habló de las tiendas rodeado del filo espinado, habló de las mujeres violadas prisioneras del sistema, habló de las montañas de cadáveres que la represión de las ideas abyectas había creado, habló de la avanzada de los mercenarios, habló del dolor ajeno pues él, había agotado el suyo, y la platea aplaudió sin sentido…

La ironía del viviente.

Mientras él, crecía desmesuradamente en la resistencia que lo arrasaba dentro de la centrifuga de no ser, en su resistencia de querer sustraerse a la tutela del estado, para no apropiarse de ese injusto botín de los restos culturales de una generación traicionada, y arrojada en prisión, desde donde ve como le arrancan el pan a sus niños, todo esto ocurre muy cerca de aquí, yo soy testimonio, muy cerca de nosotros, allí hay muchos más testimonios.

El expropio del viviente.

Su historia, las otras historias las leen los niños, los jóvenes, los adultos, los ancianos, el burócrata de turno las evita, él, que ocupa el puesto temporal de quien firmo todas las condenas.
Las ejecuciones penales de muchos hombres, y de algunas mujeres que sufrieron las vejaciones, y atropellos de inaudita crueldad que delante a las justificaciones piden perdón a la historia, de parte de nuevas gestiones, escusas en largos discursos, burócrata de finos dedos extendido sobre el papel blanco casi inmaculado, solo manchado por la tinta esparcida en palabras que forman la falacia de esta sociedad, finos modales, palabras entonadas con perfecta dicción, traje estrecho negro formal para la solemne ocasión, viva imagen que decoran las salas del poder, en las cuales se afirman historias sin fin de los ávidos de poder.
Para después firmar nueva condenas, nuevas ejecuciones penales de hombres, y mujeres hoy anónimos, gente del común sin reflectores sobre ellos, llevados a cárceles más lejanas.

El Engaño del viviente.

El portón se desliza hace un ruido agonizante, con fatiga el guardia lo arrastra, dos pasos en adelante y ya está afuera, fuera de la muralla, no se voltea jamás, detrás de sí por superstición, y por superstición toma de su bolsillo trasero el cepillo dental y lo parte, estupidez pero es el ritual todos los hacen no se puede interrumpir un ritual que es profunda liturgia, el único acto propio, en contra de todo lo antes acontecido en el ultraje a la humanidad.
Solo el sentir mágico lo acompaña por las calles transitadas de la ciudad, de nuevo se sumerge en el anonimato, se detiene y ve lo que el común paseante ignora, ríe donde la gente no ve, él, indaga el cielo hacía el alto, cosas impensable de quien no ha vivido en campos de exterminio, como extranjero en la tierra prometida, como exiliado del propio destino.

Deportación forzada del viviente.

Se rumorea en los palacios que administra las injusticias que su caso fue un error humano, otros exprimen solidaridad, otros aún recuerdan el caso muy particular del Judío Errante, otros miran y detrás de sí ven siglos de injusticias expuestas en las capas geológicas que hoy forman montañas, leyes hechas para dar privilegios a las clases dominantes, leyes fuera de uso, leyes con más prohibiciones, leyes con más sanciones, leyes con algo menos del derecho, leyes con menos libertades.

Legislar en contra del viviente.

El anciano ve historia sin fin de personas que se constituyen a juzgar a otras personas, para generar poder fin a sí mismo en el dominio para la manipulación de las masas, el dolor ciertamente nasce del deseo, las injusticia de la dominación sistemática de como el estado ejerce la opresión sobre los pueblos.

El Androide en substitución del viviente.

Después de los eslogan, la insurrección, después alguna revolución, al final después de cada rebelión, le sigue una trampa del oligarca, son versos, palabras, composiciones, todo inicia como por encantamiento y caen de nuevo en esa ilusión del discreto encanto de la burguesía, el canto de la sirena, el tener privilegio, el alienarse a una clase para sentirse protegido, y de nuevo arrastrarse delante de los poderes de la tierra.
Por ello muchos hombres terminan en el patíbulo, y luego los suspenden con cuerdas desde vigas altas, la burguesía sabe vengarse.
¿Gusanos dices?
Alienación al poder constituido, una forma de Ego externo, porque de nuevo regreso el bastón del patrón, el látigo del mayoral, cada época tiene su esclavitud.

Neo Servilismo del viviente.

Dormía en la estación de tren, el frio invierno lo despertó, levantó su cabeza apoyada sobre sus manos, encima de la mesa de madera, no sabía que el frio podía hacer de la madera algo tan rígido, tomó su manuscrito y escribió;
Desde el profundo de los siglos los hombres proclaman la Teoría Utópica de la Sociedad Ideal.
 Tesis A) Como explicarla a las clases alienadas, que viven solo en el placer de ser serviles.
 Tesis B) Que no puede un hombre juzgar a otro hombre, porque el príncipe de la luz; nunca encontró mancha alguna en
ningún humano, el justo, el honesto, forma una sociedad de iguales.
 Tesis C) Que solo un corrupto; aquel que se apropia de los recursos de interés general, ve delincuente por todas partes,
solo un ladrón, crea leyes para proteger su Botín.

Redención del viviente.
El fin ultimo del hombre es el mismo formarse como universo.

Coincidencia
Mensajes: 200
Registrado: 21 Ene 2013, 18:52

Rimbaud

Mensajepor Coincidencia » 10 Jul 2018, 17:24

Rimbaud

Luego, algún tiempo después, retirado de la realidad existente, alejado de sí, irrumpió en una acción autónoma, que abarcó límites de futuro...

Las velas fueron desplegadas, él ayudo a soltar las amaras, un sentir de profunda libertas abrió aquel evento, jamás pudo concebir sentimiento alguno que definiera la libertad, sino con el soltar de las amarras.

El viento lo alcanzo cuando iba viajando a las tierras del perenne sol, días de luz intensa, en que la piel se abrasa en una continuidad de ardores, de sentires divagantes, donde la razón no halla asidero.

Aquel profundo elemento de azul intenso, abraza aquel vivir cuando su pluma se alzaba del pergamino, la tinta secaba, mientras él, aun no hallaba aquella palabra, que debía definir a ella, su sentir, y su belleza, la elevación de su sentir a la estética.

Al llegar, al atracar lanzó las amarras al muelle, que ondea el rio, y se quedó observando fijamente, el caudal de agua, que se internaba en esa impenetrable foresta, que le imponía automáticamente un límite a su visión.

Los sacos que contenían la mercancía se bajaban a hombro, se acumulaban los bultos, que pesaban merecidamente; así que al terminar la faena, se retiró a la choza, y se colgó en la hamaca, encendió la pipa, aspiro dando un jalón profundo dentro de sí.

Aquel humo que evocaba aroma, y sabor de plantaciones tropicales, miró, pero su mirada iba más allá de aquel recinto, más allá del espacio asignado, más allá del concepto formal, aún más allá de la común visión.

En si había una prosa que rondaba en su mente.

Un sentir que abarcaba todo su ser.
Un estigma que brillaba en su frente.
Una fuerza que encendía su nostalgia.

Se levantó con su propio peso a cuesta.
¿Cuánto Pesa un Universo Vacío?
Se dirigió al centro de la habitación mientras el leño crujía debajo de sus botas.

En la mesa estaba el tintero, la pluma de garza blanca sobresalía, de aquel pomo que le servía de pedestal, dentro la tinta esperaba para exprimirse, un movimiento que desplaza la inercia mental.

Entonces fue un hecho ajeno, distante, inmortal.

Dibujó sobre la superficie del pergamino unas iníciales, y así desbordó su sentir en la superficie, el intenso de su drama, lo profundo de aquel sentir, convertido en nostalgia por la distancia no correspondida.

¡Oh! Destino; tú que me has arrastrado lejos de aquellas miradas, en que viví la plenitud celestial; tú que me alejas de aquellas caricias que colmaron la propia soledad, me destierras de la vía del norte, de sus profundos fiordos.

Tú que me anclas a estos parajes de selva vírgenes, de estas impenetrables forestas, desde donde son traídas mujeres ataviada de piel de ébano, encadenadas, y sometidas a mis más cruentas pasiones, lujurias y deseos liberados en presencia.
Aquel rio que escore y no logra detenerse, aquella masa armónica, que desemboca entre escollos y embates de furiosas olas, aquel el elementos que embriaga la razón cuando ve su discurrir continuo.
Las contradicciones del colisionar de las olas, en contra del fluir armónico del remanso del rio que se detiene delante de la furia del mar.

Sabes, cuando en mi arde perenemente aquella imagen de mujer, abandonada en aquellas frías tierras nórdicas, en la soledad del bosque donde en las noches el aullar del lobo, emitido desde la profundidad de la penumbra marca el confín de la razón.

Aun cuando me sacio en estas carnes de intenso color ébano, en la que hallan cobijo mi ímpetu, aun cuando en sus pieles húmedas de fragancias, de aceites de que las lucida emanando olores de suspiros, de sugestiva seducción y erotismo, donde mi razón desaparece para emerger en noches avanzadas con el respiro suspendido, en esta profunda oscuridad de tiempos y de olvidos, de acciones mágicas, y cuerpos de pieles emuladas a deseo carnal, donde se desvanecen sueños y arrogancias, donde el vivir es memoria, y olvido, donde desaparece cada uno de mis apetitos.

Como busque aquel rayo de luna, aquel claro de luz, aún me hallo sin hallarte, aún sin poder fijar tú imagen en mí conciencia, percibí por memoria aquellas palabras que llevo tatuada indeleblemente, como reliquia en mi piel de mil caminos bifurcados en mares infestados de piratas, en junglas repletas de jaguares, de ríos mansos de agua infestados de pirañas.

Son esas noches de intensos cantos, de un trillar de tambor, que se perpetua noches y días, donde las mujeres danzan arrebatadas en sortilegios, hechiceras evocando ritos milenarios, poseídas por espíritus, vagan en la jungla entre los árboles, como suspiro de tierra, desde el profundo de la impenetrable selva, como aliento de pantera, hostigando a quien no quiere perder la razón, sí, la razón aquí no tiene sentido, porque esta es tierra de Vudú, donde fui condenado a permanecer; porque una vez fui tocado por tú encanto mágico.

La noche calurosa, desde la impenetrable foresta, surgen rugidos de fieras al asecho, la luz de la lámpara palidecía, regresó a la hamaca, mientras la nave estaba siendo cargada con la mercancía; hombres y mujeres, que debían ser trasferido a otro continente, tierras lejanas.

El mañana traerá nuevas visiones, la luz del sol aclara las conjeturas de la noche, da forma y contorno a lo que eran sombras e incomprensión, se sueltan las velas de a vapor, sonidos de cadena, el respiro suspendido.

La nave zarpa con la alta marea, las amarras se retiraron, la proa indicó el rumbo, el navegante movió el timón, vadeando los escollos, luego en alta mar, las velas se despliegan a su máxima potencia, a toda vela para navegar en contra de su destino, más allá del horizonte.

Cuando azul es este mar. Cuando azul es este cielo.

El pergamino culminado con las últimas gotas de tinta, lo tomo y fue expedido a destino, con el viento que cubre la ruta del norte, mientras él, seguía la ruta de los mares del sur.
La luz vence a las tinieblas, creando nuevos espacios expropiados a las tinieblas, pero las tinieblas acechan desde los confines en los cuales son relegadas...
Regresar Arriba
El fin ultimo del hombre es el mismo formarse como universo.

Coincidencia
Mensajes: 200
Registrado: 21 Ene 2013, 18:52

Huellas de sombras en espacios de luz.

Mensajepor Coincidencia » 12 Jul 2018, 14:50

Huellas de sombras en espacios de luz.

Las que yo marque sobre la superficie de tú destino, recorriendo rincones en los extremos de aquellos confines desconocidos aún para ti.
Avance hacia los viejos clamores, con renovado espíritu.
De aquel avanzar que estremece aún el olvido, son simple miradas como destellos del avenir en que me renuevo con verte, al pasar.
Los pasos que te negué, las palabras que no llegue a pronunciar, los arrullos que no llegaron a tú vida.
Todo lo que no supe dar porque era ausente en mí.
Son las que hoy forman las cicatrices que emergen desde mi alma.


Mientras baja hacia la avenida, por la asimétrica escalinata volteo varias veces, dentro de si lo hizo aún más, y más.
De la mano llevaba una bolsa grande dentro algunos prendas de vestir, varias veces estuvo a punto de arrojarla, por que esta le asemejaba a su memoria, se aleja mientras se hunde en el fondo de si.

En la superficie solo deja la esencia de su piel.
En la superficie solo se ve la visión no configurada del verbo ser.
En la superficie solo emergen los gritos de angustia ante lo inevitable.


Búsquese a sí mismo.

Hombre síntesis, que lleva en si los inconvenientes de andar por la existencia sin preámbulo.
Un hombre que va a merced de los tropiezos de los embates y eventos sin la posibilidad de ser.
Un hombre del común, se desplaza hacia su destino, sin un haber, todo lo que posee cabe en su bolsillo.
Hombre sin visión futurista, se adapta a las corrientes que encuentra y que lo arrollan en su diario común vivir.
Hombre flaco, de color indefinido dentro la policromía nacional, todero de profesión, albañil o cualquier oficio.
Hombre sin identificación social que las circunstancias y el avatar de la vida lo etiquetan como marginal crónico.
Un hombre que transita por la urbe, con la bolsa agarrada fuertemente, la camisa remangada hasta los codos.

Decididamente encerrado en su individualismo.

Cuando llega al centro, donde lo expulsa el medio de trasporte urbano, sube varias cuadras, a esa hora no esta al tope la avenida, aún la ciudad esta en penumbra, aunque los primeros destellos del nuevo día, ya se ven en la lejanía.

Se detiene frente al edificio en construcción, sintió un poco de frío, mientras espera que el vigilante perezosamente, le abra la puerta hecha con laminas de zinc, que se arrastra y exhala un chillido agudo en las coyunturas.
Mientras saluda a sus iguales, que llegan aisladamente a formar esa realidad, gente que es habituada al trabajo de albañilería, a la faena dura, que huelen a arena y cemento.
Hombres de diversas procedencias, ajenos en identidad, se les reconoce por que la piel es dura, como cuero.

Esta vez en la bolsa de plástico blanca, no lleva las arepas, hay solo unos pantalones y unas camisas, y la decisión:
Al rancho (Barraca) no vuelvo más.

Tiró el abandono.

Hombre que agotó sus propias fuerzas.
Hombre de físico fuerte que sobrelleva carga ulterior a su pasado.
Hombre fuerte sin miedos ve como lo intangible lo expropia su hombría.
Entra en un ángulo de la construcción para cambiarse, la ropa de trabajo que al contacto con su cuero, la siente como una lija, el cemento endurecido, se asemeja a sus sentimientos.

-¡Compae,’ tome, dese un guamazo de caña!

El hombre se queda fijo, mirando como la botella se acerca, llena del liquido transparente, la sujeta, quita la tapa y se la empina, el aguardiente baja velozmente dentro de él, siente el ardor que se le deposita en el estomago, toma otro, con la certeza que lo necesita.
Reflexiona; que DIOS sabe lo que hace, menos mal que están el mejor amigo del pueblo; ron, aguardiente y cerveza, para acompañarlo en esta vida.
-Hoy me rasco, nos vamos al botiquín Claro de Luna.
-Sí, no faltaba mas compae’, tengo unas ganas de tirarme una pea, que no aguanto el deseo.
-¿Jacinto, tú aún vives en la pensión de la plaza Concordia?
-¡Sí! ¿Porque, te votó la cuaima?
-¡Que va! Le tire el abandono, mi amistad.
-¿Eso esta mal, y tus muchachos?
-Que se críen solos, también yo me crié sin papá, y aquí estoy.
-Tome compae’ dese otro guamazo, lo entiendo y comparto su situación, por que yo también pasé por allí y es duro tirar el abandono a los propios.
-Sí. Uno simple obrero, ¿Que puede hacer en esta vida?
Un trago, para escribir páginas de olvido, letras sordas de diseño impreciso.

Luego se quedo fijo mirando a un lugar impreciso y se dijo;

“Los obreros no deberíamos tener problema existenciales, eso es para ricos, nosotros el común pueblo que nos hacemos de esas problemática, es injusto”
¿Si no tenemos tiempo ni para vivir lo cotidiano?

Bajan y cargan los sacos de cemento, no hay electricidad, por lo tanto les toca subirlos por las escaleras, dos a la vez, los sacos cruzados sobre los hombros, trasportado al lomo, ponen a dura prueba la resistencia del obrero, luego la arena, se acomoda el bulto varias veces encima de los hombros, los dolores de la espalda inician a molestar.

Entonces en el descanso de la escalera de nuevo toma otro trago, acciones circunstanciales en el recodo de la existencia, de esa manera el dolor baja de intensidad mediante el aturdimiento de los sentidos.

Es media mañana, hay bloques, cemento, arena y agua; ahora la fatiga será más simple, se dice.
Del puesto de las fritangas trae Jacinto unas empanadas y café.

Se sientan sobre asientos improvisados.
Viven sobre circunstancias improvisadas.
En casas de elementos improvisados.
Con familias de facto en hechos improvisados.

-Compae’ esa situación familiar suya, ¿No tiene un arreglo?
-No que va, en estas circunstancias, la cuaima lo que hace es amargarte todo el tiempo.
-¿Pero por los muchachos?
-Mire Jacinto, cuando el hombre no esta seguro que son suyos, ve difícil el convive con la cuaima. ¿No hay firmeza me entiendes?
-Mire amistad, yo también hice lo mismo, les tire el abandono, pero aún me da dolor cuando me da el recuerdo y cuando lo mismo le sucede a un conocido.
-Da dolor, pero es una decisión, además me canse de darle carajazos a la Elisa, mujer pa` bruta.

El Jacinto, abre la botella como un ritual sacro, sin estar en el templo, sin oraciones especiales, toma y en el mismo acto se recuerda de sus hijos.
De su niña; porque cada padre, tiene un hijo especial, una adoración predilecta, un cariño que no se olvida, un hijo que su venida lo lleno de felicidad.
El trago brusco, tosco le derrama el vital liquido, a veces se le han aguado los ojos, pero son cosas que sus circunstancias no las admite, simplemente no hay lugar para ellas, cuando en si no hay lugar para ciertas acciones de intenso sentimiento.
Los hombres se levantan, toman la pala para preparar la arena, en el mismo momento que llega el contratista.

-¡Están de holgazán! ya es media mañana, y no han pegado un bloque, carajo.
-¡Que el cemento, los bloques, la arena, el agua las trajo usted no jose!
-Mire usted a mi no me conteste, porque lo despido.
Tragó en seco, amargo y despacio, además del bajo sueldo, el arduo trabajo, sus problemáticas latentes, debe aguantar la descarga del contratista, el que menos hace y el que más dinero gana, solo porque tiene conocidos en los puestos de política.
-A trabajar, que allá afuera hay decenas de albañiles mejores que ustedes, que sí quieren trabajar.
Siguieron alargando la arena hasta formar un cono, luego la pala perfora el papel del saco y el fino polvo gris se precipita fuera. Agarra el saco y lo sacude esparciéndolo encima de la arena, el trabajo arduo y sostenido los hace sudar.
Mientras el agua inicia a mezclarse con la arena y el cemento.
Los dolores a la cintura otra vez, y la botella se acabó, pensó;

“Que es injusto que siendo obrero tuviera dolores, eso esta bien para los ricos, que ellos tienen tiempo para descansar, pero un obrero si no trabaja ese día no come.”

Se empina sobre si mismo y siente como la cintura se queja.

Luego se reparten la mezcla y empiezan a pegar bloque, tiende la liana de bloque a bloque, bloque de arcilla roja, y con movimientos bien prácticos le agrega cemento abajo, los coloca sobre el pavimento y los golpea con el manco de la cuchara.
Voltea la cuchara y toma el cemento que se desborda por los flancos, descarga el cemento en el balde y hecha un ojo a que quede bien alineado, en pocas horas levanta una pared, siente orgullo y a la vez malestar. Su trabajo queda, pero el salario es menos que una miseria.
Se acuerda del sindicalista, que le explicaba que su salario estaba debajo del límite de la esclavitud; que no era suficiente para mantenerse y menos mantener una familia dignamente.

¿Una familia? se detuvo a reflexionar; Para mantener una familia se necesita tener una hembra que sea firmeza y ¿Donde te la consigues una mujer que sea firmeza, que honre al hombre de trabajo?

Al mediodía, el sol esta envolviendo el lugar en sus calores, el cemento se calienta.

-¿Vas ordenar la comida José?
-¿Que tienen hoy?
-¡Pabellón criollo!
-Sí, tráeme uno, con dos cervezas.
-Aja, acuérdese que hoy es sábado, y como agarre la paga estaré allí para que me cancele.
-No se preocupe, hoy no tengo compromiso.
-Así dicen todos.

La mujer se aleja, huele a fritanga; aceite y kerosén.
Se extrae del balde la mezcla con la cuchara, se rasga hasta la ultima parte del cemento, ¡Tuf¡ y la pega del bloque rojo de arcilla.
Los demás bajan para comer juntos, se extienden los cartones para aprovechar y dormir la siesta.
Juntos comen, algunos de lo que han traídos en un esfuerzo de economía domestica, otros de lo que le cocina el kiosco. Se habla de todo, del partido de béisbol, de política o del chisme de ella, que llegan siempre a la misma conclusión;

“Esos políticos piensan solo en ellos en como llenarse, al pueblo no le dan nada.”

Algunos están ya extendidos sobre los cartones, las articulaciones se resienten con la tendida, se voltea y trata de conciliar el sueño. Inmerso dentro de la explotación del hombre por el hombre, emerge el sueño, dentro del sueño de la utopía de los pueblos.
El pito que anuncia el reinicio de la labor lo arroja de un profundo letargo.

Se reincorpora sintiendo toda la musculatura adolorida.
Se pasan la botella de aguardiente en solidaridad de clase explotada.
Se lleva las manos a la cabeza, se la pasa por la cara y luego se levanta como se levanta el día, como se levanta esta nación todos los días en la máxima explotación del hombre por el hombre.

De nuevo al cemento, la pared levantada hay que frisarla mientras le agrega el cemento, este salpica por dondequiera, se llena la cara, el periódico que se puso por sombrero, la camisa, el pantalón, los brazos, hora y horas de un trabajo duro, y forzado.
Cuando suena el pito que anuncia el fin del día laboral, lo primero que le viene a la mente es el botiquín. (Bar).

Los demás están de júbilo, sacan renovadas fuerzas.

Inician asearse, se hacen comentarios, se lavan las herramientas, la pala con el cemento duro, la cuchara con la mezclilla, el azadón, hay que dejarlo limpios para el mañana. Aun que sea ajeno a ellos.

Al bajar, para ser pagados delante la oficina la cola ya es larga.
Hombres en fila de diversos colores, con los brazos descubiertos, las manos abiertas, esas mismas manos que mueven una nación, para recibir un bajo salario que pronto lo despilfarran, buscando alguna gratificación.
Del sobre se descuentan los vales de anticipo, el fiado del Quiosco.
Aún queda algo, hoy no volverá al rancho de esta manera todo el dinero es para él.
Bajan hacia el centro, con el salario dentro del bolsillo, se sienten reyes por un día.
Se detiene en una tienda, que tiene el aparador lleno de maniquí con prendas de vestir que están sujetas a nailon y muy iluminado. Compra un pantalón y una camisa, de tela burda, que pronto se deshará en las primeras lavadas.

De allí toman hacia la avenida Baralt para ir al Night Club Claro de Luna. Siempre el mismo botiquín con olores de excesiva bebida, las ficheras con la libreta en mano, ropas recortadas de brillantes colores, con los rollitos de grasa saliéndole de entre la licra.
Toman asiento, el dueño los ve, sabe quienes son, la fichera también; son incautos para deshuesarlos.

-Vayan trayendo unas cervezas, y dejen las botellas sobre la mesa.

El dueño los trata con reverencia, las ficheras se vuelven melosas, con voz melodiosas.
Él, de obrero mira al dueño, como esta vestido y piensa; Que no hay una cosa mas ridícula que un botiquínero con corbata.
Ellos se alzan a los cielos, hacen chistes, le pasan la mano por el cuerpo a la fichera, carne de publico manoseo, ellas voltean diciendo que no, con picardía inclusa retorciéndose como una mapanare…

Escenas de común olvido con trazos de claroscuro, con luces intermitentes de variados matices, tilde grises de vivencia impropia con música efusiva intercalada con palabras soeces, invitando a beber a la fichera, mientras cerro arriba, en la humilde vivienda su prole ven la olla vacía, mañana comerán los hijos de la fichera.
A medida que se liba licor, ellos van sintiendo un alivio, deciden entonces cambiar a ron.

-No mi compae’ vamos a celebrar, ¡Mesonera traiga güisqui del importado!
-Muy bien mi patroncito, usted si sabe vivir.

Se aleja la fichera contorsionándose haciendo piruetas de hechicera, él se siente bien, porque es bien tratado, esta mujer le dice solo palabras dulce, esta si sabe tratar un hombre.
Beben a sorbos completos del licor importado.

-Esto si Jacinto, es calentarse las tripas.
-Ni lo diga compae’ con este licor me siento optimo.
-Ja, Ja.

El grupo se ríe a carcajada. Mientras el dueño del bar saca cuentas, y cuando estos deciden de irse, les manda una ronda gratis, de whisky mezclado con agua.
Otra vez inician las rondas, la fichera a esta altura se deja pasar la mano por la cintura, y él le dice palabras de deseos ocultos, ella se ruboriza, se hace la no entendida, él se lo cree, le cree ciegamente, ella lo ha practicado tanto, que todo lo que dice, todo lo que hace, le sale tan natural, que luce completamente espontáneo.
Cuando le pregunta ya con los sentidos bien alterados por el licor:

-¿Que hace una mujer tan especial como tú, en un lugar como este?
-¡Hay! He tenido una existencia cruel, fui abandonada por un sinvergüenza que me dejo a cargo 4 hijos, por ellos lo hago.
-Verdad que hay hombres sinvergüenza, en este mundo, yo con una mujer como tú, no la dejaría nunca.
-Lo sé, se te ve que eres un hombre cumplidor, vamos a bailar.

Lo invita a bailar, después que entendió las señas que le hace el dueño del bar.
Cuando ya calcula, el anfitrión que han dejado más de la mitad del salario, les pasa la cuenta con el pretexto que van a cerrar caja.

-Mira cariño esta es la cuenta, paga así estamos sin que nos molesten.

Le pasa la mano por el pecho, él entiende lo que ella da entender.
Luego de pagar con pretexto, y escaramuzas desaparece de la escena.
Cuando salen del bar, aún la noche esta fresca y siguen siendo reyes, con el fuerte poder de adquisición que tienen, en los instantes fugaces de una existencia expropiada al sentido común.
Caminando de un bar al otro, llegan a la pensión, se les cobra por adelantados la semana.

Se hecha en la cama y se siente estupefaciente, contento, lleno, satisfecho.
Dos veces se reincorporo, para ir al baño sin conciencia de si, hizo como mejor pudo, donde pudo.

Al día siguiente se levanta a tarda hora de la tarde, sale de la pensión en busca de un lugar donde comer, pero encuentra todo cerrado, la ciudad esta desierta y hay aire de lluvia.

El viento pasa levantando, ese fino polvo negro que parece hollín, papeles que vuelan por los aires, luego caen las primeras gotas decide regresar a la pensión, siente un escalofrió y trata de buscar abrigo.

Entonces aparece el lunes, sin percatarse, hay que ir a trabajar todo su cuerpo le dice que no, pero entre el Jacinto y Pedro se hacen fuerzas, y se encaminan al trabajo.
El martes, debe pedir vales, esta sin un centavo, el contratista le da el anticipo, pero les dice:

-Esta es la historia de todas las semanas, irresponsables y borrachos.

Un día va hacer una diligencia laboral al centro.
Unos niños se acercan a pedirles dinero, pero reconocen que es su papá.
-¡Papá! ¡Papá!

Lo exclaman como quien encuentra a un ser querido, él duda, se siente contrariado, un improviso.
Sus hijos le cuentan que su mamá los hecho de casa, que otro hombre esta en el rancho.

-¿Los votó? Que desalmada.
-Sí papá, y ahora vivimos en la calle pidiendo.
Los miro a uno a uno, sucios cubiertos de harapos, andrajosos y mugrientos.
-Escuchen hijos, en este momento tengo que ir al trabajo, quédense por aquí que vuelvo a buscarlos.
-Llévanos contigo, ¡ahora!
-No ahora no, luego más ratico.
-¿Nos vas abandonar otra vez?
-No, vuelvo luego, a la tarde.

Se paro y se fue.
-Sintió que la hija inicio a llorar, pero no voltio, siguió su camino, ensordeciéndose aún más.
Mas arriba compro una carterita de aguardiente.

Beber para seguir ausente
Beber para vivir inconsciente.
Beber para borrar la existencia.
Beber para continuar olvidándose.

Camino varias cuadras y de pronto se sintió desorientado, y se detuvo a preguntar donde estaba el edificio en construcción, en el cuál trabajaba.
Siguieron días, de profunda conmoción, cuando caminaba por las calles y veía niños pidiendo, se atemorizaba, más adelante sentía voces que lo llamaban.
En las noches las mismas voces y risas insistentes lo despertaban en medios de sofocantes calores.
Tomaba la botella y bebía, no podía darse el tiempo de interrogar a su conciencia. Que su razón le repropusiera la propia conducta.

Sin detenerse; Hay que seguir, sin poderse detenerse, hay hombres que juegan a desaparecer, que no soportan el dolor psíquico.

En las noches entraba en las taguaras que pueblan la avenida Baralt, donde se liba licor constantemente, se baja a sótanos por escaleras empinadas, como descendiendo a los antros, hay poca luz, pero allí él ve mejor, olores fuertes a licor y cerveza, en los ángulos esperando clientes, están sentadas las ficheras. Mujeres adulteradas en imagen, reducida al público uso.

Él habla, ella escucha, otras cosas.
Ella habla él escucha, cosas que no son.
Ellos están y en la ausencia de ellos, es que no son.
Luego la pregunta de obligación reemerge.
-¿Como una mujer bonita y tan joven, trabaja en un antro como este?

La misma respuesta espero oír y a cierto punto creyó escuchar, que lo hacia por los hijos, mientras agachaba la cabeza y luego ingería su trago de ron que a ese punto era esencia de vida.


-Ella desde su mirada lanzó un destello, luego se puso mano bajo la barbilla, y le dijo:
-Era muy pequeña, cuando mi padre nos abandono, mi madre consiguió otro marido, este pero la condiciono a que nos dejara, que nos abandonara, por que la quería sola a ella. (Luego suspiro para sacarse el dolor que la acompañaba). De esa manera nos dejo en la avenida a mí y a dos hermanitos, que vagamos entre las más tristes penurias que se puede arrastrar en esta existencia.

Ese día no oyó más, se formo en conciencia autista, le era imposible, cuando salió del antro bar, camino, deambulo hasta la plaza Miranda, pernocto en un banco esa noche, la siguiente noche también, y los días sucesivos, en que sus ropas se volvieron harapos, amasados con el hollín que los carros le depositaban encima.

Veía la avenida que se llenaba de carros y que dejaban ese fino hollín que se le depositaba en la piel, se orinaba encima, defecaba en algún rincón, apestaba a alcohol, a vomito, a excremento social.

La gente atestaba aceras y la plaza, eran transeúntes que luego se disolvían en la nada.

La estatua del precursor de la independencia americana, era su único interlocutor desde un traspasado remoto.

Miraba y no veía, hablaba y no era escuchado, oía sí, voces que lo atormentaban, sin poder dilucidar la trama que él había tejido.

De una trama existencial que lo aferraba desde el inicio, que hizo de él un asocial de conciencia autista.

Días que deseö, el sentir diáfano de una existencia terrena dentro la cuál se disolvió en formas ausentes, en hombre olvido, hombre sin destino, hombre tiniebla, hombre tormento en que vivió ajeno a su propia vida.

Sustraído del diario del Albañil Antonio, que el día a día le trajo la traición a sí mismo.
El fin ultimo del hombre es el mismo formarse como universo.

Coincidencia
Mensajes: 200
Registrado: 21 Ene 2013, 18:52

Carrillo y Carmen la que te conte

Mensajepor Coincidencia » 13 Jul 2018, 15:44

Carrillo y Carmen; La que te conté, que a los hombres amara.

Luego intuí hacia lo lejos que venía envuelto en su propio drama, porque Carrillo es un caso, buena persona al máximo, o sea que es inocente lo que no tuvo fue una buena defensa, pues él a pesar de todo tenía un buen atenuante; que sería una forma impulsiva compulsiva en momento de intenso dolor que da ninguna capacidad de entender, y de querer.
A Carrillo lo que le sucedió es lo más elemental de la mal llamada violencia doméstica, él trabajaba en la electricidad de Caracas, en su tiempo libre frecuentaba en la avenida Baralt uno de los peores antros bar de Caracas; el Claro de Luna y allí fue que conoció, a Carmen que la llamaban (La que te conté, que a los hombres amara), ella era empleada como mesonera, otros las llaman ficheras, ella servía y charlaba con los clientes, y como todas ellas, tienen la misma respuesta cuando le preguntan;
-¿Chica, una mujer como tú, porque trabaja en un sitio como este?
A lo que ellas piensan y como un hombre como tú, viene a gastar tiempo y dinero en este antro, tiene que ser mequetrefe.
Ellas con el filo bien amolado con la misma lima, responden con el mismo cuento y que además lo han repetido tantas veces que ellas mismas lo creen porque le sale tan natural;
-Hay amor, la vida no me dejo otra oportunidad este trabajo lo hago para mantener a mis hijos, si yo tuviera un hombre como tú estaría en la casa cuidando a los niños.
Luego se seca una lagrima que nadie vio, y ella le fija la mirada especial a él, que lo hace sentir muy especial, y se dice ella es única.
Claro el extra, ella lo hace por amor al arte según cómo va el día, porque en la casualidad de los eventos todas tuvieron un marido que las trato mal, y que luego de pegarles, y de maltratarlas, las abandono con sus hijos a su suerte.
De vez en cuando en el cuento del antro bar cae un Carrillo, un incauto del común que antes de entrar al bar no lee el cartel con las reglas del antro bar que dice;
Art. Nº1 “No se pude creer en amor de la trabajadora social.”
Art. Nº2 “Aquí todo es engaño y mentiras, se usan todas las artimañas de la hechicería.”
Aunque él es nacido, y crecido en Caracas en muchas cosas que acontecen en la ciudad él es un auténtico turista, como muchos son hoy un retazo de una Venezuela colonial adornado de buenas costumbres en la cual en sus mentes no se asoma pensar mal de los demás.
Él, delante a semejante melodrama que ella le cuenta con extremado realismo, que lo ha repetido cien veces por día, durante los últimos diez años, ya le sale tan natural, que él le cree como un acto natural porque el licor, la media luz, el pachuli, la licra, los cosméticos puestos en su cara como la del mastique de latonería que le aplican a la carrocería de los carros chocados, hacen de ella un encanto que al aclarecer del día se ve de brinco y espanto, pero el bien embobado como dice el dicho; No hay peor ciego que él que no quiere ver.
Él, le comenta después que ha libado ron adulterado y ya desvariando, su vida, sus sentimientos, su oficio, su soledad por no tener una mujer que lo espere en su hogar.
-Hay cariño, y tú en la electricidad de Caracas ¿qué hace más o menos?
-Soy encargado del mantenimiento de las torres de alta tensión.
-Eso suena importante, y ¿pones la corriente en las casas?
-No tanto en las casas sino en todas las ciudades, ¿Por qué chica te servía algo?
-Si pero es una cosa pequeñita, yo vivo alquilada en una pieza, pero esa parte del barrio no tiene corriente eléctrica de ningún tipo.
Mientras le sirve un trago de ron, que luego lleno de sutileza le pone el vaso en los labios, él piensa que la tiene enamorada, ella piensa como lo amaro a este tonto.
-No sería una cosa difícil bastaría tomar la corriente de algún poste que tenga trasformador.
-Yo de esas cosas no sé, pero fíjate que vivo con mis dos hijas pequeñas, y en las noches eso es de terror.
Entonces le pasa las manos por el pecho, le acomoda el cuello de la camisa, luego se le acerca y le pasa la nariz por la cara.
-Huy que bien hueles mi rey, ¿qué colonia es?
-Pino silvestre ¿te gusta?
-Si chico me gusta el olor a colonia, pero todo lo tuyo.
Y le pasa mano por la pierna como para enardecer al hombre.
-¿Cómo te llamas, amor?
-Carrillo.
-Hay señor Carrillo tienes unas piernas bien robustas.
-Aja, están a la orden.
Y mientras lo soba, arduamente le lanza.
-¿Tú crees que se pueda poner la electricidad, por allá?
-Tendría que ir a ver, pero en esa zona seguro que paso un poste, hace años yo instale una línea completa.
A ese punto ella prácticamente se le siente en encima, y le dice.
-Tú eres mi papito lindo, si me haces ese favor yo sabré como recompensarte.
-Así y como, ja, ja, ja.
Entonces ella le agarra la cara entre sus manos y lo besa, él queda inerme, entonces ella se despega le agarra las manos de él, y se la pone entre sus tetas.
-Aquí amor todo este es tuyo, y mucho más.
Allí estuvieron dándose hasta que le dijo;
-Carmen tengo que irme mañana tengo que madrugar, dame tu dirección que mañana mismo paso por tu casa.
-Espera corazón un minuto.
Se levanta de la mesa y camina hacia la barra del bar contorsionándose como una anaconda.
-Joao préstame una pluma y papel.
El portú le da el papel y la pluma y ella escribe su dirección, luego ve voltea Carrillo la observa desde la mesa, y cuando la ve venir de nuevo ella camina como una de esas modelos que concursan para el Miss Universo, y a cierto punto alucina con la imagen de Irene Sáenz, pero la imagen invocada se rebela a ser invocada en un antro bar y le da una cachetada por abuso de invocación de imagen, Carrillo se resiente, pero ella lo acaricia y manosea, la erección no le deja ya usar la razón.
-Aquí esta la dirección cariño, parte alta del Barrio el Guarataro sector del Ahorcado, pregunta en la bodega del Maní por mí que él sí sabe, donde vivo.
Y movió su cuerpo ondulándolo de arriba para abajo como una mapanare, lo abrazo como la anaconda abrazo el venado y con un cuerpo a cuerpo lo acompaño hasta la puerta bailando un trancaito.
Él, etílico completamente recuerda ese momento como saliendo del bosque encantado.
-Caray Carmen tú eres una mujer muy especial.
-Tú también mi galán, sabes que te espero mañana no me dejes esperando, mira que aquí te guardo lo tuyo.
-No te preocupes chica yo mantengo mi palabra.
De la puerta del antro bar se paró en la acera para parar un carro de alquiler para que le hiciera una carrerita a su casa, mientras él hacía seña a los carritos ninguno se paraba, ella se le acerco, y tomándolo por sus partes íntimas le dijo;
-Cuídame esto mi sabrosura que lo quiero todo para mí.
Él quedo en estado estupefaciente elevado al cuadrado del cubo, se paró un carrito pensó el taxista esta es una carrerita fácil, seguro que van para una pensión le doy tres vuelta a la cuadra, y los dejo en la pensión gran hotel.
-¿Para donde van?
-No, chofer va él solo para su casa yo tengo todavía que trabajar, hágale el favor.
-No sé vale, ¿dónde vives?
-En el 23 de Enero.
El taxista se quedó pensando ya era tarde mejor se retiraba y como vivía cerca decidió llevarlo.
Al día siguiente se levantó me dio aturdido, como durmió vestido se hizo la ducha, y cuando saco las cosas del bolsillo para cambiarse de pantalón encontró la servilleta con la dirección y los labios de rojo carmín marcado sobre ella, y una nota que decía; “No me olvides te quiero mucho, te espero cada minuto del día casi sin respirar.”
Regreso al baño empezó a silbar la canción de amor; “Yo te sigo queriendo.”
Se afeito escrupulosamente, se aplicó la loción after shave, y se puso su mejor camisa, dejo el pantalón de trabajo y saco el pantalón del bléiser que no lo usaba desde el matrimonio de la hermana.
Entonces llegaron lo flash de la noche romántica con la mesonera, y se sintió delicioso con sus recuerdos, se preparó el café, luego se acordó que esa noche a ella le había gustado su colonia Pino silvestre entro en su cuarto y se la espalmo generosamente, salió a la sala y miro su apartamento en el cual vivía solo, salió cerró la puerta con cuidadito, en el pasillo se encontró a la vecina que salía para la oficina.
-¡Buenos días señor Carrillo para donde va tan apuesto!
-Ja, ja muy amable Señora Ofelia, pero voy para mi trabajo.
-Creí que te ibas a sacar la cedula de identidad.
-El ascensor se paró cuatro pisos más abajo, y entro otra vecina.
-Buenos días vecinos, hay que perfume como que hay alguien enamorado.
Todos rieron, pero él pensó la gente se está dando cuenta, salieron todos riendo, y comentando cosas del diario común existir, Carrillo se paró en el quiosco a comprar la gaceta hípica a ver si tenía tiempo esa semana de estudiar las carreras de caballos.
-Buenos días, Julián dame la gaceta hazme el favor.
-Bueno días, Carrillo ayer te vi echado a perder.
-Sí vale regrese tarde a la casa.
-¿Te fuiste de rumba para dónde?
-Si me eche unos palos en la Baralt.
-En donde porque la Baralt es grande, y está llena de botiquín.
-En el Claro de luna, allá voy siempre.
-Caray, y con quien de ellas estuviste.
-Bueno con Carmen tú sabes.
-Carmen la que te conté, esa es una veterana, entrenada en Vietnam.
-¡¿Cómo es eso chico?!
-Que ella esta adiestrada a la aniquilación del adversario cuerpo a cuerpo.
-Quieres decir ¿que ella lo sabe hacer?
-Quien Carmen, no ella nunca lo ha visto rolo de webón, ja, ja, ja.
Y se echaron a reír entre frases de doble sentido, y de malos entendido, al que Carrillo no discurría bien, pero como el chisme es el pasatiempo oficial de la gente sin oficio, y ellos le conocen las historias bochornosas hasta a las santas no lo tomo en consideración.
Llego a las oficinas de planificación y de ejecución de obras eléctricas pidió los mapas del barrio el Guarataro, pero el sector el Ahorcado no aparecía.
-Ingeniero este mapa catastral está incompleto, falto todo un sector.
El Ingeniero en jefe de ese departamento se quitó lo lentes, y se le acerco.
-¿Donde dice que falta?
-Por todo esta parte que se ve en blanco.
-¿Dices tú que hay un sector completo?
-Sí.
-Entonces toma una unidad, y ve hacer un levantamiento de plano, esos sectores crecen como hongos y hay que actualizar los mapas.
Salió mejor la cosa pensó al llegar al sector preguntado por Carmen la gente le indico una bodeguita, vio la pared agreste y las rejas dobles, y pregunto:
-Señor por aquí no vive una señora llamada Carmen.
-Carmen, ¿quién? ¡La fichera!
-Sí ella trabaja en la Baralt.
-Que tiene dos niñas.
-Sí debe ser ella.
-Entra por aquel callejón, y bajas unas escaleras hay un descanso toca allí a una puerta de rejas negras.
Así lo hizo, el callejón olía mal, la cloaca corría escalera abajo libremente, había unas cuantas cacas retenidas en los escalones, las ratas pasaban escurridizas, bajo y tocó a la puerta antes indicada.
-¿Quién es?
Se asomó un hombre que lo miro duramente, y le movió la cabeza hacia arriba.
-Disculpe caballero estoy buscando a la señora Carmen.
-Levanto el brazo ve y toca esa puerta que está allí.
Se paró delante la puerta y toco.
-Si quien es, un momento.
Cuando le abrió tuvo que ajustar su mira porque no parecía la misma de anoche.
-Carrillo mi amor viniste, pasa que hombre tan maravilloso, niñas saluden al señor.
-Buenos días, señor como está usted.
-Niñas no sean así denle un besito al señor.
Lo tomaron por el cuello y lo besaron mientras Carmen lo agarraba por la espalda y lo apretaba.
-Que linda tus niñas.
-Te gustan, mira ella es la mayor y se llama Eleseina, y ella es la más pequeña y se llama Yelesenia.
-Muchos gustos señoritas.
-Eleseina hija abre la puerta para que entre un poco de luz.
-¿Solo la parte de arriba mamá?
-Claro mija sino se meten los perros para la pieza.
-Pero no tienes ventanas.
-No mi vida la pieza no tiene esos detalles.
Na guara pensó las ventanas son detalles.
-Mira Carmen yo me asomo para ver dónde está el poste con trasformadores más lejanos.
Salió de la pieza muy reducida de espacio por cierto, camino hacia la calle y vio un poste como a 300 metros de distancia, calculo el número del cable que tenía que traer para que no perdiera tensión, y por donde lo podía poner, y vio que era mejor pasarlo por encima los techos de los ranchos hechos con lamina de zinc, regreso a la pieza para hablar con Carmen, ella mientras tanto se había maquillado y adobado profundamente, las estrechas licras resaltaban las curvas de su cuerpo, entonces vio en ella algo de lo que recordaba del ayer, al entrar encuentra la más pequeña haciendo sus necesidades fisiológica en una lata de un kilo de leche en polvo
-Ah disculpa.
-No te preocupe ella ya término.
-Eleseina hija bota la cuestión.
-No mamá que lo haga Yelesenia quedamos cada quien bota su cuestión.
-Yelesenia bota tu cuestión hazme el favor mija.
La niña tomo la lata con las dos manos se asomó a la escalera y la vacío en ella.
-Esperemos que llueva porque ya huele mal la escalera.
-Pero chica ¿no tienes baña aquí adentro?
-No que va, no ves esta es la pieza.
-¿Y dónde te bañas tú?
-Yo hago todo en mi trabajo, a las niñas, las baño, cargando el agua cuando pasa el camión.
Él miro a su alrededor era más pequeña que una habitación normal, y todo los cachivache que tenían estaban unos encima de otro.
-¡Viste la cuestión para poner la luz!
-Sí y quería hablar contigo para que hables con los vecinos para pasar el cable por encima del techo si no se lleva mucho cable.
-Sí lo hare, ¿pero dime cuando me acostar todo?
-No chica no te preocupe yo me encargo de todo.
-Amor tu si eres un hombre maravilloso, ojala yo me consiguiera uno como tú.
Carrillo se sonrojo nunca le habían dicho lo bien que era.
-¡Niñas denle un besito a Carrillo!
Las niñas lo besaron y lo acurrucaron, luego le dijeron;
-¿Tú vas hacer nuestro papá?
Claro eran niñas pequeñas, pero, ya el filo estaba limado con la misma lima.
-Aja que dicen estas niñas.
-Bueno Carmen, yo voy al depósito a buscar el material que necesito habla con tus vecinos para hacer ese trabajo hoy mismo.
-¿Si pero que tiene que hacer?
-Que pongan palos para que el cable no toque lo techos.
-Si pero ellos seguro que van a quererse pegar de la corriente.
-Eso lo tengo calculado, porque en el resto del barrio todos están pegado de algún cable abusivo.
Mientras Carrillo se fue tomo algunas fotos para llevárselo al ingeniero, ella hablo con sus vecinos como si fuera una concejal de la alcaldía que le traía la corriente eléctrica.
-Aquí está el levantamiento del sector el ahorcado son más o menos unas 300 unidades de vivienda que no están catastradas.
-Gracias Carrillo ahora mando un oficio a la Alcaldía para que procedan con el catastro.
-Muy bien ingeniero, con su permiso tengo que solucionar un problema técnico.
Sin muchas explicaciones fue al depósito y retiro un rollo completo de cable, y se dirigió al barrio de nuevo pero cuando llego se encontró con un nutrido grupo de pobladores que lo recibieron mejor que al presidente de la república, le explico cómo iba a extender el cable mientras él se montaría en el poste para hacer la conexión.
-No doctor como e va amontar usted en ese poste eso es peligroso.
-Claro Doctor usted lo que tiene que hacer e dirigir, déjenos a nosotros el trabajo.
Entonces se montó sobre el camión, y dio orden para extender el cable, basto y sobro el cable lo vio levantarse por encima de todos los techo a velocidad de relámpago, mientras la gente levantaba poste o ponía algún caucho para aislar el cable otros picaba, y pegaban sus respetivos cables, lo único que se oía era;
-¡Pásalo por aquí también!
-¡Pégate de aquí!
-Dame otro pedazo de cable.
Mientras los hombres hacían la instalación las mujeres fueron a comprar bombillos, sócate, enchufe, toma corriente, etc.
La única que se quejaba era la de la bodega porque tenía muchas velas.
Bien bueno pues ahora que hago con tantas velas.
-No joda vieja las velas las dejas para iluminar los santos, y compras bombillo para iluminar las casas.
Bajo a la casa de Carmen y le hizo la instalación eléctrica, nada de complicado pues un bombillo alumbraba toda la pieza, y le puso dos toma corriente, por si necesitaba encender cualquier artefacto.
La gente paso a darle la gracia.
-Usted es un santo Señor Carrillo teníamos tantos años sin luz por aquí.
-Muchas gracias doctor estamos para servirle.
-Doctor cualquier vaina que usted necesite estamos a sus órdenes.
La vecina de Carmen, Teresa la tortera, le dijo;
-Usted si es bien buenmozo doctor si quiere para por mi rancho para beber un café, yo también estoy a la orden.
A lo que Carmen le dijo,
-No mija no te vistas que para el baile no vas, el doctor está ocupado.
Y lo tomo por el brazo, en señal esta ya es mío.
Él se sintió muy alagado, pero mirando el reloj les dijo;
-Bueno yo tengo que irme, tengo que entregar el camioneta antes que cierren el depósito.
-Bien mi rey ¿nos vemos en el bar hoy?
-Si tengo tiempo paso.
-Niñas despídanse de su papito.
-Chao ¿cuándo vas a volver?
Y lo besaron entusiásticamente.
-Un día de estos.
Se montó en su camioneta entre los aplauso de la gente, vio que las herramientas no las habían regresado, se volteo para decírselo pero vio que en los techos aún se trabajaba intensamente que decidió dejárselas, mientras bajaba lo seguían saludándolo, y él pensó este es un pueblo muy industrioso enseguida instalamos una red eléctrica para casi 300 viviendas, podremos alcanzar el progreso.
Carmen le dice a la Teresa;
-Tú eres bien abusadora muchacha en mi cara me quieres quitar al hombre.
-Hay mujer pero no lo vi empatado contigo, eres capaz dejártelo escapar.
-¡Que sabes tú, ese lo tengo donde yo quiero!
-No parece te diré, nosotros somos solo mujer de batalla, nadie se va enseriar con nosotras, pero si de verdad lo quieres amarrar mejor le montas un buen trabajo.
-¿Quiere que le haga una brujería? Yo lo amarro con mi misma.
-Pero con que mujer, no te has visto en un espejo, tú crees que él va estar borracho todo el día, además tiene amigos que le dirán como son las cosas.
Ella se quedó pensando la verdad, verdaita que como decía la amiga ella era solo de combate como decía el dicho “de Mosquito para arriba todo es cacería.” o “En guerra cualquier hueco es una trinchera.”
-Tú crees que te que recorrer a una bruja.
-Mujer no lo pienses más no te dejes escapar ese boche, ven que te llevo yo donde la Matilde la bruja del vecindario.
-Si vamos nada más para preguntar.
La casa de la bruja Matilde estaba al final de un callejón tan estrecho que había que caminar de lado, la casa no tenía una puerta sino una cortina, la pieza era amplia, y tenía un altar que cubría toda una pared, con santos de todo tipo y con fotos de gente de toda raza, saquitos donde estaban metido los hechizos más poderosos.
-Doña Matilde esta amiga mia viene a consultarse.
Ella la miro fijamente.
-¿Quieres amansar a un hombre verdad?
-Bueno consultar, si se puede también.
-Claro que se puede mujer, ¿para que crees que estoy yo?
-¿Que tengo que hacer?
-Tienes que traerme una foto, los pelos de sus partes íntimas, el interior que el usa, y uno cabellos de la nuca, y lo más importante su esperma, después cómprame una caja de tabaco, velas negras para montar el hechizo, esencias de cuervo de siervo, y el perfume ven a mí, y sígueme los pasos, y quinientos bolívares que es lo que te va a costar.
-Pero es mucho dinero ¿dónde lo consigo?
-Ah tú ves ese es problema tuyo.
Bien convencida la Carmen salió de la pieza de la Bruja Matilde, dispuesta hacer todo para amarar aquel hombre, bajo a la avenida llego al bar e preparo lo mejor que pudo esperando que aquel día fuera al Antro Bar.
Estaba distraída cuando Lucy la llamo;
-¡Carmen, llego tú paciente!
El local tenía un ambiente de lo último para peor como un bar de los que se denomina un antro, ella pero a él le pareció radiante, todo ese día de ajetreo se dijo le traería una justa recompensa de verla como la tenía en su imaginación.
-Amor, mi papito rico ¿cómo estás? Seguramente cansado de todo este ajetreo.
Le pego el cuerpo tan cerca que él se estremeció, lo beso, lo acaricio, lo hamaqueo, después le toco su parte intima, y suspirando le dijo;
-¡Me trajiste lo mío, hay eso si esta gordo!
-Ja, ja, ja.
-Siéntate te traigo un traguito.
-No mejor no quiero irme a descansar.
-Chico, el descanso te lo doy yo.
-Bueno está bien pero solo un traguito.
Se lo sirvió con esmero pero cargado con doble fondo, le tomo una mano, y la acompaño para que le sobara la pierna.
-Hay Carrillo yo cuando estoy a tú lado me olvido del mundo, me pareces un buen macho.
Carrillo sintió dentro de él que ahora sí, ella le desabotono la camisa, y le paso la mano por el pecho, después saco ella sus pechos, y le acostó la cara encima, el Carrillo respiro, y se empujó un vaso completo de ron, ya sofocándose ella le dijo espera cariño voy a servirte como te mereces. Él a ese punto prácticamente no veía más y menos razonaba.
La vio acercarse se meneaba hacia los lados, al acercarse con la botella de ron, le dijo:
-Que papito que quiere mi papito.
Y se le sentó en las piernas se puso el vasito entre las tetas, y le dijo bebe con el esfuerzo se desparramos en su carnes y la chupo.
-Carrillo hoy quiero ser tuya, vámonos a un reservado.
-Si vamos.
Lo agarro por la mano y lo metió dentro el reservado, lo desnudo y le hizo lo humanamente posible, cuando él estaba casi desmayado le arranco un pelos de su parte intima a lo que Carrillo pego un salto.
-¿Que es me vas arrancar una bola?
-¡No chico tenías un pedazo de vaina allí pegado!
Metió la esperma en un frasquito, le corto algunos cabellos de la parte de atrás de la nuca, le quito los interiores, le quito la foto al carnet de la electricidad de Caracas, lo vistió, y luego lo despertó.
-¡Carrillo mi amor es tarde despiértate!
Él se reincorporó en su humanidad, la vio y le pareció aún muy bella, ella lo acaricio y le dijo mi amor paga la cuenta y le reservado. Saco la cartera y ella tomo 800 bolívares.
-Eso sí estuvo caro hoy porque fue todo tan especial te quise dar lo mejor mi vida, ahora soy muy feliz, ¿no me lo merezco ese gasto?
-Si yo también me siento muy bien.
Lo acompaño a la avenida Carrillo tomo el taxi y ella, feliz que tenía la plata para montarle el trabajo.
A primera horas de la mañana Carrillo dormía a ring pelado como se suele decir, ella en a cambio no había pegado ojo, salió de su pieza las niñas dormían, al llegar delante la casa de la bruja Matilde se persigno sagradamente como para que la brujería no le cayera encima a ella.
-Aquí está todo lo que me pidió.
-¿Y el dinero mujer? Porque sin planta no baila el mono.
-Aquí está también.
-Escríbeme el nombre y el apellido en cruz sobre este papel y lo que quieras que el haga.
Ella escribió Carrillo Giménez que este hombre se rinda a mis pies por siempre.
La bruja empezó con el sortilegio a fumar tabaco, sin parar toma la vela negra hizo un preparado abrió la vela por debajo haciendo un hueco, y puso la pócima dentro, luego casi en delirio decía con una voz de ultra tumba.
-Amansa a Carrillo para que sea esclavo de Carmen ¡oh reino de la tinieblas hazlo esclavo de esta mujer! Belcebú yo te invoco, para que le des tú poder de tiniebla esta mujer, habla tú también con él.
-¿Que le digo?
-Que lo vas a obedecer, en todo.
-Belcebú amanse a ese hombre, que lo necesito.
Terminado la hechicería sintió un viento como una masa pero negra que se movía alrededor de ella como arena movediza pero invisiblemente, ella regreso a su pieza, pensó hoy es domingo la gente descansa tendré que esperar mañana para ver si va por el botiquín.
Carrillo en ese momento se levantaba de la borrachera fue al baño, y mientras cambiaba el agua al canario, pensó en Carmen; que mujer, y yo aquí solo, entonces una soledad lo embargo, le apretó como el pecho que lo oprimía, que no podía soportar esa soledad.
Se ducho y volvió a pensar en ella, y si ella se va con otro pensó.
Se vistió, y se dijo desayuno y salgo a sellar el cuadro de los caballos, pero se dijo con extremado sentimiento ¿pero ellas que estará haciendo? mejor la busco.
Última edición por Coincidencia el 13 Jul 2018, 17:29, editado 1 vez en total.
El fin ultimo del hombre es el mismo formarse como universo.


Volver a “Literatura”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados