El coste de una pequeña reforma doméstica

JesRICART
Mensajes: 398
Registrado: 15 Oct 2008, 23:45
Ubicación: world/ciberespacio
Contactar:

El coste de una pequeña reforma doméstica

Mensajepor JesRICART » 10 Oct 2018, 11:07

El precio de una pequeña reforma doméstica. Joe Louis Arco
En el deseo de mejorar nuestra calidad de vida doméstica por fin decidimos suprimir la bañera y sustituirla por una ducha . Tiempo atrás ya habíamos eliminado el bidet (objeto absolutamente innecesario salvo para recurrentes a la higiene genital a cada hora), ahora eliminábamos el lavamanos con pie para ganar espacio y poner uno alternativo en el otro lado del cuarto de baño.
Habíamos hecho tiempo atrás una reparación solo en la bañera: cubrir con 4 piezas de silestone los azulejos anteriores de los que había un par que estaban rotos.
Queríamos poner una mampara de cristal y sin puerta en la ducha `para el máximo de accesibilidad para una silla de ruedas, el gressite para el suelo tenía que ser antideslizante. El suelo tenía que quedar a nivel con el del resto del cuarto de baño. Tambien queríamos una ventana de unos 80 centímetros de alto por unos 2metros de largo. (Todo un tramo superior de la pared contigua a la habitación de al lado para darle entrada de luz). El cuarto de baño estaba en un interior sin ninguna venta.na, Tanto la mampara como la ventana iban a ser fijas. En cuanto a la toma de agua seria la misma que ya había en la bañera para abaratar el costo.
Pedimos el presupuesto a dos y solo a dos profesionales de la construcción. A uno no llegamos a contratarlo por precio excesivo (aunque entendiera que si habíamos aceptado su precio sin discutírselo) que estimó que le costaría una semana de trabajo y al otro que nos lo dejaba en 800 euros incluyendo los materiales, aseguró que solo estaríamos un par de días sin poder usar la ducha. Optamos por arriesgarnos con este segundo aunque no teníamos la menor referencia de su modo de trabajar y cuando vino a tomar medidas con una secretaria no dijo nada de que el trabajo lo iban a hacer empleados suyos.
Como que por nuestra cuenta destabicamos 2/3 partes de la ventana en proyecto y además compramos los bloques de pavés para la mampara, le hice la propuesta para que abaratara coste. Su segunda oferta fue 600euros. Aceptó que fuera en negro. En cuanto vinimos convinimos por esta cantidad un par de asuntos más: terminar de poner una cerámica sobre el pollete que yo había construido para el cerramiento aluminio de la salida del patio y poner las losetas autoadhesivas en el cuarto de baño. Repetí por dos veces el acuerdo al que habíamos llega o mencionando cada cosa. Incluso me pareció solicito por parte del hombre al descartar unas rajolas de cerámica que yo había comprado para terminar la parte de arriba del pollete diciendo que traería otras de una anchura mayor que facilitaban el rebozado. Añadió que mientras se secaba lo del cuarto de baño podría hacer del patio.
Vino ese contratista con un paleta y un peón el dia acordado a primera hora de la mañana. Se quedaron los asalariados desmontando la bañera y yo le pagué el 50% de lo acordado al jefe al comienzo tal como habíamos acordado. Esa misma mañana había ido al cajero automático a por 600euros. Le di pues 6 billetes de 50 en mano.
En el desmontaje de la bañera los operarios se encontraron con más material que el acostumbrado y además la bañera apoyaba sobre el terrazo con lo cual habría que quitarlo. Lo habitual es que las bañeras apoyen directamente sobre el planche y asi los constructores se evitan poner un terrazo que tampoco queda a la vista.
Por la tarde del mismo dia el jefe que no había previsto esto ni contaba que les costara tanto tiempo desmontar la bañera (cosa de dos horas generalmente) cambió los términos del presupuesto. Diciendo que con 600 euros perdía dinero y que volvía al presupuesto inicial. El tipo se puso farruco mientras los obreros esperaban continuar con el trabajo. Sonaron nuestras alarmas, porque alguien que cambiar los términos de un pacto el primer dia de ejecución de obras por ver que no le cuadra el cálculo de horas que había hecho ponía en evidencia que no era un hombre de palabra. Aceptamos pues esto de los 200 euros de más, con un tono tanto intrigante. Luego en una hora de trabajo no más esa parte de suelo fue rebajado. Parecía que el hombre, visiblemente estresado había puesto el grito en el cielo por tan solo una hora de trabajo más. Esta hora iba a suponer un coste de 200euros de más según lo pactado.
La cosa siguió su curso. Fue puesto el gressite quedando una esquina rota de uno de los azulejos, tampoco quedaron con líneas rectas en la junta. Aunque fue azul multaron y antideslizante no era exactamente el de la muestra que nos había enseñado. Extraño que no comentara que venía con otro distinto a la muestra.
El segundo dia de trabajo el encargado no trajo el material, tres listones para la ventana y la rajola catalana para cubrir el pollete, con lo cual la mitad de la tarde fue desaprovechada., tiempo en el que se podía haber hecho lo del patio. A estas alturas ya quedaba claro que el hombre estresado pasaba por problemas de planning empresarial y eso le hacía caer en unas prisas que se saldarían su coste en su sistema nervioso. Dio tiempo a hablar con los empleados de que en mesa de patrón no come obrero. Patrón, patrón tampoco daba la talla el hombre. Más bien un asalariado de la construcción con alguna experiencia que vería su oportunidad en hacerse empresario y reproducir el sistema de presiones de toda la vida.
El tercer dia se podía haber hecho lo del patio y lo del suelo, pero no fue así, al contrario mandó al albañil sin peón y más tarde porque tuvo que hacer de chofer para llevar a este a otra obra y salir más temprano para irlo a recoger. Algun trabajo que podía haber hecho este peón ese dia quedo por hacer.
Y llegamos al cuarto y último dia de esta anécdota, es decir de media mañana del cuarto en el que ese empresario y sus prisas habría calculado haber terminado todo por 800euros, menos de 200 para los materiales. Nosotros ya conmutábamos que el trabajo para hacerlo bien necesitaba 4 días bien empleados (de martes a viernes), pero la calculadora del empresario daba un numero más bajo, incluso es posible que pensara en hacerlo en 2 (la gente pierde el oremus por rendir culto al dios tiempo tras la mísera puta pela, de paso en el camino se muere antes de su hora por estrés).
Para enviar a sus empleados a otra obra se puso él a poner el suelo de losas autoadhesivas tan mal que tuvo que arrancar varias. Se le recordó que en seguida se averigua pronto si a una persona le gusta el trabajo y hacer bien las cosas. Es lo peor que se le puede decir a un profesional, pero lo más adecuado para alguien que no lo es y trata de pasar por tal.
Ya en la calle con las herramientas retiradas y los empleados a punto se le hizo saber al encargado que el trabajo no había estado terminado. Faltaba rejuntar el marco y tapar los tubos de agua dejando un rectángulo de unos 20 cm2 cuadrado en el pladur. El hombre en lugar de conversar y razonar la situación decía cosas como que eso no tenia porque hacerlo. Un tipo de manual de los que no escuchaba. Como en esos 4 días ya había dado muestras de no ser un hombre de palabra ni tener entenderas para interpretar lo acordado. Se fue gritando diciendo que lo arrancaba todo y que devolvía el dinero. El orgullo herido hace decir cosas magníficas. No era cuestión de creerlo ni volverlo a franquear la puerta de entrada a un individuo de sospechosa salud mental.
Por teléfono le hicimos saber que el trabajo lo terminaríamos por nuestra cuenta y que nos diera su número de cuenta para ingresarle lo que faltaba. Consideraba que lo que faltaba eran 500 más por un presupuesto impuesto con la obra comenzada y con varias horas de trabajo por hacer dejando la obra mal terminada.
De nuestra parte tendríamos que calcular la cantidad a pagarle tras hacer nuestras cuentas por esas horas que deberíamos pagar a otro operario o emplear nuestro tiempo en ello. La experiencia nos enseñó que no se puede pagar el 50% a nadie al comienzo de un trabajo cuando no lo conoces. De hacerlo es un alto riesgo. Tambien averiguamos , mejor dicho ,recordamos, que es mejor tratar directamente con un operario y no con su empleador que por definición suele ser un pesetero que vive de las plusvalías de sus trabajadores. En los siguientes trabajos de reformas por hacer, ya que la del baño formaba parte de un plan de modificaciones mayor, preguntaríamos cada detalle y no pagaríamos nada por adelantado.
Lo ideal es tener gente con la que confiar, esto te libera de la necesidad de vigilar cada paso y te permite dedicarte a tus cosas. No poderlo hacer y tener que desconfiar quita mucha energía y tiempo, con lo cual al dinero contante que das hay que añadir el gasto personal de tu tiempo que haces.
El tipo en cuestión se portó tan mal que no entendimos como podía dedicarse a hacer reformas domésticas. Su referencia nos la proporcionó una agencia que lo recomendó. Pues bien, para poner a salvo el mercado de la gente humilde de individuos como él deberíamos notificar lo que pasó haciéndoles una copia de este relato. El apelaría en su defensa que no tenia porque hacer tanto por el dinero pactado, pero eso es lo que pactamos. En cuanto cambiar de los 600 a 800 solo había demostrado que alguien que no cumple con lo pactado (truene o diluvie) es porque ya lo ha hecho anteriormente y lo hará en lo sucesivo. En un mundo de honor, gente como esta no existiría y no tendríamos porque decirle -como se le dijo a este sujeto- que no queríamos volver a verlo nunca más y que el presupuesto de 5500erps que nos pedia por un cerramiento aluminio y otroas tres ventanas correderas tambien de ese material que podríamos asumirlo no le confiaríamos a él.
Al dejar hecho un pequeño trabajo mal se perdía la oportunidad de hacer otros más importantes para nuestro mismo plan de reforma.
En fin, una experiencia desagradable de las que se olvida pronto pero que puso a prueba una vieja ley del mercado de siempre, (mercado laboral incluido): el que vale, vale; y el que no, a no más ver.
El tipo era digno de observación cuando en su modo de hablar altisonante y hacérselo notar dijo que los gallegos eran así. El problema mayor es que no se enteraba. Cuando vino con una secretaria a tomar medidas ya nos pareció raro. (nadie lo hace). Tal vez quisiera dar una imagen de gran empresario o lo que fuera. Para tomar media docena de medias contadas (no cientos de medidas) no hace falta hacerle perder el tiempo a otra persona para apuntarlas en un papel.
Si hay casos en los que no hay que pagar un presupuesto son casos como este en que se incumple lo hablado, aunque el hombre diera a entender que poner el suelo y hacer el revestimiento del pollete fueran añadidos posteriores que si lo fueron pero acordados y pactados por esos 600euros. En esa clase de trabajos no se paga por tiempo dedicado, ni siquiera por materiales empleados, sino por dejarlo bien hecho. Hay trabajos mal hechos que ocasionan trabajos posteriores mas complicados porque hay que deshacer el resultado de los anteriores. En el caso que nos ocupa, el gressite mal lineado en los ángulos de las paredes de la ducha, el marco de madera de pino torcido en una parte torcida, mas el no acabado de su junta y de donde están los tubos de agua cortados dejan el balance último con varios campanazos.,
Esa anécdota contribuiría a ser más cuidadosos, es decir más desconfiados y en preguntarle todos los detalles al siguiente profesional que contratáramos y que lo pusiera por escrito antes de empezar nada.
El precio de una pequeña reforma doméstica no es ya que se quiera cobrar una semanada entera por trabajar menos de la mitad sino el precio más alto que se paga –seguro que sí en ese caso- es el de la manipulación que se hace con los acuerdos para ocasionar malentendidos y no trabajar en condiciones ni manuales ni psicológicas.

Volver a “Economía”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados