De la botella del náufrago al artículo en la net.

JesRICART
Mensajes: 394
Registrado: 15 Oct 2008, 23:45
Ubicación: world/ciberespacio
Contactar:

De la botella del náufrago al artículo en la net.

Mensajepor JesRICART » 09 Mar 2009, 20:25

De la botella de náufrago al artículo en la net.
Han cambiado los tiempos y el náufrago en su isla, aparte de hacer dibujos en la arena y enviar botellas esperando las olas largas que la lleven mar adentro, puede enviar mensajes sms o colocar artículos en la net. Por lo que hace al núcleo central de los mensajes tampoco ha cambiado tanto lo esencial. El eseoese primitivo metido en un vidrio flotante dando unas coordenadas e implorando un rescate no está tan lejos del artículo aislado disertando sobre los teoremas existenciales hecho por la factoría imaginaria de un tipo ocurrente o de un idealista que todavía crea en el recibo intelectual de sus aportaciones. En ambos casos hay una demanda que no va a ser satisfecha. El náufrago de la viñeta moría esquelético con la última espina de pescado por mondadientes y el náufrago en la jungla digital corre el riesgo de morir de inanición después de miles de propuestas incrementado el volumen general de informaciones para consumo público sin ver resultados en las cosas más ordinarias y cotidianas por lo que hace a relaciones personales más cualificadas. Los náufragos de los comics vivían en solitario su tesitura, el náufrago digital comparte su naufragio con tatos miles que en todas partes está haciendo amigos. Hasta blogs reivindicativos colorean sus recursos y promocionan contactos de amistad. Entre tanto barullo discursivo se mezcla las propuestas por el mundo mejor con las posibilidades de flirt más inmediatista. Tal vez siempre fue así y no hubo revolución alguna a lo largo de la historia sin la pretensión de una partner despampanante que colgara el laurel en la testa del héroe.
No deja de ser bonito tratar con gente de otras latitudes y hacer amistades virtuales (aunque a veces solo sea crea un simulacro de ellas). Hay quien se enamora con alguien de las antípodas y así puede escapar de sus coordenadas de nacimiento para llegar a otras de adopción pero en la net lo más importante es el potencial de informaciones que facilita y de creaciones de consumo público sin tener que pasar por taquilla alguna. La filosofía del compartir (el shareware) sigue siendo lo que tiene de más valioso la red. Claro que el anonimato permitido por sus condiciones participativas da cancha a todo quisqui con toda clase de derrapadas. Se habla, para evitarlo, la necesidad de una firma o un carnet digital para autentificar a los navegantes pero eso va en contra del misma filosofía de internet de democratizar la participación y en todo caso habrá tecnología que podría librarse de ese requisito. Quien está seguro de lo que cree y argumenta no tiene porque esconder su identidad a la hora de publicarlo y contarlo. Claro que mientras haya represión seguirá habiendo razones para el anonimato que concuerda con la clandestinidad. El problema de la Net es que el naufrago e forma de proponente con sus textos o sus aportaciones espera ser rescatado de su aislamiento, de su ignorancia, o de su falta de aliados. Busca la recompensa en forma de debate y apreciación de sus trabajos y no solo el dato del contador estadístico de lecturas o visitas de sus mensajes.
La visión del náufrago digital navega entre multitud de datos. Su problema mayor es los excesos informativos y la literatura basura. Guarda una concomitancia con el náufrago de viñeta que tenía ante sí un inmenso océano que lo separaba de la civilización. Ahora es justamente lo contrario el náufrago tiene que pelearse con un exceso de civilización tecnológica, con una jungla de todo (una inmensidad de estímulos y de contactos) en la que cabe también lo fraudulento. Cabe esperar que gradualmente los navegantes vayan encontrando lo que busca a fuerza de navegar y los mensajes con contenidos valiosos encontraran los destinos óptimos a los que llegar.
Existe una simbiosis entre un tipo de consumo de demanda y las ofertas. Todo se hace pasar por el cromo, la voz y la imagen, el texto sigue siendo el principal marginado. Una de las paradojas modernas, ya que lo que queda de una persona fuera de su aspecto, su habla, su sonido, su olor, es su texto, lo que dejó como mensaje de legado, aquello a lo que contribuyó en forma de saber.
Colocar artículos con la net y tener en cuenta revisarlos para reactualizarlos en su validez es una forma de contribuir al nuevo saber co-creativo del que forma parte o puede formar parte la sociedad entera, desapropiando de esa exclusividad a su élite académica.
En el entrecruzamiento de tantas miles de proposiciones de todo tipo: discursivas, sonoras, video gráficas, desde lo artístico, lo psicológico, lo político; para el placer de su consumo intelectual y/o sensorial, navegamos en un mar de olas buscando referentes firmes. Teniendo en cuenta que no hay referentes seguros para el siglo XXI, a lo más recursos sosegantes para compensar vacíos y sentimientos de disolución cada iniciativa que hace arrancar una sonrisa o que hace pensar una idea o que hace disfrutar un rato es bienvenida.
Eso no saca a nadie de su naufragio o de su aislamiento por muchos contactos que se puedan coleccionar durante una biografía. Cada proponente con su texto, su propuesta del tipo que sea y con el estilo que elija lo mas que puede buscar es la concienciación de los habitantes del mudo que viven para incitar su imaginario para que conciban otro mejor, lo que no puede es decir “¡por ahí!”. O hay un camino claro, ni único ni unánime, o hay alternativa salvo la de vivir con el máximo de dignidad, integridad y autenticidad.

Volver a “Filosofía”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 3 invitados