LA EXISTENCIA DE DIOS

Adolfodoq
Mensajes: 257
Registrado: 25 Ene 2008, 18:21

LA EXISTENCIA DE DIOS

Mensajepor Adolfodoq » 10 Jun 2008, 14:35

EXISTENCIA DE DIOS

1.- Siendo Dios la causa primera de todas las cosas, el punto de partida de todo, el fundamento cardinal sobre que descansa el edificio de la creación, es también el asunto que debemos estudiar en primer lugar para entendernos.
Es un axioma elemental que se juzgue de la causa por sus efectos, aún cuando la causa no sea visible . La ciencia va más allá todavía; calcula la potencia de la causa por la potencia del efecto, y aún puede determinar la naturaleza de ella. Así es como la astronomía , por ejemplo, conociendo las leyes que rigen al universo, ha supuesto la existencia de planetas en ciertas regiones del espacio. Se han buscado, se han encontrado los planetas indicados de ese modo, y puede decirse que se han descubierto en realidad antes de haber sido vistos.

2.- En otro orden de hechos más vulgares, quien se encuentra envuelto por una densa niebla, juzga que el Sol ha salido por la claridad difusa que la penetra. Si un ave que se mece por los aires es mortalmente herida , y por consecuencia cae como un cuerpo inerte, se supone que un hábil tirador, a quien no se ha visto ni se ve, le ha asestado con su arma mortífera. No siempre es necesario haber visto una cosa para saber que existe, y en todo, por la observación de los efectos se llega al conocimiento de las causas.

3.- Otro principio tan elemental como el anterior, y que pasa por axioma a fuerza de ser evidente, es que todo efecto ordenado debe proceder de causa inteligente.
Si se pregunta quién es el inventor de tal ingenioso mecanismo, el arquitecto de tal monumento, el escultor de tal estatua o el pintor de tal cuadro, ¿Qué se diría del que contestase que se había hecho solo? Cuando se ve una obra maestra de arte o de industria, se dice que debe ser producto de un hombre de genio, porque sólo una alta concepción puede haber presidido a su confección. Se supone, sin embargo , que un hombre lo ha hecho , porque se sabe que la cosa no es superior a la capacidad humana; pero a nadie ocurrirá el pensamiento de que puede ser producto de la cabeza de un idiota o de un ignorante, y aun menos que sea el trabajo de un animal, o el producto de la casualidad.

4.- En todas partes se reconoce la presencia del hombre por sus obras. Si se arriba a un país desconocido, aunque desierto, si se descubre el menor vestigio de obras humanas, se deduce que éste ha estado habitado por hombres. La existencia de hombres antediluvianos no se probaría sólo por la presencia en los terrenos de aquella época de fósiles humanos: sino también , y con no menor certidumbre, por la de objetos trabajados por los hombres. Un fragmento de vaso, una piedra tallada, un arma, un ladrillo bastarían para atestiguar su existencia. Por lo grosero o acabado del trabajo se reconocería el grado de inteligencia y adelanto de los que lo había hecho. Si, pues, se encontrase en un país sólo habitado por salvajes una obra digna del cincel de Fidias, no se vacilaría en decir que, siendo incapaces los salvajes de producir tal maravilla de arte, debía ser obra de una inteligencia superior a la de los salvajes.

5.- Pues bien, mirando cada cual en torno y sobre sí las obras de la naturaleza, al observar la previsión, la sabiduría, la armonía que preside en todo, se reconoce que no hay ninguna que no sea superior al más alto alcance de la inteligencia humana , puesto que el mayor genio conocido de la tierra sería incapaz de producir una sola hoja de la hierba más humilde. Y puesto que la inteligencia humana no puede reproducirlas, es forzoso que sean el producto de una inteligencia superior a la del hombre. Esta armonía y esta sabiduría se extienden desde el grano de arena y el arador hasta los astros innumerables y de tamaño inconmensurable que circulan en el espacio, y obligan a deducir que esta inteligencia abraza lo infinito, a menos de decir que hay efectos sin causa.
6.- Algunos oponen a esto el razonamiento siguiente; las obras dichas de la naturaleza son el producto de fuerzas materiales que obran mecánicamente a consecuencia de las leyes de atracción y repulsión, las moléculas de los cuerpos inertes se agregan y se desunen bajo el imperio de estas leyes,. Las plantas germinan, brotan, crecen y se multiplican siempre del mismo modo, cada una según su especie, en virtud de esas mismas leyes, cada individuo es semejante al de que procede; el incremento, la florescencia, la fructificación, la coloración están subordinadas a causas materiales , tales como el calor, la electricidad , la luz, la humedad, etc, y lo mismo sucede respecto de los animales, los astros se forman por la atracción molecular y se mueven perfectamente en sus órbitas por efecto de la gravitación . Esta regularidad mecánica en el empleo de las fuerzas naturales no causa una inteligencia libre El hombre mueve su brazo cuando quiere, pero quien lo moviera en el mismo sentido desde su nacimiento hasta su muerte, sería un autómata, y las fuerzas orgánicas de la naturaleza, consideradas en su conjunto, son encieto modo automáticas.
Todo esto es verdad ; pero esas fuerzas son efecto que deben tener una causa, y nadie ha supuesto que ellas sean la divinidad.
Son materiales y mecánicas, no son inteligentes por si mismas; mas están puestas en acción distribuidas y apropiadas para las necesidades de cada cosa por una inteligencia que es la de los hombres. La útil apropiación de estas fuerzas es un efecto inteligente o concertado que revela la intervención de una causa inteligente. Un péndulo se mueve con una regularidad automática y de esta regularidad depende principalmente su mérito. La fuerza que le hace funcionar es puramente material y de ningún modo inteligente. ¿Pero qué sería este péndulo si una inteligencia no hubiese combinado calculado y distribuido el empleo de esa fuerza para hacerle marchar con precisión? De que esa inteligencia no exista en el mecanismo del péndulo, de que no se la vea, no se puede deducir racionalmente que no exista. Se juzga de ella por sus efectos
La existencia del reloj atestigua la existencia del relojero la ingeniosidad del mecanismo atestigua la inteligencia y el saber del mismo. Cuando se ve uno de esos péndulos complicados que marcan la hora en las principales ciudades del mundo, el movimiento de los astros, que toca varias piezas. Que, por decirlo de una vez, parece que hablan, para darnos en un momento dado las reseñas que necesitamos, ¿ha ocurrido a nadie decir, he aquí un reloj muy inteligente?
Lo mismo puede decirse del mecanismo del universo. Dios no se deja ver en él, mas se manifiesta por sus obras.

7.- La existencia de Dios, es por lo tanto, un hecho demostrado, no sólo por la revelación, sino que también por la evidencia material de los hechos. Los pueblos más salvajes no han tenido revelación, y sin embargo, creen instintivamente en un poder sobrehumano, porque los salvajes más rudos tienen los elementos de raciocinio que pueden sustraerse a las consecuencias de la lógica, ven cosas superiores a la inteligencia humana y deducen que procede de un ser superior a la humanidad.

Avatar de Usuario
letitbleed
Mensajes: 1741
Registrado: 01 Ago 2007, 12:32
Ubicación: Sistema de referencia aparentemente inercial

Mensajepor letitbleed » 10 Jun 2008, 15:57

Adolfodoq:

Su demostración pasa por alto dos puntos importantes:

1.- Dice que Es un axioma elemental que se juzgue de la causa por sus efectos, pero no habla de la causa del propio Dios ni demuestra que no la tenga. Usted exige la existencia de causa para todo lo que existe excepto para Dios. Supongo que tendrá una buena razón para ello o a lo mejor su axioma elemental no lo es tanto (ni tan axioma ni tan elemental).

2.- Dice que Otro principio tan elemental como el anterior, y que pasa por axioma a fuerza de ser evidente, es que todo efecto ordenado debe proceder de causa inteligente y que se sabe que la cosa no es superior a la capacidad humana; pero a nadie ocurrirá el pensamiento de que puede ser producto de la cabeza de un idiota o de un ignorante. Es decir, dado que se afirma que algo complejo y estructurado es muy improbable (por no decir imposible) que pueda surgir por sí solo, fruto de procesos azarosos, se concluye la necesidad de la existencia de un diseñador. Sin embargo, el diseñador debe ser necesariamente más complejo que lo que diseña (lo diseñado debe estar dentro de las capacidades del diseñador, como usted mismo muy bien dice). Por tanto si un Universo complejo no diseñado es muy improbable, mucho más improbable deberá ser la existencia de su diseñador no diseñado, pues este debe ser necesariamente mucho más complejo que el Universo que es capaz de diseñar. Sin embargo, parece que usted no ve problema alguno en decir que su diseñador hiper-complejo no necesite a su vez de diseño (o lo que es lo mismo, de un creador). ¿Cómo se come esa contradicción? ¿Por qué el Universo necesita diseño por ser complejo y el Diseñador sin embargo no lo necesita si debe ser todavía más complejo que el propio Universo?

Puede ver estos puntos desarrollados en más detalle en el mensaje inicial de este hilo: http://www.periodistadigital.com/foros/ ... hp?t=22692

Saludos.
No tengo que 'tener' una respuesta. No me siento aterrorizado por no conocer cosas, por estar perdido en el misterioso universo sin tener ningún propósito, que es el modo en el que la realidad es, hasta donde puedo decir, posiblemente.

R. Feynman

Adolfodoq
Mensajes: 257
Registrado: 25 Ene 2008, 18:21

Mensajepor Adolfodoq » 10 Jun 2008, 18:31

Buenas Letitbleed:
Dice Usted, que no hablo de la causa del propio Dios.
Bien no es dado al hombre sondear la naturaleza íntima de Dios. Temerario empeño sería el de quien pretendiera levantar el velo que lo oculta a nuestra vista; nos falta aun el sentido necesario para ello, el cual no se adquiere sino con la completa purificación del Espíritu. Pero si no puede penetrar su esencia, dada su existencia como premisa, se puede, por el raciocinio, llegar al conocimiento de sus atributos necesarios, porque viendo lo que no puede menos de ser sin dejar de ser Dios. Se deduce lo que debe ser.

Sin conocer los atributos de Dios, sería imposible comprender la obra de la creación. Es el punto de partida de todas las creencias religiosas, y por no haberse referido a ellos como al faro que podía dirigirlas, es por lo que la mayor parte de las religiones han errado en sus dogmas. Las que no han atribuido a Dios la omnipotencia, han imaginado diferentes dioses, y las que no le han atribuido la soberana bondad, han hecho de él un Dios celoso, colérico, parcial y vengativo.

Dios es la suprema y la soberana inteligencia. La inteligencia del hombre es limitada, puesto que no puede hacer ni comprender todo lo que existe. La de Dios, que abraza lo infinito, tiene que ser infinita. Si se la supusiera limitada en un punto cualquiera, se podría concebir un ser aun más inteligente, capaz de hacer y comprender lo que el otro no hiciera, y así a lo infinito.

Dios es eterno, es decir, que no ha tenido principio ni tendrá fin. Si hubiera tenido principio, es que habría salido de la nada, pero esta nada, que es una pura abstracción del entendimiento, nada puede producir; o bien habría sido creado por otro ser anterior, y entonces este otro ser sería Dios. Si se le supusiera un principio o un fin, se podría concebir otro que hubiese existido antes que el, que pudiese existir después de El, y así siguiendo hasta lo infinito.

Dios es inmutable. Si estuviese sujeto a mudanza, las leyes que gobiernan el universo no tendrían estabilidad alguna.

Dios es inmaterial. Es decir, que su naturaleza es diferente de todo lo que nosotros llamamos materia: de otro modo no sería inmutable, porque estaría sujeto a las transformaciones o mudanzas de la materia. Nosotros decimos: la mano de dios, el ojo de dios, la boca de dios porque el hombre, que no conoce nada superior a él, se toma por punto de comparación de todo lo que no comprende. Esas imágenes en que se representa a dios bajo la figura de un anciano de larga barba y cubierto con su manto, son ridículas. Tienen el inconveniente de reducir al Ser Supremo a las mezquinas proporciones de la humanidad y a hacer de El un Dios colérico y vengativo, no hay más que un paso.

Dios es omnipotente. Si así no fuera, podría concebirse un ser más poderoso, y así siguiendo hasta que se encontrara el ser a quien no se pudiese exceder en potencia, y ese sería el verdadero Dios. No habría hecho todas las cosas, y las que El no hubiera hecho, serían producto de otro Dios.

Dios es soberanamente justo y bueno. La sabiduría providencial de las leyes divinas se revela así en las cosas más peque4ñas como en las más grandes, y esta sabiduría no permite dudar de su justicia ni de su bondad. Estas dos cualidades suponen todas las demás; si se las supusiera limitadas, aunque no fuese sino en un punto, se podría concebir un ser que las poseyera en más alto grado, y que por tanto sería superior a El.

Lo infinito de una cualidad excluye la posibilidad de la existencia de una cualidad contraria que la aminoraría o anularía. Un ser infinitamente bueno, no puede tener la menor sombra de malignidad, ni el ser infinitamente malo la menor sombra de bondad, del mismo modo que un objeto no puede ser de un negro absoluto con el menor viso de blanco, ni de un blanco absoluto con el menor viso de negro

Dios no podría ser al mismo tiempo bueno y malo, porque no poseyendo ni una ni otra cualidad en grado absoluto, no sería Dios; todo estaría sujeto al capricho y no habría estabilidad en nada. No podría ser, por tanto, sino infinitamente bueno o infinitamente malo, no podría hacer nada bueno, y como sus obras dan testimonio de su sabiduría, de su bondad y de su próvido amor, hay que deducir que no pudiendo ser a un mismo tiempo bueno y malo sin dejar de ser dios, debe ser infinitamente bueno.

La soberana bondad supone la soberana justicia: porque si tratara injustamente o con parcialidad en una sola circunstancia, o respecto a una sola de sus criaturas, no sería soberanamente justo, y por consecuencia, no sería soberanamente bueno.

Dios es infinitamente perfecto. Imposible es concebir a Dios sin lo infinito de las perfecciones; sin esto no sería dios, porque se podría concebir un ser que poseyera lo que a El le faltase; y así, para que ninguno lo supere, es preciso que sea infinito en todo. Siendo los atributos de Dios infinitos, no son susceptibles ni de aumento ni de disminución, pues sin eso serían finitos y Dios imperfecto. Suprímase por el pensamiento una partícula de uno solo de sus atributos y ya no sería dios, puesto que podría concebirse un ser más perfecto.

Dios es único. La unidad de Dios es la consecuencia de lo infinito de sus perfecciones. No podría existir otro Dios, sino a condición de ser igualmente infinito en todo; pues de haber entre ellos la más pequeña diferencia, el uno sería inferior al otro; el inferior estaría subordinado al superior, y éste sólo sería Dios.

Si hubiera entre ellos igualdad absoluta, sería de toda eternidad un mismo pensamiento, una misma voluntad, un mismo poder; y confundida así su identidad, no serían en realidad sino un solo Dios. Si cada cual tuviese atributos especiales, el uno haría lo que el otro no hiciese, y no habría entre ellos igualdad perfecta, puesto que ni uno ni otro tendrían el soberano poder.

La ignorancia del principio de lo infinito de las perfecciones de Dios, es la que ha engendrado el politeísmo, culto de todos los pueblos primitivos, que atribuían a la divinidad todo poder que les parecía superior a la humanidad. Mas tarde, los progresos de la razón han conducido a confundir todos estos poderes en uno solo, y luego, a medida que los hombres han comprendido la esencia de los atributos divinos, han suprimido de sus símbolos las creencias que envolvían su negación.

En resumen. Dios no puede ser Dios sino a condición de no ser aventajado en nada por ningún otro ser; porque el ser que fuera superior a Dios en cualquier cosa que fuese, aunque no montase el grueso de un cabello ese seria el verdadero Dios. Por eso es preciso que sea infinito en todo.

Así es como, comprobada la existencia de Dios por sus obras, se llega por simple inducción lógica a determinar los atributos que le caracterizan.

Dios es, pues, la soberana y suprema inteligencia, único, eterno, inmutable, omnipotente, soberanamente justo y bueno, e infinito en todas sus perfecciones, y no puede ser otra cosa. Tal es el fundamento sobre que descansa el edificio universal, es el faro cuyos rayos se extienden por el universo entero, y el único que puede guiar al hombre en la investigación de la verdad. Siguiéndole, nunca se extraviará y si tantas veces se ha extraviado, es por no haber seguido el camino que le estaba indicado.

Este es también el criterio infalible de todas las doctrinas filosóficas y religiosas. El hombre tiene para juzgarlas una medida rigurosamente exacta de los atributos de dios; y puede decirse con certidumbre que toda creencia, toda teoría, todo principio, todo dogma, toda práctica que esté en contradicción con uno sólo de esos atributos, que tendiera, no ya a anularlos, más a disminuirlos, es un error, está fuera de la verdad.

En filosofía, en psicología, en moral, en religión sólo es verdad lo que no se parta un ápice de las cualidades esenciales de la divinidad. La religión perfecta sería aquella cuyos artículos de fe estuvieran de todo punto en consonancia con esas cualidades, y cuyos dogmas pudieran sufrir las pruebas de esa confrontación sin menoscabo alguno.

Bien, leído su tema. “Porque soy ateo” respectando sus principios, yo también tengo los míos para exponer, “Por que creo en Dios” y mis principios para ello, y por esto no es que me pase dos puntos por alto, es que me expreso según mis creencias lo mismo que Usted, para exponer las suyas. Cada uno tenemos una manera de ver y vivir la vida inteligente, bueno por lo menos nos preocupamos de un principio, y un fin, Usted, y un sin fin, yo.


Un Saludo Fraternal:

Avatar de Usuario
letitbleed
Mensajes: 1741
Registrado: 01 Ago 2007, 12:32
Ubicación: Sistema de referencia aparentemente inercial

Mensajepor letitbleed » 11 Jun 2008, 15:16

Adolfodoq:

Dice usted que no es dado al hombre sondear la naturaleza íntima de Dios. Pues para no ser dado al hombre parece que sabe usted mucho sobre ella pues nos dice que Dios es la soberana y suprema inteligencia, único, eterno, inmutable, omnipotente, soberanamente justo y bueno, e infinito en todas sus perfecciones, y no puede ser otra cosa. Dígame entonces una cosa, si no no es dado el sondear su naturaleza íntima, ¿cómo es que usted sabe todo eso? Dice que por inducción lógica. Entonces, ¿en qué quedamos? ¿se puede o no se puede sondear la naturaleza de Dios? Si no se puede sondear, debo deducir que entonces se inventa los atributos de Dios, y si se puede sondear, miente cuando dice que no nos es dado conocer su naturaleza. Además, mire qué casualidad, con todo lo que “induce” de la naturaleza de Dios, precisamente de lo que yo le pregunto, nada de nada.

De todas formas, su inducción lógica me parece defectuosa pues también vemos en el mundo que hay sufrimiento, que hay y ha habido errores de diseño en las especies que supuestamente ha creado Dios, vemos que hay catástrofes, en definitiva, vemos que el mundo es imperfecto ya que todos somos capaces de imaginar un mundo mejor que este. ¿Cómo puede ser un mundo imperfecto la obra de un ser perfecto? ¿Por qué, siendo omnipotente, no lo hizo perfecto? ¿Cómo puede pasar por ser justo y bondadoso aquel que somete a sufrimientos a sus creaciones? Además, si es perfecto, nada necesita, pues si necesitara algo, si le faltara algo, no sería perfecto. ¿Por qué crea el mundo entonces? ¿Qué le mueve a hacerlo, qué necesidad tiene de hacerlo (teniendo además en cuenta que se dice que es inmutable)? ¿Cómo puede ser a la vez inmutable y creador de algo? ¿cómo puede algo mover a actuar a aquel es inmutable? ¿cómo puede ser justo y bondadoso o sentir amor aquel que es inmutable? Sinceramente, no veo mucha lógica en la inducción que ha realizado.

Por cierto, veo que ni tan siquiera ha intentado refutar ninguna de las cosas que le he dicho. No se trata de que usted exprese sus creencias, que por supuesto puede hacerlo siempre que quiera, de lo que se trata es de que usted dice que se demuestra que Dios existe. Pues si pretende demostrar algo, no puede saltarse esos puntos ni nada de lo que digo en el otro hilo y en este. Si se lo salta, usted no demuestra nada, simplemente afirma u opina que Dios es de tal o cual manera. A mí no me interesa que se lo salte, pues no quiero debatir solo. Luego decida si quiere debatir o si quiere pontificar.
No tengo que 'tener' una respuesta. No me siento aterrorizado por no conocer cosas, por estar perdido en el misterioso universo sin tener ningún propósito, que es el modo en el que la realidad es, hasta donde puedo decir, posiblemente.



R. Feynman

Avatar de Usuario
Jesusita
Mensajes: 1449
Registrado: 08 Ene 2008, 19:38

Mensajepor Jesusita » 11 Jun 2008, 19:03

letitbleed escribió:... no habla de la causa del propio Dios ni demuestra que no la tenga. Usted exige la existencia de causa para todo lo que existe excepto para Dios. Supongo que tendrá una buena razón para ello o a lo mejor su axioma elemental no lo es tanto (ni tan axioma ni tan elemental).


----------------

Volvemos a un tema viejísimo que usted nunca ha podido asimilar. Tiene que existir una primera causa incausada por la sencilla razón de que no puede existir una sucesión infinita de causas. El infinito es un constructo, un concepto puramente mental muy útil en matemáticas, pero inexistente en el mundo real.

Adolfodoq
Mensajes: 257
Registrado: 25 Ene 2008, 18:21

Mensajepor Adolfodoq » 11 Jun 2008, 21:16

Buenas Letetbeed:

Si conteste. Pero Usted no comprendió, pues todo el articulo va sobre eso lo que ocurre es que Usted, quiere que le demuestre lo que por ahora la ciencia está descubriendo, y está demostrando, por su peso, todo lo que la ciencia descubre, demuestra aún con mas claridad que hay algo sumamente grandioso que está por encima de la inteligencia humana, y ese algo o como Usted le quiera llamar para mi es Dios. Creo que se lo dejo claro en el articulo, cuando digo que a Dios se le conoce por sus obras la ciencia lo hace cada vez mas grandioso con sus descubrimientos.

La armonía que regula las partes del Universo, revela combinaciones y miras determinadas, y por lo mismo, un poder inteligente. Atribuir la formación primera al azar es un contrasentido, por que el azar es ciego y no puede producir los efectos de la inteligencia. Un azar inteligente no sería ya un azar.

Se juzga de la potencia de una inteligencia por sus obras, y no pudiendo ningún ser humano crear lo que la Naturaleza produce, la causa primera ha de ser una inteligencia superior a la humana.

Cualesquiera que sean los prodigios hechos por la humana inteligencia, tiene una causa esta misma inteligencia, y cuanto más grande sea lo que ella haga, tanto mayor ha de ser su causa primera. Esta inteligencia es la causa primera de todas las cosas, cualquiera que sea el nombre con que la haya de signado el hombre.

Un hecho patente domina todas las hipótesis: vemos materia que no es inteligente y un principio inteligente independiente de la materia. El origen y conexión de estas dos cosas nos son desconocidos. Que tengan o no un origen común y puntos de contacto necesarios, que la inteligencia tenga existencia propia, o que sea una propiedad, un efecto; que sea, según opinión de algunos, una emanación de la Divinidad, lo ignoramos. Pero se nos presentan distintos, y por esto los admitimos como dos principios constitutivos del Universo. Sobre todo esto vemos una inteligencia que domina todas las cosas, que las gobierna y que se distingue de ellas por atributos esenciales. Esta inteligencia suprema es la que se llama Dios.

Hombre espero que me comprenda si no lo hace lo siento.


Un saludo Fratern

Uribe

demostraciòn de la existencia de Dios

Mensajepor Uribe » 12 Jun 2008, 09:01

letitbleed escribió:Adolfodoq:

Su demostración pasa por alto dos puntos importantes:

1.- Dice que Es un axioma elemental que se juzgue de la causa por sus efectos, pero no habla de la causa del propio Dios ni demuestra que no la tenga. Usted exige la existencia de causa para todo lo que existe excepto para Dios. Supongo que tendrá una buena razón para ello o a lo mejor su axioma elemental no lo es tanto (ni tan axioma ni tan elemental).

Saludos.


Mira y observa bien, para que despuès no digas que Dios no existe:
Cientificamente hablando todo tiene una causa y un efecto de esa causa, todo deriva de causas antecedentes, no?
Y es que si no pensaramos asì, entonces la ciencia moderna no hubiese nunca existido, tambièn hay que decir eso.

sigamos pues:
Todo deriva de causas antecedentes, pero entonces, cual es la causa primera de todo?
Porque si no hay causa primera de todo entonces como pudiera existirlo todo, o algo almenos?
No pudiera existir nada si no hubiese habido una causa primera, no?
Bien.

sigamos:
Si la causa primera deriva de otras causas... entonces podriamos seguir llamandola "causa primera"?
No, en absoluto. Deberiamos entonces llamarla causa segunda como todas las demàs.

Entonces sì existe una causa primera sin la cual no existiria nada,
y de otro lado pues;
la causa primera no tiene causa antecedente porque valga la redundancia:
es causa primera.

Dios del cual habla la Iglesia Catolica, y tambien otras religiones como la hebrea, los indostanes etc... es la Causa Primera de todo.


Bueno pues: queda demostrado el hecho inconfutable de la Causa Primera (lèanse Aristoteles si tienen dudas o mejor aun santo Tomàs de Aquino).

Entonces: la Causa Primera incausada de por si, es eterna, o mejor dicho es El Eterno, por el hecho demostrado de que es sin origen.
Por lo tanto es atemporal y siempre existido.
Porquè siempre existido?
Pues porque viene antes que todo lo demàs universos mundos etc...
Se logra entender pues que desde siempre existe por si mismo, si no fuese asì entonces como podrìa ser Causa Primera ?

Es verdad que es misterio esto, es verdad, pero no menos razional que otras cosas, sino màs bien es lo màs razional que hay.

Si no pensaramos de ese modo (causas antecedentes), no existiria la ciencia moderna.

Queda demostrado tambièn que Dios es Uno solo.

Si hay otro dios, entonces no es Dios, no es Causa Primera.

ahora Dios lo se puede mencionar de muchas formas.
en el evangelio de san Juan, Jesus dice que èl es Dios mismo de muchas maneras y no hace otra cosa que repetir su autorevelaciòn en el evangelio de san Juan.

Tambièn en el Bagavad Gita, Krsna lo expresa de muchas formas.
Dice por ejemplo: el que me conoce como el no nacido origen de todas las cosas no està engañado.
Eso dice, y dice màs aun en los capitulos 12, 14, 15, 16 del Bagavad gita, Mahabarata.



Quede demostrado entonces.

Avatar de Usuario
letitbleed
Mensajes: 1741
Registrado: 01 Ago 2007, 12:32
Ubicación: Sistema de referencia aparentemente inercial

Mensajepor letitbleed » 12 Jun 2008, 12:21

Jesusita escribió:Volvemos a un tema viejísimo que usted nunca ha podido asimilar. Tiene que existir una primera causa incausada por la sencilla razón de que no puede existir una sucesión infinita de causas. El infinito es un constructo, un concepto puramente mental muy útil en matemáticas, pero inexistente en el mundo real.


Jesusita, le repito por n-ésima vez que si su causa incausada es el Universo, estamos hablando de lo mismo. De todas formas, no tengo intención de volver a repetir con usted el mismo debate una vez más para que de nuevo termine dando la espantá para reaparecer semanas o meses después disfrazado de Rodolfo Langostino (como si eso cambiara algo) y diciendo lo mismo tras pasar por alto todo lo que se le ha dicho sin haberlo refutado.


Adolfodoq escribió:Si conteste. Pero Usted no comprendió…


No me contestó, le he hecho una serie de preguntas muy concretas y no ha contestado a ninguna. Se las voy a repetir y, en vez de soltarme una parrafada que nada tiene que ver con las preguntas formuladas, a ver si me indica su respuesta clara y concreta a continuación de cada una de las preguntas:

Pregunta 1: Usted parte del axioma de que todo tiene una causa. ¿Tiene Dios causa?
Si responde sí, indique cuál. Si responde no, ¿no es entonces su axioma falso?

Pregunta 2: Su segundo axioma es que todo efecto ordenado procede de una causa inteligente, siendo el efecto inferior a la causa. Por tanto, si un Universo complejo no diseñado es muy improbable y el diseñador de un universo complejo debe ser más complejo aún que el Universo que diseña (el efecto debe ser inferior a la causa), ¿por qué entonces el diseñador complejo no precisa a su vez de diseño, dado que admite que todo lo complejo precisa de diseño?

Pregunta 3: ¿se puede o no se puede sondear la naturaleza de Dios? Si responde que no, ¿cómo ha llegado a conocer todos los atributos de Dios que dice tiene? Si responde que sí, ¿por qué nos ha dicho entonces que no nos es dado conocer su naturaleza?

Pregunta 4: ¿Cómo puede ser un mundo imperfecto la obra de un ser perfecto?

Pregunta 5: ¿Por qué, siendo omnipotente, no hizo un mundo perfecto?

Pregunta 6: ¿Cómo puede pasar por ser justo y bondadoso aquel que somete a sufrimientos a sus creaciones?

Pregunta 7: Además, si Dios es perfecto, nada necesita, pues si necesitara algo, si le faltara algo, no sería perfecto. ¿Por qué crea el mundo entonces? ¿Qué le mueve a hacerlo, qué necesidad tiene de hacerlo (teniendo además en cuenta que se dice que es inmutable)?

Pregunta 8: ¿Cómo puede ser a la vez inmutable y creador de algo? ¿cómo puede algo mover a actuar a aquel es inmutable? ¿cómo puede ser justo y bondadoso o sentir amor aquel que es inmutable?

Uribe escribió:Cientificamente hablando todo tiene una causa y un efecto de esa causa, todo deriva de causas antecedentes, no?


Pues no. En Ciencia existen teorías y leyes acausales.

Uribe escribió:Y es que si no pensaramos asì, entonces la ciencia moderna no hubiese nunca existido, tambièn hay que decir eso.


Otra vez no. En todo caso no existiría la Ciencia clásica o newtoniana.

Uribe escribió:sigamos pues:


Pues creo que no podemos seguir por lo que le acabo de decir.


Uribe escribió:Bueno pues: queda demostrado el hecho inconfutable de la Causa Primera (lèanse Aristoteles si tienen dudas o mejor aun santo Tomàs de Aquino).


Lo malo de los argumentos por autoridad, es que siempre existe otra autoridad que piensa justo lo contrario. Sin ir más lejos, Tomás de Aquino ha sido refutado en este mismo foro.

Uribe escribió:ahora Dios lo se puede mencionar de muchas formas.
en el evangelio de san Juan, Jesus dice que èl es Dios mismo de muchas maneras y no hace otra cosa que repetir su autorevelaciòn en el evangelio de san Juan.

Tambièn en el Bagavad Gita, Krsna lo expresa de muchas formas.
Dice por ejemplo: el que me conoce como el no nacido origen de todas las cosas no està engañado.
Eso dice, y dice màs aun en los capitulos 12, 14, 15, 16 del Bagavad gita, Mahabarata.

Quede demostrado entonces.


Por decir, pueden decir lo que quieran y de la manera más arcana que quieran. Mire lo que yo le digo: En un espacio de Hilbert de dimensión infinita, si inmediatamente antes de la medida de un observable A, este está un estado cuántico determinado y el resultado de la medida es el autovalor a del operador hermítico Â, el estado cuántico del sistema justamente después de la medida será un autoestado de Â; en particular será la proyección ortogonal normalizada del estado sobre el subespacio de autovectores con autovalor a, de lo cual se deduce que como Dios no tiene autoestado, no existe. Queda demostrado entonces.
No tengo que 'tener' una respuesta. No me siento aterrorizado por no conocer cosas, por estar perdido en el misterioso universo sin tener ningún propósito, que es el modo en el que la realidad es, hasta donde puedo decir, posiblemente.



R. Feynman

Adolfodoq
Mensajes: 257
Registrado: 25 Ene 2008, 18:21

Mensajepor Adolfodoq » 12 Jun 2008, 15:17

Muy buenas Letitbleet Usted dice:


"Dígame entonces una cosa, si no es dado el sondear su naturaleza íntima, ¿cómo es que usted sabe todo eso? Dice que por inducción lógica. Entonces, ¿en qué quedamos? ¿se puede o no se puede sondear la naturaleza de Dios? Si no se puede sondear, debo deducir que entonces se inventa los atributos de Dios, y si se puede sondear, miente cuando dice que no nos es dado conocer su naturaleza." Conocer ciertos fenómenos no implica conocer la esencia de una cosa. A Dios no lo podemos comprender porque nos faltan cualidades psíquicas, al igual que un homo erectus no podía asimilar el concepto de relatividad general de Einstein, aunque éste se lo hubiera intentado explicar, algo parecido nos ocurre con Dios.

"De todas formas, su inducción lógica me parece defectuosa pues también vemos en el mundo que hay sufrimiento, que hay y ha habido errores de diseño en las especies que supuestamente ha creado Dios, vemos que hay catástrofes, en definitiva, vemos que el mundo es imperfecto ya que todos somos capaces de imaginar un mundo mejor que este. ¿Cómo puede ser un mundo imperfecto la obra de un ser perfecto? " El sufrimiento y las catástrofes humanas son explicadas mediante la ley de causa y efecto, algo similar al karma de los orientales. Claro que podemos imaginar un mundo mejor que éste, ¿pregúntese de dónde le viene esa intuición?

"¿Por qué, siendo omnipotente, no lo hizo perfecto? ¿Cómo puede pasar por ser justo y bondadoso aquel que somete a sufrimientos a sus creaciones?" Si todo lo encierra en una sola vida, hasta la existencia misma carece de sentido, pero los lazos que existen entre los humanos, la fuerza inmanente de la evolución cívica, cultural e intelectiva en pos de un mundo mejor, no puede provenir de azares inconexos sin ninguna finalidad. El sufrimiento es fruto la inmensa mayoría de las veces por nuestra falta de virtud, si Dios nos hubiera creado ya perfectos, no podríamos desarrollarnos como entes inteligentes, sino que seríamos esclavos, robots, y entonces nos faltaría algo vital: la libertad. El sufrimiento que nos acaece son modificaciones en nuestra conducta, que nos devuelve a la verdad de nuestra esencia, para tomar conciencia de la realidad, y no divagar en lo aparente que nos envuelve. Lo perfecto, es un concepto que usted empequeñece al no ser consciente de que tendemos hacia lo perfecto, instalarnos en lo perfecto sería una imperfección monstruosa. El buen padre riñe a sus hijos cuando se equivocan para prevenirles en el futuro, y así aprender a solventar las vicisitudes que el futuro les depara.

"Además, si es perfecto, nada necesita, pues si necesitara algo, si le faltara algo, no sería perfecto. ¿Por qué crea el mundo entonces? ¿Qué le mueve a hacerlo, qué necesidad tiene de hacerlo (teniendo además en cuenta que se dice que es inmutable)?" El amor a sus criaturas. El egoísmo es una imperfección. El altruismo una virtud.

"¿Cómo puede ser a la vez inmutable y creador de algo?" Inmutable en esencia no en creación. Lo inmutable lo es en sí. Una ley es inmutable no así los elementos que participan de su consecuencia.

" ¿Cómo puede algo mover a actuar a aquel es inmutable?" Confusión de su mente que no asimila lo que le intento explicar.

"¿cómo puede ser justo y bondadoso o sentir amor aquel que es inmutable?" Inmutable que no impasible, ¿la esencia es lo mismo que su proyección?

Bueno letitbleet: Le pregunto yo a Usted. Si puede decirme como se creó el Universo la grandeza que el oculta, y que la ciencia está demostrando con sus descubrimientos también, quisiera que me dijese por favor, de donde viene la esencia de la inteligencia del hombre, y también como todo esto existe sin creación:


Un saludo Fraternal:

Avatar de Usuario
letitbleed
Mensajes: 1741
Registrado: 01 Ago 2007, 12:32
Ubicación: Sistema de referencia aparentemente inercial

Mensajepor letitbleed » 13 Jun 2008, 12:18

Adolfodoq escribió:
letitbleed escribió:Dígame entonces una cosa, si no es dado el sondear su naturaleza íntima, ¿cómo es que usted sabe todo eso? Dice que por inducción lógica. Entonces, ¿en qué quedamos? ¿se puede o no se puede sondear la naturaleza de Dios? Si no se puede sondear, debo deducir que entonces se inventa los atributos de Dios, y si se puede sondear, miente cuando dice que no nos es dado conocer su naturaleza.

Conocer ciertos fenómenos no implica conocer la esencia de una cosa. A Dios no lo podemos comprender porque nos faltan cualidades psíquicas, al igual que un homo erectus no podía asimilar el concepto de relatividad general de Einstein, aunque éste se lo hubiera intentado explicar, algo parecido nos ocurre con Dios.


Creo que muchos teólogos no estarán muy de acuerdo con usted cuando dice que, por ejemplo, la perfección, es un “fenómeno” que no pertenece a la esencia de Dios, sobre todo porque la perfección no es un fenómeno de Dios, sino un atributo, es decir, una propiedad o cualidad de Dios y, por tanto, parte de su esencia. En cualquier caso, qué casualidad, ahora va a resultar que todo aquello raro o irracional que pueda ver en Él pertenece precisamente a ese ámbito de su esencia que no podemos conocer.

Adolfodoq escribió:
letitbleed escribió:De todas formas, su inducción lógica me parece defectuosa pues también vemos en el mundo que hay sufrimiento, que hay y ha habido errores de diseño en las especies que supuestamente ha creado Dios, vemos que hay catástrofes, en definitiva, vemos que el mundo es imperfecto ya que todos somos capaces de imaginar un mundo mejor que este. ¿Cómo puede ser un mundo imperfecto la obra de un ser perfecto?

El sufrimiento y las catástrofes humanas son explicadas mediante la ley de causa y efecto, algo similar al karma de los orientales. Claro que podemos imaginar un mundo mejor que éste, ¿pregúntese de dónde le viene esa intuición?


¿Me ha respondido a algo? Según usted, la propia ley de causa y efecto lleva directamente a Dios, luego aparece como responsable del sufrimiento y de este mundo imperfecto. Repito pues la pregunta: ¿Cómo puede ser un mundo imperfecto la obra de un ser perfecto? ¿puede algo perfecto actuar de manera imperfecta? Si lo hace, una de dos, o no es perfecto o tiene bastante mala uva. ¿Y que de dónde viene esa intuición? Precisamente de toda la mierda que vemos en este mundo y del deseo de que fuera mejor.

Adolfodoq escribió:
letitbleed escribió:¿Por qué, siendo omnipotente, no lo hizo perfecto? ¿Cómo puede pasar por ser justo y bondadoso aquel que somete a sufrimientos a sus creaciones?

Si todo lo encierra en una sola vida, hasta la existencia misma carece de sentido, pero los lazos que existen entre los humanos, la fuerza inmanente de la evolución cívica, cultural e intelectiva en pos de un mundo mejor, no puede provenir de azares inconexos sin ninguna finalidad. El sufrimiento es fruto la inmensa mayoría de las veces por nuestra falta de virtud, si Dios nos hubiera creado ya perfectos, no podríamos desarrollarnos como entes inteligentes, sino que seríamos esclavos, robots, y entonces nos faltaría algo vital: la libertad. El sufrimiento que nos acaece son modificaciones en nuestra conducta, que nos devuelve a la verdad de nuestra esencia, para tomar conciencia de la realidad, y no divagar en lo aparente que nos envuelve. Lo perfecto, es un concepto que usted empequeñece al no ser consciente de que tendemos hacia lo perfecto, instalarnos en lo perfecto sería una imperfección monstruosa. El buen padre riñe a sus hijos cuando se equivocan para prevenirles en el futuro, y así aprender a solventar las vicisitudes que el futuro les depara.


En este parrafo aparece un muestrario de frases bonitas y bien sonantes pero totalmente vacías de significado. Veamos:
“El sufrimiento es fruto la inmensa mayoría de las veces por nuestra falta de virtud”: ¿Qué falta de virtud tiene el niño que nace mongólico? ¿Qué falta de virtud lleva a que ocurra un terremoto como el de China donde miles de personas son sepultadas bajo los escombros? ¿Qué falta de virtud es la que nos puede llevar a desarrollar un cáncer que nos mate y haga sufrir a nuestra familia?
“si Dios nos hubiera creado ya perfectos, no podríamos desarrollarnos como entes inteligentes”: Si Dios nos hubiera creado perfectos no tendríamos necesidad de desarrollarnos, puesto que ningún desarrollo nos puede llevar a ser más perfectos (ya lo somos), únicamente nos puede llevar a ser imperfectos, ¿para qué desarrollarnos entonces?
“sino que seríamos esclavos, robots, y entonces nos faltaría algo vital: la libertad”: Esta es la única frase con la que estoy de acuerdo. De hecho, pienso que Dios, como ser perfecto puede no tiene libertad de elección como dicen los teólogos cristianos. Sus acciones vienen prefijadas por su supuesta perfección. No podría actuar de otra manera.
“El sufrimiento que nos acaece son modificaciones en nuestra conducta, que nos devuelve a la verdad de nuestra esencia, para tomar conciencia de la realidad, y no divagar en lo aparente que nos envuelve”: Eso explíqueselo usted a cualquier niño huérfano del último terremoto de China. Explíquele que la pérdida de su familia no es más que una modificación de su conducta que le va a devolver su esencia. Claro, que usted probablemente nunca haya leído a Primo Levi y cómo tomó conciencia de la realidad y descubrió la verdad de la esencia humana en Auschwitz. ¿En serio que cree que está diciendo algo coherente?
“instalarnos en lo perfecto sería una imperfección monstruosa”: ¿Entonces Dios es imperfecto por estar instalado en lo perfecto? Otra frase vacía y absurda como esta y daré por finalizada la discusión.

Adolfodoq escribió:
letitbleed escribió:Además, si es perfecto, nada necesita, pues si necesitara algo, si le faltara algo, no sería perfecto. ¿Por qué crea el mundo entonces? ¿Qué le mueve a hacerlo, qué necesidad tiene de hacerlo (teniendo además en cuenta que se dice que es inmutable)?

El amor a sus criaturas. El egoísmo es una imperfección. El altruismo una virtud.


Vamos a ver, si aquello que es perfecto sufre un cambio, sólo podría ir a peor, ya que si fuera a mejor significaría que antes no era perfecto. Además, al ser perfecto no tiene ninguna necesidad de nada, porque tener necesidad significa tener carencia de algo y si carece de algo no puede ser perfecto. Luego lo perfecto no tiene necesidad ni de crear ni de amar, ni, por tanto, ningún motivo para hacerlo. Además ¿a qué criaturas ama Dios si todavía no existen? ¿A esas a las que luego exterminará en el Diluvio y en Sodoma y Gomorra o a esas que pertenecen a esos pueblos enemigos que mandará masacrar? ¿Tal vez a aquellas que morirán en terremotos, tsunamis, podridas de cáncer, gaseadas en un campo de concentración o por una explosión atómica? ¿Usted ama a la esposa que todavía no conoce o a los hijos que todavía no ha tenido?

Adolfodoq escribió:
letitbleed escribió:¿Cómo puede ser a la vez inmutable y creador de algo?

Inmutable en esencia no en creación. Lo inmutable lo es en sí. Una ley es inmutable no así los elementos que participan de su consecuencia.


Vaya, después de leer su primera respuesta, pensaba que si conocemos la inmutabilidad de Dios, esta no podía pertenecer a su esencia, pues es insondable. Ahora parece que sí. De todas formas, no realice tan malos juegos de palabras.

RAE escribió:inmutable.
(Del lat. immutabĭlis).
1. adj. No mudable, que no puede ni se puede cambiar.
2. adj. Que no siente o no manifiesta alteración del ánimo.


Si usted dice “Dios es inmutable”, no puede decirme a continuación que Dios en un momento dado decide crear el mundo por amor a sus criaturas o por lo que sea. La toma de esa decisión o el ponerse manos a la obra supone una alteración o cambio en algo que se supone que es inmutable: no está haciendo nada (o está haciendo lo que sea) y de repente decide ponerse a crear un universo por amor. Ahí hay un cambio, y, por tanto, es contradictorio con la idea de un Dios inmutable.

Adolfodoq escribió:
letitbleed escribió:¿Cómo puede algo mover a actuar a aquel es inmutable?

Confusión de su mente que no asimila lo que le intento explicar.


¿Y no será que no le entiendo porque usted le da la vuelta al significado de las palabras?

Adolfodoq escribió:
letitbleed escribió:¿cómo puede ser justo y bondadoso o sentir amor aquel que es inmutable?

Inmutable que no impasible, ¿la esencia es lo mismo que su proyección?


El que se conmueve, altera su ánimo, y lo inmutable no puede alterarlo pues la alteración supone un cambio.

Adolfodoq escribió:Bueno letitbleet: Le pregunto yo a Usted. Si puede decirme como se creó el Universo la grandeza que el oculta, y que la ciencia está demostrando con sus descubrimientos también,


Ni lo sé ni nunca he dicho que lo supiera (a diferencia de usted, que sí dice saberlo). Ahora, el hecho de que no lo sepa no significa que vaya a tragarme lo primero que digan sin pararme a analizarlo un segundo, como ya habrá tenido ocasión de comprobar. Pero sí hay una cosa que sé y es que la fe no es el método más adecuado para descubrirlo.

Adolfodoq escribió: quisiera que me dijese por favor, de donde viene la esencia de la inteligencia del hombre,:


¿conoce la teoría de la evolución?

Adolfodoq escribió:y también como todo esto existe sin creación


Exactamente igual que existe su Dios sin haber sido creado, ni más ni menos. Ahí tiene la respuesta.

Saludos.
No tengo que 'tener' una respuesta. No me siento aterrorizado por no conocer cosas, por estar perdido en el misterioso universo sin tener ningún propósito, que es el modo en el que la realidad es, hasta donde puedo decir, posiblemente.



R. Feynman

Adolfodoq
Mensajes: 257
Registrado: 25 Ene 2008, 18:21

Mensajepor Adolfodoq » 13 Jun 2008, 13:55

Buenas Letitbleet:

Doy por zanjado mi dialogo con Usted, por que no tengo tantos conocimientos como al parecer tiene Usted, para dialogar y cargar, al contertuliano con la carga de demostrar, y Usted de desaprobar, lo que le interesa. parece que todo lo sabe bueno siga usted en su sapiencia yo seguiré con mi ignorancia, exponiendo mi idea de Dios, por convicción razonada, con las personas que crean en Dios, como Usted no cree, y tiene sus razones para qué perder nuestro tiempo.

Un Saludo:

Avatar de Usuario
letitbleed
Mensajes: 1741
Registrado: 01 Ago 2007, 12:32
Ubicación: Sistema de referencia aparentemente inercial

Mensajepor letitbleed » 13 Jun 2008, 14:48

Ya sabía yo que no iba a responder a nada. Pero no se preocupe, no es que usted sea más tonto que todos o yo más listo que todos. Simplemente se trata de que lo que no puede ser, no puede ser y además es imposible. Esas incoherencias que le he sacado nadie ha sido capaz de resolverlas. Los teólogos (y usted mismo) tratan de esconderlas tras palabrería vacía y nula, diciendo cosas tan profundas como instalarnos en lo perfecto sería una imperfección monstruosa; pero cuando se les obliga a dar cuenta exacta y precisa de ellas, se ven cogidos en renuncio y pasan automáticamente a hacerse los mártires y a esconder sus vergüenzas tras acusaciones de chulería al otro, exactamente como está haciendo usted ahora mismo.

Dice que le asigno la carga de la demostración. Oiga, que es usted, y no yo, el que ha abierto el hilo afirmando que Dios existe y dando detalles de cómo es Dios. Pues usted sabrá de qué coño está hablando y por qué tiene esa certeza de que es así, o es que acaso tengo que saberlo yo, que no creo en Él. A mí no me venga ahora con lloriqueos por no saber defender lo que afirma. Y por favor, sobre todo no se engañe, porque por mucho que hable de convicción razonada, ha quedado bien patente lo que ha podido razonar en cuanto le he buscado un poco las cosquillas: NADA.

¿Y tengo yo acaso la culpa de eso? Yo no tengo ni idea de si existe Dios, simplemente no tengo ningún motivo racional para creer en Él y en ese sentido me declaro ateo. Usted ha venido aquí y nos ha presentado a su Dios. Y yo he hablado del Dios que usted dice que existe con las características que usted dice que tiene. Si ese Dios resulta ser un absurdo lógico y yo lo destapo, no puede echarme a mí la culpa de ello, en todo caso será suya pues es usted el que se ha inventado un Dios tan profundamente defectuoso.

Por último, me dice que yo siga con mi sapiencia que usted seguirá con su ignorancia. Es curioso que diga eso porque fue usted el que vino aquí con la absoluta certeza de que Dios existe y enseñándonos a todos cómo es Él y a qué dedica el tiempo libre. Y también es curioso porque he sido yo el que ha afirmado profunda ignorancia (a su pregunta de cómo se creó el Universo le he dicho: Ni lo sé ni nunca he dicho que lo supiera). Pero resulta que el que ha ido de listo soy yo y que ha ido de ignorante es usted. Desde luego hay que joderse lo que les gusta retorcer las cosas y hacerse los mártires.

Por cierto, no cabe la menor duda de que usted seguirá siendo un ignorante, exactamente igual que yo, con la diferencia de que yo intentaré paliar esa ignorancia en la medida en que me sea posible y además lo haré con honestidad, sin esconder mi ignorancia tras un cuento de hadas, que es justo lo que hace usted.

Adiós muy buenas.
No tengo que 'tener' una respuesta. No me siento aterrorizado por no conocer cosas, por estar perdido en el misterioso universo sin tener ningún propósito, que es el modo en el que la realidad es, hasta donde puedo decir, posiblemente.



R. Feynman

Adolfodoq
Mensajes: 257
Registrado: 25 Ene 2008, 18:21

Mensajepor Adolfodoq » 13 Jun 2008, 15:46

Buenas Letitbleet:
Veo, que el orgullo es un mal consejero para las personas, pues les hace creer que lo saben todo, y lo pueden todo. Unos mensajes más atrás Usted le dice a Jesusita, que le deje en paz, por enésima vez. Pues hombre por que no hace lo mismo Usted conmigo, Aun con más razón, por qué se puede ver que en ningún momento yo he usado el insulto con Usted, como Usted, lo hace conmigo. Usted perdone

Adolfodoq
Mensajes: 257
Registrado: 25 Ene 2008, 18:21

Mensajepor Adolfodoq » 13 Jun 2008, 16:44

20.- Por Providencia se entiende el amor de Dios a todas sus criaturas. Dios está en todas partes, lo ve todo, preside a todo, aún a las más pequeñas y al parecer insignificantes cosas. En eso consiste la acción providencial.
“¿Cómo Dios tan grande, tan poderoso, tan superior a todo, puede inmiscuirse en pormenores ínfimos , ocuparse de los más insignificantes actos y de ella deduce, que admitiendo la existencia de Dios, su acción no debe extenderse sino sobre las leyes generales del Universo ; que el Universo funciona de toda eternidad en virtud de esas leyes, a las cuales toda criatura está sometida en su esfera de actividad , sin que haya necesidad del concurso incesante de la Providencia.

21.- En su actual estado de inferioridad, sólo difícilmente pueden los hombres comprender a Dios infinito, porque ellos están circunscritos, y son limitados, y por eso se lo figuran circunscrito y limitado , representándolo como un ser circunscrito, y formándose de El una imagen a imagen suya. Nuestros cuadros pintándole con fisonomía humana, no contribuyen poco a fomentar ese error en el Espíritu de las masas, que adoran en Dios más la forma que el pensamiento. Para el mayor número es un poderoso soberano, sentado en un trono inaccesible, perdido en la inmensidad de los cielos : y como que sus facultades y percepciones son limitadas, no comprenden que Dios puede dignarse intervenir directamente en las cosas más pequeñas.

22.- En la impotencia en que se halla el hombre de comprender la esencia misma de la divinidad, sólo puede formarse de ella una idea aproximada por medio de comparaciones forzosamente muy imperfectas, pero que pueden, por lo menos, demostrarle la posibilidad de lo que, al principio, le parecía imposible.
Supongamos un fluido bastante sutil para penetrar todos los cuerpos , es evidente que cada molécula de semejante fluido, producirá, en cada una de las de la materia con que está en contacto, una acción idéntica a la que producirá la totalidad del fluido. Esto lo demuestra la química a cada paso.
Siendo ininteligente este fluido, obra mecánicamente sólo por las fuerzas materiales; pero si le suponemos dotado de inteligencia, de facultades perceptivas y sensitivas, obrará, no ciegamente, sino con discernimiento, con voluntad y libertad, verá , oirá y sentirá.
Las propiedades del fluido periespiritual, pueden darnos una idea de esto . El, por sí mismo, no es inteligente, porque es materia; pero es el vehículo del pensamiento, de las sensaciones, de las percepciones del Espíritu. A consecuencia de la sutileza de ese fluido penetran los Espíritus en todas partes, escudriñan nuestros pensamientos, ven y obran a distancia; a él, llegados a un cierto grado de purificación deben los Espíritus el don de ubicuidad, bastándoles un rayo de su pensamiento dirigido hacia diversos puntos para que puedan manifestar en ellos su presencia simultánea. La extensión de su facultad está subordinada al grado de purificación del Espíritu.
Es también por medio de este fluido como el hombre mismo obra a distancia por la potencia de la voluntad sobre ciertos individuos: como modifica en ciertos límites las propiedades de la materia, da a sustancias simples propiedades determinadas, repara los desórdenes orgánicos, y verifica curaciones con la sola imposición de las manos.

23.- Los Espíritus, por elevados que sean, son criaturas limitadas en sus facultades; su poder y la extensión de sus percepciones, no pueden, bajo este aspecto, igualarse a Dios ; pero pueden, sin embargo, servirnos de punto de comparación. Lo que el Espíritu puede realizar tan sólo dentro de un limite, estrecho, Dios, que es infinito, lo realiza en proporciones infinitas. Existen también las diferencias de que la acción del Espíritu es momentánea y está subordinada a las circunstancias cuando la de Dios es permanente; el pensamiento del Espíritu no abraza más que un tiempo y un espacio circunscritos, al paso que el de Dios abraza el universo y la eternidad. En una palabra, entre los Espíritus y Dios, media la distancia de lo finito a lo infinito, y por consecuencia, inconmensurable.

24.- El fluido periespiritual no es el pensamiento del Espíritu, más sí su agente o intermediario. Como es el fluido el que transmite el pensamiento , está en cierto modo impregnado de éste , y en la imposibilidad en que nos hallamos de aislar el pensamiento, nos parece que él y el fluido no forman más que una misma cosa, de la misma manera que el sonido y el aire parecen formarlas, de suerte que podemos materializarlo, por decirlo así. Como decimos que el aire se hace sonoro, podríamos, tomando el efecto por la causa, decir que el fluido se hace inteligente.

25.- Suceda o no así con el pensamiento de Dios, es decir, que obra o no directamente o por medio de un fluido, para nuestra inteligencia, representémoslo bajo la forma concreta de un fluido inteligente que llena el universo infinito y penetra todas las partes de la creación . La naturaleza entera está sumergida en el fluido divino, mas en virtud del principio de que las partes de un todo simple son de la misma naturaleza y tienen las mismas propiedades que el todo, cada átomo de este fluido, si puede decirse así, poseyendo el pensamiento, es decir , los atributos esenciales de la divinidad, y estando este fluido en todas partes, todo estará sometido a su acción inteligente, a su previsión, a su amor, no habrá ser, por finito que sea, que no esté en cierto modo saturado de él. Así es que todos estamos constantemente en presencia de la divinidad ; no hay acto, por insignificante que sea, que podamos sustraer a su mirada, y nuestros pensamiento está en contacto incesante con su pensamiento, por lo cual, con razón se dice que Dios lee en los más recónditos pliegues de nuestro corazón. Estamos en El, como El está en nosotros, según las palabras de Jesucristo.
Para abrazar en su amor a todas las criaturas, no tiene necesidad Dios de bajar sus ojos de lo alto de la inmensidad, para que nuestras preces sean oídas, no es necesario que traspasen el espacio y que sean recitadas en voz sonora; porque estando en nosotros, nuestros pensamientos repercuten en El como los sonidos de una campana hacen vibrar las moléculas del aire ambiente.

26.- Lejos de nosotros el pensamiento de materializar a la divinidad; la imagen de un fluido inteligente, universal , no es evidentemente más que una comparación que nos parece propia para dar una idea más justa de Dios , que las imágenes que le presentan bajo forma humana; ni tiene otro objeto que el de hacer comprender la posibilidad de que Dios está en todas partes y todo lo ocupa.

27.- Tenemos siempre a la vista ejemplos que pueden dorarnos una de la manera con que la acción de Dios se hace sentir sobre las partes más íntimas de todos los seres, y por consecuencia, de cómo las impresiones más sutiles de nuestra alma llegan a El, Está sacado de una instrucción dada por un Espíritu a propósito de este asunto: “Uno de los atributos de la divinidad es la infinidad. No puede representarse al Creador bajo ninguna forma, por necesidad circunscrita y limitada. Si no fuera infinito, se podría concebir algo más grande que El, y ese algo sería Dios .Siendo infinito, Dios está en todas partes, porque si así no fuere, dejaría de ser infinito, de cuyo dilema no se puede salir, Luego, si hay un Dios, y esto no puede ser ya dudoso para nadie, ese Dios es infinito y no se puede imaginar extensión que no ocupe. Se encuentra, por consecuencia, en contacto con todas sus creaciones, las envuelve, las penetra, están en El, Es. Pues, comprensible el que esté en relación directa con toda criatura. Para haceros comprender palpablemente de qué modo tiene lugar universalmente esta comunicación constante, veamos lo que pasa en el hombre entre su Espíritu y su cuerpo.

“El hombre es un mundo pequeño, cuyo director es el Espíritu y cuyo principio dirigido es el cuerpo. En este universo el cuerpo representará una creación , cuyo Dios será el Espíritu. (Repárese que aquí no se trata de identidad, sino de analogía). Los miembros de este cuerpo, los diferentes órganos que lo componen, sus músculos, sus nervios, sus articulaciones son otras tantas individualidades materiales, localizadas, si así puede decirse, en un sitio especial del cuerpo, y aún cuando el número de estas partes constitutivas tan variadas y de naturaleza tan diferente, sea, considerable, no es dudoso para nadie que no puede producirse movimiento alguno, que ninguna impresión puede tener lugar en una parte sin que el Espíritu se aperciba de ella. ¿Hay sensaciones diversas en varios sitios simultáneamente? Pues el Espíritu las siente todas, las discierne, las analiza y asigna a cada una su causa y el sitio en que se verifica.
“Fenómeno análogo tiene lugar entre Dios y la creación. Dios está en todas las partes del cuerpo. Todos los elementos de la creación están con él en relación constante, como todas las partes del cuerpo humano están en contacto inmediato con el ser espiritual. No hay razón, pues, para que fenómenos de un mismo orden no se produzcan de la misma manera en uno y otro caso.
“Cuando un miembro se agita, el Espíritu lo siente; si una criatura piensa, Dios lo sabe. Si todos los miembros están en actividad, los diferentes órganos se ponen en vibración , y el Espíritu percibe cada sensación, la distingue y la localiza,. Las diferentes criaturas se agitan, piensan y obran de diverso modo, y Dios, sobre todo lo que pasa , asigna a cada una lo que le es particular.

“Se puede deducir igualmente la solidaridad de la materia y de la inteligencia, la de todos los seres de un mundo entre sí, la de todos los mundos y todas las criaturas con su Hacedor”. (Quinemant, Sociedad de Paris, 1867).

28.- Nosotros comprendemos el efecto, y ya es mucho, del efecto subimos a la causa, y juzgamos de su grandeza por la del efecto, mas su esencia íntima nos es desconocida, como nos sucede respecto a la causa de multitud de fenómenos . Conocemos los efectos de la electricidad, del calor, de la luz, de la gravitación, y los calculamos, aún cuando no conocemos la naturaleza íntima del principio que los produce, ¿Será, pues, racional negar el principio divino porque no lo comprendemos?

29.- Nada es óbice para admitir, para el principio de la soberana inteligencia, un centro de acción, un foco principal que irradia sin cesar, inundando al universo con sus efluvios como el sol lo inunda con su luz, Pero, ¿dónde está este foco? Probable que no esté fijo en un punto determinado, como no lo está su acción. Si los Espíritus tienen el don de ubicuidad. Esta facultad en Dios debe ser ilimitada. Llenando Dios el universo, pudiera admitirse, a título de hipótesis, que aquel foco no tiene necesidad de transportarse y que se forma en todos los puntos donde su soberana voluntad juzga oportuno producirse, de modo que pudiera decirse que está en todas las partes y en ninguna.

30.- Ante estos insondables problemas, nuestra rozón debe humillarse. Dios existe; no podemos dudar de ello; es infinitamente justo y bueno, esta es su esencia; su solicitud se extiende a todo, así lo comprendemos ahora. Sin estar en contacto con nosotros, podemos suplicarle con la certeza de ser oídos; sólo puede querer nuestro bien, y por esto debemos tener confianza en El. Esto es lo esencial, en cuanto a lo demás, esperemos que seamos dignos de comprenderlo, cultivando sin cesar nuestro entendimiento y practicando todas las virtudes.

Avatar de Usuario
letitbleed
Mensajes: 1741
Registrado: 01 Ago 2007, 12:32
Ubicación: Sistema de referencia aparentemente inercial

Mensajepor letitbleed » 13 Jun 2008, 17:37

Adolfodoq escribió:Veo, que el orgullo es un mal consejero para las personas, pues les hace creer que lo saben todo, y lo pueden todo.


Efectivamente, usted vino aquí muy ufano creyendo que sabía todo sobre Dios y yo le he hecho ver que no tiene ni idea.

Adolfodoq escribió:Unos mensajes más atrás Usted le dice a Jesusita, que le deje en paz, por enésima vez..Pues hombre por que no hace lo mismo Usted conmigo


Si lee con atención lo que le dije a Jesusita, verá la razón por la que le dije que no tenía intención de volver a discutir con él un tema que ya hemos discutido hasta la saciedad en varias ocasiones anteriores y donde siempre ha terminado por desaparecer. En cuanto a usted, dos no discuten si uno no quiere. Yo no quiero discutir con Jesusita y no lo hago, ¿ve qué fácil? De todas formas, creo que ya se lo dije en un mensaje anterior, que decidiera entre debatir o pontificar. Ya veo que prefiere lo segundo a la vista de su último mensaje. (Por cierto, ¿por qué no lo edita en el foro de Religión, más adecuado para contenidos con tan altas dosis de dogmatismo?).

Adolfodoq escribió:Aun con más razón, por qué se puede ver que en ningún momento yo he usado el insulto con Usted, como Usted, lo hace conmigo. Usted perdone


Haga el favor de dejar de hacerse la víctima contínuamente. Indíqueme un sólo sitio donde yo le haya insultado. En todo caso es usted el que insulta a la inteligencia cuando dice que usa la razón en sus peroratas.

Saludos.
No tengo que 'tener' una respuesta. No me siento aterrorizado por no conocer cosas, por estar perdido en el misterioso universo sin tener ningún propósito, que es el modo en el que la realidad es, hasta donde puedo decir, posiblemente.



R. Feynman


Volver a “Filosofía”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado