PATRAÑAS ECOLOGETAS

menganito
Mensajes: 189
Registrado: 14 Abr 2017, 21:17

PATRAÑAS ECOLOGETAS

Mensajepor menganito » 19 May 2017, 10:48

La PATRAÑA del "Calentamiento Global"

La mayoría de los "principios" ecologetas no son más que lo reflejado por Crichton: una manera sutil y muy efectiva de decir a los "tercermundistas" que no pueden aspirar a desarrollarse, porque provocarían demasiada contaminación (y quién sabe si no está lejano el día en que tengamos que pagar un impuesto, otro más, por respirar, también es otra buena excusa para limitar la libertad individual en beneficio del ESTADO omnipresente, etc.).

La explotación de los recursos naturales del Tercer Mundo es el mayor negocio de los financieros.

A falta de planteamientos racionales para justificarse inventaron el Ecologismo dogmático, uno de los métodos más efectivos actualmente para la consolidación de la Sinarquía Mammonista. De esta forma se preservan los privilegios económicos y se sostiene el sistema de beneficios de la Jerarquía Iluminista.

El ecologismo es el peón, la pantalla y arma que se usa para que el mercado de materias primas no se descontrole y no se cuestione el papel de los mercados financieros internacionales.

El general Maxwell D. Taylos (1901-1987) destacado miembro del CFR (Council Foreing Relations) afirmó en 1981, con absoluto cinismo genocida: "yo he tachado ya a miles de millones de personas. Gente que está en sitios de África, Asia y Latinoamérica. No podemos salvarlos. La crisis de población y la escasez de alimentos nos dice que ni siquiera deberíamos de intentarlo. Es una pérdida de tiempo".

Con un largo expediente, Taylor (IIGM, Corea y Vietnam) llegó a consejero militar de Kennedy quien le encargó una investigación de la desastrosa intentona de desembarco en Bahía Cochinos. Como jefe de Estado Mayor Conjunto fue uno de los "arquitectos" de la Operación Mangosta para coordinar las operaciones anticastristas que incluía atentados terroristas y acabó en fracaso. El resultado de sus acciones fue la consolidación del totalitarismo castrista y la pérdida de unos cientos de vidas (supongo que ya las habría tachado anteriormente, ni siquiera intentaría salvarlas).


En sus últimos años el masón Fabre d'Olivet instituyó una "religión" de corte sincrético y pagano inspiradora de muchas de las patrañas de este tipo que sufrimos hoy.

Fabre formuló en la Teodosia Universal de la que sólo se conservan fragmentos. Partiendo de los ritos masónicos creó una especie de simbolismo ecologista denominado El Celeste Cultivo, estupidez que explicó en su obra: "La Verdadera Masonería y la Cultura Celeste" En la que vinculaba su sistema a las teorías pitagóricas y a una particular parafernalia de supuesto misticismo orientalista basado en Confuncio y Lao Tse así como a una inventada tradición iniciática egipcia.

Los "misterios" de "El Celeste Cultivo" se constreñían a las tres potencias: providencia, voluntad y destino.

Al igual que la masonería especulativa, la iniciación implicaba tres grados: pórtico (aspirante), labrador (segundo grado) y cultivador (tercer grado).
La palabra sagrada para los tres grados era Hermes y el signo de admisión general consistía en poner un dedo de la mano derecha sobre la boca para expresar el silencio exigido por los misterios.

Estas ideas nigromantes recuerdan mucho a lo que hoy se nos muestra como el dogma ecologista, fundamentado en el "totalitarismo verde" de raigambre cuáquera y esotérico-masónica, que hay que aceptar por decreto en las sociedades ricas ahogando económicamente a las pobres.

Una de las sectas ecologistas hoy triunfantes es la fundada por el cínico jerarca Albert Arnold Gore Jr, Al Gore. ex vicepresidente de los EEUU. La Academia sueca ha tenido la caradura de entregarle su Premio Noble de la Paz y, en España, siguiendo esa grotesca línea, se le ha concedido el Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional.

Por si fuera poco entre sus extensas propiedades cuenta con explotaciones mineras de zinc, altamente contaminantes, y la principal financiera de sus campañas electorales fue la Occidental Petroleum, faltaría más.

Como es natural en estos casos, Gore, es hijo de un jerarca, pues el método sinárquico casi siempre se fundamenta en criterios aristocráticos hereditarios.

En 1980 en su Carta Abierta al Movimiento Ecologista, (Murray bookchin) insigne anarcotrotskista y pionero del movimiento llamado "ecología social" denunciaba la transformación del Ecologismo en un negocio: "La ecología está siendo usada contra la sensibilidad ecológica; las prácticas y las formas ecológicas de organización están siendo usadas para conquistar amplias audiencias, no para educarlas ...
Muchos de los autodenominados fundadores del movimiento antinuclear se han convertido en los que A. Kopkind ha definido como managerial radicals, es decir, en los manipuladores de un consenso político que opera dentro del sistema so pretexto de oponerse al mismo ...
En nombre de las opciones energéticas blandas, de una descentralización espúria y de una sestructuras tipo partido inherentemente jerárquicas, recrean los peores hábitos y formas que fomentan la pasividad, la obediencia y la vulnerabilidad del público ante los mass media
"


Y por último, los dogmáticos ecologetas nunca reparan en las consecuencias de las medidas que intentan imponer a toda costa y NUNCA son responsables de las mismas, gozan de plena impunidad.

Desde hace años, por ejemplo, se pretende la prohibición mundial de los CFC (para proteger la capa de ozono, dicen, y de la que sospechosamente hace años que nadie habla) así desaparecerán los refrigerantes baratos del mercado lo que no afectará, o en escasa medida, a los bolsillos occidentales pero hará que se estropeen los ya escasos alimentos del Tercer Mundo por lo que más gente morirá por intoxicación.

Ningún ecologeta se preocupa de estos asuntillos, quizás porque a su pijotería de progre occidental le importe más el lince ibérico o la gallina vasca que las vidas de unos niños, negros, chinos o indios a cuyos aldeas no les conducen sus flamantes nuevos GPS.

Que aprendan de sus propios errores es algo que no se le puede pedir a los dogmáticos ecologetas, hay que entenderlo, viven, y muy bien, de ello. Es de esperar que quienes se ven engañados por el dogma reparen en ello.

A finales de los '60 e inicios de los '70 se tomaron de forma progresiva medidas internacionales instando la prohibición de usar DDT (al que casualmente le caducaba la patente). Resulta que el DDT era, y aún lo es, el mejor y más SEGURO agente antimosquitos, incluso puede llegar a comerse, con moderación claro está, sin efecto alguno.
Pero la dogmática ecologeta ha condenado a la muerte, principalmente por malaria, casi erradicada antes de la restricción, a entre 30 y 50 millones de personas, mayormente niños, lo que supone más muertes que cualquier otro genocidio.

La malaria, endémica en Grecia e Italia pudo erradicarse gracias al DDT, en Sri Lanka la los casos de malaria descendieron espectacularmente gracias al producto DDT, de 2.800.000 en 1948 a 17 en 1963.
En la India bajó de 100 millones de casos en 1935 a 300,000 en 1969. Bangla Desh ya se había declarado zona libre de dicha enfermedad.

Mientras tanto los movimientos ecologetas presionaron para que se prohibiera el uso del DDT a sabiendas de que era falso que tuviera efectos cancerígenos, pero consiguieron CHANTAJEAR (anular las ayudas internacionales) a los países que lo usaran.

El sustituto presentado fue el Paratión: mucho más caro y con patente en vigor, caro e infinitamente más peligroso. Al no estar acostumbrados al uso de pesticidas tan tóxicos cien trabajadores agrícolas perecieron en los primeros meses de uso del nuevo producto. Y se prohibió inmediatamente.

Recientemente (15 septiembre 2006) la OMS anunció que el DDT volvería a ser parte del programa para erradicar la malaria. Se fumigará el interior de residencias y matar los mosquitos transmisores.

¿A quién se le pedirán responsabilidades por el genocidio? ¿qué asociación o movimiento ecologeta pedirá perdón?
Ya sabemos la respuesta, los dogmáticos ecologetas dirán pio, pío, pío, yo no he sido.
Eso sí inventarán nuevas patrañas para seguir viviendo del cuento y aumentando el control sobre la vida individual.

Un último dato, según la Oficina de la Ciencia de la Casa Blanca, el coste por el "miedo ecologeta esotérico" provocado por la falaz afirmación de varias asociaciones ecologetas de que los cables de alto voltaje provocan cáncer se ha evaluado en unos 25.000 millones de $, el equivalente a mantener 35 millones de personas del Tercer Mudo vivas durante todo un año.
La Iglesia es intolerante en los principios porque cree; pero es tolerante en la práctica porque ama. Los enemigos de la Iglesia son tolerantes en los principios porque no creen; pero son intolerantes en la práctica porque no aman”.

Avatar de Usuario
letitbleed
Mensajes: 1724
Registrado: 01 Ago 2007, 12:32
Ubicación: Sistema de referencia aparentemente inercial

Re: PATRAÑAS ECOLOGETAS

Mensajepor letitbleed » 24 May 2017, 17:49

menganito escribió:La PATRAÑA del "Calentamiento Global"

La mayoría de los "principios" ecologetas no son más que lo reflejado por Crichton: una manera sutil y muy efectiva de decir a los "tercermundistas" que no pueden aspirar a desarrollarse, porque provocarían demasiada contaminación (y quién sabe si no está lejano el día en que tengamos que pagar un impuesto, otro más, por respirar, también es otra buena excusa para limitar la libertad individual en beneficio del ESTADO omnipresente, etc.).

La explotación de los recursos naturales del Tercer Mundo es el mayor negocio de los financieros.

A falta de planteamientos racionales para justificarse inventaron el Ecologismo dogmático, uno de los métodos más efectivos actualmente para la consolidación de la Sinarquía Mammonista. De esta forma se preservan los privilegios económicos y se sostiene el sistema de beneficios de la Jerarquía Iluminista.

El ecologismo es el peón, la pantalla y arma que se usa para que el mercado de materias primas no se descontrole y no se cuestione el papel de los mercados financieros internacionales.

El general Maxwell D. Taylos (1901-1987) destacado miembro del CFR (Council Foreing Relations) afirmó en 1981, con absoluto cinismo genocida: "yo he tachado ya a miles de millones de personas. Gente que está en sitios de África, Asia y Latinoamérica. No podemos salvarlos. La crisis de población y la escasez de alimentos nos dice que ni siquiera deberíamos de intentarlo. Es una pérdida de tiempo".

Con un largo expediente, Taylor (IIGM, Corea y Vietnam) llegó a consejero militar de Kennedy quien le encargó una investigación de la desastrosa intentona de desembarco en Bahía Cochinos. Como jefe de Estado Mayor Conjunto fue uno de los "arquitectos" de la Operación Mangosta para coordinar las operaciones anticastristas que incluía atentados terroristas y acabó en fracaso. El resultado de sus acciones fue la consolidación del totalitarismo castrista y la pérdida de unos cientos de vidas (supongo que ya las habría tachado anteriormente, ni siquiera intentaría salvarlas).


En sus últimos años el masón Fabre d'Olivet instituyó una "religión" de corte sincrético y pagano inspiradora de muchas de las patrañas de este tipo que sufrimos hoy.

Fabre formuló en la Teodosia Universal de la que sólo se conservan fragmentos. Partiendo de los ritos masónicos creó una especie de simbolismo ecologista denominado El Celeste Cultivo, estupidez que explicó en su obra: "La Verdadera Masonería y la Cultura Celeste" En la que vinculaba su sistema a las teorías pitagóricas y a una particular parafernalia de supuesto misticismo orientalista basado en Confuncio y Lao Tse así como a una inventada tradición iniciática egipcia.

Los "misterios" de "El Celeste Cultivo" se constreñían a las tres potencias: providencia, voluntad y destino.

Al igual que la masonería especulativa, la iniciación implicaba tres grados: pórtico (aspirante), labrador (segundo grado) y cultivador (tercer grado).
La palabra sagrada para los tres grados era Hermes y el signo de admisión general consistía en poner un dedo de la mano derecha sobre la boca para expresar el silencio exigido por los misterios.

Estas ideas nigromantes recuerdan mucho a lo que hoy se nos muestra como el dogma ecologista, fundamentado en el "totalitarismo verde" de raigambre cuáquera y esotérico-masónica, que hay que aceptar por decreto en las sociedades ricas ahogando económicamente a las pobres.

Una de las sectas ecologistas hoy triunfantes es la fundada por el cínico jerarca Albert Arnold Gore Jr, Al Gore. ex vicepresidente de los EEUU. La Academia sueca ha tenido la caradura de entregarle su Premio Noble de la Paz y, en España, siguiendo esa grotesca línea, se le ha concedido el Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional.

Por si fuera poco entre sus extensas propiedades cuenta con explotaciones mineras de zinc, altamente contaminantes, y la principal financiera de sus campañas electorales fue la Occidental Petroleum, faltaría más.

Como es natural en estos casos, Gore, es hijo de un jerarca, pues el método sinárquico casi siempre se fundamenta en criterios aristocráticos hereditarios.

En 1980 en su Carta Abierta al Movimiento Ecologista, (Murray bookchin) insigne anarcotrotskista y pionero del movimiento llamado "ecología social" denunciaba la transformación del Ecologismo en un negocio: "La ecología está siendo usada contra la sensibilidad ecológica; las prácticas y las formas ecológicas de organización están siendo usadas para conquistar amplias audiencias, no para educarlas ...
Muchos de los autodenominados fundadores del movimiento antinuclear se han convertido en los que A. Kopkind ha definido como managerial radicals, es decir, en los manipuladores de un consenso político que opera dentro del sistema so pretexto de oponerse al mismo ...
En nombre de las opciones energéticas blandas, de una descentralización espúria y de una sestructuras tipo partido inherentemente jerárquicas, recrean los peores hábitos y formas que fomentan la pasividad, la obediencia y la vulnerabilidad del público ante los mass media
"


Y por último, los dogmáticos ecologetas nunca reparan en las consecuencias de las medidas que intentan imponer a toda costa y NUNCA son responsables de las mismas, gozan de plena impunidad.

Desde hace años, por ejemplo, se pretende la prohibición mundial de los CFC (para proteger la capa de ozono, dicen, y de la que sospechosamente hace años que nadie habla) así desaparecerán los refrigerantes baratos del mercado lo que no afectará, o en escasa medida, a los bolsillos occidentales pero hará que se estropeen los ya escasos alimentos del Tercer Mundo por lo que más gente morirá por intoxicación.

Ningún ecologeta se preocupa de estos asuntillos, quizás porque a su pijotería de progre occidental le importe más el lince ibérico o la gallina vasca que las vidas de unos niños, negros, chinos o indios a cuyos aldeas no les conducen sus flamantes nuevos GPS.

Que aprendan de sus propios errores es algo que no se le puede pedir a los dogmáticos ecologetas, hay que entenderlo, viven, y muy bien, de ello. Es de esperar que quienes se ven engañados por el dogma reparen en ello.

A finales de los '60 e inicios de los '70 se tomaron de forma progresiva medidas internacionales instando la prohibición de usar DDT (al que casualmente le caducaba la patente). Resulta que el DDT era, y aún lo es, el mejor y más SEGURO agente antimosquitos, incluso puede llegar a comerse, con moderación claro está, sin efecto alguno.
Pero la dogmática ecologeta ha condenado a la muerte, principalmente por malaria, casi erradicada antes de la restricción, a entre 30 y 50 millones de personas, mayormente niños, lo que supone más muertes que cualquier otro genocidio.

La malaria, endémica en Grecia e Italia pudo erradicarse gracias al DDT, en Sri Lanka la los casos de malaria descendieron espectacularmente gracias al producto DDT, de 2.800.000 en 1948 a 17 en 1963.
En la India bajó de 100 millones de casos en 1935 a 300,000 en 1969. Bangla Desh ya se había declarado zona libre de dicha enfermedad.

Mientras tanto los movimientos ecologetas presionaron para que se prohibiera el uso del DDT a sabiendas de que era falso que tuviera efectos cancerígenos, pero consiguieron CHANTAJEAR (anular las ayudas internacionales) a los países que lo usaran.

El sustituto presentado fue el Paratión: mucho más caro y con patente en vigor, caro e infinitamente más peligroso. Al no estar acostumbrados al uso de pesticidas tan tóxicos cien trabajadores agrícolas perecieron en los primeros meses de uso del nuevo producto. Y se prohibió inmediatamente.

Recientemente (15 septiembre 2006) la OMS anunció que el DDT volvería a ser parte del programa para erradicar la malaria. Se fumigará el interior de residencias y matar los mosquitos transmisores.

¿A quién se le pedirán responsabilidades por el genocidio? ¿qué asociación o movimiento ecologeta pedirá perdón?
Ya sabemos la respuesta, los dogmáticos ecologetas dirán pio, pío, pío, yo no he sido.
Eso sí inventarán nuevas patrañas para seguir viviendo del cuento y aumentando el control sobre la vida individual.

Un último dato, según la Oficina de la Ciencia de la Casa Blanca, el coste por el "miedo ecologeta esotérico" provocado por la falaz afirmación de varias asociaciones ecologetas de que los cables de alto voltaje provocan cáncer se ha evaluado en unos 25.000 millones de $, el equivalente a mantener 35 millones de personas del Tercer Mudo vivas durante todo un año.


Nuevo panfleto del amigo menganito plagado de inexactitudes, verdades a medias y mentiras tal y como nos tiene acostumbrados. El calentamiento global es, hoy por hoy, un hecho científico incontestable tal y como demuestran los datos históricos de temperatura en superficie.

Imagen

Cabría plantear un debate sobre si su origen es realmente humano o natural o en qué proporción se debe a la actividad humana, pero teniendo en cuenta que desde 1950, la temperatura en superficie ha aumentado en 1ºC, esto descarta casi por completo cualquier causa natural, quedando como única causa posible el origen antropogénico, tal y como corrobora la curva de dióxido de carbono.

Imagen

Podemos mencionar el caso de un destacado negacionista del fenómeno, el físico americano Dr. Richard A. Muller, que lanzó en 2010 un proyecto llamado Berkeley Earth Surface Temperature para demostrar que el registro de los datos históricos de temperatura era inválido al verse seriamente afectado por las islas urbanas de calor y por la escasa calidad de las estaciones de medida, es decir, para fundamentar científicamente su negacionismo (decir que, aunque finalmente se convirtió en una organización sin ánimo de lucro, este proyecto inicialmente fue surtido de fondos procedentes de sectores conservadores americanos como el Tea Party, promotores de las tesis negacionistas).

Sin embargo, tras tres años de estudio, en 2013 tuvo que reconocer que estaba equivocado, que estos efectos eran despreciables en la tendencia global de calentamiento registrada: el efecto de las islas de calor urbanas se demostró despreciable; si bien existe, no tiene peso real en la temperatura media de la Tierra (de hecho, el terreno urbano apenas constituye un 1% de la superficie total del planeta). Igualmente, se demostró que las estaciones más “pobres” igualmente detectaban la tendencia al alza como las otras más exactas, por lo que tampoco se producía un falseamiento de los datos. Es más, los datos recogidos por el proyecto en ese periodo apenas se desviaban un 2% respecto de los datos recogidos por la NASA y la NOOA en el mismo periodo, que son las organizaciones que, en base a su registro histórico venían afirmando la realidad del calentamiento global. Por último, en su reconocimiento, Muller admitió que los estudios de correlación realizados para investigar la causa del calentamiento detectado, apuntaban a un muy probable origen humano (digo muy probable porque, como todo el mundo sabe, correlación no es lo mismo que causalidad).

Richard A. Muller escribió:Llamadme escéptico converso. Hace tres años, identifiqué problemas en estudios climáticos previos que, en mi opinión, lanzaban serias dudas en la propia existencia del calentamiento global. El pasado año, tras realizar una investigación intensiva, que ha involucrado a una docena de científicos, concluí que el calentamiento global es real y que las principales estimaciones de la tasa de calentamiento son correctos. Ahora voy un paso más allá: los humanos son casi por completo los causantes.

La curva de dióxido de carbono da el mejor ajuste de todos los probados. Su magnitud es consistente con el efecto invernadero calculado… Estos hechos no prueban la causalidad y no deberían despejar el escepticismo, pero levantan la veda: debe ser considerados seriamente, una explicación alternativa debe ajustarse a los datos al menos tan bien como el dióxido de carbono hace.
New York Times, The conversión of a Climate-change skeptic, by Richard A. Muller


Evidentemente, Muller no ha convencido a los escépticos. Le pasa un poco igual que a Walter McCrone cuando descubrió que la Sábana Santa de Turín era una pintura medieval, que al comunicar al STURP los resultados de su estudio les dijo: "Tengo dos noticias, una mala y una buena. La mala es que la Sábana Santa es una falsificación, la buena es que nadie me va a creer".
No tengo que 'tener' una respuesta. No me siento aterrorizado por no conocer cosas, por estar perdido en el misterioso universo sin tener ningún propósito, que es el modo en el que la realidad es, hasta donde puedo decir, posiblemente.

R. Feynman

menganito
Mensajes: 189
Registrado: 14 Abr 2017, 21:17

Re: PATRAÑAS ECOLOGETAS

Mensajepor menganito » 15 Jun 2017, 10:17

letitbleed escribió:
Evidentemente, Muller no ha convencido a los escépticos. Le pasa un poco igual que a Walter McCrone cuando descubrió que la Sábana Santa de Turín era una pintura medieval, que al comunicar al STURP los resultados de su estudio les dijo: "Tengo dos noticias, una mala y una buena. La mala es que la Sábana Santa es una falsificación, la buena es que nadie me va a creer".




En primer lugar dejar bien claro que la creencia en la Síndone es OPTATIVA, cualquier cristiano puede elegir creer o no en la autenticidad de la misma sin que ello afecta a su salvación, pues al igual que otros fenómenos como las apariciones de Fátima, Lourdes, etc. NO SON DOGMAS de la FE católica, y creer en ellos o no es irrelevante para la salvación.



Síndone: resumen de pruebas científicas que avalan su autenticidad.[/b


[b]LA SÁBANA SANTA Y LA POLÉMICA DEL CARBONO 14.

En octubre de 1988 despertamos un día con una noticia, que al menos a los católicos nos parecía un escándalo y una falaz mentira. Los medios se regodeaban en repetirla... “La Santa Síndone, de acuerdo a estudios hechos con el carbono 14, no sería del siglo I, sino del siglo XIV; por tanto, no habría en*vuelto el cuerpo del Redentor, sino que sería, a lo sumo, un simple objeto de piedad de la Edad Media”.

El Dr. Michael Tite, miembro del British Museum de Londres, daba una conferencia de prensa al respecto, y a sus espaldas, en un pizarrón, estaba escrita una cifra: “1260-1390”. Acompañado de otros científicos, expli*có los resultados de la medición por dicho método, dan*do por hecho que tal Sábana no habría sido la mortaja de Cristo.

La comunidad científica no tardó en hacerse escuchar, advirtiendo que ese método era más que variable e impreciso. No entraremos por ahora en el campo técnico del análisis realizado por los tres laboratorios encargados del examen, pero sí podemos afirmar que es imposible que la Santa Sábana de Turín sea del siglo XIV Daremos algunas razones:


El prof. Edward Hall, el Dr. Michael Tite y el prof. Robert Hedges, 13 de octubre de 1988.

1. La Sábana Santa es una sarga de lino.
Según el técnico textil T. H. Walsh, este tipo de tejidos no empezó a confeccionarse en Europa Occidental sino hasta pasado el siglo XIV Por lo tanto, ¿cómo puede ser que la Síndone, entonces, sea de principios del mismo siglo? ¿Acaso el artista que la confeccionó fue a comprar la te*la a Oriente?


2. La Síndone contiene polen de plantas propias de Jerusalén, del valle del Jordán, de Urfa (la antigua Edesa), de Constantinopla y también de Europa Central.
Max Frei, un especialista en palinología (estudio del polen), se pregunta: ¿el supuesto falsario paseó su tela, antes o después de haberla elaborado, por todas esas regiones tan distantes entre sí para captar polen típico de ellas, y así engañar a los científicos del siglo XX? El problema es que en el siglo XIV no se conocía siquiera qué era el polen...


3. Se encuentran muchas manchas de sangre arterial y venosa en la Síndone.
El supuesto autor de de la misma, ¿cómo pudo haberla puesto, siglos antes de que Cisalpino y Harvey descubrieran la circulación de la sangre? ¿O tenemos que suponer que el falsario crucificó a un hombre en el siglo XIV para poder trasladar a su lienzo estas diferencias que él desconocía?


4. El médico forense y patólogo Dr. R. Bucklin, facultativo de los hospitales de Los Ángeles y Houston,
Declara que las imágenes de la Síndone son anatómicamente correctas. Sus características patológicas y fisiológicas son claras y revelan unos conocimientos médicos ignorados hasta hace ciento cincuenta años. Volvemos, pues, ¡a lo mismo: ¿cómo pudo saber eso el falsario del siglo XIV? ¿Es que crucificó a uno o a varios hombres?


5. La fotografía se descubre recién en el siglo XIX.
Ahora bien, la Síndone es un negativo fotográfico hecho varios siglos antes de que se inventara la fotografía, y por tanto, que se conociera qué era un negativo fotográfico. Por eso es imposible que un artista modelara conscientemente un negativo fotográfico, sin saberlo que estaba haciendo, ininteligible además para los espectadores de la época. No faltaron quienes intentaron copiar la Sábana como negativo, como Refo y Cusetti, pero fracasaron...


6. Por su antigüedad,
El color de la Sábana San*ta es amarillo pajizo. Los pedazos de lino que se cosieron para tapar las quemaduras del incendio acaecido en el año 1532 son muchísimo más blancos. Eso es señal de que la Síndone es mucho más antigua que los remiendos, y aún muy anterior al siglo XIV.


7. Uno de los más asombrosos hallazgos de la Síndone, es que la imagen presenta características de tridimensionalidad.
Esto implica decir que el grado de luminosidad de la imagen está matemáticamente relacionado con la distancia del cuerpo al lienzo; de aquí se sigue que la imagen alcanza el máximo grado de brillantez en aquellas zonas en las que el cuerpo tocó el tejido, y menos allí donde no lo tocaba. Esto indica que la imagen fue formada a partir de un objeto tridimensional, como es un cuerpo inerte... Ninguna fotografía normal tiene esas características.


8. En la fotografía tridimensional del Lienzo eran claramente perceptibles dos diminutos objetos, como botones, puestos sobre los párpados. Se trata de monedas romanas de poco valor, que los judíos utilizaban para cerrar los ojos de los difuntos. Por sus características correspondían a “leptones”, que según el Kadnam Numismatic Museum de Tel Aviv, fueron acuñadas solamente en tiempo de Poncio Pilatos. Así, pues, la datación nos retrotrae al siglo I y no al XIV.
Los leptones fueron monedas emitidas por Poncio Pilato en el año 29 después de Cristo


9. Es de considerar que un artista del siglo XIV no hubiera colocado el clavo en la muñeca —como lo presenta la Santa Síndone—,
Sino en la palma de la mano, como era lo habitual en la pintura e imaginería de aquella época.


10. Llama la atención en la imagen su regularidad, la cual es igual tanto en la parte frontal como en la dorsal (nuca y espalda).
Por ley natural, la dorsal tendría que haber quedado más aplastada, y por consiguiente con evidentes deformaciones propias de un cuerpo muerto de ochenta kilogramos. Pero todo es regular en sus líneas, sin la menor deformación. Esto solamente es explicable si el cuerpo no tocaba ni pesaba en el momento de imprimirse la imagen, es decir, si estaba ingrávido, o si levitaba en el instante de producirse el flash que fija la imagen. Ahora bien, la gravedad era desconocida en el siglo XIV, y la ingravidez es un producto de la era espacial...


11. Los cuarenta científicos norteamericanos, algunos de la NASA, que estudiaron a fondo la Síndone con los más sofisticados aparatos, vieron que la imagen contenida en ella no es una pintura, ni obra de arte hecha con alguna técnica conocida.
¿Será que el genial artista se llevó al sepulcro el secreto de su técnica y ésta no ha sido aún descubierta? Además, ¿se habría de reducir el empleo de esta técnica misteriosa a una sola obra de arte? ¿Por qué ese artista no la aplicó a otras creaciones? De hecho, no se conoce que exista algo semejante en el mundo...


12. Supongamos, sin embargo, que fuese una pintura.
El catedrático de física de la Universidad de Yale, Dr. J. H. Heller, afirma: “No es posible ver la figura de la Sábana a menos de uno o dos metros de distancia (a menor distancia la figura se diluye y no se puede ver). Ahora bien, un artista no puede pintar si no distingue los trazos que da con su pincel. El supuesto artista hubiese tenido que utilizar un pincel de uno o dos metros de longitud... Además, éste tenía que estar compuesto por una sola cerda, pues sólo manchaba fibrillas aisladas de diez o quince mi*eras de diámetro. Las cerdas de pincel más finas que conozco son las de marta, y un pelo de marta tiene un gran diámetro comparado con una fibrilla del tejido”.

“Por otra parte, el supuesto pintor tuvo que utilizar una pintura que no contuviera ni óleo ni agua, porque no se encuentran en la Síndone señales de capilaridad. Aún más, para distinguir lo que estaba pintado, habría precisado de un microscopio de gran aumento, bajo el cual hubiese tenido que mover el pincel. Pero las leyes de la física que gobiernan la óptica excluyen dicho microscopio, a menos que estuviera adosado a un televisor en colores, pues el amarillo pajizo (el color de las fibrillas coloreadas) es demasiado débil para que quede registrado en blanco y negro”.

“Otro obstáculo que habría tenido que superar el supuesto artista, es el de las limitaciones del sistema nervioso humano. Nadie puede sostener un pincel tan largo con la necesaria firmeza para pintar el extremo de una fibrilla. Sería necesario un micro-manipulador del siglo XX, que operase hidráulicamente a una distancia de uno o dos metros. Y este aparejo hubiese tenido que estar montado en un brazo mecánico especial, que es un invento de la era atómica. Asimismo, el artista tendría que haber sabido qué cantidad de micro-fibrillas debía pintar, y haberlo hecho a la inversa, como sucede con un negativo. Todas las fibrillas coloreadas tienen la misma intensidad de color. La figura resulta de la mayor o menor agrupación de fibrillas coloreadas. Nuestro hipotético artista habría tenido que utilizar sangre, tanto pre-mortal como post-mortal, y tendría” que haber pintado con albúmina de suero, que sólo es visible bajo rayos ultravioleta; hay que suponer también que utilizaría un medio invisible a la luz blanca”.

“Se llegó a la conclusión de que las imágenes eran producto de la oxidación. El ácido sulfúrico es un agente oxidante, pero es evidente que nadie puede pintar con ácido sulfúrico porque destruiría las cerdas y dejaría señales de capilaridad”.

“El calor también puede causar el mismo tipo de oxidación que el ácido sulfúrico, pero cualquier fuente de calor irradia de manera difusa;y no podría explicar la tridimensionalidad de los rasgos del hombre de la sábana, o la nitidez del color amarillo pajizo que se encuentra solamente en los extremos de las micro-fibrillas”. Hasta aquí el biofísico Dr. J. H. Heller.


13. Los científicos no entraron a analizar ésta radiación, sólo dijeron que era “desconocida”.
No que*rían entrar en el campo religioso: ¿quién es el Hombre de la Síndone? Ellos desearon mantenerse en el campo puramente científico; pero un cuerpo muerto no puede emitir tal radiación. Por eso, tiene que tratarse de una radiación muy singular. Si suponemos que el difunto envuelto por la Sábana fue Jesucristo, no hay dificultad; esta irradiación especial podría ser una eclosión de luz y de calor que saliera del cuerpo de Cristo en el momento de resucitar. De hecho, aunque los científicos no quisieran entrar en este campo, todos ellos pensaban en Jesucristo, como confesó el Dr. Mula, coordinador del equipo. Por eso él mismo dice que esta radiación les causó a todos un enorme impacto.


14. Si fuese un tejido del siglo XIV tampoco tendría explicación una inscripción del siglo XI, escrita a pluma por encima de la rodilla derecha:
“Sanctissime Jesu, miserere nostri”, descubierta y datada —por el tipo de letra— por el Profesor Aldo Marastoni, ajeno a los estudios de la Santa Síndone, docente de la Universidad de Milán.


15. Suponiendo la honradez de los tres laboratorios que examinaron la tela al carbono 14,
Hay un sinnúmero de irregularidades que pueden alterar los resultados.
Así, por ejemplo, el no haber limpiado la Síndone de impurezas orgánicas, tales como hongos y demás matería orgánica superpuesta que contiene.
La Síndone fue expuesta infinidad de veces al sol y al aire, lo que afecta la composición de la celulosa; también ha estado rodeada de cirios encendidos, sufrió quemaduras, ha sido manoseada por la gente y manchada por el sudor de los que la sostenían y tocaban —como cuenta San Francisco de Sales—; todo lo cual necesariamente altera notablemente tal datación, al punto que el mismo Dr. W. F. Libby, premio Nobel precisamente por haber inventado este método de datación del carbono 14, no creyó fiable aplicarlo a la Santa Sábana. En efecto, creyó que no tenía aplicación a ella, en razón de estar demasiado alterada. Por otra parte, una sola prueba en contra de la autenticidad de la reliquia no puede tirar al suelo los cientos de pruebas que atestiguan lo contrario.


EN CONCLUSIÓN, la Santa Sábana cumple un papel importantísimo para los tiempos que corren. Los incrédulos y escépticos pueden encontrar en esta santa reliquia los argumentos razonables y científicos que testimonian el hecho que dividió la historia del hombre en un antes y un después de Cristo, el nacimiento, muerte y resurrección del Redentor. Pero, tal como decía el Cardenal Newman, la verdad sólo se muestra a los que con sinceridad la buscan...



¿QUÉ ES EL CARBONO 14?
Con las técnicas disponibles en el siglo XIX, los geólogos de entonces sólo podían componer una escala de tiempo relativa. Sin embargo, poco después del descubrimiento de la radiactividad, se desarrollaron los métodos radiométricos de datación. Con ellos, se pudo empezar a calibrar la escala relativa del tiempo geológico creando una absoluta.

El método del carbono 14 fue desarrollado en primera instancia por el químico estadounidense Willard Frank Libby y su grupo de colaboradores de la Universidad de Chicago en 1947, cuyos trabajos le valieron el premio Nobel de Química de 1960. El descubrimiento fue que por medio de la actividad metabólica el nivel de carbono 14 en un organismo vivo se mantiene en equilibrio con el de la atmósfera o con el de otras partes de la reserva dinámica terrestre, como el océano.

El Dr. William Frank Libby, galardonado con el premio Nobel en 1960 por haber inventado el método de datación del carbono 14 no era partidario de usar dicho método con el Santo Sudario.

A partir de la muerte del organismo, el isótopo radiactivo empieza a desintegrarse a un ritmo conocido sin ser reemplazado por el carbono del dióxido de carbono atmosférico. Su rápida desintegración limita, en general, el periodo de dotación a unos 50.000 años, aunque a veces se extienda el método hasta 70.000 años. La incertidumbre de la medida aumenta con la antigüedad de la muestra.

Aunque el método se adapta a una gran variedad de materiales orgánicos, su precisión depende del valor usado para la vida media de las variaciones en las concentraciones atmosféricas de carbono 14 y de la contaminación. En 1962, la vida media del radiocarbono fue redefinida desde 5.570 ± 30 años a 5.730 ± 40 años; por ello, algunas determinaciones anteriores requieren un ajuste, y debido a la radiactividad introducida en los últimos años en la atmósfera, las dotaciones de radiocarbono se calculan desde 1950.

La escala temporal del carbono 14 contiene otras fuentes de incertidumbre que pueden producir errores entre 2.000 y 5.000 años. El problema más grave es la contaminación posterior al depósito, que puede estar causada por filtración de agua subterránea, por incorporación de carbono más antiguo o más joven, y por captación de impurezas en el terreno o en el laboratorio.

Entonces, como todos los organismos vivos, absorben carbono radiactivo, forma inestable de carbono que tiene una vida media de unos 5.730 años. Durante su vida, un organismo renueva de forma continua su provisión de radiocarbono al respirar y al comer. Tras su muerte, el organismo se convierte en un fósil y el carbono 14 decae sin ser reemplazado. Para medir la cantidad de carbono 14 restante en un fósil, los científicos incineran un fragmento pequeño para convertirlo en gas de dióxido de carbono. Se utilizan contadores de radiación para detectar los electrones emitidos por el decaimiento de carbono 14 en nitrógeno. La cantidad de carbono 14 se compara con la de carbono 12, forma estable del carbono, para determinar la cantidad de radiocarbono que se ha desintegrado y así datar el fósil.




La conclusión del profesor Max Frei.
El Profesor Max Frei, célebre criminólogo y director del Laboratorio Científico de la policía de la ciudad de Neuchátel, reputado especialista en el estudio de micro huellas, obtuvo permiso para recoger muestras de partículas muy finas de polvo, cuyas huellas casi invisibles podían encontrarse todavía en el Santo Sudario. Luego las analizó, el 24 de noviembre de 1973, en presencia de miembros de la comisión encargada del estudio.

Así, el Profesor Frei logró identificar granos de polen, que pertenecían a plantas que no viven en Europa Occidental. Al concluir finalmente su estu*dio, dos años y medio más tarde, declaró:

“La presencia de granos de polen pertenecientes a seis especies de plantas palestinas, a una especie vegetal de Turquía y a unas ocho especies mediterráneas, ya nos autoriza a formular la siguiente conclusión definitiva: ¡El Sudario no puede ser una falsificación!”
La Iglesia es intolerante en los principios porque cree; pero es tolerante en la práctica porque ama. Los enemigos de la Iglesia son tolerantes en los principios porque no creen; pero son intolerantes en la práctica porque no aman”.

Avatar de Usuario
letitbleed
Mensajes: 1724
Registrado: 01 Ago 2007, 12:32
Ubicación: Sistema de referencia aparentemente inercial

Re: PATRAÑAS SINDONOLOGICAS

Mensajepor letitbleed » 16 Jun 2017, 15:14

Menganito, ¿es que nunca se aburre de mentir?

Dice en su mensaje: el mismo Dr. W. F. Libby, premio Nobel precisamente por haber inventado este método de datación del carbono 14, no creyó fiable aplicarlo a la Santa Sábana.

Y, ciertamente, es tremendamente curioso que Libby se pronunciara en ese sentido sobre la prueba de C-14 realizada al sudario en 1988, especialmente si tenemos en cuenta que Libby murió en 1980, ¡¡¡8 años antes de la prueba!!! Debe ser, sin lugar a dudas, un milagro a atribuir a la reliquia. En cualquier caso, lo afirme Libby o su porquero, el argumento de que el sudario puede estar contaminado falseando los resultados de la datación es absolutamente ridículo: para producir un error de 1.200 años, serían necesarios más de 3 kg de contaminante orgánico. Sin embargo, el sudario pesa apenas 2 kilos, por lo que sería necesario tener más mierda orgánica que sudario. En cualquier caso, los tres laboratorios que lo analizaron arrojaron resultados similares, dentro del margen de error habitual del proceso, e igualmente dataron correctamente las muestras de referencia de antigüedad conocida. El resultado es de sobra conocido: se trata de un lienzo del siglo XIII o XIV.

El gran problema de la sindonología es que apoya al método científico mientras la Ciencia avale sus afirmaciones (o más exactamente, mientras piensa que la Ciencia avala sus afirmaciones). Pero cuando se pronuncia en contra, la cosa cambia... De los 40 miembros de la STURP, sólo uno, Walter McCrone, microscopista y químico forense, además de experto en arte, puso por delante los resultados de sus pruebas sobre su fe y afirmó que el sudario era una pintura medieval a raiz de los datos obtenidos. Básicamente, demostró que las manchas de sangre corresponden a un pigmento artístico muy usado en la pintura desde tiempos inmemoriales conocido como ocre rojo. Este pigmento tiene como base la hematita, óxido férrico que es el que da el característico color rojo. Los estudios de microscopía con luz polarizada y de difracción de rayos X realizados por Walter McCrone fueron concluyentes al demostrar que las manchas rojas del sudario no son de sangre sino de este pigmento. Esto le valió la expulsión automática del equipo. Huelga decir que era una conclusión que cualquier médico no cegado por su fe podía obtener sin más que echar un vistazo: primero, es de sobra conocido que los cadáveres no sangran, por lo que los regueros que se observan son imposibles. Pero, además, los regueros en el pelo no serían tales, pues la sangre hubiera empapado el pelo, no se habría deslizado por encima del mismo sin impregnarlo. Y en segundo lugar, la sangre coagulada se torna a un color parduzco casi negro. Sin embargo, en el sudario se observan regueros de sangre que continúan rojos a pesar de los veinte siglos transcurridos. (Hay que decir que, basándose en el primer hecho, se derivó una nueva corriente sindonológica absolutamente hereje que afirma que Jesús realmente no murió y, por tanto, no resucitó).

Otra mentira recurrente es el tema de la NASA. Ni la NASA ni científicos de la NASA jamás han analizado el sudario. Lo que ocurrió es que un miembro del STURP, John Jackson, visitó a un amigo que trabajaba en un laboratorio que estaba construyendo un analizador de imagen para la NASA y decidieron probar con imágenes de la reliquia. Fue de este análisis de donde se concluyó la tridimensionalidad de la imagen impresa en el sudario que usted mismo refiere. Sin embargo, poco después se demostró que habían manipulado los datos para obtener precisamente lo que creían que debería verse. Posteriores análisis realizados sin introducir sesgos en los datos, demostraron que tal tridimensionalidad no existe, mostrando las cejas y la nariz al mismo nivel, es decir, una imagen plana.

Para acabar, no se puede dejar de mencionar a Max Frei y su polen. Primero de todo, no se encontraron pólenes de plantas extinguidas en el siglo I sino pólenes de especies que se dan en Oriente Próximo pero no en Europa. Pero eso ni demuestra su autenticidad ni tan siquiera demostraría que hubiera estado en Tierra Santa. Por otra parte, los experimentos donde supuestamente se encontraron esos pólenes jamás han sido reproducidos por nadie más que por Max Frei, cuya reputación es más que dudable y que curiosamente hizo su estudio sin ningún tipo de control científico. Dado que este señor cuenta en su haber varios engaños, como haber certificado la autencidad de unos supuestos diarios de Hitler que luego se demostraron falsos, se sospecha que sus resultados, repito irreproducibles, son manipulados y que fue el propio Frei el que agregó dichos pólenes a la sábana. Al margen de la poca credibilidad del estudio, nadie, ni tan siquiera el STURP, lo considera prueba estadísticamente fiable de nada.

En fin, esto sí que son patrañas y no las ecologetas.
No tengo que 'tener' una respuesta. No me siento aterrorizado por no conocer cosas, por estar perdido en el misterioso universo sin tener ningún propósito, que es el modo en el que la realidad es, hasta donde puedo decir, posiblemente.



R. Feynman


Volver a “Ecologia y Medio Ambiente”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados