Inseguridad del sistema y soberania exixtencial

JesRICART
Mensajes: 400
Registrado: 15 Oct 2008, 23:45
Ubicación: world/ciberespacio
Contactar:

Inseguridad del sistema y soberania exixtencial

Mensajepor JesRICART » 01 Oct 2018, 20:17

De la inseguridad del sistema a la existencialidad soberana. Jes RICART
Ahora que sabemos que vivimos en un mundo no segurizante, que puedes perder el empleo en un empresa porque te la encuentres chapada el próximo lunes por un ERE precipitado, que puede que tu banco no te devuelva el dinero que tienes en custodia, que puede que el guardia de la porra te quite un ojo por distracción profesional, que puede que abollen tu coche el día que los nostálgicos de las barricadas prueben a montarlas usándolo como parapeto; ahora que la economía de la sociedad real confirma lo que la filosofía previsora de otroras planteaba sobre el principio de máxima incertidumbre, ahora que no puedes decirles a tus hijos que acumulen dinero o propiedades para tener garantías en sus futuros, ahora que no puedes acudir a tu diccionario particular de humanismo para encontrar las fórmulas de convocatoria de los hombres y mujeres de buena voluntad; ahora que no tienes organizaciones en las que creer, cuotas sindicales que te sirvan para ninguna defensa, despachos de abogados que sepan más que tú como enfrentar pleitos, asociaciones empoderadas que marquen una ruta; ahora que te sabes más vulnerable que nunca por mucho que participes empáticamente de conversaciones con cientos de semejantes que piensan o sienten como tú, es el momento para llevar a la pira de las eliminaciones los antiguos credos, borrar todos tus condicionantes hasta donde puedas y empezar de nuevo. Reinvéntate. Reinventémonos.
Dejemos los distintos escaparates y salgamos de las trampas movedizas de los coyunturalismos, de los particularismos personalizados, de las venganzas con distintos disfraces. Empezar de nuevo, he aquí la cuestión. ¿Cómo hacer un ruptura con el sistema y continuar con vida y –lo que es más interesante- poderlo contar? Romper si no con todo sí con todos aquellos factores que nos alienan, que nos consolidan como súbditos, que nos clavan como los modernos esclavos repitiéndonos. La fractura con el sistema a falta de un nuevo ámbito en el que refundar una nueva nación de gentes libres y honestas es una opción individual. Cuantas más gentes dejen de ser víctimas menos masas sometidas tendrá el sistema para seguirlas expoliando. Ese proceso de evasión ya empezó hace tiempo, empezó hace décadas. Mucha gente se inauguraba en la edad consciente con actitudes críticas y no crédulas con el sistema. Cuando les venían a casa para venderles mobiliario con letras o pisos a plazos dijeron que no, cuando les incentivaban con primas y para hacer horas extras en sus fabricas en épocas si no de pleno empleo sí de más empleo, dijeron que no; cuando les hicieron creer que haciendo las oposiciones de funcionarios a la administración del estado iban a tener una vida segura para siempre, dijeron que no; cuando les pedían que tuvieran más fe en los cielos inconmensurables para soportar las calamidades del sistema, dijeron que no; cuando les proponían créditos bancarios para comprar más cosas, dijeron que no,…El proceso de liberación personal es una opción personal para la liberación. Nadie puede comandarle, ningún estadio o plaza de multitud vitoreando tal idea la garantizará. Es un tema de cada cual con su espejo, las luchas de multitudes y sus potenciales son espejismos, algo que se demostró en el 2011 en las plazas asamblearias, no porque no hubiera un potencial de activismo considerable sino porque fuera desaprovechado por las numerosas propuestas que fueron surgiendo y que no se autocapitalizaron para programarlas y llevarlas a cabo, a lo sumo quedaron escritas en las actas y enviarlas, contradictoriamente, al edificio de los legisladores a los que al mismo tiempo se consideraba ineptos.
Esa visión de aquel año no se ha generalizado o lo ha hecho con poca intensidad de tal manera que la mayoría del disgusto social en lugar de ser reconducido o auto reconducirse para la creación de iniciativas autogestionarias sigue esperando, con los pulgares metidos en la boca combinadas con episodios de crisis de destete, a que las soluciones mágicas provengan de los mismos que crearon las penas a multitudes y siguen exigiéndoles sacrificios.
Tímidamente iniciamos un gran concepto, el de entrar en una etapa proposicionaria saltando cualitativamente de la protesta a la propuesta, pero aun hora en los lugares (foros digitales y sedes de oralidad) que pueden ser el fermento de una red de propositividad las múltiples e interesantes conversaciones se diluyen en argumentísticas enriquecedoras y formativamente útiles pero sin concretarse en proposiciones vinculantes. Predomina la disertividad (incluyendo la analiticidad) frente a la propositividad. Los foros y en general todos los espacios de discusión on line o presenciales deben evolucionar hacia la sistematización de propuestas y líneas proposicionales en las que trabajar, de otro modo la argumentística seguirá quedando en lo que es: literatura testimonial.
Las letras de náufragos siempre van a tener un valor de futuro aunque en este futuro nadie pueda enviarnos botes salvavidas para rescatarnos. El enorme reconocimiento de un movimiento social discapacitado y no porque haya nacido voluntariamente decapitado o sin la pretensión de liderazgos de turno recuerda lo que Robert Murphi veía en la discapacitación física o minusvalía ordinaria; la sensación del límite y la experiencia de extranjería con uno mismo. En un principio con el poder de la palabra y el poder de la voluntad se podía pretender casi todo, ahora l voluntad colectiva más que desorganizada a pesar de sus paseísmos contestatarios no tiene objetivos de regeneración social y en cuanto a la palabra todas las que no enfilen malos o demonicen los nombres públicos de los galerismos mediáticos no son entendidas. Hasta que los foros de palabras (desde los foros entre clandestinos o no, pero en todo caso desconocidos directos) no evolucionen a proposicionarios o secretariados que administren, recuerden y hagan un seguimiento de cada propuesta para que tenga igualdad de condiciones de tratamiento en los debates, la dilución de la palabra critica dentro del mar, una farándula ya, de la .indisposición no será demasiado rentable en el resto de esta década.
Claro está que a las propuestas apoyadas con un cierto nombre y renombres (tales como la de frente cívico de la mayoría) más allá de su formulación y presentación en público poco pueden hacer si no son seguidas. No obstante hay propuestas que no necesitan del poyo ni consentimiento ni siquiera de una sola persona. Si estás por un sociedad justa opta por apartarte de las relaciones que propician la injusticia social. Si estás por no alimentar a un estado parásito declárate en rebeldía de impuestos directos e indirectos. Si estás por un planeta descontaminado cambia cuando menos tu vehiculo apestoso al menos por uno de motor híbrido o mejor exclusivamente eléctrico, si estás contra Monsanto y las pocas garantías de los alimentos transgénicos, cultiva tu propio huerto; si estás por una universidad social transaccionar tus conocimientos con los de los demás sin especular con beneficios económicos.
En el cambio de chip actitudinal de cada una de nosotras, cada día cada persona puede incorporar al menos una novedad en su vida: un nuevo criterio, una renuncia más, un grado de autonomización mayor. Sin soberanización individual no hay ni habrá nunca liberación social.

Volver a “Nacionalismos y reivindicaciones históricas”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 3 invitados