LA TORRE DE BABEL

Avatar de Usuario
Peritta
Mensajes: 445
Registrado: 15 Jul 2006, 20:41
Contactar:

LA TORRE DE BABEL

Mensajepor Peritta » 02 Ene 2017, 12:22

Hubo una vez un diluvio o una guerra, ...no lo sé porque yo no estaba, pero el hecho es que los hombres fueron castigados hace tiempo con grandes calamidades, y algunos dicen que fue el propio Dios, por culpa de el pecado de siempre: la soberbia.

Yo no sé, porque no había nacido, luego nadie me va a hacer sentir culpable de ajenos pecados, pero me cuentan que después Dios perdonó a los hombres y éstos empezaron a prosperar y a vivir bien, se sintieron seguros, olvidaron las tribulaciones pasadas y las siguientes generaciones olvidaron, también, hacer sacrificios y dar gracias a Dios.

Es más, hubo uno que incluso dijo desde su bigote: “España va bien”.

Total que los hombres decidieron, en el colmo de su pecado, desafiar a Dios y se pusieron a construir una torre muy alta, muy alta, pero que muy alta, que llegara hasta el cielo. Unos decían que era para el caso en que Dios enviara otro diluvio poder estar a refugio de sus castigos, pero otros sabían, de fijo, que era para tocarle las pelotillas a los dioses.

El hecho es que Dios había hecho un pacto con Noé de modo que ya no iba a enviar mas diluvios. Sin embargo castigó a los hombres por su soberbia haciéndoles hablar distintas lenguas de tal suerte que ya no podían entenderse ni queriendo.

Los hombres seguían enfrascados en su torre pero aquello era todo confusión y malos rollos. Así, cuando uno le pedía yeso a otro para, por ejemplo, alicatar un pasillo o enlucir una almena, el otro le respondía diciendo que
-“¿Qué es que diù nen?- ...o algo por el estilo.

Los hombres lo intentaron, doy fe que hicieron todo lo posible por entenderse, se crearon intérpretes y un cuerpo oficial de traductores, se daban las órdenes en varias lenguas y por triplicado, y quien montó escuela de idiomas prosperó, pero nones, la obra no avanzaba. Peleas, envidias y egoísmos, tasas e impuestos por pasar de una planta a otra, avaricia por acaparar y pereza y desdén al no salir beneficiado.

Con todo, ya no hizo falta que Dios castigara más a los hombres sino que, desde entonces, ya se encargan ellos de castigarse solitos.


Pues éso mismo.

Volver a “Nacionalismos y reivindicaciones históricas”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 15 invitados