NAZIONALISTAS:¿EL CATALAN MAS ANTIGUO QUE EL ESPAÑOL?

cuidadin
Mensajes: 1261
Registrado: 02 Ago 2007, 13:41

NAZIONALISTAS:¿EL CATALAN MAS ANTIGUO QUE EL ESPAÑOL?

Mensajepor cuidadin » 03 Dic 2007, 14:32

Me llama a atención este lío entre español (o para según quien castellano...aunque no se habla solo en Castilla sino en España, que yo sepa...Porque sino diríamos que los argentinos, por ejemplo, hablan castellano, y sin embargo todo el mundo dice que hablan español, aquí y en Lima...). En mi sincera opinión, cada cual lo expresa como cree que le conviene para su causa, con poca objetividad y a menudo con mucho interés. A mi me da igual; pero me gustaría que me dejasen expresarme en la lengua que quiero, siempre que crea que mi interlocutor me entiende, claro está. Es de común entendimiento creo yo, que la presunta antigüedad de la lengua no es lo importante aquí...Sino porque no hablamos sánscrito que tiene más de 3.000 años de antigüedad.

CONVIENE PONER LAS COSAS CLARAS, SOBRE EL LIO DE LOS IDIOMAS, Y TRATAR DE ORDENAR SIN PREJUICIO ALGUNO, NI MATICES CORPORATIVOS, LA DILUCIDACIÓN HISTÓRICA DE ESTAS DOS LENGUAS EN ESPAÑA. PUESTO QUE LOS HECHOS, HECHOS SON:

-Sobre el ESPAÑOL/ CASTELLANO...,

Los aportes prerromanos son los correspondientes a la lengua española anteriores al siglo III adC: Los pueblos primitivos que vivían en la Península Ibérica y que sólo en parte los conocemos (íberos, celtas, vascos) y los que comerciaban con esta (fenicios, cartagineses y griegos).
No obstante, conviene señalar algunos factores que van a influir decisivamente en el ulterior desarrollo del latín, que dará lugar a la aparición del castellano:
En primer lugar, su situación geográfica: La distancia con el centro neurálgico del imperio, Roma, y el aislamiento geográfico a través de los Pirineos) y el Mar Mediterráneo, hacen que las innovaciones lingüísticas lleguen despacio y con retraso.
El origen de los conquistadores: la mayor parte de los romanos que colonizaron la península procedían del sur de Italia, zona en la que se hablaba una variedad del latín denominada latín vulgar que difiere de la reflejada en los textos clásicos.
Tras la caída del imperio romano en el siglo V, el latín vulgar evoluciona progresivamente en todo el imperio diversificándose. Dicha evolución va a originar la aparición de las diversas lenguas romances. (Castellano y catalán, por ejemplo. Gallego-Portugués: El gallego-portugués es la lengua de la poesía lírica más antigua de la península. Se empleó también fuera de su territorio. Astur-Leonés: A partir de Asturias se extendió hasta casi Andalucía. En la Edad Media se consideraba que el leonés era más refinado que el castellano, y por tanto preferible para la literatura. También en la actualidad quedan algunos hablantes de aragonés en los Pirineos)

Los primeros textos, quizás, que se conservan en castellano datan del siglo XI, son las Glosas Emilianenses y Silenses. Concretamente el “Códice Emilianense” está fechado nada menos que en el siglo IX, aunque las glosas que contiene fueron escritas a finales del siglo XI. Al proceder de una región que fue punto de confluencia de varias culturas hispánicas: castellana, vasca, navarra y aragonesa, se aprecian en ellas rasgos castellanos y navarro-aragoneses; incluso germánicos.
Otros textos antiguos escritos en CASTELLANO son los “Cartularios de Valpuesta”, el más antiguo de los cuales data del año 804, siendo pues, el texto más antiguo en lengua romance descubierto hasta hoy, es anterior incluso a los Estamentos de Estrasburgo, de 842.
El castellano en realidad nace en el norte, en lo que hoy es Cantabria, en íntimo contacto con el vasco. A lo largo del tiempo se fue implantando en la mayor parte de los territorios reconquistados, y absorbe al leonés, aragonés y mozárabe.
En esos momentos había muy pocas razones para suponer que ese dialecto del latín llegara a ser con el tiempo lengua nacional e internacional. La historia de su desarrollo está íntimamente ligada a la de la Reconquista cristiana de los territorios que los musulmanes habían conquistado en la Península Ibérica.
El desarrollo ya cultural y literario del castellano comienza en el siglo XII, con la aparición de los Cantares de gesta. El primero y más renombrado de todos es el Cantar de Mio Cid (1140), que supone la irrupción del castellano como idioma literario.
En el siglo XIII, y gracias a la labor de Alfonso X el Sabio se intenta regularizar la lengua, renovarla y enriquecerla en los aspectos ortográficos, gramaticales y léxicos. Tanto en el siglo XIII, como en el XIV se desarrollan las primeras escuelas literarias de carácter culto. En el siglo XIV se amplía el léxico, bien introduciendo cultismos, bien creando nuevas palabras, utilizando los recursos propios del idioma (composición, derivación y parasíntesis). En el siglo XV se multiplican las tendencias literarias, se publica la primera gramática, "La Gramática" de Nebrija y culminará el siglo con la publicación de "La Celestina", obra que preludia el Renacimiento.
Las tendencias naturales a la divergencia lingüística son combatidas en el caso del español por poderosos lazos culturales y también por mecanismos normativos bien desarrollados, cuyos antecedentes proceden de hace varios siglos. Uno de los más antiguos y mejor conocidos ejemplos de prejuicio lingüístico es la crítica hecha por Juan de Valdés en su Diálogo de la Lengua (1535) contra la Gramática de la lengua castellana de Antonio de Nebrija (1492) porque Nebrija, siendo andaluz, no podía conocer el castellano lo suficientemente bien para la obra que se traía entre manos.
Por tanto, en 1492 aparece, finalmente, la Gramática de la lengua castellana, sin parte latina en esta ocasión, la “primera gramática de un idioma europeo moderno”. (La primera gramática catalana data de 1918 y fue escrita por Pompeu Fabra.)
El éxito, la divulgación nacional e internacional, y la riqueza y extensísima del castellano a lo largo de su historia, no me parece que haya ni que comentarlo. Unas lenguas han triunfado en la historia y otras no, lo de porqué triunfaron unas frente a otras no es lo importante, eso son hechos, y hablamos el idioma que hablamos por razones históricas; sino alomejor hablaríamos chino mandarín u otro...(Y por eso hablará la humanidad en el futuro inglés, quizás...)

-Sobre el CATALAN,


El primer texto conocido en catalán son las Homilías de Organyà (s. XII). Durante la Edad Media el catalán comienza a extenderse hacia Valencia y Baleares.
“Ya empiezo a no distinguir con claridad esa pretendida mayor antigüedad del catalán sobre el castellano que está de moda comentar mucho en Cataluña...”

La lengua catalana aparece por primera vez en la documentación escrita en la segunda mitad del siglo XII. Se conservan textos catalanes del siglo XII. El primer texto conocido escrito íntegramente en catalán es la traducción de un pequeño fragmento del Liber iudiciorum , código de leyes visigótico, de la segunda mitad del siglo XII.
(Aunque para “opiniones más corporativistas-o versiones oficiales de la educación básica actual en Cataluña-, entre los siglos X y XI la lengua catalana empezaba a estar en parte formada y en cierto modo se podía distinguir ligeramente -aunque no con mucha claridad- del latín de donde provenía.)
“Sigo sin ver claramente la pretendida mayor antigüedad del catalán frente al español...perdón, castellano..., y en realidad me parecen dos orígenes en todo caso bastantes coetáneos, más o menos...”
Durante los siglos XIII y XIV la lengua catalana ya alcanza mayor expansión política y geográfica peninsular.
El catalán se llegó ha hablar, aunque de forma desigual, en cinco lugares del Mediterráneo.
Desde el punto de vista literario, la lengua catalana alcanza ciertos momentos de esplendor, con las obras de los escritores Roís de Corella, Jaume Roig, Ausiàs March, poeta valenciano, auténtico forjador de la poesía catalana, y Joanot Martorell del cual hemos de destacar la novela Tirant lo Blanc, primera novela moderna.
Con todo, poco después (siglo XIX) comienza una etapa de recuperación económica, cultural y nacional conocida con el nombre de Renaixença. La lengua catalana vuelve a revivir como vehículo de cultura literaria gracias a los Juegos Florales y a figuras importantes como Jacint Verdaguer, Narcís Oller y Àngel Guimerà.
La Renaixença sirvió para tomar conciencia de la falta de unidad en el uso de la lengua (no existia un modelo de lengua común escrita) y de la necesidad de proceder a la elaboración de unas normas ortográficas. La creación del Institut d'Estudis Catalans (1907) permitió la codificación mediante la publicación de las Normes ortogràfiques (1913), del Diccionari ortogràfic (1917) y de la Gramàtica catalana de Fabra (1918).


La primera gramática catalana data de 1918 y fue escrita por Pompeu Fabra.


Realidades básicas:

I) Demografía y lengua en Cataluña
La población actual de Cataluña está compuesta, fundamentalmente, por dos comunidades sociolingüísticas: una de habla catalana y otra de habla castellana. En términos demográficos se puede afirmar, con bastante aproximación, que el reparto era del 50% hasta hace pocos años (digo era, hasta la masiva llegada de inmigrantes de otras naciones, porque hoy superan los castellanohablantes con mucho a los catalanoparlantes). De este modo, de los siete millones y pico de habitantes de la comunidad, tres millones son catalanohablantes y los otros cuatro y pico millones y son de habla catalana.

II) Derechos y deberes lingüísticos: marcos constitucional y estatuario
Los derechos y deberes lingüísticos vigentes están establecidos en la Constitución Española de 1978, especialmente explicitados en los siguientes artículos:
Artículo 3.1: "El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla".
Artículo 3.2: "Las demás lenguas españolas serán también oficiales con las respectivas Comunidades Autónomas, de acuerdo con sus Estatutos".


En esencia, los tratados internacionales, convenciones, declaraciones, etc., en cuanto a los derechos lingüísticos se refiere:

a) Prohíben la discriminación por razón de la lengua.
b) Garantizan la libre circulación y residencia en el territorio del Estado.
c) Amparan el derecho de cualquier comunidad y de cualquier ciudadano de un estado a cultivar y conservar su propia lengua y cultura.
d) Tutelan el derecho de los niños a ser educados en su propia lengua materna y prohíben ser privados de su identidad cultural.
e) Consagran el derecho de los padres a elegir el tipo de educación que han de dar a sus hijos, lo que incluye la libre elección de su lengua y cultura.


La discriminación

La discriminación lingüística que sufre la población castellanohablante de Cataluña tiene por objeto que dicha comunidad efectúe un cambio lingüístico forzado y renuncie a su propia lengua para adoptar la catalana, promovido desde círculos políticos del nacionalismo separatista, en un intento de “cerrar filas” respecto del resto de España pretendiendo darle carácter nacional diferenciador (como si los argentinos lo fueran menos, por no hablar “argentino” sino español), además de utilizar esta cuestión sistemáticamente para conseguir voto fácil, dado que nada puede conseguir más votos que la apelación a manifestaciones muy cercanas al corazón y alma, especialmente de los jóvenes, o adultos inmaduros o con poco desarrollo intelectual, además por supuesto a los resentidos o vengativos respecto de alguna cuestión anti-española, o bien simplemente a “los pobres de espíritu” que hallarían un modo curioso de pertenecer a “la masa” o “el clan”, que en cierto modo debido a su falta de espíritu individual se sienten protegidos o buscan protección en estos dos últimos grupos.

I. La coartada de la lengua propia

La coartada legislativa para el establecimiento de la discriminación está en la introducción del concepto de lengua propia atribuido al catalán. Con este concepto se ha desarrollado la idea de que la lengua propia equivale a lengua única de las instituciones, desde la administración hasta le lengua vehicular de la enseñanza.

Esta discriminación legal viene impuesta desde el Estatuto de Autonomía (artículo 3.1) y consolidada en la Ley de Normalización Lingüística (preámbulo y artículos 5.1, 14.1 Y 20), de 1983, y en la Ley de Política Lingüística (preámbulo y artículos 2,9 y 20), de 1998.

A partir del discriminador concepto de lengua propia de Cataluña atribuido al catalán se ha ido imponiendo de manera progresiva en toda la actividad pública autonómica el monolingüismo en catalán, con la consiguiente erradicación del castellano.

La oficialidad del español a todos los efectos, basándonos en los siguientes principios:

a) Principio constitucional: el castellano es lengua oficial de las instituciones de Cataluña, por ser la lengua del Estado; el Estado no está constituido únicamente por la Administración central, sino por todas las instituciones públicas, incluidas las autonómicas, provinciales y locales. Así, pues, el castellano es el idioma de todas ellas.

b) Principio sociolingüístico: el castellano debe ser oficial en Cataluña porque la mitad de 1.os ciudadanos de la comunidad son de habla castellana, y, por tanto, las instituciones autonómicas han de ser reflejo de esta realidad social.

c) Principio de respeto a los derechos humanos: numerosos tratados, convenciones y declaraciones internacionales suscritos por España garantizan el derecho a conservar y utilizar la lengua propia de los individuos y el de los niños a recibir educación en su lengua materna.

d) Principio histórico: aunque no tiene sentido en democracia que la lengua sea propia del territorio si con ello se quiere señalar que ha sido la única lengua histórica, tampoco es cierto, puesto que una realidad incontestable es la intensa presencia histórica del castellano en la sociedad catalana. De entre muchísimos ejemplos podemos citar los siguientes:

Milá y Fontanals refiere que los romances castellanos eran tradicionales en Cataluña ya en la Baja Edad Media.

Como afirma Rafael Lapesa en su Historia de la Lengua Española, al florecimiento del castellano en el siglo XVI "contribuyeron catalanes como Boscán, compañero de Garcilaso en la renovación de nuestra poesía".
Juan de Valdés afirma en 1535 que "la lengua castellana se habla no solamente por toda Castilla, si no en el reino de Aragón, en el de Murcia con toda la Andalucía y en Galicia, Asturias y Navarra; y esto aun hasta entre gente vulgar, porque entre la gente noble tanto bien se habla en todo el resto de España".

El historiador Claudio Sánchez Albornoz, en las Cortes Constituyentes de 1931, afirma: "Cuando el castellano triunfó en las tierras hermanas de Castilla no hubo disposición alguna que 10 impusiera: fue el genio de Castilla, movido entonces por los cerebros más fuertes de la raza, el que determinó la adopción libérrima de nuestra cultura y de nuestras letras por las regiones gallega y catalana".

El lingüista y académico Emilio Alarcos Llorach, en 1982, dice: "Castilla no impuso a León ni a Aragón su propio idioma; fueron estos reinos los que adoptaron el castellano".

En conclusión, podemos aseverar que desde todos los puntos de vista es incorrecta la formulación legal de lengua propia que viene a consagrar la discriminación y los atropellos posteriores, señalándose tres etapas en la progresiva postergación de la lengua española en Cataluña:

a) el Estatuto de Cataluña, de 1979, que introduce el concepto de lengua propia de Cataluña para referirse, en exclusiva, al catalán, considerando, por tanto, al castellano como "no propio de Cataluña";

b) la ley de Normalización lingüística, de 1983, que establece que el catalán es lengua propia de las instituciones de Cataluña, considerando al castellano como "no propio de las instituciones de Cataluña"; y c) la Ley Política Lingüística, de 1998, que consagra que "el catalán es la lengua de las instituciones de Cataluña y la que deben utilizar éstas".

II. La discriminación lingüística en la práctica:

a) Administración y organismos públicos: el Parlamento de Cataluña -órgano legislativo autonómico de la Comunidad y que teóricamente representa a todos los ciudadanos- no utiliza nunca el castellano en sus documentos escritos y actuaciones orales, y ha conseguido crear la atmósfera necesaria para erradicarlo de sus debates, ignorando así a la comunidad castellanohablante de la que, en parte, procede y a la que supuestamente representa. La Generalidad -gobierno autonómico- tampoco utiliza el castellano en sus actuaciones, lo que sucede también con el resto de los organismos públicos regionales: diputaciones, ayuntamientos y otros entes.

b) Información ciudadana y señalización viaria: todas las indicaciones o informaciones oficiales de las calles (rótulos, información ciudadana, normas de tráfico, señalizaciones, etc.) se realizan únicamente en catalán.

c) Medios de comunicación públicos: todas las emisoras de radio y televisión dependientes de los organismos oficiales autonómicos realizan sus actividades exclusivamente en catalán, mientras los medios dependientes del Gobierno central emiten en los dos idiomas.

d) La actividad privada: la administración autonómica de Cataluña presiona por todos los medios -consignas, subvenciones, normas, imposición de cuotas y sanciones- para imponer la lengua catalana en la actividad privada.

e) El caso más grave: la discriminación en la enseñanza: el problema de la discriminación se manifiesta en su máxima gravedad en el sistema educativo y, particularmente, en los ámbitos de las enseñanzas primaria y secundaria obligatoria. Este segmento social, constituido por la población infantil y adolescente, ha sido y es objeto de especial presión por parte de la Generalidad en cuanto a la imposición absoluta del catalán, con la eliminación, también absoluta, del castellano en la esfera de la enseñanza, sin tener en cuenta cuál sea la lengua propia de cada niño, ni el derecho que asiste a los padres a elegir la lengua en que han de ser educados sus hijos. Por lo que se refiere a la enseñanza secundaria y universitaria, la mayor parte de las actividades docentes se realizan sólo en catalán.

La enseñanza obligatoria sólo en catalán se estableció por el Decreto 75/1992 de 9 de marzo de la Generalidad. En él, que sigue actualmente en vigor, se contempla: Artículo 3.1. "El catalán. Como lengua propia de Cataluña, lo es también de la enseñanza. Se utilizará normalmente como lengua vehicular y de aprendizaje de la educación infantil, de la educación primaria y de la educación secundaria obligatoria"; y Artículo 4.3. "A partir del segundo ciclo de la ..educación primaria (8-9 años) se introducirá la enseñanza de las lenguas extranjeras que tendrá continuidad a lo largo de toda la educación obligatoria".

En aplicación del referido Decreto, los escolares castellanohablantes menores de 9 años fueron sometidos inmediatamente al procedimiento de inmersión obligatoria. Sumergidos los niños -a partir de los 3 años, en que empieza la educación infantil- desde el primer día de clase en un ambiente idiomático exclusivamente catalán, se les obliga a realizar en esta lengua todas sus actividades del aula. El procedimiento, que fuerza al niño a la educación de una lengua que no es la propia, se convierte además en un factor inductor de rechazo hacia el idioma materno, pues se le prohíbe terminantemente el uso en el aula del castellano, así como la utilización de cualquier material escrito o sonoro que le vincule con su lengua, prohibición que también alcanza a los maestros.

Con la implantación de esta práctica, el castellano quedó reducido a la condición de mera asignatura introducida a partir de los ocho años y con una atención de tres horas semanales, con el mismo tratamiento que si de una lengua extranjera se tratara, siendo eliminado en los niveles inferiores de todas las aulas en las que hasta entonces -curso escolar 1991-92- era utilizado como vehículo de transmisión de conocimientos y educación.

La inmersión forzosa, además de humillante, injusta y anticonstitucional, es contraria al principio proclamado por la UNESCO en 1954, según el cual "la lengua materna es el medio de expresión natural de una persona", por lo que "todos los alumnos han de procurar convencer a: la población reacia para que acepte la enseñanza en la lengua materna".

La Administración autonómica obstaculiza el reconocimiento del derecho de los padres o tutores a que sus hijos reciban la primera enseñanza en castellano, no informando de la existencia del mismo ni facilitando su aplicación. Baste comprobar que los ingresos de preinscripción escolar, entre sus numerosos apartados, no contemplan la posibilidad de los padres a optar por la lengua -catalán o castellano- en que desean reciban educación sus hijos.

Si algún padre, vencida la dificultad administrativa inicial, insiste en reclamar la enseñanza en castellano para sus hijos, recibe de la Administración educativa la oferta de la atención individualizada, práctica "pedagógica" diseñada en una comunicación del Departamento de Enseñanza de la Generalidad de Cataluña bajo el título de Estrategias para facilitar la atención individualizada de los alumnos que soliciten la enseñanza de los primeros aprendizajes en castellano. El documento establece el procedimiento a seguir: la Dirección del centro presenta al Consejo Escolar las solicitudes presentadas, juntamente con un informe del Claustro de profesores que incluye "soluciones" para atenderlas, con lo que un derecho fundamental del alumno, como es el de recibir la primera enseñanza en su lengua, pasa a convertirse en un problema para el centro, que éste ha de resolver, al tiempo que se agrava la situación del escolar, convertido en un alumno marcado e "individualizado". En la práctica, en el mejor de los casos, el problema se soluciona segregando al alumno contumaz de su aula de inmersión unos cuantos minutos al día -a veces en los periodos de recreo- para instruirle en castellano sobre aquello que no haya entendido en catalán; durante el resto de la jornada escolar permanece integrado en el grupo-clase de inmersión.

Vejatorio y humillante, porque la singularización que efectúa sobre el niño lo considera como algo anormal y especial, sin serlo, el tratamiento individualizado atenta contra la dignidad de los niños y de sus padres, en tanto que éstos lo que desean es la enseñanza en español y no un trato marginal durante unos minutos y en un contexto extraño a la práctica docente actual. No sorprende que, puestos en esta tesitura, los padres, fatigados por tantas dificultades y desamparados frente a la atención individualizada acaben por claudicar, aceptando la inmersión forzosa como mal menor. Una tercera alternativa, no infrecuente pero lamentablemente sólo al alcance de unos cuantos privilegiados, es matricular al niño en un centro de titularidad extranjera, donde al alumno se le garantiza el derecho a recibir educación en castellano o español, derecho que les es conculcado, paradójicamente, a los colegios públicos nacionales.

Contra el uso exclusivo del catalán como lengua vehicular de la enseñanza no universitaria y de la administración hay una abundante jurisprudencia. El Tribunal Constitucional, en sentencia 6/1982, de 22 de febrero, proclama el derecho de los escolares a recibir la enseñanza en lengua castellana. El Tribunal Supremo afirma, en sentencia de 21 de abril de 1980, que "negar la enseñanza en el idioma oficial del Estado es negar hasta los términos más absolutos el derecho a la educación". Este mismo Tribunal, en sentencia de 5 de febrero de 1988, establece que "no se puede sumergir a los alumnos de habla castellana en medio de una clase más numerosa de habla catalana". Y, finalmente, entre otros muchos ejemplos que podían aducirse, el Tribunal Supremo de Justicia de Madrid, Sala de lo contencioso, sección 9a, en sentencia de 30 de enero de 1991, manifiesta: "La Alta inspección del Estado' con sede en Cataluña es competente para velar por el respeto a recibir la enseñanza en catalán o en castellano, y vulneró los artículos 27.1 y 27.2 de la Constitución Española al no desplegar actividad alguna ante la denuncia de los padres que solicitaron la enseñanza en castellano para sus hijos".

La Ley de Política Lingüística, de 1998, aprobada por el Parlamento de Cataluña, al incorporar el procedimiento de inmersión, ha venido a consagrar la discriminación de los alumnos castellanohablantes. En ella, al afirmarse en el artículo 21.1, que "el catalán debe utilizarse normalmente como lengua vehicular y de aprendizaje en la enseñanza no universitaria", se establece para esta enseñanza el monolingüismo en catalán.

III. Reacciones de la comunidad afectada

La población castellanohablante ha reaccionado frente a la ofensiva discriminatoria, fundamentalmente, mediante las opciones siguientes:

a) Recursos judiciales. La comunidad afectada ha interpuesto a lo largo del desarrollo del proceso numerosos recursos judiciales, que le han sido favorables en la mayoría de los casos, pero cuyas sentencias no se han cumplido. Las escasas sentencias que le han sido favorables las ha aprovechado la Generalidad para acometer nuevos desmanes. En consecuencia, se han agotado ya todos los recursos que ofrece la vía jurídica.

b) Manifestaciones de protestas individuales o colectivas. A través de los pobres recursos disponibles y en lucha desigual con unos medios de comunicación casi totalmente al servicio del nacionalismo catalanista, la población castellanohablante ha reaccionado con diversas iniciativas, tanto individuales como colectivas. El caso más notable fue la respuesta dada a la implantación del procedimiento de inmersión: en el curso 1993-94, primero en la aplicación de tal práctica, hubo multitud de protestas en la prensa, y hasta 500 familias decidieron al inicio del curso no escolarizar a sus hijos hasta que se les proporcionara la enseñanza en castellano. El cansancio y el desamparo legal acabó por disolver la protesta.

c) Emigración. En los últimos quince años más de veinte mil funcionarios y un elevado número de familias de toda condición social han emigrado de Cataluña a otras regiones de España por razón del problema de la lengua.

El problema de la lengua en Cataluña es "la punta del iceberg de la estrategia de los partidos nacionalistas separatistas puesta al servicio del "proyecto de reconstrucción nacional del país" (que al fin y al cabo es de lo que viven-sus nóminas y sus familias, utilizando al resto con una cierta mezquindad-, porque si no desaparecerían como nacionalistas). Pretendiendo establecer el catalán como única lengua "propia" de la comunidad, en virtud del principio de territorialidad, se persigue la homogeneización lingüística y cultural de la población, con el consiguiente monolingüismo en catalán, como una etapa intermedia hacia un objetivo superior: La soberanía política plena de Cataluña. Cualquier análisis que se haga de la cuestión no puede ignorar esta premisa.
Por tanto en general va mucho más allá del simple amor lógico a una lengua cercana o de nacimiento o familiar, que sería lo deseable, aunque para un gran conjunto de catalanes afortunadamente, es ésta última y honesta cuestión la importante en verdad.

Hace poco vivimos una situación muy cómica. Tuvo lugar en la tele uno de esos rifirrafes que luego se difunde en el resto de medios para demostrar, por lo general, lo capullo que es uno de los participantes en dicho rifirrafe. El programa en cuestión se llama, “Tengo una pregunta para usted”.
Se dirigieron hacia el político Josep-Lluís Carod-Rovira unos participantes en las preguntas, como don José Luis, y el interfecto le salta, sin dudarlo, a la yugular, para sacar votos para el muy próximo congreso que su partido iba a celebrar donde pretendía ser reelegido (volvemos a lo de simplemente VOTOS...)
“Yo me llamo como me llamo aquí y en la China Popular y usted, perdone que se lo diga, no tiene ningún derecho a modificar mi nombre. Yo me llamo Josep-Lluís. No me llamo de otra forma”

“Josep-Lluis nos sobreestima; los españoles somos un poco brutitos con esto de los idiomas, como cualquiera que haya visto a Zapatero hablar ante la Asamblea Nacional Francesa podrá comprobar.

Mi padre no sabe pronunciar Schwarzenegger, y al ketchup lo llama kepsus.

No poca gente en España decía “La lista de Slinder” en vez de “La lista de Schilndler”.

Y casi todo el mundo dice Línchestein en vez de Liechtenstein. Y Macguíver en vez de Macgiver (pronunciado MacGaiver).

Así que no se lo tome a mal, hombre, un poquito de paciencia; cuando se viaja a otro lugar, hay que transigir un poco.”

Y digo yo, hacia donde vamos. Lo digo porque se están suscitando fuera de Cataluña unos rechazos a lo catalán que no existían y van en aumento, a medida que aumentan los despropósitos y desmanes. De verdad alguien en su sano juicio cree que esto traerá algún beneficio para Cataluña (excepto claro, votos para los partidos nacionalistas catalanes).
No sería más beneficioso y directo en todo caso para la gente (los catalanes y todos cuantos vivimos aquí) hablar de mejoras en la financiación u otro tipo de negociaciones, que emplearse tan a fondo en estos provincianismos.
Deteriorar así la convivencia no tiene perdón.
Yo mismo conozco a catalanes “de pedigrí o no pedigrí...” que son grandes personas de bien, que incluso se han creído estas historias y comienzan a odiar lo español, haciendo que los españoles hagan lo propio hacia ellos. ¡¡Que locura!!
El refranero popular dice “de aquellos polvos, estos lodos”, y yo añado, estos polvos podrían generar lodos en el futuro.
Ya lo decía Albert Einstein: El nacionalismo es una enfermedad infantil. Es el sarampión de la humanidad.

Porqué no nos dedicaremos a vivir en paz y apartarnos de estas simplezas inútiles (especialmente si como me temo dentro de unos años, todos hablaremos inglés, y las lenguas locales que pervivan se utilizarán nostálgicamente como mucho para lo que hoy se utiliza el latín).

He dicho.

Avatar de Usuario
liliac
Mensajes: 437
Registrado: 22 Nov 2007, 23:11

Mensajepor liliac » 03 Dic 2007, 15:16

http://www.periodistadigital.com/foros/ ... hp?t=20780
Ya hay mucha gente que se da cuenta de que las medidas lingüísticas, están escesivas y radicalizándose cada vez más...., y cada vez hay más gente harta de esta situación.
http://www.ciudadanosenlared.com/foros/ ... ght=#17476
Imagen
Que haya una casilla para los sindicatos en la declaración de hacienda YA http://www.facebook.com/group.php?gid=82641522822

falcon

Mensajepor falcon » 20 Dic 2007, 11:45

A ROVIRECHE, NO HAY Q HACERLE NI CASO, PARA ESO ESTA ZAPATERO,

jota eme

castellano-español-valenciano

Mensajepor jota eme » 07 Feb 2008, 20:02

En la primera parte de tu extenso mensaje te diré una razón de porqué llaman Castellano al Español.Puede que no sea la única, pero ésta es real.Parece una tonteria pero se ha utilizado ampliamente y se sigue utilizando.Si el idioma se llama Castellano resulta entonces que no es Valenciano.Es de FUERA, no es nuestro, por lo tanto haremos bien en erradicarlo.Esta es una de las reglas del catecismo del buen catalanista en la Comunidad Valenciana y es copiada de sus mentores del norte, todos ellos partidarios de los Paises Catalanes.¿Te has fijado que en las televisiones generalistas, todas ellas en manos de catalanes y vascos jamas dicen Español?Esta denominación ha sido desterrada por orden de la superioridad
Quisiera rebatirte tu teoria de que los idiomas en España se extendieron de norte a sur.De la misma manera que en Asturias, Galicia, Aragón,Castilla,Leon nacieron idiomas romances tambien nacieron en toda la peninsula e incluso en toda el area del Latin.Documentación tienes en cantidad y si tienes curiosidad te la puedo indicar.En lo que hoy es Comunidad Valenciana surgió un idioma romance derivado del Latin y la conquista cristiana favoreció su desarrollo.En España también existe el Valenciano y da la casualidad que los escritores que tu has citado como literatos catalanes, TODOS ELLOS, son valencianos y dejaron por escrito que escribian en Valenciano.Ausias March fue mas complicado escribió que como se habia cansado de escribir en Provenzal,idioma elitista de la época,pasaria a usar el idioma del pueblo; él como sabes vivió entre Gandia y Valencia, así es que nada de catalan.
Ahora los catalanes,utilizando su fuerza politica, nos han nacionalizado a todos los escritores como catalanes, da igual que ellos digan que son valencianos y escriben en Valenciano, los pobres para Pujol y sus hordas no sabian lo que se hacian y no se habian enterado que escribian en catalan.
Está escrito que el Cid cuando conquistó Valencia utilizó peones almohades porque se entendia muy bien con ellos, no tenia problemas idiomáticos y escritores arabes y en árabe de la época y de aquí, pedian perdón por sus faltas ya que estaban acostumbrados a la parla mozárabe...etc...
Valencia fue conquistada por Jaime I y ARAGONESES.Los catalanes fueron una minoria minoritaria.De hecho la bandera de Valencia,la Senyera,es la bandera de la expedición de Daroca.Se conserva en este pueblo y al parecer es autentica.
Con todo esto, Cuidadin,quiero decirte que en España y ademas reconocido en la ley,existe un idioma que se llama Valenciano, que tiene su siglo de oro y que no debeis olvidar, ya que por desgracia nunca es citado y cuando lo es, solo para denigrarlo.El problema que tenemos los valenciano hablantes es que la izquierda de aquí firmó su adhesión a la teoria de los Paises Catalanes, que supone la desmembración de España,ya en marcha y que pasa por la unificación del idioma al catalan barceloní.Igual que a los gallegos se les enseña el Español a los valencianos,ahora, se nos enseña el catalan y al resto de los españoles se les dice que el Valenciano no existe.La verdad es una maniobra politica muy bien hecha, lástima que sea para el mal de los españoles.

Avatar de Usuario
Jesusita
Mensajes: 1449
Registrado: 08 Ene 2008, 19:38

Re: castellano-español-valenciano

Mensajepor Jesusita » 16 Mar 2008, 17:07

jota eme escribió:.Igual que a los gallegos se les enseña el Español a los valencianos,ahora, se nos enseña el catalan y al resto de los españoles se les dice que el Valenciano no existe.La verdad es una maniobra politica muy bien hecha, lástima que sea para el mal de los españoles.



Cuando hay cuatro millones de valencianos que dicen habitualmente "tinc que enterar-me" no puede decírseles que es que lo hablan mal porque en Barcelona se dice "he d'assabentar-me". Las lenguas cambian y la mejor prueba es que, del latín y gracias a los cambios, salieron el provenzal, el portugués y el toscano.

Cuso

Mensajepor Cuso » 24 Mar 2008, 00:25

¿Qué más dará cual empezó primero?

Avatar de Usuario
Golayu
Mensajes: 91
Registrado: 02 Sep 2007, 15:34

Mensajepor Golayu » 25 Mar 2008, 17:16

Que duro es ser nacionalista catalán.Cuando Lérida o Tortosa estaban en manos de los moros,Castilla ya llegaba hasta el río Tajo.

Beatriz

Mensajepor Beatriz » 27 Mar 2008, 10:50

Hay cuatro lenguas españolas: castellano, catalán, gallego y vasco. Una de ellas es la oficial española, pero no por eso más española.

Dejaré a parte el tema de la antiguedad que es poco importante, aunque siento deciros que, excepto el vasco, son todas igual de "viejas".

Les guste o no, el castellano viene de Castilla la de Isabel y sus antepasados y el catalán de Aragón y Fernando y sus antepasados. ¿porque tiene más fuerza el castellano? porque fue Castilla quién hizo grande al imperio al ser descubierta en su nombre la Nueva España y a partir de ahí empezó a ser el reino más poderoso. He de recordar que a estás alturas aún no existe España, por tanto no es español, es castellano lo que se habla.

Por otra parte en cuanto al debate de si en Valencia se habla catalán o valenciano... es absurdo, se habla tanto catalán en Valencia y Baleares como castellano en Andalucía. Así que si los señores peperos quieren hacer del valenciano un idioma, yo quiero del andaluz uno mío. Absurdo ¿verdad?

Avatar de Usuario
Jesusita
Mensajes: 1449
Registrado: 08 Ene 2008, 19:38

Mensajepor Jesusita » 27 Mar 2008, 11:16

Beatriz escribió:Por otra parte en cuanto al debate de si en Valencia se habla catalán o valenciano... es absurdo, se habla tanto catalán en Valencia y Baleares como castellano en Andalucía. Así que si los señores peperos quieren hacer del valenciano un idioma, yo quiero del andaluz uno mío. Absurdo ¿verdad?



No se puede hacer caso común entre el binomio castellano/andaluz y el catalán/valenciano por una simple razón: el castellano tuvo su origen en Castilla y el andaluz es una de sus variedades. El castellano "oficial" procede directamente del que nació en tierras del norte de Castilla. El catalán no nació en Cataluña sino en el Languedoc y el catalán oficial es un subdialecto de uno de los topolectos occitanos que se extendieron al sur del Pirineo en el siglo X. El valenciano no procede del barceloní, que es el que Pompeu Fabra decidió que era el bueno, el guay, sino del catalán occcidental, que es otra variedad del occitano.


Volver a “Nacionalismos y reivindicaciones históricas”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 4 invitados