Pasar frío

JesRICART
Mensajes: 311
Registrado: 15 Oct 2008, 23:45
Ubicación: world/ciberespacio
Contactar:

Pasar frío

Mensajepor JesRICART » 18 Ene 2009, 11:21

Los panoramas se visten de blanco, el blanco de la nieve. Las olas generalizadas de frío bloquean el movimiento. Un ciudadano con la libertad de desplazamiento anulada queda convertido en una figura vacua, poco menos que un trapo informe. No sabe que hacer. Su destino inmediato está en manos del estado de las carreteras o de los aeropuertos o de las vías de comunicación, también de las autoridades de poder que administran todo esto. Por lo general no hay explicaciones al gusto de todos, especialmente de quienes tienen que volver después de sus periodos vacacionales o cumplir con compromisos inaplazables. Si la seguridad es el primer criterio de aplicación los medios de trasporte tienen sus límites y no pueden vencer los dictados de la naturaleza. La nieve tiene algo de bonito dejando las estampas de cuento que remiten a los recuerdos de infancia quien tuvo la oportunidad de palparla pero también de trágico con la parálisis de la acción colectiva y con los accidentes extra por patinazos o por reventones de tuberías de agua. El colapso de las carreteras sugiere que el mejor lugar donde estar es junto al foco de calor y mirar a la ventana del mundo por los monitores del televisor o del ordenador. Hay algo de la desgracia ajena que confirma el deseo de la quietud doméstica. No hace falta ir hasta la Cibeles para fotografiarla y arriesgarse a una caída y una fractura de fémur. Basta un motivo para no salir este es el del frío. El paquete de noticias reportadas por reporteros embufandados y con el halo caliente de sus voces al hablar incita a reflexionar sobre el sentido del desplazamiento. ¿De verdad que es necesario salir cada día de casa? Está claro que la cita laboral suele obligar a ello. La segunda razón es la obtención de suministros. Hoy día que hay trabajos que se pueden hacer on line y que las despensas pueden conservar alimentos por largos períodos ni siquiera esos dos motivos son tan perentorios. A partir de una cierta cantidad de compra los de la tienda envían un porteador hasta casa con la mercancía. Los trabajos de diseño o planning que se hacen en el despacho con ordenador se pueden hacer desde casa. Pero se sale por los dos asuntos porque hay un tercer motivo: el de formar parte de los panoramas, ver gente y ser visto, estar, parecer, aparentar, circular, todo ello creado una apariencia de existencia participando del movimiento escenográfico. Hay un criterio oculto en todo eso: si no saben que existes no cuentan contigo. Existir es manifestarse, moverse, presentarse, dar señales de vida. Todavía hay amas de casa que se desplazan hasta la tienda para comprar lo justo que necesitan para pasar el día o van varias veces para completar los suministros que necesitan para las comidas de ese día. Una vez traté de hacer un estudio sobre la cantidad de tiempos muertos que se pierden en colas de espera (en cajas de pago por ejemplo en los supermercados) o con desplazamientos duplicados que se podrían evitar (acudiendo ene veces a la misma tienda por cosas del mes que se podían haber comprado todas en la primera). No se comprenden las repeticiones sino fuera porque quien las hace no tiene nada mejor que hacer.
En los días de frio que la nieve sepulta media casa (en el caso de las aldeas) o las carreteras y aceras se hacen intransitable, que suspenden la obligación de ir a colegio, o que la casa tiene todo lo necesario: calor, música, compañía, electricidad y comunicación, todo ello proporciona el mejor pretexto para dejar el mudo fuera y dedicar la energía al ocio, la meditación, la pausa, el relax, la reflexión, la escritura, la lectura, hacer el fotomontaje que se iba demorando o desenterrar otros proyectos personales de creación.
En la calle si son preguntados pasajeros tirados en paradas de autobús a las que no llega el maldito autobús, (considerando la posibilidad de ser futuras estalactitas) o conductores atrapados en una autopista sin poderse mover en todo el día, siempre hay quien no entiende la situación (“parece increíble que esto suceda”). Pues sí, hay causas mayores que justifican la parálisis de los servicios públicos. Cuando suena la alarma una ciudad, un país se pone a prueba en su capacidad para resolver las dificultades. Lo que demuestran las subidas o bajadas de temperaturas, el exceso de lluvias y aguas es que la mayoría de ciudades no están preparadas para eso. Las alteraciones climáticas es el resultado directo de los descuidos y excesos de la civilización ultra consumista poco respetuosa con la naturaleza. ¿Que pasará si un invierno bajan tanto las temperaturas que quedan bloqueados los suministros fundamentales de agua y electricidad, o un verano suben tanto que la gente se achicharre sin la posibilidad de sombras (por falta de árboles y aires acondicionados por falta de fuerza eléctrica)?. A quienes les toque la china ya enfrentarán la situación. Dentro de la falta de expectativas para otras cosas, pensar en hipótesis de drama mantiene el realismo mental.
La sociedad es más culturizada, hay más estudiantes universitarios y un 15% de ellos en España tienen ya más de 30 años. Eso no es ningún consuelo, pero cuanta más gente pase por las aulas mas se reducirán los índices callejeros de peligrosidad o esa es la tesis en la que todavía creemos.
La sociología se refiere a la climatología para teorizar ideas interesantes sobre el desarrollo. El calor es a la lasitud lo que el frío es a la planificación. El frio no permite hacer siestas a la intemperie, impide la estampa de un mexicano sentado e una acera bajo su sombrero y bajo el sol. Ahí donde unos pueblos se dedicaron a desarrollar una cultura de la pereza otros no tuvieron otro remedio que construir cobijos seguros y sistemas de calefacción. Eso implicó tecnología e ingenio. Se podria decir que los dones de la naturaleza más benigna en algunas lugares revirtió en contra de la capacidad de trabajo y de desarrollo de sus nativos. Y al revés ahí donde la naturaleza fue dura exigió de sus habitantes más capacidad y cuidado con sus vidas. Es un argumento tópico pero que se sigue repitiendo con anécdotas evidentes para hacerlo.
Cada vez que el frío paraliza una situación se ve gente trabajando para desbloquearla. Los servicios públicos quitan la nieve o las casas se protegen más de las inclemencias. Desde el interior doméstico se puede pensar en todo ello mientras se recuerda que los pensamientos más lucidos pasan por la reflexión fría de cada cosa.
Una de las primeras sorpresas que un latino se lleva a visitar países escandinavos es que se hace poca vida de calle. La gente se encierra en locales o en casa. No es tan grave. No en vano sus habitantes tienen la fama de ser, comparativamente, más cultos. Podríamos inferir que el frío está detrás de los factores objetivos causales para un mayor desarrollo de la inteligencia, la organización del territorio, de los recursos y también de las formas de relacionarse con el prójimo. O siempre es así. Una vez regresé a mi casa (en el Prepirineo catalán) de campo tras una noche de uno de los inviernos más crudos del siglo pasado con uan temperatura descendida a casi -30grados. Llegué casi congelado. Pedí a una amiga de paso que me dejara meterme en su cama para entrar en calor. Me tomó por u violador y me rechazó. Yo ni siquiera estaba seguro de que mi pene no se hubiera roto. Fue una de las tantas lecciones que aprendí en mi vida: lo que tú sientes no tiene porque sentirlo quien está al lado, ni siquiera lo que sientes en el más puro sentido epidérmico de la temperatura.

Snif
Mensajes: 625
Registrado: 14 Ene 2009, 23:18
Ubicación: EXPAÑA

Mensajepor Snif » 18 Ene 2009, 12:25

Creo que esto lleva pasando 40 años.
He visto Madrid con 30 cm. de nieve y a 15 km a -13ºC

Pd: No me creo nada lo del cambio climático, de hecho, hace tiempo que no se habla de ello, ni del agujero de ozono ( ya no es noticia).
MADE IN SPAIN

JesRICART
Mensajes: 311
Registrado: 15 Oct 2008, 23:45
Ubicación: world/ciberespacio
Contactar:

Re: Pasar frío

Mensajepor JesRICART » 18 Feb 2013, 14:37

El síndrome de victimidad consiste en las secuelas de desconfianza que dejan las experiencias de pasar por los engaños y las informaciones falsas dadas por fuentes que se habían tenido por referencias válidas. La víctima de distintos clases de timos está en su perfecto derecho de desconfiar de aquellos que le han mentido para al extender la desconfianza a todos los demás lo que es una pauta preventiva de autodefensa se le vuelve en contra al entrecomillarlo todo y no poder contar con nadie ni con nada. En los casos extremos quien padece el síndrome de victimidad se termina perdiendo muchas historias y el conocimiento de muchas informaciones.
La tesis que duda de las investigaciones publicadas acerca del cambio climático y de la capa de ozono cada vez más débil está emparentada con aquel tipo de escepticismo nutrido por todo aquello que no se ha comprobado con los propios ojos. La mayoría de gente no da la vuelta al mundo siguiendo siempre la misma dirección y sin embargo cree en la esfericidad del globo terráqueo o no irá a la luna para aceptar la disminución de la gravedad. Si bien dudar es un criterio científico puede convertirse en un déficit intelectual cuando se duda por todo. Negar la existencia del cambio climático cuando la propia experiencia localista y personal ahí donde se viva demuestra las diferencias de temperaturas y las oscilaciones con los períodos estacionales es un duda sospechosa, una duda de la que hay que dudar, mucho más cuando la documentación gráfica presentada de icebergs que se rompen y de suelo helado que desaparece es constante ¿o es que todos los documentales al respecto y todas las voces científicas al respecto se han compinchado para participar de la misma trola?
Es lógico y comprensible poner en duda lo que dicen las autoridades porque las experiencias acumuladas demuestran que los estados (que son los que controlan también a la ciencia y qué cosas pueden decir) funcionan con políticas no transparenten y no lo dicen todo en el momento de los sucesos, pero la justa prevención ante sus políticas de intransparencia no puede llevarnos a lo contrario creyendo que mienten sobre todo y sobre algo como es el cambio climático generalizado cuando es un hecho ecológico que afecta a todo el planeta y no deja dividendos políticos para ninguna potencia.


Volver a “Sociedad”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado