La agresión del imperialismo en contra de Nicaragua

Política Internacional (exterior a la U.E.)
Coincidencia
Mensajes: 329
Registrado: 21 Ene 2013, 18:52

La agresión del imperialismo en contra de Nicaragua

Mensajepor Coincidencia » 20 Ago 2018, 01:33

Causas y Consecuencias de La Revolucion Nicaraguense

causas
La gente de Nicaragua estaba listos para un cambio. Su situación era una de intervención por los EstadosUnidos y de corupción en el gobierno de Nicaragua. El deseo para una revolución era inevitable.Una de las primeras figuras de la revolución era Augusto César Sandino. En su juventud, el pasó tiempo en México y veía el nacionalismo que los mexicanos tenían contra los Estados Unidos durante la revoluciónmexicana. Sandino creía que los mexicanos tenían razón en su búsqueda para la libertad. Por eso, en 1926, él volvió a Nicaragua y juntó los rebeldes contra la intervención de los Estados Unidos en Nicaragua. Después de esto, el formó un grupo que usaban tácticas "guerillas" para expulsar los soldados delos Estados Unidos y de la Guardía Nacional (un grupo estableció por los Estados Unidos para mantener el orden en Nicaragua). El gobierno de Nicaragua, sin embargo, no apoyaron a los guerilleros de Sandino. Aunque la gente de Nicaragua estaba sufriendo por la explotación económica de los Estados Unidos, el gobierno corupto estabausando el apoyo de los Estados Unidos en este teimpo de inseguridad política. Por eso, el gobierno estaba subordinado a los Estados Unidos. Para terminar la violencia de los guerilleros, el gobierno le ofreció uncompromiso a Sandino. El no acceptó, sin embargo, porque él creía que todos los soldados de los EstadosUnidos y de la Guardía Nacional necesitaban salir de Nicaragua o morir. Por esto, había mucha hostilidad entre el grupo de Sandino que quería nacionalismo y socialismo y el gobierno de Nicaragua que era una oligarquía y que estaba subordinado a los Estados Unidos.


Sobre la base de los temores de la Guerra Fría, la invasión soviética de Afganistán y la invasión vietnamita de Cambodia , los Estados Unidos apoyaron a los Contras , una coalición de grupos de la meta de derrotar la tendencia izquierdista-Sandinistas (Klerlein).
Los Estados Unidos bloqueó los préstamos del Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo para Nicaragua . Esto puso mayor presión económica sobre
Nicaragua porque Somoza abandonó el nuevo gobierno con $ 1,6 mil millones de deuda. El gobierno de los EE.UU. también impuso restricciones al comercio con Nicaragua (Klerlein).
En 1983, el gobierno de Reagan reducido la cuota de azúcar de Nicaragua a un 90%. También desalienta la inversión de los EE.UU. y se creó el riesgo para los inversionistas mediante la cancelación de la Inversión Privada en el Extranjero Seguros Corporación para Nicaragua . Para empeorar las cosas , el gobierno impuso un embargo comercial total en Nicaragua en 1985. Nicaragua ya no podía participar de importación necesaria para la industria agrícola como tampoco la exportacion de muchos de sus productos agrícolas a los EE.UU. Se estima que el embargo costo al país $ 50 millones al año .
Junto con las sanciones económicas impuestas por los Estados Unidos en la Gobierno Sandinista, Los Contras intentaron causar más problemas económicos. Se dirigieron a las instalaciones y los trabajadores de los programas como la reforma agraria, la provisión de salud y educación que se puso en marcha para llevar a cabo los objetivos de reducción de la pobreza de los Sandinitas. Los Contra atacaron las instalaciones - las cooperativas agrícolas, escuelas, centros de atención de salud, puentes, líneas eléctricas y otras infraestructuras - esenciales al gobierno Sandinista, así como también violar los derechos humanos de la población nicaragüense (Ullman).
Por ejemplo, una cuarta parte de las clínicas de salud en Nicaragua fueron
destruidas durante el conflicto. Obviamente por atacar las clínicas de salud, los Contras hacen vida de los nicaragüenses miserable. Las escuelas fueron otro blanco de los Contras.
Los Resultados
Como resultado del acuerdo de paz de Esquipulas II, el gobierno del FSLN restablecio las libertades políticas. Al principio, los diversos grupos anti-sandinistas eran débiles y divididos y no tenían un gobierno solido para desafiar al FSLN (Klerlein).
Los Sandinitas, por lo tanto, se sentían seguros de su éxito en las urnas a pesar del deterioro de las condiciones socioeconómicas del país. El 6 de junio de 1989, catorce partidos, unidos sólo por su oposición a los Sandinitas, formaron una coalición denominada Unión Nacional Opositora (UNO), cuyo apoyo se ha elaborado a partir de una amplia base, incluidos los partidos conservadores y liberales, así como dos de Nicaragua de facciones comunistas tradicionales.
A pesar de su determinación de votar los Sandinistas fuera del poder, sin embargo, la coalición UNO mantuvo una débil oposición que carece de un programa cohesivo.
La UNO y los Sandinitas iniciaron sus campañas políticas en el
verano de 1989. Aunque las profundas divisiones dentro de la UNO se mantuvieron, todas catorce partidos finalmente comprometidos, y el 2 de septiembre, el anti-Coalición sandinista nominado Violeta Barrios de Chamorro, editor de La Prensa y ex miembro de la junta, como su candidato a la presidente. Virgilio Godoy Reyes, jefe del PLI y el ex ministro de trabajo bajo los Sandinitas, fue elegido como su compañero de fórmula. La
FSLN, Daniel Ortega, nominado para la presidencia y Sergio Ramírez Mercado como su compañero de fórmula (Klerlein).
El fin ultimo del hombre es el mismo formarse como universo.

Coincidencia
Mensajes: 329
Registrado: 21 Ene 2013, 18:52

Re: La agresión del imperialismo en contra de Nicaragua

Mensajepor Coincidencia » 20 Ago 2018, 01:45

Nicaragua: tres meses de protestas y más de 300 muertos
Las manifestaciones iniciadas en contra de una reforma de la Seguridad Social canalizaron el descontento de la población en contra del presidente sandinista Daniel Ortega
Otros2ConéctateEnviar por correoImprimir

Sede del FSLN que fue ocupada por manifestantes en Diriamba, a 40 km de Managua, el 14 de junio. MARVIN RECINOS (AFP) / VÍDEO: REUTERS
Cuando se cumplen tres meses de las protestas contra el régimen de Daniel Ortega, las fuerzas gubernamentales asediaron durante casi ocho horas la ciudad de Masaya, que se ha convertido en bastión de la oposición a su Gobierno. Han sido semanas de intensa violencia en Nicaragua desde que los ciudadanos salieron a las calles para protestar en contra de una reforma por decreto de la Seguridad Social el pasado abril. Fue la gota que colmó el vaso. La dura represión a las manifestaciones y el descontento que arrastraba la población después de once años del Gobierno de Ortega derivó en una oleada de protestas pidiendo su dimisión. Sus partidarios y grupos irregulares armados también han salido a las calles donde ha habido enfrentamientos. La Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANDPH) recoge ya un balance de 351 muertos. La iglesia Católica ha tratado de mediar en un diálogo para una salida pacífica, la comunidad internacional ha presionado exigiendo el cese de la represión, pero la herida sigue abierta.


18 de abril. Protesta y represión

Las protestas comenzaron después del anuncio de una reforma del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), impuesta por decreto por el presidente Ortega, que aumentaba las contribuciones de trabajadores y empresarios e imponía una retención del 5% a los jubilados. La institución estaba al borde de la quiebra por mala gestión. Esta imposición fue el detonante de un descontento que se ha ido fraguando después de 11 años del presidente sandinista que ha gobernado Nicaragua a golpe de decretos, con un férreo control del Ejército y la Policía, y ayudado por el derroche de la cooperación venezolana, como explica el periodista de EL PAÍS Carlos Salinas.

Grupos de jubilados, empresarios y universitarios que salieron a protestar contra el paquete reformista fueron amedrentados por miembros de la Juventud Sandinista, simpatizantes del Frente Sandinista de Liberación (FSNL) y grupos de desconocidos en moto —algunos con camisetas con logos gubernamentales— atacaron a los civiles. Ocho personas resultaron heridas, incluidos varios periodistas.
El fin ultimo del hombre es el mismo formarse como universo.

Coincidencia
Mensajes: 329
Registrado: 21 Ene 2013, 18:52

Re: La agresión del imperialismo en contra de Nicaragua

Mensajepor Coincidencia » 20 Ago 2018, 01:48

Coincidencia escribió:Nicaragua: tres meses de protestas y más de 300 muertos
Las manifestaciones iniciadas en contra de una reforma de la Seguridad Social canalizaron el descontento de la población en contra del presidente sandinista Daniel Ortega
Otros2ConéctateEnviar por correoImprimir

Sede del FSLN que fue ocupada por manifestantes en Diriamba, a 40 km de Managua, el 14 de junio. MARVIN RECINOS (AFP) / VÍDEO: REUTERS
Cuando se cumplen tres meses de las protestas contra el régimen de Daniel Ortega, las fuerzas gubernamentales asediaron durante casi ocho horas la ciudad de Masaya, que se ha convertido en bastión de la oposición a su Gobierno. Han sido semanas de intensa violencia en Nicaragua desde que los ciudadanos salieron a las calles para protestar en contra de una reforma por decreto de la Seguridad Social el pasado abril. Fue la gota que colmó el vaso. La dura represión a las manifestaciones y el descontento que arrastraba la población después de once años del Gobierno de Ortega derivó en una oleada de protestas pidiendo su dimisión. Sus partidarios y grupos irregulares armados también han salido a las calles donde ha habido enfrentamientos. La Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANDPH) recoge ya un balance de 351 muertos. La iglesia Católica ha tratado de mediar en un diálogo para una salida pacífica, la comunidad internacional ha presionado exigiendo el cese de la represión, pero la herida sigue abierta.


18 de abril. Protesta y represión

Las protestas comenzaron después del anuncio de una reforma del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), impuesta por decreto por el presidente Ortega, que aumentaba las contribuciones de trabajadores y empresarios e imponía una retención del 5% a los jubilados. La institución estaba al borde de la quiebra por mala gestión. Esta imposición fue el detonante de un descontento que se ha ido fraguando después de 11 años del presidente sandinista que ha gobernado Nicaragua a golpe de decretos, con un férreo control del Ejército y la Policía, y ayudado por el derroche de la cooperación venezolana, como explica el periodista de EL PAÍS Carlos Salinas.

Grupos de jubilados, empresarios y universitarios que salieron a protestar contra el paquete reformista fueron amedrentados por miembros de la Juventud Sandinista, simpatizantes del Frente Sandinista de Liberación (FSNL) y grupos de desconocidos en moto —algunos con camisetas con logos gubernamentales— atacaron a los civiles. Ocho personas resultaron heridas, incluidos varios periodistas.

19 de abril. Primeros muertos
La protesta se generaliza y se extiende a otras ciudades. Hay cacerolazos y los estudiantes mantienen sus reivindicaciones en las principales universidades de Managua y León (oeste). Los antimotines reprimen a los estudiantes, mueren tres personas, dos estudiantes y un policía. Darwin Manuel Urbina, Hilton Rafael Manzanarez (policía), Richard Edmundo Pavón. Ortega ordena el cierre de las dos principales cadenas de televisión independientes y un canal de la Conferencia Episcopal.

Los empresarios piden diálogo.

Ortega, de 72 años, participó en la revolución sandinista que acabó con el régimen del dictador Anastasio Somoza. El mandatario fue presidente entre 1979 y 1990 y volvió al poder en 2007. Desde entonces, la población de acusa de haberse alejado del espíritu aquella revolución y haber forjado un gobierno clientelar en el que su esposa, Rosario Murillo, ejerce la vicepresidencia.

20 de abril. Continúa la represión
Continúa la represión contra manifestantes por parte de los antimotines y grupos de simpatizantes del Gobierno motorizados. Se abren centros de acopio y se crean brigadas médicas de apoyo. Francotiradores ubicados en el Estadio Nacional, disparan contra los jóvenes que se refugiaban o apoyaban a los estudiantes desde la catedral de Managua. Es asesinado Álvaro Conrado, de 15 años. La Iglesia católica intenta mediar. La Catedral Metropolitana es atacada por antimotines y más de 500 personas quedan atrapadas. Un grupo de Estudiantes se refugia en la Universidad Politécnica.


21 de abril. Abajo los ‘árboles de la vida’
En Managua los manifestantes derriban la primera estructura de los “Árboles de la Vida”, un acto simbólico de rebelión contra el Gobierno. La vicepresidenta Rosario Murillo, esposa del presidente Ortega, ordenó instalar esas figuras en 2013 como alegoría mística, que costaron más de dos millones de dólares. (Murillo es promotora de una rara doctrina que mezcla catolicismo, misticismo, símbolos prehispánicos y sandinismo).

Las protestas contra la reforma de INSS derivan en una proclama exigiendo la renuncia de la pareja presidencial. Ortega –que no había dado la cara durante la crisis– comparece acompañado por el jefe del Ejército, Julio César Avilés, y dice que negociará sólo con los empresarios una nueva reforma del INSS.

22 de abril. Ortega da marcha atrás
El presidente anuncia la retirada de la reforma de la Seguridad Social, que en menos de una semana ha provocado una treintena de muertos en los enfrentamientos con las autoridades. Se recrudecen los choques y Ortega ordena el despliegue del Ejército en ciudades clave del país, incluida la capital. El periodista Miguel Ángel Gahona murió mientras filmaba las protestas.




24 d
El fin ultimo del hombre es el mismo formarse como universo.


Volver a “Política Internacional”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado