RECORDANDO A PERÓN Y SU ACTITUD ANTE LA GUERRILLA OPORTELA

oski2
Mensajes: 216
Registrado: 07 Sep 2006, 06:47
Ubicación: Corrientes. Argentina
Contactar:

RECORDANDO A PERÓN Y SU ACTITUD ANTE LA GUERRILLA OPORTELA

Mensajepor oski2 » 03 Sep 2008, 02:58

PERÓN: " el bandido de cualquier ideólogía que sea, es bandido": Recordando: Oscar Portela


ACTO HOMENAJE AL CNEL..
RAUL DUARTE ARDOY




CELTYV adhiere e invita al Homenaje que realizarán los compañeros del Cnl. Raúl Juan Duarte Ardoy a 35 años de su muerte en combate contra terroristas del ERP - Ejército Revolucionario del Pueblo, que habían atacado el Comando de Sanidad, el 6 de septiembre de 1973.





La Promoción 80 invita al Acto Homenaje que se celebrará el viernes 5 de septiembre de 2008, en los jardines del Círculo Militar - Santa Fe 750 - Capital Federal.


1 - "No hay que olvidarse del....Teniente Coronel RAÚL JUAN DUARTE ARDOY

Del libro "In Memoriam" del Círculo Militar

Oriundo de la provincia de Corrientes, el Teniente Coronel RAÚL JUAN DUARTE ARDOY nació el 30 de octubre de 1929 e ingresó al Colegio Militar de la Nación en marzo de 1948, egresando como subteniente de infantería en diciembre de 1950. Cursó la Escuela Superior de Guerra donde obtuvo el título de Oficial de Estado Mayor y estaba casado con la señora Eva Ruth Ortega, siendo padre de 2 hijos.



Falleció en combate el 6 de setiembre de 1973,mientras desempeñaba el cargo de 2do. Jefe del Regimiento de Infantería 1 Patricios, en las operaciones militares para recuperar las instalaciones del Comando de Sanidad, que habían sido copadas por un grupo guerrillero terrorista.Fue ascendido post mortem al grado de coronel.



A los tres meses y medio de haber asumido el Gobierno Constitucional de la República el Dr. Héctor J. Cámpora, al que reemplazó el Sr. Lastiri, y una semana antes de que se llevaran a cabo las elecciones presidenciales (por renuncia de Cámpora) que consagrarían presidente de la Nación al teniente general Perón, el ERP produjo un nuevo hecho que conmocionó al país.



Durante la noche del 5 al 6 de setiembre fue copado el Comando de Sanidad en Buenos Aires con la intención de apoderarse de 150 fusiles y la munición existente. Contaron con un entregador,el soldado dragoneante Hernán Invernizzi, perteneciente a esa unidad. Durante el copamiento fueron gravemente heridos el teniente 1ro. Eduardo Rusch y el soldado conscripto dragoneante Osvaldo Degdeg.



Un soldado que había sido maniatado logró liberarse y eludiendo a sus custodias pudo dar la alarma en una comisaría próxima. Se movilizaron efectivos policiales que rodearon la zona hasta la llegada de los efectivos del Regimiento 1 Patricios que, previa intimación de su jefe, iniciaron el ataque para recuperar las instalaciones.



El Tcnl. Duarte Ardoy, quien encabezaba una de las fracciones organizadas para la recuperación de las instalaciones, fue abatido por un francotirador al transponer el portón sobre la avenida Caseros.



Casi simultáneamente, el ataque que dirigía el jefe de la unidad sobre el frente del comando, recibía la rendición de los terroristas.



El grupo terrorista actuante pertenecía al ERP. Los 13 delincuentes capturados fueron condenados por la justicia federal a penas entre 16 y 20 años de cárcel; entre ellos estaba el traidor Invernizzi.



Los diarios hicieron una amplia cobertura del hecho, pudiéndose señalar uno de los titulares del diario La Prensa del 7 de setiembre de ese año:

* Son conocidos varios de los terroristas apresados… por haber participado en hechos que en su momento y como el de ayer, conmovieron a la opinión pública.



* Se trata de Miguel López, Ramón Gómez, Martín Marcó y Carlos Ponce de León, liberados el 25 de mayo de 1973; Ponce de León había sido condenado por el secuestro y asesinato del doctor Oberdan Sallustro; Alejandro Francisco Beltrán, prófugo a Chile y luego a Cuba durante la evasión de la cárcel de Rawson; Rubén Oscar Juárez, Rodolfo Rodríguez, fugado cuando iba a declarar en el Palacio de Tribunales; Gabriel Di Benedetti, hermano del conocido terrorista Osvaldo Sigfrido De Benedetti; Oscar Mathews; Arturo Vivanco; Ricardo Anguita y el soldado dragoneante Hernán Invernizzi.

En recuadro aparte este diario destaca:

… el teniente coronel Duarte Ardoy murió al frente de sus soldados



. Al mando de una sección de tropas de su unidad… se adelantó hasta uno de los portones… Iba acompañado de un suboficial a quien apartó en el momento de intentar abrir un candado, haciéndolo él. En esas circunstancias recibió un balazo en la zona hepática y conteniendo el dolor, había expresado cuídense, cuídense, mientras caía herido de muerte.









2 -



MENSAJE DEL JEFE DEL ESTADO MAYOR GENERAL DEL EJÉRCITO CON MOTIVO DE CONMEMORARSE EL 30 ANIVERSARIO DEL ATAQUE TERRORISTA AL COMANDO DE SANIDAD DEL EJÉRCITO -

AÑO 2003



Hoy se cumplen 30 años de un hecho inexplicable que,con su cuota de odio y violencia, conmovió a nuestra sociedad.



Durante la noche del 5 de septiembre de 1973, en esta capital,fracciones fuertemente armadas del Ejército Revolucionario del Pueblo tomaron por asalto las instalaciones del Comando de Sanidad, un organismo del Ejército dedicado a la dirección hospitalaria, la producción de medicamentos y la investigación de enfermedades.



Con la traición de un soldado que cumplía el servicio militar obligatorio, los terroristas tomaron por sorpresa la seguridad del cuartel. El teniente Eduardo Rusch y el dragoneante Osvaldo Dagdeg fueron heridos al intentar su defensa, mientras un soldado de la guardia logró evadirse y llegar hasta la comisaría próxima para dar la alarma.



La Policía Federal rodeó la zona, esperando el arribo del Regimiento De Infantería 1 "Patricios", unidad a la que se le había ordenado la recuperación de las instalaciones.



Los Patricios iniciaron las operaciones entrando a los edificios desde distintas direcciones. Al mando de una de las columnas, se hallaba el 2do jefe de regimiento, teniente coronel Raúl Juan Duarte Ardoy, quien fue abatido al ingresar al frente de sus hombres.



Con las primeras luces del día, los terroristas se rindieron ante las fuerzas militares.



Este hecho que hoy nos parece demencial, sucedió en la Argentina de 1973, un país que se hallaba en plena vigencia el estado de derecho.



Sin embargo, la paz de nuestro pueblo fue estremecida por aquellos que - recurrentemente - se atribuyen el derecho a adoptar el terror como metodología para el logro de sus fines.



No debemos recordar el pasado con el ánimo de reavivar los odios de las luchas fratricidas,sino porque es deber de toda nación mantener viva la memoria de aquellos ciudadanos que murieron en cumplimiento del sagrado deber militar y en defensa del orden constitucional.



En este día queremos evocar lo importante: aquellas acciones que enaltecen la vida del hombre, y - particularmente - las del soldado: la responsabilidad, la lealtad, la camaradería y el valor, fueron virtudes que honraron al Teniente Coronel Duarte Ardoy al ofrendar su vida.



Nadie con un mínimo de sentido común y obrando de buena fe, puede justificar lo que sucedió.Pocos días después del ataque, el general Juan Perón, recientemente electo Presidente de la Nación expresó: "el bandido de cualquier ideología que sea, es bandido".



El drama de una memoria enferma consiste en negar la historia o distorsionarla para justificar lo injustificable. Los argentinos debemos ser conscientes que vivimos un pasado nefasto, que debemos superar reconociendo, cada uno, sus propios errores y responsabilidades.



En esa historia que nos debemos, será justo reconocer que

el 6 de septiembre de 1973, la sociedad argentina fue agredida y agraviada, será justo reconocer que el Teniente Coronel Duarte Ardoy dio todo por su patria, que también fue víctima de la violencia y mártir de la democracia. Su familia merece ese consuelo.


El reconocimiento por parte de todos los sectores de la sociedad comprometidos con la democraciaes justo y también necesario, y que todos expresemos con claridad - sin ambigüedades, ni especulaciones - nuestra condena más enérgica a la práctica del terrorismo que es la antítesis del estado de derecho y del respeto a la dignidad de las personas.



Este es el único camino para erradicar, definitivamente, este flagelo que agrede, recurrentemente, a nuestra sociedad.



El ataque al Regimiento de La Tablada en enero de 1989 y, más recientemente, los atentados contra la embajada del Estado de Israel y contra la AMIA, fueron agresiones a todo el pueblo argentino y forman parte de un comportamiento perverso que no tiene más ideología que la soberbia de intentar imponer por el terror y el miedo, sus propios fines.



Tengamos presentes hoy en nuestras oraciones, al Teniente Coronel Duarte Ardoy y a los que lucharon en la triste jornada del 6 de setiembre de 1973, y también a todas las víctimas del terrorismo.



Que la memoria de todos nuestros muertos sirva como prenda de unión de una nación reconciliada
Oscar Portela

Volver a “América Latina”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 4 invitados