El cristianismo cambio el mundo

Coincidencia
Mensajes: 552
Registrado: 21 Ene 2013, 18:52

El cristianismo cambio el mundo

Mensajepor Coincidencia » 15 Mar 2019, 21:30

Normalmente es poco conocida la influencia que el cristianismo ejerció en la transformación de la sociedad antigua mediante la cristianización del derecho romano y la legislación posterior de los reinos germánicos. Sin embargo, supuso un gran avance en la promoción del ser humano
El emperador Constantino, aconsejado e inspirado por hombres de Iglesia y por laicos cristianos desde el Edicto de Milán del año 313, comenzó a impregnar de ideas cristianas el antiguo derecho romano con elementos como el respeto a la persona y un nuevo espíritu de justicia. Nos encontramos así con normas para impedir coger los bueyes del campesino y protegerle contra las usurpaciones de los propietarios ricos, la defensa de la herencia de los hijos huérfanos de madre frente al padre y la prohibición de marcar a fuego a los delincuentes en el rostro porque este «ha sido formado a imagen de la belleza celeste». Hacia el año 320 hallamos una primera floración de la legislación cristianizada, que tendrá su pleno desarrollo años más tarde. Surgen entonces medidas a favor de la Iglesia, así como el reconocimiento del derecho de liberar a los esclavos con la simple declaración hecha en un templo en presencia de los sacerdotes, además de que los clérigos podrían concedérsela a los suyos, incluso sin formalidad legal alguna.
En las cuestiones económico-sociales, de beneficencia y de costumbres, hay hechos que resultan igualmente importantes: la institución del domingo como día de descanso obligatorio, la condena del rapto de muchachas y de la prostitución de las domésticas de albergue, la protección de los prisioneros contra la brutalidad de los carceleros y de los esclavos contra sus dueños. También el Estado se hizo cargo de la tutela de huérfanos y viudas.
Las iglesias como lugares de refugio
Una medida importante fue conceder a la Iglesia el derecho de asilo, es decir, el reconocimiento de las iglesias como lugares de refugio. Asimismo, se dio a los obispos el derecho de interceder ante los jueces con el fin de obtener la gracia de los condenados, y en este sentido intervinieron en varias ocasiones san Agustín y san Ambrosio.
Muy notoria fue la modificación que la Iglesia promovió en los derechos que la patria potestas romana daba al padre sobre los hijos y que, en ocasiones, podía ser terrible, tendiendo ahora hacia la paterna pietas, con un impulso grande del papel de la madre y de los propios derechos de los hijos. Esto posibilitó la libertad de los hijos para contraer matrimonio, la influencia de la madre en la educación del hijo, el deber de sustentar a los hijos y también el de los hijos de atender a los padres cuando se hallasen necesitados…
La Iglesia condenaba también la venta de los hijos por los padres y el abandono de los niños (los llamados expósitos), algo muy frecuente en la sociedad antigua y que, en realidad, era una consecuencia de la extensión de la patria potestas; muchos de estos niños expósitos solían acabar en la esclavitud, el amancebamiento, la pederastia o la prostitución, por lo cual los escritores eclesiásticos lucharon ardientemente contra ello. Constantino impuso una primera restricción a esta práctica y varios emperadores orientales favorecerían luego la labor de la Iglesia en la acogida y promoción humana y social de estos niños.
Combatiendo el aborto desde el siglo IV
La Iglesia también combatió el aborto, igual que ya lo había hecho la medicina antigua, pues había alcanzado una gran propagación. La legislación sinodal se ocupó del asunto desde comienzos del siglo IV y defendió intrépidamente el derecho a la vida del no nacido. Otro aspecto singular de la influencia cristiana sobre la sociedad fue la abolición de los combates de gladiadores.
No hay que olvidar la reducción de la esclavitud, mediante la recomendación del buen trato a las personas que se encontraban en este estado, las manumisiones llevadas a cabo por amos cristianos, la recaudación de las limosnas de la libertad para liberar esclavos, el reconocimiento legal del matrimonio entre ellos o la veneración de santos esclavos. Constantino otorgó toda una serie de disposiciones que suavizaban sus condiciones de vida, entre ellas la supresión de la crucifixión como castigo, y permitió que los senadores se casaran con esclavas. San Agustín pensaba que la esclavitud era contraria a la voluntad de Dios y opinaba que había surgido por la injusticia y la violencia entre los hombres, pues Dios había creado al hombre libre
El fin ultimo del hombre es el mismo formarse como universo.

Coincidencia
Mensajes: 552
Registrado: 21 Ene 2013, 18:52

quienes creen de verdad en cristo

Mensajepor Coincidencia » 24 Mar 2019, 19:50

Mientras millones llenan sus mentes de chismes en contra de la Santa Iglesia Católica otros seres humildemente ayudan a sus hermanos.

Justina Banda es la séptima de los diez hijos de sus padres, dos zimbabweanos que se convirtieron al cristianismo cuando las monjas y sacerdotes del Instituto Español Misionero Extranjero (IEME) llegaron al país africano en 1950.
Allí los misioneros comenzaron a predicar y a construir hospitales, carreteras y ayudar a los más necesitados, algo que dejó maravillada a Justina, que desde antes de cumplir los 14 años tenía claro que quería ser como ellos, a pesar de encontrarse con la negativa de su padre.
«En mi país, por desgracia, las mujeres y los niños somos de segunda clase. Mi mamá tuvo que luchar para convencer a mi padre de que me dejara seguir mi vocación. Mi papá no quería que fuera monja. Decía que era una vida muy rara, que era un trabajo para los españoles y que, además, no le iba a dejar nada, ni dinero, ni nietos. Con el tiempo y sobre todo gracias a mi mamá aceptó y entré a la congregación de las Hijas del Calvario», relata Justina.
Que las niñas vayan a la escuela
El hecho de que las niñas de la familia fueran a la escuela también supuso muchas horas de charlas y convicción, explica en el diario La Opinión de Málaga.
«Los misioneros construyeron escuelas en Zimbabwe y mi mamá quería que fuéramos. En mi cultura la mujer no está considerada. Los chicos van a la escuela y las chicas ayudan en casa, por eso mi padre sí fue y mi madre no sabía ni leer ni escribir su nombre. Yo tuve suerte de que ella me estuvo animando y convenció a mi padre, que no entendía por qué sus hijas debían ir», cuenta Justina.
Cuanto terminó su formación como hermana de las Hijas del Calvario comprobó que se le daban bien las matemáticas, y fue a Ohio (EEUU) a formarse como maestra de esta disciplina y también en inglés.
Profesora de matemáticas en África
«Cuando dije que quería ser profesora de matemáticas todo el mundo me decía que era rara. Una mujer, encima queriendo ser monja. Me sugerían que enseñara la Biblia», cuenta la misionera.
En Zimbabwe, después de su formación, comenzó a dar clases en el colegio de los Maristas de Dete, en la Diócesis de Hwange. «Empecé a animar a las chicas de la escuela a que estudiaran para formarse y ser independientes. Allí sólo éramos dos maestras y 22 maestros. No fue fácil. Las mujeres no tenemos voz, no importa si eres monja o no, todas allí encontramos esta discriminación. Así que mi misión siempre fue promover el papel de la mujer», señala.
Durante los 28 años que Justina lleva dentro de las Hijas del Calvario, ha recorrido medio mundo predicando y hablando de las misiones de su Congregación. Así, estuvo en Estados Unidos, Alemania y seis años al mando de la vicaría general de su Congregación en Roma antes de volver de nuevo a su país.
Con Manos Unidas, ayudar a huérfanos y enfermos
Precisamente en su vuelta fue cuando comenzó a colaborar con Manos Unidas, la ONG católica española de ayuda al desarrollo, para construir un hogar para huérfanos en Binga y el hospital de Kariyangwe.

Las religiosas del Hospital de Kariyangwe atienden a muchos enfermos de Sida y después a sus huérfanos
También reformaron la casa de las enfermeras en la misión del Sagrado Corazón en Wanganui. Construyeron un pequeño puente para facilitar el acceso a la misión y la construcción de aulas en Victoria Falls. «La situación del mi país es caótica. Al gobierno solo le interesan los ricos, por eso la Iglesia siempre está con los pobres. Gracias a Manos unidas podemos ayudar a las personas a darles vida y esperanza, es un logro muy importante», concluye Justina.
Desde hace dos años, Justina vive en Madrid acompañando a ocho religiosas que residen en la Casa de las Hijas del Calvario. Algunas fueron las primeras misioneras en evangelizar en África o Brasil. Esta semana pasada estuvo con motivo del 60 aniversario de Manos Unidas en Málaga para dar testimonio sobre la labor que realiza la institución en su país.
El fin ultimo del hombre es el mismo formarse como universo.

Coincidencia
Mensajes: 552
Registrado: 21 Ene 2013, 18:52

Cómo salvó Pío XII a 11 mil hebreos romanos

Mensajepor Coincidencia » 26 Mar 2019, 18:04

Cómo salvó Pío XII a 11 mil hebreos romanos
Durante la Segunda Guerra Mundial, el Papa Pacelli salvó a 11 mil hebreos romanos. Centenares de páginas de documentos originales contienen detalles sobre cómo se pusieron en acto las órdenes de Pío XII durante la guerra para ocultarlos en Roma

El Vaticano falsificó en secreto los certificados de bautismo para permitir que muchos hebreos emigraran como católicos. Para documentar la acción directa del Papa Pacelli se encuentran los documentos encontrados por el historiador Michael Hesemann en los archivos de Santa Maria dell'Anima, iglesia nacional alemana en Roma. Un nuevo avance en la causa de beatificación y canonización. Fue encontrado un cablegrama original enviado por el comando alemán en Berlín al cuartel general de las SS de Roma en el que se ordenaba el arresto de 8000 hebreos romanos que debían ser llevados al campo de trabajo de Mauthausen. Después de una intervención papal, no fueron arrestados 8000 sino poco más de 1000 hebreos.

La acción personal y directa de Pío XII para detener los arrestos de los hebreos en Roma el 16 de octubre de 1943 está documentada. Cuando los arrestos terminaron, el Papa Pacelli envió a un representante al lugar de detención para solicitar la liberación de los 1000 hebreos que habían sido arrestados, pero se le negó el ingreso. El Papa ordenó que los hebreos de Roma fueran recibidos en las propiedades de la Iglesia y en las casas católicas, suspendiendo las normas claustrales de modo que los hombres pudieran ser admitidos en los conventos y las mujeres, en los monasterios de toda Europa. El Papa ocultó literalmente a 7000 hebreos en un día. «El Papa Pacelli probablemente salvó a más hebreos que todos los líderes políticos y religiosos del mundo.» Gary Krupp, presidente de la Pave the Way Foundation, comenta que «es tiempo de reconocer al papa Pío XII por lo que realmente ha hecho y no por lo que no ha dicho». Y agrega: «Por lo que he visto y conocido al Papa, es, sin dudas, el héroe más grande la Segunda Guerra Mundial. Pío XII no fue el Papa de Hitler, todo lo contrario, era un hombre al que Hitler quería asesinar». Además, el futuro Pío XII aprovechó su influencia para que el entonces representante de la Organización Sionista Mundial, Nachum Sokolov, fuera recibido personalmente por el Papa Benedicto XV para hablar de una patria hebrea en Palestina. En 1926, monseñor Pacelli exhortó a los católicos alemanes a sostener al Comité Pro Palestina, que apoyaba los asentamientos hebreos en Tierra Santa.


Los documentos, que pueden descargarse de la página web de la fundación, comprenden un manuscrito de un monje, con fecha de 1943, que explica detalladamente las instrucciones recibidas del Papa e incluye una lista de hebreos protegidos. Otro documento es un informe del Servicio Exterior de Estados Unidos del cónsul estadounidense en Colonia que informa sobre el «nuevo Papa» en 1939. El diplomático se muestra sorprendido por la «extrema aversión» de Pacelli hacia Hitler y el régimen nazi, y por su apoyo a los obispos alemanes en su oposición al nacionalsocialismo, aunque esto costara la supresión de la Juventudes Católicas alemanas. En un documento de 1938, el entonces secretario de Estado, Eugenio Pacelli, se opuso al diseño de ley polaco de declarar ilegal el sacrificio kosher, dado que esta ley «supondría una grave persecución contra el pueblo hebreo».


Durante la guerra, Pío XII escribió un telegrama al entonces regente de Hungría, el almirante Miklós Horthy, para que evitara la deportación de los hebreos. Éste aceptó, y se estima que por esta acción se salvaron aproximadamente 80 000 vidas humanas. Y al gobierno brasileño le pidió que aceptara a 3000 «no arios». En un testimonio, el general Karl Wolff habla detalladamente del plan de Hitler para atacar el Vaticano y secuestrar al Pontífice. Había espías en el Vaticano, y francotiradores alemanes a 200 metros de los ventanales papales. La misma limitación de las declaraciones públicas del Papa, que suscitó muchas críticas hacia su persona, se explica por el aumento de las penas en los campos de concentración, testimoniado por ex prisioneros, cada vez que altos oficiales eclesiásticos daban discursos contra el régimen nazi. Se encuentran documentados muchos ejemplos de las acciones directas y del ministerio pastoral de Eugenio Pacelli para salvar a los hebreos de la tiranía nazi. Existen pruebas de la «directa intercesión de Pacelli para defender a los hebreos de la Palestina de los turcos otomanos en 1917 y de su estímulo para la institución de una patria hebrea en Palestina en 1925». Además, el papa Pío XII tuvo una participación activa en la oposición a Hitler; fue enemigo activo del Führer, hasta el punto de conspirar en el intento de asesinarlo el 20 de julio de 1944. Entre los testimonios de lo que Pío XII hizo en favor de los hebreos durante la Shoah está también la prueba escrita de la orden que el Papa dio de hospedar a los hebreos en los conventos. En el Memorial de las Religiosas Agustinas del monasterio de los Santísimos Cuatro Coronados de Roma de 1943 está escrito: «Llegado este mes de noviembre, debemos estar preparadas para ofrecer servicios de caridad en forma completamente insospechada. El Santo Padre Pío XII, de corazón paterno, siente sobre sí todos los sufrimientos del momento. Lamentablemente, con el ingreso de los alemanes a Roma en el mes de septiembre comenzó una guerra despiadada contra los hebreos, a los que se quiere exterminar mediante atrocidades sugeridas por la más negra de las barbaries.» «En estas dolorosas situaciones —se lee en el Memorial—, el Santo Padre desea salvar a sus hijos, también a los hebreos, y ordena que en los monasterios se hospede a estos perseguidos, y también las clausuras deben adherir al deseo del Sumo Pontífice. Desde el día 4 de noviembre hasta el día 6 de junio sucesivo, aquí hemos hospedado a las personas cuya lista figura a continuación...» En el Memorial se relata que «para la Cuaresma, también los hebreos acudían a escuchar la prédica y el señor Alfredo Sermoneta ayudaba en la iglesia».


Y también: «una vez terminada la guerra, se hablaba de la bondad del Santo Padre, que había ayudado y había hecho salvar a tantos, tanto hebreos como jóvenes y familias enteras». Esto confirma el compromiso personal e institucional de Pío XII en la protección y el rescate de los hebreos perseguidos. La copia escrita de la orden de Pío XII falta porque en una situación de guerra, con la ciudad ocupada por los nazis, una persona prudente no publica una orden, sino que manda mensajeros de confianza para comunicar las voluntades del Santo Padre. Hubiera sido imprudente y peligroso escribir una orden que podía terminar en las manos equivocadas y poner en peligro las vidas de tantos. Además, se organizó un grupo de sacerdotes que, bajo las órdenes de la Secretaría de Estado, iban a las casas religiosas, pasando también por universidades, escuelas, parroquias, para pedir la apertura de los conventos y la organización de una red de asistencia. Al final de la guerra fueron casi 150 las casas religiosas, los monasterios, las parroquias que salvaron de una muerte segura a millares de hebreos. Pío XII y la Iglesia católica le salvaron la vida a millares de hebreos en toda Europa.
El fin ultimo del hombre es el mismo formarse como universo.

Coincidencia
Mensajes: 552
Registrado: 21 Ene 2013, 18:52

Re: El cristianismo cambio el mundo

Mensajepor Coincidencia » 26 Mar 2019, 18:11

El embajador de Israel ante la Santa Sede aboga por Pío XII


El pasado jueves 23 de junio, a las 11 de la mañana, en el Centro Don Orione de Roma, el Excmo. Sr. Mordechay Lewy, embajador de Israel ante la Santa Sede, hizo entrega de la Medalla de los Justos entre las Naciones, al R.P. Flavio Peloso, superior general de la congregación de Hijos de la Divina Providencia, para honrar a título póstumo a un benemérito orionino: el P. Gaetano Piccinini (1904-1972), el cual, desde su cargo como rector del Instituto Pontificio Escolástico San Felipe Neri, en el barrio Appio de Roma, se prodigó en los terribles días de la ocupación nazi de Roma durante la Segunda Guerra Mundial, aun a riesgo de su propia vida, en socorrer y salvar a muchos judíos que, de otro modo, hubieran corrido la peor de las suertes. Recordemos que la mencionada medalla es una importante distinción con la que el Estado hebreo recompensa a personas no judías que se hayan distinguido en la protección y ayuda dispensadas a los judíos durante la persecución nazi.



Cabe recordar, por ejemplo, que la Medalla de los Justos entre las Naciones fue otorgada en su día al cardenal Pietro Palazzini por haber salvado a numerosos judíos refugiados en el Seminario Romano (del que era vicerrector). En dicha ocasión este alto prelado declaró: «el mérito es enteramente de Pío XII que ordenó hacer todo lo que estuviera a nuestro alcance para salvar a los judíos de la persecución». Las palabras dirigidas por el embajador israelí durante el acto del pasado jueves muestran cómo poco a poco se va abriendo paso una actitud más ponderada y ecuánime de personalidades oficiales del mundo judío y del Estado de Israel en lo tocante al tema Pío XII. Esperemos que el ejemplo cunda y acabe por imponerse la verdad histórica: la de un Vicario –no el de Hochhutz, sino el de Cristo– que hizo por los judíos lo máximo y lo mejor que podía hacer en unas circunstancias gravísimas y excepcionales, aun a costa de arriesgar su prestigio personal. Otro que no fuera Eugenio Pacelli quizás habría lanzado condenas estentóreas, pero cabe preguntarse si ello no hubiera sido una inútil provocación que hubiera sentenciado irremisiblemente también a aquellos a los que, de hecho, se logró salvar, que fueron muchísimos y que deben su vida a la acción prudente pero efectiva de Pío XII.
El fin ultimo del hombre es el mismo formarse como universo.

Coincidencia
Mensajes: 552
Registrado: 21 Ene 2013, 18:52

Sacrificios humanos

Mensajepor Coincidencia » 28 Mar 2019, 13:15

Lo que encontraron los españoles a su llegada al nuevo mundo

Los sacrificios humanos la religión del terror
Los aztecas creían que habían existido cuatro edades, o “soles”, previas a aquella en la que ellos vivían. Cada una de estas edades había sido destruida por un cataclismo, posibilitando que la siguiente desarrollara formas de vida más evolucionadas. Así, en la primera edad, o “sol de agua”, los hombres habían sido creados de ceniza y, destruidos por el agua, se convirtieron en peces; en el cuarto sol, los hombres se transformaron en monos.
Los aztecas vivían en el quinto sol, o “sol de movimiento”, en el que habían sido creados el hombre y el maíz. Pensaban que de ellos dependía que el universo siguiera existiendo, porque, si el Sol no se alimentaba, no tendría fuerza para mantenerse vivo. Para evitar la muerte del Sol, realizaban constantes sacrificios humanos, ofreciendo la sangre a los dioses, porque creían que ella les proporcionaba la energía vital.
En su forma de interpretar el mundo se reflejaban también dos preocupaciones fundamentales: el cambio de “las cosas” y la muerte. Pensaban que todo lo que rodea al hombre, lo que es hermoso y bueno, como las plumas del Quetzal, las doradas mazorcas del maíz, los rostros y corazones de los amigos, estaban destinados a cambiar y terminar; por eso valoraban la creación artística como medio para superar la angustia que ocasionaba el fin de las cosas.
En realidad, lo que llamamos Imperio Azteca era una federación de tres ciudades, Tenochtitlán, Texcoco y Tlacopán, aunque los aztecas de Tenochtitlán tenían la hegemonía en el estado, que iba evolucionando también hacia un verdadero imperio centralizado. Pero era evidente que la falta de vías de comunicación y de animales útiles para el transporte impedía las campañas militares a regiones algo alejadas.
Sus dioses en parte eran transformaciones de concepciones totemistas primitivas y evolucionadas al contacto con los pueblos encontrados y sometidos. El carácter mágico de la mayoría de ritos es evidente y con frecuencia han conducido a lo que se llama nagualismo, creencia en espíritus protectores individuales.

Entre los mitos que se nos han conservado destaca el de la creación, que supone la existencia de cuatro soles sucesivos, o sea cuatro creaciones que fracasaron, terminando en tremendas catástrofes que convirtieron a los hombres en peces, diversos animales y monos. Por fin, la quinta creación, gracias al sacrificio de varias divinidades, tuvo éxito y se logró el hombre.
Fiestas y celebraciones religiosas eran constantes. Pero el rasgo dominante de la religión centroamericana y concretamente la azteca es el sacrificio humano, en el que ningún otro pueblo de la Tierra logró tan alto grado de especialización y refinamiento. Los dioses mexicanos nos aparecen como sedientos de sangre, lo que obligaba a toda clase de sacrificios para tenerlos satisfechos. No es extraño, pues, que los propios sacerdotes tuvieran que mutilarse o herirse y dar también su sangre para aplacar a sus divinidades. Además habían de practicar oraciones, ayunos, purificaciones, danzas, etc., canto de himnos, danzas fálicas entre otras, etc.
El sacrificio corriente era el que se realizaba en lo alto del teocalil y en él el sacerdote abría el pecho a la víctima con un cuchillo de sílex para sacarle el corazón, que se dejaba en un recipiente, el cuauxicali, y el cuerpo se arrojaba desde lo alto del templo. No era infrecuente el canibalismo con los cuerpos de las víctimas. Pero el sacrificio podía adoptar muchas otras formas. Así, se podía despellejar a la víctima y colocarse el sacerdote la piel obtenida, como ocurría en el culto a Xipe-Topec. O bien la víctima había de luchar con uno o varios guerreros atada a una gran piedra. O se le mataba a flechazos, lo que constituía un rito de fecundidad.
Tlaloc requería el sacrificio de niños, mientras otros dioses pedían jóvenes o vírgenes. Tetzcatlipoca era más complicado, pues había que ofrecerle a un joven que durante un año había sido venerado como si fuese el dios mismo y al que se sacrificaba el día de la fiesta de mayo, en que el sol pasaba por el cénit de la capital. En algunas ocasiones se sacrificaban animales. Se nos ha conservado el dato de que la consagración del gran templo a Huitzilopochtli por Ahuitzol exigió setenta mil víctimas. No es extraño, pues, que los sacrificadores formasen la capa superior del sacerdocio, aunque no faltaban los chamanes, médicos y brujos, los músicos y los adivinos. Se cree que pasaban de cinco mil los sacerdotes que vivían en Tenochtitlán.



El mayor número de sacrificios tuvo lugar en Tenochtitlán, una ciudad construida en las islas de un lago, en el Gran Templo dedica do a Huitzilopochtli, dios del sol y de la guerra. Docenas o incluso centenares de prisioneros drogados subían hasta la cima de la pirámide. Una vez allí, a la vista de los dioses y de la ciudad, un equipo de sacerdotes cogía cada uno una extremidad o cabeza y arrojaba la víctima hacia abajo. El sacerdote que ejecutaba el sacrificio serraba el pecho del prisionero con un cuchillo de obsidiana y extraía el corazón del prisionero todavía palpitante para, a continuación, quemarlo.

Después, el sacerdote empujaba el cuerpo gradas abajo, donde era descuartizado, troceado, asado y trinchado. El propietario del prisionero sacrificado recibía los mejores cortes de carne para que pudiera servirlos en un banquete familiar, mientras que las masas se alimentaban del guiso que se hacía con las sobras. Los pumas, lobos y jaguares del zoo roían los huesos.
Otro ritual conocido con el nombre de «desollamiento de hombres» se celebraba en honor del dios Xipe Totee. Empezaba con la habitual extracción de corazones en lo alto de la pirámide, tras lo cual se descuartizaban los cuerpos para el festín familiar. Al día siguiente, a un prisionero se le concedía el honor de ser amarrado a una piedra y, con armas romas, tenía que defenderse de cuatro caballeros águila y jaguar, que tenían armas afiladas, por lo que el resultado del combate nunca planteaba dudas. Después de matar al prisionero, los sacerdotes lo abrían en canal y los oficiantes se lo comían.
Su patrocinador llevaba un cuenco de sangre a todos los templos para pintar las bocas de los ídolos. Después solía llevar puesta la piel del muerto durante veinte días mientras se pudría. Por último, se desechaba ritualmente la piel en una cueva del templo y el oficiante quedaba purificado.
En Tlaloc los niños eran sacrificados al dios de la lluvia. Los niños que nacían con ciertos rasgos físicos en días astrológicamente importantes eran muy apreciados, no obstante, cualquier niño valía. Los degollaban después de que el sacerdote les hubiera hecho llorar y recogido sus lágrimas. A diferencia de otros sacrificios, que se consideraban ocasiones festivas, los aztecas acompañaban la matanza de niños con fuertes lamentos, y los sacerdotes lo juzgaban un asunto sucio y lúgubre. Los aztecas evitaban los lugares en los que se celebraban los sacrificios de niños siempre que podían.
Las mujeres eran sacrificadas a la diosa madre, Xilonen. La mujer destinada al ritual se convertía en aquella diosa y era decapitada mientras bailaba. A continuación era desollada. Se le extraía el corazón y lo quemaban. Un guerrero recibía el honor de llevar la piel de la mujer durante un año y así se convertía en la diosa.
Las víctimas dedicadas al dios del fuego, Xuihtecuhutli, eran sedadas y arrojadas al fuego. A continuación los sacerdotes los pescaban con un gancho, chamuscados pero vivos, y los arrastraban fuera de la hoguera para poderles extirpar los corazones palpitantes.
Si buscamos a alguien a quien culpar de los sacrificios a gran escala de los aztecas, un candidato podría ser Tlacaclel, consejero jefe de tres sucesivos gobernantes. Un cronista español escribió que dicho individuo «inventaba sacrificios diabólicos, crueles y aterradores».
Tlacaelel supervisó la nueva dedicación del Gran Templo por parte del rey Ahuitzotl en 1487 durante la cual las víctimas del sacrificio formaban cuatro filas que se extendían a lo largo de las calzadas que unían las islas de Tenochtitlán. Fueron necesarios cuatro equipos y cuatro días para matar a todos los prisioneros porque la sangre se encharcaba y coagulaba en la base de la pirámide.



Historiadores posteriores han intentado convertir estos datos en números reales, proponiendo primero la cifra de unas 80.000 víctimas, pero hoy en día se calcula que el número podría oscilar entre 14.000 y 20.000.

Uno de los libros de viaje mas conocidos de la Edad Alta Media fue el Libro de las Maravillas del Mundo de Juan de Mandeville (escrito entre 1357 y 1371), que influyó tanto a Cristóbal Colón como a Américo Vespucio. En su libro, Mandeville describía una serie de monstruos que vivían más allá del mundo conocido, incluidos los gigantes de un solo ojo llamados cíclopes, las criaturas con una sola pierna llamadas esciápodos y los temibles anthropophagi, que tenían la boca en el centro del pecho.
Motivos no faltaban: Uno de los primeros puntos planteados por los estudiosos de estas culturas fue que semejante número de sacrificios requería permanentes víctimas: ¿cómo se conseguían?.
Los aztecas iniciaron con estos fines las “guerras floridas”. En tiempos de Tlacaélel -cortesano consejero de los reyes Itzcóatl y Motecuhzoma Ilhuicamina- se organizaron luchas periódicas contra otros señoríos. Como los pueblos sometidos al imperio azteca ofrecían productos para evitar el sacrificio, los mexicas debieron ensanchar sus dominios a las lejanas tierras de Guatemala, Oaxaca y Chiapas.
Fray Bartolomé de las Casas señala que los aztecas, pueblo muy religioso, sacrificaban a sus dioses lo más preciado: la vida humana. Los mayas, en cambio, lo mantuvieron como un tributo humano por algo que se esperaba de esos dioses. Interpretaciones más terrenas sostienen que la práctica fue una norma, por ejemplo, de regular el crecimiento demográfico y de poder político.
Las poblaciones del valle de México habían aumentado tanto que los alimentos eran insuficientes. Con las “guerras floridas” y los sacrificios, la tasa de mortalidad aumentó casi un 25 por ciento. Los mayas no fueron presionados por excesos demográficos y no debieron, como los aztecas, alentar los sacrificios humanos y el canibalismo.
La validez de estas teorías sólo depende de las numerosas muertes, y las crónicas no las niegan: alrededor de 15.000 anuales. Esta cantidad también explica a los sacrificios como un medio de control político.
Para comprender la situación política hay que señalar que mayas y aztecas tenían élites sacerdotales y guerreras que gobernaban sobre la población campesina Con una religión esotérica y compleja, los sacerdotes se convirtieron en los únicos conocedores de la palabra de los dioses, que invariablemente debía cumplirse. Sabían -decían saber- cómo hacer para que el Sol continuara su camino y las fechas propicias para que las cosechas fueran exitosas. El campesino -respeto y miedo- asistía a los ritos y creía que el orden del universo no se alteraba.
Todo el campesinado aceptaba el dominio de las clases dirigentes. Para que no quedaran dudas, muchos asistían en Tenochtitlán a los sacrificios. Era una advertencia de lo que podía ocurrir si no pagaban los tributos o se oponían al ejército azteca.
Ampliación del tema: Los reyes y sus sacerdotes lo arriesgaban todos en sus esfuerzos por complacer a los dioses y garantizar la suficiente lluvia para sus cosechas. Los extremos terroríficos a los que llegaban han salido a la luz en una serie de excavaciones que empezaron en 1895.
Aquel año, el arqueólogo y diplomático americio: Edward Thompson compró, por 75 dólares, una plantación mexicana sabiendo que incluía las ruinas de la ciudad sagrada maya de Chichen Itzá. Al igual que Arthur Evans, famoso por Cnosos, Thompson se pasó gran parte del resto su vida desvelando los secretos de este antiguo emplazamiento perdido para el mundo en plena selva mexicana. Llevado por su pasión arqueológica, fue cazado por los indígenas y estuvo a punto de morí: a causa de un cepo envenenado, y perdió la sensibilidad en una de sus piernas.
El centro de su atención era el Sagrado Cenote una depresión de agua para sacrificios de noventa metros de largo que, según los mayas, era la puerta ce acceso al mundo de los espíritus, posiblemente porque la península del Yucatán es de caliza porosa, lo cual hace que los lagos o cuencas naturales sean extremadamente raros.
Thompson encontró un plato de oro fechado 900 d.C. donde muestra un guerrero tolteca que porta un tocado con un águila y que está sacrificando a un cautivo maya. Su atuendo representa un ave de presa descendiendo. En su mano izquierda sostiene el cuchillo de sacrificios, mientras que con la derecha sujeta el recién arrancado corazón de su víctima. Pueden verse cuatro ayudantes que tienden a la víctima sobre la losa de piedra para sacrificios. Uno mira directamente hacia fuera, hacia ti, testigo.

Thompson encontró los huesos de más de 42 víctimas en aquel pequeño lago. Se calcula que la mitad no llegaban a los veinte años cuando fueron sacrificados, y catorce tenían menos de doce. Los mayas creían que, cuanto más joven fuese la víctima, más complacidos se sentirían los dioses, porque consideraban que las almas jóvenes eran más puras.
En tiempos del dominio azteca (c. 1248-1521 d. C.), los sacrificios de niños eran especialmente corrientes en épocas de sequía. Si no se ofrecían sacrificios a Tlaloc, el dios azteca del agua, las lluvias no vendrían y las cosechas no crecerían. Tlaloc necesitaba las lágrimas de los jóvenes para mojar la tierra y contribuir a la aparición de la lluvia. Por consiguiente, se dice que los sacerdotes hacían llorar a los niños antes de someterlos al sacrificio ritual, a veces arrancándoles las uñas.
La desesperación de los mayas por la llegada de la lluvia constituye el motivo principal por el que, en torno a 900 d. C., su civilización entró en decadencia. Las sequías cada vez más extremas, exacerbadas por los efectos de la deforestación, la erosión del suelo y el cultivo intensivo, provocaron hambrunas, invasiones y violentas contiendas con los pueblos vecinos por los escasos recursos naturales. (Fuente Consultada: Todo Sobre Nuestro Mundo Christopher Lloyd)
PARA SABER MAS…
TENOCHTITLÁN era la capital del imperio azteca. En el momento de máximo esplendor abarcaba un territorio de 25 km2 y tenía unos 350.000 habitantes. La población se dedicaba a la agricultura, pesca, comercio, artesanía y milicia, entre otras actividades.
GOBERNANTES: El líder azteca recibía el nombre de tlatoani (jefe portavoz). El tlatoanise elegía por su sabiduría, valor y linaje. Se le consideraba casi un dios y desempeñaba un importante papel en los rituales religiosos.
RELIGIÓN: En el centro de Tenochtitlán se levantaba el Gran Templo. En la cúspide de la majestuosa pirámide estaban los templos gemelos de Huitzilopochlli, dios del sol, y Tláloc, dios de la lluvia. En los templos aztecas había cientos de sacerdotes, que recibían una educación especial en una escuela conocida como cabnécac. Allí aprendían astronomía, escritura y a realizar sacrificios.
EDUCACIÓN: Los muchachos aztecas recibían preparación militar en una escuela llamada telpochcali. Todos los jóvenes entre 17 y 22 años servían en el ejército. Las niñas también recibían escolarización, pero su educación se centraba en asuntos domésticos, no militares. En las escuelas aztecas reinaba una estricta disciplina, y los alumnos perezosos o poco dispuestos recibían severos castigos.
AGRICULTURA: Tenochtitlán estaba rodeada por cientos de jardines colgantes llamados chinampas. En las aguas poco profundas del lago Texcoco anclaban unas enormes cestas rojas llenas de tierra, que proporcionaban verduras, fruta y flores a la ciudad. (Las flores servían para disimular el olor a sangre debido a los frecuentes sacrificios humanos.) Las aguas residuales de los retretes públicos se utilizaban para fertilizar los chinampas.
CEREMONIA DEL FUEGO NUEVO: Una de las celebraciones aztecas más importantes era la Ceremonia del Fuego Nuevo. El calendario azteca se componía de un ciclo de 52 años. En realidad creían que el mundo se acabaría cada 52 años a menos que ellos celebraran la Ceremonia del Fuego Nuevo. Todas las familias participaban en la celebración sacando a la calle el fuego del hogar y rompiendo los utensilios domésticos.

Luego, mientras la gente observaba desde los tejados de las casas, los sacerdotes salían de la ciudad y se dirigían a una colina distante. Cuando la estrella sagrada alcanzaba un punto determinado del firmamento, el sumo sacerdote encendía un fuego nuevo y quemaba el corazón de una víctima de un sacrificio humano. Los sacerdotes volvían al templo transportando antorchas y los hogares de todas las casas de Tenochtitlán volvían a encenderse con este fuego. Los aztecas celebraban el hecho de que el mundo no se terminara con grandes festejos.
LOS INCAS: entre los incas los Sacrificios humanos eran raros y representaban ofrendas especiales para los dioses. Los niños eran considerados más puros que los adultos; ser sacrificados era un honor tal que se les deificaba convirtiéndolos en representantes directos del pueblo, para vivir eternamente al lado de los dioses. Serían adorados después de muertos.
Es probable que en Llullaillaco los sacrificios se realizaran en diciembre, durante el verano suramericano, cuando las temperaturas son más altas y hay menos nieve. El centro administrativo inca más cercano de cierta importancia se encontraba en Catarpe, cerca de lo que hoy es San Pedro de Atacama, al norte de Chile, a unos 190 kilómetros. Pero los estilos de las telas, las estatuas y la cerámica indican que se produjeron en Cuzco, Perú, a unos 1,300 kilómetros al norte.
Los pueblos que vivían cerca de Llullaillaco debieron haber creído que las montañas controlaban el clima, así como la fertilidad de los animales y la abundancia de las cosechas en la región, razón por la que los habitantes actuales siguen rindiendo culto a las montañas. Las autoridades incas en Cuzco, sede del imperio, sabían que hacer ofrendas a las montañas sagradas era la forma de incorporar a esas deidades a la religión del Estado, lo que les daba mayor control sobre los pueblos distantes que subyugaban.
Los relatos escritos tras la Conquista Española describen peregrinaciones que duraban meses y mencionan los nombres de los niños sacrificados. En algunos casos, un niño era ofrecido por sus padres, que podrían haberlo acompañado en el viaje. Los residentes de la localidad también ayudarían a los sacerdotes en las ceremonias, quizás con bailes y pócimas religiosas, hasta que la procesión llegara a su destino.
Más ceremonias se celebrarían durante el largo ascenso a la cumbre, que podía tomar hasta tres días. Según los relatos, los incas sacrificados morían al ser enterrados vivos, por estrangulamiento o por un golpe en la cabeza -que es como murió la Dama de Hielo-. Sin embargo, los niños de Llullaillaco tienen expresiones afables y no muestran cicatrices, lo que sugiere que murieron estando inconscientes o semiconscientes, quizá bajo la influencia de la combinación de bebidas alcohólicas rituales y la altitud.

El olor a carne quemada aún persiste como consecuencia del rayo que le calcinara la oreja, el hombro y el pecho, pero el resto del cuerpo de la niña está en condiciones excelentes. Aún en la cima, la tela que la envolvía se zafó y quedó a la vista su rostro. Aunque los órganos están intactos, el rayo expuso tejidos profundos, lo que facilitó la toma de muestras. La extracción de dos docenas de artefactos encontrados cerca del cuerpo fue tarea difícil en la estrecha tumba; la posición de cada pieza tuvo que ser registrada meticulosamente. “La excavación implica un esfuerzo titánico, aun tomar notas es difícil a 22 mil pies de altura (6,700 metros), Pero es importante porque para los incas había mucho simbolismo en la forma en que disponían las ofrendas.” Entre los artefactos se encontraron estatuas, cerámica, bolsas de comida y esta bolsa de coca echa con plumas, quizá de aves de la región amazónica. La coca era sagrada para los incas, y los pueblos andinos la siguen usando en sus ofrendas.
La pacífica muerte de los mayas:
El desciframiento de los jeroglíficos mayas (pueblo dirigido por reyes-sacerdotes) indica que esta pacífica civilización tampoco evitaba los sacrificios humanos. Los mayas se desarrollaron en los estados mexicanos de Chiapas y Campeche, Honduras, la península del Yucatán y las tierras bajas del Petón guatemalteco. En la época clásica de esta cultura (entre el 300 y 900) no hubo sacrificios, que sí se produjeron desde el siglo X hasta la llegada de los españoles.
La ceremonia habitual era similar a la de los aztecas, sólo que el corazón se colocaba en un plato y se lo acercaba al sacerdote (el chilan), que embadurnaba con sangre el rostro de la imagen del dios. Otros sacerdotes desollaban el cuerpo de la víctima, se vestían con la piel y bailaban. Si era un guerrero o una figura importante, el cuerpo se repartía entre las élites guerreras o sacerdotales.
Otro de los modos de muerte consistía en flechar el corazón, según testimonian las paredes del templo II de Tikal en un graffito anónimo. Se señalaba el corazón con una marca blanca y se pasaba danzando hasta que, por orden, comenzaban a flechar el corazón.
Por la escasez de lluvias, los mayas arrojaban a la víctimas a los cenotes, pozos naturales a través de los extensos ríos subterráneos que afloran a la superficie. Así, imploraban a los dioses que habitaban en las corrientes de agua.
El Cenote de los Sacrificios de Chichen Itzá es un pozo natural ovalado, de 60 metros de ancho y unos 20 de altura entre el nivel del agua y la superficie. Se arrojaban allí pequeños niños o esclavas por sus padres o amos, con un doble carácter: 1) para ayudar a los dioses de la lluvia; 2) para adivinar el futuro.
Las víctimas que no morían en la prueba eran sacadas para que “transmitieran” lo que habían escuchado en el “inframundo”. Esta ceremonia tenía lugar al amanece
El fin ultimo del hombre es el mismo formarse como universo.

Coincidencia
Mensajes: 552
Registrado: 21 Ene 2013, 18:52

Re: El cristianismo cambio el mundo

Mensajepor Coincidencia » 04 Abr 2019, 18:12

Una predica de inocencia


https://youtu.be/32r5hEf7wwI
El fin ultimo del hombre es el mismo formarse como universo.

Coincidencia
Mensajes: 552
Registrado: 21 Ene 2013, 18:52

Isabel la Católica y Carlos V

Mensajepor Coincidencia » 09 Abr 2019, 13:53

Isabel la Católica

fue la primera persona que se preocupó por los derechos de los indios: determinó que seguirían siendo los propietarios de las tierras que les pertenecían con anterioridad a la llegada de los españoles y, en el año 1500, dictó un decreto que prohibió la esclavitud. Nace así un nuevo derecho que, en palabras del autor, «reconoce que las libertades de los hombres y de los pueblos son algo inherente a ellos mismos, y que por tanto, les pertenecen por encima de las consideraciones de cualquier príncipe o Papa». Aquellas normas supusieron el punto de partida de la Leyes de Indias.

Más adelante, una junta de la Universidad de Salamanca convocada por el emperador Carlos V en 1540 concluye que «tanto el Rey, como gobernadores y encomenderos, habrían de observar un escrupuloso respeto a la libertad de conciencia de los indios, así como la prohibición expresa de cristianizarlos por la fuerza o en contra de su voluntad», cuenta Sánchez Galera. Con el tiempo se va formando un cuerpo de normas, las Leyes de Indias, que recogen, entre otros, los siguientes derechos para los indios: la prohibición de injuriarlos o maltratarlos, la obligación de pagarles salarios justos, su derecho al descanso dominical, la jornada laboral máxima de ocho horas y un grupo de normas protectoras de su salud, especialmente de la de mujeres y niños.

La esclavitud y las encomiendas
Aunque la Reina Isabel la Católica había prohibido la esclavitud, algunos colonos se ampararon en las encomiendas para sortear las leyes que llegaban desde la España europea y obligar a los indios a realizar trabajos forzados. Con todo, Sánchez Galera defiende la institución: «Los indios, fuera de ser unos desposeídos, son propietarios de pleno derecho de aquellas tierras que trabajan, y del rendimiento de las mismas pagan un tributo o servicio a su encomendero, quien a su vez tiene obligación de protegerlos y cristianizarlos. Como toda institución humana, la encomienda dio lugar a ciertos abusos, y en contados casos, incluso degeneró en una especie de esclavitud encubierta».

Ya en 1518 una ley establece ya «que sólo podrán ser encomendados aquellos indios que no tengan recursos suficientes para ganarse la vida, así como que en el momento en que fuesen capaces de valerse por sí mismos habrían de cesar» en este régimen. De todos modos, Carlos V da una estocada mortal a la institución con sus Leyes Nuevas de 1542, que limitan sobremanera las situaciones en que se podía poner en práctica.

En cualquier caso, la actitud de los monarcas españoles contra la esclavitud fue decidida. Isabel la Católica y el Emperador Carlos V promulgaron decretos que vedaban esa práctica y, «si bien es cierto que Felipe II se deja presionar por los colonos del Caribe haciendo concesiones especiales para Puerto Rico y La Española, poco más tarde vuelve a dejar clara su repulsa hacia este tipo de institución, prohibiendo una vez más la esclavitud, e incluso haciendo extensiva dicha prohibición a la incipiente importación de esclavos negros», explica el autor.

Frailes y maestros

La Leyenda Negra que pesa sobre España también acusa a sus colonizadores del Nuevo Mundo de haber cometido allí un genocidio contra la población indígena. Pero si el Imperio español pudo consolidar su conquista de América no fue gracias a las armas, sino, fundamentalmente, gracias a su clero y educadores. Ciertamente, si bien los primeros escritos de los descubridores españoles describían a los habitantes de aquellas tierras como «pueblo angelical» cuya «aparente ingenuidad hacía presagiar una fácil y pronta civilización y evangelización», pronto aquellas poblaciones resistieron armadas a los abusos de los primeros colonos, estallando así los enfrentamientos bélicos.

«Su aparente ingenuidad presagiaba una pronta civilización y evangelización» Fernando el Católico encarga entonces un estudio jurídico-teológico al dominico Matías de Paz y al jurista Juan López de Palacios, quienes concluyen que la guerra contra los indígenas sólo será justa «cuando sus caciques y jefes prohíban la libre conversión de sus súbditos, o bien sea menester el desterrar inhumanas costumbres que se niegan a abandonar», como el canibalismo o los sacrificios de personas a los dioses. Pero dado que, pese a las limitaciones fijadas desde España, en muchas ocasiones se recurría a las armas sin que hiciese falta, una Real Orden de 1526 impuso en todas las expediciones militares la compañía de sacerdotes con el fin de poner fin a aquellos abusos.

Pacificado ya el continente, en 1573 Felipe II pone fin a la lucha armada en América, «y confía sus mayores y más ricas posesiones a un nuevo ejército compuesto, esta vez, a base de frailes y maestros. Comienza la verdadera y definitiva conquista de América», concluye Sánchez Galera.
El fin ultimo del hombre es el mismo formarse como universo.

Avatar de Usuario
subman
Mensajes: 1419
Registrado: 14 Sep 2015, 12:39

Re: El cristianismo cambio el mundo

Mensajepor subman » 11 Abr 2019, 17:17

La mecánica cuántica es, cronológicamente hablando, la última de las grandes ramas de la física. Se formuló a principios del siglo xx, casi al mismo tiempo que la teoría de la relatividad, aunque el grueso de la mecánica cuántica se desarrolló a partir de 1920 (siendo la teoría de la relatividad especial de 1905 y la teoría general de la relatividad de 1915).

Además al advenimiento de la mecánica cuántica existían diversos problemas no resueltos en la electrodinámica clásica. El primero de estos problemas era la emisión de radiación de cualquier objeto en equilibrio, llamada radiación térmica, que es la que proviene de la vibración microscópica de las partículas que lo componen. Usando las ecuaciones de la electrodinámica clásica, la energía que emitía esta radiación térmica tendía al infinito, si se suman todas las frecuencias que emitía el objeto, con ilógico resultado para los físicos. También la estabilidad de los átomos no podía ser explicada por el electromagnetismo clásico, y la noción de que el electrón fuera o bien una partícula clásica puntual o bien una cáscara esférica de dimensiones finitas resultaban igualmente problemáticas para esto.

Radiación electromagnética
El problema de la radiación electromagnética de un cuerpo negro fue uno de los primeros problemas resueltos en el seno de la mecánica cuántica. Es en el seno de la mecánica estadística donde surgen por primera vez las ideas cuánticas en 1900. Al físico alemán Max Planck se le ocurrió un artificio matemático: si en el proceso aritmético se sustituía la integral de esas frecuencias por una suma no continua (discreta), se dejaba de obtener infinito como resultado, con lo que se eliminaba el problema; además, el resultado obtenido concordaba con lo que después era medido.

Fue Max Planck quien entonces enunció la hipótesis de que la radiación electromagnética es absorbida y emitida por la materia en forma de «cuantos» de luz o fotones de energía cuantizados introduciendo una constante estadística, que se denominó constante de Planck. Su historia es inherente al siglo xx, ya que la primera formulación cuántica de un fenómeno fue dada a conocer por el mismo Planck el 14 de diciembre de 1900 en una sesión de la Sociedad Física de la Academia de Ciencias de Berlín.2​

La idea de Planck habría permanecido muchos años solo como hipótesis sin verificar por completo si Albert Einstein no la hubiera retomado, proponiendo que la luz, en ciertas circunstancias, se comporta como partículas de energía (los cuantos de luz o fotones) en su explicación del efecto fotoeléctrico. Fue Albert Einstein quien completó en 1905 las correspondientes leyes del movimiento su teoría especial de la relatividad, demostrando que el electromagnetismo era una teoría esencialmente no mecánica. Culminaba así lo que se ha dado en llamar física clásica, es decir, la física no-cuántica.

Usó este punto de vista llamado por él «heurístico», para desarrollar su teoría del efecto fotoeléctrico, publicando esta hipótesis en 1905, lo que le valió el Premio Nobel de Física de 1921. Esta hipótesis fue aplicada también para proponer una teoría sobre el calor específico, es decir, la que resuelve cuál es la cantidad de calor necesaria para aumentar en una unidad la temperatura de la unidad de masa de un cuerpo.

El siguiente paso importante se dio hacia 1925, cuando Louis De Broglie propuso que cada partícula material tiene una longitud de onda asociada, inversamente proporcional a su masa, y a su velocidad. Así quedaba establecida la dualidad onda/materia. Poco tiempo después Erwin Schrödinger formuló una ecuación de movimiento para las «ondas de materia», cuya existencia había propuesto De Broglie y varios experimentos sugerían que eran reales.

La mecánica cuántica introduce una serie de hechos contraintuitivos que no aparecían en los paradigmas físicos anteriores; con ella se descubre que el mundo atómico no se comporta como esperaríamos. Los conceptos de incertidumbre o cuantización son introducidos por primera vez aquí. Además la mecánica cuántica es la teoría científica que ha proporcionado las predicciones experimentales más exactas hasta el momento, a pesar de estar sujeta a las probabilidades.

Inestabilidad de los átomos clásicos
El segundo problema importante que la mecánica cuántica resolvió a través del modelo de Bohr, fue el de la estabilidad de los átomos. De acuerdo con la teoría clásica un electrón orbitando alrededor de un núcleo cargado positivamente debería emitir energía electromagnética perdiendo así velocidad hasta caer sobre el núcleo. La evidencia empírica era que esto no sucedía, y sería la mecánica cuántica la que resolvería este hecho primero mediante postulados ad hoc formulados por Bohr y más tarde mediante modelos como el modelo atómico de Schrödinger basados en supuestos más generales. A continuación se explica el fracaso del modelo clásico.

En mecánica clásica, un átomo de hidrógeno es un tipo de problema de los dos cuerpos en que el protón sería el primer cuerpo que tiene más del 99% de la masa del sistema y el electrón es el segundo cuerpo que es mucho más ligero. Para resolver el problema de los dos cuerpos es conveniente hacer la descripción del sistema, colocando el origen del sistema de referencia en el centro de masa de la partícula de mayor masa, esta descripción es correcta considerando como masa de la otra partícula la masa reducida que viene dada por

{\displaystyle \mu \,=\,{\frac {m_{e}m_{p}}{m_{e}+m_{p}}}\approx 0,999m_{e}} {\displaystyle \mu \,=\,{\frac {m_{e}m_{p}}{m_{e}+m_{p}}}\approx 0,999m_{e}}

Siendo {\displaystyle \scriptstyle m_{p}} {\displaystyle \scriptstyle m_{p}} la masa del protón y {\displaystyle \scriptstyle m_{e}} {\displaystyle \scriptstyle m_{e}} la masa del electrón. En ese caso el problema del átomo de hidrógeno parece admitir una solución simple en la que el electrón se moviera en órbitas elípticas alrededor del núcleo atómico. Sin embargo, existe un problema con la solución clásica, de acuerdo con las predicciones de electromagnetismo partícula eléctrica que sigue un movimiento acelerado, como sucedería al describir una elipse debería emitir radiación electromagnética, y por tanto perder energía cinética, la cantidad de energía radiada sería de hecho:

{\displaystyle {\frac {dE_{r}}{dt}}={\frac {e^{2}a^{2}\gamma ^{4}}{6\pi \epsilon _{0}c^{3}}}\approx {\frac {\pi }{96}}{\frac {e^{14}m_{e}^{2}\gamma ^{4}}{\epsilon _{0}^{7}h^{8}c^{3}}}\geq 5,1\cdot 10^{-8}{\mbox{watt}}} {\displaystyle {\frac {dE_{r}}{dt}}={\frac {e^{2}a^{2}\gamma ^{4}}{6\pi \epsilon _{0}c^{3}}}\approx {\frac {\pi }{96}}{\frac {e^{14}m_{e}^{2}\gamma ^{4}}{\epsilon _{0}^{7}h^{8}c^{3}}}\geq 5,1\cdot 10^{-8}{\mbox{watt}}}

Ese proceso acabaría con el colapso del átomo sobre el núcleo en un tiempo muy corto dadas las grandes aceleraciones existentes. A partir de los datos de la ecuación anterior el tiempo de colapso sería de 10-8 s, es decir, de acuerdo con la física clásica los átomos de hidrógeno no serían estables y no podrían existir más de una cienmillonésima de segundo.

Esa incompatibilidad entre las predicciones del modelo clásico y la realidad observada llevó a buscar un modelo que explicara fenomenológicamente el átomo. El modelo atómico de Bohr era un modelo fenomenológico y provisorio que explicaba satisfactoriamente aunque de manera heurística algunos datos, como el orden de magnitud del radio atómico y los espectros de absorción del átomo, pero no explicaba cómo era posible que el electrón no emitiera radiación perdiendo energía. La búsqueda de un modelo más adecuado llevó a la formulación del modelo atómico de Schrödinger en el cual puede probarse que el valor esperado de la aceleración es nulo, y sobre esa base puede decirse que la energía electromagnética emitida debería ser también nula. Sin embargo, al contrario del modelo de Bohr, la representación cuántica de Schrödinger es difícil de entender en términos intuitivos.

Desarrollo histórico
Artículo principal: Historia de la mecánica cuántica
La teoría cuántica fue desarrollada en su forma básica a lo largo de la primera mitad del siglo xx. El hecho de que la energía se intercambie de forma discreta se puso de relieve por hechos experimentales como los siguientes, inexplicables con las herramientas teóricas anteriores de la mecánica clásica o la electrodinámica:


Fig. 1: La función de onda del electrón de un átomo de hidrógeno posee niveles de energía definidos y discretos denotados por un número cuántico n=1, 2, 3,... y valores definidos de momento angular caracterizados por la notación: s, p, d,... Las áreas brillantes en la figura corresponden a densidades elevadas de probabilidad de encontrar el electrón en dicha posición.
Espectro de la radiación del cuerpo negro, resuelto por Max Planck con la cuantización de la energía. La energía total del cuerpo negro resultó que tomaba valores discretos más que continuos. Este fenómeno se llamó cuantización, y los intervalos posibles más pequeños entre los valores discretos son llamados quanta (singular: quantum, de la palabra latina para «cantidad», de ahí el nombre de mecánica cuántica). La magnitud de un cuanto es un valor fijo llamado constante de Planck, y que vale: 6.626 ×10-34 julios por segundo.
Bajo ciertas condiciones experimentales, los objetos microscópicos como los átomos o los electrones exhiben un comportamiento ondulatorio, como en la interferencia. Bajo otras condiciones, las mismas especies de objetos exhiben un comportamiento corpuscular, de partícula, («partícula» quiere decir un objeto que puede ser localizado en una región concreta del espacio), como en la dispersión de partículas. Este fenómeno se conoce como dualidad onda-partícula.
Las propiedades físicas de objetos con historias asociadas pueden ser correlacionadas, en una amplitud prohibida para cualquier teoría clásica, solo pueden ser descritos con precisión si se hace referencia a ambos a la vez. Este fenómeno es llamado entrelazamiento cuántico y la desigualdad de Bell describe su diferencia con la correlación ordinaria. Las medidas de las violaciones de la desigualdad de Bell fueron algunas de las mayores comprobaciones de la mecánica cuántica.
Explicación del efecto fotoeléctrico, dada por Albert Einstein, en que volvió a aparecer esa "misteriosa" necesidad de cuantizar la energía.
Efecto Compton.
El desarrollo formal de la teoría fue obra de los esfuerzos conjuntos de varios físicos y matemáticos de la época como Schrödinger, Heisenberg, Einstein, Dirac, Bohr y Von Neumann entre otros (la lista es larga). Algunos de los aspectos fundamentales de la teoría están siendo aún estudiados activamente. La mecánica cuántica ha sido también adoptada como la teoría subyacente a muchos campos de la física y la química, incluyendo la física de la materia condensada, la química cuántica y la física de partículas.

La región de origen de la mecánica cuántica puede localizarse en la Europa central, en Alemania y Austria, y en el contexto histórico del primer tercio del siglo xx.

Suposiciones más importantes
Artículo principal: Interpretaciones de la mecánica cuántica
Las suposiciones más importantes de esta teoría son las siguientes:

Al ser imposible fijar a la vez la posición y el momento de una partícula, se renuncia al concepto de trayectoria, vital en mecánica clásica. En vez de eso, el movimiento de una partícula puede ser explicado por una función matemática que asigna, a cada punto del espacio y a cada instante, la probabilidad de que la partícula descrita se halle en tal posición en ese instante (al menos, en la interpretación de la Mecánica cuántica más usual, la probabilista o interpretación de Copenhague). A partir de esa función, o función de ondas, se extraen teóricamente todas las magnitudes del movimiento necesarias.
Existen dos tipos de evolución temporal, si no ocurre ninguna medida el estado del sistema o función de onda evolucionan de acuerdo con la ecuación de Schrödinger, sin embargo, si se realiza una medida sobre el sistema, este sufre un «salto cuántico» hacia un estado compatible con los valores de la medida obtenida (formalmente el nuevo estado será una proyección ortogonal del estado original).
Existen diferencias notorias entre los estados ligados y los que no lo están.
La energía no se intercambia de forma continua en un estado ligado, sino en forma discreta lo cual implica la existencia de paquetes mínimos de energía llamados cuantos, mientras en los estados no ligados la energía se comporta como un continuo.
Descripción de la teoría
Interpretación de Copenhague
Artículo principal: Interpretación de Copenhague
Para describir la teoría de forma general es necesario un tratamiento matemático riguroso, pero aceptando una de las tres interpretaciones de la mecánica cuántica (a partir de ahora la Interpretación de Copenhague), el marco se relaja. La mecánica cuántica describe el estado instantáneo de un sistema (estado cuántico) con una función de onda que codifica la distribución de probabilidad de todas las propiedades medibles, u observables. Algunos observables posibles sobre un sistema dado son la energía, posición, momento y momento angular. La mecánica cuántica no asigna valores definidos a los observables, sino que hace predicciones sobre sus distribuciones de probabilidad. Las propiedades ondulatorias de la materia son explicadas por la interferencia de las funciones de onda.

Estas funciones de onda pueden variar con el transcurso del tiempo. Esta evolución es determinista si sobre el sistema no se realiza ninguna medida aunque esta evolución es estocástica y se produce mediante colapso de la función de onda cuando se realiza una medida sobre el sistema (Postulado IV de la MC). Por ejemplo, una partícula moviéndose sin interferencia en el espacio vacío puede ser descrita mediante una función de onda que es un paquete de ondas centrado alrededor de alguna posición media. Según pasa el tiempo, el centro del paquete puede trasladarse, cambiar, de modo que la partícula parece estar localizada más precisamente en otro lugar. La evolución temporal determinista de las funciones de onda es descrita por la ecuación de Schrödinger.

Algunas funciones de onda describen estados físicos con distribuciones de probabilidad que son constantes en el tiempo, estos estados se llaman estacionarios, son estados propios del operador hamiltoniano y tienen energía bien definida. Muchos sistemas que eran tratados dinámicamente en mecánica clásica son descritos mediante tales funciones de onda estáticas. Por ejemplo, un electrón en un átomo sin excitar se dibuja clásicamente como una partícula que rodea el núcleo, mientras que en mecánica cuántica es descrito por una nube de probabilidad estática que rodea al núcleo.

Cuando se realiza una medición en un observable del sistema, la función de ondas se convierte en una del conjunto de las funciones llamadas funciones propias o estados propios del observable en cuestión. Este proceso es conocido como colapso de la función de onda. Las probabilidades relativas de ese colapso sobre alguno de los estados propios posibles son descritas por la función de onda instantánea justo antes de la reducción. Considerando el ejemplo anterior sobre la partícula en el vacío, si se mide la posición de la misma, se obtendrá un valor impredecible x. En general, es imposible predecir con precisión qué valor de x se obtendrá, aunque es probable que se obtenga uno cercano al centro del paquete de ondas, donde la amplitud de la función de onda es grande. Después de que se ha hecho la medida, la función de onda de la partícula colapsa y se reduce a una que esté muy concentrada en torno a la posición observada x.

La ecuación de Schrödinger es en parte determinista en el sentido de que, dada una función de onda a un tiempo inicial dado, la ecuación suministra una predicción concreta de qué función tendremos en cualquier tiempo posterior. Durante una medida, el eigen-estado al cual colapsa la función es probabilista y en este aspecto es no determinista. Así que la naturaleza probabilista de la mecánica cuántica nace del acto de la medida.

Formulación matemática
Artículos principales: Postulados de la mecánica cuántica y Notación braket.
En la formulación matemática rigurosa, desarrollada por Dirac y von Neumann, los estados posibles de un sistema cuántico están representados por vectores unitarios (llamados estados) que pertenecen a un Espacio de Hilbert complejo separable (llamado el espacio de estados). Qué tipo de espacio de Hilbert es necesario en cada caso depende del sistema; por ejemplo, el espacio de estados para los estados de posición y momento es el espacio de funciones de cuadrado integrable {\displaystyle \scriptstyle L^{2}(\mathbb {R} ^{3})} \scriptstyle L^{2}(\mathbb{R} ^{3}), mientras que la descripción de un sistema sin traslación pero con un espín {\displaystyle \scriptstyle n\hbar } \scriptstyle n\hbar es el espacio {\displaystyle \scriptstyle \mathbb {C} ^{2n+1}} \scriptstyle {\mathbb {C}}^{{2n+1}}. La evolución temporal de un estado cuántico queda descrita por la ecuación de Schrödinger, en la que el hamiltoniano, el operador correspondiente a la energía total del sistema, tiene un papel central.

Cada magnitud observable queda representada por un operador lineal hermítico definido sobre un dominio denso del espacio de estados. Cada estado propio de un observable corresponde a un eigenvector del operador, y el valor propio o eigenvalor asociado corresponde al valor del observable en aquel estado propio. El espectro de un operador puede ser continuo o discreto. La medida de un observable representado por un operador con espectro discreto solo puede tomar un conjunto numerable de posibles valores, mientras que los operadores con espectro continuo presentan medidas posibles en intervalos reales completos. Durante una medida, la probabilidad de que un sistema colapse a uno de los eigenestados viene dada por el cuadrado del valor absoluto del producto interior entre el estado propio o auto-estado (que podemos conocer teóricamente antes de medir) y el vector estado del sistema antes de la medida. Podemos así encontrar la distribución de probabilidad de un observable en un estado dado computando la descomposición espectral del operador correspondiente. El principio de incertidumbre de Heisenberg se representa por la aseveración de que los operadores correspondientes a ciertos observables no conmutan.

Relatividad y la mecánica cuántica
Artículos principales: Teoría cuántica de campos y Segunda cuantización.
El mundo moderno de la física se funda notablemente en dos teorías principales, la relatividad general y la mecánica cuántica, aunque ambas teorías usan principios aparentemente incompatibles. Los postulados que definen la teoría de la relatividad de Einstein y la teoría del quántum están apoyados por rigurosa y repetida evidencia empírica. Sin embargo, ambas se resisten a ser incorporadas dentro de un mismo modelo coherente. Desde mediados del siglo xx, aparecieron teorías cuánticas relativistas del campo electromagnético (electrodinámica cuántica) y las fuerzas nucleares (modelo electrodébil, cromodinámica cuántica), pero no se tiene una teoría cuántica relativista del campo gravitatorio que sea plenamente consistente y válida para campos gravitatorios intensos (existen aproximaciones en espacios asintóticamente planos). Todas las teorías cuánticas relativistas consistentes usan los métodos de la teoría cuántica de campos.

En su forma ordinaria, la teoría cuántica abandona algunos de los supuestos básicos de la teoría de la relatividad, como por ejemplo el principio de localidad usado en la descripción relativista de la causalidad. El mismo Einstein había considerado absurda la violación del principio de localidad a la que parecía abocar la mecánica cuántica. La postura de Einstein fue postular que la mecánica cuántica si bien era consistente era incompleta. Para justificar su argumento y su rechazo a la falta de localidad y la falta de determinismo, Einstein y varios de sus colaboradores postularon la llamada paradoja de Einstein-Podolsky-Rosen (EPR), la cual demuestra que medir el estado de una partícula puede instantáneamente cambiar el estado de su socio enlazado, aunque las dos partículas pueden estar a una distancia arbitrariamente grande. Modernamente el paradójico resultado de la paradoja EPR se sabe es una consecuencia perfectamente consistente del llamado entrelazamiento cuántico. Es un hecho conocido que si bien la existencia del entrelazamiento cuántico efectivamente viola el principio de localidad, en cambio no viola la causalidad definido en términos de información, puesto que no hay transferencia posible de información. Si bien en su tiempo, parecía que la paradoja EPR suponía una dificultad empírica para mecánica cuántica, y Einstein consideró que la mecánica cuántica en la interpretación de Copenhague podría ser descartada por experimento, décadas más tarde los experimentos de Alain Aspect (1981) revelaron que efectivamente la evidencia experimental parece apuntar en contra del principio de localidad.3​ Y por tanto, el resultado paradójico que Einstein rechazaba como «sin sentido» parece ser lo que sucede precisamente en el mundo real.
----------------------------------
Los argumentos y datos sirven para demostrar que algunas doctrinas son falsas; pero no sirven para convencer de su falsedad a los seguidores de las mismas.

Coincidencia
Mensajes: 552
Registrado: 21 Ene 2013, 18:52

Re: El cristianismo cambio el mundo

Mensajepor Coincidencia » 12 Abr 2019, 19:44

Robert Spencer habla de los lugares comunes errados y de la actual contraposición con los musulmanes.

WASHINGTON, D.C., sábado, 18 de marzo de 2006 (ZENIT.org). – Las Cruzadas parecen provocar hoy una devastación más grande de la que provocaron transcurso de los tres siglos en los cuales se desarrolló.

Así se expresa Robert Spencer, autor del libro "//Politically Incorrect Guide to Islam (and the Crusades) //" (ed. Regnery), quien afirma que el daño causado no es tanto en términos de vidas humanas y de propiedades, sino que se trata de una destrucción más sutil.

En esta entrevista concedida a ZENIT, Spencer explica como algunas falsedades sobre las Cruzadas son utilizadas hoy por elementos extremistas para fomentar la hostilidad respecto al occidente.

Las Cruzadas a menudo son presentadas como una empresa militar ofensiva. ¿Lo fueron de verdad?

Spencer: No. El Papa Urbano II proclamó la Primera Cruzada durante el Concilio de Clermont del 1095 solicitando una acción defensiva, que era una intervención necesaria desde hacía mucho tiempo.

Como explicó en el discurso, él convocaba la Cruzada porque sin una intervención defensiva, los turcos "seguirán avanzando oprimiendo el pueblo de Dios."

"En efecto, como a muchos de ustedes ya se informó, los turcos, gente que viene de Persia y que han incrementado guerras ocupando las tierras cristianas hasta los confines de Rumania [el imperio de Bizancio] matando a muchos y haciéndolos esclavos, arruinando las iglesias, devastando el reino de Dios, han llegado hasta el Mediterráneo es decir al Brazo de San Jorge [el Bósforo] ", afirmó el Papa Urbano II en su llamada.

"Si los dejan actuar aunque sea por poco tiempo, seguirán avanzando oprimiendo el pueblo de Dios."

Y tenía razón. La yihad, la guerra santa, ya desde el siglo VII había conquistado e islamizado lo que conformaba más de la mitad de la Cristiandad. Y no hubo alguna respuesta de parte del mundo cristiano, hasta las Cruzadas.

¿Cuáles son las falsedades más comunes con respecto de las Cruzadas?

Spencer: Uno de las falsedades más difundidas es la idea según la cual las Cruzadas fueron un ataque no provocado, de parte de Europa contra el mundo islámico.

En realidad, la conquista de Jerusalén en el 638, representa el principio de siglos de agresiones musulmanas contra los cristianos en Tierra Santa, víctimas de una creciente espiral de persecuciones.

A principios del siglo VIII, 60 peregrinos cristianos de Amorium (Anatolia) fueron crucificados; en el mismo período el gobernador musulmán de Cesarea capturó un grupo de peregrinos de Iconio y los hizo ejecutar como espías, a excepción de los pocos que se convirtieron al Islam.

Los musulmanes obligaron los peregrinos a entregar el dinero, amenazando con saquear la Iglesia de la Resurrección.

Luego, en el siglo VIII, un responsable musulmán prohibió la representación de la cruz en toda Jerusalén. Él además aumentó los impuestos a los no musulmanes - jizya – a los cuales los cristianos estaban obligados y además les prohibió educar a sus propios hijos y seguidores según la religión cristiana.

A comienzos del siglo IX las persecuciones crecieron a tal punto que muchos cristianos se vieron obligados a huir hacia Constantinopla y otras ciudades cristianas. En el 937, en el Domingo de Ramos, los musulmanes explotaron, en Jerusalén, saqueando y destruyendo la Iglesia del Calvario y la Iglesia de la Resurrección.

En el 1004, el califa fatimida Abu 'Ali al-Mansur al-Hakim ordenó la destrucción de las iglesias, de las cruces y la confiscación de las propiedades eclesiásticas. En el transcurso de los siguientes 10 años fueron destruidas 30.000 iglesias y un número indeterminado de cristianos se convirtió al Islam sencillamente para salvar su propia vida.

En el 1009, al-Hakim dispuso que se destruyera la Iglesia del Santo Sepulcro en Jerusalén, junto a muchas otras iglesias, entre las cuales estaba la Iglesia de la Resurrección. En el 1056, los musulmánes expulsaron a 300 cristianos de Jerusalén y prohibieron a los cristianos europeos entrar y reconstruir la Iglesia del Santo Sepulcro.

Cuando los turcos seléucidas tomaron Jerusalén en el 1077, el emir seléucida Atsiz bin Uwaq prometió no causar daños a los habitantes, pero en cuanto sus hombres entraron en la ciudad, mataron a 3.000 personas.

Otro error común es la idea según la cual las Cruzadas se iniciaron para convertir por la fuerza los musulmanes al Cristianismo. En todos los informes del discurso de Papa Urbano II en el Concilio de Clermont no se encuentra absolutamente ninguna referencia a la conversión de los musulmánes.

Fue solo en el siglo XIII, más de 100 años después de la Primera Cruzada, donde los cristianos europeos hicieron alguna tentativa organizada para convertir los musulmanes al Cristianismo, con el trabajo misionero de los franciscanos en las tierras cruzadas. Esta tentativa tuvo un resultado bastante negativo.

Otro lugar común equivocado habla del cruento asedio de Jerusalén, de parte de los cruzados en el 1099.

La conquista de Jerusalén a menudo está considerada como un episodio único en la historia medieval, y como la causa de la desconfianza de los musulmanes respecto al occidente. Sería más exacto decir que fue el principio de un milenio de acciones subversivas y propaganda contra el occidente.

La toma de Jerusalén constituiría un crimen odioso, sobre todo considerando los principios religiosos y morales que los cruzados querían defender. Sin embargo, respecto a los estándares militares del tiempo, el episodio no representa nada extraordinario.

En aquel tiempo era un principio bélico generalmente aceptado que en caso de que una ciudad bajo asedio se negara a rendirse podía ser sometida a saqueo, mientras que en caso de no oponer resistencia, podía preservarse. Es por tanto una cuestión irrefutable que las tropas musulmanas se comportaban a menudo exactamente del mismo modo, cuando conquistaban una ciudad.

Esto no es para justificar la conducta de los cruzados. Ciertamente una atrocidad no puede ser justificada por otra atrocidad. Pero demuestra que el comportamiento de los cruzados en Jerusalén estaba de acuerdo con las costumbres militares de aquel tiempo, ya que todos los Estados se adherían a las mismas nociones de asedio y de resistencia.

En el 1148, el comandante musulmán Nur ed-Din (Norandino) no titubeó en ordenar la matanza de todos los cristianos en Alepo. En el 1268, cuando las fuerzas de la yihad del sultán mameluco Baybars conquistaron Antioquía arrancándola a los cruzados, Baybars se enojó porque el jefe de los cruzados ya había dejado la ciudad. Entonces le escribió jactándose por sus matanzas contra los cristianos.

Más conocido podría ser la entrada de los yihadistas en Constantinopla, el 29 de mayo de 1453, cuando - según el historiador Steven Runciman - ellos masacraron a todas las personas que encontraban en las calles, hombres, mujeres y niños sin dejar escapar a ninguno.

En fin, otro lugar común equivocado es el hecho de que el Papa Juan Pablo II se haya disculpado por las Cruzadas. No es así.

No hay duda que la idea que Juan Pablo II se haya disculpado por las Cruzadas sea muy difundida. Cuando murió, el Washington Post recordó a los lectores que "en el curso de su largo pontificado, el Papa Juan Pablo II se ha disculpado con los musulmanes por las Cruzadas, con los judíos por el antisemitismo, con los cristianos ortodoxos por el saqueo de Constantinopla, con los italianos por la connivencia del Vaticano con la Mafia y con los científicos por la persecución de Galileo."

En realidad, Juan Pablo II nunca realmente ha pedido disculpas por las Cruzadas. El momento en que ha llegado más cerca de una tal declaración ha sido el 12 marzo del 2000, el "Día del perdón".

En su homilía él ha dicho que "no podemos dejar de reconocer las infidelidades al Evangelio en las que han incurrido algunos de nuestros hermanos, especialmente durante el segundo milenio. Pedimos perdón por las divisiones que se han presentado entre los cristianos, por el uso de la violencia que algunos de ellos han hecho en el servicio a la verdad, y por las actitudes de desconfianza y hostilidad asumidas a veces respecto a los seguidores de otras religiones." (ver el documento completo aquí)

Estas palabras no son una clara solicitud de perdón por las Cruzadas.

¿Cuál es la percepción de las Cruzadas de por parte de los musulmanes de hoy y de entonces?

Spencer: Por siglos, cuando el Imperio otomán prosperaba, las Cruzadas no representaban ningún problema para el mundo islámico. Ellas en resumidas cuentas constituían un fracaso desde el punto de vista occidental.

Sin embargo, con la decadencia del poder militar y de la unidad del mundo islámico, y con el contemporáneo ascenso del occidente, ellas han iniciado ser un elemento esencial del resentimiento musulmán respecto a lo que perciben como una actitud occidental de usurpación y explotación con respecto de ellos.
El fin ultimo del hombre es el mismo formarse como universo.

Coincidencia
Mensajes: 552
Registrado: 21 Ene 2013, 18:52

Re: El cristianismo cambio el mundo

Mensajepor Coincidencia » 29 Abr 2019, 11:54

El fin ultimo del hombre es el mismo formarse como universo.

Avatar de Usuario
subman
Mensajes: 1419
Registrado: 14 Sep 2015, 12:39

Re: El cristianismo cambio el mundo

Mensajepor subman » 29 Abr 2019, 19:05

Muchos datos sobre los primeros años de la vida de Rasputín son enormemente inseguros. Incluso era más joven de lo que creían sus contemporáneos puesto que, aunque se ha constatado que nació en 1869, antes se pensaba que lo había hecho a principios de esa década. Rasputín nació y se crió en un pequeño pueblo de Siberia Occidental llamado Pokróvskoye, que pertenecía entonces a la región de Tobolsk, actual óblast de Tiumén, y está a unos 300 km al este de los Urales, en la orilla izquierda (norte) del río Turá. Es posible que, como era habitual entre los campesinos rusos, su nombre derivara de un seudónimo y proviniera de la palabra rasputnyi ('disoluto').2​ El registro de la parroquia local contiene la siguiente entrada el 10 de enerojul./ 22 de enero de 1869greg.: «En el pueblo de Pokróvskoye, en la familia del campesino Yefim Yakovlevich Rasputín y su esposa, ambos ortodoxos,3​ nació un hijo, Grigori».4​5​6​ Al día siguiente fue bautizado nombrado en honor de San Gregorio de Nisa, cuya fiesta se celebra el 10 de enero.7​


Rasputín y sus hijos.
Grigori fue el quinto de nueve hijos. Solo sobrevivieron dos: él y su hermana Feodosia. Nunca asistió a la escuela; según el censo de 1897 casi todo el pueblo era analfabeto.8​ En Pokrovskoye, el joven Rasputín era considerado un extraño, pero dotado de dones misteriosos. "Sus extremidades se sacudían, movía los pies y siempre mantenía las manos ocupadas. Pese a algunos de sus tics físicos, llamaba la atención".9​ Lo poco que se sabe sobre su infancia fue transmitida por su hija María.10​ Según ella, a los catorce años la idea de que «el reino de Dios está en nosotros» le hizo «correr a esconderse en el bosque, temeroso de que la gente notara que le había ocurrido algo inimaginable». Cuando se hubo recuperado, volvió a casa con «la sensación de una luminosa tristeza».11​ Más o menos a esa edad, harto de soportar que otros niños lo llamasen «enclenque», un día se revolvió y les agredió. Aunque se arrepintió de aquello, pues no era violento, se hizo más sociable desde entonces y fue capaz de ir al mercado de Tiumén (80 km al oeste) a vender el centeno de su padre. Sin embargo, en conjunto, Rasputín siguió siendo un muchacho demasiado disperso como para convertirse en un hombre de provecho. Empezó a beber y lo detuvieron junto con otros por el robo de unos caballos. Finalmente, la asamblea rural lo absolvió, aunque los demás fueron desterrados a Siberia Oriental.

El 2 de febrero de 1887 Rasputín se casó con Praskovia Fiódorovna Dubrovina, tres años mayor que él, con quien tuvo tres hijos: Dmitri, Varvara y María. Dos hijos anteriores a ellos murieron muy niños.12​ En 1892 Rasputín dejó abruptamente su aldea, esposa, hijos y padres.13​ Pasó varios meses en un monasterio de Verjoturye (óblast de Sverdlovsk). El autor Alexander Spiridovich sugirió que lo hizo por la muerte de un niño, pero el monasterio fue ampliado en aquellos años para recibir más peregrinos.14​ Ingresó poco después en una secta cristiana condenada por la Iglesia Ortodoxa Rusa conocida como jlystý ('flagelantes'), quienes creían que para llegar a la fe verdadera hacía falta el dolor. En las reuniones de esta secta, las fiestas y orgías eran constantes y Grigori se convirtió en un acérrimo integrante. El ingreso en esta congregación marcó al profeta siberiano de por vida —esto explicaría la notoria vida sexual que tuvo en años posteriores y que acabó ennegreciendo su reputación de hombre santo—. Posteriormente llevó una vida de ermitaño hasta que conoció al Hermano Macario, un iluminado que tuvo una fuerte influencia sobre Rasputín, pues llevó a Grigori a renunciar a beber y comer carne. Cuando regresó a casa se había convertido en un ferviente converso.15​16​

Influencia en la monarquía rusa

Rasputín en 1910.
Rasputín no solo se ganó el favor de la familia real, sino que también buena parte de la aristocracia se rindió a él. Esto se debió sobre todo a su carisma personal. En la medida en que el carisma pueda explicarse, el suyo era producto de los siguientes factores: una mirada muy fija y penetrante (era de pelo castaño pero de ojos azules muy claros); un verbo fácil y muy ambiguo (alguien dijo que sus frases nunca constaban de «sujeto, verbo y predicado», sino que siempre faltaba algún elemento) que parecía el de un oráculo; un gran atractivo para con las mujeres basado, además de en su físico y en su intuición, en su conocimiento de las Escrituras y en cierta tradición religiosa rusa que seguía prácticas orgiásticas como camino a Dios. Finalmente, la época de Rasputín era de romanticismo filoeslavo, y él, ruso de la profunda Siberia, recriminaba a los nobles, muy emparentados con la aristocracia europea (sobre todo con la alemana): «No tenéis una sola gota de sangre rusa».17​


Rasputín con sus admiradoras en 1914.
Sin embargo, fue muy atacado por aquellos cortesanos y nobles que se sintieron amenazados en sus intereses y propagaron rumores que sirvieron de alimento para los revolucionarios enemigos del régimen zarista. El zar solo lo toleraba en la medida que la zarina lo aceptara, aunque no había decisión del zar que no pasara por la supervisión de Rasputín. Durante la Primera Guerra Mundial fue acusado de ser un espía alemán y de influir políticamente en la zarina, que era de ascendencia alemana, en sus nombramientos ministeriales cuando el zar estuvo ausente por la guerra. Este hecho fue desastroso para la permanencia del régimen zarista.

Considerado amigo íntimo del zarévich Alexéi Nikoláievich y su «médico» personal, ya que este le proporcionaba una especie de «hipnosis curativa» y le ofrecía la seguridad que su sobreprotectora madre no podía ofrecerle, el futuro de la dinastía Románov estaba en sus manos. Si él no salvaba de la muerte al hemofílico zarévich la especulación sobre el heredero al trono quedaba abierta. Gracias a esas aparentemente milagrosas curaciones la zarina Alejandra confió ciegamente en el curandero, ya que las pruebas de sanación que le producía a su hijo eran inexplicables. Confió también en los vaticinios del monje sobre los destinos de la santa Rusia, a la cual veía Rasputín en sus visiones «envuelta en una nube negra e inmersa en un profundo y doloroso mar de lágrimas».
----------------------------------
Los argumentos y datos sirven para demostrar que algunas doctrinas son falsas; pero no sirven para convencer de su falsedad a los seguidores de las mismas.

Coincidencia
Mensajes: 552
Registrado: 21 Ene 2013, 18:52

Re: El cristianismo cambio el mundo

Mensajepor Coincidencia » 09 May 2019, 20:25

Las primeras improntas morales y religiosas de Hegel



Cuando Hegel sigue los estudios de Teología en Tubinga de 1788 a 1793 hay referencias culturales que influyen en él y de las que hay que dejar constancia. Así las primeras obras de Goethe (el drama Götz von Berlichingen y Las desventuras del joven Werther) y la obra de Lessing Natán el sabio, y también el hecho de que la Ilustración alemana se viviese de forma vicaria por respecto a la francesa, con un cierto aire cristiano con connotaciones masónicas y que partiese de asumir que la reconstrucción de Alemania sólo podía hacerla ella misma (nacionalismo funcionarial provinciano).



Otro elemento de gran importancia es la idealización del mundo griego clásico que se deseaba implantar como modelo a seguir. Esta constante será un ingrediente cultural de toda la obra de Hegel, pero que se percibirá de forma muy clara en su evolución hasta el periodo de Jena (Fenomenología del espíritu, 1807).



La citada obra de Lessing, cuyo mensaje básico es que todas las religiones tienen algo de verdad pero que ésta es de índole moral (ascendencia masónica), influye de forma decisiva en Hegel, pues en éste aparece esta tópica en relación al tema de la «religión popular».



Hegel, heredero del volterianismo (a través de Lessing y Garve), pensaba que había que hacer un discurso demoledor de la religión para las capas altas de la sociedad y para el pueblo llano un constructo racional, donde bajo los ropajes de la religiosidad se divulgasen ideas ilustradas como las del Dios único de Voltaire.



Se trata de elaborar una religión con la idea de Razón homologada a la idea de Dios único y como es evidente ese ideal de la diosa Razón se buscaba y se encontraba ejercitado en el mundo griego.



En el Stift redactó los llamados Fragmentos de Tubinga, destacando su escrito Religión del pueblo y cristianismo (1792). Se trata de un conjunto de alegatos en favor del mundo griego frente a la religión cristiana, que es una religión de hombres esclavos y desdichados. Para nuestro autor los tiempos modernos han alcanzado el nivel de desarrollo que poseían los griegos pero les falta la perfección moral de estos. La clave interpretativa que Hegel utilizará al comparar a Sócrates con Jesús será la misma. En esta época Hegel mezcla a griegos y romanos y su ideal glorificador está muy exagerado. No es de extrañar que él y sus dos amigos planten el árbol de la libertad como reflejo del ideario rousseauniano y revolucionario que compartían.



En Berna al acabar sus estudios pasa a ser preceptor de 1793-1796 y en el contexto de su correspondencia con Schelling (con el que comparte la idea —todavía no muy bien perfilada— de lo que llaman «El pueblo de Dios») escribe en 1795 la Historia de Jesús, obra marcada por sus recientes lecturas de Kant (Critica de la razón práctica y La religión dentro de los límites de la mera razón).



Para Hegel el único tribunal válido para analizar una religión es la razón, pues sólo a través de ésta podemos extraer el núcleo racional de aquélla, que es su moralidad, frente a la mera positividad (exterioridad categórico-hipotética para decirlo con Kant) de las celebraciones y ceremoniales que se nos imponen.



Dilthey creía que Hegel era ya kantiano desde la etapa de Tubinga, pero sólo en Berna podemos hablar de influencias kantianas. La Historia de Jesús es una lectura refundida de los evangelios desde el prisma kantiano, que supera las meras comparaciones simplistas de la época de Tubinga.



Esta obra corre casi paralela en su elaboración a otra que la complementa y que se titula La positividad de la religión cristiana, que comentaremos más adelante. En las dos, con temática en parte distinta (pues la primera es prácticamente un conjunto de comentarios), percibimos con claridad que Hegel ha asimilado los dos postulados básicos de la Ética kantiana, a saber: la universalidad de las normas morales y la perfecta autonomía del sujeto. En estas dos obras se superpone la crítica kantiana a todo lo que de Imperativo Hipotético hay en la religiosidad, a todo lo que Hegel denomina «positividad», con el ideal de crear una religión popular a partir de los moldes griegos idealizados.



En la Historia de Jesús nos presenta a un Cristo que es un reformador moral, que se enfrenta contra un pueblo de «cabeza de piedra» para inculcarle la racionalidad. Jesucristo quiere sólo por la ley de su corazón, de su moralidad. En todas las parábolas de Jesús que Hegel expone brilla el Imperativo Categórico, la obediencia obligatoria a le ley moral subjetiva, resaltando la crítica a las prácticas religiosas exteriores y severas. Para Jesucristo lo auténtico, lo importante, es la rectitud. Por eso critica la autoridad de los fariseos que se ampara en las meras prácticas de la Ley de Moisés, y frente a ella la moralidad es la carta veraz que nos da ciudadanía en el «reino de Dios».



Los fariseos no cumplen con la «interioridad» de los mandamientos, sólo se preocupan de efectuar la «exterioridad» ritual de sus preceptos. Por todo ello los judíos no encuentran en Jesús un Mesías que les libre de la tiranía romana, sino un reformador moral que les reprocha su comportamiento.



Jesús se propone sólo atenerse a la voz de su corazón y su conciencia, y según estas intenciones para servir a Dios no es necesario templo alguno, puesto que el «Reino de Dios» viene a equivaler a la razón y las leyes, que brotan de cada uno y que generan el auténtico «Reino del bien».



Según Hegel —frente al legalismo— Jesucristo opone la condescendencia. Su crítica al deber del formalismo y al formalismo como deber es reiterativa y Hegel llega a poner en boca da Abraham las condiciones de posibilidad del Imperativo Categórico, pues afirma que la ley le está dada al hombre en su razón.



Para nuestro aprendiz de filósofo Jesús reconoce que los judíos, con tener una altura moral más elevada que la de otros pueblos, no la han puesto en práctica y eso les hace ser peores.



Jesús no manda, sólo le pide a su pueblo —dice Hegel— que tenga fe en la santa ley de la razón.
El fin ultimo del hombre es el mismo formarse como universo.

Coincidencia
Mensajes: 552
Registrado: 21 Ene 2013, 18:52

Re: El cristianismo cambio el mundo

Mensajepor Coincidencia » 17 May 2019, 20:15

Un libro escrito por cientos de personas en un espacio de 3500 años otros 2 mil años y aun personas de los mejores talentos de la humanidad escriben acerca de ella ------------------------------- Isaac Newton: “Encuentro más indicios de autenticidad en la Biblia que en cualquier historia profana”. [1]

Albert Einstein: “Nadie puede leer los Evangelios sin sentir la presencia real de Jesús. Su personalidad vibra en cada palabra. No es posible crear un mito con esa vida.” [2]

Johann Wolfgang von Goethe: “La Biblia se vuelve más y más bella en la medida en que uno la comprende.”[3]

Abraham Lincoln: “Creo que la Biblia es el mejor don que Dios jamás haya dado a los hombres.”[4]

Jean Jacques Rousseau: “Cuán mezquinas y cuán menospreciables son las palabras de nuestros filósofos con todas sus contradicciones, comparadas con las Escrituras. ¿Es posible que un libro a la vez tan sencillo y tan sublime sea simple palabra de humanos?”[5]

Ahora, comencemos por el principio. ¿Qué es la Biblia? La Biblia es la Palabra de Dios (Ro.10:17). Asimismo es una recopilación de 66 libros. Está dividida en dos secciones mayores que son el Antiguo y el Nuevo Testamento. A la Biblia también se la menciona como Las Sagradas Escrituras, o Escrituras simplemente. (2Ti.3:15)

¿Cómo nos llego la Biblia? La Biblia no es solo un libro: es EL LIBRO – es diferente a cualquier otro libro que ha sido escrito. La Biblia es un libro sobrenatural por la manera en que Dios la dio a los hombres.

“Porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.” 2 Pedro 1:21


Tomense en cuenta que los ateos han divulgado que Albert Einstein era ateo y vean que es mentira
El fin ultimo del hombre es el mismo formarse como universo.

Avatar de Usuario
subman
Mensajes: 1419
Registrado: 14 Sep 2015, 12:39

Re: El cristianismo cambio el mundo

Mensajepor subman » 18 May 2019, 08:33

Cáncer de mama: Síntomas y signos
Aprobado por la Junta Editorial de Cancer.Net, 10/2018
EN ESTA PÁGINA: encontrará más información sobre los cambios en el cuerpo y otras cosas que pueden indicar un problema que puede requerir de atención médica. Use el menú para ver otras páginas.

La mayoría de las mujeres con cáncer de mama no tienen signos ni síntomas durante el diagnóstico.

Los signos y los síntomas que se deben analizar con el médico se detallan a continuación. Muchas veces la causa de estos síntomas puede ser otra afección médica diferente que no sea cáncer.

Un bulto que se palpa como un nudo firme o un engrosamiento de la mama o debajo del brazo. Es importante palpar la misma zona de la otra mama para asegurarse de que el cambio no sea parte del tejido mamario sano de esa área.

Cualquier cambio en el tamaño o la forma de la mama.

Secreción del pezón que se produce de forma repentina, contiene sangre o se produce solo en una mama.

Cambios físicos, como pezón invertido hacia dentro o una llaga en la zona del pezón.

Irritación de la piel o cambios en esta, como rugosidades, hoyuelos, escamosidad o pliegues nuevos.

Mamas tibias, enrojecidas e hinchadas, con o sin erupción cutánea con rugosidad que se asemeja a la piel de una naranja, llamada “piel de naranja”.

Dolor en la mama; particularmente, dolor en la mama que no desaparece. El dolor generalmente no es un síntoma de cáncer de mama, pero debe comunicarse al médico.

Si le preocupa algún cambio que ha experimentado, hable con su médico. Su médico le preguntará desde cuándo y con qué frecuencia ha experimentado los síntomas, entre otras preguntas. Esto es para ayudar a detectar la causa del problema, lo que se denomina diagnóstico.

Si se diagnostica cáncer, el alivio de los síntomas es un aspecto importante de la atención y del tratamiento del cáncer. Esto puede llamarse cuidados paliativos o atención médica de apoyo. Asegúrese de hablar con su equipo de atención médica sobre los síntomas que experimenta, incluido cualquier síntoma nuevo o cambio en los síntomas.

La siguiente sección de esta guía es Diagnóstico. Explica qué pruebas pueden ser necesarias para obtener más información sobre la causa de los síntomas. Use el menú para elegir una sección diferente para leer en esta guía.

Por todo ello, la AECC dispone de una serie de servicios y programas para la atención integral de las personas con cáncer de mama:

Información: porque el cáncer de mama es una enfermedad grave, pero se puede curar si se detecta a tiempo y la falta de información es la principal fuente de miedo y ansiedad (preguntas más frecuentes, cáncer de mama en imágenes y la reconstrucción, guía de cáncer de mama)
Apoyo y acompañamiento: atención psicológica, atención social y acompañamiento. Te ofrecemos además asesoramiento sobre cuidados estéticos (ver vídeo)
Investigación, porque es lo único que a largo plazo curará el cáncer de mama.
TIPOS DE CÁNCER DE SENO
La mama es una glándula. Llamamos cáncer de mama al tumor originado en las células y estructuras de esta glándula, por ello el cáncer de mama es un Adenocarcinoma.

CARCINOMA IN SITU
Se llama así a la proliferación celular maligna que ocurre en el interior del conducto mamario, sin traspasar la pared del mismo, es decir sin invasión o infiltración del tejido que lo rodea. Puede ser:

Carcinoma ductal in situ:
Carcinoma intraductal si es dentro de un ducto.
Carcinoma lobulillar in situ:
Si es dentro de un lobulillo. Hace años, el carcinoma lobulillar in situ se consideraba una lesión premaligna, sin embargo, en la actualidad se entiende como un marcador que identifica a mujeres con un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama invasivo. El término más adecuado es el de neoplasia lobular.
CARCINOMA INVASIVO O INFILTRANTE
Se llama así a la proliferación celular maligna que traspasa la frontera natural anatómica del ducto o el lobulillo, invadiendo el tejido circundante. Fundamentalmente existen dos tipos de cáncer de mama invasivo:

Carcinomas ductales:
Se originan en las células que revisten los conductos galactóforos (conductos por donde circula la leche hacia el pezón). Es el tipo más frecuente, representando el 80% de los cánceres infiltrantes de mama.
Carcinomas lobulillares:
Se originan en las células de los lobulillos mamarios, donde se produce la leche. Su incidencia es mucho menor, del 10%.
La información sobre cáncer de mama ofrecida en este sitio no sustituye a la consulta médica, pretende ser un complemento o aclaración.

SI ERES PACIENTE O FAMILIAR AFECTADO POR EL CÁNCER TE OFRECEMOS ESTOS SERVICIOS GRATUITOS
PARA SOLICITARLOS, CUÉNTANOS TU SITUACIÓN A CONTINUACIÓN
Servicios gratuitos AECC
Llámanos 24 horas 7 días900 100 036
Infocancer 24h - 7 días
Consulta online
Consulta Online
Logo aecc
ASOCIACIÓN ESPAÑOLA
CONTRA EL CÁNCER
Lideramos el esfuerzo de la sociedad española para disminuir el impacto causado por el cáncer y mejorar la vida de las personas.

INFORMACIÓN
Aviso Legal
Soporte Técnico
Uso de cookies
Política de privacidad
Dónde estamos
ENLACES
Nueva tienda solidaria aecc
Trabaja con nosotros
Sala de prensa
Observatorio
Actualidad
Comunidad
Transparencia
CONTACTO
Estamos muy cerca de ti.
52 espacios en 52 provincias.
Servicios Centrales:
c/ Amador de los Ríos 5
28010 - Madrid
informacion@aecc.es
2018 © AECC Asociación Española Contra el Cáncer

“Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle la navegación por nuestra página web. Si continúa navegando entendemos que acepta su uso, puede obtener má
----------------------------------
Los argumentos y datos sirven para demostrar que algunas doctrinas son falsas; pero no sirven para convencer de su falsedad a los seguidores de las mismas.

Coincidencia
Mensajes: 552
Registrado: 21 Ene 2013, 18:52

Re: El cristianismo cambio el mundo

Mensajepor Coincidencia » 19 May 2019, 08:54

Pero esta bien el pasado pues eso fue un acuerdo con los Ingleses pero gracias a San Francisco que entrevistadonse con Saladino le dijo haz una hoguera yo entrare en ella y saldre por la gracias intacto y de esa manera quedo impactado y acordo la paz eso ustedes no lo saben, y como ustedes dice fue una conquista los Israeli reconquistaron su territorio y ahora son ellos los que deciden hoy, ademas La mezquita de Al-Aqsa (en árabe, المسجد الاقصى (transliterado: Al-Masyid Al-Aqsa) es parte del complejo religioso de la Explanada de las Mezquitas de la ciudad santa de Jerusalén. Masjid al-Aqsa se traduce del árabe al español como «la mezquita lejana», al cual se referiría el capítulo del Corán llamado «El Viaje nocturno» que dice: Mahoma o Mohamed viaja de La Meca a la «mezquita más lejana» "

La tradición musulmana establece que el profeta Mahoma subió al cielo desde la explanada el 621, esto supone que la mezquita es el tercer lugar más importante para el islam.

Después de la Cúpula de la Roca (690) y la Cúpula de la Cadena (691), Al-Aqsa fue construida por la Dinastía de los Omeyas y finalizada en 710. Existen pruebas que confirman que la mezquita fue construida sobre las ruinas originales del Templo de Salomón. Consideren que la sura del viaje nocturno, es un falso historico pues uno de los testigo es Aishia, pero el viaje nocturno es una sura Mecana y antes de la egira la fuga de Mahoma de la Meca, y Aishia nacio en Medina, otra mentira que Mahoma no pudo salir al cielo en un caballo blanco desde Jerusalem pues su cuerpo esta sepultado en Medina que era otra ciudad Judia al cual Mahoma pidio asilo y luego asesino a todos los Judios apoderandose, otra mentira el no es profetas pues todos los profetas son acogido en el cielo en cuerpo, Donde esta el cuerpo de Noé, de Abraham, de Moises, De Cristo en ningun lugar pues ellos escendieron en cambio Mahoma esta enterado en Medina

Una de las cosas más patetico del Islam es la costrucción de esa Mezquita sobre el templo de Salomon que los cristianos estuvieron alli or 700 años desde su destruccion y jamas se permitieron hacerlo, hay una profecia que cuando el templo venga recostruido vendrá em Mesia, ello eso lo saben por eso la costruyeron alli estan cerrando o creen que cerraran la venida del Mesia
El fin ultimo del hombre es el mismo formarse como universo.


Volver a “Religión”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 6 invitados