La Ciencia confirma AUTENTICIDAD de los EVANGELIOS

menganito
Mensajes: 212
Registrado: 14 Abr 2017, 21:17

La Ciencia confirma AUTENTICIDAD de los EVANGELIOS

Mensajepor menganito » 21 Abr 2017, 00:29

LA REALIDAD HISTÓRICA DE LOS EVANGELIOS. EL MANUSCRITO 7Q5.
Los falsos evangelios (normalmente gnósticos y que intentan colar como apócrifos) están escritos mucho después que los Evangelios.

Los Evangelios están datados de forma indubitable pocos años después de los hechos que narran. Su redacción se efectuó cuando aún vivían múltiples testigos directos de los acontecimientos.

Por esto son documentos sagrados para los creyentes y, como mínimo, han de ser tomados como documentos históricos por los no creyentes. Máxime cuando hay cuatro fuentes distintas que relatan los hechos de forma coincidente.

Si bien algunos "historiadores mediáticos" tratan de minimizar esta cuestión hablando de un supuesto manuscrito anterior, fuente común para los cuatro, pero de la existencia de ese supuesto manuscrito "patrón" no hay prueba alguna más allá de mitos, leyendas o novelas.


LA AUTENTICIDAD DE LOS EVANGELIOS : EL MANUSCRITO 7Q5
Por mucho que los anticristianos se empeñen, las pruebas de la historicidad de los Evangelios son irrebatibles a día de hoy.

El de San Marcos fue redactado inmediatamente tras la muerte y Resurrección de Jesús, en la década del 30 al 40.

En 1947 se descubrieron las cuevas de Qumran, en las riberas del Mar Muerto.
Ha sido un poderoso hallazgo que RESPALDA y DEMUESTRA LA AUTENTICIDAD del Antiguo Testamento.
En ellas se encontraron, por ejemplo, originales de Isaías anteriores a los escritos más antiguos conocidos.

Pero el hallazgo aún ha sido más importante para la datación de los Evangelios porque entre los manuscritos encontrados apareció un pequeño fragmento que, tras meticuloso estudio, los papirólogos han podido identificar:

En la 7ª cueva se halló el fragmento de un 5º manuscrito del tamaño de una caja de cerillas, (con forma remotamente similar al continente africano)
el llamado Manuscrito 7Q5. Los científicos lo datan de forma inequívoca en torno al año 50.

En 1972, el jesuíta español José O'Callaghan tuvo la genialidad de separarse de la dirección marcada en la investigación para determinar la procedencia de dicho fragmento. Todos los estudios del jesuíta sobre datación de papiros que contienen fragmentos de los Evangelios y otros textos testamentarios se encuentran recogidos en su obra: Los Primeros Testimonios del Nuevo Testamento. Y hay un documental titulado: La Aventura llamada 7Q5.

Este investigador descubrió que el pequeño fragmento aparecido en Qumran es parte de la narración del milagro en el que Jesús anduvo sobre las aguas del Mar de Genezareth.
El fragmento está en griego, pertenece (insertado con la precisión de pieza de puzzle) al contenido recogido en los manuscritos posteriores que dieron origen a nuestra lectura definitiva del Evangelio de San Marcos (6, 52-53).

La observación del trabajo final de O'Callaghan demuestra su importancia.
Las conclusiones del jesuíta han sido refrendadas por las instituciones más prestigiosas del mundo, incluso las no afines al Cristianismo, entre ellas la División de Identificación y Ciencia Forense de la Policía Nacional de Israel, que nadie, en su sano juicio, tacharía de cristiana.

O'Callaghan presentó todo tipo de pruebas paleográficas y argumentos sobre papirología contundentes. Sus pruebas merecieron el reconocimiento de los más importantes papirólogos del mundo de entre los que destacan, entre otros,
- Dra. Orsolina Montevechii, ex presidenta de la Asociación Internacional de Papirólogos,
- Profesor alemán: Carsten Peter Thiede (1952-2004) uno de los principales papirólogos de la Historia.
- Herber Hunger, director de la colección de papiros de la Biblioteca Nacional de Austria, y
- Dra. Marta Sordi, directora del Instituto de Historia Antigua de la Universidad Católica (Milán).

Por el contrario, Kurt Aland (1915-1994) el crítico textual alemán, filólogo que nada sabía de papiros, negó la autenticidad del 7Q5 en tres artículos, recurriendo a una supuesta comprobación por ordenador.
Esta "manipulada comprobación" fue invalidada inmediatamente por expertos informáticos al detectarse múltiples errores procedimentales.

Pero a finales de 1972, la Universidad de Liverpool realizó un cálculo informático contrastando el 7Q5 con toda la literatura antigua griega conocida. Se contrastó exactamente con 42 MILLONES de palabras. En 1973 O'Callaghan publicó el resultado en la revista Bíblica: el 7Q5 sólo coincidía con el pasaje del Evangelio de San Marcos.

Los cálculos demostraron que las probabilidades de que se encuentre otro texto con el mismo número de espacios y letras del 7Q5, distribuido entre líneas de 20 y 23 letras tal y como se encuentra en el texto de San Marcos, son 1 entre 900.000.000.000.

Y las probabilidades de que el fragmento se encuentre en otro texto con líneas más largas que no sea el Evangelio son de 1 entre 10.000.000.000.

Estas cifras indican, por tanto, que la hipótesis de que el 7Q5 no pertenezca a este fragmento del Evangelio de San Marcos (6, 52-53) es técnicamente imposible.

Recientemente el profesor Hunger ha dicho respecto a los ataques de algunos estudiosos bíblicos empeñados en mostrarse contrarios a la identificación del 7Q5 como auténtico: "no soy religioso, ni soy biblista, soy científico. Y como científico puedo decir que, desde el punto de vista estrictamente papirológico, no hay debate posible. O'Callaghan tiene razón".

Así, pues, hoy sabemos que entre los años 40 y 50 fue escrito, o traducido, al griego el Evangelio de San Marcos, tal y como se demuestra en el Manuscrito 7Q5. Poco después del 50 fueron redactados los de San Lucas y San Mateo. Algunos años después el de San Juan.

Una prueba más de todo esto es, entre otras cosas, el descubrimiento del papirólogo Thiede, que encontró en la Biblioteca del Magadlen College de Oxford tres fragmentos del cap. 26 del Evangelio de San Mateo escritos hacia el 70. Se trata del Madalen Cr. Roma 17.

Desde una postura absolutamente CIENTÍFICA Y RACIONAL RESULTA INCREÍBLE, salvo por la mala fe, QUE SE DUDE DE QUE LOS EVANGELIOS SON AUTÉNTICOS y que -por el contrario- nadie dude, por ejemplo, de la veracidad de Aristóteles (348-322 adC) y de su doctrina filosófica.

El libro más antiguos sobre el filósofo griego o sobre sus pensamientos fue escrito SIGLOS después de su muerte y los textos del filósofo, que se tienen por originales, parten de una edición hecha por Andrónico de Rodas unos 300 años después de muerto El Estagirita.

Igualmente se usan como textos históricos y auténticos todas las obras latinas. Lo cierto es que no se conserva copia original alguna ni tan siquiera cercana en el tiempo a la escritura de estas obras.

Pero los "RACIONALISTAS" se siguen empeñando en dudar de la autenticidad de los Evangelios, de su HISTORICIDAD, ignorando, fraudulentamente, que NO HAY DUDA ALGUNA de que fueron escritos por TESTIGOS OCULARES Y DIRECTOS DE LOS HECHOS.

Y eso es lo que DEMUESTRA LA CIENCIA por más que pese a muchos, ellos sabrán sus razones, sus prejuicios o sus pleitesías.

Por supuesto el FALSO evangelio de San Pedro fue escrito mucho después de que el apóstol, al que se le quiere atribuir la autoría, hubiera muerto martirizado, pues los expertos lo datan en el siglo II.

La tardía datación del texto demuestra su nulo carácter testimonial. Todo parece indicar que se trata de UN FRAUDE escrito para alimentar y dar cobertura a las herejías gnósticas dualistas de raigambre platónica y muy principalmente la denominada Docétia.
La Docética apareció al final del primer siglo, pero se gestó y propagó antes.

Contra quienes propagaban falsedades sobre la vida y muerte de Jesús, sin haber sido testigos de la misma, ya San Juan prevenía en su Primera Carta (1.1), en donde instaba sólo a creer: "lo que era desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos contemplado y palparon nuestras manos tocante al Verbo de vida".

Pasaron los siglos y los fraudes gnósticos continúan atacando y embaucando a los necios crédulos con "códigos da Vinci" evangelios novelados del tres al cuarto, totalmente ficticios y no históricos.

Para el que no lo sepa y para que ningún bienintencionado se deje engañar, hay que remarcar que estos supuestos evangelios, que ahora se recuperan como si fueran nuevos descubrimientos, SON CONOCIDOS y FUERON DESECHADOS RACIONALMENTE hace algunos siglos, por mucha campaña mediática que ahora se les haga o mucha basura literaria que se publique sobre ellos.
La Iglesia es intolerante en los principios porque cree; pero es tolerante en la práctica porque ama. Los enemigos de la Iglesia son tolerantes en los principios porque no creen; pero son intolerantes en la práctica porque no aman”.

Avatar de Usuario
letitbleed
Mensajes: 1727
Registrado: 01 Ago 2007, 12:32
Ubicación: Sistema de referencia aparentemente inercial

Re: La Ciencia confirma AUTENTICIDAD de los EVANGELIOS

Mensajepor letitbleed » 21 Abr 2017, 14:03

No le voy a responder yo, lo va a hacer Raymond Edward Brown, sacerdote católico experto en el asunto, que en su Introducción al Nuevo Testamento, página 237-238, dice:

"existe un amplio consenso entre los estudiosos en datar el Evangelio de Marcos a finales de los 60 o justo tras el año 70 d.C".


Dice también:

...no hay manera de conocer con exactitud la fecha más temprana posible en la que Marcos fue compuesto. Esto sigue siendo verdadero a pesar de la afirmación de J. O'Callaghan de 1972 de haber descubierto unas pocas palabras de Mc 6, 52-53 en un fragmento papiráceo griego de Qumrán (7Q5), datado paleográficamente entre el 50 a.C y el 50 d.C (más/menos 25 años). Tal identificación implicaría que el evangelio estaba en circulación una década o más antes de la destrucción de la comunidad de Qumran en el 68d.C. Pocos investigadores se han mostrado de acuerdo con esta propuesta...


y a pie de página explica por qué:

C.P. Thiede ha defendido esta tesis en The Earliest Gospel Manuscript?... En primer lugar, la colección de la cueva 7 de Qumrán, exclusivamente en griego, puede no proceder de un miembro de esa comunidad esenia. Ciertamente, son muy pocos los fragmentos griegos descubiertos en las otras cuevas y están mezclados con un gran número de manuscritos en hebreo y arameo. Teóricamente es posible que un cristiano se acercara a Qumran en la época en que el asentamiento fue destruido y utilizara la Cueva 7 para depositar en ella un manuscrito. Segundo: hay serios problemas con la identificación del fragmento como marcano. Todos los restos papiráceos de fecha temprana conocidos de los evangelios proceden de códices, y 7Q5 es un rollo. El fragmento sólo tiene 10 letras griegas completas en cuatro líneas, con sólo una palabra entera. Y para que el fragmento sea de Mc es necesario omitir de 6,52,53 un par de palabras griegas ("a tierra") presente en todos los demás manuscritos griegos y versiones antiguas. Thiede argumenta que, según un computador, si se acepta esta lectura (muy discutida) de esas letras griegas conservadas sólo parcialmente, la combinación de las veinte letras en esas cinco líneas sólo puede ser posible en Mc, en toda la literatura griega. Obviamente, sin embargo, 7Q5 podría proceder de una obra griega desconocida hasta el momento. C.F la respuesta de Stanton, Gospel Truth?, 20-29. Tercero: Esa datación no probaría en cualquier caso que ese evangelio fue escrito por Juan Marcos o que es un historia literal, como aseguran algunos.


Visto esto:

Primero: Los científicos no datan inequívocamente 7Q5 en el año 50 d.C, sino en el rango 50 a.C/50d.C, que es muy distinto. Sin mayor argumento, usted se agarra al límite superior para poder decir que Mc es anterior a esa fecha, la realidad es que pocos académicos sitúan a Marcos antes del 60d.C o después del 70d.C. Ninguna ciencia asegura la fecha 50d.C como pretende hacernos creer. La ciencia lo único que puede decir es que, de darse por bueno el argumento, existiría un tope temporal máximo en el 68d.C, fecha en que la comunidad de Qumrán fue destruida. Cualquier otra interpretación o pretensión de exactitud nace de la conclusión a la que usted quiere llegar, pero, lamentablemente para usted, la ciencia no funciona así.
Segundo: Mc 6, 52-53, supuestamente presente en 7Q5, en realidad no está presente como tal pues no es exactamente igual a lo que se lee en 7Q5. Es muy discutido aceptar este punto y, por tanto, el posterior argumento probabilístico carece de todo valor. Igualmente, también cabría discutir quién copió de quien, es decir, que fuera Mc quien copió de 7Q5 y no al revés.
Tercero: En cualquier caso, que se trate de datar Mc usando esta triangulación nada dice de la historicidad de los hechos que se relatan en Mc, sólo no hablaría de la fecha de confección de texto. Si tuviéramos el mismo problema con la Odisea, conseguir la datación a través de otro texto no demostraría en ningún caso el carácter ficticio o real de Ulises o sus aventuras.

Luego ¿qué dice que la Ciencia demuestra?
No tengo que 'tener' una respuesta. No me siento aterrorizado por no conocer cosas, por estar perdido en el misterioso universo sin tener ningún propósito, que es el modo en el que la realidad es, hasta donde puedo decir, posiblemente.

R. Feynman

Avatar de Usuario
subman
Mensajes: 1160
Registrado: 14 Sep 2015, 12:39

Re: La Ciencia confirma AUTENTICIDAD de los EVANGELIOS

Mensajepor subman » 21 Abr 2017, 20:11

letitbleed escribió:No le voy a responder yo, lo va a hacer Raymond Edward Brown, sacerdote católico experto en el asunto, que en su Introducción al Nuevo Testamento, página 237-238, dice:

"existe un amplio consenso entre los estudiosos en datar el Evangelio de Marcos a finales de los 60 o justo tras el año 70 d.C".


Dice también:

...no hay manera de conocer con exactitud la fecha más temprana posible en la que Marcos fue compuesto. Esto sigue siendo verdadero a pesar de la afirmación de J. O'Callaghan de 1972 de haber descubierto unas pocas palabras de Mc 6, 52-53 en un fragmento papiráceo griego de Qumrán (7Q5), datado paleográficamente entre el 50 a.C y el 50 d.C (más/menos 25 años). Tal identificación implicaría que el evangelio estaba en circulación una década o más antes de la destrucción de la comunidad de Qumran en el 68d.C. Pocos investigadores se han mostrado de acuerdo con esta propuesta...


y a pie de página explica por qué:

C.P. Thiede ha defendido esta tesis en The Earliest Gospel Manuscript?... En primer lugar, la colección de la cueva 7 de Qumrán, exclusivamente en griego, puede no proceder de un miembro de esa comunidad esenia. Ciertamente, son muy pocos los fragmentos griegos descubiertos en las otras cuevas y están mezclados con un gran número de manuscritos en hebreo y arameo. Teóricamente es posible que un cristiano se acercara a Qumran en la época en que el asentamiento fue destruido y utilizara la Cueva 7 para depositar en ella un manuscrito. Segundo: hay serios problemas con la identificación del fragmento como marcano. Todos los restos papiráceos de fecha temprana conocidos de los evangelios proceden de códices, y 7Q5 es un rollo. El fragmento sólo tiene 10 letras griegas completas en cuatro líneas, con sólo una palabra entera. Y para que el fragmento sea de Mc es necesario omitir de 6,52,53 un par de palabras griegas ("a tierra") presente en todos los demás manuscritos griegos y versiones antiguas. Thiede argumenta que, según un computador, si se acepta esta lectura (muy discutida) de esas letras griegas conservadas sólo parcialmente, la combinación de las veinte letras en esas cinco líneas sólo puede ser posible en Mc, en toda la literatura griega. Obviamente, sin embargo, 7Q5 podría proceder de una obra griega desconocida hasta el momento. C.F la respuesta de Stanton, Gospel Truth?, 20-29. Tercero: Esa datación no probaría en cualquier caso que ese evangelio fue escrito por Juan Marcos o que es un historia literal, como aseguran algunos.


Visto esto:

Primero: Los científicos no datan inequívocamente 7Q5 en el año 50 d.C, sino en el rango 50 a.C/50d.C, que es muy distinto. Sin mayor argumento, usted se agarra al límite superior para poder decir que Mc es anterior a esa fecha, la realidad es que pocos académicos sitúan a Marcos antes del 60d.C o después del 70d.C. Ninguna ciencia asegura la fecha 50d.C como pretende hacernos creer. La ciencia lo único que puede decir es que, de darse por bueno el argumento, existiría un tope temporal máximo en el 68d.C, fecha en que la comunidad de Qumrán fue destruida. Cualquier otra interpretación o pretensión de exactitud nace de la conclusión a la que usted quiere llegar, pero, lamentablemente para usted, la ciencia no funciona así.
Segundo: Mc 6, 52-53, supuestamente presente en 7Q5, en realidad no está presente como tal pues no es exactamente igual a lo que se lee en 7Q5. Es muy discutido aceptar este punto y, por tanto, el posterior argumento probabilístico carece de todo valor. Igualmente, también cabría discutir quién copió de quien, es decir, que fuera Mc quien copió de 7Q5 y no al revés.
Tercero: En cualquier caso, que se trate de datar Mc usando esta triangulación nada dice de la historicidad de los hechos que se relatan en Mc, sólo no hablaría de la fecha de confección de texto. Si tuviéramos el mismo problema con la Odisea, conseguir la datación a través de otro texto no demostraría en ningún caso el carácter ficticio o real de Ulises o sus aventuras.

Luego ¿qué dice que la Ciencia demuestra?


Muchas gracias por ofrecernos una información tan valiosa. Permítame una vez más que añada algo. Independientemente de que los evangelios sea o no de esa fecha, las versiones que tenemos han sido manipuladas hasta la saciedad. He aquí algunos hechos:

1) Orígenes en el siglo II afirma conocer 24 versiones de los evangelios y en todas encuentra narrraciones de hechos que no ocurrieron y hechos que no pudieron ocurrir.

2) El papa Dámaso I, conociendo las contradicciones que contiene la biblia, encargó a san Jerónimo una traducción al latín en la que se "limaran algunas de las contradicciones." Esa era la versión para el vulgo que la misma iglesia no consideró fiable por ser ella misma la que la manipuló.
Pero he aqui que siglos después en el concilio de letrán la proclama verdadera.

4) Las versiones que se conocen anteriores al siglo VIII, como el codex sinaiticus y el codex vaticanus, no contienen ni el capítulo 14 de Juan en el que se narra lo de la mujer adúltera y el que tire la primera piedra etc... no aparece en esas versiones anteriores. El final del evangelio de Marcos tampoco está en las versiones anteriores. Luego no importa cuando se escribieron, no ofrecen garantía alguna. Además, resulta sigbnificativo que FIlón que vivió en el siglo I en Jerusalén y Flavio Josefo ignoren por completo todo lo relacionado con los evangelios. Hay quie tener en cuenta que dedican exhaustivas narraciones a los esenios que eran una secta bastante secreta.
Sin embargo, como me gusta ser imparcial, tengo que reconocer que hoy en el siglo XXI la iglesia es la más tolerante respecto al análisis de la Biblia. En parte se debe a que como no necesita apoyarse en ella, ya que dispone de la infalibilidad del papa, no la necesita.
----------------------------------
Los argumentos y datos sirven para demostrar que algunas doctrinas son falsas; pero no sirven para convencer de su falsedad a los seguidores de las mismas.


Volver a “Religión”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 6 invitados