Jesús era judío, hebreo o cristiano?

Avatar de Usuario
AnxelKoldo
Mensajes: 21880
Registrado: 06 Abr 2014, 16:28

Jesús era judío, hebreo o cristiano?

Mensajepor AnxelKoldo » 26 Mar 2017, 08:02

Jesús era judío, hebreo, cristiano, o las tres cosas?

Lo primero que deberíamos preguntarnos ¿qué es "ser judío"? ¿Qué es "ser español"? ¿Podría extrapolarse "ser judío" con "ser español" y a su vez con "ser europeo"?

La extrapolación es un error puesto que ignora el contexto de cada uno de los elementos a extrapolar.

¿Era Jesús Judío? Por ser descendiente de la tribu de Judá, por la familia de David, se afirma que es judío.

¿Qué sería entonces el judaismo?

El judaísmo es una nacionalidad, una tradición, una cultura, y una religión.


El judaísmo como tal nació en la cautividad, como una forma de mantener la identidad frente a la cultura y religión de Babilonia, posteriormente de los demás imperios gobernantes. En la cautividad surgieron las instituciones que dieron cuerpo al judaísmo, la Tradición Oral, que derivó en el Talmud; los grupos fariseos y saduceos, entre otros; la Sinagoga, para preservar el culto a Jehová, debido a la desaparición del Templo; y muchos ritos que se practicaban en tiempos de Jesús.

El judaísmo como religión, nació entonces en la diáspora. Lo mismo vale para los demás aspectos.

La noción de Judío, como nacionalidad, o como religión, no existe en la Torá, ni en la Tanaj; en que se habla de los Hebreos, pueblo de Dios, Pueblo de Israel, Reino del Norte o de Samaria, Reino del Sur, o de Judá. Es un error afirmar que Abraham, los Patriarcas de Israel, o Moisés fueron Judíos. El mismo que se comete cuando se afirma que Jesús vivió en Palestina, con lo cual se le endosa el gentilicio palestino. Como decir que los Aztecas precolombinos fueron mejicanos, porque vivieron en el territorio que hoy se denomina México.

Hasta Esdras y Nehemías, que cerraron las referencias históricas del Antiguo Testamento, ningún personaje bíblico practicó el judaísmo, porque no había nacido como religión.

El concepto de judío deriva del pueblo que conformaba el Reino del Sur, o de Judá, que fue llevado al cautiverio. En este sentido, como gentilicio, solo es aplicable a las tribus de Judá, y de Benjamín, que poblaban ese reino. Por este motivo, la actual Nación asentada en la Tierra Histórica de Israel, su denominación correcta es Pueblo de Dios, Nación de Israel, o simplemente Israel.


¿Practicó Jesús el Judaísmo? Jesús fue circuncidado, presentado en el Templo, guardó el sábado, y los demás días de reposo, conforme a la Ley de Moisés; concurrió al Templo, siguiendo lo prescrito en la Tanaj; más Jesús no practicó la religión nacida en el exilio, basada en la tradición, en el Talmud. Como se nota en los evangelios, Jesús rechazo abiertamente las tradiciones de la religión judía, y se mantuvo apegado a la devoción inspirada en la Torá y la Tanaj.

Una lectura del Sermón del Monte, por superficial que sea, deja claro el rechazo de Jesús a la tradición que se erigía sobre la Ley y los Profetas. Por eso en varias ocasiones le oímos decir: “Oísteis que fue dicho… más yo os digo.” Colocándose El mismo sobre las tradiciones judías.

Una evidencia de que Jesús no practicó el judaísmo, la ofrecen las autoridades religiosas de su época.

En la Sinagoga de Nazaret es rechazado porque afirmó que en Él se cumplen las promesas sobre el Mesías Libertador, Lucas 4:16-30; en la sanidad de un paralítico, se le acusa de blasfemia por perdonar los pecados del lisiado, que luego sanó, Lucas 5:17-26; despertó ira en los escribas, y en los fariseos, por sanar el día sábado a un hombre con la mano seca, Lucas 6:6-11; en casa de un fariseo desatendió el rito de lavarse las manos, y luego denunció a quienes practican la religión sin piedad, y ponen la tradición sobre la Ley de Moisés, Lucas 11:37-54; el Concilio, la máxima autoridad judía, le sentenció a muerte por declararse Hijo de Dios, Lucas 22:66-71.

Jesús no practicó la religión judía nacida en el exilio, mantuvo una devoción a la Ley de Moisés, y se apegó a ella, exaltándola sobre todas las demás, Mateo 22:34-40. El amor a Dios, y al prójimo, resumen de los Diez Mandamientos. Igual devoción cultivó a las enseñanzas de los Profetas, y a los escritos sapienciales.

¿Fue Jesús cristiano? En el Nuevo Testamento aparece la expresión cristiano solo tres veces, la primera en Hechos 11:26, en que se afirma que a los discípulos por primera vez se les llamó cristianos en Antioquía, tal vez en forma peyorativa; la segunda, en labios del Rey Agripa, quien se siente persuadido por Pablo a ser cristiano, Hechos 26:28; y la tercera y última vez, es Pedro, quien exhorta a padecer como cristiano, y no sentir vergüenza por serlo, 1 Pedro 4:16.

La expresión hace referencia a uno que sigue a Cristo, habla, cree, confía en Él. En este sentido Cristo es Origen, Esencia del Cristianismo. La palabra equivale a discípulo de Jesucristo, que es la denominación correcta, pues define, establece, una relación personal con El, con Jesucristo.

Fuente: https://www.google.es/amp/s/israeleal.w ... tiano/amp/
Imagen

Avatar de Usuario
subman
Mensajes: 1160
Registrado: 14 Sep 2015, 12:39

Re: Jesús era judío, hebreo o cristiano?

Mensajepor subman » 26 Mar 2017, 15:14

Excelente post, Anxelkoldo.
Todo lo que dices es racional y tiene sentido. Sin embargo hay un error de base en tu planteamiento.
Hablas de ser judío como si se tratara de un patrón único y de ser cristiano como si se tratara también de un único patrón.

La tradición judía sencillamente no ha existido jamás. Lo que ha existido son tradiciones judías. Dentro del mundo, que hoy designamos como judío, había saduceos, fariseos, escribas, esenios, judíos helenizados como Filón o los terapeutas, iscariotes, zelotes etc, etc, etc, Luego hablar de romper la traidición judía es una simplificación inaceptable. Por ejemplo, en el Génesis el primer mandamiento que da Yahvé es crecer y reproducirse. Para los judíos el reproducirse es tan importante que el no tener hijos se considera una vergüenza. Sin embargo los esenios prefieren el celibato. Cuando san Pablo tambien aconseja no casarse, ¿qué rompe de tradición judía? Nada, absolutamente nada. Ya lo habían roto antes los esenios.

En cuanto al cristianismo, la palabra es griega y significa mesianismo. Los primeros que consideraron a Jesús como mesías no podían llamarse cristianos, sino mesiánicos, jesusitas o algo parecido. El cristianismo de los siglos I y II no rompe nada porque se trata de infinidad de sectas. Cada iluminado que inventa una religión a su medida, se la atribuye a un apóstol discipulo de Jesús porque ese nombre o marca ya está mitificado. Los hay ecologistas como los ebianitas, los hay con ramalazos budistas como los gnósticos y los marcionitas. El Jesús de la literatura más antigua no nace. En Marcos aparece en el momento de bautizarse y carece de infancia. En Pablo se afirma ser igual a Dios y aparentar ser humano. No hay ni una sola mención en los tres primeros siglos a un lugar en que haya sido enterrado, ni a nadie que visite a su madre, ni un lugar en que haya nacido etc. porque es un ser inmaterial.
¿Pruebas? El párrafo de Pablo en Filipenses en el que afirma que siendo igual a Dios se humilló aparentando ser hombre en su porte. Quien aparenta ser algo es que no lo es.

En la Epidexis de san Ireneo de Lyon, capitulo 34, afirma que la crucifixión fue cósmica en una cruz formada por los cuatro puntos cardinales en el cielo. Pero hubo una imagen visible en la tierra para que los hombres pudiera verla. Luego la crucifixioin según Ireneo de Lyon, la visible por los hombres era una imagen virtual, una caricatura humana para un hecho cósmico que tuvo lugar en el cielo.
En hechos, san Pedro, para demostrar que ha resucitado no cita ni una tumba vacía, ni terremotos en el momento de morir ni nada físico. Lo demuestra citando un salmo en el que se dice que no verá la corrupción. Es como si para demostrar que Bárcenas es inocente se citara un vercículo de la Iliada.
Solo en el siglo IV y por orden de Constantino ese ser mitológico se transforma en un personaje de carne y hueso que nació en una cueva y fue enterrado en algún lugar. Su madre se encargó de descubrir milagrosamente esos lugares que nadie conocía ni había ninguna tradición de visitarlos. Fue Constantino el que eligió, de todos los centenares de Cristos que existian, cual era el real y obligó a definirlo en el credo de Nicea, convocado por él, y al que no asistió el papa de Roma. Los que se opusierpn al invento, como Arrio, murieron violentamente.
POr aquel tiempo el papa Dámaso I, viendo las enormes críticas a las contradicciones que contiene la biblia, por parte de pensadores como Profirio, encargó a san Jerónimo que la traducjera al latín cambiando alguna frase para eliminar contradicciones. Así y todo las sigue habiendo. La iglesia romana, como sabía que esa biblia era una manipulación hecha por ella misma, no la consideró auténtca en un principio. Solo la tenía para mostrarla al vulgo. Pero milagrosamente en el concilio de Letrán se convirtió en la biblia auténtica que tenemos hoy.
Por todo esto, tomar la biblia como historia, considerar que cristianismo hay y hubo uno solo, es un ejercicio de estupidez. No existe ni religión, ni doctrina política o filosófica que no tenga tantas versiones incompatibles dos a dos como creyentes.
El personaje de evangelio ni es historia ni lo ha sido nunca. La única historia real ha sido la de infinidad de sectas que diversos iluminados se inventaban y para que se aceptaran la atribuían a un Cristo mitológico. Ello no significa que no se inspirasen en algunas anecdotas en diferentes personajes reales. Falvio Josefo asegura que en aquella època hubo 17 predicadores que pretendían ser el Mesías que los iba a liberar del Imperio de Roma. Cualquiera de ellos o todos ellos pudieron inspirar muchas de estas leyendas.

Un ejemplo de la falta de rigor que se comete al considerar que hubo un personaje que cambió la traidición judía, es el de apedrar adulteras. No hay constancia de que los judíos desde entonces apdedrearan a ninguna. Hoy tampoco lo hacen y no han necesitado para ello de ningñun Jesús que les reformara la ley. Las leyes son tan contradictorias que se pueden interpretar como más te plazca. ¿Que te gusta apedrear audlteras? Pues la Torá te lo ordena. ¿Qué te gusta perdonarlas? Pues la Torá te prohibe matar y el Levítico te ordena amar al projimo como a tí mismo. Eligiendo las frases adecuadas, la biblia lo mismo te sirve para matar que para perdonar. Para tener esclavos como para prohibir la esclavitud. Para aceptar la prostitución como para prohibirla. De ahi que sea un libro tan aceptado, pero nadie lo acepta por completo. Las diversas sectas seleccionan los párrafos que los gustan e ignoran y manipulan los que odian.
¿Que te emociona que el evangelio te ordene amar a tus enemigos? Pues a mi me parece ridículo. Prefiero no tener enemigos. Es mucho más sublime carecer de enemigos y que tenerlos y amarlos por obligación. El budismo ya inventó mucho antes el no tener enemigos y el amar hasta los animales. De ahí que sean vegetarianos. Pero como cualquier otra religión, hay tantos budismos distintos como lugares donde se practica. Solo les une la etiqueta.
----------------------------------
Los argumentos y datos sirven para demostrar que algunas doctrinas son falsas; pero no sirven para convencer de su falsedad a los seguidores de las mismas.

Avatar de Usuario
AnxelKoldo
Mensajes: 21880
Registrado: 06 Abr 2014, 16:28

Re: Jesús era judío, hebreo o cristiano?

Mensajepor AnxelKoldo » 26 Mar 2017, 17:54

AnxelKoldo escribió:Jesús era judío, hebreo, cristiano, o las tres cosas?

Lo primero que deberíamos preguntarnos ¿qué es "ser judío"? ¿Qué es "ser español"? ¿Podría extrapolarse "ser judío" con "ser español" y a su vez con "ser europeo"?

La extrapolación es un error puesto que ignora el contexto de cada uno de los elementos a extrapolar.

¿Era Jesús Judío? Por ser descendiente de la tribu de Judá, por la familia de David, se afirma que es judío.

¿Qué sería entonces el judaismo?

El judaísmo es una nacionalidad, una tradición, una cultura, y una religión.


El judaísmo como tal nació en la cautividad, como una forma de mantener la identidad frente a la cultura y religión de Babilonia, posteriormente de los demás imperios gobernantes. En la cautividad surgieron las instituciones que dieron cuerpo al judaísmo, la Tradición Oral, que derivó en el Talmud; los grupos fariseos y saduceos, entre otros; la Sinagoga, para preservar el culto a Jehová, debido a la desaparición del Templo; y muchos ritos que se practicaban en tiempos de Jesús.

El judaísmo como religión, nació entonces en la diáspora. Lo mismo vale para los demás aspectos.

La noción de Judío, como nacionalidad, o como religión, no existe en la Torá, ni en la Tanaj; en que se habla de los Hebreos, pueblo de Dios, Pueblo de Israel, Reino del Norte o de Samaria, Reino del Sur, o de Judá. Es un error afirmar que Abraham, los Patriarcas de Israel, o Moisés fueron Judíos. El mismo que se comete cuando se afirma que Jesús vivió en Palestina, con lo cual se le endosa el gentilicio palestino. Como decir que los Aztecas precolombinos fueron mejicanos, porque vivieron en el territorio que hoy se denomina México.

Hasta Esdras y Nehemías, que cerraron las referencias históricas del Antiguo Testamento, ningún personaje bíblico practicó el judaísmo, porque no había nacido como religión.

El concepto de judío deriva del pueblo que conformaba el Reino del Sur, o de Judá, que fue llevado al cautiverio. En este sentido, como gentilicio, solo es aplicable a las tribus de Judá, y de Benjamín, que poblaban ese reino. Por este motivo, la actual Nación asentada en la Tierra Histórica de Israel, su denominación correcta es Pueblo de Dios, Nación de Israel, o simplemente Israel.


¿Practicó Jesús el Judaísmo? Jesús fue circuncidado, presentado en el Templo, guardó el sábado, y los demás días de reposo, conforme a la Ley de Moisés; concurrió al Templo, siguiendo lo prescrito en la Tanaj; más Jesús no practicó la religión nacida en el exilio, basada en la tradición, en el Talmud. Como se nota en los evangelios, Jesús rechazo abiertamente las tradiciones de la religión judía, y se mantuvo apegado a la devoción inspirada en la Torá y la Tanaj.

Una lectura del Sermón del Monte, por superficial que sea, deja claro el rechazo de Jesús a la tradición que se erigía sobre la Ley y los Profetas. Por eso en varias ocasiones le oímos decir: “Oísteis que fue dicho… más yo os digo.” Colocándose El mismo sobre las tradiciones judías.

Una evidencia de que Jesús no practicó el judaísmo, la ofrecen las autoridades religiosas de su época.

En la Sinagoga de Nazaret es rechazado porque afirmó que en Él se cumplen las promesas sobre el Mesías Libertador, Lucas 4:16-30; en la sanidad de un paralítico, se le acusa de blasfemia por perdonar los pecados del lisiado, que luego sanó, Lucas 5:17-26; despertó ira en los escribas, y en los fariseos, por sanar el día sábado a un hombre con la mano seca, Lucas 6:6-11; en casa de un fariseo desatendió el rito de lavarse las manos, y luego denunció a quienes practican la religión sin piedad, y ponen la tradición sobre la Ley de Moisés, Lucas 11:37-54; el Concilio, la máxima autoridad judía, le sentenció a muerte por declararse Hijo de Dios, Lucas 22:66-71.

Jesús no practicó la religión judía nacida en el exilio, mantuvo una devoción a la Ley de Moisés, y se apegó a ella, exaltándola sobre todas las demás, Mateo 22:34-40. El amor a Dios, y al prójimo, resumen de los Diez Mandamientos. Igual devoción cultivó a las enseñanzas de los Profetas, y a los escritos sapienciales.

¿Fue Jesús cristiano? En el Nuevo Testamento aparece la expresión cristiano solo tres veces, la primera en Hechos 11:26, en que se afirma que a los discípulos por primera vez se les llamó cristianos en Antioquía, tal vez en forma peyorativa; la segunda, en labios del Rey Agripa, quien se siente persuadido por Pablo a ser cristiano, Hechos 26:28; y la tercera y última vez, es Pedro, quien exhorta a padecer como cristiano, y no sentir vergüenza por serlo, 1 Pedro 4:16.

La expresión hace referencia a uno que sigue a Cristo, habla, cree, confía en Él. En este sentido Cristo es Origen, Esencia del Cristianismo. La palabra equivale a discípulo de Jesucristo, que es la denominación correcta, pues define, establece, una relación personal con El, con Jesucristo.

Fuente: https://www.google.es/amp/s/israeleal.w ... tiano/amp/



Jesús solo fue judío por pertenecer a la tribu de Judá.

La posibilidad del perdón es toda una revolución cultural, social, política, psicológica etc...en un mundo cuya ley es la venganza. Y esa es la esencia de la revolución que propuso Jesús el Cristo.
Imagen

Avatar de Usuario
subman
Mensajes: 1160
Registrado: 14 Sep 2015, 12:39

Re: Jesús era judío, hebreo o cristiano?

Mensajepor subman » 26 Mar 2017, 19:02

Anxelkoldo escribió:Jesús solo fue judío por pertenecer a la tribu de Judá.

La posibilidad del perdón es toda una revolución cultural, social, política, psicológica etc...en un mundo cuya ley es la venganza. Y esa es la esencia de la revolución que propuso Jesús el Cristo.


Madre como disfruto!!!! No habia reido tanto desde que vi la Vida de Ryan de Monthy Python!!!!!

O sea, cuando Pedro dice que es el Mesías y el lo acepta, estaba mintiendo. Lo que era es un revolucionario que iba a meterse en política!!
Cuando dice que su reino no es de este mundo, estaba mintiendo. Era la política de este mundo su objetivo.

Bueno, en lo de la venganza si que tienes razón: Cuando Jesús escribió el Levítico dijo esto:

Levitico capitulo 19:18 "No te vengarás ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo, sino amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo, Jehová".

Esta frase contra la venganza la escribió Jesús, en el Levítico, muchos siglos antes.

Lo que pasa es que en el mundo judío y occidental esa frase que escribió Jesús en el Levítico no tuvo Leeteefecto jamás. Por eso sientińedose fracasado el año 500 antes de nuestra era se apareció en China disfrazado de Budha y dio el mismo mandato en el lenguaje poético de los orientales diciendo: Sé como el sándalo que perfuma el hacha que lo hiere....!!!
Y para que la India no quedara fuera de esa revolución, se presentó allí disfrazado de Mahavira prohibiendo matar toda clase de animales y vivir como vegetarianos, porque consideraba que la vida era todo una.

Pero para que no quedaran dudas de que amaba a sus enemigos, los llamaba sepulcros blanqueados, raza de vívoras, hijos de la gehena....prueba a acercarte a tu esposa, a tu amigo, a tu banquero, a tu hijo y para demostrarle lo que le amas lo llamas vívora o sepulcro blanqueado.

Por favor, divierteme con más monólogos cómicos como los que escribes. No hay manera más divertida de decirme lo acertado que estoy en mi análisis.
Eres un genio del humor. Desde que se ha muerto Gila y no vemos sus conferencias telefonicas sobre la guerra, no he leído nada más divertido que tus genialidades. Mi más sincero aplauso!!!

Leete este enlace sobre Apolonio de Tiana,
https://es.wikipedia.org/wiki/Apolonio_de_Tiana
que nació en Capadocia el año 3 de nuestra era y verás como hizo mucho mas que el Jesús de los evangelios, incluso resucitó una niña, y además es mucho más historico que Jesús pues consta que fue asesor de Vespasiano-
Cuando la reina fue infiel al rey, este pidió consejo a Apolonio para vengarse. Apolonio le dijo que la peor venganza era perdonarla, con lo que el remordimiento no la abandonaría en toda la vida- Ya ves tampoco Apolonio condenó a la adultera.
Si no hay nada nuevo en el cristianismo que no sea copiado de los platónicos, los mitraicos o los egipcios de Sakara. Lo que si que es propio del cristianismo es falsificar la historia y atribuirse los méritos de otros. Hoy mismo sigue así. Dhttps://es.wikipedia.org/wiki/Apolonio_de_Tianaespues de que Roma condenara la democracia salida de la revolución francesa, ahora pretende atribuirse el mérito de democracia y tolerancia identificandolo con cultura cristiana.
Mucho antes que el crisrianismo, Socrates, Platón, los platónicos, los estoicos, los budistas, los jainistas, Apolonio de Tiana, Cicerón y Seneca ya habián creado sistemas morales mucho más avanzados. Por no hablar de Marco Aurelio...
----------------------------------
Los argumentos y datos sirven para demostrar que algunas doctrinas son falsas; pero no sirven para convencer de su falsedad a los seguidores de las mismas.

Avatar de Usuario
AnxelKoldo
Mensajes: 21880
Registrado: 06 Abr 2014, 16:28

Re: Jesús era judío, hebreo o cristiano?

Mensajepor AnxelKoldo » 26 Mar 2017, 20:48

subman escribió:
Anxelkoldo escribió:Jesús solo fue judío por pertenecer a la tribu de Judá.

La posibilidad del perdón es toda una revolución cultural, social, política, psicológica etc...en un mundo cuya ley es la venganza. Y esa es la esencia de la revolución que propuso Jesús el Cristo.


Madre como disfruto!!!! No habia reido tanto desde que vi la Vida de Ryan de Monthy Python!!!!!

O sea, cuando Pedro dice que es el Mesías y el lo acepta, estaba mintiendo. Lo que era es un revolucionario que iba a meterse en política!!
Cuando dice que su reino no es de este mundo, estaba mintiendo. Era la política de este mundo su objetivo.

Bueno, en lo de la venganza si que tienes razón: Cuando Jesús escribió el Levítico dijo esto:

Levitico capitulo 19:18 "No te vengarás ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo, sino amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo, Jehová".

Esta frase contra la venganza la escribió Jesús, en el Levítico, muchos siglos antes.

Lo que pasa es que en el mundo judío y occidental esa frase que escribió Jesús en el Levítico no tuvo Leeteefecto jamás. Por eso sientińedose fracasado el año 500 antes de nuestra era se apareció en China disfrazado de Budha y dio el mismo mandato en el lenguaje poético de los orientales diciendo: Sé como el sándalo que perfuma el hacha que lo hiere....!!!
Y para que la India no quedara fuera de esa revolución, se presentó allí disfrazado de Mahavira prohibiendo matar toda clase de animales y vivir como vegetarianos, porque consideraba que la vida era todo una.

Pero para que no quedaran dudas de que amaba a sus enemigos, los llamaba sepulcros blanqueados, raza de vívoras, hijos de la gehena....prueba a acercarte a tu esposa, a tu amigo, a tu banquero, a tu hijo y para demostrarle lo que le amas lo llamas vívora o sepulcro blanqueado.

Por favor, divierteme con más monólogos cómicos como los que escribes. No hay manera más divertida de decirme lo acertado que estoy en mi análisis.
Eres un genio del humor. Desde que se ha muerto Gila y no vemos sus conferencias telefonicas sobre la guerra, no he leído nada más divertido que tus genialidades. Mi más sincero aplauso!!!

Leete este enlace sobre Apolonio de Tiana,
https://es.wikipedia.org/wiki/Apolonio_de_Tiana
que nació en Capadocia el año 3 de nuestra era y verás como hizo mucho mas que el Jesús de los evangelios, incluso resucitó una niña, y además es mucho más historico que Jesús pues consta que fue asesor de Vespasiano-
Cuando la reina fue infiel al rey, este pidió consejo a Apolonio para vengarse. Apolonio le dijo que la peor venganza era perdonarla, con lo que el remordimiento no la abandonaría en toda la vida- Ya ves tampoco Apolonio condenó a la adultera.
Si no hay nada nuevo en el cristianismo que no sea copiado de los platónicos, los mitraicos o los egipcios de Sakara. Lo que si que es propio del cristianismo es falsificar la historia y atribuirse los méritos de otros. Hoy mismo sigue así. Dhttps://es.wikipedia.org/wiki/Apolonio_de_Tianaespues de que Roma condenara la democracia salida de la revolución francesa, ahora pretende atribuirse el mérito de democracia y tolerancia identificandolo con cultura cristiana.
Mucho antes que el crisrianismo, Socrates, Platón, los platónicos, los estoicos, los budistas, los jainistas, Apolonio de Tiana, Cicerón y Seneca ya habián creado sistemas morales mucho más avanzados. Por no hablar de Marco Aurelio...


Se habla de un contexto histórico determinado, en un lugar determinado, bajo una sociedad determinada, y un imperio determinado.

Dentro de aquél contexto Jesús el Cristo fue un político contra el establishment institucional de la época.

No debía ser fácil proponer la estrategia del perdón en una sociedad analfabeta, donde no se distinguía la esclavitud, y cuya ley se basaba en la venganza.

Extrapolar es absurdo.

Jesús solo era judío por ser descendiente de judíos.
Imagen

Avatar de Usuario
subman
Mensajes: 1160
Registrado: 14 Sep 2015, 12:39

Re: Jesús era judío, hebreo o cristiano?

Mensajepor subman » 27 Mar 2017, 14:52

ompletamente de acuerdo. Su intención era política. Pero política y religión son inseparables en las religiones basadas en la biblia. La religión en el judaísmo les hace especiales o elegidos ante DIos y dueños de una tierra prometida y, en un futuro, dueños de un imperio imperecedero gobernado por el Mesías que esperan. En el Islam exactamente igual. El Islam representa el poder político justificado por el sometimiento a la voluntad de Dios y el califa es el guardian e interprete de esa voluntad. El cristianismo triunfante, es decir el unificado por Constantino en Roma es un medio de justificar el poder político porque afirma que el poder viene de DIos y el Rey o el emperador es su representante en la Tierra. No recuerdo qué teólogo de la época de las monarquías absolutas afirmó que el rey era superior al papa, pues el papa representa a Jesucristo, pero el rey representa el poder de Dios. NO es raro que Enrique VIII se autonombrara papa de la iglesia anglicana.

Ese es el motivo por el que algunos no consideran verdaderas religiones a las basadas en la biblia, ya que son maquinarias de poder político. Para esos las verdaderas religiones son el jainismo o el budismo.

El Jesús de los evangelios canónicos no viene a redimir a nadie. Se presenta como el Mesías que va a establecer el reino de los cielos. Entra montado en un asno en Jesusalén para que se cumpla la profecia de que así llegaría el Mesías y es aclamado. Quizás espera un milagro por el que se crea en ese acto el reino anunciado, pero no ocurre nada. Entonces lo justifia diciendo que tiene que volver a instanturar el reino. El primitivo cristianismo consite en esperar esa venida. Al no producirse, se cambia el mesías por redentor al estilo pagano de Dionisios o Atis, se deifica a los santos como dioses de segunda clase, se deifica a María como diosa madre, etc.

Si leemos evangelios gnósticos, como el de Tomás, ese reino no se va a implantar por un segunda venida. Ese reino se implanta pacíficamente aceptando voluntariamente el pertenecer al miso, es decir, por sumisión. Esa es la idea que recoge Mahoma al llamar a su secta islam = sumisión.


Todo ello no implica que el cristianismo al igual que el judaísmo o el Islam se contagiara de influencias orientales, sobre todo budistas. Los primeros grandes cientificos que enseñan en el Islam no son musulmanes, sino jainistas, como Aryabata o Murphopadiyaya. El buscar la virtud como medio de perfección o el ascetismo es contagiado por el budismo, y gnosticismo. Hasta el siglo XI permanece en Europa la secta de los cátaros que practican ese gnosticismo introducido por Marción. El islam también tiene misticos. Tales son los derviches de Turquía. Solo hay que tener en cuenta que en el Cairo hay una tumba de un poeta árabe del siglo XIII, que tiene grabado unos versos qiue poco mas o menos dicen esto: Vivo esperando una dicha tan grande en el cielo, que muero de ganas de morir. Este verso recuerda el de santa Teresa escrito siglos despúes. Es que la religión propone unas reglas morales, pero el individuo se comporta segun sus impulsos y el cerbro tiene suficiente ingenio para justificar los injustificable cuando haga falta. De ahí la frase del Nobel de físisca S. Weinberg:_
Entre los creyentes y los no creyentes hay peersonas buenas que obran bien y personas malas que obran mal. Pero para que una persona buena obre mal tiene que ser creyente.
----------------------------------
Los argumentos y datos sirven para demostrar que algunas doctrinas son falsas; pero no sirven para convencer de su falsedad a los seguidores de las mismas.

menganito
Mensajes: 212
Registrado: 14 Abr 2017, 21:17

Re: Jesús era judío, hebreo o cristiano?

Mensajepor menganito » 18 Abr 2017, 13:01

La verdad suele ser lo que se hace creer (Voltaire)

Hoy, una de esas "verdades" es el judaísmo de Cristo. "Jesucristo fue judío" es frase que pronunciada hace un par de siglos podía costar incurrir en los rigores de la Inquisición.

Hogaño esta frase repetida por todos los medios millones de veces se ha acabado convirtiendo en un axioma, algo indudable.

Así suele salir cuando se habla de los judíos un enjambre de bondadosos seglares, incluso píos clérigos que afirmarán con suma unción que "también nuestro Señor, Jesucristo, fue judío"

Y no sorprende ver que en insólita vecindad con esos píos personajes, y haciendo coro con ellos, se hallan los anticristianos por definición: ateos, comunistas, masones y toda la variada fauna de compañeros de viaje.

En realidad, para un cristiano, y concretamente católico, Jesucristo NO pudo ser judío.
El católico que tildare de judío a Cristo cometería herejía, al menos en tanto un nuevo Concilio no modifique el Credo y, allí donde durante siglos se ha dicho: "concebido por obra y gracia del Espiritu Santo" se mande decir algo así como: "concebido por obra y gracia de Samuel Levy".

Un judío, según el Talmud, según la legislación actual del Estado de Israel, y según seis milenios de tradición universalmente conocida es el descendiente de una judía (sea ateo, agnóstico, comunista, protestante o anglicano), si es descendiente de judío (pero madre no judía, tendrá que cumplir otros requisitos).

Para cualquier creyente Jesucristo es el hijo de Dios, no de ningún hombre. Esto deja zanjado el tema para el católico y la mayoría de cristianos de buena fe (protestantes, etc.).

Humanamente hablando, sólo puede considerarse judío a Jesucristo partiendo de indemostrados prejuicios o arropándose en la más crasa ignorancia.

Es sabido que Jesús era galileo. La palabra Galilea (de Gelil haggoyin) significa, textualmente, "distrito de paganos", es decir de no judíos (houston Stewart Chamberlain: Fundamentos del siglo XIX, pag. 286).
Este rincón del norte de Palestina, tan alejado de su centro espiritual, Jerusalén, no tuvo nunca, humanamente, racialmente hablando una población homogénea y pura, ni siquiera en los tiempos antiguos en que Galilea era la patria de las tribus de Naftalí y Zabullon (Idem, pag. 287).
Neftalí, además, se caracterizó sobre todo por su extracción muy mezclada desde el inicio (Willhausen: Israeliicsche und Judische Geschichte, pag. 74) y su población no israelita se concentró en Galilea.

Cuando 10 siglos antes de Cristo, Israel se escindió en dos reinos independientes, Judea y Galilea, no hubo lazos políticos entre ambos territorios, salvo breves intervalos. Y sólo es la unión política, no una relativa identidad de creencias religiosas, lo que asegura la fusión de los pueblos.

En el año 720 a C, Galilea había sido devastada por los asirios y su población, bien en su totalidad (según el historiador judío Graetz, bien en sus cuatro quintas partes, según el historiador Roberson Smith), deportada, siendo sustituida por gentes procedentes de Asiria y Grecia, semíticos y arios los primeros, y arios puros los segundos.
Entre ambos historiadores coinciden en que además de asirios y griegos se permitió la instalación de numerosos tribus de pastores escitas.

El húngaro Ferenc Zajhty pretende que: "los judíos estaban seguros de que Jesús no era de su raza" (Hungarian Millenia, pags. 83 y 84). Y asegura que, en el siglo VII a C, el rey asirio Salmanasar se llevó cautiva a "toda la población", entonces parcialmente judía de Galilea.
Los pastores escitas y los nuevos colonos griegos, asirios y macedonios que subsiguientemente ocuparon el espacio de los desplazados adoptaron las costumbres judías pero, según éstos estaban "únicamente bajo sus leyes". Los judíos (termina Zajhty) nunca aceptaron a los galileos como verdaderos descendientes de Abraham (pag. 88).

Durante los siglos inmediatamente anteriores al nacimiento de Cristo, se constata la inmigración de numerosas colonias de fenicios y griegos a Galilea (según H.S. Chamberlain: Houston Steward Chamberlain: Los Fundamentos del Siglo XIX, pg. 285), y también Reville (Albert Reville: Jesuss de Nazareth I, pag. 416) precisando éste que las inmigraciones de los semitas (fenicios) duplicaron en número a las de griegos y macedonios (arios).

Alejandro Magno (331 a C) expulsó a los pobladores de Samaria y los reemplazó con macedonios; un grueso de éstos, a su vez, emigró a la "Tierra de los Gentiles" o Galilea.

Está fuera de toda duda que en las tierras de Galilea, fecundas y de fácil acceso (al contrario de Judea, prácticamente incomunicada) cohabitaron multitud de razas, con la excepción de la judía.

En el Antiguo Testamento (Libro de los Reyes, II, XVII, 24) los judíos cuentan cómo los pobladores de Galilea interpretaron la multiplicación de las bestias salvajes en su territorio como un signo de la venganza de los dioses del país, y delegaron una embajada al rey de los asirios pidiéndole enviara un sacerdote israelita de los que tenía cautivos, y fué y enseñó a los galileos el culto del Dios de Jerusalen.
Así fue como los habitantes de la Palestina Septentrional (Samaria y Galilea) fueron judíos de religión aún cuando los samaritanos llevaran muy poca sangre judía en sus venas, y los galileos prácticamente ninguna.

Según Graetz (historiador judío) entre las invasiones y deportaciones de los asirios, un pequeño número de judíos había vuelto a infiltrarse en Galilea, dedicándose al comercio y cambistas. Según el Libro I de los Macabeos, el caudillo hebreo Simón Tharsi: "reunió a todos los judíos que habían vuelto a Galilea y les obligó a regresar a Judea", a TODOS, sin excepción (Graetz, obra citada: Volkstumliche Geschichte des Juden, I, 97) era el año 164 a C.

Otro signo inconfundible del carácter galileo queda marcado por su lengua. En los tiempos de Cristo, en Judea, se hablaba el arameo. El hebreo, ya entonces era una lengua muerta, sólo sobrevivía en los escritos sagrados. Y los galileos empleaban un dialecto del arameo, tan diferenciado del usado por los judíos, que hasta una sirvienta podía distinguirlos ("Tu lengua te ha traicionado" le grita una sirvienta del Sumo Sacerdote a Pedro como narra el Evangelio de San Juan, VII, 52).

Y a los galileos les estaba prohibido rezar en voz alta pues su defectuosa pronunciación escitaba la hilaridad en el templo.

Renan, también señala, la imposibilidad de los galileos para pronunciar los fonemas guturales semitas, lo que según Chamberlain denota una estructura de la laringe de los galileos diferente a la de los otros judíos, lo que hace presuponer una fuerte aportación de sangre aria entre estos. La abundancia de guturales es trazo común de todos los pueblos semíticos (árabes y judíos) y prácticamente inexistente entre los arios (Max Muller: Science of Langage, pág. 169).

Louis Marschalsko comprobó, al estudiar las viejas leyes judías, que éstas protegían al máximo a los judíos y que la sentencia de muerte sólo podía imponerse a un ladrón o a un estih (alguien que intentara persuadir a judíos hacia la apostasía o creara brechas en su unidad racial). Según estas leyes y costumbres judías, la posibilidad de escapar de la pena capital quedaba abierta en todos los casos y hasta el último instante. En el camino entre la prisión y el patíbulo se colocaban observadores cada cien pasos cuyo deber era indicar si algún nuevo testigo deseaba aportar testimonio suplementario de descargo a favor del reo que se daban a conocer alzando la mano derecha. El reo tenía, así, derecho a nuevo juicio, y en ocasiones, según la calidad de la nueva prueba aportada era indultado ipso facto. Extraña que en la procesión que siguió a Cristo hasta el Calvario, nadie, ni un sólo apóstol, ni un discípulo, ni uno solo de los que lo vitorearon el domingo anterior en Jerusalén levantar la mano y salvarle. Según Marschalsko esta es una prueba decisiva más de que El no era judío pues el privilegio del nuevo juicio o indulto (por testimono de actos meritorios del reo) sólo se aplicaba a los judíos, quedando los gentiles excluidos de estos beneficios así como los que dependiendo de la ley judía no lo eran racialmente (Louis Marschalsko: Wold Conquerons, pg. 19).

Según Aryas (L'Europe Réélle, agosto 1968. nº 103, Bruselas) una prueba más de que Jesús no pudo ser judío lo constituyen las dos representaciones encontradas en las catacumbas, con un rostro no semítico. Además las tradicíones, latina y bizantina, lo muestran como ario bien caracterizado ¿casualidad? parece dudoso.

El historiador francés Patry (La Religion dans L'Allemagne d'auhor'hui, pag. 165) nos recuerda que en al época de Jesús, Galilea y Perea tenían su propio tetrarca autónomo, mientras Idumea y Judea estaban sometidas al procurador romano. La separación política entre judíos de raza y de religión, los primeros en Judea y los segundos en Galilea era completa.
Patry añade que los coétaneos de Cristo le llamaban el galileo o el nazareno, no el betlehemita. Por lo que se desprende que no era un judío semita y porque además éstos no tenían derecho a habitar en Palestina.

F. Miguel Willan en "La Vida de Jesús en el país y pueblo de Israel" (pg. 146) comenta el refrán que decía: "los galileos estiman más el honor que el dinero, los judíos más el dinero que el honor" otro hecho que marca una profunda diferenciación entre ambos pueblos.



Entonces ¿Era JESUCRISTO, humanamente, racialmente hablando un judío?
El que afirme tal cosa proclama su ignorancia y confunde raza y religión. Los galileos NO eran judíos de raza. Sería como considerar los núcleos budistas de Occidente (por ejemplo de Holanda) o los musulmanes albaneses o serbios. ¿Se le ocurriría a alguien llamar árabe a un rubio metalúrgico de Belgrado o chino a un contable de Amberes?

Y que judíos y galileos se consideraban como miembros de dos comunidades fundamentalmente diferentes puede comprobarse por poco familiarizado que se esté con los textos evangélicos: San Juan, cada vez que se refiere a los judíos parece designar a extranjeros, y en el mismo evangelio se lee que: "los judíos decían que ningún profeta ha salido jamás de Galilea" (San Juan VII, 52).

Basándose en los datos históricos en Palestina existía una sola raza pura que mediante severas prescripciones se preservó de todo contacto con los demás, y esa es la raza judía. Es prácticamente imposible que el "Hombre" Jesucristo perteneciera a dicha raza.

Pero para los que negligiendo los datos históricos prefieran ahondar en los árboles generalógicos que de El nos ofrecen los Evangelios de San Mateo y San Lucas, solamente puede afirmarse una cosa; esas genealogías se refieren a San José, y San José solo es el padre putatito (al menos para los creyentes) y difícilmente para los que no lo son dada su avanzada edad cuando se produjo el nacimiento de Jesús.

Respecto a su madre, María, los evangelios canónicos nos dicen que era hija de Joaquín y Ana, y nació cuando esta había pasado ya, la edad de maternidad.

En un evangelio apócrifo, rechazado por la Iglesia Católica, se atribuye la paternidad de Jesucristo a un soldado romano distinguido por su valor, apodado "pantera" (citado por Heckel en uno de sus estudios sobre los primeros tiempos del cristianismo: Savitri Devi: Paul de Tarso, pag. 1).
Incluso en los que pretendan encontrar en Jesucristo todos los defectos deberán aceptar esta evidencia hereje.


Entonces ¿a qué raza perteneció Jesucristo?
La honestidad intelectual impide dar una respuesta categórica, al menos en sentido positivo.
Negativamente es posible afirmar que no fue, no pudo ser, judío.

Según Richard Wagner en Religión y Arte, pag. 18 se lee: "Solo la Galilea, distinguida de las otras tierras de Palestina por ser objeto de desprecio por los hebreos, había sido la cuna apropiada de la nueva fe, por su aparentemente modestia y humildad. Así los primeros creyentes, pobres pastores y campesinos, torpemente sometidos a la ley de Israel, intentaron elevar el origen de su Salvador en la estirpe real de David, casi para excusar la atrevida oposición a la ley hebraica. Los habitantes de Galilea eran mal vistos por los hebreos por su origen impuro")

Finalmente la personalidad de un hombre queda impresa en su obra, la novena sinfonía sólo pudo concebirla un europeo, o la doctrina confucionista un oriental, es evidente que el Cristianismo no pudo ser obra de un judío.

El historiador del Derecho Jhering, dice: "el Cristianismo representa una victoria sobre el judaísmo, y encierra en sí, desde su primer origen, un germen ario"(Vogeschcte des Indoeuropeaer, pag. 300).

La situación de Galilea entre Fenicia y Siria autorizaría en principio, la presunción a favor de una ascendencia primordialmente asiria, pero nunca judía.

Diversos autores como Chamberlain, Harnack, Hugo, Winckler, entre otros, inclinan a creer, sin poder confirmarlo que Jesucrito descendía de griegos emigrados a Galilea en el siglo IV a C

El publicista norteamericano Howard H. Rand, hace notar en su panfleto editado por la Christian National Crusade de los Angeles, California, que Jesuscrito no fue judío en el sentido que se les define hoy.
Insiste en que según la Biblia, la palabra "judío" aparece, por primera vez, en el libro II de los Reyes (16.6) donde se llama Yehudim (judíos, hijos de Judá) a los miembros de una tribu del Sur de Palestina, y que los descendientes de dicha tribu son los hoy considerados judíos.
Los descendientes de las otras once tribus (las tribus perdidas: David, Benajmín, Dan, Zabulón, etc.) no tienen nada que ver con los judíos actuales.

Los descendientes de Judá que se sepa únicamente se han mezclado en Rusia (actual Kazakhstan) con los khazares, una tribu turco-mongola que adoptó la religión judía, y estos son los actuales judíos, quienes ni por su raza Khazar ni por su rama palestina (tribu Judá) tienen el menor parentesco con las mencionadas, incluída la de David de la que se dice descendería el padre de Jesús.

Hay pocas descripciones del aspecto físico de Jesús documentadas y en la tradición oral
se presenta como ario, pero no hay datos concluyentes excepto que no fue judío. Sus discípulos también eran galileos, como Él, con una sola excepción: Judas Iscariote, es decir, Judas de Kerioth (ciudad de la tribu de Judá según el Libro de Josué: XV, 25).

Jesucristo no fue tal judío. No hay judíos en el nacimiento del Cristianismo, exceptuando tal vez a San Pablo y el mencionado Judas Iscariote.

Al lado de la contra verdad del judaísmo de Cristo se ha venido gestando, hasta convertirse en otro moderno axioma la identidad entre ansisemitismo (incluyendo insidiosamente en el término a los árabes) con intolerancia, fanatismo, violencia, etc. Así se intenta presentar una imagen en la que la Iglesia Católica (y las demás confesiones cristianas) como abanderadas del sedicente Pueblo Elegido protegiéndole contra los abusos y las persecuciones de los impíos.

Pero la realidad histórica es que S.S. el Papa Honorio III en bula del 29 de abril de 1221 "Ad nostram noveritis audentiam" prohibía a los judíos del Estado Vaticano
- el ejercicio de cargos públicos
,
- les obligaba a llevar distinto especial, visible a veinte pasos y
- establecía un "numeros clausus".

Ante la clásica objeción que eso fue hace mucho tiempo puede ser válida en cualquier otro caso o entidad, no lo es tanto para la Iglesia Católica, que es, por definición universal, y está por encima del Espacio y del Tiempo y para la que unos cuantos siglos no representan gran cosa.

Se pueden contar no menos de 29 soberanos pontícifes que dictaron 57 Bulas y Edictos sobre los judíos. Cada uno de esos 57 escritos hoy sería considerado "antisemita", "neo nazi", etc. Pues ponen una serie de cortapisas a la actividad judaica.

Se les prohibió

· emplear sirvientes cristianos (Gregorio IX: Sufficere debuerat perfidiae Judaeorum)
· sirvientes, cocineras e institutrices católicos (Inocencio IV: Impia Judeaorum perfidia)
· ocupar cargos públicos (Honorio III: Ad nostram noveritirs audention)
· quemar el Talmud (Inocencio IV: Impia Judaeorum perfidia)
· llevar distintivo especial visible (Además de Honorio III, Martin V: Saedes Apostólica)
· mucho cuidado con los conversos (Juan XXII: Ex parte vestra)
· prohibe a los cristianos vivir con ellos (Eugenio IV: Dudum ad nostram audientiam)
· se renueva varias veces esta prohibición, (Paulo IV: Cum nimis absurdum)
· prohibición que los judios practiquen industria (idem).
· se les obliga a rezar en expiación (Pio V: Cum nos nuper)
· prohibición de vender objetos nuevos (Clemente VIII: Cum saepe accidere),

etc.

En tan amplio repertorio no faltan deportaciones y castigos colectivos.

Pío V les expulsa de los Estados Pontificios excepto de Roma y Ancona aunque reforzando su vigilancia en estos lugares. Clemente VIII, etc. etc.

Este elevado número de 29 papas y 57 Bulas hoy considerados intolerantes y antisemitas podría ser mucho mayor de no ser porque a partir de la Bula "Beatus Andreas" de Benedicto XIV (22 febrero 1775) referente al martirio del niño cristiano en un crimen ritual judío la mayoría de Bulas y Edictos se referirán a temas generales, cuestiones de doctrina.

Con el triunfo de la revolución italiana de 1759 y la desaparición de los Estados Pontificios, las regulaciones concernientes a los judíos de Roma fueron muy estrictas, con algunas relajaciones de severidad.

El carácter común de todas estas medidas fue el de PROTEGER a las comunidades cristianas contra la infiltración de los judíos y sus ideas talmúdicas.

Estas medidas pueden agruparse en cuatro categorías:
1.- protección directas de la Fe Católica con la destrucción del Talmud y prohibición de la enseñanza del mismo e incluso de la Biblia sin control.
2.- separación de social de judíos y cristianos: confinación en ghettos, prohibición general (a judíos y cristianos) de cohabitación en el sentido más amplio. Uso de vestimentas distintivas. Expulsión de ciertas áreas.
3.- asegurar la protección de ciertas profesiones de la influencia judía: administración pública, profesiones liberales, especialmente Medicina, enseñanza, banca y ciertos tipos de comercio.
4.- medidas raciales. prohibición de emplear sirvientes cristianos y obreras femeninas cristianas por judíos. Prohibición de matrimonios mixtos (considerado principio universal de la Cristiandad).

Aún prescindiendo de su aspecto divino, una sociedad como la Iglesia Católica, dos veces milenaria, no toma sus decisiones arbitraria ni alegremente, o sin pensar detenidamente sus pros y contras. Sería insultar gravemente el intelecto y sensibilidad de 29 Pontífices y de centenares de arzobispos, cardenales, obispos (muchos en los altares), que dictaron medidas "antisemitas".

Parece razonable que si tomaron tales medidas tendrían poderosas razones para hacerlo.

No vemos, pues, ningún motivo especial para creer que medidas "antisemitas" de la Iglesia que fueron buenas durante 18 siglos se volvieran malas de repente.

También estamos convencidos de la existencia de innumerables judíos decentes, inocentes de cualquier acción descrita en líneas anteriores. Por lo que no somos partidarios de meter a TODOS en el mismo saco.
La Iglesia es intolerante en los principios porque cree; pero es tolerante en la práctica porque ama. Los enemigos de la Iglesia son tolerantes en los principios porque no creen; pero son intolerantes en la práctica porque no aman”.

Avatar de Usuario
subman
Mensajes: 1160
Registrado: 14 Sep 2015, 12:39

Re: Jesús era judío, hebreo o cristiano?

Mensajepor subman » 19 Abr 2017, 08:52

Que ensalada de prejuicios más grande.
Cristo no fiue judío ya que lo inventó un hereje judío llamado Pablo de Tarso, que luchó contra la circuncisión etc. Pero el mismo Pablo no fue jamás discípulo de Jesús ni fue inspirado por Cristo. EL afirma que su inspiración viene de Dios y de ningún hombre.

Ahora bien el Jesús de los evangelios ese y sus seguidores fueron auténticos y verdaderos judíos. No lo dice un ateo ni un enemigo del cristianismo los deoice el sacerdote catedrático de historia antigua de la Universidad Pontificia de Roma, don Bernardo Estrada.
http://elpais.com/diario/2005/02/19/cul ... 50215.html

Además el Cristo del siglo II es gnóstico en su mayor parte. San Ireneo de Lyon en su epidexis afirma que la crucifixión fue cósmica en una cruz formada por los cuatro puntos cardinales. Pero tuvo una imagen visible en la Tierra para que fuera percebida por los hombres. Luego es todo un símbolo gnóstico. Fue a partir de la reforma impuesta por Constantino cuando ese Cristo cósmico se convierte en humano, y es la madre del emperador la que como arqueçologo intrusa, descubre-inventa las supuestas huellas de un Cisto humano.
Véase el capítulo 34 de la epidexis.
http://escrituras.tripod.com/Textos/Epideixis.htm

P.D.
Aunque cualquier afirmación verdadera, lo es independientemente de que el que la exponga sea ateo, creyente o cobrador de autobús, tengo que hacer notar que yo no afirmo nada, sino que cito a creyentes como el sacerdote Bernardo Estrada o a san Ireneo de Lyon. Si quisiera podría citar fuentes más amplias, pero como el argumento de los que carece de argumentos es colocar la etiqueta de ateo, anticristiano o algo parecido, solo cito a grandes mentes de la Iglesia.
----------------------------------
Los argumentos y datos sirven para demostrar que algunas doctrinas son falsas; pero no sirven para convencer de su falsedad a los seguidores de las mismas.

menganito
Mensajes: 212
Registrado: 14 Abr 2017, 21:17

Re: Jesús era judío, hebreo o cristiano?

Mensajepor menganito » 19 Abr 2017, 10:12

Vamos a ver.

Afirmas que Cristo no fue judío, sino un invento del siglo II.

Afirmas que Jesús y sus apóstoles eran judíos.

Y dices que el post es una ensalada de prejuicios.

Ahora bien, empezando por la última afirmación (que en tu post es la primera).

En el post se dan no menos de 15 A-R-G-U-M-E-N-T-O-S históricos de diferentes autores y épocas. Por el contrario tu argumento, único personal e intransferible es una afirmación (porque yo lo valgo) de que son una ensalada de prejuicios ...

Pues tu mismo
La Iglesia es intolerante en los principios porque cree; pero es tolerante en la práctica porque ama. Los enemigos de la Iglesia son tolerantes en los principios porque no creen; pero son intolerantes en la práctica porque no aman”.

Avatar de Usuario
subman
Mensajes: 1160
Registrado: 14 Sep 2015, 12:39

Re: Jesús era judío, hebreo o cristiano?

Mensajepor subman » 19 Abr 2017, 12:01

menganito escribió:Vamos a ver.

Afirmas que Cristo no fue judío, sino un invento del siglo II.


O es usted un mentiroso o simplemente no sabe leer. Jamás he dicho que Cristo sea un invento del siglo II. Como usted no tiene la decencia de citar lo que rebate, puede mentir, pero yo le cito. Lo que he dicho es que el Cristo de Pablo es un invento de Pablo. Pues Las epístolas de Pablo, o mejor dicho atribuidas a un tal Pablo, son la literatura cristiana más antigua que existe. En ellas no se cita ni una palabra de ningún evangelio ni canónico ni apócrifo. En esas epistolas se afirma que Pablo no ha aprendido "su" evangelio de hombre alguno, sino que se lo ha inspirado Dios. Luego el contenido doctrinal de Pablo nada tiene que ver con lo que predicara ningún hombre ni lo que contara ningún discipulo. Eso es lo que se afirma en las epistolas de Pablo. Si Pablo dice que se lo inspiró Dios, yo digo que se lo inventó Pablo porque salío única y exclusivamente de la boca y pluma de Pablo.
El Cristo de Pablo no es de carne y hueso. En Filipenses afirma que era igual a DIos y que aparentó ser hombre en su porte, es decir, que solo se comportaba fingiendo ser un hombre. Ese es el concepto de Cristo de los gnósticos que fue el primero en formalizarse dentro de un canon por parte de Marción. Lo que he dicho del siglo II es que san Ireneo de Lyon en ese siglo no habla de un Cristo humano de carne y hueso sino de un ser divino que aparenta ser humano cuando se aparece. Incluso la crucifixión la describe como un evento cósmico entre los cuatro puntos cardinales. No le repito el enlace porque ya lo hice. Luego no afirmo nada. Me limito a citar a Ireneo de Lyon y a proporcionarle el enlace para que lo compruebe por si mismo.

Afirmas que Jesús y sus apóstoles eran judíos.

Y dices que el post es una ensalada de prejuicios.

Ahora bien, empezando por la última afirmación (que en tu post es la primera).

En el post se dan no menos de 15 A-R-G-U-M-E-N-T-O-S históricos de diferentes autores y épocas. Por el contrario tu argumento, único personal e intransferible es una afirmación (porque yo lo valgo) de que son una ensalada de prejuicios ...

Pues tu mismo


Sigue demostrado o mentir o no saber leer.- NO he expuesto ningún argumento ni he afirmado nada. Me he limitado a citar al catedrático de historia antigua de la Universidad Pontificia de Roma, don Bernardo Estrada. Ese historiador y catedrático de historia afirma que el cristianismo del siglo I estaba formado por judíos auténticos que, además de ser judíos ortodoxos, creían que Jesús era el Mesías. Eso no es nada extraño. Otros judíos creían que el Mesías era Juan el Bautista y, como demostración viva, todavía existe hoy en Irán una secta de seguidores de Juan el Bautista. Se llama secta de los Mandeos.
Luego aprenda a leer y si no está de acuerdo en que los cristianos del siglo I eran anténticos judíos, le escribe a don Bernardo Estrada a la Universidad Pontificia de Roma y le dice que es una mierda de historiador que no sabe lo que dice.
Por otra parte, en los principios del cristianismo no hubo jamás ni un único cristianismo ni un único concepto de Cristo. Estaban los judíos auténticos que esperaban la segunda venida de su Mesías, estaban los marcionitas, los gnósticos, los seguidores de Pablo que era todos del mundo pagano, los ebionitas, los docetas, los ......una infinidad de sectas cada una de las cuales tenía su propio Cristo y su propio evangelio. Todo ello trató de unificarse por parte de Constantino el Grande en el siglo IV convocando el concilio de Nicea para imponer una unificación. A ese concilio no quiso asistir el papa de Roma. Constantino persiguió a los que más se opusieron a la unificación, como los arrianos y gnósticos, hasta lograr que desaparecieran. Afortunadamente, en el siglo pasado se descubrió los manuscritos de Nag Hammadi en Egipto, que se salvaron de la quema, y podemos saber mucho de lo que había antes de la unificación decretada por Constantino.
Sin embargo los gnósticos marcionitas lograron sobrevivir mil años más. Se trataba de los cátaros, también conocidos como albigenses. Fue la cruzada decretada por el papa Inocencio III contra los mismos la que los barrió de la faz de la tierra. Pero luego aparecieron protestantes, anglicanos, mormones, judíos mesiánicos, testigos de Jehová, etc. etc. En resumen ni antes ni ahora hubo jamás un único cristianismo ni un único concepto de Cristo.
----------------------------------
Los argumentos y datos sirven para demostrar que algunas doctrinas son falsas; pero no sirven para convencer de su falsedad a los seguidores de las mismas.

menganito
Mensajes: 212
Registrado: 14 Abr 2017, 21:17

Re: Jesús era judío, hebreo o cristiano?

Mensajepor menganito » 21 Abr 2017, 00:55

EL GNOSTICISMO LA "RELIGIÓN" DE LOS PODEROSOS.
El término Gnosis proviene del griego (conocimiento e instrucción). Pero en el GNOSTICISMO este conocimiento no es accesible a cualquiera, sólo a una élite que puede llegar al mismo mediante el acceso a una serie de RITOS ESOTÉRICOS (ocultos).

Los gnósticos pretenden ser una aristocracia que se eleva sobre el vulgo, dividiendo a los hombres en:
- materiales (o hylikoi) que no pueden salvarse,
- animales (o psykhikoi) que basándose en el esfuerzo ético pueden salvarse de forma incompleta, y
- espirituales (o pneumátikoi) los elegidos para la inmortalidad personal.

Pero esa falsa inmortalidad sólo será accesible a los elegidos. Se conseguirá por la pertenencia a una raza, a una casta, a una clase, aun grado de inteligencia o sumisión, o cualquier otra arbitrariedad que en ese momento sirva mejor los intereses de la élite gnóstica.
La manera de fundamentar esas creencias supersticiosas con las que engañar a las personas y los pueblos es creando el dogma de la preexistencia de almas escogidas, predestinadas.
Su privilegio provendría del hecho de haberse visto desprendidas de la trascendencia como lo hace una chispa que cae en el -para ellos- maligno cosmos material.

Con esta patraña para MANIPULAR a los alucinados se pretende sustentar que sólo los espirituales tienen una naturaleza superior y participan del conocimiento (GNOSIS).

René Guénon (1886-1951) recoge en un artículo las palabras de Albert Pike (1890-1891), uno de los masones más célebres de la Historia: "la Gnosis es la esencia y el medio de la Francmasonería".

Siguiendo esta línea de pensamiento el suizo Oswald Wirth (1860-1943) escribió: "la iniciación masónica tiene como objetivo iluminar a los hombres, a fin de enseñarles a trabajar útilmente, en plena conformidad con las finalidades mismas de su existencia".

Ahora bien, para "iluminar" a los hombres, primero es necesario "liberarlos" de todo lo que puede impedirles ver la luz.
Esto se consigue sometiéndolos a ciertas purificaciones, destinadas a eliminar las escorias heterogéneas que opaquizan las cortezas protectoras del espíritu humano.
Cuando las mismas se vuelven cristalinas dejan penetrar los rayos de la Luz exterior hasta el centro consciente del iniciado.
Todo su ser, entonces, se satura progresivamente, hasta convertirse en un iluminado, en el sentido más elevado de la palabra, un Adepto transformado ya en un foco irradiante de Luz (Oswald Wirth en La Franc-Maçonerie rendue intelligible à ses adeptes).

Pero como el propio Wirth afirma en esa misma obra: "no todos llegan, por otra parte, con igual éxito; muy a menudo apenas logran superar la ignorancia esotérica, sin marchar de manera decidida hacia el Conocimiento integral, hacia la Gnosis perfecta".
El propio Wirth, Grado 33 fue célebre ocultista y "especialista" en la patraña gnóstica del Tarot, y miembro del Consejo Supremo de Francia, la más alta institución masónica francesa. Fue "iniciado" en la Masonería esotérica por el drogadicto Satanislas de Guaita (1861-1897) del que además fue secretario. Guaita fue el fundador de la Orden Cabalística de los Rosa-Cruz y murió por una sobredosis de cocaína y hachís, sustancias que para éste necio masón gnóstico son las ideales a la hora de acompañar al "elegido" en el recorrido iniciático por el camino del perfeccionamiento.

En realidad la supuesta "perfección" gnóstica de la que hablaba Wirth es la que permite
a los caraduras "iluminados" como él hacerse ricos,
a los "espiritualistas" como Guaita morir prematuramente víctimas de su alucinación,
a los "intelectuales" como Guénon seguir engañando, y
a los jerarcas masones como Pike llevar a efecto sus siniestros planes.

Todos ellos estaban y están al servicio, consciente o inconsciente, de la Jerarquía Iluminista y de su proyecto sinárquico.

Los creadores del proyecto de dominación entendían perfectamente la importancia de extender, para intentar implantarlo al final, un concepto gnóstico del mundo: "el iniciado, aunque sea un ignorante, puede gobernar, en tanto que la masa de los no iniciados, aunque llena de genios, no entiende nada de política".

El GNOSTICISMO tiene orígenes remotos y se fundamenta en EL ENGAÑO para sustentar el poder de una elite.
Apareció con el Sincretismo, consecuencia de las conquistas de Alejandro Magno (356 a 323 adC) y luego de Roma, y de la mezcla de los mundos Oriental y Griego.

Hacia el siglo II surgen las primeras manifestaciones gnósticas en el seno del Cristianismo, aunque en Siria, Palestina y Egipto ya estaba difundida la Gnosis antes de la prédica cristiana. Alcanzó su mayor influjo entre los años 130 y 180.

Los gnósticos por muy camaleónicos que se mostraran nunca contaron con gran arraigo popular pues la gente detectaba rápidamente que estaban al servicio de los poderosos en su intento de destruir el Cristianismo.
Entones, como ahora, los gnósticos cambiaban constantemente el disfraz, financiados y amparados por los ricos, e intentaban adaptar a sus "doctrinas" mensajes que los edulcoraran aparentemente. Y esta táctica ha sido constante a lo largo de su historia, en la actualidad la humanidad sigue padeciendo una ofensiva gnóstica brutal.

La creación de la Gnosis Samaritana, origen de todo el Gnosticismo que fue surgiendo desde dentro del Cristianismo para corromperlo y adaptarlo al gusto de los poderosos fue atribuida a Simón el Mago, al que se refirieron San Justino (114-168) Mártir y Padre de la Iglesia, y San Ireneo (130-202) Mártir y Padre de la Iglesia cuya tumba fue profanada y destruida por los calvinistas siglos después. Y San Hipólito (?-235) su discípulo, igualmente Mártir.


LA GNOSIS SIRÍACA: MARCIÓN EL ABORTISTA Y EL PROTESTANTISMO
Poco después de la Gnosis Samaritana apareció un nuevo disfraz de la Gnosis, la Siríaca. Entre sus representantes destacó el fanático antijudío Marción (85?-160?).

De manera totalmente arbitraria, obviando lo que le convino de entre los textos que, en principio aceptaba, al igual que siglos después haría Martín Lutero (1483-1546). Marción solo estimaba auténtico el Evangelio de San Lucas y algunas Epístolas de San Pablo, el resto de los textos los desechaba por "helenizados", algo absurdo pues de estar alguno helenizado precisamente sería el de San Lucas.

Marción basaba sus sectarias ideas, que eran así porque sí, en la supuesta existencia de dos espíritus supremos precreados y contingentes: uno bueno y otro malo. La patraña característica y constante atemporal del Gnosticismo.

Para Marción el Dúo bíblico sólo era un testaferro modelador de materia preexistente, un arquitecto que construye mal para ahorrarse dinero. Según Marción al ser el mundo imperfecto y amenazante, también habría de serlo su creador y la salvación que éste ofrece. Por tanto, la única auténtica salvación está en liberarse de este mundo y su autor.

Para poder "encajar" en esa tesis a Cristo, salvando su naturaleza divina, Marción negaba, de forma irracional, su naturaleza humana y lo vinculaba a un dios "nuevo" no relacionado con el bíblico y ajeno a la creación.
Así, Cristo tendría una naturaleza fantasmal, pues sólo es Dios y su naturaleza humana es mera apariencia.

Ya San Juan, antes de que naciera Marción, en su Segunda Carta prevenía contra los impostores tipo marcionista: "puesto que se han descubierto en el mundo muchos impostores, que no confiesen que Jesucristo haya venido en carne; negar esto es ser un IMPOSTOR y un ANTICRISTO".

Es revelador que las ideas gnósticas de Marción fueran recuperadas por los CÁTAROS (a los que se llamó marcionistas. El término cátaro fue aplicado inicialmente (1160) a los herejes de la Europa Septentrional, también conocidos como publicanos, paterines (en Italia), bougres (Francia), arrianos y maniqueos, etc. Como eran numerosos en alrededores de Albi también se denominaron albigenses.
La confusión sobre su nombre revela cierta confusión sobre sus ideas, pero en esencia todas estas herejías eran iguales, reformulaciones nuevas del Gnosticismo antiguo).

Luego serían los PROTESTANTES y los MASONES los que retomarían la ideología. Unos y otros proclaman que las obras humanas no cuentan para la salvación, porque la moral del hombre es irrelevante y el hombre sólo puede aportar la fe y su rechazo del mundo, que es intrínsecamente malo y no creado por el dios inventado por Marción, un dios marcionista que no cuenta con sustento histórico ni racional alguno, salvo el capricho del iluminado.

Así, a lo largo de la historia, sólo pueden salvarse los elegidos que creen en las peregrinas ideas religiosas, sean de Marción, Lutero, Calvino, de la secta creada a la carta para la ocasión, o en la de sus secularizaciones: la Revolución, Karl Marx, Mijail Bakunin, Adolf Hitler, el partido, el liberalismo, o el iluminado de turno.

Algunos de los teólogos "liberales" más eminentes del Protestantismo a inicios del XX, teólogos que tanto contribuyeron al asentamiento del antijudaísmo en Alemania, como Adolf von Harnack (1851-1930) mostraron el Gnosticismo escondido en el Protestantismo desde su origen:
Harnack reivindicó, expresamente, las ideas de Marción, algo a lo que no se atrevieron los fundadores de su religión para no ser acusados de lo que realmente eran: simples y "nuevas" reformulaciones de las herejías gnósticas.

En su obra Marción. Das Evangelium von fremden Gott, Von Harnack afirma: "a la pregunta de qué ha salvado Cristo -de los demonios, de la muerte, del pecado, de la deuda, de la carne, responde Marción de modo radical: nos ha redimido de la creación (también de nosotros mismos) y de su Dios, para hacernos hijos de un nuevo y extraño Dios.
Y en History of Dogma, el teólogo protestante concluye: "lo que Marción vio en el Evangelio no fue la explicación del mundo, sino la liberación del mundo
".

El prepotente y riquísimo Marción intentó comprar con 200.000 sextercios, sin éxito, a la por aquel entonces pobrísima, perseguida y martirizada Iglesia. A cambio, pretendía que la Iglesia aceptara y adoptara sus patrañas.

Es una constante histórica que los poderosos siempre intenten comprar y/o chantajear a la Iglesia, temerosos del mensaje liberador de Cristo.

Y la Iglesia, pese a puntuales, circunstanciales y temporales claudicaciones, fruto de su imperfección humana, siempre se ha mantenido fiel a su doctrina, fruto de su impronta divina manifestada por la acción del Espíritu Santo.


El autor piensa como el judío Abraham del Decameron de Giovanni Bocaccio que, una vez vio la corrupción en la corte romana, decidió convertirse al Cristianismo.
El Abraham de Bocaccio lo explicaba así: "arte me parece que vuestro pastor, y después todos los otros, se esfuerzan en reducir a la nada y expulsar del mundo a la religión cristiana, allí donde deberían ser su fundamento y sostén. Y porque veo que no sucede aquello en lo que se esfuerzan sino que vuestra religión aumenta y más luciente y clara se vuelve, me parece discernir, justamente, que el Espíritu Santo es su fundamento y sostén, como de más verdadera y más santa que ninguna otra; por lo que, tan rígido y duro como era yo a tus consejos y no quería hacerme cristiano, ahora te digo con toda franqueza que por nada dejaré de hacerme cristiano".

Marción además fue adalid de la no procreación, diciendo que era un invento perverso del Dios bíblico para hacer perdurar la maldad.
Así, el control de la natalidad, tal cual se proclama como el no va más del "progresismo" no deja de ser un invento que Marción intentó imponer en el II para la destrucción de un mundo que entendía como intrínsecamente malo.

Hogaño, en el colmo del cinismo los "progresistas" de la masónica ONU han acuñado el término "derecho reproductivo" para denominar al GENOCIDIOS del ABORTO. Incluso los partidos políticos que dicen defender el humanismo cristiano aceptan las leyes abortivas y no muestran ninguna intención de derogarlas.


LA GNOSIS ALEJANDRINA : EL INMANENTISMO.
La Gnosis alejandrina se extendió a finales del I e inicios del II, sus representantes más importantes fueron Basilides, el inmanentista racionalista y su discípulo Carpócrates.

Se llama Inmanentismo toda doctrina o actitud que se cierra a la trascendencia porque cree que el sujeto encuentra lo otro en sí mismo: la religión a la carta tan extendida hoy y cuya principal consecuencia es el EGOÍSMO "RACIONAL", la negación del otro.

El inmanentista destruye la auténtica actitud religiosa, que es la aceptación de un Dios adorado como totalmente el Otro. Concepto que alcanza en el Cristianismo su perfección mediante la humanización y consecuente HUMANISMO inherente a su doctrina, pues Dios se hizo hombre perfecto, se humanizó, y reveló el camino al hombre, el Humanismo, la aceptación del otro, el amor al prójimo como a uno mismo.
Eso que los doctrinarios de la muerte, revestidos de "progresismo", llaman antropocentrismo. Bendito antropocentrismo que se opone al brutal, eugenésico y genocida evolucioncentrismo.


Carpócrates era un libertino practicante de horribles orgías y defensor de la homosexualidad que afirmaba estaba bendecida por Dios, y sus seguidores practicaban una serie de degenerados ritos iniciáticos de carácter homosexual pederasta. Homosexualidad y pederastia suelen ir de la mano.

Hogaño, incluso los canales mediáticos del lobby gay cada vez se cortan menos a la hora de reconocerlo. Por ejemplo, la revista homosexual: San Francisco Sentinel publicó: "el amor entre hombres y niños es fundamental para la homosexualidad. Para la comunidad homosexual decir que el amor a los niños no es homosexual es ridículo".

Gay Rights Platform, pidió que se abolieran todas las leyes sobre la edad de consentimiento para las relaciones sexuales.
El principal boletín de la comunidad homosexual: Gay Community News, publicó (15 febrero 1987): "les practicaremos la sodomía a sus hijos, emblemas de su débil masculinidad, de sus superficiales sueños y mentiras vulgares. Los seduciremos en sus escuelas, en sus dormitorios, en sus gimnasios ..."

El poeta de pésimo gusto Allen Ginsberg (1926-1997) fue un gnóstico que incitaba al consumo de drogas. Su opinión pública criminal lo hace responsable de la extensión del consumo entre los hippyes, consumo de funestas consecuencias para otros, mientras él se hacía millonario.
De origen judío estaba obsesionado con su madre, una pobre loca lobotomizada.

Se hizo budista y fue uno de los más famosos activistas homosexuales de USA al que los mass media elevaron a mito.
Uno de sus principales logros fue apoyar a NAMBLA (North American Man Boy Love Asosiation) organización pederasta fundada en 1978 (que suele salir promocionada en la serie de dibujos South Park) que campa por sus respetos promoviendo la pederastia en el mundo.

Volviendo al degenerado Carpócrates, pionero de las asociaciones de gays, lesbianas y pederastas, el mundo era para él una creación de ángeles caídos privados de su pureza originaria. Partiendo de esta sandez elaboró una Gnosis sin pies ni cabeza basada en el Platonismo y la escuela pitagórica. Sus seguidores situaban en el altar juntos a Platón, Pitágoras y Jesús.

Se trata de la antítesis relativa para contraponer a la tesis de Marción.
A los gnósticos lo mismo les da que Jesús fuera Dios u hombre, pues lo importante para ellos es negar la simultánea naturaleza humana y divina de Cristo, fundamento de la Revelación, de la liberación y salvación.

Los gnósticos consiguen su síntesis -la negación de la Revelación divina- con las antítesis relativas esotéricas.

Su síntesis es el fruto del enfrentamiento de la tesis que consiste en la negación de la naturaleza divina de Cristo con la antítesis de la negación de su naturaleza humana.
Lo cierto es que la síntesis esotérica final buscada es la corrupción del Cristianismo y, a mayores, del ser humano.

Carpócrates solía alegar, de forma torticera, algunos textos para "demostrar" sus absurdas afirmaciones. Así pretendía probar la memez de la reencarnación en su variante más extrema y delirante: la Metempsicosis (creencia en la transmigración del alma, especialmente su reencarnación posterior a la muerte sea en un animal o una planta), citando el Evangelio de San Marcos.

La reencarnación es un concepto que proviene de la primitiva mentalidad impuesta en la Filosofía Oriental. Supone el mayor para que los poderosos mantengan la sumisión de los menos favorecidos, cuyo desvalimiento entienden fruto de la reencarnación.. Nada se puede, ni debe, hacer en la vida para modificar el destino; las consecuencias sociales en los países en donde la mayoría de la población cree en la reencarnación y ésta es un dogma son evidentes.
La creencia en la reencarnación mantiene un dócil sometimiento por los poderosos sobre los pueblos y personas, y es así por mucho que ayer The Beatles, hoy Richard Gere, ty un sin fin de caraduras elitistas pretendan demostrar lo contrario con sus aspavientos "espiritualistas".


La reencarnación sirve, además, en Occidente para sustentar la irresponsabilidad y la frivolidad, si vamos a tener más vidas, siempre habrá una nueva reencarnación para mejorar, y, mientras tanto, a disfrutar de ésta sin reparar en los demás.

El concepto de la reencarnación de Carpócrates sería recuperado siglos después por los masones.
Un importante gurú masón: Norma Fredeick de Clifford afirma: "lo que llamamos Muerte es simplemente la desintegración de las formas moleculares, para hacerse manifiesto positivamente en muchas otras" (en so obra: Egipto: La cuna de la Masonería antigua).

Y más explícito fue Albert Pike, en 1871, (en su obra "maestra" "Moral y Dogma del Antiguo y Aceptado Rito Escocés de la Masonería") obra que sirve de guía a los masones de todo el mundo. En ella Pike escribe, al indicar las enseñanzas del Grado 24: "fluyó la doctrina de la transmigración de las alamas desde el Oriente y Misterios ...
Las almas de los difuntos viciosos pasaron a los cuerpos de aquellos animales cuya naturaleza tuviera más afinidad con sus vicios ... Las almas no alcanzarán el término de sus padecimientos hasta que las revoluciones del mundo las haya restaurado de su condición primitiva y las haya purificado de sus manchas ... los Kurdos, los Chinos, los Cabalistas, todos ellos sostienen la misma doctrina"

Pero el Cristinanismo NO sostiene tal patraña milenarista, porque es la religión de la libertad y es del todo incompatible con la reencarnación y con el Gnosticismo.


LA GNOSIS PERSA : MANI.
A la Gnosis persa se le suele llamar Maniqueísmo en honor de Mani (o Manes 216-277) su fundador.
Mani fue un noble, emparentado con la dinastía Arsácida (reinó hasta el 226 en el Imperio Parto, conformado por un totalitario sistema feudal, enemigo del Imperio Romano).

Mani fue educado en una fanática secta gnóstica de carácter mesiánico-milenarista llamada mugtasila o elkaisita. Practicaban rituales puritanos y anabaptistas.

El Maniqueísmo es una mezcla de elementos gnósticos zodiacales y marcionistas que dota a la Pasión de Cristo de un carácter mítico irreal. Y añade algo de Mazdeísmo, la doctrina de una secta que creía, como la mayoría de masones deistas, en que el verdadero Mesías fue San Juan Bautista, no Cristo.

El iluminado Mani decía haber recibido una revelación de Syzygos, su Gemelo. Casi siempre, el carácter del medium o vidente es el único sutento de tales patrañas doctrinales de todos los iluminaos gnósticos, de ayer y de hoy.

Según Mani, la salvación se alcanza mediante el aprendizaje de una serie de ritos esotéricos y un extremo puritanismo. Prescribía el vegetarianismo, el ayuno, no lavarse, la no procreación, y la prohibición de matrimonio, reiteradas obsesiones gnósticas algunas de las cuales llegan hasta hoy en día como el no va más de la "modernidad" y del "progreso" cuando en el mejor de los casos no pasan de ser meras supercherías primitivas.

Por otra parte el Maniqueísmo es un antecedente del Islam. Siglos después, Mahoma, conseguiría lo que pretendía Mani: la implantación de una religión gnóstica monoteísta de sumisión que frenara la expansión imparable del Cristianismo.

Los maniqueos se dividen en dos grupos:
- electi, perfectos o elegidos, para quienes está reservado el paraíso de la luz.
- audientes, imperfectos u oyentes, el pueblo que servirá a los elegidos para poder, en el futuro, encarnarse en electi y alcanzar una salvación que como audientes les está vedada.

Mani, para combatir el Cristianismo, mediante el Sincretismo anunció que él era el Paráclito (Espíritu Santo) prometido en el Nuevo Testamento, el último profeta realizador de una misión universal, como diría siglos después Mahoma.

Loa maniqueos creen en una eterna lucha entre dos principios opuestos e irreductibles: el bien y el mal, asociados a la luz (Ormuz) y a las tinieblas (Ahriman) y Zoroastro sería el creador de todo lo bueno y Abhriman el de todo lo malo.

Posteriormente, algunos maniqueos dualizaron la naturaleza de Dios y le otorgaron la cualidad de contener todo lo bueno y todo lo malo, idea recogida -entre otros- por Averroes (1126-1198) que sería la base de posteriores herejías como el Priscilianismo y el Catarismo.


MANI Y LOS NAZIS.
Los nazis reivindicaron el carácter ario de mani y, así el iluminado SS Otto Wilhelm Rhan (1904-1939) uno de los principales "intelectuales" del Nazismo, escribió una sarta de mentiras y patrañas seudo-históricas en su obra: La Corte de Lucifer: Sabios, Paganos y Herejes en el mundo medieval, de entre las cuales, no es la menor, la que se refiere a la muerte del propio Mani en la cruz.

Pretendiendo crear una "alternativa" a Cristo "limpia" de sangre judía: "hay que dejar establecido que Manii el arsácida fue de sangre aria y rechazó tanto el Antiguo Testamento como a Jesús de Nazaret. En el 275 fue crucificado por sacerdotes zoroástricos".

Hay fotos de Otto Rhan en ceremonias rituales gnóstico-cátaras, que eran práctica habitual entre los nazis.

Los "progresistas" de hoy, algunos incluso de buena fe, se siguen empeñando en elevar a los altares a esta patulea sin fin de farsantes gnósticos, principales inspiradores de todas las ideologías genocidas y deshumanizadas que en el mundo han sido.


El llamado "progresismo" es una nueva reformulación del Gnosticismo de siempre.

Sus consecuencias son y serán todo tipo de prácticas genocidas por mucho que se intenten ocultar o encubrir, presentándolas incluso como humanitarias.

Por cierto, el nazi Otto Rhan, auténtico pionero y promotor de toda la basura gnóstico-histórica que hoy inunda las librerías y las pantallas del mundo, se suicidó con 35 años mediante el ritual de la llamada "Endura-Cátara". Con este bárbaro y gnóstico ritual se pretendía alcanzar la purificación, para lo que era imprescindible rechazar el mundo, al ser éste -en su gnóstico y maniqueo concepto- intrínsecamente maligno. Con ello se acedería al tiempo que a la muerte al grado de "perfecto".
El rito es un proceso cruel y lento hacia el suicidio. Para consumarlo se debe permanecer cuatro años recluido en las cuevas de Ussat-Omolac en unas condiciones miserables de vida.

Una vez "purificado" al suicida se le aplicaba el bautismo de fuego llamado "Consolamentum". Este bautismo eutanásico se podía impartir también a cualquier enfermo o anciano que lo solicitara, pues era una eutanasia "voluntaria" activa.
En la práctica fue usada por herederos ansiosos y cónyuges infieles para quedarse con el dinero lo antes posible o "legitimar" su adulterio de inmediato.

Asi pues, la "modernísima" y "progresista" eutanasia también es más antigua que la imprenta. Las falsas coartadas "humanitarias" con las que se intenta embaucar a las personas bienintencionadas responden, en realidad, a un primitivo concepto gnóstico de rechazo del mundo y del hombre, o a simples intereses económicos y elitistas o, simplemente fanáticos.

A este respecto es escalofriante lo declarado (30 octubre 2007) por el Ministro de Sanidad y Consumo de España, el iluminado y mentiroso socialista Bernat Soria Escoms (1951) a quien los masones elogian como sólo lo hacen con los suyos.
Bernat es un firme impulsor, mediante la difusión de patrañas seudocientíficas, de los inútiles y genocistas ensayos con embriones humanos.

En un programa de TVE (Los Desayunos Informativos) el Ministro se refirió al suicidio asistido como un "derecho" y a continuación declaró: "se me ocurre echar mano de los comités de ética que siempre nos han ayudado, formados por expertos en ética, juristas, científicos y también legos, como los periodistas, gente con un conocimiento muy amplio de muchos temas, pero que no son especialistas en cirugía cardiovascular. Esa combinación de puntos de vista es la que permite aproximar situaciones y a mí me gustaría que las situaciones no previstas que se puedan dar en el futuro puedan ser analizadas, y que cualquier Gobierno tanta la ayuda de estos comités para tomar la decisión más correcta para el ciudadano ... sabemos más o menos cómo nacer, pero al tema de morir no le dedicamos suficiente atención".

Es decir, que tras tolerar el asesinato de niños en el vientre de la madre, ahora hay que "investigar" la forma de liquidar a los ancianos no elegidos porque salen muy caros. con estas inquietantes declaraciones sobre la eutanasia Bernat ampliaba lo dicho en RNE pocos días antes (17 septiembre) por el socialista y Ministro de Justicia (fiscal del franquismo) a quien los masones también elogian como sólo lo hacen con los suyos. Nos referimos al nepótico ministro que se gasta 250.000 euros del erario público en la reforma de una vivienda oficial recién reformada. Es decir, Mariano Fernández Bermejo (1948), hijo del alcalde franquista de Arenas de San Pedro (Ávila) y jefe local del Movimiento.
Para este personaje: "la sociedad española ya está madura para este debate ... al aumentar el nivel de bienestar, ha aumentado la longevidad de los ciudadanos, y es en este contexto donde muchos empiezan a reflexionar sobre el derecho individual a poner el límite final, la raya final a la propia existencia"

Ambos ministros, sin embargo, fueron menos "explícitos" que la anterior Ministra de Sanidad y Consumo: Elena Salgado Méndez (1949), igual de socialista y de cuota, a quien también los masones elogian como sólo hacen con los suyos. El 15 de septiembre de 2004 la Ministra declaró en Holanda, según la agencia EFE que el fin último es llegar a la "eutanasia infantil": "estamos, en este momento, ante el desarrollo de unas políticas que tratan de conseguir una vida digna hasta el final, más que hablar de la muerte ... Estamos todavía en esa etapa, mucho antes que hablar de eutanasia infantil ... Me parece que es preciso y bueno recorrer esos pasos intermedios".

Y para refrendar, como no podía ser de otro modo, lo dicho por sus ministros, el iluminado y masón Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero ha declaro en una entrevista en Cuatro TV, en plena campaña electoral (9 marzo 2008): "que la eutanasia entra dentro de la deontología profesional"

Declaración producida en el entorno de la polémica generada por el programa de "sedaciones" practicadas por el Dr. Montes y su equipo, al que se denomina Sendero Luminoso, en el hospital de Leganés y de la cruzada que el PSOE y el Gobierno han emprendido en defensa de esas prácticas.
Los "jueces para la democracia" dos de los cuales han firmado un manifiesto a favor de la eutanasia podrán absolver al "doctor muerte" aplicando su inhumano sentido de la justicia.

Pero los datos, refrendados por el Colegio de Médicos que calificó la actuación de Montes y sus secuaces de forma benevolente como "mala praxis", no dejan lugar a dudas sobre la bárbara y criminal actuación de la eutanasia; desde que Montes dejó de dirigir el servicio de urgencias del Hospital Severo Ochoa de Leganés las muertes han disminuido más de un 55%. Mientras Montes dirigía el servicio estas muertes duplicaban las del resto de los hospitales de Madrid.

Señor Presidente, que el Dr. Montes haga uso de su "deontología profesional" con Uds y sus familias, aunque me parece que esa "deontología profesional" Uds. quieren aplicarla a los ancianos no elegidos y a los niños "anormales" porque Uds. y los suyos, sean masones, cátaros, maniqueos o nazis, seguro que se ponen en manos de mejores deontologías que la de Montes.

Parece que Uds están aliados con los herederos de los cátaros que inspiraron los métodos eugenésicos a inicios del XX.

Uno de aquellos "intelectuales" el darwinista y precursor "científico" del Nazismo: Ernst Haeckel (1834-1910) se quejaba amargamente de que la medicina: "permita más que en épocas anteriores prolongar angustiosamente la vida durante años a personas aquejadas de enfermedades crónicas".

Tranquilo Haeckel, con Dres. Montes dirigiendo unidades hospitalarias y políticos socialistas en el poder eso no es un problema y bien pueden "abaratar" los costes sociales que suponen los viejos enfermos crónicos no elegidos, aplicando "deontología profesional".

No sabemos si el Presidente y sus Ministros habrán leído al darwinista protonazi Haeckel, pero alguna de sus afirmaciones, como la escrita en 1905, recuerda a alguna de las proclamas "humanísticas" de los progres socialistas: "si las circunstancias de la vida llegan a ser demasiado insoportables para el pobre ser que de esta manera se ha desarrollado, sin culpa alguna por su parte, a partir del óvulo fertilizado; si en lugar de los bienes ansiados sólo llega toda suerte de cuidados y necesidades, enfermedades y miserias, esa persona tiene el derecho incuestionable de poner fin a sus sufrimientos mediante la muerte ... La muerte voluntaria mediante la cual un hombre pone fin a un sufrimiento intolerable es en realidad un acto de rendeción"

Y el Presidente Zapatero amenaza a quienes critican a Montes. Y el Dr. Montes va y se querella contra Miguel Angel Rodríguez, antiguo portavoz del Gobierno del PP, porque le llamó nazi.
Montes es posible que no sea nazi, pero los nazis dijeron y aplicaron lo que Ud. hoy dice y aplica, mientras los gerifaltes socialistas le aplauden.
La Iglesia es intolerante en los principios porque cree; pero es tolerante en la práctica porque ama. Los enemigos de la Iglesia son tolerantes en los principios porque no creen; pero son intolerantes en la práctica porque no aman”.

menganito
Mensajes: 212
Registrado: 14 Abr 2017, 21:17

Re: Jesús era judío, hebreo o cristiano?

Mensajepor menganito » 21 Abr 2017, 01:12

LA GNOSIS ITÁLICA
Esta Gnosis apareció en el II y su máximo representante Valentín (85-?).
Su credo una mezcla de teorías platónicas, tradiciones judías y persas, con algún dogma cristiano, interpretando el conglomerado desde una perspectiva pagana y sectaria, al final consistió más en una mitología poética que como una religión.

Los valentinianos llegaron a inventar un lenguaje combinando caracteres egipcios y griegos, con el fin de que sólo los "enterados" accedieran al conocimiento algo que imitaron los gnósticos modernos.
Se les atribuye la redacción de la delirante patraña Pistis Sophia o Evangelio Valentino, o también denominada Biblia gnóstica.
Es una inventada revelación con eones, arcones y fuerzas telúricas incluidas que dicen muestra las confluencias de Cristo a alguno de sus discípulos durante once años.

Es una patraña grotesca que pretende que mientas sus principales discípulos predicaban por el mundo, Cristo volvió a resucitar tras la primera y real Resurrección y Ascensión al Cielo. Pero este invento es la base de todos los movimientos gnósticos modernos que se autoproclaman cristianos y de la visión masónica doctrinal sobre Cristo, si bien -para formular esta- los masones lo creyeron excesivo lo de los once años y lo redujeron a año y medio.

Pike (en su obra Moral y Dogma) en las enseñanzas correspondientes al 26º, describe el "cristianismo" delirante masónico, cuya base son los no menos delirantes textos gnósticos clásicos:
"Buthos y su Pensamiento, uniéndose a la Sabiduría, fructificó por la Luz Divina, y ella produjo un ser perfecto e imperfecto, Christos, y el segundo e inferior sabio, Sophia-Achamoth, quien cayó en el caos permaneciendo enredado allí, por lo que vino a ser debilitado, y perdió todo el conocimiento de la Sabiduría Superior que se le dio al nacer. Dotando de movimiento el caos, ella produjo a Ialdaboath, elDemiourgo, Agente de la Creacion Material ...
Ialdabaoath jprodujo un ángel que fue su imagen, y éste un segundo, el hijo en sucesión al sexto después de Demiourgos ...
Ialdaboath, para hacerse independiente de su madre y hacerse pasar por el Supremo Ser, hizo al mundo y al hombre a su imagen; y su madre causó el principio Espiritual para ser pasado a través de él a toda la humanidad así hecha; y de allí en adelante el concurso entre el Demiourgos y su madre, entre la luz y las tinieblas, lo bueno y lo malo, fue concretado en el hombre ...
Y la imagen de Ialdabaoth, reflejada en adelante, vino a ser el Espíritu-Serpiente, Satanás, la Inteligencia Diabólica. Eva, creada por Ialdabaoth, tuvo sus Hijos, que eran ángeles como ellos. La Luz Espiritual fue encerrada en el hombre por Sophia, y el mundo cayó bajo la influencia del mal; hasta que el Espíritu, urgido por las suplicas de Sabiduría, indujo al Supremo Ser a enviar a Christos a redimirlo.
Compelido, en contra de él mismo, por su Madre, Ialdabaoth provocó que el hombre Jesús naciera de una Virgen; y el Salvador Celestial, unido con su Hermana, Sabiduría, descendió a las regiones de los siete ángeles y entró con su hermana al bautismo del hombre Jesús en el Jordán ...
Ialdabaoth, encontrando que Jesús estaba destruyendo su imperio y aboliendo su adoración, provocó que los Judíos lo odiaran y lo crucificaran.
Después de que esto sucedió, Christos y Sabiduría ascendieron a las regiones celestiales. Restauraron a la vida a Jesús y le dieron un cuerpo etéreo, en el cual permaneció dieciocho meses en la tierra, y recibida de Sabiduría el conocimiento perfecto (Gnosis), comunicándolo a un grupo pequeño de sus apóstoles, y luego, presentándose a las regiones intermedias habitadas por Ialdabaoth, donde sin saberlo él, se sentó a su diestra, tomando de él las Almas de Luz purificadas por Christos ..
."

Y esta es, en fin, la famosa RACIONALIDAD MASÓNICA.


LOS ADORADORES DE LA SERPIENTE
Volviendo al no menos racional sistema valentiniano que inspira estas patrañas, las más características del Gnosticismo que se fundamentan en un dualismo presidido por el "uno frontal" de quien todo proviene: lo celeste y lo terreno.
Estas dos potencias se completan y requieren porque son simultáneas en una misma entidad y están abocados a una SÍNTESIS definitiva, si bien la materia no es más que un error creado por los nacidos mediante la carne. En definitiva, más de lo mismo, corregido y aumentado.

De estas "escuelas" iniciáticas básicas fueron surgiendo todo tipo de ritos heréticos y disparatados, cuando no directamente criminales.
Entre ellos destacaron los Ofitas o Naasenos y los Peratas, que ya promovían el aborto. Eran herejes aberrantes adoradores de la serpiente.

Justificaban tal adoración a partir del mito de Lilith o de Lamia.
El Ofidismo es identificado en el Sincretismo teosófico moderno orientalista con la superstición del Kundalini Sakti.

La patraña orientalista es una mera superstición que algunos pretenden vender como cosa espiritual y hasta "científica".
Dicen los gurús que el Kundalini es la serpiente que los humanos tenemos dormida en la muladhara, la base de la columna vertebral, el hueso sacro, enroscada tres veces y media con la cabeza sobre la cola.
Se trata de la energía femenina, invisible e inmedible, que hay que despertar mediante una serie de ritos y ejercicios esotéricos, ya se llamen: yoga, tantra o como sea, dirigidos, que es lo obligatorio, por un gurú que, por supuesto, cobra un pastón pro iniciar en semejante memez.

La única utilidad de esos caminos ridículos de supuesta perfección es la práctica de ciertas técnicas de relajación, respiración, y estiramientos musculares que actúan sobre el sistema nervioso y favorecen la tonificación muscular.
En realidad cualquier fisioterapeuta multiplica por diez el resultado y ahora sí de forma científica y segura. Pues domina las técnicas, sin superstición y mayor conocimiento, y las usa de forma más certera al adecuarlas al paciente según su edad, condición, dolencia, etc. sin "espiritualidad" patrañera alguna y sin riesgos de lesión muscular.

Cuando los incautos caen en manos de esos caraduras "espiritualistas" es frecuente que se produzcan lesiones musculares por mala praxis, siendo en el mejor de los casos unos pícaros sacaperras.
Lo peligroso es cuando dan un paso más y se transforman en peligrosos estafadores curanderos iluminados o cuando se lo toman en serio y desarrollan conceptos elitistas de senderos de "la mano izquierda" o de hermafroditismo pansexual, a los que tan aficionado es, por ejemplo, Fernando Sánchez Dragó (1936).

Volviendo a los gnósticos Ofitas, San Epifanio de Constancia (315-402) Doctor de la Iglesia y Obispo de Salamis en Creta, en su obra Panarion o Remedio contra las herejías describe una repulsiva ceremonia de comunión tal y como la practicaban esas sectas adoradoras de la serpiente: "amontonaron panes sobre la mesa. Llaman a una serpietne a la que han criado como animal sagrado. Al abrir el cesto sale la serpiente que alcanza la mesa, se desliza entre los panes y los transforma en Eucaristía, luego parten los panes rozados por la serpiente y los distribuyen entre los comulgantes. Cada uno de ellos besa la serpiente en la boca y se arrodillan ante el animal sagrado ..."

Los Naasenos se inventaron su Evangelio según los Egipcios. En esa nueva patraña anteponían como profeta a Homero, antes que a los bíblicos, dando muestra de un ejercicio más de anacronismo al que tan proclives son los iluminados.

Las mamarrachadas vertidas en este falso evangelio, del que sólo se conservan fragmentos, supera lo dicho hasta ahora y dejan clara la verdadera visión gnóstica del mundo.

Hogaño algunos pretenden recuperar y mostrar esa visión del mundo como el no va más de la modernidad y la libertad progresista. Demostrando, una vez más, la base conceptual sobre la que en realidad se asientan las políticas abortivas y los controles de natalidad.

Los Naasenos decían creer que la perfección del hombre había de residir en su naturaleza andrógina. Para describir este androgenismo apelaban a un principio encarnado, delirante, al que nombraban Adamas. Sería el padre de los Aeones que más tarde se convertirían en Girones. Así quedaría conformado el trío de cuerpo, alma y espíritu. Triada que convergiría en Cristo, que, por supuesto, nada de esto predicó a sus Apóstoles, salvo que se lo callaran para contárselo sólo al inventor de la memez.
Como no podían dar cobertura a sus degeneradas idas, se inventaron a Mariana, una supuesta mujer del Apóstol Santiago el Mayor de la que afirmaban haber recibido la doctrina.
En sus ritos tomaban cicuta para quedar impotentes pues decían que las relaciones sexuales entre hombre y mujer son obra de puercos y perros.

Todos estos "principios" demenciales decían que alcanzaban su perfección en el semen que los niños tienen escondido hasta la edad de siete años, para que luego se manifestara a los catorce. Con la ingestión de ese semen se alcanzaría el Aura que ahí reside saturada.

Y es esta basura la que sirvió de "inspiración" a lagunas de las sectas gnósticas modernas como la MASÓNICA espermognóstica OTO (Ordo Templo Orienti), cuyos miembros se comían el esperma en sus repulsivos ritos mientras inspiraban y coqueteaban con el Nazismo y servían al Gobierno Británico.

En sus ritos los pederastas Naasenos presentaban a Hermes provisto de un miembro masculino en estado de erección, porque -en su degenerado intelecto veían en esa erección una representación de la serpiente, de alma enderezándose hacia el cielo, de la fusta de Abraxas, el demiurgo.

El miembro de Hermes, al que nombraban como dador de la razón, lo materializaban en un látigo o vara. En el látigo florece una rosa y su uso es el indicado para dormir a los hombres con los vapores olorosos rosáceos o despertarlos con la activación del instrumento. De aquí proviene el símbolo Rosa-Cruz. Para el Rosacrucismo, la cruz es una tapadera con la que aparentar una inexistente vinculación cristiana, por si cuela.


NIETZSCHE
Ese falo-látigo es al que el demente de Friedrich Wilehelm Nietzsche (1844-1900), hace referencia en boca de la vieja adivina de Así Habló Zarathustra: "si vais donde la mujer, no olvidéis el látigo"

Poco antes de escribir su famosa frase, Nietzsche propuso a sus dos amigos íntimos hacerse una fotografía para celebrar su "trinidad" célibe.
Eran, la lunática escritora, luego freudiana Lou Andreas Salomé (1861-1937) de la que estuvo enamorado, y quien se la presentó, el filósofo darwinista suicida Paul Rée (1849-1901), otro lunático y degenerado que acabó por tirarse desde un barranco.

Maldiwa von Maysenburg (1816-1903) había sido quien propició la relación del trío, se mostró especialmente crítica con la famosa foto hecha en Suiza en que Lou está de rodillas sobre un carro, sujetando como bestias de tiro a Nietzsche y Rée, y sujetando un palo y una flor de saúco improvisando una fusta.

Maldiwa fue una de las grandes figuras del feminismo alemán, pertenecía a rancia nobleza, pero se unió a los revolucionarios socialistas de 1848. Y tras el fracaso de la revolución tuvo que exiliarse, se ganaba la vida dando clases particulares en Inglaterra, luego entre 1852-1859 se hizo cargo de la educación de Olga Herzen, la hija menor del escritor y crítico socialista utópico ruso, el millonario Alexander Ivanovich Herzen (1812-1870)

Maldiwa trabó amistad con muchos revolucionarios relevantes, la flor y nata de la Masonería, los revolucionarios italianos Giusseppe Garibaldi, y Giusseppe Mazzini. El alemán Karl Schuz editor masón que llegaría a senador por Missouri, y en 1877 Secretario de Interior en USA, el teólogo protestante Gottfried Kinkel; Friedrich Fröebel, el pedagogo panteísta y discípulo del filósofo Johann Gottieb Fichte o el político nacionalista y revolucionario húngaro Lajos Kossuth.

Malwida tenía amigos y admiradores en toda Europa y USA. En su copiosa correspondencia aparecen vaticinios para el futuro que resultaron "misteriosamente" proféticos. Por ejemplo en sus Memorias afirma que Rusia y USA tal vez estén llamadas a materializar las ideas socialistas para liderar el mundo. Más que adivinación parecen planes que se fraguaban en las logias revolucionarias.

Analizando la biografía y atendiendo a su pensamiento, se puede concluir que el perturbado e irracional filósofo, como sus inspiraciones gnósticas naasenas, creía que el acto sexual con mujer denigra al hombre que debía defenderse de la voluptuosidad con todos los medios a su alcance hasta incentivar la impotencia o usar el látigo, el falo de Hermes, o la fusta de Abraxas.
El uso de la fusta ha de ser "amoroso" (va acompañado de una flor) y sirve para reprimir los instintos sexuales reproductivos.

El carro es uno de los símbolos fundamentales del Gnosticismo Talmúdico, apocalíptico y cabalístico judío (del Zoroastrismo Persa -o del Gnosticismo griego-) sea como sea Nietzsche lo conocía (y usó en la foto) no olvidemos que durante años se especializó y dedicó intelectualmente a la Cultura Griega y al hacerse la foto estaba en plena creación de su Zarathustra o Zoroastro.

Entre el Gnosticismo judío, surgió en el I, la escuela de los místicos del carro (merkabá). Ese carro representa el poder y la emanación de Dios. Ante el carro se alzarán los ángeles mientras el fuego proveniente de lo alto destruiría el mundo. Sólo los elegidos podrían subir al carro de la salvación gracias al éxtasis.
Sólo los elegidos para subirse al carro se salvarían, porque habrían accedido al conocimiento del carro. Ese conocimiento es el antecedente de la Cábala.



LA DOCÉTICA Y EL GNOSTICISMO LLAMADO ISLAM.
Entre las escuelas gnósticas más extendidas estaba la DOCÉTICA que, además de otras elucubraciones gnósticas, pretendía afirmar y divulgar, contra la evidencia, que Cristo no murió en la cruz y que su muerte era una mera apariencia.

Siglos después sostuvieron lo mismos los Cátaros, a cuyos miembros más eminentes denominaban "puros" porque su doctrina era puro Gnosticismo. Los "puros" eran los "elegidos" los que pueden subirse al carro del poder sin que nadie se lo robe. Siglos después se llamarían Puritanos a los seguidores más radicales de las doctrinas calvinistas.

El ISLAM recogió esta torticera, inventada y absurda versión. Al tiempo cargaba la responsabilidad de la sentencia de muerte a Jesús en los judíos. El Corán, escrito a inicios del VII, en su Sura 4 (157) dice que los judíos dijeron: "hemos matado al Mesías, Jesús hijo de María, el Mensajero de Allah. Pero no le mataron ni le crucificaron, sino que se les hizo confundir con otro a quien mataron en su lugar. Quienes discrepan sobre él tienen dudas respecto. No tienen conocimiento certero sino que siguen suposiciones y ciertamente no lo mataron".

Aún así, el Sura 4 es vago sobre la responsabilidad por la muerte de Jesús. Sobre lo que no hay duda alguna es sobre que la herejía Docética, al igual que todas las basadas en los falsos textos gnósticos y el propio Corán -que tiene mucho de Gnosticismo- pretenden borrar a Jesús, bien como figura histórica o bien como Hijo de Dios, al intentar derrumbar el sacrificio redentor del Mesías.

Esas doctrinas luchan para abolir al mismo Cristo como figura central del Cristianismo, al negar su naturaleza divina y humana simultánea, sin la que el Cristianismo pasaría a ser una más de las religiones gnósticas al servicio de los poderosos.

En una conferencia del profesor de filosofía, Gustavo Bueno (1924) el Catedrático afirmó que según él, el Islam es la religión más filosófica. Sin duda ha de ser así para quien entiende la Filosofía como una práctica gnóstica a partir de un método materialista racionalista.
Pero los que entienden la Filosofía como una práctica ética a partir de un método racional valoran el Islam como el fruto más extendido del Gnosticismo monoteista irracional.

Se comprende que Bueno desde su concepto filosófico tenga esa consideración hacia el Islam, pero es más difícil entender que el obispo holandés de Breda, Monseñor Tiny Musken (1936) señalara en agosto (2007) en algunas parroquias católicas de Indonesia -en donde fue obispo- se reza a Alá y que bien se podría aplicar esta práctica en Europa para mejorar el diálogo entre religiones porque, según afirmó en la TV holandesa, Dutch TV: "a Dios no le importa como le llamemos ...
Alguien como yo he rezado a Alá durante ocho años en Indonesia y otros sacerdotes, durante veinte o treinta años. En el corazón de la Eucaristía, Dios es llamado Alá en aquel lugar, entonces, ¿por qué no podemos empezar haciéndolo juntos?
"

Esta claro que la declaración de Monseñor sólo puede ser fruto de un proceso de demencia senil. Gracias a Dios, ya le han jubilado.
Precisamente en Indonesia se asesina a los católicos por el simple hecho de serlo. Es posible que muchos de estos católicos, por su instinto de supervivencia, se intenten mimetizar con la mayoría mahometana brutalmente hostil a ellos; pero presentar eso com un modelo deseable para Europa, sólo puede ser fruto de un delirio.

Independientemente de esto, la Europa laicista -ayudada incluso por algún obispo como el holandés y siguiendo un plan masónico- pretende equiparar todas las religiones partiendo de un absoluto desconocimiento de sus fundamentos, doctrinales e históricos.

Se intenta hacernos creer que en el Islam, cuyo significado es obediencia, sumisión, y no paz como en ocasiones se nos quiere vender, Alá es el Dios bíblico de los Patriarcas, de los Profetas y de los Apóstoles. De hecho, para hacer su doctrina más creíble pretenden afirmar la continuidad histórica del Islam respecto al Judaísmo y el Cristianismo. Pero es falso.

Como señalaba el escritor mexicano Fernando Medina Macías, Alá no es el Dios bíblico de Abraham, Isaac y Jacob. Alá es el dios -luna gnóstico-pagano- llamado Al-ilah, el dios o el ídolo de tiempos preislámicos que -por cierto- era masculino y casado con el dios sol que era el femenino.

Aunque al parecer la luna macho y el sol hembra tuvieron tres hijas. En la cuestión sexual del sol y de la luna no acaban de ponerse de acuerdo los gnósticos y en lo de los hijos tampoco.

Lo cierto es que la adoración a ese dios lunar era la más extendida en el Medio Oriente cuando Mahoma (570-632) cansado de asaltar caravanas con su banda, se inventó el Islam.

Según el pastor evangelista "carismático" Kenneth Boa en su libro Cults, Words Religion and the Occult: "los árabes eran personas idólatras politeístas que tenían un panteón de dioses. Uno de estos muchos dioses era Alá. Entre estos dioses también acompañaban a Alá, demonios (dijnn) y ángeles.
La Meca era el centro religioso y contenía unos 350 santuarios para diferentes dioses. Entre estos templos había uno llamado Kaaba, el cual era el templo de la Roca Negra (un meteorito) que supuestamente había sido dado a Abraham por el ángel Gabriel
".

Mahoma, convencido por su millonaria mujer, que le llevaba un buen puñado de años, finalmente creyó que había recibido una serie de mensajes enviado por el Arcángel Gabriel. Al venir acompañados de terribles convulsiones violentas y espumarajos, (epilepsia), el propio Mahoma creyó al principio que podían tener origen demoníaco, pero su mujer le convenció de lo contrario.

Mucho antes de las iluminaciones de Mahoma los adoradores de Al-ilah se postraban hacia la Kaaba varias veces al día, realizaban peregrinaciones a la misma y la rodeaban 7 veces. Luego la besaban y salían corriendo hacia el río par lanzarle piedras como si allí residiera el diablo.
También ayunaban durante un mes, con la aparición de la luna creciente y terminando cuando ésta reaparecía. Todas estas prácticas conforman la base del rito islámico hasta hoy.

Además, la identificación de aquel Al-ilah con Alá se pone de manifiesto por el hecho de que la luna creciente es el símbolo del Islam. Así aparece en las banderas de los países musulmanes y sobre las mezquitas de todo el mundo.

Mahoma que conocía mundo contactó con el Judaísmo y el Cristianismo en sus viajes e intentó asimilar las creencias monoteístas. Para ello tomó el Al-ilah, o Alá, como la divinidad principal dentro del batiburrillo religioso árabe, para convertirlo en el nuevo dios.

Aunque en Occidente solemos creer que los musulmanes dicen aquello de "Alá es grande" la traducción más correcta del dicho es "Alá es el mayor" dejando claro el origen politeísta del Islam, pues para ser "el mayor" ha de haber al menos un menor. Pero con esto no termina la vinculación del Islam con el Paganismo más rancio.

El viaje nocturno de Mahoma es una copia de la historia mística zoroástrica recogida en el Arda Viral Namak. En esta obra épica se cuenta la experiencia del archimago Arda Viraf, el cual, después de haber hecho purificaciones y abluciones, así como de someterse a severos ayunos, tomó una poción mágica, más tipo opiácea que la de Astérix, y la rato de tomarla cubierto con una tela blanca de lino, cayó en sueño profundo que duró siete días con sus siete noches. Durante este período estuvo velado por el Rey y los señores principales que al parecer no tenían otro quehacer.
Al despertar, Viraf, -investido con un poder paralelo al del mismo Rey tiránico que había promovido su "éxtasis" dijo haber recibido la doctrina metafísica y moral de Ahura-Mazda.

La doctrina fue escrita y conservada para la posteridad por varios secretarios que reproducían fielmente lo que el iluminado dictaba, igualico -que casualidad- que Mahoma con su Corán y la mayoría de iluminados que en el mundo han sido hasta nuestros días.

Fue el Zoroastrismo el que también inspiró la creencia islámica de las vírgenes con ojos oscuros que esperan al hombre en su entrada al cielo. Lo de rezar cinco veces al día está tomado de los sabaneos, una secta siria adoradora de la luna.
Los sabaneos idearon un Sincretismo entre la religión politeísta babilónica y el Paganismo helénico, en resumen, cabe definir el Islam como un engendro monoteísta pagano con ribetes gnósticos.

Los "teólogos" islámicos, conociendo o no estas realidades históricas, pretenden hacer que se crea que El Corán es la confirmación de la Toráh y los Evangelios. Pero una mínima lectura, incluso superficial, de estos textos demuestra que Mahoma o quien escribiera El Corán los modificó a su antojo y, la mayoría de las veces, de forma burda, siguiendo el ejemplo del resto de los textos gnósticos que fueron apareciendo durante los siglos previos al invento del Islam.

La falta de una profunda vinculación entre Alá y el Dios bíblico es evidente sobre todo con el Nuevo Testamento.
Alá es impersonal y no se le puede conocer. El Dios bíblico se revela y desea una relación personal con los seres humanos.
Alá es una deidad vengativa y arbitraria, mientras que el Dios de los Evangelios es AMOR y RAZÓN, hasta el punto de que se hizo hombre para mostrar el camino de la salvación.

El iluminado Mahoma se hizo pasar por profeta, pero se encontró con que judíos y cristianos tenían un conocimiento bíblico que les permitía detectar al farsante, pues -según el propio texto bíblico- cualquier nueva revelación no puede contradecir lo ya establecido en la Escritura. Siendo así, la "revelación" de Mahoma no podía tomarse como tal, pues era contradictoria con la Escritura, salvo que se tome el Mahometanismo como algo del todo ajeno a esa Escritura que lo niega ya antes de su existencia.

En definitiva, el Islam, respecto al Judaísmo y al Cristianismo, no es más que una mera herejía ideada por un árabe ambicioso de cuya personalidad y vida es mejor no hablar, pues con la ya dicho somos candidatos a la lista negra de la "paz perpetua" islámica.

A Mahoma, para intentar imponer su Alá lunar disfrazado de monoteísmo bíblico, no le quedó más remedio que poner al Islam, con sus obedientes y sumisos creyentes en una guerra por siempre contra el Judaísmo y Cristianismo, pero -eso sí- haciendo pactos puntuales con las excrecencias gnósticas "hermanas" de ambos y con la Jerarquía Iluminista antijudía y anticristiana.
La Iglesia es intolerante en los principios porque cree; pero es tolerante en la práctica porque ama. Los enemigos de la Iglesia son tolerantes en los principios porque no creen; pero son intolerantes en la práctica porque no aman”.

menganito
Mensajes: 212
Registrado: 14 Abr 2017, 21:17

Re: Jesús era judío, hebreo o cristiano?

Mensajepor menganito » 21 Abr 2017, 01:21

CRISTIANISMO FRENTE A GNOSTICISMO
Ante el Cristianismo, que cree en la redención individual y libre por los actos, el Gnosticismo cree que el conocimiento de los misterios sobre dios y todos los conocimientos sobre el mundo, sobre el hombre, sobre la Historia, han de reservarse a una elite de elegidos iniciados. Y es esa elite la que debe tener el poder, sea el pueblo elegido, los "perfectos", los "puros", "el proletariado", la "raza aria", los filósofos o los banqueros.

La Historia de Occidente es, en gran medida, la Historia de los esfuerzos realizados por quienes intentan imponer una cosmovisión gnóstica y deshumanizada. Estos gnósticos aspiran desterrar el Cristianismo para siempre o corromperlo desde dentro con el fin de poder implantar un GOBIERNO despótico y sinárquico.

Eric Voeglin (1901-1985), uno de los mayores especialistas del XX en Teoría Política e Historia de las Ideas, fue uno de los pocos intelectuales que se enfrentó, valientemente, a los nazis, el último fruto por aquel entonces del Gnosticismo.
En su obra: Nueva Ciencia de la Politica (1951) analizaba la importancia del Gnosticismo en la Historia: "convencionalmente la Historia Occidental se divide en períodos con una incisión formal alrededor de 1500 ...
Sin embargo, si la modernidad se define como el crecimiento del Gnosticismo, comenzando, tal vez en el IX, se convierte en un proceso en el interior de la sociedad occidental que se adentra en su período medieval. Por lo tanto, la concepción de una sucesión de fases tendría que reemplazarse por la de una evolución continua en la que el Gnosticismo moderno se yergue victorioso
"

Frente a la vocación universal del Cristianismo, el Gnosticismo opone el proselitismo de las élites.
Frente a una revelación pública, el secreto.
Frente a la creencia de que la verdad ha de ser accesible a todos, la creencia de que ésta ha de ser secreta por ser inefable y reservada a unos pocos.
Frente al Sermón de la Montaña de Cristo, la Cábala o cualquier otra patraña de iniciados.
Frente al convencimiento cristiano de que el ser humano puede y debe perfeccionarse en el tiempo, el regreso a los orígenes brutales.
Frente a la Resurrección de la carne revelada en Cristo, el Evolucionismo decadente y degenerado casi siempre regresivo.
Frente a una religión que encuentra su acomodo en el transcurrir histórico racional, un pensamiento antihistórico irracional fundamentado en la magia y el miedo.
Frente a una idea de la Historia como redención que ha de llegar en el futuro, que tiene un principio y un fin, una idea d ela Historia como predestinada a una caída progresiva o que conforma un eterno inmóvil reencarnativo y deshumanizado.
Frente a la redención en el tiempo mediante actos libres, la negación de la redención en el tiempo, pues éste es un error de la creación.
Frente al Mandamiento del Amor, la supremacía inalienable del propio interés inmediato.
Frente a la vinculación de Dios con el mundo, la negación de ningún vínculo entre la divinidad y el mundo.
Frente al Dios Padre, el dios cruel, arbitrario y caprichoso.
Frente a la unidad de Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo, el dualismo entre materia y espíritu.
Frente a la belleza imperfecta de lo creado, que el hombre ha de perfeccionar con ayuda del Espíritu Santo y siguiendo el modelo de Cristo, el rechazo del mundo y el determinismo del espíritu.
Frente a un Dios independiente del hombre, la unidad esencial entre dios y el hombre.
Frente a la promesa de una vida personal, futura, eterna y perfecta, la disolución en la nada de un todo disolvente de tal individualidad.
Frente a un Dios que ama al mundo y más que nada al hombre, que fue creado a su imagen y semejanza, un dios que odia al mundo y lo castiga cruelmente para su propia satisfacción y venganza.
Frente a un Dios inteligible para todos, un dios que es congnoscible sólo por el mito y la iluminación ritual reservada a los pocos elegidos.
Frente a una concepción espiritual de la carne, que ha de resucitar, y del sexo, que permite la procreación con placer a través del amor y cuyo fruto son unos hijos amados y a su vez resucitables, el desprecio de la carne, que ha de desaparecer y pudrirse sin trascendencia alguna, y el embrutecimiento del sexo, que sólo es práctica instintiva y egoísta de placer momentáneo, incontrolado e incontrolable.
Frente a una concepción del mal como fruto del ejercicio de la libertad, al que hay que combatir y del que hay que apartarse, un entender que el mal es una parte de dios y del mundo, que hay que conocer para practicarlo y es, en muchos casos, la fuente del poder y el placer terrenal, que no influye en la trascendencia del hombre, pues el mal está en el propio dios.
Frente al "aut-aut tertium non datur" (entre dos proposiciones consideradas contradictorias al menos una es falsa) y el convencimiento de que existe un derecho apodíctico inmodificable, la idea de que los contrarios son ambos igual de verdaderos, todos es relativo, todo es opinable, todo depende de la fuerza o del interés.
Frente a la Teología como un discurso racional, la Teología como u relato místico.
Frente a a un Dios real y racional que se manifiesta, un dios virtual e irracional que se impone desde el anonimato.
Frente al conocimiento explícito de la fe, el secreto reservado a unos pocos.
Frente al concepto cristiano de que podemos liberarnos del pecado, que esa liberación para la salvación puede alcanzar a todos y que es incluso más fácil para los humildes y pobres, el concepto gnóstico de que sólo los elegidos pueden liberarse del pecado y sólo unos pocos alcanzarán la salvación porque son los mejores con independencia de sus actos puntuales.
Frente al espíritu misionero de la Iglesia el espíritu sectario de la gnosis.

En resumen, frente a la fe cristiana RACIONAL, que cree en la individualidad libre del ser humano, como camino para encontrar una salvación consistente en volver a Dios, el ENGAÑO gnóstico IRRACIONAL, que cree en la sumisión determinista del ser humano como iluminación, para encontrar un fracaso consistente en no volver a ser dios, porque el hombre nunca lo fue ni lo será.

Frente a la LIBERTAD ESENCIAL y EL AMOR AL PRÓJIMO, el DETERMINISMO ineludible vinculado al poder absoluto y EJERCIDO POR LA FUERZA de los elegidos.


LOS FALSOS TEXTOS SAGRADOS, EL GNOSTICISMO, HARRY POTTER Y LOS PROTOCOLOS
El exorcista oficial de la diócesis de Roma, el sacerdote Gabriele Amorth (1924) advirtió con criterio respecto a la serie de libros (y películas) de Harry Potter y señaló (entrevista a la agencia Ansa): "detrás de la fiebre de Harry Potter se esconde la firma del rey de las oscuridad, el diablo"
Explicó que esos libros contienen continuas referencias positivas hacia la magia, cuando ésta es siempre "un arte satánico
".

Cierto que en Harry Potter siempre se realiza una falsa distinción entre magia blanca y magia negra, pero en realidad esta distinción no existe, porque la magia siempre es demoníaca la llamen blanca, negra o verde.
En esa serie de libros se usa una simbología real del mundo del Ocultismo como su metáfora primaria, que sirven al niño, o al lector, como introducción a ese mundo perverso que cada día está más a su alcance.

Muchos padres, incluso cristianos, aprueban la lectura de los libros de Harry Potter, porque no conocen la realidad del OCULTISMO que confunden con mera fantasía. Piensan que son cuentos inofensivos, pero lo cierto es que no es así.
La saga de Harry Potter no es dañina porque aparezcan brujos, es dañina porque las brujas se presentan como MODELOS que acaban por incitar a practicar actividades peligrosas como "jugar" a la ouija.


A los niños puede llegar a parecerles divertido experimentar con espíritus a la búsqueda de poderes sobrenaturales.
Si bien es peligroso ver el demonio en todas partes, también lo es el no verlo cuando realmente está.

Hay una enorme diferencia entre Harry Potter y por ejemplo El Señor de los Anillos de John Ronald Reul Tolkien.
En el primero se nos presenta la victoria de Harry como fruto de conocimientos y poderes esotéricos, siendo así un canto al Gnosticismo.
Por el contrario, Tolkien presenta la victoria de Frodo como fruto de su humildad, obediencia y valor para entregarse al prójimo en medio del sufrimiento, siendo así muestra de Cristianismo.

La serie de Harry Potter pretende disociar la magia de lo diabólico, como si la magia se pudiera usar para el bien. Bajo el pretexto de ser fantasía contiene, presentado de forma seductora, prácticas ocultistas que son reales.
La magia (no los juegos de los ilusionistas) no es fantasía, pues es una práctica ocultista bien real y muy extendida.

La autora de la serie muestra un mundo de brujería divertido y mucho más satisfactorio que el mundo no-mágico de los Muggles: las personas normales, los no elegidos.
Harry es infeliz en el mundo real y se siente un pobre miserable por la manera en que se ve tratado. La única felicidad de su vida se cifra en el mundo fantástico de Hogwarts, donde puede jugar y estudiar con sus amigos, sus compañeros magos y hechiceros: los elegidos.

Por contra, las personas del mundo no-mágico son gente estúpida, prejuiciosa sin motivo, y físicamente repugnantes. Cualquier niño o adolescente preferirá acceder a la existencia mágica que presenta la serie.
Harry Potter y sus amigos aprenden los caminos del Satanismo sin sufrir ningún daño o perjuicio por ello.

Los libros de Harry Potter adentran a los niños en el mundo del Ocultismo, obra de Satanás. Al lector se le muestran varias prácticas reales de Ocultismo: magia, brujería y sortilegios, escritura psíquica, sanación mágica, posesión mediante trance y encuentros fantasmagóricos con muertos.
Todo ello se presentan como poderes que se pueden canalizar hacia el bien, pero lo cierto es que JAMÁS se debe usar el mal para lograr el bien.

Sin embargo Harry Potter presenta a los que manipulan el Ocultismo como afortunados. Así en el 4º libro se describe la profanación de un cementerio. Allí ocurre un rito que usa carne y sangre humanas en una evidente recreación de un rito satánico nigromántico, en el que no falta ni la serpiente.

El 7 de marzo (2003) el por entonces Cardenal Joseph Ratzinger envió una carta personal a Gabriele Kuby, una socióloga alemana autora del libro: Harry Potter: ¿El Bien o el Mal? en la que le decía:
"Es bueno que Ud. ilumine a la gente sobre Harry Potter porque esas son seduciones sutiles, que actúan sin ser notadas y de esa forma distorsionan profundamente el Cristianismo en el alma antes de que pueda crecer apropiadamente".

Los libros (y películas) de Harry Potter son el comienzo, los primeros y seductores pasos hacia el mundo de las artes oscuras y engañosas.
La fiebre Harry Potter ha hecho que incluso proliferen en el mundo escuelas de "magia" a la que alegremente se apuntan niños y jóvenes como a cualquier actividad extraescolar.

Pero como el Padre Amorth afirma: "sucede, frecuentemente, que un endemoniado se convierte en tal después de haber ingresado a una secta espiritista o satánica ... A las sectas satánicas es muy fácil entrar, pero muy difícil salir. En algunos casos aún a riesgo de la propia vida"
Y lo que es peor se arriesga lo que a uno le espera tras la muerte.


EL GNOSTICISMO, ORIGEN Y FUENTE PRINCIPAL DEL SINARQUISMO Y LOS PROTOCOLOS
El Gnosticismo es fuente conceptual necesaria para todo proyecto sinárquico, despótico o TOTALITARIO, tal como el que se presenta en los Protocolos, cuya aparición se enmarca además en un entorno sinérgico de Gnosticismo ocultista y servicios de espionaje en la Rusia de la época.

Como afirmó el masón ocultista, rosacruz y gnóstico dieciochesco, que basaba todo su "conocimiento" en la numerología emanada del Tarot: Louis Claude de Saint Martín (1743-1803) uno de los inspiradores del Sinarquismo moderno y el llamado "el teósofo de Amboise" y "El Reparador" de la Masonería Martinista (fundada por su maestro Martínez de Pasqually (1727-1779)): "los místicos viene de un mismo país y se reconocen unos a otros".

En principio suena bien lo dicho por el martinista, pero lo que oculta su afirmación es que, por medio de los gnósticos que traspasan fronteras y a los que falsamente se les llama místicos, pues su supuesta ascesis es declamativa, no virtuosa, los que piensan como él sólo pretenden contribuir al advenimiento del GOBIERNO MUNDIAL de los elegidos, en el que ellos esperan tener su cuota de poder bajo la Jerarquía Iluminista.

La aparición de los falsos Evangelios gnósticos, como el falso Evangelio de San Pedro, basados en los Evangelios auténticos pero manipulados y pervertidos, tienen paralelismo con la aparición de los Protocolos.

La introducción del antijudaísmo en los falsos evangelios y en otros documentos inventados como la Carta de Pilatos a Herodes, creados por "intelectuales" de la época a sueldo de lo peor de la elite judía y por los intereses de quienes no veían con buenos ojos la penetración del Cristianismo en el Imperio Romano, se intentó contribuir a la cobertura de dos frentes distintos. Ambos convergentes en un mismo fin: boicotear el crecimiento imparable de la fe cristiana entre los judíos, sobre todo entre los de la diáspora, así como entre los ciudadanos romanos.

Por un lado se abría el frente de alimentar el odio de los judíos que se habían convertido al Cristianismo hacia los judíos que permanecían a su religión tradicional, al acusarlos, directamente de la muerte de Jesucristo.

Por otro lado, al mostrar esos textos un supuesto odio de los cristianos hacia los judíos, abrían un segundo frente que impediría que más judíos se convirtieran al Cristianismo, y así siguieran sumisos a lo peor de la elite judía.

Además mediante el Sincretismo y Paganismo gnóstico se pretendía minimizar el efecto liberador que implicaba la doctrina cristiana. El sibilino plan debía contribuir, y contribuyó, a la FRACTURA DEFINITIVA entre cristianos y judíos, si bien no fue capaz de impedir la extensión del Cristianismo en el Imperio.

Siglos después la táctica se repetiría, al introducirse la autoría de los judíos en el texto de los Protocolos, manipulación creada a partir del texto auténtico, posiblemente por "divulgadores" pagados y financiados por los agentes de la Jerarquía Iluminista, también se intentó dar cobertura a dos frentes diferentes convergentes en un mismo fin:
la emigración de los judíos a Palestina para consolidar el nuevo Estado de Israel,
al tiempo que se tapaba la autoría real del proyecto protocolario y, con ello, se impedía surgiera una reacción frente a los autores reales y frente a los fines buscados.

Por un lado se abría el frente de alimentar el odio hacia la raza judía inventada, pues a los miembros de esta se les acusaba de los males presentes y de los que iban a producirse por designio de la Jerarquía Iluminista.

Por otro lado, se abría un segundo frente con el que se pretendía que las personas de características ajustadas a esa raza judía INVENTADA tomaran conciencia de raza, a fin de impedir su asimilación en los países que residían.

Así se abría la apertura de una vía libre para la conformación de un NUEVO PUEBLO JUDÍO no identificado sólo ni necesariamente a un concepto religioso, ni entorpecido por la pertenencia de sus miembros a la nación en que vivían.
De esa forma, muchos se mostrarían dispuestos a marchar a la tierra prometida y asentarse en Israel.


Con ese cinismo maquiavélico se contribuyó al horrible, pero "necesario" Holcausto y las demás manifestaciones violentas antijudías que todavía perduran.

En resumen, los ANTIJUDÍOS -a conciencia o por necedad- han actuado como agentes necesarios para desviar el foco de atención hacia el llamado pueblo judío a la hora de buscar al promotor de los PROTOCOLOS, una de las formulaciones metodológicas más explícitas del proyecto gnóstico, sinárquico y mammonista, cada vez mejor encaminado para su triunfo final.

Además, han dado la coartada perfecta a quienes pretenden tachar de origen cualquier interés por estudiar la obra en su estricto contenido, sus fuentes y derivaciones, teórica y prácticas.

Estos desacreditadores, convencidos de la falsedad o instados a ello, han ridiculizado y censurado la obra sin más, al calificarla como panfleto propagandístico antijudío, fruto -dicen- de un invento de la policía zarista e su anhelo de presentar al Zar una prueba del contubernio judío internacional, que -según ellos- estaba actuando para derrocar a la monarquía rusa, tal y como sucedió, por cierto, años después de la mano de unos revolucionarios entre los que había judíos y no judíos, a su vez financiados por judíos y no judíos.

Todo vale para alcanzar el proyecto sinárquico mammonista. Para ello se crearon -y se siguen creando- movimientos, religiones e instituciones que habrían de jugar -y juegan- un papel fundamental, determinante, en la Historia de la Humanidad.
La Iglesia es intolerante en los principios porque cree; pero es tolerante en la práctica porque ama. Los enemigos de la Iglesia son tolerantes en los principios porque no creen; pero son intolerantes en la práctica porque no aman”.

Avatar de Usuario
subman
Mensajes: 1160
Registrado: 14 Sep 2015, 12:39

Re: Jesús era judío, hebreo o cristiano?

Mensajepor subman » 21 Abr 2017, 19:46



A Menganito:
Como vuelva usted a incumplir las normas del foro con panfletos larguisimos para enterrar sus vergüenzas le formularé queja al administrador de foro.
Las normas del foro exigen que se sigan los hilos. Este hilo está dedicado a topico de si Jesús era o no judío. Si usted quiere hablar de otra cosa abra otro hilo con otro tema. Pero lo que ha hecho es una practica propia de un TROLL. Por este motivo reedito y copio mi anterior mensaje para desenterrarlo.


menganito escribió:Vamos a ver.

Afirmas que Cristo no fue judío, sino un invento del siglo II.


O es usted un mentiroso o simplemente no sabe leer. Jamás he dicho que Cristo sea un invento del siglo II. Como usted no tiene la decencia de citar lo que rebate, puede mentir, pero yo le cito. Lo que he dicho es que el Cristo de Pablo es un invento de Pablo. Pues Las epístolas de Pablo, o mejor dicho atribuidas a un tal Pablo, son la literatura cristiana más antigua que existe. En ellas no se cita ni una palabra de ningún evangelio ni canónico ni apócrifo. En esas epistolas se afirma que Pablo no ha aprendido "su" evangelio de hombre alguno, sino que se lo ha inspirado Dios. Luego el contenido doctrinal de Pablo nada tiene que ver con lo que predicara ningún hombre ni lo que contara ningún discipulo. Eso es lo que se afirma en las epistolas de Pablo. Si Pablo dice que se lo inspiró Dios, yo digo que se lo inventó Pablo porque salío única y exclusivamente de la boca y pluma de Pablo.
El Cristo de Pablo no es de carne y hueso. En Filipenses afirma que era igual a DIos y que aparentó ser hombre en su porte, es decir, que solo se comportaba fingiendo ser un hombre. Ese es el concepto de Cristo de los gnósticos que fue el primero en formalizarse dentro de un canon por parte de Marción. Lo que he dicho del siglo II es que san Ireneo de Lyon en ese siglo no habla de un Cristo humano de carne y hueso sino de un ser divino que aparenta ser humano cuando se aparece. Incluso la crucifixión la describe como un evento cósmico entre los cuatro puntos cardinales. No le repito el enlace porque ya lo hice. Luego no afirmo nada. Me limito a citar a Ireneo de Lyon y a proporcionarle el enlace para que lo compruebe por si mismo.

Afirmas que Jesús y sus apóstoles eran judíos.

Y dices que el post es una ensalada de prejuicios.

Ahora bien, empezando por la última afirmación (que en tu post es la primera).

En el post se dan no menos de 15 A-R-G-U-M-E-N-T-O-S históricos de diferentes autores y épocas. Por el contrario tu argumento, único personal e intransferible es una afirmación (porque yo lo valgo) de que son una ensalada de prejuicios ...

Pues tu mismo


Sigue demostrado o mentir o no saber leer.- NO he expuesto ningún argumento ni he afirmado nada. Me he limitado a citar al catedrático de historia antigua de la Universidad Pontificia de Roma, don Bernardo Estrada. Ese historiador y catedrático de historia afirma que el cristianismo del siglo I estaba formado por judíos auténticos que, además de ser judíos ortodoxos, creían que Jesús era el Mesías. Eso no es nada extraño. Otros judíos creían que el Mesías era Juan el Bautista y, como demostración viva, todavía existe hoy en Irán una secta de seguidores de Juan el Bautista. Se llama secta de los Mandeos.
Luego aprenda a leer y si no está de acuerdo en que los cristianos del siglo I eran anténticos judíos, le escribe a don Bernardo Estrada a la Universidad Pontificia de Roma y le dice que es una mierda de historiador que no sabe lo que dice.
Por otra parte, en los principios del cristianismo no hubo jamás ni un único cristianismo ni un único concepto de Cristo. Estaban los judíos auténticos que esperaban la segunda venida de su Mesías, estaban los marcionitas, los gnósticos, los seguidores de Pablo que era todos del mundo pagano, los ebionitas, los docetas, los ......una infinidad de sectas cada una de las cuales tenía su propio Cristo y su propio evangelio. Todo ello trató de unificarse por parte de Constantino el Grande en el siglo IV convocando el concilio de Nicea para imponer una unificación. A ese concilio no quiso asistir el papa de Roma. Constantino persiguió a los que más se opusieron a la unificación, como los arrianos y gnósticos, hasta lograr que desaparecieran. Afortunadamente, en el siglo pasado se descubrió los manuscritos de Nag Hammadi en Egipto, que se salvaron de la quema, y podemos saber mucho de lo que había antes de la unificación decretada por Constantino.
Sin embargo los gnósticos marcionitas lograron sobrevivir mil años más. Se trataba de los cátaros, también conocidos como albigenses. Fue la cruzada decretada por el papa Inocencio III contra los mismos la que los barrió de la faz de la tierra. Pero luego aparecieron protestantes, anglicanos, mormones, judíos mesiánicos, testigos de Jehová, etc. etc. En resumen ni antes ni ahora hubo jamás un único cristianismo ni un único concepto de Cristo.
----------------------------------
Los argumentos y datos sirven para demostrar que algunas doctrinas son falsas; pero no sirven para convencer de su falsedad a los seguidores de las mismas.


Volver a “Religión”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 6 invitados