¿Nadie de la ONU se ocupa de ellos?

Avatar de Usuario
ambar
Mensajes: 8457
Registrado: 18 Mar 2013, 13:28

¿Nadie de la ONU se ocupa de ellos?

Mensajepor ambar » 24 Jul 2014, 22:44

Misioneros rescatan a niños que por 30 euros fueron vendidos como esclavos


Ocurre en este instante en algún lugar del mundo… ya son más de un millón los niños esclavos. Los católicos son convocados a vivir un ´ora et labora´ apoyando la campaña «No estoy en venta».

Dolor, humillación, miedo, abuso están padeciendo en este momento que usted lee estas líneas más de 1 millón de niños en el mundo. Son víctimas de la bestialidad de mafias que los venden como esclavos, por 30 o poco más euros, a pedófilos, dueños de fábricas, explotaciones agrícolas, faenas mineras u otras actividades.
24/07/14 7:37 AM

http://www.infocatolica.com/?t=noticia&cod=21480


Portaluz/InfoCatólica) Es el mercado de la trata de personas que por siglos continúa siendo una práctica habitual en países de todos los continentes. Algunos han sido vendidos por sus propios padres.

En países del Golfo y Arabia Saudí usan niños esclavos como jinetes de carreras de camellos. Así lo denuncia el abogado paquistaní Ansar Burney, presidente de la asociación Ansar Burney Trust International, quien ha comprobado que la utilización de menores como jinetes de camellos es hoy habitual como hace siglos.
Los niños esclavizados provienen de países como India, Pakistán, Sri Lanka, Bangladesh o Sudán, y permanecen recluidos en «cárceles privadas» en mitad del desierto y con dietas muy livianas para que no engorden: el peso corporal debe ser bajo para que los camellos compitan veloces en las carreras.

¡Basta de impunidad y pobreza!

Pobreza, impunidad de gobiernos e instituciones que se hacen cómplices y la degradación de la moral que en las últimas semanas ha denunciado con insistencia Papa Francisco, son las principales causas del tráfico y la trata de menores.
Las cifras de la OIT (Organización Internacional del Trabajo), indican que cerca de 400.000 menores permanecen esclavos, víctimas del tráfico y la trata de personas, sólo en África Occidental. Benín, Nigeria, Costa de Marfil, Togo y Sierra Leona presentan los mayores niveles de esta lacra.

«En un país extranjero se puede hacer con estos chavales lo que les dé la gana», dice Juan José Gómez Serrano, misionero salesiano español y director del centro de acogida de menores rescatados de la trata y el tráfico en Porto Novo (Benín).
Son miles los sacerdotes, religiosas, religiosos y laicos, misioneros todos, que por el mundo entregan la vida para liberar al Cristo encadenado que padece por este «crimen contra la humanidad».

Expresión con la que el Papa Francisco sentenció a la trata de personas el pasado mes de abril con ocasión de una Conferencia Internacional que en Roma hizo visible esta lacra y coordinó esfuerzos para su pronta erradicación.
En Brasil durante el mes de octubre las Obras Misionales Pontificias desplegarán la «Misión para liberar» que busca sensibilizar sobre esta esclavitud moderna y articular acciones concretas para su erradicación en ese país sudamericano.

«La misión del Mesías es dada por el Dios de la vida y luego trae la liberación a aquellos que sufren de alguna forma de esclavitud. Hoy, Jesús nos desafía a tomar la misma misión», afirmó a la agencia Fides el padre Camilo Pauletti, Director Nacional de las Obras Misionales Pontificias en este país.

¡No estoy en venta!

Campañas como «No estoy en venta» de los misioneros salesianos es otra de las acciones con que la Iglesia hace efectivo el compromiso que el Papa ha demandado. Desde su portal de internet la campaña facilita que personas de todo el mundo puedan participar del complejo pero urgente acto de liberar y restaurar la dignidad de estos niños.
Uno de los grandes problemas y dificultades a la hora de luchar contra estas situaciones es la banalización con la que se trata este drama denuncian desde Misiones Salesianas.

Rachidi tenía once años cuando su propio padre lo vendió… «Una noche mi padre me dijo que nos íbamos a Nigeria. Cuando llegamos una señora le dio dinero y él me dijo que esperara, que iba a comprar pan, pero se fue y me dejó allí. Tuve miedo», señala el niño. «Fue explotado y maltratado -indica el portal de la campaña No estoy en venta- hasta que un día pudo huir. Vivió un tiempo en la calle hasta que una mujer lo encontró, llamó a la policía y lo llevaron a los Salesianos».

Carine Agossou, psicóloga del centro de acogida Don Bosco de Porto Novo, comenta que «el niño no entiende por qué las personas que deberían protegerle le hacen una cosa así. Es muy difícil de aceptar».
-


Imagen

Imagen
Lenin idolo podemita

Avatar de Usuario
Algenib
Mensajes: 4919
Registrado: 05 May 2008, 19:32
Ubicación: Benifotrem

Re: ¿Nadie de la ONU se ocupa de ellos?

Mensajepor Algenib » 24 Jul 2014, 23:29

Solo cito textos de católicos de derechas como Maria san Gil o el periódico el Mundo, para que no se me tilde de escribir desde la izquierda.
La emisora 13TV de la conferencia episcopal, está desde el día 26 de mayo hasta hoy repitiendo como un lavado de cerebro que Pablo Iglesias es muy malo porque no condena a ETA. Esta campaña la lleva Isabel Duran, Jose Anto. Giménez y Carlos Cuesta en sus programas. Es una muestra más de cinismo porque olvidan que la ETA fue creada bajo el cobijo de la iglesia vasca y Franco llegó a tener encarcelados a 280 sacerdotes vascos. El cardenal Setien tuvo que dimitir porque el Vaticano ya sentía vergüenza ajena por su simpatía por ETA.

  
Maria San Gil escribió:        
  Me han regalado el magnífico libro “En la mitad de mi vida” escrito por uno de esos grandes personajes, María San Gil, de los que tan escasos anda la vida política española, y en cuyas páginas, que transcribiría una por una a Vds., se narra con clarividencia lo que ha sido el sufrimiento por el que nuestras víctimas del terrorismo han tenido que pasar en esta España cobarde, cainita y acomplejada que ha preferido mirar para otro lado que acompañarlas en su dolor.
 
            Entre tantas otras cosas, María San Gil nos habla del protagonista de algunas de las acciones más abyectas y miserables de esa página dolorosa que son los años de plomo del terrorismo vasco separatista. Uno que incomprensiblemente, al menos para mí (los caminos del Señor pueden llegar a ser verdaderamente inescrutables), llegó a portar en su cabeza la mitra de obispo. Pero dejemos que sea María quien nos lo cuente, como testigo directo que fue de los hechos que en su libro narra:
 
            “ETA ha conseguido durante años imponernos su ley del silencio y, por miedo o por comodidad, hemos accedido a ello. Como sociedad hemos dejado mucho que desear, pero nuestras instituciones no han dado mejor ejemplo. Y no sólo me refiero a las instituciones políticas, porque en el País Vasco incluso la institución eclesiástica ha adolecido de falta de ejemplaridad e incluso de falta de caridad cristiana.
            La foto del Obispo Setién pasando de largo delante de los hijos de José María Aldaya concentrados para pedir la liberación de su padre y no deteniéndose para darles unas palabras de ánimo y consuelo es demoledora. Setién, entonces Obispo de San Sebastián, se dirigía la mañana del 20 de enero de 1996 a la basílica de Santa María, en el corazón de la parte vieja donostiarra, a celebrar la misa del día de San Sebastián, y pasó delante de la concentración que hacían los hijos, familiares y amigos de Aldaya en la que pedían su liberación. No se dignó mirarlos. Unos hijos que sufrieron el via crucis de tener a su padre secuestrado por ETA durante 341 días. ¿Por qué? Debería ser él quien contestara, pero aquel gesto no ayudó a mejorar la imagen que de Setién teníamos gran parte de los fieles. De Setién sabíamos, entre otras cosas, que durante los funerales prohibía dentro de las iglesias la bandera española sobre los féretros de los guardias civiles asesinados por ETA. [...]
            Me parecía increíble que Setién, mi obispo, no fuera más solidario con nuestro dolor y por eso creí que teniendo una reunión con él y explicándole directamente cuales eran nuestras circunstancias, su actitud cambiaría. Pero en absoluto fue así. Le puse el ejemplo de lo que sufría mi madre, pensando que me podía pasar algo y que nunca, a pesar de ir todas las semanas a misa, había recibido una palabra de consuelo o de ánimo. “¿Cómo voy a saber que tu madre sufre si no me lo cuenta?” Esto es lo que me contestó. Quizás las madres de los presos de ETA sí le contaban sus penas, porque les llegó incluso a ceder los bajos de la catedral del Buen Pastor para que hicieran sus encierros.
            Como somos gente educada, la entrevista terminó de forma correcta, pero recuerdo que bajé con los ojos llenos de lágrimas al darme cuenta de que, a pesar de formar parte de la grey, a mi “pastor” le importábamos bastante poco. Me llegó a decir: “¿Dónde está escrito que hay que querer a todos los hijos por igual?”. Yo entonces, ya era madre de dos niños, y nunca he dudado de que los quiero a los dos por igual, aunque sean completamente diferentes. Pero mi obispo me dejó muy claro que, para él, había fieles de primera y fieles de segunda. O sea, como los vascos, que los hay de primera, que suelen ser los nacionalistas, y de segunda, que somos los no nacionalistas” (op.cit. pág. 24-25)


El periódico El MUNDO escribió:MADRID.- "La gente de ETA son unas gentes, a veces, maravillosas". Esta frase no la ha pronunciado ningún miembro de la banda terrorista. Tampoco un familiar o un miembro de Batasuna o de las organizaciones que amparan o apoyan sus acciones violentas. Quien ha hecho esta afirmación es un sacerdote. Se trata de Mikel Epalza, el párroco de Sokoa, un municipio del sur de Francia que ha sido históricamente un santuario para los etarras huidos de nuestro país.
Es en este lugar donde parte la historia de «En el nombre del padre», el reportaje, producido por EL MUNDO TV y emitido por Antena 3 TV.
Con la ayuda de una cámara oculta, dos reporteros han recorrido el País Vasco para desentramar el misterio de cuál es el verdadero papel de la Iglesia vasca en relación con la banda terrorista y si en privado mantienen la misma postura de ambigüedad que en sus declaraciones públicas.
Dentro de la iglesia vasca los reporteros han contactado con sacerdotes nacionalistas moderados, con miembros de la coordinadora de sacerdotes de Euskalerria -que apoyan la independencia de Euskadi y el derecho de autodeterminación-, con sacerdotes españolistas –algunos de ellos amenazados por ETA- y, por último, con dos religiosos a los que la justicia ha relacionado con la banda terrorista.
Algunos sacerdotes, sobre todo en Guipúzcoa, equiparan a víctimas y verdugos. El inspirador de esta tesis no es otro que José María Setién, el polémico ex obispo de San Sebastián que en la actualidad ejerce de asesor del lehendakari Ibarretexe. Un Setién relajado y confiado mostró ante los reporteros su auténtica cara: "Yo tengo que apoyar a las víctimas en sus reivindicaciones, pero a mí que no me pidan que, para que yo sea defensor de las víctimas, tenga que adoptar una posición de españolista que no puedo adoptar frente a las otras víctimas, los presos de ETA con su posición vasquista, separatista".
Setién asegura que para él no es ningún problema que haya sacerdotes que apoyen los objetivos de los terroristas: "Para mí, más problema es que yo tenga un obispo -nada menos que es cardenal arzobispo de Toledo- que mantenga las posiciones que mantiene sobre una posible evolución política del País Vasco en relación con España. Eso a mí me hace más daño que lo que puedan pensar los radicales... ¿Pretender la secesión de España es pecado?".
En relación con los sacerdotes constitucionalistas amenazados por ETA, Setién asegura no saber nada. Niega incluso el caso del padre Antonio Beristain que recibió en su parroquia una carta amenazadora y una calavera, y el Ministerio del Interior le facilitó una escolta. "Hay mucha gente que lleva guardaespaldas, pero no por eso están amenazados como dices tú que está amenazado el Beristain éste”.

http://www.elmundo.es/elmundo/2006/11/1 ... 73835.html


El que en este foro desde el catolicismo alguien se atreva a hablar de terrorismo, es puro cinismo.

Imagen
Algenib,
La gente cree cualquier cosa con tal de que sea absurda.
People believe anything as long as it is absurd.
人们相信任何事情只要是荒谬的。
Люди верят, что угодно, пока это абсурд.


Volver a “Religión”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 3 invitados