Cristianos... Apóstoles de la Mentira

Daniel de Dios
Mensajes: 13
Registrado: 16 Nov 2013, 15:53
Contactar:

Cristianos... Apóstoles de la Mentira

Mensajepor Daniel de Dios » 25 Mar 2014, 12:44

Cristianos… Apóstoles de la mentira

Según dijo Descartes:


“El verdadero buscador de la verdad debe dudar por lo menos una vez en la vida, de todo, si es posible.”


¡Si!, yo también estoy de acuerdo con esto. Pues para encontrar la verdad, una persona ha de ser libre para poder replantearse cualquier tema, nos debemos de poder hacer cualquier pregunta; por mucho que el tema que estemos estudiando, o la forma de plantearnos esa pregunta, sea considerado como una herejía, o como una blasfemia por parte de los demás.

¡Ahora bien! Una vez que ya nos hemos planteado la pregunta. ¿Qué hacemos con ella? Una pregunta a la que no damos respuesta, se pudre en nuestro interior, y amenaza con pudrir incluso nuestra fe. Ante una pregunta, solo podemos hacer dos cosas: La primera es buscar las pruebas que confirmen o descarten de nuestra respuesta. Y la segunda es no hacer nada, y quedarnos en la duda. Pero en este último caso, creeremos o no creeremos… ¿Según qué? ¿Creeremos según nuestro gusto, o según nuestros intereses? ¿En que basaremos la fe en nuestras creencias?

Hay preguntas a las que no tenemos respuesta posible, como por ejemplo: ¿Existe Dios? No podemos probar su existencia, pero tampoco podemos probar su inexistencia. YO SOY HOMBRE DE FE y por un montón de indicios, además de unas experiencias personales (que nada tienen que ver con visiones, o alucinaciones) y por meditaciones propias, he llegado a creer en Dios. Sin pruebas, pero no sin causas.

La FE no se basa en pruebas. Eso es cierto, pues de lo contrario estaríamos hablando de ciencia y no de fe. Pero la FE no es creer por creer, la FE es una creencia CIERTA en algo. Una creencia de la que estamos totalmente convencidos de ella, a pesar de no tener ninguna prueba objetiva que verifique nuestra creencia.

Lo que no puede ser fe, es aquella creencia de la cual, no se tiene base alguna, y todavía menos, cuando existen pruebas en contra de susodicha creencia. Eso ya no es fe, si no que simplemente es superchería.

La primera creencia del creyente es la existencia de Dios. Como había dicho antes, no hay pruebas objetivas que justifiquen nuestra creencia, pero tampoco las hay en su contra. Pero la propia vida nos permite acceder a muchos indicios de su posible existencia, y eso nos aporta una base más que aceptable para nuestra FE.

Aquellos que niegan a Dios, no pueden negar la vida. Y pese que ellos afirmen por su propio “dogma de fe”, que la vida ha sido creada por el dios de los ateos, al que ellos llaman “azar”, tampoco lo han podido probar jamás. Pero a pesar de todo, no se privan de llamar “herejes” (que en su propia jerga religiosa, los llaman “ignorantes”) a las personas que no piensan como ellos.
No por haber dicho lo que he dicho, quiere decir que yo esté en contra de la ciencia. Yo no considero antagónicos los conceptos de ciencia y religión. Por un lado, la Biblia me enseña quien ha creado la tierra, el universo, y la vida. Por otra parte, la ciencia me enseña la manera en que Dios, los ha creado. Y con todo mi respeto por la ciencia, he de decir que esta ciencia no es mi religión. Pero de lo que si estoy en contra es de aquellos enemigos de Dios, que amparándose en una seudo ciencia pretenden demostrar la inexistencia de Dios. Pero de todas formas, el mayor perjuicio para la fe de los hombres, no son estos ateos beligerantes, si no que al contrario, el mayor peligro llega de la mano de aquellos que falsamente se llaman creyentes.

La afirmación de la mayoría de los cristianos donde dicen que Dios es “trino”, me llena de pasmo, vergüenza, y enojo. Afirman que creen en un solo Dios, pero que este, está compuesto de tres personas distintas. ¿Esto en que se basa? ¿A quien se le ocurrió semejante idea absurda? Yo les cito varios textos de la Biblia, como por ejemplo:


(Isaías 43:10)
«Ustedes son mis testigos —afirma el Señor—, son mis siervos escogidos, para que me conozcan y crean en mí, y entiendan que yo soy. Antes de mí no hubo ningún otro dios, ni habrá ninguno después de mí.

(Isaías 46:8-9)
Recuerden esto, rebeldes; piénsenlo bien, ¡fíjenlo en su mente! Recuerden las cosas pasadas, aquellas de antaño; yo soy Dios, y no hay ningún otro, yo soy Dios, y no hay nadie igual a mí.


Pero ellos insisten en que soy yo quien no lo entiendo. Ellos aseguran que creen en un solo Dios, como dicen las citas de la Biblia, pero que este está compuesto de tres personas distintas. Jamás un ser de cualquier tipo, ha estado formado por varios seres vivos distintos. Así que no hay ningún indicio en la naturaleza que nos permita considerar tal cosa como posible. La Biblia, tampoco dice nada al respecto de que Dios esté formado por otros seres vivos distintos. Por lo tanto, la trinidad, es solo una mentira inventada por los hombres, sin razón, y sin base alguna. Acto seguido, llegan otros cristianos que defienden otro tipo de trinidad y me dicen que no es eso, si no que solo hay un Dios, y que es una sola persona (¡Uf! Que descanso) Pero que a veces se presenta ante los hombres como el Padre, otras veces se presenta como el Hijo, y otras como el Espíritu Santo. Yo no puedo creer eso y les cito de la Biblia:


(Mateo 3:16-17)
Tan pronto como Jesús fue bautizado, subió del agua. En ese momento se abrió el cielo, y él vio al Espíritu de Dios bajar como una paloma y posarse sobre él. Y una voz del cielo decía: «Éste es mi Hijo amado; estoy muy complacido con él.»
(Mateo 17:1-5)
Seis días después, Jesús tomó consigo a Pedro, a Jacobo y a Juan, el hermano de Jacobo, y los llevó aparte, a una montaña alta. Allí se transfiguró en presencia de ellos; su rostro resplandeció como el sol, y su ropa se volvió blanca como la luz. En esto, se les aparecieron Moisés y Elías conversando con Jesús. Pedro le dijo a Jesús:
—Señor, ¡qué bien que estemos aquí! Si quieres, levantaré tres albergues: uno para ti, otro para Moisés y otro para Elías. Mientras estaba aún hablando, apareció una nube luminosa que los envolvió, de la cual salió una voz que dijo: «Éste es mi Hijo amado; estoy muy complacido con él. ¡Escúchenlo!»


Estas citas que incluyo, es para que puedan observar que la Biblia nos muestra la existencia de dos personas como mínimo. A Yeshua que está en la tierra, y la voz de Dios que se oye desde el cielo.
Por lo tanto, debería de ser evidente, que la postura de estos otros cristianos, a pesar de ser más lógica y natural que la típica postura trinitaria, tampoco puede ser cierta de ninguna manera.

Y no contentos con esto, llegan otros y aseguran que hay muchos dioses. Apoyándose en (Juan 10:34), aseguran que el propio Yeshua confirma la existencia de muchos dioses. Mientras que los primeros aseguran que en (Juan 10:30), Yeshua está declarándose Dios el mismo.

Veamos más detenidamente los versículos citados, con sus compañeros de contexto, para poder juzgar mejor, cual era la intención de Yeshua al decir lo que dijo, y citar lo que citó.


(Juan 10:22-38)
Por esos días se celebraba en Jerusalén la fiesta de la Dedicación. Era invierno, y Jesús andaba en el templo, por el pórtico de Salomón. Entonces lo rodearon los judíos y le preguntaron:
— ¿Hasta cuándo vas a tenernos en suspenso? Si tú eres el Cristo, dínoslo con franqueza.
—Ya se lo he dicho a ustedes, y no lo creen. Las obras que hago en nombre de mi Padre son las que me acreditan, pero ustedes no creen porque no son de mi rebaño. Mis ovejas oyen mi voz; yo las conozco y ellas me siguen. Yo les doy vida eterna, y nunca perecerán, ni nadie podrá arrebatármelas de la mano. Mi Padre, que me las ha dado, es más grande que todos; y de la mano del Padre nadie las puede arrebatar. El Padre y yo somos uno.
Una vez más los judíos tomaron piedras para arrojárselas, pero Jesús les dijo:
—Yo les he mostrado muchas obras irreprochables que proceden del Padre. ¿Por cuál de ellas me quieren apedrear?
—No te apedreamos por ninguna de ellas sino por blasfemia; porque tú, siendo hombre, te haces pasar por Dios.
— ¿Y acaso —respondió Jesús— no está escrito en su ley: “Yo he dicho que ustedes son dioses”? Si Dios llamó “dioses” a aquellos para quienes vino la palabra (y la Escritura no puede ser quebrantada), ¿por qué acusan de blasfemia a quien el Padre apartó para sí y envió al mundo? ¿Tan sólo porque dijo: “Yo soy el Hijo de Dios”? Si no hago las obras de mi Padre, no me crean. Pero si las hago, aunque no me crean a mí, crean a mis obras, para que sepan y entiendan que el Padre está en mí, y que yo estoy en el Padre.


Los judíos, le rodean y le preguntan si él era el Mesías, o no. Yeshua les contesta que por sus propias obras, ellos ya debían de saberlo. No fue la expresión de Yeshua donde dice “El Padre y yo somos uno.” Lo que provocó la ira de los judíos, y su acusación de blasfemia. Pues de esta expresión, cualquier persona con dos dedos de frente, la entiende correctamente, donde dos personas son una, cuando piensan lo mismo, desean lo mismo, y actúan de la misma manera. Jamás se le ocurriría a ningún judío que Yeshua estuviera diciendo que el Padre y él, formaran a un único Dios. Sin embargo lo que si que les pareció blasfemo es que Yeshua asegurara que él daría la vida eterna a sus seguidores. Esto si que era una potestad, que los judíos entenderían como privada de Dios, así que quien asegurara que podía dar la vida eterna a otros, se estaría otorgando él mismo a la divinidad. (Según la creencia de los judíos) También es importante es saber que los fariseos, afirmaban creer que todas las palabras de las escrituras, eran palabras de Dios. Por lo tanto libres de errores y mentiras. Inerrables e infalibles. (Las escrituras de entonces, forman parte de nuestra antiguo testamento de hoy. Como me recuerdan los fariseos a ciertos cristianos de hoy en día)

Tras recibir la acusación de blasfemia por parte de los judíos, Yeshua les contesta con ironía. ¿Por qué digo que con ironía? Primero, por que citando las escrituras: (Salmos 82:6) Yo les he dicho: “Ustedes son dioses; todos ustedes son hijos del Altísimo.” Les demuestra que ellos no creen todo lo que está escrito en las escrituras, como ellos mismos afirmaban. Pues si ellos realmente creyeran en las escrituras, y concretamente en este salmo; nunca hubieran podido acusar a Yeshua de blasfemia, ni aun en el caso, de que este se hubiera declarado dios abiertamente. De esta manera, Yeshua les demuestra su propia mentira e hipocresía. A esto añade: “y la Escritura no puede ser quebrantada” Si esta última frase fuera en serio, esto daría la razón a estos politeístas que aseguran que hay muchos dioses. Y todo ello, nos pondría en contradicción con las creencias que ya he citado de Isaías, donde nos asegura que solo hay un único Dios, además de otras muchas contradicciones, incluso con el propio Yeshua. Otra muestra de la ironía de las palabras de Yeshua, la encontramos cuando dice: “no está escrito en su ley”. Lo que los judíos llaman ley, no es el mismo concepto, que la ley para el Mesías, y eso lo deja ver claramente, cuando les dice: “en su ley”, o sea, en la ley de los fariseos, pero no en la ley de Yeshua. Con solo estas citas, el significado no es muy claro, pero no es la única vez, donde se ve la diferencia de conceptos entre los judíos y Yeshua. En el famoso Sermón del Monte, podemos leer:


(Mateo 5:18 )
Les aseguro que mientras existan el cielo y la tierra, ni una letra ni una tilde de la ley desaparecerán hasta que todo se haya cumplido.


Pero en este mismo sermón, nos dice:


(Mateo 5:38-39)
Ustedes han oído que se dijo: “Ojo por ojo y diente por diente.” Pero yo les digo: No resistan al que les haga mal. Si alguien te da una bofetada en la mejilla derecha, vuélvele también la otra.


El ojo por ojo, o ley de Talión, era una ley muy conocida entre los judíos, de hecho, la tienen escrita en: (Éxodo 21:24), (Levítico 24:20), y (Deuteronomio 19:21) Sin embargo, Yeshua no tienen ningún reparo en anularla, demostrando así, que él no considera “ley” el ojo por ojo, pues existiendo el cielo y la tierra, él no hubiera quitado nada de la ley. Hay quien me niega que Yeshua haya anulado el ojo por ojo, pues dicen que el texto, no contiene ninguna formula de negación. Pero teniendo en cuenta el ojo por ojo, si recibiéramos una bofetada, deberíamos de darle otra al agresor. Sin embargo, Yeshua nos dice: “vuélvele también la otra”, y esto es lo contrario del ojo por ojo. Esto es una anulación completa. Y esto nos demuestra, que pese a estar escrito en las escrituras, estas pueden ser “quebrantadas”, pues no todo son palabras de Dios.

Mientras para los judíos consideraban “ley” todo lo escrito en el Pentateuco y los Profetas, las palabras y los hechos de Yeshua, demuestran que para él, la “ley”, es otra cosa, para él la ley, es la verdadera voluntad de Dios. Así nos demuestra en el Sermón del Monte, que la ley de Talión, jamás salió de la boca de Dios; siendo pues un añadido de los hombres. Por eso en los versículos de Juan, cuando a los judíos les dice: “su ley”, es por que él se desmarca de esa ley de los hombres. Y por eso digo yo, que cuando Yeshua les dice: “y la Escritura no puede ser quebrantada” Lo está diciendo con ironía, pues él mismo no ha tenido miramientos a la hora de quebrantar las escrituras, cuando lo ha creído conveniente. Así que la cita que Yeshua les da a los fariseos en Juan: “¿Y acaso —respondió Jesús— no está escrito en su ley: “Yo he dicho que ustedes son dioses”?” Tampoco es cierta, ni la creía Yeshua, ni la creían los propios judíos. La conclusión de todo esto, es que ni existen dioses, ni todo lo que está escrito en las escrituras es cierto.

Nos queda pues un solo tema pendiente en cuanto a lo dicho en el capítulo 10 del evangelio de Juan. ¿Yeshua se está declarando Dios en algún momento? Ya he opinado anteriormente sobre el significado de las palabras del Mesías cuando dice: “El Padre y yo somos uno” Pero aparte de mi opinión, en el capítulo 17 de Juan, veremos como ser uno con Dios, no incorpora la divinidad.


(Juan 17:11)
Ya no voy a estar por más tiempo en el mundo, pero ellos están todavía en el mundo, y yo vuelvo a ti.
Padre santo, protégelos con el poder de tu nombre, el nombre que me diste, para que sean uno, lo mismo que nosotros.

(Juan 17:21)
para que todos sean uno. Padre, así como tú estás en mí y yo en ti, permite que ellos también estén en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado.


Si ser uno con Dios, y junto a otra tercera persona, estuvieran formando un Dios con tres personas distintas, en el capítulo 17, nos estaría diciendo que Dios ya estaba formado por catorce personas distintas, la trinidad inicial, más los once discípulos que quedaban. A día de hoy, pues Dios estaría formado por… No quiero blasfemar.

¿Queda claro pues que el ser uno con Dios, no quiere decir formar parte de Dios? Pero si aun así, por el hecho de dar la vida eterna a sus seguidores, se sigue viendo como una prueba de su divinidad, por ser una prerrogativa de Dios, yo también lo considero una prerrogativa de Dios, pero también de cualquier otra persona a la que Dios, le infunda dicho poder. Y por último, acudo a las propias palabras de Yeshua donde dice: Tan sólo porque dijo: “Yo soy el Hijo de Dios Yeshua SOLO ha dicho que él era el hijo de Dios. Nunca se ha llamado ni declarado Dios, ni lo ha dicho, ni lo ha querido decir, ni insinuar. Es más, lo niega tajantemente como veremos más adelante.

Todos estos intentos de “divinizar” a Yeshua, ya sea de una u otra forma, creo que tienen una base común. El deseo de los humanos de elevarse por encima de los simples mortales y aspirar a llegar o tener la posibilidad de llegar a ser dioses ellos mismos. Desde la antigüedad, mandatarios de distintos países se han querido divinizar, ya fuera en Grecia, Roma, Egipto, Persia, etc. Han pretendido ser dioses. Distintas culturas, distintas religiones, pero una aspiración común, la divinidad. ¿Y de donde le vendría éste ansia a la humanidad?


(Génesis 3:1-5)
La serpiente era más astuta que todos los animales del campo que Dios el Señor había hecho, así que le preguntó a la mujer:
— ¿Es verdad que Dios les dijo que no comieran de ningún árbol del jardín?
—Podemos comer del fruto de todos los árboles —respondió la mujer—. Pero, en cuanto al fruto del árbol que está en medio del jardín, Dios nos ha dicho: “No coman de ese árbol, ni lo toquen; de lo contrario, morirán.”
Pero la serpiente le dijo a la mujer:
¡No es cierto, no van a morir! Dios sabe muy bien que, cuando coman de ese árbol, se les abrirán los ojos y llegarán a ser como Dios, conocedores del bien y del mal.


Imagino yo, que Satanás, además de acusar a Dios, infiltró ese deseo de divinidad en la incipiente humanidad. A pesar de ir esparciéndose por el mundo formando diversos países, culturas y religiones distintas, ese deseo persiste en nosotros como si formara parte de nuestros genes.

Me pregunto yo, ¿Puede ser uno hijo de si mismo? ¡NO! Pues por la misma razón, Yeshua no puede ser hijo de Dios, y ser Dios al mismo tiempo. ¿Puede ser uno es escogido por el rey, ser el rey al mismo tiempo? ¡NO! Entonces tampoco puede ser Yeshua el Mesías, o el ungido de Dios, y ser Dios al mismo tiempo. Esto es pura lógica. Pero lógica de parvulario.

Entre los politeístas, hay quien me ha contestado diciendo: Si los hijos de los conejos, son conejos. Si los hijos de los hombres, son hombres. Entonces, los hijos de Dios son… ¡¡Aaaaah!! ¿Qué entienden ustedes por ser Hijo de Dios? ¿Qué blasfemia entienden ustedes del versículo siguiente?


(Lucas 1:35)
—El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Así que al santo niño que va a nacer lo llamarán Hijo de Dios.


Dios CREA, no engendra (literalmente hablando) Ustedes habrán oído “…Tú eres mi hijo, yo mismo te he engendrado hoy.” (Salmo 2:7) Dios dice esto a un ser que ya existía, que ya vivía entonces, muchos años antes del nacimiento de Yeshua, Dios ya había creado a este ser, y ya era el Hijo de Dios en aquel tiempo. El nacimiento humano de Yeshua, nada tiene que ver con el título de “Hijo de Dios” ¿Y si Dios no engendra, a que viene lo de “Padre” e “Hijo”?

Los términos de “Padre” e “Hijo”, son simplemente unas grandes analogías poéticas, donde el título de “Padre” nos informa que el Padre está por encima del hijo. También nos informa de que el Padre ha dado la vida al hijo. Además nos dice que el Padre ama, cuida y enseña al hijo. Y todo esto nos llega a través de una sola palabra “Padre”. Con el título de “Hijo” pasa lo mismo, su primer significado es que está por debajo del Padre, lo siguiente a decirnos es que el hijo debe su vida al Padre, y por supuesto, también nos notifica que el hijo, ama al Padre, además de respetar y obedecer su voluntad. Todo esto, también nos lo dice con una sola palabra “Hijo”.

Desde el principio, Dios ha creado muchas criaturas. Unos a pesar de verlo y conocerlo directamente, se apartaron de ÉL. La gran mayoría restante, le respetan y le obedecen. Pero solo este ser que posteriormente se encarnaría en Yeshua, fue el único que amó a Dios, y amó lo que Dios hacía. Cuando Dios se vio lo que este ser hacía, y los sentimientos que lo impulsaban, fue cuando dijo:


(Salmos 2:7)
Yo proclamaré el decreto del Señor: «Tú eres mi hijo», me ha dicho; «hoy mismo te he engendrado.


Pero el título de Hijo no incorpora ningún tipo de divinidad ni por alguna alegórica “herencia genética”. Así que la divinidad no le corresponde de ninguna forma.

Sobre mi disertación sobre el significado de Padre e Hijo, solo son parte de mis meditaciones, y para muchos, (si no todos) dirán que esto solo son interpretaciones mías. ¿Interpretaciones mías? Puede que si, pero tengo versículos en los que apoyar esta interpretación particular. ¿Si ser hijo de Dios, incorporase la divinidad, que dirían si yo les dijese que yo mismo soy hijo de Dios? Ya imagino a los politeístas, frotándose las manos, a otros llamándome blasfemo, como los fariseos hicieron con Yeshua, y otros asegurando que todos los humanos son hijos de Dios. Pero yo, que soy discípulo de Yeshua, digo ser hijo de Dios, pues el Mesías mismo me lo enseña así.


(Mateo 23:9)
Y no llamen “padre” a nadie en la tierra, porque ustedes tienen un solo Padre, y él está en el cielo.


El propio Yeshua me lo dice. Y no soy hijastro, si no hijo. Tengo un solo Padre y no un padrastro. Pero a pesar de todo, sigo siendo un simple humano. ¡Y nadie lo habrá puesto en duda ni en un solo momento! Y a pesar de todo, soy tan hijo de Dios, como lo era Yeshua, (salvando las distancias, claro) él es el primogénito, mi hermano mayor, mi maestro, pero NO es mi Dios, ni el de nadie.

La doctrina de la trinidad, es antinatural, ilógica y absurda, además de mentirosa y blasfema.

Y aun así, como creyente que soy, si Dios lo hubiera dicho así, o nos lo hubiera enseñado así nuestro maestro el Mesías, yo por fe, lo hubiera tenido que creer. Y si entonces yo no lo hubiera creído, en ese caso, yo sería el único responsable de mi incredulidad. Pero la realidad es bien distinta, en la Biblia, siempre que se supone que son palabras de Dios, se insiste en la unicidad de Dios, y que ni antes ni después, ha habido otro, ni lo habrá. Y cuando es Yeshua quien hable, nos habla constantemente de su Padre, y nos afirma que la única persona que verdaderamente es Dios, es el Padre.


(Juan 17:1-3)
Después de que Jesús dijo esto, dirigió la mirada al cielo y oró así: Padre, ha llegado la hora. Glorifica a tu Hijo, para que tu Hijo te glorifique a ti, ya que le has conferido autoridad sobre todo mortal para que él les conceda vida eterna a todos los que le has dado. Y ésta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien tú has enviado.


Al ser el Padre (una sola persona) el único Dios verdadero, el hijo no puede ser ningún tipo de dios, ni es mayúsculas, ni en minúsculas; ni puede ser tampoco, ninguna persona integrante de Dios, pues la única persona divina, es el Padre. Esto no son palabras mías, son las palabras de Yeshua. Son palabras claras, más que claras nítidas. Yeshua lo hubiera podido decir más alto, pero nunca más claro. Observen también, que estas palabras no tienen posibilidad alguna de interpretarse de forma distinta a lo que dicen literalmente. Estas palabras son LUZ.

Yeshua, en unas pocas palabras ha tirado por los suelos, todas las mentiras sobre este tema. Tanto la trinidad, como la tri-unidad, como el unitarismo, como también así, el politeísmo, tanto el declarado, como el encubierto.

Pues señores ¿Ustedes por qué no creen en estas palabras de Yeshua? El mensaje de Yeshua es natural, es lógico, y está en armonía con toda la Biblia.


(Juan 8:42-47)
—Si Dios fuera su Padre —les contestó Jesús—, ustedes me amarían, porque yo he venido de Dios y aquí me tienen. No he venido por mi propia cuenta, sino que él me envió. ¿Por qué no entienden mi modo de hablar? Porque no pueden aceptar mi palabra. Ustedes son de su padre, el diablo, cuyos deseos quieren cumplir. Desde el principio éste ha sido un asesino, y no se mantiene en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando miente, expresa su propia naturaleza, porque es un mentiroso. ¡Es el padre de la mentira! Y sin embargo a mí, que les digo la verdad, no me creen. ¿Quién de ustedes me puede probar que soy culpable de pecado? Si digo la verdad, ¿por qué no me creen? El que es de Dios escucha lo que Dios dice. Pero ustedes no escuchan, porque no son de Dios.


Yo les aseguro que a quien no cree en la Biblia, yo no le puedo demostrar nada, ya me digan que ellos creen que “los burros vuelan”, o que la verdad se encuentra en el libro de “El Señor de los Anillos”. Pero ustedes, cristianos en general, aseguran, unos más y otros menos, que creen en la Biblia. Incluso los hay que dicen que toda la Biblia es palabra de Dios, y por lo tanto, inerrable, infalible, etc. Y aseguran que en materia de fe, no aceptan otra cosa que la “sola escritura”. Pero cuando les pregunto, el motivo por el cual, no creen en las palabras de Yeshua, obtengo “la callada por respuesta”.


(Juan 5:36-45)
El testimonio con que yo cuento tiene más peso que el de Juan. Porque esa misma tarea que el Padre me ha encomendado que lleve a cabo, y que estoy haciendo, es la que testifica que el Padre me ha enviado. Y el Padre mismo que me envió ha testificado en mi favor. Ustedes nunca han oído su voz, ni visto su figura, ni vive su palabra en ustedes, porque no creen en aquel a quien él envió. Ustedes estudian con diligencia las Escrituras porque piensan que en ellas hallan la vida eterna. ¡Y son ellas las que dan testimonio en mi favor! Sin embargo, ustedes no quieren venir a mí para tener esa vida.
La gloria humana no la acepto, pero a ustedes los conozco, y sé que no aman realmente a Dios. Yo he venido en nombre de mi Padre, y ustedes no me aceptan; pero si otro viniera por su propia cuenta, a ése sí lo aceptarían. ¿Cómo va a ser posible que ustedes crean, si unos a otros se rinden gloria pero no buscan la gloria que viene del Dios único?
Pero no piensen que yo voy a acusarlos delante del Padre. Quien los va a acusar es Moisés, en quien tienen puesta su esperanza. Si le creyeran a Moisés, me creerían a mí, porque de mí escribió él. Pero si no creen lo que él escribió, ¿cómo van a creer mis palabras?


Aquí sustituyan la palabra “Moisés” por la palabra “Biblia” y obtendrán un mensaje más actual. Efectivamente para quien ama a Dios, y ama la verdad, no necesitará para nada de mis palabras, la propia Biblia es lo suficientemente explícita, para resolver los entuertos por si misma, sin necesidad de que ningún Quijote, se pegue con los molinos. Solo se necesita leer con atención, no como si de una novela se tratara. Yeshua no es Dios, pero sus palabras si que son de Dios. Al leer la Biblia, debemos de considerar que leemos las palabras que Dios nos dice a nosotros mismos en persona, en nuestro propio domicilio, y hoy mismo. Leer las palabras dirigidas a unos judíos, en Jerusalén, hace dos mil años. ¡No sirve de nada! Las palabras de Yeshua, tanto cuando enseña, como cuando critica, las debemos de entender como dirigidas a nosotros mismos, aquí y ahora, y por supuesto, luego hay que actuar en consecuencia.

Aceptemos por un momento, cualquiera de las hipótesis cristianas. ¿Se han parado a pensar en como quedaría la integridad de la Biblia? ¿Y en la de Dios y en la de Yeshua? Dios en la Biblia, nos dice que ÉL es uno solo. Y el Mesías nos dice que el Padre es el único Dios. Recordemos pues las palabras y actitudes de Satanás: “Dios nos ha dicho: “No coman de ese árbol, ni lo toquen; de lo contrario, morirán.”
Pero la serpiente le dijo a la mujer: — ¡No es cierto, no van a morir! Dios sabe muy bien que, cuando coman de ese árbol, se les abrirán los ojos y llegarán a ser como Dios
” Al igual que Satanás niega las palabras de Dios, y lanza una implícita acusación contra ÉL. Los cristianos hacen lo mismo. Que Dios dice ser uno solo, vienen ellos y dicen: ¡NO!, Dios son tres. Que Yeshua dice que solo el Padre es Dios, y vienen ellos y dicen: ¡NO!, el Hijo es Dios. Las actitudes son las mismas. Y las acusaciones implícitas y mentirosas que Satanás lanza al viento, los cristianos las van esparciendo por el suelo de donde pasan. Pero siguen siendo las mismas mentiras.

Muchos pretenden justificarse diciendo: “Es que Fulano, en la Biblia dice…” ¿¡Fulano!? ¿Y quien es Fulano para contradecir al Mesías y al propio Dios? Tiene narices que las palabras de Dios no se crean, así como tampoco se crean las palabras del Mesías, y sin embargo si que se crean las palabras de “Fulano”. Ya lo dice Yeshua ya: “Yo he venido en nombre de mi Padre, y ustedes no me aceptan; pero si otro viniera por su propia cuenta, a ése sí lo aceptarían.

Mientras otras personas recurren a la tergiversación de las propias palabras de Yeshua en algunos episodios bíblicos, insistiendo que es Yeshua quien dice: “…” ¡Pero señores por favor! ¿Están tratando de decir que un lugar de la Biblia Yeshua nos dice blanco, y en otra parte de ella, nos está diciendo negro? Señores, eso solo pasa en la imaginación de ciertas personas, que con tal de tener razón ellas mismas, no se privan de pretender dejar al Mesías, a la altura del betún. Yeshua no se contradice en ningún momento. Si Yeshua nos dijera blanco un día, y negro en el siguiente, podríamos coger la Biblia y tirarla a la basura; pues no nos serviría de nada.

Con anterioridad, ya he dado una explicación sobre la expresión de Yeshua cuando dice: “El Padre y yo somos uno” Que es una de esas citas donde muchos quieren creer que Yeshua está declarando su divinidad. Todas esas citas, se pueden interpretar de formas mucho más lógicas y sencillas, (dentro de su profundidad) que las interpretaciones viciadas que se hacen de ellas. Pero sean las que sean, y digan lo que digan, no puedo dejar de tener presente la cita de (Juan 17:3) donde Yeshua nos dice implícitamente que el Padre es el único Dios verdadero, negando así su propia divinidad, como también niega la de cualquier hipotética tercera persona. Y donde no hay posibilidad alguna de dobles interpretaciones. Y si Yeshua en otro sitio, dijera algo distinto a esto, toda la Biblia perdería su consistencia, y acabaría por no tener ningún sentido.

No señores, no hay citas de Yeshua que digan que él es Dios, eso es solo la mala interpretación que hacen algunos, donde no se privan de acusar a Dios y a Yeshua su Mesías; tal y como lo hacía el propio Satanás.

Una sola causa puedo aceptar como eximente de esta creencia mentirosa en la que dicen creer. Es la presión socio-cultural que han tenido que soportar desde la más tierna infancia. Desde su niñez, ya sus padres les inculcarían esas creencias, y a pesar de que el buen sentido del niño se revelara contra lo ilógico y antinatural, no tendría fuerza para contradecir a todos los que aparentemente, decían creer lo mismo; ya fueran familiares, amistades, o profesores. ¡Si señores! Entiendo lo difícil que es el luchar contra este lavado de cerebro que dura tantos años, y que empieza a tan temprana edad. Pero siempre hay un pero, pues a quien ama la verdad, no le ha de resultar demasiado difícil el derribar el muro de mentiras que le apartan de Dios. Pero en ese caso, y en mi caso en particular, lo que sucedió fue que me declaré ateo, y me aparté de Dios por muchos años. La mayoría, nunca vuelven.


(Juan 4:24)
Dios es espíritu, y quienes lo adoran deben hacerlo en espíritu y en verdad.


En alguna de las versiones de la Biblia que he leído, decía: “de cierto, es Dios quien está buscando a estas personas”, o algo por el estilo. Esto de amar la verdad, debe de ser tan difícil como el buscar una aguja en un pajar. Gran parte de mi vida, hasta hace bien poco, siempre había creído que la mayoría de las personas amaba la verdad. ¡Que ingenuo que era yo! Eso, seguramente me pasaba como el refrán que dice: “Piensa el ladrón que todos son de su condición.” Como yo amaba la verdad, pensaba que todos tenían que amar también la verdad.
El amor a la verdad, es imprescindible para el verdadero adorador de Dios. ¿Y donde encontraremos esa verdad? Como dice Yeshua: “el que busca encuentra” En la Biblia tenemos mucho material, entre el cual buscar esa verdad, y es Yeshua quien nos da las claves para encontrarla.


(Juan 8:31-32)
Jesús se dirigió entonces a los judíos que habían creído en él, y les dijo:
Si se mantienen fieles a mis enseñanzas, serán realmente mis discípulos; y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.


¡Mantenerse firme en su doctrina! Esta es la clave para encontrar la verdad. ¿Pero como van a mantenerse firmes en la doctrina de Yeshua, quien niega incluso sus mismas palabras? Como por ejemplo al decirnos que Dios es únicamente el Padre, una sola persona. Llegan los cristianos diciendo ¡NO! Que Dios es trino, y Yeshua también es Dios.


(Juan 12:48-50)
El que me rechaza y no acepta mis palabras tiene quien lo juzgue. La palabra que yo he proclamado lo condenará en el día final.
Yo no he hablado por mi propia cuenta; el Padre que me envió me ordenó qué decir y cómo decirlo. Y sé muy bien que su mandato es vida eterna. Así que todo lo que digo es lo que el Padre me ha ordenado decir.»


Poco les importa que las palabras sean de Yeshua o del propio Dios. A los cristianos les importan tan poco las unas como las otras.

Solo podemos llegar a Dios a través de Yeshua como nos dice el mismo en (Juan 14:6) pero no es menos cierto, que nadie puede ir a Yeshua si Dios no lo lleva, como también nos dice Yeshua en:


(Juan 6:44)
Nadie puede venir a mí si no lo atrae el Padre
que me envió, y yo lo resucitaré en el día final.


Pudiera ser, que ni tan siquiera fuera nuestra propia voluntad, la responsable de creer en Yeshua, en el Yeshua real, y no en el personaje mítico que han inventado los hombres. En caso de no ser “llevados”, “llamados”, o “enviados” por Dios, podría ser que nuestro acercamiento a Yeshua fuera inútil; y si no llegara a serlo, posiblemente tampoco llegaría a producir un cambio tan radical en nosotros que pudiéramos decir que hemos renacido de nuevo. No se tampoco, cuales son las características que ha de tener un ser humano para ser llevado a Yeshua por Dios. Y aunque si que se, que el amor a la verdad es una característica imprescindible, tampoco se, si ha de ser una condición previa, o puede ser adquirida a posteriori. Pero no lo duden ustedes, sin amor a la verdad, nadie entenderá a Yeshua, y sin entenderlo, nunca seguirán sus pasos, pues Yeshua es el camino, la VERDAD y la vida.


(Juan 14:6)
—Yo soy el camino, la verdad y la vida
—le contestó Jesús—. Nadie llega al Padre sino por mí.


Mientras tanto, hay millones de personas, que por pertenecer a un país, o bien a una familia que dicen que son cristianos, sus hijos acaban o mejor dicho “empiezan” siendo cristianos y en la mayoría de los casos, sin el consentimiento de ellos. En los países “cristianos”, sus cárceles están llenas de “cristianos”, que han matado y robado. En sus calles, incluso en sus propios templos, están llenos de “cristianos” que mienten, que envidian a su prójimo, que están llenos de avaricia y de orgullo.


(Jeremías 7:9-11)
Roban, matan, cometen adulterio, juran en falso, queman incienso a Baal, siguen a otros dioses que jamás conocieron, ¡y vienen y se presentan ante mí en esta casa que lleva mi nombre, y dicen: ‘Estamos a salvo’, para luego seguir cometiendo todas estas abominaciones! ¿Creen acaso que esta casa que lleva mi nombre es una cueva de ladrones? ¡Pero si yo mismo lo he visto! —afirma el Señor—.


Además de las mentiras más genéricas, también están las de carácter más particular, y cada una de las iglesias o sectas “cristianas”, tiene alguna o algunas. Entre ellas, la manipulación de los mandamientos de Dios, incluso su anulación. La adoración a María, que ellos niegan que sea adoración, y aseguran que simplemente es “respeto”. Entonces se podría decir que no “respetan” a Dios, ni la mitad, de lo que “respetan” a María. Yo también he leído la anunciación:


(Lucas 1:28)
El ángel se acercó a ella y le dijo:
— ¡Te saludo, tú que has recibido el favor de Dios! El Señor está contigo.


La Virgen, se pregunta sobre el significado de ese saludo. También yo me lo pregunto. Por la expresión del ángel, estamos dispuestos a creer que María es una persona excepcional. Sin embargo, las propias palabras de Yeshua, me estarían indicando lo contrario.


(Lucas 8:19-21)
La madre y los hermanos de Jesús
fueron a verlo, pero como había mucha gente, no lograban acercársele.
—Tu madre y tus hermanos están afuera y quieren verte —le avisaron.
Pero él les contestó:
Mi madre y mis hermanos son los que oyen la palabra de Dios y la ponen en práctica.


En estos versículos anteriores, hemos podido leer como el propio Yeshua reniega de su familia carnal, entre ellos incluso a su madre, la virgen María. La propia Biblia católica que tengo en posesión, tiene un rótulo que reza: “La verdadera familia de Jesús” Así pues, no se puede decir ahora que no se habían enterado de que el propio Mesías ha renegado de su madre. Si esta fuera una cita única, se podrían tener dudas sobre su significado. Pero no es una cita aislada, y en la siguiente lo comprobamos:


(Lucas 11:27-28)
Mientras Jesús decía estas cosas, una mujer de entre la multitud exclamó:
—¡Dichosa la mujer que te dio a luz y te amamantó!
—Dichosos más bien —contestó Jesús— los que oyen la palabra de Dios y la obedecen.


Así bien, cuando una mujer pretende bendecir a la madre de Yeshua, este no lo acepta, y traslada la bendición a aquellos que oyen la palabra de Dios y la cumplen. Pues ¿Cuál sería el motivo para que Yeshua reniegue de su madre? Solo cabe uno, que pese a estar llena de gracia, su madre, ni oye, ni pone en práctica las palabras de Dios. Y curiosamente, a esta mujer de la que Yeshua reniega dos veces como mínimo, llegan unos y la hacen “reina de los cielos”.

Yo he de respetar a todas las personas, ya oigan o no, las palabras de Dios. Así que la virgen María, también ha de contar con mi respeto. Pero en mis creencias religiosas, María no cumple ninguna función, ni la puede tener. Su misión fue simplemente lo que hoy llamaríamos como “madre de alquiler”. Al igual que Yeshua, mi familia son aquellas personas que oyen y cumplen con la voluntad de Dios, las otras, aunque respetadas, ya sean la virgen María o Herodes, no son parte integrante de mi familia.

Estos mismos señores, aseguran que los mandamientos de Dios hay que cumplirlos ¡Bien por ellos! Pero al mismo tiempo, resulta que los han cambiado. Han eliminado el de no tener imágenes. Han modificado un par de ellos, y han dividido un mandamiento entre dos para rellenar el hueco que había dejado el que han eliminado. Veamos pues los mandamientos de Dios, que están en la Biblia, en los que he incluido unas separaciones y he numerado los mandamientos:

[coñor=#FF0000]
(Éxodo 20:1-17)
20 Dios habló, y dio a conocer todos estos mandamientos:[/color]
----- Primer Mandamiento ------------
2 «Yo soy el SEÑOR tu Dios. Yo te saqué de Egipto, del país donde eras esclavo.
3 »No tengas otros dioses además de mí.

----- Segundo Mandamiento ------------
4 »No te hagas ningún ídolo, ni nada que guarde semejanza con lo que hay arriba en el cielo, ni con lo que hay abajo en la tierra, ni con lo que hay en las aguas debajo de la tierra. 5 No te inclines delante de ellos ni los adores. Yo, el SEÑOR tu Dios, soy un Dios celoso. Cuando los padres son malvados y me odian, yo castigo a sus hijos hasta la tercera y cuarta generación. 6 Por el contrario, cuando me aman y cumplen mis mandamientos, les muestro mi amor por mil generaciones.

----- Tercer Mandamiento ------------
7 »No pronuncies el nombre del SEÑOR tu Dios a la ligera. Yo, el SEÑOR, no tendré por inocente a quien se atreva a pronunciar mi nombre a la ligera.

----- Cuarto Mandamiento ------------
8 »Acuérdate del sábado, para consagrarlo. 9 Trabaja seis días, y haz en ellos todo lo que tengas que hacer, 10 pero el día séptimo será un día de reposo para honrar al SEÑOR tu Dios. No hagas en ese día ningún trabajo, ni tampoco tu hijo, ni tu hija, ni tu esclavo, ni tu esclava, ni tus animales, ni tampoco los extranjeros que vivan en tus ciudades. 11 Acuérdate de que en seis días hizo el SEÑOR los cielos y la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos, y que descansó el séptimo día. Por eso el SEÑOR bendijo y consagró el día de reposo.

----- Quinto Mandamiento ------------
12 »Honra a tu padre y a tu madre, para que disfrutes de una larga vida en la tierra que te da el SEÑOR tu Dios.

----- Sexto Mandamiento ------------
13 »No mates.

----- Septimo Mandamiento ------------
14 »No cometas adulterio.

----- Octavo Mandamiento ------------
15 »No robes.

----- Noveno Mandamiento ------------
16 »No des falso testimonio en contra de tu prójimo.

----- Decimo Mandamiento ------------
17 »No codicies la casa de tu prójimo: No codicies su esposa, ni su esclavo, ni su esclava, ni su buey, ni su burro, ni nada que le pertenezca.»


Y veamos ahora los mandamientos que enseñan a los niños como mandamientos de Dios.


Los Diez Mandamientos de la Ley de Dios son:
1º Amarás a Dios sobre todas las cosas.
2º No tomarás el Nombre de Dios en vano.
3º Santificarás las fiestas.
4º Honrarás a tu padre y a tu madre.
5º No matarás.
6º No cometerás actos impuros.
7º No robarás.
8º No dirás falso testimonio ni mentirás.
9º No consentirás pensamientos ni deseos impuros.
10º No codiciarás los bienes ajenos.

Pues alguno coincide, sin embargo, el acto de modificarlos, ha llegado a ser para mí, el peor de los actos que se pueden hacer en contra de Dios. En el primero, se disimula que Dios es un solo Dios, y se elimina su expresión que dice: “No tengas otros dioses además de mí.” De está manera pueden seguir teniendo tres dioses, a pesar de que insistan ellos en que las tres personas son un solo Dios. Después eliminan todo el mandamiento de no hacerse imágenes. Pues ellos han convertido el cristianismo en una simple religión pagana como todas las habidas. Y se hacen imágenes, les rezan, las besan, las pasean en procesión, etc. Han cambiado el día de Dios, que es el Sábado por el Domingo. Y como muchos hablan del séptimo día, llegaron a cambiar la manera de contar los días de la semana, y de su manera original que es de Domingo a Sábado, como todavía podemos ver en la mayoría de calendarios de otros países. Ellos lo cambiaron a contar los días de Lunes a Domingo, para que así, el séptimo día coincidiera en Domingo. No podemos dejar de notar que el 6º y el 9º de sus mandamientos es el mismo. Que corresponde con el de no cometer adulterio, y que ellos han alargado hasta… ¿Qué es un acto impuro? ¿Hasta donde les lleva su imaginación?

¿Decía yo que esta modificación era lo peor que se podía hacer en contra de Dios? No se si estaba en lo cierto, pues luego llegan otros cristianos, que al grito de “ya no estamos bajo ley”, aseguran que los mandamientos de Dios no se han de cumplir. Negando así las palabras de Dios en el antiguo testamento, y también las palabras de Yeshua en el nuevo.


(Mateo 19:17)
—¿Por qué me preguntas sobre lo que es bueno? —respondió Jesús—. Solamente hay uno que es bueno. Si quieres entrar en la vida, obedece los mandamientos.


Para estas personas, el plan de salvación es mucho más sencillo, realmente, yo lo podría calificar como de una verdadera “Autopista hacia el cielo”, título de una popular serie televisiva de hace unos años. Estas personas, basándose en unas palabras de Pablo, las cuales dicen:


(Romanos 10:9)
que si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor, y crees en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo.


A lo que muchos de ellos añaden que la salvación que Dios les regala, ellos no son capaces de perderla, así que una vez son salvos, seguirán siempre salvos, pase lo que pase. Así pues, ellos consideran que si una persona, una vez sale de su templo, después de haber hecho esa declaración de “boca” y por lo tanto “siendo salvo” según ellos, y entonces mata a otra persona… ¡Pues mala suerte! Responden ellos, pues como ya era salvo, y no puede perder su salvación, sigue y seguirá siendo salvo. Mientras que cualquier otra persona, de cualquier otro país, de otra religión y cultura, que ni robe, ni mate, ni mienta, que ayude a sus congéneres, etc. Este que ni conoce a Yeshua, ni ha hecho ninguna declaración de boca, pues esta persona se perderá según estos “cristianos”, precisamente por esta ausencia de la declaración de su boca.

Estas personas, no solo quieren ignorar las palabras de (Jeremías 7:9-11) que he incluido con anterioridad. Si no que además también ignoran las de Isaías, y que también son citadas por Yeshua, que dicen:


(Isaías 29:13)
El Señor dice:
Este pueblo me alaba con la boca y me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí. Su adoración no es más que un mandato enseñado por hombres.


No contentos con todo esto, además añaden que ellos no han de hacer nada, pues todo lo hizo “Cristo”. ¿Han conocido ustedes un plan de salvación más rápido y cómodo que este? ¿Comprenden pues el motivo por el cual yo lo denomino como una autopista hacia el cielo? Pero no seré yo quien caiga en estas mentiras, pues Yeshua, mi hermano y maestro ya me lo ha enseñado:


(Mateo 7:13-14)
Entren por la puerta estrecha. Porque es ancha la puerta y espacioso el camino que conduce a la destrucción, y muchos entran por ella. Pero estrecha es la puerta y angosto el camino que conduce a la vida, y son pocos los que la encuentran.


Optar por un camino fácil, rápido y cómodo, solo puede ser un camino espiritualmente suicida. Aquellos que no creen en Dios, tienen una mayor justificación, y por lo tanto, imagino que menor castigo, que aquellos que diciendo ser creyentes, desprecian las palabras de Dios y de su Mesías. Despreciando la justicia de Dios, y convirtiendo el REGALO de la vida, en un retal de tela de un saldo cualquiera. Yo por mi parte seguiré por el camino que voy, un camino angosto, donde no hay mucho margen para el error. Y andar por él no resulta ni rápido, ni cómodo; pero es seguro, y sobre todo es ¡VERDAD!

Al llegar aquí, algunos de los denominados “cristianos”, aun no se habrán sentido ni aludidos, o en todo caso, solo se sentirán aludidos ligeramente. Es cierto que no todos pecan con las mismas mentiras. Hay mentiras menos peligrosas que otras. Por ejemplo: El negar que Yeshua fuera muerto clavado en una cruz, es una mentira histórica, y que en nada afecta a la fe, ni a nada de nuestro interés. Sin embargo, el negar la pobreza de Yeshua, tiene nefastos resultados. Yeshua con su propia vida nos enseña como hemos de vivir nosotros. Por eso puedo decir que soy seguidor de Yeshua y discípulo suyo. Negar su pobreza, es negar el camino a seguir. Yeshua no siempre fue pobre, es bien conocido el oficio de carpintero de José, y es de suponer que Yeshua sería conocedor de ese mismo oficio, lo que le proporcionaría sobrados medios económicos para poder vivir desahogadamente. Pero una vez, él se dedica a predicar, todo cambia. Un día le dice a un rico:


(Mateo 19:21)
—Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes y dáselo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo. Luego ven y sígueme.


¿Qué esperan que crea yo? ¿acaso alguien puede esperar que yo crea que Yeshua está pidiendo a alguien que haga algo que él mismo no ha sido capaz de hacer? ¡Jamás! Es evidente, que a partir del día que Yeshua decidió dedicarse a su labor para Dios, su Padre, hizo justamente lo que le pedía al rico. Y de su pobreza da otras muestras:


(Mateo 8:19-20)
Se le acercó un *maestro de la ley y le dijo:
—Maestro, te seguiré a dondequiera que vayas.
—Las zorras tienen madrigueras y las aves tienen nidos —le respondió Jesús—, pero el Hijo del hombre no tiene dónde recostar la cabeza.


Los ricos tienen donde reposar su cabeza, incluso las personas humildes tienen donde reposar su cabeza. Las personas que no tienen donde reposar su cabeza, son las que viven en la calle, o en todo caso, dormirán en donde les dejen hacerlo. Y a estas personas, siempre se les ha considerado “pobres”. En otra ocasión, al ser preguntado por si se debían de pagar los impuestos o no dice:


(Marcos 12:15)
¿Debemos pagar o no? Pero Jesús, sabiendo que fingían, les replicó:
—¿Por qué me tienden trampas? Tráiganme una moneda romana para verla.


¿Por qué les pide que le muestren una moneda? Pues debería ser evidente que lo que motivaba esa solicitud, era que él mismo no tenía ninguna. En esta versión se especifica lo de “moneda romana”, que no he leído en ninguna otra biblia. Pero tenemos que tener en cuenta que se estaba bajo dominación Romana, y así que las monedas “romanas” eran de curso legal. Todavía hay otro ejemplo, que no citaré, donde la moneda necesaria es obtenida de un pez, por que ni Yeshua ni Pedro, tenían ninguna para pagar el impuesto.

Ser discípulo de Yeshua, supone hacer lo que él nos ha enseñado a hacer. Y a vivir tal y como él vivió, pues su propia vida es el ejemplo que el nos dio, para enseñarnos el camino a seguir. De esta manera, quien crea en la pobreza de Yeshua, su propia fe le ha de inducir a ser pobre igual que él.

Hay muchos “cristianos” que si que creen en la pobreza de Yeshua, pero les es absolutamente igual, pues ni por asomo se han planteado jamás el seguir al Mesías, y como ni a sus vecinos ni familiares tampoco se han planteado nunca tal cosa, por mucho que reconocieran la pobreza de Yeshua, pues pueden seguir con sus riquezas, o simples comodidades sin preocuparse para nada. También hay otros que reconocen esa pobreza, pero como ellos mismos aseguran que no tienen que hacer nada por seguir a Yeshua, pues tampoco les importa nada, y ni en sueños han llegado a pensar en ser pobres. Y si muchos realmente son pobres, pues en esta vida hay más pobres que ricos, lo son por las circunstancias de la vida, no por su propia voluntad, ni mucho menos, por seguir a Yeshua.

Y estos cristianos que creen ser mejores que el resto. ¿No creen en la pobreza de Yeshua? ¿o no les interesa, o no quieren creer en dicha pobreza? De ninguna forma se puede ser discípulo y seguidor del Mesías, teniendo familia, casa, coche, trabajo, bienes materiales. Uno no puede seguir a Yeshua, viendo la televisión, cómodamente sentado en el sillón de su casa, con su familia, tras haber finalizado una jornada laboral. No hay nada de malo en todo esto, pero no es el camino que Yeshua nos indica que hemos de seguir.


(Marcos 8:35)
Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por mi causa y por el evangelio, la salvará.


Hay mentiras y mentiras, unos tienen más y otros menos. Pero la mentira más generalizada entre los cristianos es como ya había dicho, el negar el camino a seguir. ¿Entonces, cual es el camino a seguir? Está bien escrito en los Evangelios. Como dice Yeshua, quien tenga ojos que vea, y quien tenga oídos, que oiga.

Saludos
Daniel de Dios "El Ignorado"
Saludos
Daniel de Dios "El Ignorado"
http://www.danielovic.hol.es

Avatar de Usuario
Liria_azaila
Mensajes: 6395
Registrado: 08 Feb 2008, 14:03

Re: Cristianos... Apóstoles de la Mentira

Mensajepor Liria_azaila » 25 Mar 2014, 13:42

Yo quisiera aclarar unos puntos:

La primera creencia del creyente es la existencia de Dios. Como había dicho antes, no hay pruebas objetivas que justifiquen nuestra creencia, pero tampoco las hay en su contra. Pero la propia vida nos permite acceder a muchos indicios de su posible existencia, y eso nos aporta una base más que aceptable para nuestra FE.


Parece que si hay pruebas que nos indican la no existencia de Dios. La misma carencia de pruebas de su existencia es el indicativo.

A un delincuente se le acusa y sentencia o se le absuelve en base a las pruebas. Pero a un delincuente si no hay pruebas ni a su favor ni en su contra se le absuelve.

Por tanto la creencia en la existencia de lo que no hay pruebas ni a su favor ni es su contra es fe.


Aquellos que niegan a Dios, no pueden negar la vida. Y pese que ellos afirmen por su propio “dogma de fe”, que la vida ha sido creada por el dios de los ateos, al que ellos llaman “azar”, tampoco lo han podido probar jamás. Pero a pesar de todo, no se privan de llamar “herejes” (que en su propia jerga religiosa, los llaman “ignorantes”) a las personas que no piensan como ellos.


Perdón pero ya se ha demostrado con multitud de pruebas que la vida ha sido creada no por azar si no por infinidad de combinaciones que dieron como resultado la vida. No existió el azar del mismo modo que no existiria el azar en un sorteo del cual salga el número que salga yo llevo todas las papeletas, o lo que sería más exacto, en un sorteo del cual yo llevo un número y que no dejarán de salir números hasta que salga el que yo tengo.

Pero ese conjunto de combinaciones se crearon por una serie de sucesos que se daran en cualquier punto del cosmos y dan el mismo resultado.

El resto del post no lo he leído en profundidad pero parace que no va más allá de una discusión sobre pareceres dentro de una religión de judíos para judíos.
"Si no estáis prevenidos ante los Medios de Comunicación, os harán amar al opresor y odiar al oprimido" Malcom X
http://religioninventada.blogspot.com/

Avatar de Usuario
Jesusita
Mensajes: 1449
Registrado: 08 Ene 2008, 19:38

Re: Cristianos... Apóstoles de la Mentira

Mensajepor Jesusita » 25 Mar 2014, 13:44

Daniel de Dios escribió:Cristianos… Apóstoles de la mentira


Hay preguntas a las que no tenemos respuesta posible, como por ejemplo: ¿Existe Dios? No podemos probar su existencia, pero tampoco podemos probar su inexistencia. Daniel de Dios "El Ignorado"


He leído por encima y en diagonal tui largo artículo -lo leeré sin prisas y detenidamente en cuanto pueda- pero me encuentro con el párrafo de arriba que merece respuesta inmediata:

Claro que existe Dios. Y es más, es imposible negar racionalmente su existencia por lo siguiente: si en toda religión monoteísta -los politeísmos son cosa de chiste- se entiende por "Dios" el ente supremo creador del Universo y es tan imposible que no haya un creador de algo que ha tenido principio, hace 13.800.000.000 años, como es imposible que la sucesión de creadores sea infinita ahí tienes la demostración de que tiene que existir Dios.

Pero fíjate que yo hablo de "Dios". Si tú estás pensando en Alá, Jehová o la Santísima Trinidad entonces es facilísimo demostrar que se trata de una fábula. Los dioses abrahámicos son autocontradictorios y por lo tanto de imposible existencia real.

Avatar de Usuario
Algenib
Mensajes: 4919
Registrado: 05 May 2008, 19:32
Ubicación: Benifotrem

Re: Cristianos... Apóstoles de la Mentira

Mensajepor Algenib » 25 Mar 2014, 14:19

Como de costumbre no me voy a meter con la doctrina que relata Daniel, sino con el método.
El método tiene una parte muy racional, que es demostrar que de la Biblia no se deduce la teología cristiana. Está claro que Daniel cree en la Biblia como verdad absoluta, o al menos, como verdad inspirada. Esa es su creencia y como tal la presenta. Pero que de la Biblia no se deduce la teología Cristiana, eso lo demuestra bien. Es lo que hemos repetido muchas veces. El cristianismo es un invento desde sus inicios. Aunque pretenda basar su veracidad en los textos veterotestamentarios, tal pretensión no se sostiene bajo un punto de vista lógico.

Da la impresión que Daniel es judío mesiánico a de algún grupo parecido.
Algenib,
La gente cree cualquier cosa con tal de que sea absurda.
People believe anything as long as it is absurd.
人们相信任何事情只要是荒谬的。
Люди верят, что угодно, пока это абсурд.

Daniel de Dios
Mensajes: 13
Registrado: 16 Nov 2013, 15:53
Contactar:

No es en absoluto mi intención...

Mensajepor Daniel de Dios » 25 Mar 2014, 14:41

Liria_azaila escribió:Yo quisiera aclarar unos puntos:

Parece que si hay pruebas que nos indican la no existencia de Dios. La misma carencia de pruebas de su existencia es el indicativo.


Hola Liria:

Primero, tengo que advertir, que mi escrito no está dirigido de ningún modo a quien no cree en Dios. Yo no tengo capacidad para hacer cambiar de ideas tan radicalmente.

La carencia de pruebas, tu lo puedes asumir como indicios de la inexistencia de Dios, y eso no te lo discuto. Sin embargo, si yo te digo que en la tercera estrella de la constelación de Orión, hay un planeta de estas mismas características, pero mucho más grande.

No tenemos ninguna prueba de ello. Para cualquier científico, y basandose en lo que tu misma dices, eso sería mentira. Pero si de aquí a unos años, con mejores medios, somos capaces de "detectar" ese hipotético planeta, entonces la ciencia y los científicos habrían pasado un indeterminado número de años, llamandome mentiroso, mientras que realmente yo tenía razón.

Con lo cual, podríamos decir que una VERDAD es verdad o no, con independencia de las pruebas que tengamos sobre el tema. No pongas el ejemplo de los condenados a juicio, pues la historia está llena de condenados que han salido libres tras años de injusta prisión, otros han sido rehabilitados a nivel póstumo.

América "supuestamente" aportó "pruebas" de que Irak tenía armas de destrucción masiva. No me las presentó a mí, si no a la ONU. Antes de iniciarse la guerra, algunas de ellas ya se consideraron falsas. ¿Y despues? ¿Cuantas armas de destrucción masiva se encontraron en Irak?

Por tanto la creencia en la existencia de lo que no hay pruebas ni a su favor ni es su contra es fe.


¿Que esperabas? YO SOY HOMBRE DE FE, pero esta fe, tiene una base, la vida nos da, si bien no pruebas, si que nos da muchos indicios, para hacer que esta fe, tenga una base.

Perdón pero ya se ha demostrado con multitud de pruebas que la vida ha sido creada no por azar si no por infinidad de combinaciones que dieron como resultado la vida. No existió el azar del mismo modo que no existiria el azar en un sorteo del cual salga el número que salga yo llevo todas las papeletas, o lo que sería más exacto, en un sorteo del cual yo llevo un número y que no dejarán de salir números hasta que salga el que yo tengo.

Pero ese conjunto de combinaciones se crearon por una serie de sucesos que se daran en cualquier punto del cosmos y dan el mismo resultado.


No, perdona tú Liria, pero decir que "se ha demostrado", es justamente lo que yo niego. Eso es un simple mito. Primeramente se buscaba en la tierra, y cuando se ha visto IMPOSIBLE su formación en este planeta, ahora están buscandolo en el cosmos. Pero demostrado, no hay nada de nada. Todavía no han conseguido ni hacer una célula viva, sin incorporarle un nucleo de una celula real, de una célula viva.

En lo que coincido contigo es en que el azar no existe. Yo tengo claro que Dios ha hecho la vida.

El resto del post no lo he leído en profundidad pero parace que no va más allá de una discusión sobre pareceres dentro de una religión de judíos para judíos.


Es lo único que podías entender, al no creer en Dios.

Saludos
Daniel de Dios "El Ignorado"
Saludos
Daniel de Dios "El Ignorado"
http://www.danielovic.hol.es

Daniel de Dios
Mensajes: 13
Registrado: 16 Nov 2013, 15:53
Contactar:

Yo CREO EN DIOS

Mensajepor Daniel de Dios » 25 Mar 2014, 14:45

Jesusita escribió:
Daniel de Dios escribió:Cristianos… Apóstoles de la mentira


Hay preguntas a las que no tenemos respuesta posible, como por ejemplo: ¿Existe Dios? No podemos probar su existencia, pero tampoco podemos probar su inexistencia. Daniel de Dios "El Ignorado"


He leído por encima y en diagonal tui largo artículo -lo leeré sin prisas y detenidamente en cuanto pueda- pero me encuentro con el párrafo de arriba que merece respuesta inmediata:

Claro que existe Dios. Y es más, es imposible negar racionalmente su existencia por lo siguiente: si en toda religión monoteísta -los politeísmos son cosa de chiste- se entiende por "Dios" el ente supremo creador del Universo y es tan imposible que no haya un creador de algo que ha tenido principio, hace 13.800.000.000 años, como es imposible que la sucesión de creadores sea infinita ahí tienes la demostración de que tiene que existir Dios.

Pero fíjate que yo hablo de "Dios". Si tú estás pensando en Alá, Jehová o la Santísima Trinidad entonces es facilísimo demostrar que se trata de una fábula. Los dioses abrahámicos son autocontradictorios y por lo tanto de imposible existencia real.


Hola Jesuita:

No lo dudes, YO CREO EN DIOS, en un solo y unipersonal DIOS.
Saludos
Daniel de Dios "El Ignorado"
http://www.danielovic.hol.es

Daniel de Dios
Mensajes: 13
Registrado: 16 Nov 2013, 15:53
Contactar:

Re: Cristianos... Apóstoles de la Mentira

Mensajepor Daniel de Dios » 25 Mar 2014, 14:55

Algenib escribió:Como de costumbre no me voy a meter con la doctrina que relata Daniel, sino con el método.
El método tiene una parte muy racional, que es demostrar que de la Biblia no se deduce la teología cristiana. Está claro que Daniel cree en la Biblia como verdad absoluta, o al menos, como verdad inspirada. Esa es su creencia y como tal la presenta. Pero que de la Biblia no se deduce la teología Cristiana, eso lo demuestra bien. Es lo que hemos repetido muchas veces. El cristianismo es un invento desde sus inicios. Aunque pretenda basar su veracidad en los textos veterotestamentarios, tal pretensión no se sostiene bajo un punto de vista lógico.

Da la impresión que Daniel es judío mesiánico a de algún grupo parecido.


Hola Algenib:

Mi creencia en la Biblia, es relativa. Considero que la VERDAD está dentro de ella, pero no que toda ella sea verdad. Y eso lo afirmo con palabras del propio Yeshua. Usar el nombre Yeshua, solo es por respeto, como llamo Mihai a un rumano, y no le llamo Miguel. Yeshua era judío y tenía un nombre judío. YO NO SOY JUDIO. Y es más, no formo parte de ninguna iglesia y de ninguna secta tampoco. El antiguo testamento, es la base del nuevo. La ley de Dios está en el antiguo. Pero yo, me baso en el nuevo testamento. Ya se que es largo y tedioso leer todo lo escrito, pero se entendería mejor. Y para los que buscan los caminos fáciles y cómodos, les diré que seguir a Yeshua, es mucho más duro que cumplir con los mandamientos de Dios en el antiguo testamento.

Saludos
Daniel de Dios "El Ignorado"
Saludos
Daniel de Dios "El Ignorado"
http://www.danielovic.hol.es

Avatar de Usuario
Algenib
Mensajes: 4919
Registrado: 05 May 2008, 19:32
Ubicación: Benifotrem

Re: Cristianos... Apóstoles de la Mentira

Mensajepor Algenib » 25 Mar 2014, 15:45

Daniel de Dios escribió:
Algenib escribió:Como de costumbre no me voy a meter con la doctrina que relata Daniel, sino con el método.
El método tiene una parte muy racional, que es demostrar que de la Biblia no se deduce la teología cristiana. Está claro que Daniel cree en la Biblia como verdad absoluta, o al menos, como verdad inspirada. Esa es su creencia y como tal la presenta. Pero que de la Biblia no se deduce la teología Cristiana, eso lo demuestra bien. Es lo que hemos repetido muchas veces. El cristianismo es un invento desde sus inicios. Aunque pretenda basar su veracidad en los textos veterotestamentarios, tal pretensión no se sostiene bajo un punto de vista lógico.

Da la impresión que Daniel es judío mesiánico a de algún grupo parecido.


Hola Algenib:

Mi creencia en la Biblia, es relativa. Considero que la VERDAD está dentro de ella, pero no que toda ella sea verdad. Y eso lo afirmo con palabras del propio Yeshua. Usar el nombre Yeshua, solo es por respeto, como llamo Mihai a un rumano, y no le llamo Miguel. Yeshua era judío y tenía un nombre judío. YO NO SOY JUDIO. Y es más, no formo parte de ninguna iglesia y de ninguna secta tampoco. El antiguo testamento, es la base del nuevo. La ley de Dios está en el antiguo. Pero yo, me baso en el nuevo testamento. Ya se que es largo y tedioso leer todo lo escrito, pero se entendería mejor. Y para los que buscan los caminos fáciles y cómodos, les diré que seguir a Yeshua, es mucho más duro que cumplir con los mandamientos de Dios en el antiguo testamento.

Saludos
Daniel de Dios "El Ignorado"


Estimado Daniel,
No creo que llamar a alguien en el idioma propio sea una falta de respeto. En español existe la palabra Jesús y si nombrarle en español fuera una falta de respeto, escribir Yeshua también lo podría ser. Debería usted escribir ישוע, que es como se escribe en hebreo, o quizás debería nombrarle y escribir su nombre arameo. Cuando supuse que era usted judío mesiánico, no tenia nada que ver con el idioma. Los judíos mesiánicos no son verdaderos judíos. Son una secta que considera a Jesús el Mesías y como Jesús murió y vivió sin dejar de ser judío jamás, ellos creen que para ser seguidores suyos deben ser judíos. Sin embargo, los judíos de siempre no los reconocen como tales. Si usted no se ha creado su propia religión, en la que mejor se encuadra es en los testigos de Jehová.
En lo que si le doy la razón es que es muy difícil seguir a Jesús. Para poder seguirle habría que saber previamente donde está y si existe. Ahora bien si por seguirle entiende usted seguir sus enseñanzas, lo único que exigió fue creer en él. Eso es facilísimo. Creer es gratis. Pensar es mucho más difícil. Si pensamos un poco, podemos comprobar que su predicación no consistía en una nueva religión o una nueva doctrina, sino en una misión: La de anunciar e implantar el reino de los cielos para antes de que pasara aquella generación. Como aquella generación ya pasó, es imposible esperarle.
De todas formas usted puede creer lo que quiera. La creencia es un producto psicológico, en modo alguno nace de la lógica. La gente cree infinidad de cosas que no necesitan ninguna explicación sobrenatural.
Ejemplos:
Hay personas de edad que creen firmemente que si hubieran tenido fuerza de voluntad podrían haber sido grandes científicos. Hay mujeres que creen que si les hubiera dado la gana se hubieran casado con un marqués o con el más rico y guapo del pueblo. Cualquier padre cree que sus hijos son los mejores. Cuando alguien es acusado de un delito, sus padres suelen creer que la acusación es falsa. Si la acusación se basa en pruebas irrefutables, entonces creen que la culpa es de alguien que le ha tendido una trampa. Todos los estudiantes que suspenden creen que el profesor les tiene manía. La mayoría de las mujeres creen que están gordas. Los que temen mucho a la muerte, creen cualquier cuento que les suavice el miedo. Así sucesivamente, creer lo que sea se puede explicar por los mecanismos psicológicos de la mente humana y estos suelen falsificar la realidad cuando la realidad no es de su agrado.
Ver que las creencias no tienen nada que no pueda explicarse psicológicamente es tan fácil como ver que están en función de la geografía, el adoctrinamiento y ambiente. Con su forma de creer, hay motivos para pensar que si hubiera nacido en Arábia Saudí todo lo que dice de Jesús lo aplicaría a Mahoma y sería usted musulmán. Si de verdad fuera sincero al citar a Descartes, preferiría la duda a la fe.
Saludos.
Algenib,
La gente cree cualquier cosa con tal de que sea absurda.
People believe anything as long as it is absurd.
人们相信任何事情只要是荒谬的。
Люди верят, что угодно, пока это абсурд.

Daniel de Dios
Mensajes: 13
Registrado: 16 Nov 2013, 15:53
Contactar:

Re: Cristianos... Apóstoles de la Mentira

Mensajepor Daniel de Dios » 25 Mar 2014, 17:05

Algenib escribió:Estimado Daniel,
No creo que llamar a alguien en el idioma propio sea una falta de respeto. En español existe la palabra Jesús y si nombrarle en español fuera una falta de respeto, escribir Yeshua también lo podría ser. Debería usted escribir ישוע, que es como se escribe en hebreo, o quizás debería nombrarle y escribir su nombre arameo. Cuando supuse que era usted judío mesiánico, no tenia nada que ver con el idioma. Los judíos mesiánicos no son verdaderos judíos. Son una secta que considera a Jesús el Mesías y como Jesús murió y vivió sin dejar de ser judío jamás, ellos creen que para ser seguidores suyos deben ser judíos. Sin embargo, los judíos de siempre no los reconocen como tales. Si usted no se ha creado su propia religión, en la que mejor se encuadra es en los testigos de Jehová.
En lo que si le doy la razón es que es muy difícil seguir a Jesús. Para poder seguirle habría que saber previamente donde está y si existe. Ahora bien si por seguirle entiende usted seguir sus enseñanzas, lo único que exigió fue creer en él. Eso es facilísimo. Creer es gratis. Pensar es mucho más difícil. Si pensamos un poco, podemos comprobar que su predicación no consistía en una nueva religión o una nueva doctrina, sino en una misión: La de anunciar e implantar el reino de los cielos para antes de que pasara aquella generación. Como aquella generación ya pasó, es imposible esperarle.
De todas formas usted puede creer lo que quiera. La creencia es un producto psicológico, en modo alguno nace de la lógica. La gente cree infinidad de cosas que no necesitan ninguna explicación sobrenatural.
Ejemplos:
Hay personas de edad que creen firmemente que si hubieran tenido fuerza de voluntad podrían haber sido grandes científicos. Hay mujeres que creen que si les hubiera dado la gana se hubieran casado con un marqués o con el más rico y guapo del pueblo. Cualquier padre cree que sus hijos son los mejores. Cuando alguien es acusado de un delito, sus padres suelen creer que la acusación es falsa. Si la acusación se basa en pruebas irrefutables, entonces creen que la culpa es de alguien que le ha tendido una trampa. Todos los estudiantes que suspenden creen que el profesor les tiene manía. La mayoría de las mujeres creen que están gordas. Los que temen mucho a la muerte, creen cualquier cuento que les suavice el miedo. Así sucesivamente, creer lo que sea se puede explicar por los mecanismos psicológicos de la mente humana y estos suelen falsificar la realidad cuando la realidad no es de su agrado.
Ver que las creencias no tienen nada que no pueda explicarse psicológicamente es tan fácil como ver que están en función de la geografía, el adoctrinamiento y ambiente. Con su forma de creer, hay motivos para pensar que si hubiera nacido en Arábia Saudí todo lo que dice de Jesús lo aplicaría a Mahoma y sería usted musulmán. Si de verdad fuera sincero al citar a Descartes, preferiría la duda a la fe.
Saludos.


Hola Algenib:

Por lo que me dices que no consideras una falta de respeto el llamar a una persona, por su traducción. Deduzco que no eres ni catalán, ni vasco. Posiblemente, si oyeras que te llaman con tu nombre en un idioma distinto al tuyo, también te molestara. O no, depende. Pero yo sigo prefiriendo llamar Yeshua, y no Jesús, al Mesías. Precisamente por respeto.

¡NO! no he creado, ni pienso crear ninguna religión. Y puedo asegurar que no encuadro para nada con los Testigos de Jehova, salvo en la negación de la divinidad de Yeshua. En mi escrito inicial, sin nombrarlos, también les lanzo una crítica.

Deduzco por tus palabras que no eres creyente. Para llegar a entender las palabras de Yeshua, hay que creer en Dios, y el otra vida despues de esta. Si no, sus palabras no tienen sentido, ni se pueden seguir. De hecho, cuando los que dicen ser creyentes, no lo hacen, lo que nos demuestran realmente es que no creen. Eso estoy denunciando yo en escrito anterior.

Lo que las personas pueden llegar a creer o no, ya lo se. Yo a los 14 años ya me declaré ateo, y lo seguí siendo hasta los 40, conozco los argumentos. Y gracias a estar apartado de la religión, hoy he podido leer y entender la Biblia desde otro punto de vista distinto a la masa. Pero ahora soy creyente desde hace años.

Saludos
Daniel de Dios "El Ignorado"
Saludos
Daniel de Dios "El Ignorado"
http://www.danielovic.hol.es

Avatar de Usuario
Algenib
Mensajes: 4919
Registrado: 05 May 2008, 19:32
Ubicación: Benifotrem

Re: Cristianos... Apóstoles de la Mentira

Mensajepor Algenib » 25 Mar 2014, 17:52

Daniel de Dios escribió:
Algenib escribió:Estimado Daniel,
No creo que llamar a alguien en el idioma propio sea una falta de respeto. En español existe la palabra Jesús y si nombrarle en español fuera una falta de respeto, escribir Yeshua también lo podría ser. Debería usted escribir ישוע, que es como se escribe en hebreo, o quizás debería nombrarle y escribir su nombre arameo. Cuando supuse que era usted judío mesiánico, no tenia nada que ver con el idioma. Los judíos mesiánicos no son verdaderos judíos. Son una secta que considera a Jesús el Mesías y como Jesús murió y vivió sin dejar de ser judío jamás, ellos creen que para ser seguidores suyos deben ser judíos. Sin embargo, los judíos de siempre no los reconocen como tales. Si usted no se ha creado su propia religión, en la que mejor se encuadra es en los testigos de Jehová.
En lo que si le doy la razón es que es muy difícil seguir a Jesús. Para poder seguirle habría que saber previamente donde está y si existe. Ahora bien si por seguirle entiende usted seguir sus enseñanzas, lo único que exigió fue creer en él. Eso es facilísimo. Creer es gratis. Pensar es mucho más difícil. Si pensamos un poco, podemos comprobar que su predicación no consistía en una nueva religión o una nueva doctrina, sino en una misión: La de anunciar e implantar el reino de los cielos para antes de que pasara aquella generación. Como aquella generación ya pasó, es imposible esperarle.
De todas formas usted puede creer lo que quiera. La creencia es un producto psicológico, en modo alguno nace de la lógica. La gente cree infinidad de cosas que no necesitan ninguna explicación sobrenatural.
Ejemplos:
Hay personas de edad que creen firmemente que si hubieran tenido fuerza de voluntad podrían haber sido grandes científicos. Hay mujeres que creen que si les hubiera dado la gana se hubieran casado con un marqués o con el más rico y guapo del pueblo. Cualquier padre cree que sus hijos son los mejores. Cuando alguien es acusado de un delito, sus padres suelen creer que la acusación es falsa. Si la acusación se basa en pruebas irrefutables, entonces creen que la culpa es de alguien que le ha tendido una trampa. Todos los estudiantes que suspenden creen que el profesor les tiene manía. La mayoría de las mujeres creen que están gordas. Los que temen mucho a la muerte, creen cualquier cuento que les suavice el miedo. Así sucesivamente, creer lo que sea se puede explicar por los mecanismos psicológicos de la mente humana y estos suelen falsificar la realidad cuando la realidad no es de su agrado.
Ver que las creencias no tienen nada que no pueda explicarse psicológicamente es tan fácil como ver que están en función de la geografía, el adoctrinamiento y ambiente. Con su forma de creer, hay motivos para pensar que si hubiera nacido en Arábia Saudí todo lo que dice de Jesús lo aplicaría a Mahoma y sería usted musulmán. Si de verdad fuera sincero al citar a Descartes, preferiría la duda a la fe.
Saludos.


Hola Algenib:

Por lo que me dices que no consideras una falta de respeto el llamar a una persona, por su traducción. Deduzco que no eres ni catalán, ni vasco. Posiblemente, si oyeras que te llaman con tu nombre en un idioma distinto al tuyo, también te molestara. O no, depende. Pero yo sigo prefiriendo llamar Yeshua, y no Jesús, al Mesías. Precisamente por respeto.

¡NO! no he creado, ni pienso crear ninguna religión. Y puedo asegurar que no encuadro para nada con los Testigos de Jehova, salvo en la negación de la divinidad de Yeshua. En mi escrito inicial, sin nombrarlos, también les lanzo una crítica.

Deduzco por tus palabras que no eres creyente. Para llegar a entender las palabras de Yeshua, hay que creer en Dios, y el otra vida despues de esta. Si no, sus palabras no tienen sentido, ni se pueden seguir. De hecho, cuando los que dicen ser creyentes, no lo hacen, lo que nos demuestran realmente es que no creen. Eso estoy denunciando yo en escrito anterior.

Lo que las personas pueden llegar a creer o no, ya lo se. Yo a los 14 años ya me declaré ateo, y lo seguí siendo hasta los 40, conozco los argumentos. Y gracias a estar apartado de la religión, hoy he podido leer y entender la Biblia desde otro punto de vista distinto a la masa. Pero ahora soy creyente desde hace años.

Saludos
Daniel de Dios "El Ignorado"



Pues lo has acertado. No soy creyente y no sé que significa tal cosa. Soy un ejemplar macho de la especie homo sapiens; pero la especie creyente no la he visto nunca en los libros de ciencias. A diferencia de ti, a los 14 años no me declaré ateo, sino ignorante. Hoy todavía me considero ignorante. Como dijo Einstein todos somos ignorantes, lo que ocurre es que unos ignoran más que otros en algunas materias. De todas maneras, yo soy menos ignorante que muchos, porque al menos sé que lo soy, que ya es saber algo. Un Dios en el que hay que creer es un ser que juega al escondite. No resulta muy serio. Además nadie me ha definido qué es Dios, y antes de aceptar la existencia de algo, hay que saber qué es ese algo.
La definición que dan muchos es "la causa de todo". Ser causa de algo no es una definición. Si yo defino X como la causa de la muerte de Pepe, eso no es una definición, sino se sabe cual es la causa, si un asesino, un virus, una bacteria o una rotura de una arteria. Si no se conoce cual es la causa del Universo, ni siquiera si la tiene o es su propia causa, decir que Dios es la causa del Universo, solo es una cortina de humo para esconder nuestra ignorancia. No tengo ninguna necesidad de esconder mi ignorancia, por eso no estafo a nadie: soy un ignorante, pero mucho menos que los que ni siquiera saben que lo son. Decir que Dios es la causa dl Universo es una denominación no es una definición. Decir tal cosa es ampliar el diccionario y no ampliar el conocimiento.

Los creyentes entre otras cosas creen que Dios nos ama, que necesita que creamos en el, etc. Parece que su Dios tiene muchas necesidades que ellos satisfacen. Necesita incluso que se derrame sangre para que olvide nuestros pecados. Además podemos hacerle cambiar de parecer dandole la lata con oraciones. Ya se necesita ser blasfemo para creer que se puede hacer cambiar la actitud de la causa del Universo dandole la lata como si de un acoso comercial se tratara.
Algenib,
La gente cree cualquier cosa con tal de que sea absurda.
People believe anything as long as it is absurd.
人们相信任何事情只要是荒谬的。
Люди верят, что угодно, пока это абсурд.

Avatar de Usuario
Liria_azaila
Mensajes: 6395
Registrado: 08 Feb 2008, 14:03

Re: Cristianos... Apóstoles de la Mentira

Mensajepor Liria_azaila » 25 Mar 2014, 21:36

No tenemos ninguna prueba de ello. Para cualquier científico, y basandose en lo que tu misma dices, eso sería mentira. Pero si de aquí a unos años, con mejores medios, somos capaces de "detectar" ese hipotético planeta, entonces la ciencia y los científicos habrían pasado un indeterminado número de años, llamandome mentiroso, mientras que realmente yo tenía razón.


No sería mentira, sería una hipótesis. Nadie te llamaría mentiroso.
A cualquier científico que tu le hicieses esa argumentación te preguntaría sobre los datos que te llevaron a esa conclusión. De no tenerlos o se ignoraría o se llamaría hipótesis.
Solo habria que esperar a que se descubriese si es acertada o no la hipótesis.

La ciencia es una herramienta no un fin en si misma.

Con lo cual, podríamos decir que una VERDAD es verdad o no, con independencia de las pruebas que tengamos sobre el tema. No pongas el ejemplo de los condenados a juicio, pues la historia está llena de condenados que han salido libres tras años de injusta prisión, otros han sido rehabilitados a nivel póstumo.


Tendríamos los conocimientos, no la verdad. Esos conocimientos podrían ser ciertos o no, exactos o no, completos o incompletos pero no sabríamos si es la verdad.

No, perdona tú Liria, pero decir que "se ha demostrado", es justamente lo que yo niego. Eso es un simple mito. Primeramente se buscaba en la tierra, y cuando se ha visto IMPOSIBLE su formación en este planeta, ahora están buscandolo en el cosmos. Pero demostrado, no hay nada de nada. Todavía no han conseguido ni hacer una célula viva, sin incorporarle un nucleo de una celula real, de una célula viva.


Te falta información:
http://www.elmundo.es/elmundo/2010/05/1 ... 89593.html

En lo que coincido contigo es en que el azar no existe. Yo tengo claro que Dios ha hecho la vida.


Esa afirmación no da un resultante definitivo a la pregunta de la creación de la vida solo hace trasladar la cuestión más atrás.
La pregunta permanece: ¿Si la vida la creó Dios, quién creo a Dios? ¿Y si algo creó a Dios, quién creó a ese algo? ...y así indefinidamente.

Es lo único que podías entender, al no creer en Dios.


Has realizado un juicio precipitado y erroneo al interpretar mis escritos.
No he dicho en ninguna parte que yo no crea en Dios.
Si interpretas todo así...
"Si no estáis prevenidos ante los Medios de Comunicación, os harán amar al opresor y odiar al oprimido" Malcom X
http://religioninventada.blogspot.com/

Avatar de Usuario
Loma
Mensajes: 18886
Registrado: 19 Dic 2013, 08:12

Re: Cristianos... Apóstoles de la Mentira

Mensajepor Loma » 26 Mar 2014, 09:08

¿Eres novio de dios?... ¿Cómo es posible que existan yeshuas si no existe lo judío? ... ¡¡Madre mía cualquier cosa que atraviesa el charco, cuaja de forma preocupante por aquellas tierras!!.
ImagenImagenf

Coincidencia
Mensajes: 111
Registrado: 21 Ene 2013, 18:52

Re: Cristianos... Apóstoles de la Mentira

Mensajepor Coincidencia » 27 Mar 2014, 16:24

Jesús Aparece a Sus Discípulos Mateo 18:8-20; Marcos 16:12-20; Lucas 24:13-51; ... Pero Tomás les contestó: -- Si no veo en sus manos las heridas de los clavos, y si no meto mi dedo en ellas y mi ... Dijo a Tomás: -- Mete aquí tu dedo, y mira mis manos; y trae tu mano y ... Tomás entonces exclamó: -- ¡Mi Señor y mi Dios!

Cristo cuando predico no se extendía en tantas palabrería que sirve solo para atontar...

En ese episodio Jesús nos dice que debemos probar sino actuamos por la fe...

El uso de la razón no esta negado es mas Jesús razonaba con un sentido común muy agudo...

Todas esas palabrería son desahogo del Ego o sea del falso Yo por lo tanto la verdad es simple resplandece como la luz del amanecer...
El fin ultimo del hombre es el mismo formarse como universo.

Avatar de Usuario
Algenib
Mensajes: 4919
Registrado: 05 May 2008, 19:32
Ubicación: Benifotrem

Re: Cristianos... Apóstoles de la Mentira

Mensajepor Algenib » 27 Mar 2014, 16:35

Coincidencia escribió:Jesús Aparece a Sus Discípulos Mateo 18:8-20; Marcos 16:12-20; Lucas 24:13-51; ... Pero Tomás les contestó: -- Si no veo en sus manos las heridas de los clavos, y si no meto mi dedo en ellas y mi ... Dijo a Tomás: -- Mete aquí tu dedo, y mira mis manos; y trae tu mano y ... Tomás entonces exclamó: -- ¡Mi Señor y mi Dios!

Cristo cuando predico no se extendía en tantas palabrería que sirve solo para atontar...

En ese episodio Jesús nos dice que debemos probar sino actuamos por la fe...

El uso de la razón no esta negado es mas Jesús razonaba con un sentido común muy agudo...

Todas esas palabrería son desahogo del Ego o sea del falso Yo por lo tanto la verdad es simple resplandece como la luz del amanecer...



Ese es el truco más antiguo usado por los mentirosos. Cuando un mentiroso te cuenta una historia increíble y le dices que no te la crees, para convencerte te dice: Yo soy más escéptico que tú, tampoco me lo creía, pero lo vi con mis propios ojos. Ese es el truco usado por el que se inventó ese cuento de Tomas el incrédulo.

PRIMERA MENTIRA:
A una persona se la reconoce por su cara y no por unas llagas que son recientes.

SEGUNDA MENTIRA:
Si el único parecido con Jesús eran unas cicatriz en el pecho y en las manos, es que no era Jesñus, era otro que no se le parecía en nada, y que se presentaba como resucitado. Mañana cogemos a un filipino que se ha crucificado ya veinte veces y nos enseña las cicatrices de sus manos y pecho, y podemos arrodillarnos ante él diciendo: Señor mío y Dios mío!!
Lo puedes ver aquí:
http://planetaantropologico.com/una-cul ... -lo-comun/
Como tiene las heridas de los clavos que le clavan en manos y pies, no hay duda que es Jesucristo, pues esa es la única identificación. Tomás no reconoce su cara ni figura; pero donde esté una herida que se quite el carnet de identidad.

TERCERA MENTIRA:
Según se relata en Hechos, cuando san Pedro quiere convencer a los habitantes de Jerusalen que Jesús ha resucitado, no menciona a los muertos que resucitaron al morir el. No menciona a Lázaro el resucitado que estaría en primera fila o era un desagradecido o no existió. No menciona ni el sepulcro vacío ni una sola prueba objetiva de la resurrección, Se limita a decir que como el Salmo 16 dijo que no dejaría que su siervo viera la corrupción, eso prueba que Jesús resucitó. Es más fácil de ver la burda falsedad en ese relato que un electrón, y que conste que yo veo electrones todos los días. Yo y todo el mundo.
¿Qué es ver un objeto?
Ver un objeto es percibir la luz que emite o refleja. Pues bien, toda la luz que vemos es emitida por los electrones al cambiar de estado. Luego la única luz que vemos es emitida por electrones, los demás objetos se limitan a reflejarla o absorberla.
Algenib,
La gente cree cualquier cosa con tal de que sea absurda.
People believe anything as long as it is absurd.
人们相信任何事情只要是荒谬的。
Люди верят, что угодно, пока это абсурд.

Daniel de Dios
Mensajes: 13
Registrado: 16 Nov 2013, 15:53
Contactar:

Re: Cristianos... Apóstoles de la Mentira

Mensajepor Daniel de Dios » 27 Mar 2014, 17:31

Coincidencia escribió:Jesús Aparece a Sus Discípulos Mateo 18:8-20; Marcos 16:12-20; Lucas 24:13-51; ... Pero Tomás les contestó: -- Si no veo en sus manos las heridas de los clavos, y si no meto mi dedo en ellas y mi ... Dijo a Tomás: -- Mete aquí tu dedo, y mira mis manos; y trae tu mano y ... Tomás entonces exclamó: -- ¡Mi Señor y mi Dios!

Cristo cuando predico no se extendía en tantas palabrería que sirve solo para atontar...

En ese episodio Jesús nos dice que debemos probar sino actuamos por la fe...

El uso de la razón no esta negado es mas Jesús razonaba con un sentido común muy agudo...

Todas esas palabrería son desahogo del Ego o sea del falso Yo por lo tanto la verdad es simple resplandece como la luz del amanecer...


Hola coincidencia:

Hace unos años atras, la gente todavía exclamaba muy a menudo eso de ¡Dios mío! Si en mi infancia, despues de romper un vaso, mi madre mirandome a los ojos me hubiera dicho "¡Dios mío! ¡Ya has roto el vaso!

¿Debería de creer yo, que ella me estaba llamando Dios a mi? Te añado la cita que nos pones, de la Biblia "Nueva Versión Internacional"

(Juan 20:28)
—¡Señor mío y Dios mío! —exclamó Tomás.


Además te hago constar, que la expresión es de Tomás, no de Yeshua. El no dice nada de todo eso. Te añado otra cita:

(Juan 17:1-3)
17 Después de que Jesús dijo esto, dirigió la mirada al cielo y oró así:
«Padre, ha llegado la hora. Glorifica a tu Hijo, para que tu Hijo te glorifique a ti, 2 ya que le has conferido autoridad sobre todo *mortal para que él les conceda vida eterna a todos los que le has dado. 3 Y ésta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a *Jesucristo, a quien tú has enviado.


No te pongo muchas palabras, para que no te molestes. Pero si el propio Yeshua, nos dice que el Padre, (una sola persona) es el único Dios verdadero. Por lo tanto, ni el Hijo, ni cualquier otra persona pueden ser Dios, ni formar parte de Dios.

¿Que te dice tu sentido común al respecto? La VERDAD, es resplandeciente. Yeshua es el camino, la VERDAD, y la vida.

¿Por qué das más validez a las palabras mal interpretadas de un incrédulo, que a las del propio Yeshua?

Saludos
Daniel de Dios "El Ignorado"
Saludos
Daniel de Dios "El Ignorado"
http://www.danielovic.hol.es


Volver a “Religión”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados