Vivir fuera del "Nosotros".

Un poco de todo.
JesRICART
Mensajes: 398
Registrado: 15 Oct 2008, 23:45
Ubicación: world/ciberespacio
Contactar:

Vivir fuera del "Nosotros".

Mensajepor JesRICART » 03 Oct 2018, 19:04

Cuando se vive fuera del “nosotros”. Jes RICART
La familia es sin duda un grupo especial. Es especial sí, pero especifico a cada uno de ellos. No tiene el mismo significante en todos los casos. Una familia no es igual a otro como tampoco lo es un individuo. Sus parecidos en al externalidad por pertenecer a una misma clase social o país no quitan sus enormes diferencias entre cada una. Mi concepción de lo que es una familia ha estado muy determinada por mi época biográfica de la infancia y la primera adolescencia y por la familia que me tocó en suerte –o disuerte- en la que no me sentí nunca aceptado del todo y de la que me avergoncé en ocasiones por sus racanerías y su autoritarismo. Con ese precedente di más importancia a nueva gente que conocí dentro de una cantera de ideas compartibles que a la primera que habia conocido.
Eso no se deja de pagar nunca. No estoy al corriente ni siquiera del numero de mi parentela, no ya de los nombre, que tampoco. Practicamos una indiferencia total mutua. La cual terminé por reconocer como la alta expresión de la sinceridad cuando no habia otra energía que viniera a sustituir la falta de ella que esa indiferencia representaba. Eso de tener un afecto especial por personas con las que compartes mas ADN o por su mayor parecido facial no deja de ser un precondicionante por no decir un prejuicio. Lo bueno de hecho es que para que concurra la distalidad y la indiferencia no tiene que haber concurrido necesariamente ninguna bronca previa. Simplemente, no concurren atractivos, deseos o ganas de saber del otro. De mis intentos aproximativos con algun primo y prima quedaron en gesto unilateral o no consolidaron una correspondencia. No hubo insistencia de ,mi parte. No insistir creo que es un gran criterio existencial. Dar una información es suficiente. Eres responsable de facilitarla, no lo eres de lo que pueda hacer con ella quien la reciba. Para explicar esa falta de ganas hay que acudir a la detallística. Siempre hay microdetalles que son minipartes de la punta del iceberg que explican que la parte de mayor peso esta oculta bajo la superficie. Personalmente no me atrevería a compartir una efemérides de mi biografía con una invitacion extensiva incluyendo a quienes desfilan en el bloque no amigo. Eso de mi n oes extraño ya que ni voy a efemérides ajenas ni organizo las propias. De estas nunca me he propuesto como centro o anfitrión y de las otras dejé de ir a bodas al comprobar que se habían convertido en una extensión comercialista de los especialistas en mercados y en consumidores haciéndoles creer que eran los que mandaban. Además está el hecho logístico en sí, demasiada parafernalia, protocolo, distracciones –con o sin divertimento- con que cursan esos encuentros sucediendo que nunca hay un rato para hablar con el homenajeado por ser centro y deberse repartir entre todos. Tampoco son fiestas de la lujuria y del placer, sino de la atiborranza y el autobombo. ¿Qué puede hacer un perfil como el mío en un lugar como este? Yo, que decidí en cierta ocasión no tener citas con determinados compañeros de palabras y amigos de ideas en determinados sitios como vestíbulos o sus despachos por la continua interrupción que sufría nuestra conversación por llamadas de teléfono o pasos de gente saludando o preguntando.
El arte de la relación social lo es el de la templanza, ir para ser vistos y ver pero no para comunicarse, más allá de lo justo e indispensable para no pasar por huraño (en palabras). Hechas las fotos retinianas o digitales a otra cosa y a seguir con la carambola social de ser bola tocando tangencialmente a las otras.
Teniendo en cuenta que en este mundo uno de los libros más mentirosos es el álbum de las fotos (¿no decían que las imágenes valen por mil palabras? Puede ser cierto, pero palabras dedicadas en gran parte a desentumecer los distintos significados encerrados encada imagen y que no son reveladas por las sonrisas de quienes han posado para ella) las efemérides para pasar un dia de lujo con gente apreciada pueden ser los días del año menos auténticos. Como que cada cual es libre de mentirse a su manera particular con las celebraciones o proyecciones que sean (quienes escribimos no pagamos una bula que nos exonere de nuestras propias mentiras) que cada cual entretenga su historia con las actividades que prefiera.
En mi etapa de madurez estoy más puesto en observaciones y lecturas que no en activismos y escenarios. Si de siempre tuve un cierto recato para contar el chiste más graciosa, actualmente, más que nunca, dejo los protagonismos para otros, a fin de cuenta gran compendio de todas las variantes narcisistas. Quedarte en el lugar de la lectura (observatorio de lo humano) me ha llevado en ocasiones a sentir ridículo ajeno por l oque oigo decir o hacer, por no describirlo como hilaridad y espanto. Si estas pensando que no soporto al género humano me estás adivinando.
Al mismo tiempo cada dia trato con personas muy concretas que me llenan de felicidad, entre ellos autores de libros, compositores e intérpretes que nunca conoceré (y no porque en una parte estén ya fallecidos sino porque no haré ninguna gestión para verlos). (viene próximamente Joan Baez, una de mis heroínas de la adolescencia y admirable de siempre, a dar un recital a Barcelona y no iré a verla). Se me ha pasado la época de actuar como ficha móvil jugando a las jugadas que tocaban en ese momento. Mi novela existencial es la experimental en clave de Zola y me he ido encontrando con un personaje central del que no sospechaba al inicio que fuera a ser yo.
Cuando me he sentido formar parte de un proyecto y de un grupo me ha enorgullecido poder hablar con el <nosotros> por delante como pronombre. Tras algunas traiciones capitales y el inventario de hipocresías que me tocó vivir cerré la persiana de mi kiosco de iniciativas o las he reducido a mínimos. Actualmente, formo parte de la vida de una poca gente muy contada. Tras esta, si desaparece o fallece antes que yo, solo me quedaré con mi teoría de vida y con mis recuerdos Ni siquiera eso, ya que del pasado cada vez olvido más cosas que he vivido, además de nombres y caras.

Avatar de Usuario
Fernando
Mensajes: 12411
Registrado: 11 May 2011, 20:16

Re: Vivir fuera del "Nosotros".

Mensajepor Fernando » 03 Oct 2018, 20:22




JesRICART:

Eres uno de los foreros más antiguos. Estás a punto de cumplir 10 años en el foro.

Eres (perdón, eras), uno de los foreros que menos escribía. En estos 10 años, sólo publicaste hasta hace unos días, 310 comentarios. Un promedio de 31 por año.

Has permanecido ausente del foro más de tres años (desde 21/01/2015 hasta el 28/09/2018) con la excepción de un comentario que publicaste el 09/01/2018.

Tras tu vuelta, y de manera incomprensible, abres temas como un “loco” en multitud de subforos.

Pero lo peor de todo es que incumples las normas, abriendo más de dos temas por persona y día como limitan las normas. Hoy mismo has abierto al menos 4 hilos en este subforo (hasta la hora en que publico yo esta crítica), sin contar los que has abierto en otros subforos.

¿Qué buscas? ¿Enterrar los temas que te disgustan? ¿O perteneces a algún colectivo catalanista dedicado a boicotear espacios donde se critica al nacionalismo?

"La prensa de izquierda le fabrica a la izquierda los grandes hombres que la naturaleza y la historia no le fabrican" (Nicolás Gómez Dávila).


Volver a “General”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados