¿Control de natalidad o genocidio?

Un poco de todo.
menganito
Mensajes: 314
Registrado: 14 Abr 2017, 21:17

¿Control de natalidad o genocidio?

Mensajepor menganito » 25 Ene 2018, 12:50

Del Control de Natalidad al Genocidio


LA TESIS OFICIAL («ACUSAR A LA VÍCTIMA»).
El control de la natalidad se nos presenta como una alternativa necesaria a los supuestos problemas de superpoblación planetaria.

La tesis oficial, «acusar a la víctima» consiste básicamente en lo siguiente: La razón principal del rápido empeoramiento actual de las crisis en la salud, la malnutrición, el subdesarrollo, la ecología y el medio ambiente es que hay demasiada gente en el planeta.

La solución: control de la población, eufemísticamente llamado «planificación familiar».

Argumentos en contra de la tesis oficial.
La tesis oficial omite que el individuo medio en los EEUU y en Europa:
• Consume 50 veces más energía y otros recursos que el Tercer Mundo.
• Genera 50 veces más basura y desechos tóxicos que una persona pobre del mundo subdesarrollado.

La presión producida sobre los recursos mundiales por 10 nacimientos en África es menor que la que produce uno en Europa.

Por otra parte, no es cierto que falten alimentos. Incluso los antinatalistas World Wildlife Fundation reconocen que hoy se podría alimentar a 10.000 millones de personas.
De hecho, como reconoce Edouad Saouma, exdirector de la FAO, la producción mundial de alimentos ha crecido más deprisa que la población desde 1975.

Los aumentos en los índices de natalidad son mucho más importantes cuando aumenta la desigualdad social.
Antes del colonialismo, los pueblos de todo el planeta eran capaces de gestionarsus recursos y su población en consonancia con ellos.
Por citar sólo un ejemplo, la India era el principal productor mundial de algodón. Tras su colonización por los británicos, que destruyeron su economía tradicional, la India tuvo que importar algodón.
Lo mismo le sucedió a Vietnam con el arroz durante la guerra con los Estados Unidos.

Para una familia extremadamente pobre, tener muchos hijos es una necesidad económica. Su plan de seguros casero es tener muchos hijos, porque la mortalidad infantil es alta.

El caso de Estados Unidos es un buen ejemplo si tenemos en cuenta los datos siguientes, que prueban que está aumentando la pobreza en el estado más rico del mundo.
Con una población que sólo representa el 5% del total planetario, los Estados Unidos devoran casi la tercera parte del total de recursos naturales . A pesar de ello, son incapaces de alimentarse:
• Uno de cada cuatro niños vive en situación de pobreza.
• 22 millones de personas al día pasan hambre.
• Cerca de 40 millones carecen de cobertura sanitaria.
Sabemos que se han abierto hospitales para tratar la malnutrición infantil en Chicago.

La consecuencia ha sido, inevitablemente, un aumento de natalidad, que supera las tasas de los estados europeos.

El problema no es la superpoblación. Ni tampoco lo es el de los recursos planetarios como se pretende que creamos.
Estos problemas en los que se centran muchas ONGs ocultan el problema real, que es la diferencia en la distribución de los ingresos y el reparto desigual de la riqueza.

El esquema de la copa de champán (gráfica que refleja la situación y tiene esa forma) es ilustrativo. La copa se está alargando, en el sentido de que los pobres son cada vez más pobres y los ricos son cada más ricos, y escasos.
Es una situación injusta e insostenible a diversos niveles: políticos, económicos y ecológicos.

El orden mundial no pretende en modo alguno eliminar la pobreza, que él mismo genera, sino eliminar a los pobres que son los que le incomodan y sobran.

Las medidas de control de la natalidad y la epidemia de SIDA deben ser entendidas en este marco.
Examinemos su estrategia.

ESTRATEGIA DE CONTROL DEMOGRÁFICO.

Marketing social en los medios de comunicación del mundo desarrollado.
La estrategia de «acusar a la víctima» ha sido difundida y sigue difundiéndose a través de los medios de comunicación convencionales, donde se martillea con los argumentos de que la población del Tercer Mundo es un peligro para occidente; especialmente para la seguridad nacional de los Estados Unidos.
Aún es mayor cara dura presentar a los estados pobres como responsables de la destrucción de los recursos naturales, cuando los que los esquilman son los estados desarrollados.

Por dar sólo un ejemplo actual, citaremos a una publicación supuestamente defensora de las etnias y del Tercer Mundo:
«En el año 2050, la población de la Tierra superará los 10.000 millones, con la consiguiente destrucción de los recursos naturales renovables y el agravamiento de los problemas de contaminación ambiental». (El texto y el remarcado son de la publicación Diario 16, suplemento Mestizaje, 17 de marzo del 2000).

Lo mismo se hace en asociaciones y medios de comunicación, incluso o más en los presentados como ecologistas. Por ejemplo, el príncipe Felipe de Inglaterra, presidente del World Wildlife Foundation, en un programa de televisión del 7 de abril de 1989 acusaba a «los agricultores modernos de ser los responsables de la explosión demográfica». Según él, «la agricultura es la locomotora que alimenta más y más gente, y eso es un crimen».
Reconoce que «seria posible alimentar a 10.000 millones de personas», pero afirma que «eso sería irresponsable con la naturaleza». Y con la excusa de proteger la naturaleza, la estrategia que defiende, junto con organizaciones mundialistas como la Trilateral y el Banco Mundial, es la reducción de la producción agrícola y, en consecuencia, de la población hasta dejarla en unos 2.000 millones de personas.

Se está abogando por un genocidio de 4.000 millones de personas, que son las que según el embajador de los Estados Unidos en el España sobran en el mundo. (Citado en «Autogestión», número 10, de El País 9 de septiembre del 1994, página 27).

Este tipo de información pretende ocultar que los principales responsables de la destrucción de los recursos naturales renovables y de los problemas de contaminación ambiental son las minorías de los estados ricos. Se inscriben en la táctica de responsabilizar a la víctima, que ya hemos denunciado.

Pero también se realiza un marketing en los medios de comunicación del Tercer Mundo.
Por ejemplo, en México, el director general de Planificación Familiar de la Secretaría de Salud de México, anunció «que para fortalecer la utilización del control natal se transmitirá la radionovela «Por amor de mi pueblo» y una película y una serie televisiva».


CHANTAJES SOBRE LOS GOBIERNOS.
Los sistemas de coacción son sencillos:
El Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y otras organizaciones mundialistas, públicas y privadas, supeditan la ayuda financiera a los estados del Tercer Mundo, si estos estados son capaces de llevar a cabo las políticas demográficas dictadas por estos organismos.

Por ejemplo, si un estado no lleva a cabo el cupo impuesto de esterilizaciones que le son anualmente designadas, se le retira la ayuda. Esto justifica y explica las esterilizaciones sin el consentimiento de miles, e incluso millones de mujeres anualmente en el Tercer Mundo.

La estrategia de los organismos internacionales, frecuentemente camuflada de ayuda al Tercer Mundo, se basa en el mas puro CHANTAJE, practicado sobre la ayuda en dinero o en alimentos a cambio de esterilización y de otras medidas eugenistas.

En 1967, la concesión de ayudas alimentarias ya había sido prácticamente reducida a casos de grandes hambrunas o catástrofes naturales, bajo la condición de que los gobiernos de los respectivos estados tomarán medidas de control de población; lo que significa, concretando, que la gente que padece hambre no recibe de comer si no se deja esterilizar.


COACCIONES DIRECTAS A LA POBLACIÓN.
Los datos son importantes para comprender la falacia esgrimida por los eugenistas de que "las esterilizaciones fueron voluntarias".

Incluimos más datos sobre este punto en el capítulo de la esterilización porque los engaños y coacciones a los que son sometidas las mujeres del Tercer Mundo para que se dejen esterilizar o utilicen anticonceptivos son variados. Se les prometen miserables compensaciones en dinero y créditos; también números de la lotería, ropa, comida, asistencia médica, materiales de construcción, depósitos de agua, carnets para saltarse las colas, descuentos en medicinas, modistas, peluqueras; o incluso un paseo en autobús, o la posibilidad de conseguir un trabajo si presentan un certificado de esterilización, etc.

Inversamente, si no aceptan esterilizarse se las amenaza con negarles la construcción de una carretera, la entrega de alimentos en una catástrofe, o se les ponen limitaciones en la escolarización de sus hijos y en la asistencia sanitaria. (Ver otros ejemplos en el capítulo de esterilización).

Incluso en los sitios donde no se recurre directa o visiblemente a la coacción para que las mujeres consientan una injerencia de la fecundidad, tampoco puede hablarse de una decisión libre.

El método más difundido para la imposición de programas de control de población es la motivación "chantaje" mediante prestaciones materiales.
Las mujeres dispuestas a limitar su fecundidad reciben una cantidad de dinero, ropa o créditos. Las parejas que recurren a la planificación familiar reciben créditos y medios de producción bajo condiciones muy favorables.
También en este caso se trata de una forma de chantaje, aunque a primera vista no lo parezca.

India.
El Ministerio de Salud Indio, para instar la aceptación de las esterilizaciones, emitió cartas verdes que permiten saltarse la cola en ciertos servicios a quienes acepten ser esterilizados, así como recibir cinco billetes de lotería del estado para el próximo sorteo. Este sistema de «cartas verdes» además tendrá preferencia a la hora de la concesión de empleo, tendrá asistencia médica y financiera; los hijos y las hijas de estas personas no tendrán que pagar matrícula en cursos profesionales y tendrán prioridad en la distribución de tierra y parcelas para la construcción; derecho a 20 bambús y 10 vigas de madera en el almacén forestal; más permisos para abrir tiendas; prioridad en la distribución de cemento; concesión de préstamos para adquirir ganado, cavar pozos, bombas de agua y plantas de biogás.

En la India, a las mujeres que se dejan esterilizar se les paga entre 100 y 300 rupias, el equivalente a unos 12 a 35 jornales de un bracero 13 .

El gobierno de Kerala anuncia una lotería exclusivamente para aquellos hombres y mujeres que acepten ser esterilizados.

Bangladesh.
En Bangladesh las mujeres que se dejan esterilizar por su propia voluntad reciben 175 taka (unos 850 euros); esto es más que el ingreso medio mensual per cápita. Reciben, además, un sari (vestido tradicional) que ellas mismas nunca podrían pagar.

Tailandia.
En Tailandia, la motivación individual es reforzada por la presión social. Un pueblo, en donde el número deseado de parejas hace uso de métodos anticonceptivos, recibirá un depósito de agua o un determinado contingente de fertilizantes o semillas.

En Tailandia, la Population and Development Association (PDA, Asociación de Población y Desarrollo), la institución de planificación familiar más grande del estado, lleva a acabo un denominado «programa de cría de cerdos» bajo el lema «Deja el próximo embarazo al cerdo». Las mujeres que hacen uso de anticonceptivos reciben lechones para el engorde, así como pienso a bajo precio.
Con este programa, las mujeres no consiguen alcanzar la prometida autosuficiencia e independencia; pasan a depender del suministro de pienso por parte de la PDA y ni tan siquiera se les permite vender los animales engordados en el mercado, sino que tienen que entregárselos al PDA, quien les paga, a cambio, unas cantidades míseras y que comercializa luego los animales en su propio beneficio .

Según un modelo parecido funciona el programa Small Farmers Fair Price (precios justos para pequeños granjeros). En este caso, las campesinas que practican la planificación familiar (véase íbidem) reciben primero los créditos para semillas y fertilizantes. Los alimentos producidos son posteriormente comprados por la PDA bajo condiciones relativamente favorables. Dado que las mujeres tienen que pagar los créditos con las ganancias obtenidas, no logran escapar casi nunca de la dependencia del PDA y obtener unos ingresos realmente independientes.
La PDA vendía parte de los alimentos producidos por las campesinas a un campo de refugiados en la frontera con Camboya.

Junto con el Alto Comisionado de Naciones Unidas Para los Refugiados (ACNUR), ofrecía a las personas refugiadas alimentos y planificación familiar. Cabe preguntarse si la entrega de alimentos estaba condicionada al empleo de métodos anticonceptivos.

En el campo se celebran competiciones en las que se pide a un grupo de hombres que abra un paquete de condones y los hinchen hasta que exploten. En las escuelas, a los niños se les enseña a recitar poemas y cantar la canción de planificación familiar Tai.
También pueden dar productos agrícolas no perecederos y productos de artesanía a los distribuidores del PDA para que los lleven al mercado. Los distribuidores traen al mercado abono, semillas, etc., que son vendidos a un precio rebajado. Para los usuarios de anticonceptivos, el precio de las medicinas, modistas y peluqueras es más bajo.

Se ofrecen préstamos de seis meses para construir letrinas y pozos par la familia, construcción de tanques para almacenar agua de lluvia (decorados con símbolos que indicaban el tipo de anticonceptivo utilizado).

Dicho proyecto estaba financiado por el Population Crisis Committee, una organización privada de Washington DC (Estados Unidos), en concepto de fondo de préstamo condicionado. (Incentivos positivos es lo mismo que coacción).

Singapur.
En Singapur, las mujeres con alto nivel de educación son motivadas a través de distintos estímulos a tener más niños, mientras que las mujeres con bajo nivel son incentivadas a renunciar a tener hijos. Por ejemplo, a los niños de madres con formación académica se les está garantizando el ingreso a las mejores escuelas primarias, siempre y cuando sus madres tengan más de dos niños; además, se está discutiendo la posibilidad de rebajar los impuestos a mujeres con una buena formación profesional.

Por otro lado, se desarrollaron una serie de medidas para disuadir a las mujeres de bajo nivel escolar a que tengan más niños. Con el tercer hijo, tienen que asumir los altos costes que conllevan la atención médica durante el embarazo y la hospitalización durante el parto. La escuela de sus hijos sólo la pueden elegir voluntariamente si se dejan esterilizar después del nacimiento de su segundo hijo 16 .

Las coacciones sobre la obtención de trabajo están presentes en muchos estados: En Brasil, las mujeres negras sólo pueden conseguir un trabajo si presentan un certificado de esterilización.
El Instituto Pontificio de Misiones Extranjeras confirmaba que es frecuente que las empresas exijan a las mujeres brasileñas su certificado de esterilización.


En Sudáfrica y Puerto Rico, las mujeres sólo pueden trabajar si muestran su certificado de esterilización o demuestran que utilizan anticonceptivos.


COACCIONES INDIRECTAS.
Como los sobornos a los trabajadores sanitarios para engañar a las mujeres e inducirlas a que acepten la esterilización o la anticoncepción dura (Depoprovera, Norplant).

Los expertos norteamericanos en la política demográfica justifican esta estrategia de exterminio argumentando que las mujeres se sometían libremente a esta intervención y que incluso había una gran demanda de la misma.

Lo que no decían es que, en Puerto Rico, paralelamente a las ofertas de esterilización, habían sido eliminadas casi todas las medidas de asistencia y protección de la madre y el niño.

Los abortos ilegales eran castigados con dos años de prisión. Los médicos recibían 50 dólares por cada esterilización efectuada. Como consecuencia, una gran cantidad de ginecólogos se decidió a aplicar el método del postparto, que consistía en que, inmediatamente después del parto (es decir, en un momento de gran agotamiento físico), se convencía a las mujeres para que se dejaran esterilizar.

En la India, en 1982, el subcomité para el bienestar de la familia del gabinete de Bihar, anunció la concesión de 33 premios en metálico (de 10.000 rupias cada uno) para los gram-panchayats que lograsen «los mayores números» de esterilizaciones.

El Ministerio de Salud introdujo un nuevo esquema de base experimental para obtener la ayuda de médicos privados de cara a lograr el número de esterilizaciones deseado. Un médico privado tiene derecho a recibir 50 rupias por cada tubectomía; esa cantidad es deducida de las 170 rupias que dan como compensación a quien acepte operarse.

En campamentos especiales para llevar a cabo las esterilizaciones que tuvieron lugar en tres ciudades de Andhra Oradesh, el State Bank of India proveyó incentivos en metálico de 115 rupias por cada mujer y 95 rupias por cada hombre que se operara, además de regalos para los promotores de dichas operaciones.
El gobierno de Gujarat regaló un viaje de 20 días por el extranjero para funcionarios y empleados del panchayat del distrito con mejores actuaciones en el «programa de bienestar familiar».

El gobierno de Kerala ofrecía incentivos de viajes alrededor del mundo con gastos pagados por el gobierno a la cabeza administrativa del distrito que registre el mayor número de operaciones de planificación familiar.

La administración de Delhi anunció la concesión de premios «atractivos», como relojes de pulsera y premios en metálico, para los promotores; además de premios especiales que serán rifados entre los participantes en la campaña de esterilización masculina como: motocicletas, televisores, transistores, relojes y ollas a presión. La promoción urge a los lectores: «aprovechar la oportunidad y no esperar a mañana».

En las zonas rurales de Tailandia a las comadronas se les pagaba por reclutar aceptores de la anticoncepción; también se pagaba a médicos y comadronas por las esterilizaciones realizadas.

En 1977, la Thai Population Development Association (PDA) contaba con 600 empleados y 10.000 voluntarios. A estos últimos se les pagaba el 20% de las ventas por distribuir información a sus vecinos.


LA ANTICONCEPCIÓN.

La píldora.
En los años 50 y 60 del siglo XX, en Puerto Rico se realizaron los primeros experimentos con
· la píldora anticonceptiva,
· el dispositivo intrauterino y
· la espuma vaginal
a través de la organización puertorriqueña de planificación familiar Asociación pro Bienestar de la Familia, junto con el consorcio farmacéutico Searle and Co.

Se llevaron a cabo 1.956 experimentos con la píldora anticonceptiva Enorit. Tres mujeres murieron a causa de ello. No se consideró necesaria una investigación para determinar la causa del fallecimiento. Se llegó a la conclusión de que fue a causa del mal estado de salud de las mujeres sometidas al experimento. «Tres muertos no eran nada desacostumbrado durante un periodo de test».
A las mujeres no se les informó sobre posibles efectos secundarios ni sobre los riesgos de estos experimentos con la píldora.


El DIU.
Los laboratorios Searle retiraron el DIU (Copper 7 y Cooper T) del mercado en Estados Unidos, porque sus gastos en el pago de las indemnizaciones aumentaban. Es decir, que los efectos secundarios del DIU eran confirmados ante los tribunales de justicia, y previsiblemente lo que tendrían que gastar en indemnizar a las víctimas de sus productos iba a ser más que lo que ganaban comercializándolos.
Searle había defendido los dispositivos con éxito en ocho pleitos y perdido dos, aunque había 300 pleitos pendientes.

A finales de 1985, la multinacional Monsanto absorbió a Searle. Searle no podía conseguir seguros que le cubrieran de los potenciales riesgos de estos dos productos. Y hay que tener en cuenta que las compañías de seguros tienen los mejores expertos en evaluación de riesgos (por la cuenta que les trae...).

Las ventas de los dispositivos, sólo en Estados Unidos, proporcionaron unos 11 millones de dólares en 1985, mientras que los costes legales de tan sólo 4 pleitos de los centenares pendientes, fueron de l millón y medio de dólares. Searle decidió retirarse del mercado de Estados Unidos.

En otros estados, organizaciones de mujeres como la Fertility Action de Nueva Zelanda, han pedido que el Copper 7 sea retirado. Tienen reclamaciones de decenas de mujeres que han sufrido problemas .

Añadamos que, en Brasil, la «Asociación para el Bienestar de la Familia», una organización brasileña de planificación familiar BEMFAM, filial de la abortista IPPF (International Planned Parenthood Federation), puso a las mujeres el dispositivo intrauterino DIU, cortándoles luego el hilo, indispensable para su extracción. A causa de ello, sólo se podía sacar el dispositivo a través de una operación quirúrgica, que ninguna mujer estaba en condiciones de pagar. Las mujeres quedaban así prácticamente esterilizadas 16, 17 .


ANTICONCEPCIÓN DURA.

Contraceptivos inyectables.
El acetato de medroxy-progesterona (DMPA), comercializado como Depo-Provera en Estados Unidos y como progevera en España, es un contraceptivo de progesterona inyectable (cada 3 meses), extensamente utilizado en muchos estados.
Añadamos que la amenorrea (dolores) que origina puede persistir durante 18 o más meses después de suspender la administración de este contraceptivo, como reconoce su fabricante (catálogo de especialidades farmacéuticas editado por el consejo general de colegios de farmacéuticos, Madrid 1995).

Entre estos fármacos, los más conocidos son el Depo-Provera (depo-progevera), comercializado por el laboratorio Upjohn, y el Net-En, del consorcio Berlinés Schering.

La aplicación de esta inyección es simple y de bajo coste. En muchos estados del Tercer Mundo, equipos móviles recorren los pueblos cada tres meses para suministrar las inyecciones a las mujeres. Las personas empleadas en estos equipos son, generalmente, gente sin experiencia, que ha recibido una información demasiado breve e insuficiente para su cometido. Ellas mismas apenas disponen de información de los efectos secundarios, pero ni tan sólo eso comunican a las mujeres. «Les comunico que ya no tienen ustedes malaria, sino SIDA».

Alto riesgo de cáncer.
Conocido y ensayado desde 1963, el DMPA se reveló muy cancerígeno en el animal, produciendo, en concreto, tumores mamarios.
Entre el 40% y el 70% de las mujeres que usan anticonceptivos Depo-Provera o Net-En padecen alteraciones del ciclo menstrual, que van desde menstruaciones muy complicadas hasta la ausencia completa de las mismas. Las alteraciones del ciclo se mantienen incluso un año después de haber dejado el fármaco. Existen indicios de que debilita, sobre todo, el sistema inmunológico de la mujer.
Puede afectar a la salud de los hijos nacidos después de su uso.

El depo progevera, según un estudio realizado en Gran Bretaña, disminuye la densidad ósea en ciertas partes del cuerpo a niveles por debajo de los de las otras mujeres menopáusicas, y podría ser un factor de riesgo para la osteoporosis en el futuro.

Según un estudio publicado en la Revista de la Asociación Médica Americana (JAMA), el depo provera dobla el riesgo de cáncer de mama entre las mujeres que lo han tomado durante menos de cinco años.
Esto no impidió que se experimentase también en humanos. Uno de estos experimentos fue realizado en 942 enfermas de los hospitales de Tennesse (Estados Unidos). Pequeño detalle: 181 de ellas eran enfermas mentales. El director del hospital psiquiátrico se justificó diciendo que había utilizado el producto a fin de «evitar problemas y detener la menstruación por razones higiénicas». Se sobreentiende que los «problemas» eran los embarazos de las reclusas que, al parecer, mantenían relaciones sexuales con los otros enfermos o con el personal sanitario.

Este caso es conocido porque provocó un escándalo. Una comisión senatorial hizo una encuesta, e incluso la muy ortodoxa revista inglesa Nature se vio obligada a hablar de ello.

Pero esto no es lo peor. Esta tímida experimentación en occidente contrasta, como es habitual, con la criminal experimentación a gran escala que se realiza impunemente en el Tercer Mundo.
Un trabajo publicado en 1977 denunciaba que este producto se había administrado a más de medio millón de mujeres en más de 57 estados subdesarrollados.

A principios de los años 80, alrededor de cuatro millones de mujeres recibían en el Tercer Mundo la inyección de tres meses, pese a que la Depo Provera estaba prohibida como anticonceptivo en los Estados Unidos, por el alto riesgo de cáncer que genera.
Y pese a que en Estados Unidos existe la prohibición de exportar medicamentos que no han sido autorizados en el país, Upjohn pasa por alto este reglamento, haciendo producir Depo Provera por firmas filiales en el extranjero.

En la práctica se le pone a las mujeres la inyección sin que ellas tengan conocimiento de que se trata de un anticonceptivo, como ocurre, por ejemplo, en El Salvador.

En Jamaica, reciben la inyección el 50% de las mujeres que utilizan anticonceptivos.

La Cruz Roja Internacional descubrió que en un campo de refugiados en Tailandia, se había inyectado Depo Provera a cerca de 8.000 mujeres camboyanas. Como recompensa, recibieron una gallina. Otras mujeres se dejaron poner otra inyección antes de tiempo a fin de recibir otra gallina 16 .

En Sudáfrica, se administra a las mujeres negras sin su libre consentimiento la inyección de tres meses de Depo Provera. En las fábricas se les obligaba a ponerse la inyección bajo amenaza de despido, y en el campo se les amenazaba con impedirles el acceso al servicio médico.

En España, en 1979, el Ministerio de Sanidad autorizó una experimentación en mujeres, dirigida por el Doctor Calero Cuerda.

Aunque otros muchos estados se han resistido a concederle una licencia debido a los riesgos de cáncer de mama asociados.

En los años 70, el producto estaba prohibido en: Francia, Gran Bretaña, Japón, y en los estados escandinavos.

En Europa y en los Estados Unidos, estos fármacos estaban prohibidos o eran considerados fármacos de segunda clase a principios de los 80.

En la República Federal de Alemania, por ejemplo, se suministraba la inyección trimestral a mujeres internadas en hospitales psiquiátricos, a mujeres con deficiencias mentales, y a mujeres receptoras de la ayuda social y a extranjeras.

En algunos estados del Tercer Mundo fue prohibido, como por ejemplo en Costa Rica, para su uso extrahospitalario o fuera de clínicas autorizadas, pero un informe publicado en la revista Mujer número 3 de 1985 comprobó que se seguía vendiendo por las farmacias del estado a particulares.

Los laboratorios han ejercido presiones para que sea aceptado en occidente, fundamentalmente para blanquear su utilización en el Tercer Mundo.

El grupo sobre la salud del Centro Acción de la Mujer (CAM) de Guayaquil (Ecuador) donde ésta denuncia que «Upjohn quiere ver la droga aceptada en Estados Unidos y los estados de occidente no para aumentar su mercado allí, sino para proteger su mercado en el Tercer Mundo».

Han tenido éxito: la hormona fue finalmente aprobada para su comercialización en los Estados Unidos y en Gran Bretaña.

El súbito cambio de parecer que sufrió la FDA (Food and Drug Administration, Estados Unidos) fue provocado por dos estudios, uno de Nueva Zelanda y otro de la Organización Mundial de la Salud; ambos llegaban a la conclusión de que el contraceptivo no incrementaba el riesgo de cáncer.

No obstante, un análisis más exhaustivo de los datos muestra que el riesgo, en realidad, se duplicaba en los primeros cinco años de consumo de la hormona, y después descendía.

Los investigadores admitían que Depo-Provera (DMPA) podía acelerar la generación y el crecimiento de tumores. Si es así, su potencia debe ser mucho más fuerte de lo que creen los médicos, porque una sola inyección parece ser capaz de afectar al crecimiento de los tumores durante los cinco años siguientes.

En marzo de 1995, un estudio de la OMS (Organización Mundial de la Salud), admitía que el DMPA multiplica por 2 el riesgo de ser víctima de un cáncer de mama en el curso de los 5 primeros años de utilización y que acelera el desarrollo de los cánceres ya latentes.
Paradójicamente, este contraceptivo inyectable es ampliamente utilizado por la Organización Mundial de la Salud para estimular una esterilización «reversible» en el Tercer Mundo.

Estos datos deben ser considerados como un mínimo, ya que la política habitual de estos experimentos es sistemáticamente ocultada, como en el caso del Norplant.

En España, el depo progevera se comercializa sin que se mencione:
- el cáncer entre sus efectos secundarios.
- tampoco se menciona la disminución de la densidad ósea,
- ni el riesgo de osteoporosis ni otros de sus efectos secundarios.


Es decir, que en España las mujeres tienen el "privilegio" de disponer de un producto demostradamente cancerígeno desde hace más de 30 años antes de su comercialización. Un producto cancerígeno experimentado en enfermos mentales y utilizado en cientos de miles de mujeres pobres del Tercer Mundo con el beneplácito de las más prestigiosas organizaciones médicas internacionales y que los fuertes efectos secundarios de estos fármacos provocaron que muchas mujeres de los estados de los tres continentes se negaran a seguir usándolos.
Dejaban de presentarse en los centros de salud o de planificación familiar donde se suministraban las inyecciones.

Se hizo entonces necesario investigar métodos de mayor duración.

Norplant.
El Norplant, de los laboratorios American Home Products y Roussel, es un anticonceptivo implantable que contiene levonorgestrel y que dura 5 años. La Organización Mundial de la Salud estima que, gracias a sus esfuerzos, 9 millones de mujeres de 90 estados ya han utilizado este método iniciado en los años 60.

Norplant y Norplant 2 se colocan en forma de cápsulas debajo de la piel, en la parte anterior de la articulación del codo, y se espera que tengan un efecto anticonceptivo de cinco años. Estas cápsulas hormonales no pueden ser retiradas por las propias mujeres, pues corren el peligro de provocarse heridas y adherencias. Aún así, siempre hay mujeres que intentan extirpárselas, principalmente, por causa de los inmensos efectos secundarios que les obligan a padecer.

Centenares de mujeres han declarado tener alteraciones provocadas por la utilización de los implantes contraceptivos Norplant. Por ejemplo, 675 mujeres del estado de Washington (EEUU) que habían utilizado el Norplant, se pusieron en contacto con la oficina del consejo jurídico con intención de introducir una demanda de indemnización a los laboratorios productores.

Entre los efectos secundarios se encuentran sobre todo hemorragias intermenstruales, embarazos extrauterinos, pérdida de cabello y aumento de la pilosidad facial .

El Norplant provoca alteraciones del ciclo menstrual en el 70% de las mujeres. La menstruación puede ausentarse completamente durante varios años; pero también puede durar hasta 90 días, lo que conduce a un incremento considerable de los casos de anemia. Aparecen trastornos psíquicos y, como en el caso de las inyecciones anticonceptivas, también aquí hay indicios de que se debilita el sistema inmunológico de la mujer.

Pero estos efectos secundarios no son los únicos. Un estudio realizado en mujeres norteamericanas demostró que el 40 por ciento de las que lo tomaban sufrían alteraciones visuales y dolores de cabeza, y un 8% ceguera por tumores cerebrales que comprimían el nervio óptico.

También han aparecido informes sobre las complicaciones al retirar el Norplant. Las complicaciones se dieron en 156 de 3.416 extracciones registradas en 34 centros de 11 estados. La mayoría se rompieron durante la extracción. El peor lugar del mundo para que una mujer retire su Norplant es las Islas Filipinas, donde más del 19 por ciento de los casos registraron complicaciones. El mejor fue Senegal, que aparentemente no registró ninguna complicación.
Esto resulta bastante increíble. Especialmente si tenemos en cuenta la política de ocultación sistemática de efectos secundarios que se sigue en el Tercer Mundo.

Por ejemplo, en Dacca, Bangladesh, las mujeres que recibieron implantes de Norplant y no dieron su autorización para ello, no fueron informadas de los efectos secundarios, y cuando estos se manifestaron en forma de postración, debilidad extrema, desmayos, hemorragias, adelgazamiento, alteraciones graves de la visión, etc., y pidieron que se los quitaran, los responsables de los centros de planificación se negaron a hacerlo, las coaccionaron (por ejemplo, diciéndoles que tenían que pagar lo que costaba el implante) y las amenazaron para que siguieran en el estudio y no hablasen de ello con nadie.

Cité Soleil, un estercolero de Haití, es otro buen campo de experimentación para las multinacionales. Una médico antropóloga que realizó un estudio sobre las mujeres que habían recibido implantes, encontró que las hemorragias que estos provocaban eran graves, pudiendo durar hasta 18 meses seguidos. Esto es doblemente grave en mujeres subnutridas y que carecen de agua potable para lavarse. Esta médico también denunció las amenazas y la negativa a quitar los implantes por parte de los responsables de los centros de planificación familiar.
Cita un caso que presenció en el que la retirada inevitable se hizo a regañadientes, entre insultos. La operación quirúrgica fue iniciada antes de que la anestesia actuase, a pesar de los gritos de la mujer a la que el cirujano no dejaba de llamar «¡Animal!» violentamente...

¿Quiénes son los animales?, ¿las desgraciadas mujeres pobres que se ven obligadas a dejar que experimenten con sus cuerpos o los despiadados carniceros, mercenarios de la industria y de las agencias gubernamentales norteamericanas?.

A pesar de todas estas barbaridades, un grupo de consulta de la OMS afirmó que el Norplant es efectivo, reversible y apropiado para su uso en humanos, cuando las pruebas ya habían tenido lugar en 25 estados y afectado a más de 25.000 mujeres.

Un informe oficial de 1993 sobre el Norplant cuando ya había sido experimentado en más de 40 estados del Tercer Mundo, lo calificaba de «eficaz, aceptable y sin efectos secundarios».

Pero ha habido reacciones afortunadas. En agosto de 1984 se aprobaron en Brasil las pruebas del Norplant en 10 centros médicos de todo el estado. En enero de 1986 se detuvieron las pruebas; había 8 centros más que no habían sido aprobados y que estaban participando en las pruebas.
Los implantes fueron colocados en mujeres adolescentes, embarazadas y mujeres que estaban amamantando.

El documento oficial del DIMED (Departamento de Vigilancia Sanitaria) detalla el tipo de irregularidades encontradas:
· a las mujeres no se les informa de que el fármaco todavía no tenía licencia,
· que no era recomendado por el gobierno;
· no se les decía que su eficacia era incierta,
· que podían darse efectos secundarios a esperar o inesperados;
· los médicos participantes no informaron al DIMED de los efectos tóxicos o adversos.

Es preciso que los médicos firmen los Términos de Responsabilidad cuando emprendan las pruebas de Norplant; 28 médicos no los firmaron, 16 de las firmas no eran legibles y 22 estaban fechados con anterioridad a la autorización oficial para iniciar las pruebas.

No se examinaba a las mujeres adecuadamente antes del implante; éste era colocado a mujeres con problemas de salud como dolores de cabeza excepcionalmente severos y frecuentes, alteración de la visión, síntomas iniciales de trombofeblitis y tromboembolismo, mujeres que iban a ser operadas 6 semanas después, en casos de inmovilidad prolongada y otros 36 .

El Norplant fue aprobado como un medicamento seguro por la FDA en 1989 y actualmente podemos “beneficiarnos” de sus maravillas hasta en España.

Por último, mencionemos una información surrealista sobre las prescripciones del Norplant en occidente.

En Gran Bretaña, en agosto de 1986, una mujer denunció a su médico, que estaba recomendando el (anticonceptivo) Norplant para mujeres con síndrome premenstrual y con la menopausia.


ABORTOS Y ESTERILIZACIONES.

Aborto.
A principios del año 1991, el presidente de la Comisión de Investigación del Parlamento mexicano declaró en una conferencia que en México abortan al año cerca de dos millones de mexicanas.
Se calcula que 200.000 de las mujeres que mueren anualmente en México son consecuencia de un aborto.

En 1989 fueron internadas 180.000 mujeres en los hospitales estatales a causa de abortos. Los hospitales privados hablan incluso de 600.000 casos .

La OMS estima que en Brasil abortan anualmente entre tres y cuatro millones de mujeres. 200.000 de ellas son enviadas al hospital con complicaciones graves, muchas veces mortales.

En Colombia se cifra el número de abortos anuales en 280.000; esto significaría que uno de cada cinco embarazos se ve interrumpido por un aborto.

La mitad de los casos de muerte de mujeres en América Latina tiene su origen en abortos practicados.

Realizando un cómputo global, las secuelas de abortos ilegales son la primera causa de muerte entre mujeres de 15 a 39 años de edad en Hispanoamérica.

Esterilización.
La esterilización se efectúa, fundamentalmente, por medio de la obstrucción de las trompas de falopio con laparoscopia. La laparoscopia sólo es posible bajo anestesia y requiere practicar incisiones en la pared abdominal. En estados como Bangladesh y Tailandia, esta operación es realizada por profanos que sólo han recibido una formación de meses. La operación la efectúan de manera rápida y sin tomar precauciones ni medidas higiénicas. En los campos de esterilización indios, por ejemplo, son esterilizadas diariamente entre 300 y 500 mujeres.

Los ejemplos que citamos son sólo algunos de los que han trascendido. Sin duda no son los únicos y probablemente sólo son la punta del iceberg.

Colombia.
En Colombia, la esterilización es prácticamente gratuita y más fácil de obtener que otros métodos anticonceptivos menos drásticos.

En 1967, un programa de experimentación, financiado por la Ford Foundation en Colombia, fue acusado de haber esterilizado a 40.000 mujeres. Éstas fueron convencidas de esterilizarse con la promesa de recibir lápices de labios y collares de perlas sintéticas.

La asociación Pro-familia en Bogotá esteriliza diariamente hasta 80 mujeres. En siete minutos, las mujeres son informadas sobre los distintos tipos de anticonceptivos, y los efectos secundarios son sólo insinuados.

Perú.
El gobierno de Perú esterilizó a la fuerza a miles de campesinas indígenas, engañándolas y prometiéndoles ropa, comida y asistencia médica, si se dejaban hacer .

Guatemala.
A finales de los años setenta, decenas de miles de indios fueron asesinados por organizaciones paramilitares de los terratenientes, y decenas de miles de indias fueron esterilizadas a la fuerza.

En 1975, la agencia católica de noticias «Noticias aliadas» denunció la esterilización masiva e involuntaria de mujeres indígenas guatemaltecas, sin conocimiento de ellas, que habían ido a hospitales estatales a consulta médica.

En Guatemala ha sido el estado, a través del cual APROFAM (Asociación Pro Bienestar Familiar) ha promovido el uso de métodos anticonceptivos para la planificación familiar.

El obispo católico guatemalteco Gerardo Flores, en junio de 1984, denunció que se realizaban prácticas de esterilización masiva de mujeres, especialmente indígenas, contra su voluntad al ser atendidas en sus partos.
En respuesta a esta política, cuando se habla de planificación familiar, el pueblo dice que «los que llevan a cabo la planificación tienen interés en quedarse con lo que tenemos», según el testimonio de una campesina indígena.

México.
En la década de los años 70, un millón y medio de mujeres mexicanas fueron esterilizadas en sólo seis años (entre 1978 y 1984). Las operaciones fueron ejecutadas por organismos nacionales del sector de la salud y por instituciones internacionales como la Fundación Ford.

De este total de mujeres, el 60% eran indígenas.

En 1983, un gran número de mujeres chiapanecas fueron esterilizadas y recibieron a cambio un paseo en autobús.

Del total de operaciones cesáreas que se realizan en México, en un 70% de los casos, las mujeres quedan estériles. Anualmente, se practican en México unos 150.000 abortos clandestinos .

Bolivia.
En la película «Sangre de cóndor» se denuncian las ocultas esterilizaciones obligadas, que realizaban los «Cuerpos de Paz» a mujeres indígenas en un pueblo del altiplano boliviano. A causa de esto, fue expulsada de Bolivia la
organización que lo denunció.

Brasil.
La «Asociación para el Bienestar de la Familia» (ver el apartado dedicado al DIU), que tiene 25.000 oficinas en Brasil, fue acusada de haber esterilizado a un millón de mujeres sólo en el estado de Guanabara, entre los años 1965 y 1971.
En 1986, una investigación en Brasil demostró que el 44% de mujeres en edad de reproducción había sido esterilizadas.
La Agencia Internacional del Desarrollo americana (AID) ha apadrinado la esterilización del 44% de las brasileñas.

Más tarde, en febrero de 1991, Alceni Guerra, Ministro de Salud de Brasil, denunció valientemente la campaña de despoblación de varias organizaciones privadas y oficiales estadounidenses que financian los programas de reducción natal en Brasil: 25 millones de mujeres brasileñas están esterilizadas.

La Asamblea Legislativa de Río de Janeiro concluyó su investigación sobre las esterilizaciones masivas, y la introducción del informe final afirma: «Las declaraciones del Ministro de Salud Alceni Guerra de que 25 millones de mujeres brasileñas están esterilizadas, son factores suficientes para hacernos una idea más aproximada de la realidad de las esterilizaciones».

Las cifras que ofrece Alceni Guerra significan que el número de esterilizadas ha crecido alrededor de un 400 por cien en cinco años, desde el estudio que hizo en 1986 el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística. Los estados con más esterilizaciones son, curiosamente, los más pobres o en los que la población es mayoritariamente negra, india o mestiza.
Sólo en Brasil se ha logrado esterilizar entre 20 y 25 millones de mujeres.

Mientras, para negociar la deuda externa, el Fondo Monetario Internacional le impone a Brasil programas de reducción de la natalidad más fuertes como cláusula imprescindible.

Puerto Rico.
Desde 1935 a 1945, habían sido esterilizadas el 21% de las mujeres portorriqueñas, según «la operación» dirigida por Estados Unidos.
En 1965, ya habían sido esterilizadas el 35% del total de las mujeres de Puerto Rico .

República Dominicana.
En 1976, la agencia católica de noticias «Noticias aliadas» publicó un informe sobre la esterilización involuntaria de 14.000 mujeres en la República Dominicana.

El Salvador.
Según informaciones de diversos artículos publicados en distintos periódicos en 1984, el Ministerio de Salud salvadoreño trabajó conjuntamente con la organización de planificación familiar Asociación Demográfica Salvadoreña (ADS), miembro de la IPPF, en la realización de una campaña familiar dirigida a mujeres pobres, las cuales fueron presionadas para que se dejasen esterilizar.

La US-AID apoyó en los últimos cinco años estos programas con aproximadamente cinco millones de dólares. Los programas fueron catalogados de exitosos y la AID calcula que cerca del 25% de las salvadoreñas en edad fértil usan algún tipo de anticonceptivo. Lo más importante de los programas era la realización de las esterilizaciones femeninas .
Por ejemplo, en una sola campaña de esterilización, con un total de 132.895 individuos, sólo 70 eran hombres19

En El Salvador son esterilizadas al año entre 20.000 y 30.000 mujeres. Las enfermeras de la AID son exhortadas a conseguir por lo menos el consentimiento de una mujer al día para que se deje esterilizar.
Las mujeres pobres en los campos de refugiados de Santiago de María son sometidas a presión después del parto para que se dejen esterilizar. Se amenazó a una mujer, madre de nueve niños, de quitarle su bebé recién nacido si no daba su aprobación para la esterilización. Mujeres que no saben leer ni escribir son sometidas en la sala de operación durante la cesárea, para que firmen papeles que desconocen y que son formularios para dar el consentimiento de esterilización 48 .

Indonesia.
En Indonesia, le negaron a un pueblo la construcción de una carretera, argumentando que no todas las mujeres participaban en el programa de control de natalidad.

India.
En 1976, fueron esterilizadas 837.000 mujeres en la India, muchas de ellas contra su voluntad. Murieron 1.774 personas en aquella operación.

etc. etc. etc.
La Iglesia es intolerante en los principios porque cree; pero es tolerante en la práctica porque ama. Los enemigos de la Iglesia son tolerantes en los principios porque no creen; pero son intolerantes en la práctica porque no aman”.

Volver a “General”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados