La democracia es un fin en sí misma

Un poco de todo.
malavito
Mensajes: 679
Registrado: 19 Nov 2006, 17:28

La democracia es un fin en sí misma

Mensajepor malavito » 23 Nov 2011, 22:39

Algo aburrido ya de responder a la pregunta que algún amigo me lanza en los debates políticos sobre si la democracia es un medio o un fin en sí misma, reitero mi opinión: sí, la democracia es un fin en sí misma. Y lo voy a explicar con todas las fuerzas y argumentos de los que sea capaz, para no volver siempre a lo mismo.

Creo en la democracia porque creo en el hombre. Mi visión humana es positiva. Creo en la dignidad de todas las personas y en su derecho a articular la convivencia social de acuerdo al bien común. ¿Cómo asegurar ese bien común? Pues a través del consenso, de un contrato social. ¿Y cómo se desarrolla éste? A través de un sistema abierto, con libertad de expresión y sufragio universal. Creo en el hombre como un ser independiente y libre. Creo en el ciudadano. Y creo en el ciudadano emancipado, protagonista de su propio desarrollo.

Creo en la democracia como sistema ideal porque es el único en el que los conceptos de los que hablo (ciudadanía, independencia, consenso, libertad, protagonismo) cobran sentido. Todo lo que no sea democracia equivale a autoritarismo, que puede ser mayor o menor según sea el grado de pérdida de esas libertades que pervierten el propio sentido de ciudadanía. No creo en el hombre como un esclavo o un menor de edad.

Insisto en esto con tanta fuerza porque, a lo largo de la Historia, la democracia, la verdadera democracia, ha sido más una excepción que un hábito. Hoy mismo, en todo el mundo, muchos regímenes (del signo que sean) se legitiman a sí mismos por su defensa de que es preferible la pérdida de la decisión ciudadana con tal de que haya una garantía de que el sistema de pensamiento que caracteriza a ese Estado ya vigile por la “salud” del bien común. El comunismo, el fascismo o el nacionalcatolicismo, por poner un último ejemplo que nos concierne a los españoles y que no es tan lejano, pervivieron porque, supuestamente, eran los garantes de unos valores ideales que convenían a una mayoría social. Sencillamente, creo que esto es una perversión.

Yo no creo en eso. Soy católico y jamás aceptaría vivir en un Estado se definiera como confesional y en el que no estuviera garantizada la democracia en toda su pureza. Como creo que es un imposible un Estado en el que el consenso ciudadano apostara por esa confesionalidad como bien común para todos, prefiero una democracia sin etiquetas y en la que cada cual se dicte su propia conciencia.

A quienes me cuestionan con la defensa de que la democracia es un medio y no un fin en sí misma, como se da la circunstancia de que también son católicos, les pregunto: ¿aceptaríais vivir en una dictadura que se calificara como católica? Yo lo tengo claro. Soy católico. Y creo en un Dios que nos ha hecho libres a todos los hombres.

El libre arbitrio, la democracia, es mi ideología más profunda.

MIGUEL ÁNGEL MALAVIA

http://blogs.periodistadigital.com/laho ... n-si-misma

Elcurioso
Mensajes: 3
Registrado: 21 Ago 2012, 12:57
Ubicación: España

Mensajepor Elcurioso » 27 Ago 2012, 22:37

En el fondo la democracia es un sistema de gobierno, una forma de gobernar. Si hubiese un sistema mejor, desecharíamos la democracia y utilizaríamos tal sistema, por lo que la democracia no es un fin. Y puesto que no es un fin es un medio. Es la mejor o la menos mala de las formas que tenemos de convivir en sociedad. Creo que el fin en sí mismo es el hombre, no la sociedad

florecita_ecológica
Mensajes: 96
Registrado: 17 Ene 2011, 15:08
Ubicación: Madrid

Re: La democracia es un fin en sí misma

Mensajepor florecita_ecológica » 19 Sep 2012, 11:09

malavito escribió:Algo aburrido ya de responder a la pregunta que algún amigo me lanza en los debates políticos sobre si la democracia es un medio o un fin en sí misma, reitero mi opinión: sí, la democracia es un fin en sí misma. Y lo voy a explicar con todas las fuerzas y argumentos de los que sea capaz, para no volver siempre a lo mismo.

Creo en la democracia porque creo en el hombre. Mi visión humana es positiva. Creo en la dignidad de todas las personas y en su derecho a articular la convivencia social de acuerdo al bien común. ¿Cómo asegurar ese bien común? Pues a través del consenso, de un contrato social. ¿Y cómo se desarrolla éste? A través de un sistema abierto, con libertad de expresión y sufragio universal. Creo en el hombre como un ser independiente y libre. Creo en el ciudadano. Y creo en el ciudadano emancipado, protagonista de su propio desarrollo.

Creo en la democracia como sistema ideal porque es el único en el que los conceptos de los que hablo (ciudadanía, independencia, consenso, libertad, protagonismo) cobran sentido. Todo lo que no sea democracia equivale a autoritarismo, que puede ser mayor o menor según sea el grado de pérdida de esas libertades que pervierten el propio sentido de ciudadanía. No creo en el hombre como un esclavo o un menor de edad.

Insisto en esto con tanta fuerza porque, a lo largo de la Historia, la democracia, la verdadera democracia, ha sido más una excepción que un hábito. Hoy mismo, en todo el mundo, muchos regímenes (del signo que sean) se legitiman a sí mismos por su defensa de que es preferible la pérdida de la decisión ciudadana con tal de que haya una garantía de que el sistema de pensamiento que caracteriza a ese Estado ya vigile por la “salud” del bien común. El comunismo, el fascismo o el nacionalcatolicismo, por poner un último ejemplo que nos concierne a los españoles y que no es tan lejano, pervivieron porque, supuestamente, eran los garantes de unos valores ideales que convenían a una mayoría social. Sencillamente, creo que esto es una perversión.

Yo no creo en eso. Soy católico y jamás aceptaría vivir en un Estado se definiera como confesional y en el que no estuviera garantizada la democracia en toda su pureza. Como creo que es un imposible un Estado en el que el consenso ciudadano apostara por esa confesionalidad como bien común para todos, prefiero una democracia sin etiquetas y en la que cada cual se dicte su propia conciencia.

A quienes me cuestionan con la defensa de que la democracia es un medio y no un fin en sí misma, como se da la circunstancia de que también son católicos, les pregunto: ¿aceptaríais vivir en una dictadura que se calificara como católica? Yo lo tengo claro. Soy católico. Y creo en un Dios que nos ha hecho libres a todos los hombres.

El libre arbitrio, la democracia, es mi ideología más profunda.

MIGUEL ÁNGEL MALAVIA

http://blogs.periodistadigital.com/laho ... n-si-misma


Estoy de acuerdo contigo, pero aclaro algunos puntos:

Lo que tenemos en España NO es una verdadera democracia, ¿por qué?
- Porque no se le daría tanta importancia al tema económico. Además todos los partidos (minoritarios y mayoritarios) estarían en igual de condiciones para recibir votos y NO es así.

- Se votaría al candidato y no al partido.

- Para los cambios importantes, como por ejemplo modificación de la constitución haría falta que se hiciera una consulta pública y no un acuerdo entre PP y PSOE.

- Los políticos NO tendrían privilegios de ningún tipo, tendrían los mismos derechos y obligaciones que el resto de los ciudadanos.

Por desgracia, eso no sucede en España...


Volver a “General”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados