Correlacionándonos. Mundo Amigo.

Un poco de todo.
JesRICART
Mensajes: 420
Registrado: 15 Oct 2008, 23:45
Ubicación: world/ciberespacio
Contactar:

Correlacionándonos. Mundo Amigo.

Mensajepor JesRICART » 10 Nov 2010, 15:30

. Mundo amigo. Correlacionándonos.Lo correlacionario.(notas de Campos de Dioscusión s.XXI, JesRICART
De un viejo eslogan se ha hecho cuño de banderas: la calidad por encima de la cantidad. Lo cierto -la verdad patética- es justamente lo contrario: sucumbimos a los espejismos de cantidades, creemos estar a cubierto porque los depósitos bancarios crecen o porque nuestras listas de recursos también lo hacen. El sistema nos ha capturado como eslabones de una compleja cadena de transmisión según la cual se nos hace actuar como agentes comerciales o publicistas. La triste verdad es que es muy poca gente por la que valga la pena arriesgarse y la mayoría de contactos ignora tu existencia a no ser que te dediques a llamarles la atención continuamente: "¡eh, estooooy aquiíiii!"


El mundo relacionario on line mas que el presencial nos enfrenta a un par de términos-conceptos en conflicto: transparencia y privacidad o lo que es lo mismo extroversión comunicativa e intimidad, o lo que es lo mismo manifestarse públicamente y cuidarse en lo privado. de un lado el mundo por gestar es aquel en el que se podría decir todo sin temor a represalias o escarmientos, de otro gestionar nuestras biografías en el que vivimos nos amordaza y nos coloca en la reserva para no sufrir el castigo por la sinceridad volcada.


De las infelicidades colectivas (masacres bélicas de etnias enteras, catástrofes naturales y hambrunas, mortandades y epidemias…) hay causalgias conocidas determinadas por pugnas de poder por el territorio y sojuzgamiento de las diferencias. De las infelicidades personales (empeños en vivir la degradación y pasarlo mal, predisposición al drama, autospicosomatizaciones por el dolor emocional o antagonizaciones gratuitas unilaterales y no explicadas)viene por email


Las coincidencias en nuestras pantallas son pretextos para conocernos y atrevernos a opinar en público independientemente de quienes y en qué cantidad sigan los comentarios. Comentar la vida es una forma de comentarnos a nosotros mismos. Somos en gran parte lo que son y representan nuestras palabras. Mantener con ellas la posición ética ante el mundo por mucho que el mundo sume escenarios de conflictos y traiciones es lo que planteamos en nuestras literaturas.

La correspondencia es una hipótesis, nada la puede garantizar. El riesgo es unilateral, sin riesgo no hay aventura, ni exploración ni hallazgo. Parte del saber pasa por el fracaso, el camino de la sabiduría pasa por las elecciones equivocadas. La fuerza de ese saber pasa por disfrutar de las verdades con las que como sujeto no contabas.

El progresismo ha sido atrapado en las garras comerciales. Tal vez en Bocaccio y Tusset estreet se forjó la gauche divine (una denominación periodística con éxito pero de substancialidad escasa) mas amante de cubatas que necesitada de bocatas y más dada al ilusionismo de las palabras que al compromiso con un programa de transformaciones. Desde entonces, el destapismo (el de las tetas y otras topografías preciosas de la anatomía humana) no ha parado de avanzar sin que al mismo tiempo el desnudismo integral se haya extendido tanto. Esa apertura del cuerpo y del sexo a modo de barra libre con accésit para todoas , que preludiaba tantas esperanzas de nuevas formas de trato humano: sinceras y de placer sin renunciar a la libertad en construcción, se ha convertido, unas décadas después, en otras formas mercantilistas de citas para el consumo de envasados con IVA. Si el placer es lo más barato y espontáneo qué existe ¿por qué razón esa manía empresarial en encuadrarlo bajo techo y a escondidas? No es un simple asunto de protocolo para el pago sensual, el problema es mayor cuando la relación verbal está continuamente sujeta al ofrecimiento comercial sin que el interés por el otro (por el cliente si se le busca en esa condición) como persona sea manifestado. ¿Cuándo hablaremos de poesía sin pasar por caja? ¿cuando practicaremos el amor sin necesidad de pasar previamente por el espacio estroboscópico? ¿Cuándo hablaremos de tú a tú sin pasar por reservas de mesa o por apuntarnos al show del calendario festivalero? ¿En qué momento un alma se revela sacándose las cosméticas industriales de encima y la máscara profesional por la que es sepultada? A las citas con la vida les toca superar los decorados al uso y los guiones tan bien aprendidos en las aulas de memorización. Pronto y rápido se sabe quien se tiene delante o al otro lado del hilo si un espectro o un ser creante dispuesto a autentificarse aunque esto le cueste vaciarse de las vendas que lo enjoyen. El sujeto tecnomoderno no ha evolucionado tanto desde aquel otro sobreviviendo en las cloacas contraculturales. Se presta a su función de objeto manipulado para suministrar dividendos a una industria del ocio que tiene poco de deconstrucción de la anterior de la época gris. Su adhesión a una forma de diversión demuestra su poca capacidad de autoreinventarse. Roger Caillois. dijo que los hombres son más obedientes que las cosas.El hombre ecarna en ocasiones al imbécil perfecto: aquél que está de acuerdo con todo.


Los reencuentros son repasos de memorias. Deben tener su encanto, no lo sé, no he ido a ninguno. Presiento que no lo he hecho porque no estoy orgulloso de su anterior versión, la del encuentro en sí: colegios a los que fui forzado, estudios obligados que no elegí y autoritarismos que me manipularon.


La memoria del recuerdo se diluye con el tiempo. Aunque se dice que se es lo que la propia memoria dice que eres, también se vive sin ella. Por otra parte, todo recuerdo anulado se sustituye con nuevas implementaciones de nuevos contactos. Somos pasajeros transitantes los unos en la vida de los otros, a veces somos pasajeros de un minuto y otras de una o varias décadas pero en realidad todo es lo mismo en cuanto a dejarnos mensajes finalmente no del todo comprensibles y casi nunca aceptados íntegramente.


La amistad es una construcción interminable. Un/a amigoa no sabes hasta donde lo es mientras realmente no lo necesites en una situación de emergencia. Claro que a los amigos no se les molesta en su plácida vida cuando lo estás pasando mal porque lo que quieres es que vean de ti el sujeto triunfal que creen que eres. Aunque las listas de contactos son extensas los amigos no son tantos y en caso de necesidad son menos.

Como que la mayor parte de las cosas más importantes sucede en el silencio y la falta de atrevimiento en el decir empuja a interpretar cada inhibición ajena además de las malas caras, se corre el riesgo de ponerle la voz a los que no la usan y el coraje a los cobardes; con eso se usurpan roles y en cierta forma se impide que quienes tienen miedo a la libertad no lo venzan de una vez por todas.


En todo encuentro humano (de 2 o más) donde concurre su condición de hablantes pero también de sus fondos sensoriales y memorias archivísticas, en la que se ostentan como pensantes pero también como anhelantes, el doble flujo de tender a exponer necesidades para cubrirlas y proyectar deseos es lógico que se dé. Si no se da, la relación es de un contacto frío y superficial de la que no se espera más que el ritual de la coincidencia. Mientras en la primera situación hay intercambio de energías y convivencia experiencial en la segunda solo hay una presencia diluida en una performance (como por ejemplo cuando se participa en un congreso y se tienen muchos conatos de charlas entre bastidores con personas con las que no te volverás a ver). En la primera situación si todo lo que te queda de un encuentro comunicativo y convivencial con alguien es una sensación de vacío y de inexistencialidad como si aquello no hubiera sucedido o como si no hubieras sido reconocido por el otro en tus demandas, toca hacer un balance de desencuentro. Al investigarlo se trata de descubrir quien puso la falta, o quien la puso más, y quien puso la escapada o quien la puso más. Por lo general la demanda unilateral que hace pivotar la relación en torno a ella desligándose de su correspondencia suele neurotizar su desenlace por exceso de expectativas.


Hay opiniones diversas y plataformas de difusión interesadas en recogerlas. Si es así, ¿Cómo es qué sigue predominando la circulación de un tipo de ideología dominante que hipervalor lo superfluo y lo light, lo que vende y lo que mola pero no lo que de veras sucede en la realidad? Algo falla, o quienes tienen opiniones distintas no se atreven en masa a decirlas para que no se les señale (como antes en la época del temor de los dedos señalantes de las ancianas) o a quienes les llegan y tienen los medios para plataformas y divulgarlas las solapan porque no son las mayoritarias. Volvemos al punto de partida ¿para qué reunir opiniones si se almacenan en cajones de sastre de los que nunca salen? Mejor que estén ahí que en ninguna parte aunque la falta de acuse de recibo que es uno de los indicadores de la falta de comunicación suficiente desmerece la energía dedicada.


Las correlaciones se establecen en su mayor parte con enunciados verbales. La fraseología ordena y trata de las frases con sentido y la psicolingüística interpreta el valor para el engrasamiento relacionario de cada predicado. De todo lo que se dice (sin olvidar que quien tiene boca se equivoca)y/o escribe hay que distinguir entre los enunciados dedicados a lo substancial de aquellos otros que sirven al juego de lo fantástico. Hay un tercer grupo dedicado a lo protocolario de lo empático. Pues bien en la mensajería instantánea predomina este tercer grupo, le sigue en cantidad las palabras del segundo y brilla por su práctica ausencia la verbalidad del primero.

JesRICART
Mensajes: 420
Registrado: 15 Oct 2008, 23:45
Ubicación: world/ciberespacio
Contactar:

prepublicacion y republicacion

Mensajepor JesRICART » 22 Oct 2012, 12:27

Efectivamente, notas de debate, mini-infos, notas de campo u observaciones que prepublico como notas breves en distintos espacios (como puede ser en Facebook) puedo reunirlas como si se tratara de un artículo con varios subpuntos y re-publicarlas enteras en otro soporte (como ha podido ser en el foro de el Periodista Digital). Eso descarta que los textos recompuestos aquí sean una copia de los otros, simplemente son un traslado con alguna modificación formal. Basta comparar el nombre del autor para inferir que se trata de la misma persona (yo diria que JesRICART y Jes Ricart Mo-mi nombre en Facebook-, se parecen mucho verdad). Me resulta sumamente interesante la observación que me ha hecho alguien acerca de que lo leido en un foro ya ha sido leído en otro porque eso me hará tener más en cuenta el detalle nominal a pesar de que un autor está en su derecho de usar pseudónimos y heteronimos a parte de su nombre con un solo apellido o con dos, con abreviaturas o entero). Decir, que no, no necesito copiar a nadie, ni siquiera a mi mismo, ya que a pemundo me resulta más ra´pido y práctico rehacer temas rehaciendo desde la primera linea textos que no buscarlos ahí donde los tenga en la red o en la memoria de mi ordenador para re-exponerlos. El hecho de que unas notas aparecidas en un soporte sean reconocidas en otro soporte por un mismo autor me satisface, lástima que quien haya hecho esta detección no haya cotejado los dos nombres de autor para advertir que se trata de la misma persona. Estoy completamente de acuerdo que nadie tiene que tomar originales de nadie haciendolos pasar por propios.


Volver a “General”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados