Qué nos dejaron y qué dejaremos nosotros En una de las muchas conferencias que he asistido (y que hoy han desaparecido

Política española y de la UE
Antonio García Fuentes
Mensajes: 5732
Registrado: 09 Nov 2006, 11:31
Ubicación: Jaén
Contactar:

Qué nos dejaron y qué dejaremos nosotros En una de las muchas conferencias que he asistido (y que hoy han desaparecido

Mensajepor Antonio García Fuentes » 10 Oct 2018, 10:06

Qué nos dejaron y qué dejaremos nosotros

En una de las muchas conferencias que he asistido (y que hoy han desaparecido quizá debido a tan altas “tecnologías”) y en las que luego había coloquio; aquel disertador afirmó: “Nuestra civilización no dejará restos notables, como las antiguas y por ejemplo la egipcia, griega o romana; la nuestra desaparecerá tragada por la tierra y el olvido, y a lo sumo dejará “cascotes” y restos sin sentido alguno; y si arqueólogos posteriores excavaran de nuevo, posiblemente al analizarlos, llegarían a la conclusión, de que esta tan avanzada (para nosotros) civilización, fue mucho más atrasada que la que presentaban los restos de las ya mentadas, egipcia, griega, romana, mesopotámica y otras similares, cuyos testigos principales fueron “piedras” muy trabajadas y elegidas en las que siendo de mayor dureza, perdurarían por muchos siglos, como así ha sido. Todo lo cual asombró a los arqueólogos cuando llegaron a entender de verdad todo cuanto hicieron en su tiempo”.
Creo que aquel conferenciante tenía bastante razón, puesto que vivimos en un sistema de “fabricar para destruir”; y lo que vamos dejando tras nuestro paso, simplemente son montañas de basuras, que aunque tarden en destruirse, al final las absorberá el planeta y desaparecerán; la mayoría de grandes edificaciones sólo dejarán, restos de bloques de cemento y algunos hierros retorcidos, que poco orientarían a aquellos hipotéticos arqueólogos de un lejano futuro, en que posiblemente otra raza de hombres serán quienes habiten este planeta; puesto que hay teorías de que no somos la primera raza de seres humanos que aquí surgió por el motivo que sea y por lógica, tampoco seremos la última. Recordemos la película “El planeta de los simios”, como una alegoría o premonición que puede pasar.
Por otra parte seguimos sostenidos en nuestra “pomposa civilización”, por la griega y la romana; la primera por cuanto ya fue dicho que “los griegos ya lo dijeron todo”; habiendo aún misterios sobre sus inventos y creaciones que no han podido averiguar los modernos; incluso en la egipcia también los hay y son anteriores.
Y en cuanto a la Latina o romana; en política seguimos con sus mismas organizaciones (provincia, municipio, senado, etc.); sus leyes aún han de estudiarlas los juristas y abogados de hoy; y de sus obras, aún los arquitectos e ingenieros, tienen que seguir copiando, sin lograr lo que lograron aquellos romanos con infinitos menos medios; no digamos en vías de comunicación e idiomas, cuando la mayoría de los imperantes hoy en el mundo, vienen de raíces tanto griegas como romanas.
Así es que seamos mucho menos orgullosos, por cuanto la realidad destruye ese orgullo, ya que nuestra civilización sigue siendo de esclavos, mendigos, desarraigados y de abusos de todo tipo, muchas veces incluso peores que los que hubieron en aquellas épocas, donde al menos, al individuo (el individuo verdadero) era motivo de admiración, emulación, reconocimiento y respeto que hoy no lo hay; se cultiva mucho más, lo sin valor (el ídolo de barro), lo efímero, lo que en realidad suelen ser “luces de bengala”, que si bien iluminan grandemente el momento de su eclosión, pero en realidad es el paso del deslumbramiento a las tinieblas más profundas.
De ahí la gran necesidad de Maestros; de verdaderos Maestros y no de tanto farsante e inepto, como en realidad son hoy todos los que presumen de dirigir los grandes países y en general este desorientado planeta, que nunca estuvo sumido en “tantos miedos” como hoy nos quieren inyectar; la vida es otra cosa, mucho más sencilla y por tanto generosa, de lo que hoy es. No se necesita tanto y tan brutal consumo, para al final; estar tan vacíos o desnudos, como lo estaban los hotentotes.

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más) y
http://www.bubok.es/autores/GarciaFuentes
"No hagas a nadie nada que no quieras que a tí te sea hecho... ayuda lo que puedas... y vivirás y morirás feliz". AGF

Volver a “Política Nacional”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 22 invitados