Nada en exceso y Conócete a ti mismo En mi reciente artículo, “Los nuevos rey Midas”, terminé el mismo diciendo… “Los g

Política española y de la UE
Antonio García Fuentes
Mensajes: 5773
Registrado: 09 Nov 2006, 11:31
Ubicación: Jaén
Contactar:

Nada en exceso y Conócete a ti mismo En mi reciente artículo, “Los nuevos rey Midas”, terminé el mismo diciendo… “Los g

Mensajepor Antonio García Fuentes » 20 Feb 2018, 10:11

Nada en exceso y Conócete a ti mismo

En mi reciente artículo, “Los nuevos rey Midas”, terminé el mismo diciendo… “Los griegos también nos dejaron “dos profundos mandamientos”… “Nada en exceso”, fue uno; y, “Conócete a ti mismo”, el otro; pero son tan profundos, que mejor lo dejo para comentar otro día”: Lo hago hoy.
Pitágoras, considerado como Maestro de Maestros, ya en su escuela enseñaba mucho de esto, y el “nada en exceso”, la moderación y la contención, eran tratados en profundidad; el comportamiento entre humanos, el respeto a los animales e incluso a los árboles y las plantas; la disposición de la vivienda y la ciudad, para armonía global entre los seres vivos, la naturaleza y el hombre; puesto que en definitiva, lo que enseñaba en su escuela era nada más y nada menos que a ser hombre el hombre y mujer la mujer; y que estos supieran vivir en armonía con la naturaleza.
No enseñaba por tanto “otro oficio o carrera que esos comportamientos”; y al terminar sus enseñanzas, decía a los que ya saldrían de su escuela en breves espacios de tiempo… “Ahora id por el mundo y ved de ejercer oficios útiles a la humanidad;
y si entráis en alguna república dónde los médicos y los abogados son muy numerosos, no quedaros allí, seguid camino, puesto que, “allí tanto las cosas del cuerpo como las del alma van mal o muy mal”. El empleaba otras palabras pues yo cito de memoria, pero el interesado que busque libros dedicados a este gran Maestro, de los que aprenderá muchísimo; fue la primera escuela “mixta” de la que yo tenga noticias y de aquella época, hace ya dos milenios y medio; pero cuyas enseñanzas siguen siendo vitales en la actualidad; y más hoy, con lo materializada y sin sentido de muchas cosas de la vida, que sin embargo “los que mandan” nos muestran como vitales.
De alguna manera enseñaba lo que en realidad significan esas dos enormes palabras o sentencias profundas; sobre todo “la que afirma NADA EN EXCESO; y es que los excesos, todos son dañinos y muchos llegan a ser mortales, puesto que convierten al ser humano, en pobre esclavo de algo; muchos en piltrafas humanas, otros en enemigos peligrosos, hasta consigo mismo; de ahí que todos los verdaderos sabios, predicaran y predican la meditación, el análisis de todas las facetas de la vida, cuando ya el entendimiento humano está preparado para valorar… “En el budismo se enseña incluso a no actuar y abstenerse, cuando al ir a acometer algo, la duda te hace en principio detenerte y repensar de nuevo. Incluso para comer, recomiendan el masticar concienzudamente y no tragar el alimento, hasta una completa trituración, que aconsejan el que se haga en algunos alimentos hasta cincuenta veces. Pruebe esto último y verá lo imposible que es mantener en el paladar el tiempo de masticar un alimento por duro que sea, en el tiempo de las cincuenta masticaciones.
De alguna manera, siempre tratar de ir en todo “sin prisas aunque no quiere decir ello el estar quieto inútilmente”. Incluso se anteponía el estado de oyente al de parlante… “Oíd atentamente y observad que los dioses nos dieron dos orificios para oír, tres para respirar y uno sólo para hablar, lo que en sí mismo ya nos indica las necesidades que tendremos en la vida y la importancia de los órganos con que fuimos dotados; deducid por tanto que es más importante oír que hablar”.
En cuanto al “CONÓCETE A TI MISMO”; ese es el mayor de los enigmas, puesto que en verdad… ¿quién se atreve a responder que sí que se conoce a sí mismo? ¿Cuántas cosas y a lo largo de la vida habremos hecho la mayoría de nosotros que después de realizadas, nos ha costado trabajo asumirlas, si es que en verdad fuimos capaces de aceptarlas todas? ¿Cuántas veces nos hemos mirado en un espejo y hemos dudado de que la imagen reflejada en él, sea la que de verdad corresponde a nuestro yo verdadero?
De ahí que aquellos sabios entre otras advertencias aseveraran: “No olvides que los viajes más largos y profundos los realizarás dentro de ti mismo, así como las más duras o cruentas de las batallas que mantengas, serán siempre en tu interior… pero no dudes nunca el que nunca te encontrarás solo por solo en que creas te encuentras, alguien tienes siempre a tu alrededor y cerca de ti, bueno o malo, pero lo tienes y lo tendrás; y esas serán tus eternas dudas en esta vida”.
Pero y finalmente vuelvo otra vez a Pitágoras, el que como gran consuelo afirmaba… “No temáis a la muerte, es sólo un tránsito nada más”.
Y en cuanto al comportamiento en la vida, yo procuro seguir lo que sigue y que me produce gran tranquilidad: LA RELIGIÓN: No hagas a nadie nada que no quieras que a ti te hagan, sea un ser humano, un animal o una planta; si así lo haces notarás un estado de bienestar que ni te imaginas.


Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaén-ciudad.es (aquí más temas)
"No hagas a nadie nada que no quieras que a tí te sea hecho... ayuda lo que puedas... y vivirás y morirás feliz". AGF

Volver a “Política Nacional”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Google [Bot], Yahoo [Bot] y 35 invitados